los san patricios en la guerra de 1847

Comments

Transcription

los san patricios en la guerra de 1847
LOS SAN PATRICIOS
EN LA GUERRA DE 1847
Robert Ryal MILLER
Berkeley, California
SAGA DE LOS SAN PATRICIOS ES UNA VERDADERA y fascinante hist o r i a de guerra, i n t r i g a , d e s e r c i ó n y b r u t a l justicia militar.
U n episodio ú n i c o e n la historia m i l i t a r , que involucra a
desertores del e j é r c i t o de Estados U n i d o s que cruzaron
las l í n e a s enemigas y se u n i e r o n al e j é r c i t o mexicano en
u n m o m e n t o en que las dos naciones estaban en guerra.
C o m o representantes de u n corte transversal de las fuerzas estadounidenses, muchos desertores eran extranjeros
—la m a y o r í a irlandeses. Bajo la b a n d e r a de San Patricio,
santo p a t r o n o de I r l a n d a , f o r m a r o n u n a u n i d a d específica del e j é r c i t o m e x i c a n o compuesta p r i n c i p a l m e n t e de
desertores, que p e l e ó en cinco batallas"
LA
La historia de los san patricios está entretejida con la guerra
que b r o t ó en el r í o Bravo d e s p u é s de que Estados Unidos anex ó Texas, a finales de 1845. U n p r o b l e m a era la frontera: los
estadounidenses s o s t e n í a n que era la del r í o Bravo, mientras
que los mexicanos la r e c o n o c í a n en el r í o Nueces, 150 m i llas (240 k m ) al noreste, que h a b í a sido la f r o n t e r a tradicional. A finales de marzo de 1846 el general Zachary Taylor se
encontraba en el suroeste de Texas, d o n d e comandaba u n
ejército estadounidense de 3900 hombres, casi la m i t a d de
los cuales h a b í a n nacido en I r l a n d a , G r a n B r e t a ñ a o Euro1
El único libro que no es de ficción sobre el tema, en MILLER, 1989.
Además, existen tres novelas: Cox, 1954; HAYKS, 1977, y KRLLGER, 1960.
HMex,
XLVII: 2, 1997
345
ROBERT RYAL MILLER
346
2
pa occidental. Los hombres de Taylor construyeron una fortaleza en el t e r r i t o r i o disputado, sobre la ribera izquierda del
r í o Bravo, frente al pueblo de Matamoros, donde existía u n a
base militar mexicana. Así q u e d ó preparado el escenario para la guerra — y t a m b i é n para la d e s e r c i ó n .
Cuando se e n t e r ó del campamento estadounidense sobre el r í o Bravo, el general mayor Pedro de A m p u d i a ,
comandante d e l E j é r c i t o M e x i c a n o del N o r t e , l l e g ó r á p i damente a la zona c o n refuerzos de 2 400 soldados. A u n
antes de su llegada a M a t a m o r o s o r d e n ó la i m p r e s i ó n e n
inglés de volantes que se esparcieron p o r los caminos y se
pasaron de c o n t r a b a n d o al campamento estadounidense.
D i r i g i d o "A los ingleses e irlandeses del e j é r c i t o del General Taylor", la retahila de A m p u d i a , fechada el 2 de abril de
1846, protestaba c o n t r a la a g r e s i ó n estadounidense y
exhortaba a los soldados a desertar:
Recuerden que nacieron en Gran Bretaña, que el gobierno
estadounidense mira con frialdad la poderosa bandera de San
jorge y está provocando hasta que truene al pueblo guerrero
al que pertenece; el presidente Polk está manifestando con
desafío el deseo de tomar posesión de Oregon, como ya ha
hecho con Tejas. Así pues, vengan con toda confianza a las
filas mexicanas.
3
Tres semanas m á s tarde el general mayor M a r i a n o Arista,
que h a b í a r e c i b i d o ó r d e n e s de remplazar a A m p u d i a , l l e g ó
a Matamoros c o n tropas adicionales. T a m b i é n él i n t r o d u j o
volantes de contrabando en el campamento estadounidense,
u n o de los cuales e x h o r t a b a a los soldados a abandonar la
"desesperada y profana causa [... ] depongan sus armas y cor r a n a nosotros, y los acogeremos como verdaderos amigos
y cristianos". Los volantes de d e s e r c i ó n p r o m e t í a n que se
d a r í a tierra a los desertores s e g ú n su rango —los soldados
rasos r e c i b i r í a n u n m í n i m o de 320 acres (128 h a ) . N o se lo
declaraba e x p l í c i t a m e n t e , p e r o para ser candidato a la con-
A
:,
NICHOLS, 1 9 6 3 , p. 3 3 .
E 1 llamado de Ampudia está impreso en FROST, 1 8 4 7 , pp. 48-49.
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
347
c e s i ó n de tierras los desertores t e n d r í a n que unirse al ejérc i t o m e x i c a n o y la tierra se r e p a r t i r í a al finalizar la guerra.
E l 25 de abril de 1846 o c u r r i ó u n e n f r e n t a m i e n t o armad o entre las fuerzas enemigas, c u a n d o u n a u n i d a d de la
c a b a l l e r í a mexicana a t a c ó a u n a estadounidense de recon o c i m i e n t o en el territorio disputado, d i o m u e r t e a once
estadounidenses, h i r i ó a seis y t o m ó prisioneros a 63. Tay¬
l o r e n v i ó esta noticia u r g e n t e m e n t e a Washington, donde
e l presidente Polk u s ó el i n c i d e n t e c o m o parte de su mensaje al Congreso y solicitó u n a d e c l a r a c i ó n de guerra. El 13
de mayo u n a a b r u m a d o r a m a y o r í a de los congresistas votó
a favor de proseguir el conflicto y r e c l u t a r tropas voluntarias. E l Congreso mexicano d e m o r ó su d e c l a r a c i ó n oficial
de g u e r r a hasta el 2 de j u l i o , la que se a n u n c i ó públicam e n t e a la siguiente semana.
Incluso, antes del comienzo de las hostilidades, soldados
estadounidenses desertaron d e l e j é r c i t o de Taylor y cruzar o n a nado el r í o Bravo. C o m o e n ese p u n t o el r í o sólo ten í a 200 yardas (180 m ) de ancho, los h o m b r e s p o d í a n ver
e n Matamoros el m o v i m i e n t o y e x c i t a c i ó n de u n pueblo,
comparados c o n su triste y reglamentada vida de campam e n t o ; t a m b i é n o í a n m ú s i c a de fandangos y el frecuente
repicar de las campanas de la iglesia, que debe haber desp e r t a d o nostalgias en algunos soldados extranjeros. Otros
fueron provocados p o r las señoritas escasamente vesüdas que
nadaban en el r í o y p o r las engalanadas sirenas de la ribera
opuesta. Y los volantes mexicanos, c o n sus promesas de tierra, f u e r o n factores de i m p o r t a n c i a . A estas atracciones se
sumaban los reportes de dos "dragones" capturados, quienes al ser repatriados d i j e r o n que en M é x i c o los desertores
r e c i b í a n b u e n trato. E l 11 de a b r i l la Gaceta de Matamoros
d e c l a r ó que 43 desertores y seis esclavos negros que pert e n e c í a n a los oficiales estadounidenses h a b í a n buscado re4
5
4
El llamado del 20 de abril de 1846 se encuentra en US Congress,
House, Mexican War Correspondence, H . Exec. doc. 60, 30er. congreso,
Ira. sesión, pp. 303-304.
BAUER, 1974, pp. 48 y 67-69; la declaración mexicana aparece en el
Diario del Gobierno (7 j u l . 1846).
5
ROBERT RYAL MILLER
348
fugio cruzando el r í o . N o todos ellos t o m a r o n las armas en
M é x i c o , aunque u n b u e n n ú m e r o sí l o h i z o .
U n o de los desertores que cruzaron el r í o Bravo fue u n
i r l a n d é s llamado J o h n Riley, q u i e n se volvió el p r i n c i p a l
organizador de los san patricios. Se conocen m u y pocos
datos b i o g r á f i c o s sobre Riley, y m u c h a de la evidencia es
fragmentaria y contradictoria. U n p r o b l e m a lo constituye
la o r t o g r a f í a de su apellido —ya que e n algunas de sus cartas firmaba c o m o Riley, otras veces usaba Reily, o Reilly
( n u n c a O ' R e i l l y ) ; y los documentos d e l e j é r c i t o mexicano
lo l l a m a r o n Tuan Reyle, Reley, Reely y Reiley. Las variaciones en la escritura de los p a t r o n í m i c o s eran comunes en
I r l a n d a , especialmente en el condado de Galway, d o n d e
p e r s i s t í a el i d i o m a g a é l i c o y a Riley se le h u b i e r a conocido
c o m o S e á n O'Raghailhgh. A u n q u e él d e c í a haber nacido
en ese lugar, la fecha exacta n o se conoce, n i en c u á l de las
95 parroquias del condado se p u d o haber registrado su
bautizo. Cuando se e n r o l ó en el e j é r c i t o de Estados U n i d o s
en 1845 d e c l a r ó eme t e n í a 28 a ñ o s l o cual s u p o n d r í a eme
su a ñ o de n a c i m i e n t o fue hacia 1817. Sin embargo, el ¿ditor de u n o e r i ó d i c o estadounidense eme n u d o verlo dos
a ñ o s m á s tarde c a l c u l ó que t e n í a unos 35 a ñ o s , l o cual
i n d i c a r í a nue h a b í a nacido en 1812 Todos los registros
c o i n c i d e n en que Riley era u n h o m b r e alto, musculoso y de
h o m b r o s anchos- m e d í a u n m e t r o con 8 7 ' c m t e n í a cabeU o T c u r o ^
6
sóíalrTdespués
' ^ ^ a ^ n ^ e n ^ ^ ^ d o T ^
Riley fue u n mercenario que sirvió sucesivamente en los
ejércitos de tres países: Gran B r e t a ñ a , Estados U n i d o s y M é xico. Evidencia circunstancial y su p r o p i o testimonio i n d i can que en a l g ú n m o m e n t o de la d é c a d a de 1830 se u n i ó
al e j é r c i t o b r i t á n i c o , p r o b a b l e m e n t e en u n puesto m i l i t a r
en I r l a n d a . Parece haber sido asignado a u n a u n i d a d real
6
Unos 4000 soldados estadounidenses desertaron en México durante
la guerra. MILLF.R, 1 9 8 9 , p. 2 4 ; NICHOLS, 1 9 6 3 , p. 5 2 , y SMITH, 1 9 1 9 , 1, p. 160.
' U S N A R G 9 4 , Register of Enlistments, 4 4 , p. 2 1 8 ; North American ( 2 4
dic. 1 8 4 7 ) ; Rilev a Ewan Mackintosh, Puebla, 6 de agosto de 1 8 4 9 ,
G B / P R O F O 94,' p. 1 2 4 y 2 0 3 .
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
349
de artillería, pues luego d e m o s t r ó que s a b í a servir c a ñ o n e s .
E n esta p r i m e r a carrera m i l i t a r obtuvo el grado de cabo o
sargento, probado p o r u n a a f i r m a c i ó n posterior, cuando era
soldado raso en el e j é r c i t o de Estados U n i d o s , de que si
Dios le daba licencia, "nuevamente o b t e n d r í a m i grado
a n t e r i o r o m o r i r í a " . Mientras estaba en u n a e s t a c i ó n de la
N o r t e a m é r i c a británica (muy probablemente C a n a d á ) ,
Riley d e s e r t ó e n 1843 y h u y ó hacia el sur a Estados Unidos,
d o n d e t r a b a j ó dos a ñ o s de bracero en M i c h i g a n , cerca de
la frontera canadiense. Su p a t r ó n era Charles O'Malley, u n
p i o n e r o que h a b í a llegado siete a ñ o s antes del condado de
Mayo en I r l a n d a .
El 4 de septiembre de 1845 Riley se fue a F o r t Mackinac,
d o n d e se e n r o l ó p o r u n p e r i o d o de cinco a ñ o s en el ejército de Estados U n i d o s . T e n í a el grado de soldado raso y
fue asignado a la c o m p a ñ í a K d e l p r i m e r regimiento de
i n f a n t e r í a . S ó l o dos d í a s d e s p u é s de alistarse, su regimiento p a r t i ó hacia Texas, bajando p o r el r í o Misisipí hasta Nueva O r l e á n s , luego p o r barco hasta Corpus Christi, Texas, y
de a h í p o r t i e r r a a través de la pradera texana hasta el r í o
Bravo, frente a Matamoros. Allí, el d o m i n g o 12 de abril,
Riley c o n s i g u i ó permiso para asistir a u n a misa católica,
que dijo iba a ser ofrecida p o r u n sacerdote de Matamoros
en la costa izquierda, p e r o n u n c a r e g r e s ó a su u n i d a d y fue
r e p o r t a d o c o m o desertor.
Dos a ñ o s y m e d i o d e s p u é s Riley a l e g ó que n o h a b í a desertado v o l u n t a r i a m e n t e . "Fui a escuchar u n servicio [religioso] y m e c a p t u r a r o n los mexicanos, l l e v á n d o m e como
p r i s i o n e r o a M a t a m o r o s ante el general A m p u d i a " , d i j o . "
R e c o r d ó que luego h a b í a sido i n t e r r o g a d o durante varios
8
9
10
«Rilev a Charles O'Malley, ciudad de México, 27 de octubre de 1847,
USNA/RG 94, Mexican War, miscelánea de documentos, c. 7. Una búsqueda en las listas de revista de la oficina de registros públicos de Londres no logró localizar el registro de Riley, porque no se conocen las
fechas de sen-icio ni su unidad militar.
O'Malley a] mavor genera! Winfield Scott, Mackinac, 5 de febrero de
1848, USNA/RG 94, Mexican War, miscelánea de documentos, c. 7.
El alistamiento de Rilev aparece en USNA/RG 94, registro de alistamientos, 44, p. 218 v USNA/RG 153, caso 27, fohn Reillv [Rilev].
» USNA/RG 153, EE531, caso 27, John Reilly [Riley].
9
10
350
ROBERT RYAL MILLER
d í a s y que finalmente se le h a b í a dado a elegir entre unirse
al ejército mexicano del n o r t e o ser fusilado, con el pretexto
de que c o m o i r l a n d é s era extranjero tanto en M é x i c o c o m o
en Estados U n i d o s , p o r l o que e s c o g i ó la p r i m e r a o p c i ó n y
fue comisionado c o m o p r i m e r teniente de la a r t i l l e r í a mexicana. E n ese m o m e n t o r e c i b i ó su espada, s í m b o l o distintivo y p r i n c i p a l arma portada p o r los oficiales. Vale la pena
hacer notar que Riley h a b r í a ganado siete d ó l a r e s al mes como soldado raso estadounidense, mientras que su paga como
teniente m e x i c a n o s e r í a de 57 d ó l a r e s mensuales.
Riley e x i g i ó luego r e c o n o c i m i e n t o p o r haber organizado a los san patricios. E n u n a carta al presidente mexican o d e c l a r ó : "Desde a b r i l de 1846, cuando me s e p a r é de las
fuerzas norteamericanas [ . . . ] he servido constantemente
bajo la bandera mexicana. E n Matamoros f o r m é u n a c o m p a ñ í a de 48 h o m b r e s " . En j u l i o de 1847 el n ú m e r o de san
patricios ya h a b í a pasado de 200. N o todos los h o m b r e s
que se u n i e r o n a la u n i d a d se volvieron oficiales; sus rangos iban desde soldados rasos hasta tenientes coroneles.
A u n q u e la u n i d a d estaba c o m p u e s t a e n su m a y o r í a p o r
desertores del e j é r c i t o estadounidense - t a n t o nacidos en
Estados U n i d o s c o m o i n m i g r a n t e s europeos—, e n t r e sus
miembros t a m b i é n se i n c l u í a n extranjeros residentes e n
M é x i c o y algunos ciudadanos mexicanos (véase al final de
este a r t í c u l o la lista de los san patricios m á s conocidos). L a
m a y o r í a eran irlandeses, y aunque n o todos los h o m b r e s
eran católicos romanos, su u n i d a d llevaba el n o m b r e d e l
santo p a t r o n o de I r l a n d a y peleaban bajo u n a bandera de
color esmeralda blasonada c o n u n t r é b o l y u n arpa i r l a n desa, que les daba u n s í m b o l o distintivo y ofrecía c o h e s i ó n
al g r u p o .
El segundo en el m a n d o d e s p u é s de Riley era Patrick Dalton, quien h a b í a nacido hacia 1824 en la b a r o n í a de Tirav/ley,
12
13
14
12
U S N A / R G 153, EE531, caso 27, John Reilly [Riley].
''Riley al presidente mexicano, ciudad de México, 20 de agosto de
1848,GB/PROFO93, .203y367.
*
Durante más de diez años al autor de este artículo se le ha negado
acceso al Archivo Histórico de la Defensa Nacional de México, que contiene registros de personal y de otros tipos sobre los san patricios.
P
14
351
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
cerca de Ballina, condado de Mayo, I r l a n d a . Cuando D a l t o n
se alistó e n el ejército de Estados U n i d o s el 2 de agosto de
1845, en Nueva York, dijo que t e n í a 21 a ñ o s y que h a b í a nac i d o en Quebec. Este falso lugar de n a c i m i e n t o sin duda fue
dado para cubrir sus huellas recientes, probablemente como
desertor del ejército b r i t á n i c o . D e s p u é s de catorce meses
c o m o soldado raso en el e j é r c i t o de Estados Unidos, D a l t o n
d e s e r t ó el 23 de octubre de 1846, cuando su u n i d a d estaba
apostada en Camargo, sobre el r í o Bravo. C r u z ó hacia el ejército mexicano, donde posteriormente fue ascendido a cap i t á n al m a n d o de una de las c o m p a ñ í a s de san patricios.
T a m b i é n , ciudadanos b r i t á n i c o s residentes en México se
v o l v i e r o n m i e m b r o s del g r u p o de san patricios. Entre éstos
destacaban tres escoceses: J o h n Sutherland, H e n r y T h o m p son y James H u m p h r e y , este ú l t i m o era u n cirujano que
h a b í a estado en el p a í s desde 1842. Los civiles nacidos en
I r l a n d a y residentes en M é x i c o que se sumaron a la u n i d a d
i n c l u í a n a R i c h a r d B u r k e , T h o m a s Donaley, J o h n Hynes,
P a t r i c k M a l o n e y , Peter O ' B r i e n y T h o m a s O ' C o n n o r .
U n i n g l é s llamado J o h n W i l t o n , que h a b í a desertado de u n
b a r c o b r i t á n i c o en Jamaica antes de llegar a M é x i c o , se
u n i ó a la c o m p a ñ í a de Patrick D a l t o n .
La u n i d a d t a m b i é n i n c l u í a a siete ciudadanos mexicanos. Tres comandantes de las unidades de San Patricio
eran oficiales de carrera d e l e j é r c i t o mexicano: el teniente
c o r o n e l Francisco Schafmo, los mayores Francisco Rosend o , nacido en Florida, M o r e n o y J o s é M a r í a C a l d e r ó n ; y
p o r l o menos otros cuatro oficiales mexicanos sirvieron en
el g r u p o : el c a p i t á n Ignacio Álvarez, y los tenientes Casim i r o A r c e , R a m ó n B. Bachelor y C a m i l o M a n z a n o .
C o m o dijimos, los san patricios p e l e a r o n bajo su p r o p i a
bandera; en realidad, bajo sus diversas variantes a m e d i 15
1 6
17
15
El alistamiento de Dalton aparece en USNA/RG 94, registros de
alistamientos, 44, p. 68; su lugar de nacimiento aparece en Tohn Riley a
Charles O'Malley ciudad de México, 27 de octubre de 1847, USNA/RG
94, miscelánea de documentos, c. 7.
G B / P R O F O 93, pp. 105-106; 94, pp. 74-75 y 203 y GB/PRO F O 102
y 204, pp. 64, 71-72 y 483.
FLNKE, 1957, pp. 37-38.
,6
17
352
ROBERT RYAL MILLER
da q u e progresaba la g u e r r a . J o h n Riley d e c í a que la
b a n d e r a verde esmeralda t e n í a u n a i m a g e n de San Pat r i c i o emblasonada de u n lado, c o n u n t r é b o l y el arpa de
E r i n , d e l otro. U n corresponsal de u n p e r i ó d i c o de Nueva
O r l e á n s d e s c r i b i ó u n a bandera de San Patricio capturada
c o m o hecha de seda verde, c o n u n arpa bordada, el escudo de armas mexicano con las palabras "Libertad p o r la Rep ú b l i c a Mexicana", v debajo d e l arpa la leyenda "Erin go
B r a g h " ( I r l a n d a por s i e m p r e ) . Samuel C h a m b e r l a i n , u n
soldado "yankee" que h a b í a peleado c o n t r a los san patricios, recordaba de este m o d o su bandera: "Una hermosa
bandera de seda verde ondeaba sobre sus cabezas; en ella
brillaba u n a cruz plateada y u n arpa dorada, bordadas p o r
las manos de las bondadosas monjas de San Luis P o t o s í " .
La p r i m e r a experiencia de batalla de los san patricios
o c u r r i ó cuando estaban apostados e n el p u e b l o de Matamoros sobre el r í o Bravo. A ú n n o t e n í a n tocia la fuerza de
u n a c o m p a ñ í a , pero el 3 de mayo de 1846 ayudaron a la
a r t i l l e r í a mexicana a b o m b a r d e a r la g u a r n i c i ó n estadounidense del o t r o lado d e l r í o , que p r i m e r o era llamada
Fort Texas y luesjo r e n o m b r a d a c o m o Fort B r o w n cuando
el mayor Jacob B r o w n fue m o r t a l m e n t e h e r i d o en el ataque. Riley luego a s e g u r ó haber p a r t i c i p a d o en esta a c c i ó n ,
y el general Taylor r e p o r t ó : "Se sabe que algunos de nuestros desertores fueron empleados en c o n t r a nuestra y de
hecho sii-vieron armas en el c a ñ o n e o v b o m b a r d e o de Fort
B r o w n " . A u n q u e n o existe evidencia de que hayan participado en las batallas de Palo A l t o y Resaca de la Palma,
efectuadas r í o abajo los d í a s 8 y 9 de mayo.
C u a n d o el e j é r c i t o del n o r t e d e l general Arista e v a c u ó
M a t a m o r o s el 17 de mayo, sus tropas i n c l u í a n a los san pauicios. D e s p u é s de retirarse r í o arriba unas 10 millas (16 k m ) ,
18
19
'«CiiAUBi-.RiAix, 1956, 124; Rilev a Charles O'Mallev. ciudad de México, 27 de octubre de 1847, U S N A / R G 94, Mexican War, miscelánea de
documentos, c. 7, v Daily Picayune (9 sep. 1847).
'«Taylor al Gen. Adj.', Matamoros, 30 de mayo de 1846, en US Con¬
gress, Mexican War Correspondería:, House Exec. doc. 60, 30er. congreso,
Ira. sesión, 303: Rilev al presidente de México, prisión de Santiago, 20
de agosto de 1848, G B / P R Ü FO 93, p. 367 y 203.
353
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
c o n su s é q u i t o de casi 1 000 dependientes y seguidores de
c a m p a m e n t o , la fuerza m e x i c a n a se d i s p e r s ó unas 200
m i l l a s (320 k m ) hacia el suroeste, p o r u n a t i e r r a agreste, y
l l e g ó , finalmente, al pueblo de Linares a fines de mayo. A
mediados del verano m a r c h a r o n otras 100 millas (160 k m ) ,
y c r u z a r o n la escarpada Sierra M a d r e O r i e n t a l hasta la ciud a d de Monterrey, capital del estado de Nuevo L e ó n , que
entonces t e n í a unos 13 000 h a b i t a n t e s . P r o n t o los residentes se e n t e r a r o n de que las fuerzas estadounidenses
d e l general Taylor estaban avanzando hacia ellos, y les
p a r e c i ó que h a b r í a u n a i m p o r t a n t e batalla en esta ciudad.
20
El general A m p u d i a , que encabezaba la defensa de M o n terrey, e n f r e n t ó a los invasores c o n propaganda, así como
c o n u n gran ejército. A d e m á s de e m i t i r u n a serie de proclamas p a t r i ó t i c a s , u n a de las cuales amenazaba de muerte a
c u a l q u i e r m e x i c a n o que c o m e r c i a r a c o n los "yankees",
a u t o r i z ó la i m p r e s i ó n de volantes e n i n g l é s , que se esparc i e r o n p o r los caminos. C o n fecha d e l 1 5 d e septiembre de
1846 y el n o m b r e de A m p u d i a , los volantes exhortaban a
los soldados estadounidenses a desertar:
Ofrezco a todos los i n d i v i d u o s que d e p o n g a n sus armas y
se separen del e j é r c i t o estadounidense, buscando p r o t e c c i ó n ,
q u e s e r á n b i e n recibidos y tratados e n todas las plantaciones,
r a n c h o s o pueblos, d o n d e l l e g a r á n p r i m e r o , y que s e r á n asistidos e n su m a r c h a hacia el i n t e r i o r de la r e p ú b l i c a por todas
las autoridades e n el c a m i n o , c o m o se ha h e c h o con todos
aquellos q u e se h a n pasado c o n n o s o t r o s .
21
L a batalla de M o n t e r r e y c o m e n z ó el 21 de septiembre de
1846. I n c l u í a a los refuerzos r e c i é n llegados, el ejército de A m p u d i a sumaba 7 300 hombres, contra los 6 200 d e Taylor. Los
defensores t e n í a n m á s de 40 piezas de artillería, algunas colocadas e s t r a t é g i c a m e n t e en la ciudadela en las vías de acceso
d e l n o r t e y otras en las colinas que d o m i n a n la ciudad. Varios historiadores h a n descrito que Riley y otros san patricios
-"ROA BARCENA, 1947, 1, p. 90. El registro de pago de Rilev muestra que
estaba en Lmares en j u n i o de 1846, GB/PRO FO 94, p. 114v203.
*'E1 texto del volante está impreso en el Diario del Gobierno (25 sep.
1846); hay una copia original en CyY/BRBL.
ROBERT RYAL MILLER
354
estuvieron empleados "restaurando, p l a n t a n d o y sirviendo
los c a ñ o n e s " . M a n u e l B a l b o n t í n , u n oficial de la artillería mexicana en la c a m p a ñ a , escribió d e s p u é s de la batalla que el
general Taylor i n t e r r o g ó a varios oficiales mexicanos capturados y les p r e g u n t ó por los extranjeros que servían en las
b a t e r í a s mexicanas. U n historiador estadounidense citó u n
detallado papel de la g u a r n i c i ó n e hizo notar que "una partida de desertores del ejército americano (la m a y o r í a irlandeses), que sirvió en Monterrey, estaba supuestamente
i n c l u i d a en dicha lista". D e s p u é s de tres días de feroz pelea el eeneral A m p u d i a a c o r d ó capitular en t é r m i n o s que
i n c l u í a n u n armisticio de ocho semanas, la r e n d i c i ó n de la
ciudad y el r e t i r o de todas las fuerzas mexicanas COI1 SUS 3Tpersonales y u n a b a t e r í a de a r t i l l e r í a de seis c a ñ o n e s .
E n t r e el 26 y 28 de septiembre los soldados estadounidenses vieron a las tropas mexicanas marchar fuera de M o n terrey p o r el c a m i n o a San Luis P o t o s í , con sus banderas en
alto. U n testigo "yankee" r e p o r t a r í a que:
22
Varios de nuestros desertores fueron reconocidos en las filas
del enemigo, el más conspicuo de los cuales era un irlandés de
nombre Riley, que ha sido asignado como capitán en la artillería
enemiga. Fue reconocido por sus antiguos compañeros de rancho, y los pasó entre abucheos y una sarta de reproches.
23
D u r a n t e las siguientes semanas, mientras las tropas de
Taylor ocupaban Monterrey, la d e s e r c i ó n fue u n serio problema. E l mayor L u t h e r Giddings del p r i m e r regimiento de
voluntarios de O h i o citaría que m á s de 50 soldados regulares h a b í a n abandonado el servicio.
A éstos el enemigo [los] recibió con alegría y alistó rápidamente en sus filas, donde sirvieron con un coraje y fidelidad
que nunca habían exhibido en las nuestras. Sin duda el más
humilde del batallón de San Patricio fue honrado con mucha
consideración por los mexicanos.
24
22
S M I T I I , 1 9 1 9 , 1, p. 4 9 4 , n. 1 1 ; BALBONTÍN, 1 8 8 3 , p. 3 8 , y LAVENDER, 1 9 6 6 ,
p. 1 0 1 .
23
HENRY, 1 8 4 7 , pp.
2 4
GIDDINGS, 1 8 5 3 , p.
223-224.
276.
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
355
E n la m i s m a é p o c a en que se estaba realizando la batalla de M o n t e r r e y , el general A n t o n i o L ó p e z de Santa A r m a
regresaba de su exilio en Cuba. T o m ó el c o m a n d o total del
e j é r c i t o m e x i c a n o y el 28 de septiembre de 1846 se d i r i g i ó
al n o r t e hacia San Luis P o t o s í , d o n d e se r e u n i ó con las
fuerzas de A m p u d i a , que i n c l u í a n a los san patricios. C o n
fondos de los gobiernos estatal y federal, 98 barras de plata tomadas de la ceca local, u n p r é s t a m o de 2 0 0 0 0 0 0 de
pesos de la Iglesia c a t ó l i c a y parte de su f o r t u n a personal,
Santa A n n a c r e ó el Ejército L i b e r a d o r del N o r t e , compuesto p o r m á s de 20 000 hombres. E n d i c i e m b r e el Congreso
m e x i c a n o l o n o m b r ó presidente i n t e r i n o de M é x i c o ; pero
mientras él estuviera en el frente militar, su vicepresidente, V a l e n t í n G ó m e z F a r í a s , se h a r í a cargo del gobierno en
la c a p i t a l .
25
E n e n e r o de 1847 e l e d i t o r de El Republicano, u n per i ó d i c o de la c i u d a d de M é x i c o , p u b l i c a b a la siguiente
d e s c r i p c i ó n de los san patricios, a quienes h a b í a visto en
San Luis P o t o s í :
Tuvimos el gusto el domingo pasado de ver a una compañía
de desertores estadounidenses, principalmente irlandeses,
pasar revista ante Su Excelencia, el general en jefe. Están perfectamente armados y equipados, y están a punto de partir
[...] Estos valientes hombres, que han abandonado una de las
más injustas de las causas con el propósito de defender el territorio de su país adoptivo, e n c o n t r a r á n en los mexicanos un
corazón franco y leal, abierto y hospitalario, y además, una justa y amplia recompensa por sus meritorios servicios.
26
El e j é r c i t o de Santa A n n a d e j ó San Luis P o t o s í el 27 de
enero, hacia u n a c o n f r o n t a c i ó n c o n los "yankees", que estaban a unas 200 millas (320 k m ) al n o r t e , cerca del p u e b l o
de Saltillo. Los san patricios i b a n a la vanguardia de las fuerzas que c o n d u c í a n catorce piezas de artillería. Unos días m á s
tarde fueros vistos p o r u n g r u p o de prisioneros estadouni25
M I L L E R , 1 9 8 9 , pp.
2 6
mar.
49-51.
La versión traducida al inglés aparece en Mies National Register ( 1 3
1 8 4 7 ) , p. 3 2 .
ROBERT RYAL MILLER
356
denses que eran llevados al sur p o r sus captores mexicanos,
y u n o de ellos r e c o r d a r í a luego su encuentro c o n las fuerzas de Santa A n n a :
Entre Metahuila [Matehuala] y San Luis nos encontramos con
el gran ejército del "Napoleón del Sur", con veinte mil y marchando en cuatro divisiones. Primero venía su espléndido parque de artillería de cincuenta cañones; luego un inmenso
cuerpo de caballería; luego infantería y caballería juntas en
grandes cuerpos [...] Entre las poderosas huestes que pasamos estaba O'Reilly [Riley] y su compañía de desertores enarbolando en total desgracia la santa bandera de San Patricio.
27
Los ejércitos enemigos c o n v e r g i e r o n unas 20 millas (32
k m ) al sur de Saltillo, en el paso de La Angostura, cerca de
la h a c i e n d a B u e n a Vista. C o n unos 4 700 h o m b r e s y o f i ciales, las fuerzas de Estados U n i d o s estaban en desventaja
de tres hombres a u n o , aunque t e n í a n a su favor estar descansados, b i e n comidos y apostados en u n sitio e s t r a t é g i c o .
Cuando Santa A n n a revisó sus tropas el 20 de febrero éstas
sumaban 14 048, sin contar unos 1 200 m i e m b r o s de la cab a l l e r í a bajo las ó r d e n e s d e l general de brigada J o s é Vicente M i ñ ó n , que se h a b í a separado antes para rodear a los
estadounidenses e interceptar su r u t a de retirada. E l gener a l Ignacio M o r a y V i l l a m i l , i n g e n i e r o jefe d e l e j é r c i t o
mexicano, asistido por q u i e n dirigía la artillería, el general
A n t o n i o C a r o n a , e l i g i ó la u b i c a c i ó n de la b a t e r í a de tres
c a ñ o n e s servidos p o r la c o m p a ñ í a de San P a t r i c i o de 80
hombres.
28
La batalla de Buena Vista (La Angostura) c o m e n z ó en la
tarde del 22 de febrero de 1847 y c o n t i n u ó al d í a siguiente,
y las unidades de a r t i l l e r í a de ambos lados d e s e m p e ñ a r o n
u n papel crucial en la serie de acciones d e l 23 de febrero.
L a b a t e r í a de San Patricio, situada en u n a l o m a desde d o n de d o m i n a b a toda la llanura, d i s p a r ó botes de metralla que
a b r i e r o n grandes huecos en las filas estadounidenses. Tay-
2 7
SCOTT, 1 8 4 8 , pp. 4 3 - 4 5 .
2 8
BAUER, 1 9 7 4 , p. 2 1 1 ; LAVENDER, 1 9 6 6 , pp. 192 y 226. y Diario del Gobier-
no (18 ago. 1847).
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
357
l o r , p r e o c u p a d o p o r los disparos de los san patricios, orden ó a los p r i m e r o s "'dragones' t o m a r esa m a l d i t a b a t e r í a " ,
p e r o la carga de éstos n o tuvo é x i t o . A d e m á s , dos c a ñ o n e s
de seis l i b r í s de la Cuarta A r t i l l e r í a estadounidense fueron
capturados p o r los mexicanos c o m o resultado de una i n tensa balacera p o r parte de los c a ñ o n e r o s de San Patricio,
apoyados p o r tropas a u x i l i a r e s . A l final del d í a ambos
e j é r c i t o s estaban gravemente vapuleados v exhaustos.
29
D u r a n t e la noche, mientras los h o m b r e s de Taylor anticipaban u n renovado ataque, Santa A r m a levantó secretamente el campamento y se r e t i r ó hacia el sur. En consecuencia, ambos generales aseguraron haber ganado la
batalla, y los dos e j é r c i t o s se a p r o p i a r o n de banderas ene¬
migas y otros trofeos para reforzar sus alardes de victoria. Sin
e m b a r g o , u n hecho delator era que Taylor t e n í a el campo
de batalla, y los estadounidenses p u d i e r o n conservar el cont r o l del n o r t e de M é x i c o d u r a n t e el resto de la guerra.
En la batalla de L a A n g o s t u r a m á s de la tercera parte de
los 80 h o m b r e s de la c o m p a ñ í a de San Patricio m u r i ó o fue
herida. E l teniente C a m i l o M a n z a n o , a d e m á s de dos sargentos, dos cabos y 17 soldados rasos oerclieron sus vidas; los
seis san patricios heridos f u e r o n el comandante, capitán (ten i e n t e c o r o n e l h o n o r a r i o ) Francisco Rosendo Moreno, u n
cabo y cuatro soldados rasos. E l 25 de febrero, en su reporte de la a c c i ó n , el general Francisco Mejía, en cuya brigada
h a b í a n peleado los c a ñ o n e r o s , d e s c r i b i ó a la c o m p a ñ í a
de San Patricio c o m o "merecedora d e l elogio m á s consumado, p o r q u e los hombres l u c h a r o n c o n desafiante valor".
30
Los comandantes mexicanos o t o r g a r o n condecoraciones militares a varios san patricios p o r sus acciones en La
Angostura, y f u e r o n designados los siguientes hombres:
Ignacio Álvarez, R a m ó n B. Bachelor, Francisco M o r e n o ,
J o h n Riley y J o h n S t e p h e n s o n p a r a r e c i b i r una Cruz de
29
CHAMBERLAIN, 1 9 5 6 , p. 124 y BAUER, 1 9 7 4 , D. 2 1 6 .
3 0
E l reporte de Mejía aparece en el Diario del Gobierno ( 7 abr. 1 8 4 7 ) ;
las pérdidas estadounidenses se encuentran en BAUER, 1974, p. 2 1 7 , las
mexicanas están en BALBO.TÍN, 1 8 8 3 , p. 9 1 ; el reporte del capitán Moreno sobre las pérdidas de los san patricios, en CASTILLO NECRETE, 1 8 9 0 - 1 8 9 1 ,
2, p. 4 0 7 , y Diano del Gobierno ( 1 8 ago. 1 8 4 7 ) .
358
ROBERT RYAL MILLER
H o n o r de Angostura, esmaltada en blanco, tan p r o n t o como
se p u d i e r a n fabricar. D e s p u é s de aquella batalla todos ellos,
excepto Álvarez, f u e r o n ascendidos a nuevos rangos permanentes. M o r e n o fue h e c h o c o r o n e l , Riley c a p i t á n y los
otros dos p r i m e r o s tenientes.
Por la falta de provisiones, sobre t o d o de alimentos, los
generales subordinados a Santa A n n a r e c o m e n d a r o n u n a
retirada a San Luis P o t o s í . C u a n d o el comandante en jefe
l l e g ó a esta c i u d a d el 7 de marzo, se e n t e r ó que u n ejército naval de e x p e d i c i ó n estadounidense c o n 9 000 hombres
al m a n d o del general W i n f i e l d Scott estaba a p u n t o de
desembarcar cerca de Veracruz, y que en la capital m e x i cana tres batallones de tropas de la g u a r d i a nacional se
h a b í a n rebelado contra el g o b i e r n o . A mediados de marzo,
antes de partir hacia la c i u d a d de M é x i c o , Santa A n n a divid i ó lo que quedaba de su e j é r c i t o en dos fuerzas: u n a perm a n e c i ó en San Luis P o t o s í y la otra, de 5 650 hombres,
r e c i b i ó ó r d e n e s de marchar hacia Veracruz para reforzar al
ejército de oriente Este ejército auxiliar compuesto de dos
brigadas de i n f a n t e r í a u n a brigada de c a b a l l e r í a y dos baterías de artillería, i n c l u i d a la de los san patricios, llegaron a
Talapa el 5 de abril v dos semanas m á s tarde e n t r a r o n en
a c c i ó n en el frente o r i e n t a l .
31
32
D e s p u é s de desembarcar cerca de Veracruz el 9 de marzo de 1847, los soldados d e l general Scott sitiaron el puerto y forzaron su c a p i t u l a c i ó n , luego de l o cual las fuerzas
estadounidenses avanzaron tierra adentro. Mientras tanto,
el general Santa A n n a h a b í a puesto fin a la r e b e l i ó n de la
guardia nacional en la capital y se d i r i g í a hacia el frente
o r i e n t a l c o n refuerzos militares. C u a n d o t o m ó el comando
supremo d e l e j é r c i t o de o r i e n t e , p l a n e ó detener la avanzada "yankee" e n l o que consideraba u n sitio inexpugnable, el paso de cerro G o r d o , cerca de la c i u d a d de Jalapa.
E n el lugar c o l o c ó b a t e r í a s de a r t i l l e r í a en tres lomas que
d o m i n a b a n u n barranco e m p i n a d o p o r el cual pasaba la
carretera nacional. D e s p u é s d e l 12 de a b r i l , cuando llega31
Diario del Gobierno (25 y 26 j u n . 1847).
3 2
ROA BARCENA, 1947, 2, pp. 9-11 y RIVA PALACIO, 1887-1889, 4, p.
714.
359
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
r o n de San Luis P o t o s í las tres brigadas y la c o m p a ñ í a de
artilleros de San Patricio, Santa A n n a r e p o r t ó al m i n i s t r o
de G u e r r a que sus fuerzas sumaban 6 0 0 0 e n i n f a n t e r í a ,
2 000 en c a b a l l e r í a y u n n ú m e r o n o especificado en artil l e r í a c o n 34 c a ñ o n e s de gran calibre. Para desalentar la
d e s e r c i ó n , Santa A n n a h a b í a e m i t i d o u n a circular que cont e n í a esta advertencia: "Todo desertor d e l Ejército de
O r i e n t e —cuerpos permanentes, regulares o de la Guardia
N a c i o n a l - que sea a p r e h e n d i d o , s e r á ejecutado sin remis i ó n , de acuerdo c o n las regulaciones".
33
Finalmente, la batalla de cerro G o r d o , o c u r r i d a el 17 y
18 de abril, fue ganada p o r los estadounidenses, quienes escalaron los cerros y l o g r a r o n rodear el flanco izquierdo
mexicano, que se r e t i r a r o n en total desorden p o r el cam i n o a Jalapa. Sus registros ele esta batalla son escasos —ya
que muchos d o c u m e n t o s se p e r d i e r o n o destruyeron en la
desbandada. E l general Santa A n n a y algunos seguidores
avanzaron p o r tierra unas 60 millas (96 k m ) hacia el suroeste, a Orizaba, d o n d e establecieron su cuartel general el 23
d é abril. A p a r e n t e m e n t e , la c o m p a ñ í a de San Patricio se
r e t i r ó de cerro G o r d o a Jalapa, luego se t r a s l a d ó a Puebla
y finalmente a la c i u d a d de M é x i c o U n r e p o r t e de intendencia fechado el p r i m e r o de marzo de 1847 muestra que
la c o m p a ñ í a t o d a v í a p e r t e n e c í a al ejército de oriente; v m á s
tarde en el m i s m o mes se encontraba en la ciudad de México Mientras tanto las fuerzas estadounidenses avanzaron
hacia Puebla, d o n d e p e r m a n e c i e r o n tres meses durante
los cuales 33 de sus h o m b r e s desertaron y se u n i e r o n a los
san patricios.
3 4
En la primavera de 1847 M a n u e l Baranda, el ministro mexicano de asuntos exteriores, c o n c i b i ó u n plan para convencer a los soldados estadounidenses de desertar y unirse
a los san patricios. Baranda c o m i s i o n ó a varios escritores, i n cluyendo a Luis M a r t í n e z de Castro y G u i l l e r m o Prieto, la
3 3
Santa Anna al ministro de Guerra, 6 y 13 de abril de 1847, en "Let¬
ters...", AnnualReport. La participación de los san patricios está en Riley
al presidente de México, 20 de agosto de 1848, GB P R O F O 93, p. 367
v 203; RIVA PALACIO, 1887-1889, 4, p. 714, y ROA BARCENA, 1947, 2, p. 12.
34
Reporte en Diario del Gobierno (14jun. 1847).
360
ROBERT RYAL MILLER
p r e p a r a c i ó n de volantes en i n g l é s para d i s t r i b u i r e n t r e las
tropas invasoras. Se d e l e g ó u n aliado p o l í t i c o , Tosé F e r n á n dez R a m í r e z , para i n f o r m a r al general Santa A n n a d e l esquema de r e c l u t a m i e n t o y negociar la recompensa. E l p l a n
c u l m i n ó a finales de a b r i l de 1847, cuando Santa A n n a emitió u n a circular impresa e n su cuartel de Orizaba. E n este
volante en i n g l é s enlistaba las concesiones que se h a r í a n a
cualquier soldado estadounidense que se pasara del lado mexicano: a cada desertor se le p r o m e t í a n 10 pesos e n efectivo, u n pago p o r su mosquete, 5 pesos por cada cantarada oue
le a c o m p a ñ a r a , u n m í n i m o de 200 acres (81 ha) de tierra
al finalizar la guerra y otras gratificaciones.
35
En j u n i o de 1847 Santa A n n a estaba de regreso e n la ciudad de M é x i c o , d o n d e hizo planes para defender la capital.
D e c r e t ó ley m a r c i a l en el Distrito Federal; o r d e n ó que
todos los hombres capaces de entre 15-60 a ñ o s se enlistaran en alguna u n i d a d militar; o r g a n i z ó unidades voluntarias de la guardia nacional; a u t o r i z ó fuerzas guerrilleras y
c r e ó u n a l e g i ó n extranjera mexicana. Varios extranjeros
residentes en la capital p r o n t o se enlistaron en la l e g i ó n , y
el P de j u l i o las dos c o m p a ñ í a s de san patricios f u e r o n
transferidas de la a r t i l l e r í a a la i n f a n t e r í a y fundidas en la
l e g i ó n extranjera. Las regulaciones especificaban que cada
c o m p a ñ í a t e n d r í a u n c a p i t á n , dos tenientes segundos u n
sargento p r i m e r o , cuatroSargentos segundos nueve cabos
cuatro cornetas y 80 soldados y su u n i f o r m e s e r í a el m i s m o
de la i n f a n t e r í a
3 6
Cuando los san patricios voluntarios se i n c o r p o r a r o n
como tropas de i n f a n t e r í a en la l e g i ó n extranjera el I de
j u l i o de 1847 f u e r o n obligados a firmar el siguiente contrato, que especificaba l o ' q u e r e c i b i r í a n a cambio de sus
servicios militares.
a
S 5
Una copia original del impreso en C y Y / B R B L . El origen dei esque-
ma aparece en PRIETO, 1948,
2, p. 139 y RAMÍREZ, 1970, p.
127.
Diario del Gobierno (15 jul. 1847); DUBLÁN y LOZANO, 1876-1879, 3,
pp. 734-735; véase t a m b i é n KATOHER, 1976, pp. 26 y 30 y láminas a color.
361
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
LEGIÓN EXTRANJERA-COMPAÑÍAS DE SAN PATRICIO
Nosotros, los extranjeros sin d e s i g n a c i ó n , nos c o m p r o m e temos a servir e n dicha l e g i ó n p o r el t é r m i n o de seis meses,
contados a o a r t i r de esta fecha, sirviendo legalmente a la
R e p ú b l i c a Mexicana bajo las siguientes condiciones:
1. E l g o b i e r n o mexicano nos d a r á tierras para cultivar al
final de la guerra.
2. Aquellos de nosotros que n o deseen permanecer en
este p a í s s e r á n embarcados para E u r o p a a expensas del
supremo g o b i e r n o , que t a m b i é n les d a r á una gratificación
enefectivo.
3. E l g o b i e r n o m e x i c a n o c o n s i e n t e e n ofrecer a [los
miembros de] la l e g i ó n , d u r a n t e el t i e m p o de su servicio,
cuarteles, ropa, zapatos, e t c é t e r a .
4. Los sargentos p r i m e r o s r e c i b i r á n d i a r i o cinco reales,
los de segunda clase cuatro reales, los cabos tres y los sol-
^ I S ^ S t ^ I ^ ^ F ^ c o
L
M
d
l
d
C
1
CdSUgO
p i c s c m o
p u i Ld!> I C g L i a i
R. M o r e n o como
H U I O
ÜC1
L j C l C l L U
c í Í T l e g i ó n e s t a r á suieta en todo sentido a dichas -ceu
6. La l Ue g- Cilócn testara
l t l L U . sujeta en todo sentido a dichas . e g u
ejercito.
ldClOIlCS
D u r a n t e j u l i o y agosto de 1847 el Diario del Gobierno (el
ú n i c o p e r i ó d i c o de la c i u d a d de M é x i c o que tuvo permiso
de ser p u b l i c a d o entre el 11 de j u l i o y el 13 de septiembre)
refirió a m e n u d o los pagos transferidos de la T e s o r e r í a a la
l e g i ó n extranjera, a veces r e f i r i é n d o s e a la u n i d a d c o m o
"La L e g i ó n Extranjera de San Patricio". C o m o se m e n c i o n ó
antes, el c o m a n d a n t e general de la l e g i ó n era el c o r o n e l
Francisco R. M o r e n o . T e n í a dos comandantes de compaS7
Diario del Gobierno (18 ago. 1847). T r a d u c c i ó n del contrato en el
Daily Picayune de Nueva O r l e á n s (28 sep. 1847).
ROBERT RYAL MILLER
362
n í a : el c a p i t á n J o h n Riley, con rango h o n o r a r i o de mayor,
q u i e n d i r i g í a la p r i m e r a c o m p a ñ í a , y el c a p i t á n Santiago
(James) O'Leary, t a m b i é n mayor h o n o r a r i o , que estaba a
cargo de la segunda. Otros oficiales i n c l u í a n a los tenientes R a m ó n B. Bachelor, Patrick D a l t o n , Matthew Doyle,
A g u s t í n Mestard y Auguste M o r s t a d t .
D u r a n t e el verano de 1847 se reclutaron en la ciudad de
M é x i c o hombres adicionales para las c o m p a ñ í a s de San Patricio. Para esto, el c o r o n e l Francisco R. M o r e n o y el c a p i t á n
l o h n Riley visitaron a los soldados "yankees" cautivos en la
c á r c e l de Santiago T l a t e l o l c o para persuadirlos de que cambiaran al uniforme mexicano. Estos oficiales t a m b i é n se acercaron a los desertores d e l ejército estadounidense que no se
h a b í a n u n i d o al mexicano, algunos de los cuales servían com o voluntarios civiles e n la c o m p a ñ í a lancera de escolta, u n
g r u p o que a c o m p a ñ a b a a los ciudadanos mexicanos en viajes hacia y de la capital. Hezekiah W Akles y J o h n Bowers
estuvieron entre los lanceros que se u n i e r o n a ellos. Otros
reclutas de los san patricios fueron u n g r u p o de desertores
del ejército estadounidense nacidos e n G r a n B r e t a ñ a . A l llegar a la ciudad de M é x i c o , p o r lo menos 24 de estos hombres,
p i d i e r o n consultar a agentes del Reino U n i d o Dará D e d i r avuda financiera y conseguir empleos en lugares como la m i n a
de Dlata inalesa Real del M o n t e cerca de Pachuca Al r e c i ¬
b i r poca s i m p a t í a p o r parte de los d i p l o m á t i c o s b r i t á n i c o s
algunos de e l f o s i n d u y e n d o a Matthew Doyle Francis O'Con¬
n o r y H e n r y H u d s o n , se u n i e r o n a los sari¡patricios.»
38
A principios de agosto las dos c o m p a ñ í a s de san patricios
se u n i e r o n a unos 7 000 soldados mexicanos en u n cerro fortificado conocido c o m o E l P e ñ ó n , a unas 10 millas (16 k m )
al este de la capital. A q u í , bajo el m a n d o general de Santa
A n n a , esperaron a las fuerzas estadounidenses, que avanzaban desde Puebla. U n o s 13000 soldados mexicanos adicionales estaban desplegados en bases para defender las p r i n 3 8
Oficiales de la legión enlistados en Diano del Gobierno (21 j u l . 1847).
U S N A / R G 153, EE 531, casos 24 y 25. Varios desertores a Ewan
Macintosh, H B M cónsul general, ciudad de México, 23 de junio de
1847, GB/PRO FO 93, pp 105-106 y 203, véanse también los n ú m e r o s
66, 107-108 y 115.
S9
?
?
363
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
cipales entradas a la ciudad. E l 15 de agosto Santa A n n a dist r i b u y ó u n a nueva tanda de volantes en inglés d i s e ñ a d o s para
convencer a los soldados estadounidenses de desertar. Parte de su texto d e c í a : "En n o m b r e de la N a c i ó n que represento y cuya a u t o r i d a d ejerzo, les ofrezco u n a recompensa
si, desertando del p r i n c i p i o estadounidense, se presentan
c o m o amigos de u n a n a c i ó n que les ofrece ricos campos y
grandes extensiones de tierra, que cultivados con su indust r i o s i d a d los c o r o n a r á n de felicidad y beneficios".
A p r o x i m a d a m e n t e , al m i s m o t i e m p o se preparaba otro
volante mexicano d i r i g i d o a los soldados estadounidenses,
en c o o p e r a c i ó n con el r e c i é n n o m b r a d o mayor J o h n Riley,
q u i e n firmaba la circular. D a d o el r á p i d o progreso de los
sucesos militares este llamado n u n c a se i m p r i m i ó , aunque
u n o de sus borradores, e n c o n t r a d o e n u n a i m p r e n t a de la
c i u d a d de M é x i c o , indica su i n t e n c i ó n y enfoque. Dirigido
"a mis amigos y compatriotas en el e j é r c i t o de Estados U n i dos", u n o de los principales p á r r a f o s de la invitación afirmaba: "El presidente de esta R e p ú b l i c a [... ] les ofrece una
vez m á s su m a n o y los invita, en n o m b r e de la religión que
profesan [... ] a i m p e d i r que sus manos asesinen a una nac i ó n cuyos pensamientos y hechos n u n c a los d a ñ a r o n a
ustedes n i a los suyos".
C o m o las fuerzas estadounidenses de Scott, de 10 000 soldados, r o d e a r o n E l P e ñ ó n y amenazaron a la capital p o r el
sur, Santa A n n a transfirió la m a y o r í a de sus hombres a d i cho puesto. L a mayor parte de las tropas defensoras fueron
desplegadas en San Á n g e l , C o y o a c á n y San A n t o n i o , al norte y oeste de la base estadounidense de San Agustín. D e s p u é s
de estar acuartelados dos d í a s e n la C i u d a d e l a de la ciudad
de M é x i c o , el 19 de agosto los san patricios m a r c h a r o n cinco millas ( o c h o k m ) hacia C h u r u b u s c o , al sur, que estaba
s ó l o a cinco millas de la base "yankee".
U n a de las batallas m á s sangrientas de la guerra s u c e d i ó
el 20 de agosto, en el antiguo monasterio de piedra de San40
41
4 0
Copia original del prospecto en CU-B.
Manuscrito sin fecha c. el 17 de agosto de 1847, c. 2E 288, col.
George W. Kendall, T x U / B T H C .
4 1
364
ROBERT RYAL MILLER
ta M a r í a de los Á n g e l e s y su iglesia adyacente. T o d o e l
c o m p l e j o se c o n o c í a c o m o el convento de Churubusco,
n o m b r e derivado de u n a palabra n á h u a t l que significa
" l u g a r d e l dios de l a g u e r r a " . E l g e n e r a l m a y o r M a n u e l
R i n c ó n comandaba 1 400 soldados mexicanos e n defensa
del convento fortificado; a d e m á s de los batallones Independencia y Bravo, h a b í a dos c o m p a ñ í a s de san patricios que
sumaban poco m á s de 100 hombres, la m a y o r í a de los cuales funcionaba c o m o soldados de i n f a n t e r í a , aunque h a b í a
algunos oue servían a tres de los siete c a ñ o n e s de la guarnic i ó n . D u r a n t e la batalla llegaron c o m o refuerzos 200 pelotones de los batallones de Tlapa, C h i l p a n c i n g o y Galeana,
con u n a carreta de m u n i c i ó n que r e s u l t ó n o ser del calibre
adecuado para los mosquetes, excepto los que portaban los
san p a t r i c i o s .
Casi 300 metros al noreste del convento, sobre la r i b e r a
sur del r í o Churubusco, h a b í a u n a tete de poní, o cabeza de
puente fortificada, que controlaba el m o v i m i e n t o sobre el
camino p r i n c i p a l entre San A g u s t í n y la c i u d a d de M é x i c o .
Se encontraban allí tres piezas de a r t i l l e r í a v el sitio estaba
defendido p o r u n r e g i m i e n t o de i n f a n t e r í a independiente,
mientras otros dos regimientos custodiaban la o r i l l a d e l
r í o . El reporte d e l general Santa A u n a al m i n i s t r o de Guerra s e ñ a l a b a que e n la madrugada d e l 20 de agosto las dos
c o m p a ñ í a s de san patricios h a b í a n llegado p r i m e r o a la
cabeza de puente cuando f u e r o n enviados c o m o refuerzos
al convento. E n esa g u a r n i c i ó n el general R i n c ó n o r d e n ó
que el b a t a l l ó n I n d e p e n d e n c i a cubriera los altos y el flanco derecho, y que los del Bravo y los san patricios ocuparan
los parapetos y tabiques del frente y la i z q u i e r d a .
Poco antes d e l m e d i o d í a del 20 los estadounidenses i n i ciaron u n a ofensiva c o m b i n a d a c o n t r a la cabeza de p u e n te y el convento fortificado de C h u r u b u s c o . D e s p u é s de
u n a feroz pelea c u e r p o a cuerpo t o m a r o n el p r i m e r lugar
42
43
4 2
Reporte posbatalla del general Rincón, Diario del Gobierno (31 ago.
1847).
Santa Arma al ministro de Guerra, T e h u a c á n , 19 de noviembre de
1847, impr eso en El Correo Nacional (7 dic. 1847); el reporte de Rincón
aparece en Diario del Gobierno (31 ago. 1847).
13
365
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
y d i r i g i e r o n los c a ñ o n e s cautivos hacia el convento. Varios
asaltos de la i n f a n t e r í a a la g u a r n i c i ó n fueron devueltos p o r
u n fuego cada vez m á s d é b i l de los defensores, hasta que
finalmente, d e s p u é s de tres horas de batalla, cuando los defensores se h a b í a n quedado sin p e d e r n a l n i m u n i c i ó n del
calibre adecuado, los "yankees" escalaron los muros y
siguieron adelante. E l corresponsal d e l Picayunede Nueva
O r l e á n s , que v e n í a c o n el ejército estadounidense, r e l a t ó lo
o c u r r i d o de esta manera: " H a b i e n d o t o m a d o esta p o s i c i ó n
firme [... ] la g u a r n i c i ó n completa, c o n la e x c e p c i ó n de los
pocos que lograron escapar durante la parte inicial del conflicto, se r i n d i ó . Los que se n e g a r o n c o n m á s vigor fueron
los desertores del b a t a l l ó n de San Patricio, quienes pelear o n c o n d e s e s p e r a c i ó n hasta el final, arrancando con sus
propias manos varias de las banderas blancas izadas p o r los
mexicanos c o m o p r u e b a de r e n d i c i ó n " .
Para las c o m p a ñ í a s de San Patricio la batalla de Churubusco fue devastadora. La h a b í a n comenzado con fuerzas
completas de 102 hombres cada una, y tres horas después 60%
de ellos estaban muertos, heridos o prisioneros. Murieron en
a c c i ó n dos tenientes, cuatro sargentos, seis cabos y 23 soldados rasos. Los capitanes J o h n Riley y Santiago O ' L e a r y
f u e r o n h e r i d o s , a s í c o m o Francis O ' C o n n o r , u n soldado
enrolado. Los prisioneros sumaban 85, 72 de los cuales se
c o m p r o b ó luego que eran desertores del ejército estadounidense. Los 84 san patricios restantes h a b í a n escapado, y
p e r m a n e c i e r o n dispersos y escondidos algunos d í a s .
D e s p u é s de la batalla de C h u r u b u s c o h u b o u n armisticio
de dos semanas, p e r i o d o d u r a n t e el cual se e m p r e n d i e r o n
negociaciones de paz y se llevaron a j u i c i o a los san patricios
prisioneros, separados en dos grupos. U n a docena de oficiales p r e s i d i e r o n los consejos de guerra en Tacubaya y San
4 4
45
44
Kendall. "War between the United States and México", 725, col.
Favette Copeland, O k U / W H C ; reporte del general Worth, US Congress,
Senate, Messagefrom the Presiden t... Se. Exec doc. 1, 30er. congreso Ira.
sesión, 1847, pp. 315-322.
U S Congress, Senate, Messagefrom thePresident..., Se. Exec. doc. 1,
30er. congreso, Ira. sesión, 1847, pp. 324-325; Diario del Gobierno (31 ago.
1847); la lesión de Riley se menciona en GB/PRO FO 93, p. 367 y 203.
45
366
ROBERT RYAL MILLER
Á n g e l , j u z g a n d o cada caso. Cada vez que se pasaba al frente a u n p r i s i o n e r o se le l e í a n los cargos: d e s e r c i ó n y "servir
e n las filas mexicanas", o u n a frase similar. Luego el prisionero h a c í a su d e c l a r a c i ó n : 60 se declararon inocentes, o n ce se declararon culpables y otro, Edward Ellis, se n e g ó a hacer u n a d e c l a r a c i ó n , alegando que n u n c a h a b í a hecho
j u r a m e n t o c o m o soldado del ejército de Estados U n i d o s .
Con la e x c e p c i ó n d e l sargento A b r a h a m Fitzpatrick, todos
los acusados h a b í a n sido soldados rasos o reclutas en el ejército estadounidense al m o m e n t o de su d e s a p a r i c i ó n .
El testimonio de la a c u s a c i ó n siguió u n p a t r ó n : p r i m e r o ,
u n testigo de cargo, ya fuera u n oficial n o comisionado
o u n oficial d e l e j é r c i t o de Estados U n i d o s , q u i e n declaraba conocer al acusado y que h a b í a servido bajo sus ó r d e n e s
en la misma u n i d a d hasta que h a b í a desertado en u n a fecha especificada. L u e g o , en p r á c t i c a m e n t e todos los casos,
otro testigo j u r a b a que el prisionero h a b í a estado en el servicio mexicano y h a b í a peleado en Churubusco. Por esta
evidencia, sumada al hecho de que a ú n p o r t a b a n sus u n i formes mexicanos, los prisioneros apenas p o d í a n negar que
h a b í a n servido bajo la bandera mexicana. Dos san patricios
capturados, J o h n W i l t o n y T h o m a s O ' C o n n o r , ambos sujetos b r i t á n i c o s que n u n c a h a b í a n estado en el e j é r c i t o estadounidense, p r o p o r c i o n a r o n testimonios irrecusables: "El
prisionero estuvo e n la l e g i ó n c o n m i g o ; p e l e ó c o n t r a los
americanos en C h u r u b u s c o y a h í fue t o m a d o c o m o prisionero j u n t o c o n m i g o " . Los registros n o i n d i c a n p o r q u é
declararon de este m o d o estos dos hombres; q u i z á s esperaban que les p e r m i t i r í a u n a r á p i d a salida de p r i s i ó n .
Se les o f r e c i ó a los san patricios prisioneros u n a oport u n i d a d de presentar evidencia en defensa p r o p i a . E n algunos casos, los h o m b r e s p i d i e r o n testimonio de su b u e n
c o m p o r t a m i e n t o mientras estuvieron al servicio estadouni411
47
46
U S N A / R G 153, EE 525, "Proceedings of a General Court Martial
convened at Tacubaya, México", 43 casos; EE 531, "Proceedings of a
General Court Martial convened at San Angel, México", 29 casos.
' L o s antecedentes de Wilton aparecen en USNA/RG 153, EE 531,
caso 1, Henry Venator; los de O'Connor están en EE 531, caso 27, John
Riley.
4
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
367
dense. Muchos de los acusados ofrecieron excusas para justificar la s i t u a c i ó n , c o m o los malos tratos de sus sargentos,
p e r o n i n g u n o expuso u n a r a z ó n religiosa o i d e o l ó g i c a para
su a c c i ó n . T a m p o c o n i n g ú n acusado m e n c i o n ó las concesiones de tierra, gratificaciones e n d i n e r o o elevados rangos militares prometidos p o r las autoridades mexicanas. E n
l u g a r de esto, dos quintas partes de los hombres culparon
al a l c o h o l , aduciendo que h a b í a n estado borrachos al ser
capturados p o r los mexicanos. E l testimonio del soldado
raso J o h n M c D o n a l d es t í p i c o : dijo que se h a b í a emborrachado e n Puebla c o m o u n mes antes de la batalla de Churubusco y l o h a b í a n capturado los mexicanos, l l e v á n d o l o a
u n p u e b l o donde lo m a n t u v i e r o n dos semanas. Luego, con
otros diez o quince prisioneros estadounidenses, lo llevar o n a la c i u d a d de M é x i c o , y al llegar l o h a b í a n obligado a
t o m a r las armas. Varios acusados m e n c i o n a r o n que desp u é s de ser capturados p o r el e n e m i g o se h a b í a n reconoc i d o c o m o extranjeros en u n p a í s hostil y se h a b í a n u n i d o
a las fuerzas mexicanas.
A l g u n o s san patricios a d u j e r o n haber sido obligados a
ponerse el u n i f o r m e enemigo. J o h n Bowers d es c ribió gráficamente su i n d u c c i ó n al e j é r c i t o mexicano:
48
Riley, Bachelor y Dalton [... ] convencieron a todos los que pudieron de unirse a la legión [... ] Vinieron y me preguntaron si
estaba dispuesto a ir. Yo dije que no. Entonces vinieron con un
guardia y me llevaron, me quitaron la ropa que tenía puesta,
la mandaron de regreso y me pusieron el uniforme. Me dijeron que nunca me harían pelear contra los estadounidenses.
49
O t r o s testigos de cargo n e g a r o n que los prisioneros de
g u e r r a fueran obligados a unirse al e j é r c i t o mexicano. E n
u n caso el j u e z p r e g u n t ó al testigo J o h n W i l t o n , "¿Sabes de
americanos que se negaran a enrolarse en el servicio mexicano y q u é se hizo c o n ellos?", a lo que W i l t o n r e s p o n d i ó ,
49
TSN A R í , 153, EE 525, caso 42, John McDonald.
U S N A / R G 153, EE .532, caso 29, John Bowers.
368
ROBERT RYAL MILLER
C o n o z c o a algunos q u e de n i n g u n a m a n e r a q u i s i e r o n enrolarse y f u e r o n enviados c o m o p r i s i o n e r o s a Santiago [ p r i s i ó n
m i l i t a r m e x i c a n a ] . U n g r u p o de l a l e s i ó n , p o r o r d e n d e l mayor
O'Leary y bajo el m a n d o d e l t e n i e n t e M e s t a r d , los escoltó?»
C o n l a e x c e p c i ó n de dos p r i s i o n e r o s , Ellis y Pieper,
los consejos de guerra e n c o n t r a r o n que todos los acusados
eran culpables de d e s e r c i ó n , y los sentenciaron a muerte.
L a d e m a n d a contra E d w a r d Ellis fue retirada cuando los oficiales de su c o m p a ñ í a n o p u d i e r o n p r o b a r que h a b í a hecho
oficialmente el j u r a m e n t o e n el e j é r c i t o de Estados Unidos.
D u r a n t e el j u i c i o de Lewis Pieper (escrito c o m o Prefier en
los registros del t r i b u n a l m i l i t a r ) , que n o era u n san patricio y n o se h a b í a u n i d o al ejército mexicano, resultó evidente
que estaba loco. Se le e n c o n t r ó culpable de "ausentarse sin
permiso del 10 al 26 de agosto" y fue e x i m i d o , p e r d i e n d o la
paga que se le d e b í a . De los setenta prisioneros restantes, 68
fueron condenados a la horca, castigo reservado para los traidores. R e c o m e n d ó u n amparo para los otros dos, M a r t i n M i les y A b r a h a m Fitzpatrick, la corte los s e n t e n c i ó a u n castigo m á s honorable: "ser fusilados p o r u n e s c u a d r ó n de t i r o " .
Mientras el comandante en jefe revisaba estas sentencias,
docenas de personas suplicaban a las autoridades estadounidenses que les p e r d o n a r a n la vida a los san patricios.
A d e m á s de oficiales mexicanos — t a n t o civiles como militares— los apelantes i n c l u í a n al arzobispo de M é x i c o , algunas
mujeres de la sociedad mexicana, el m i n i s t r o b r i t á n i c o y
varios individuos. U n a carta, firmada p o r veinte ciudadanos
estadounidenses que eran extranjeros e n la capital, d e c í a :
51
H u m i l d e m e n t e rogamos q u e Su Excelencia el General en Tefe
de las fuerzas estadounidenses tenga 3a gracia de complacerse e n o t o r g a r u n p e r d ó n al c a n t ó n J o h n O ' R e i l l y de la L e g i ó n
de San Patricio v h a b l a n d o e n g e n e r a l , a todos los desertores
d e l servicio e s t a d o u n i d e n s e ,
52
5 0
E I testimonio de Wilton aparece en USNA/ RG 153, EE 531, caso
14, James McDowell.
USNA/RG 153, EE 525, casos 24, 33, 41 y 43.
• « U S N A / R G 94, miscelánea de documentos, c. 7, n ú m . 3; Amencan
Star (20 sep. 1847), y Niles NationalRegister (16 oct. 1847).
5 1
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
369
El general Scott, q u i e n h a b í a practicado el derecho brev e m e n t e antes de comenzar su larga carrera m i l i t a r , revisó
c o n c u i d a d o las conclusiones de los consejos de guerra.
P r i m e r o p e r d o n ó a cinco prisioneros, dos de ellos, J o h n
B r o o k e y David I I . McElroy, p o r ser m u y j ó v e n e s . La sentencia de H e n r y N e u e r (Newer e n los registros d e l tribunal
m i l i t a r ) , u n soldado a l e m á n de n a c i m i e n t o , fue remitida
p o r q u e se d e m o s t r ó que d e s p u é s de haber sido capturado
p o r los mexicanos y forzado a entrar en u n a c o m p a ñ í a de
san patricios, se h a b í a negado a pelear. E d w a r d H . McHer a n ( M e H e r r ó n en los registros d e l t r i b u n a l militar) fue
l i b e r a d o del cadalso y devuelto al servicio p o r su larga trayectoria m i l i t a r . L a sentencia de m u e r t e de A b r a h a m Fitz¬
p a t r i c k se c a n c e l ó p o r q u e al desertar n o se h a b í a u n i d o al
e j é r c i t o mexicano; fue degradado al rango de soldado raso
y se r e i n c o r p o r ó a su u n i d a d .
L u e g o Scott redujo las sentencias de q u i n c e san patricios
prisioneros. A Riley y cinco c o m p a ñ e r o s se les s u s p e n d i ó la
p e n a de m u e r t e p o r q u e h a b í a n desertado antes de que el
Congreso estadounidense declarara la guerra. Los compañ e r o s de Riley eran James Kelley, J o h n I .¡ule. James Mills,
J o h n M u r p h y y T h o m a s Reiiey (Riley en los registros del trib u n a l m i l i t a r ) ', todos ellos nacidos en Irlanda, excepto Mills.
Las circunstancias mitigantes que rodeaban a la captura y
e n c i e r r o p o r parte de los mexicanos salvaron a otros nueve
de la horca: los soldados rasos H e z e k i a h W . A k l e s j o h n Bardev, Tohn Bowers, Thomas Cassady, Tohn Daly, Roger Duhan,
A l e x i n d e r McKee, M a r t i n Miles y Samuel H . Thomas. En l u gar de ser ahorcados, estos hombres r e c i b i r í a n cincuenta latigazos "bien dados en la espalda desnuda" y s e r í a n marcados
c o n u n h i e r r o candente c o n u n a l e i r a " D " , de desertor, de
c i n c o c e n t í m e t r o s . Doce f u e r o n marcados e n la mejilla derecha y los d e m á s en la cadera derecha. A d e m á s , estos quince san patricios e s t a r í a n encarcelados en M é x i c o mientras
p e r m a n e c i e r a allí el e j é r c i t o estadounidense.
53
54
5 3
DAYIS, 1 8 9 1 , pp. 228-229; USNA/RG 9 4 , Register o f Enlistments, 2 1
y 4 4 , p. SO Abraham Fitzpatrick, 2 1 y 4 4 , p. 1 9 0 Henrv Neuer.
' « Ú S N A / R G 9 4 , Cuarteles del Ejército en M é x i c o / ó r d e n e s genera-
370
ROBERT RYAL MILLER
E l 7 de septiembre de 1847 t e r m i n ó el armisticio, y d u rante la siguiente semana, mientras se desataban batallas en
los alrededores de la ciudad de M é x i c o , los san patricios condenados se e n f r e n t a r o n a su sentencia. E l 10 de septiembre
14 de los h o m b r e s f u e r o n atados a los á r b o l e s en la plaza de
San Á n g e l , tras lo cual u n arriero mexicano les infligió 50
latigazos en sus espaldas desnudas. Luego se o r d e n ó a otros
16 san patricios que se parasen en la o r i l l a de o c h o carretas
jaladas p o r m u í a s , directamente debajo de u n cadalso construido c o n pesadas maderas. A ú n vestidos c o n sus uniformes
mexicanos, los prisioneros estaban encapuchados y t e n í a n
las sogas suspendidas alrededor del cuello, y al sonido de u n
tambor los carreteros arrancaron, dejando a los hombres colgando e n el aire. Nueve de los cuerpos f u e r o n enterrados
en las c e r c a n í a s , y sus tumbas fueron cavadas p o r Riley y
los otros prisioneros marcados; las otras siete v í c t i m a s , que
h a b í a n declarado ser c a t ó l i c o s practicantes, f u e r o n enterrados p o r curas en el cementerio de Tlacopac. A l siguiente
d í a otros cuatro san patricios convictos f u e r o n ahorcados y
enterrados en el p u e b l o de M i x c o a c .
Tres d í a s d e s p u é s de las ejecuciones de San Á n g e l los 30
san patricios restantes condenados f u e r o n ahorcados cerca de Mixcoac de u n a manera cruel y d r a m á t i c a . E l c o r o n e l
W i l l i a m H a r n e y h a b í a d e c i d i d o c o o r d i n a r las ejecuciones
con el asalto estadounidense al castillo de Chapultepec,
que se veía claramente a 3 k m de distancia. E n la m a d r u gada c o l o c ó a los prisioneros en las carretas debajo de los
cadalsos y a n u n c i ó que p e r m a n e c e r í a n a h í , c o n las sogas
alrededor d e l cuello, hasta que la bandera estadounidense
se izara sobre el castillo. Finalmente, poco antes de las 9:30
de la m a ñ a n a , cuando las rayas y estrellas r e m p l a z a r o n a la
t r i c o l o r mexicana sobre el castillo, el c o r o n e l o n d e ó su espada y las carretas avanzaron bamboleantes, lanzando a los
san patricios hacia la e t e r n i d a d .
55
56
les 281 y 283, Tacubava, México, 8 y 11 de septiembre de 1847; ó r d e n e s
resumidas en American Star (25 sep. 1847).
DAVIS, 1891, pp. 226-228 y American Star (20 sep. 1847).
American Star (20 sep. 1847).
55
x
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
371
D e s p u é s de la p é r d i d a de Chapultepec u n a d e l e g a c i ó n
de dirigentes capitalinos s u p l i c ó a Santa A n n a que aband o n a r a la capital antes de p e r m i t i r su d e s t r u c c i ó n en las
batallas que t e n d r í a n lugar. D u r a n t e u n consejo de guerra
sus generales subordinados aceptaron p o r u n a n i m i d a d
r e t i r a r todas sus tropas de la capital, lo cual h i c i e r o n en la
madrugada del 14 de septiembre, m a r c h a n d o hacia el pueb l o de Guadalupe H i d a l g o . Allí se d i v i d i ó el ejército: Santa A n n a d i r i g i ó las unidades de c a b a l l e r í a hacia el este para
hostilizar a la g u a r n i c i ó n y al hospital estadounidenses en
Puebla, y las fuerzas restantes, incluyendo a los san patricios
sobrevivientes, avanzaron hacia Q u e r é t a r o donde se esta¬
b l e c i ó u n g o b i e r n o civil fugitivo. Para marzo del siguiente
a ñ o los san patricios h a b í a n a u m e n t a d o a dos c o m p a ñ í a s
de 114 hombres cada una, c o n la ayuda de nuevos desertores del ejército de Estados U n i d o s . "
L u e g o de que las tropas estadounidenses entraron a la
c i u d a d de M é x i c o , c o l o c a r o n a J o h n Riley y otros 21 san
patricios como prisioneros en la antigua c á r c e l de La Acordada. Cada prisionero r e c i b i ó u n a camisa nueva, u n par de
zapatos, u n a estera para d o r m i r y u n a cobija; su alimento
d i a r i o c o n s i s t í a de m e d i a barra de pan, avena en la m a ñ a na, arroz y carne al m e d i o d í a y arroz c o n frijoles a las seis
de la tarde. A finales de d i c i e m b r e de 1847 Riley y otros san
patricios prisioneros fueron transferidos al fuerte militar de
Chapultepec. Desde aquel castillo de piedra, Riley escribió
al m i n i s t r o b r i t á n i c o en M é x i c o :
Esperando q u e su S e ñ o r í a tenga c o m p a s i ó n de m í c o m o sujeto b r i t á n i c o , que c o m o tengo el i n f o r t u n i o de estar a q u í e n p r i s i ó n , escribo esperando q u e haga t o d o l o que esté en sus manos c o n el g e n e r a l Scott [ . . . ] c o n las c o n d i c i o n e s de que yo n o
t o m e las armas c o n t r a ellos bajo n i n g u n a circunstancia, de a q u í
e n adelante, y de q u e m e vaya a m i casa, es decir al t e r r u ñ o , tan
p r o n t o c o m o arregle unos p e q u e ñ o s asuntos en esta c i u d a d .
5 8
57
The Eagle, pp. 108-109 y El Correo Nacional (7 v 9 mar. 1848).
Riley al ministro británico, Chapultepec, 7 de enero de 1848,
GB/PRO FO 99, p. 9, y 204; las condiciones en La Acordada están en El
MonitorRepublica.no (8 oct. 1847).
5 8
372
ROBERT RYAL MILLER
E l d i p l o m á t i c o b r i t á n i c o r e s p o n d i ó que n o veía posibilid a d alguna de serle de u t i l i d a d a Riley.
El 2 de febrero de 1848 se r e u n i e r o n e n Guadalupe H i dalgo comisionados mexicanos y estadounidenses y firmar o n e l proyecto de u n tratado de paz, y los comandantes
militares enemigos a c o r d a r o n suspender las hostilidades.
La ratificación del tratado t a r d ó casi cuatro meses, aunque
finalmente se firmó a fines de mayo. De acuerdo c o n las
disposiciones, los estadounidenses l i b e r a r í a n a todos sus
prisioneros. De este m o d o , Riley y otros quince san patricios prisioneros, q u e h a b í a n sido transferidos de C h a p u l tepec a la Ciudadela, finalmente f u e r o n liberados el 1 de
j u n i o . De manera s i m u l t á n e a al t é r m i n o de la guerra y a
la l i b e r a c i ó n de los prisioneros, los funcionarios del gobiern o mexicano regresaron a la antigua capital y las tropas
estadounidenses evacuaron la c i u d a d de M é x i c o , corno p r i mera etapa de su viaje de regreso a Estados U n i d o s .
2
5 9
A principios de j u n i o de 1848 h a b í a claramen te dos grupos de san patricios e n M é x i c o . E l contingente m á s grande
era sin d u d a el de Q u e r é t a r o , c o n dos c o m p a ñ í a s que sumaban 230 hombres. Los otros eran veteranos ubicados e n
o cerca de la c i u d a d de M é x i c o ; i n c l u í a n a Riley y a ios p r i sioneros liberados, a d e m á s de u n a docena de rezagados
que e m e r g i e r o n d e s p u é s de la p a r t i d a "yarikee". C o m o n o
t e n í a n medios de subsistencia, se r e p o r t ó que algunos estaban m e n d i g a n d o e n las calles. Pero a mediados de j u n i o ,
Riley y sus c o m p a ñ e r o s f u e r o n reincorporados ai e j é r c i t o
mexicano. Seguidos p o r san patncios renegados que hab í a n estado escondidos y p o r desertores recientes, se organ i z a r o n en dos c o m p a ñ í a s de i n f a n t e r í a . U n a u n i d a d fue
designada para hacer g u a r d i a e n la capital y la otra tuvo
c o m o base Guadalupe H i d a l g o C o m o comandante de
ambas c o m p a ñ í a s ahora el rango h o n o r a r i o de Riley era el
teniente c o r o n e l ( c o n rango permanente de m a y o r ) - y
su adjunto era J o s é M a r í a C a l d e r ó n . Las dos nuevas com6 0
5 9
Los nombres de los prisioneros liberados aparecen en Miu.tR, 1989,
p. 129.
«"ZAMAOOIS, 1877-1882, 13, p. 191; RIVA PALACIO, 1887-1889, 4, pp. 713¬
714, y El Siglo XIX (6-9 Jim. 1848).
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
373
p a ñ í a s , y las de San Patricio c o n base e n Q u e r é t a r o , form a r o n el nuevo b a t a l l ó n de San Patricio.
El 18 de j u n i o de 1848, dos semanas d e s p u é s de subir al
p o d e r c o m o presidente de M é x i c o , el general l o s é J o a q u í n
H e r r e r a e m i t i ó u n decreto que c o n s t i t u í a el b a t a l l ó n de
San Patricio. Los principales a r t í c u l o s de este decreto fuer o n los siguientes¬
— El p e r i o d o de alistamiento s e r á de u n a ñ o ; los oficiales
s e r v i r á n d u r a n t e u n p e r i o d o d e f i n i d o s e ñ a l a d o en sus
comisiones.
— Si desean volver a alistarse, r e c i b i r á n u n a gratificación
de diez pesos.
— L o s soldados r e c i b i r á n u n i f o r m e s , así c o m o 30 pesos
al mes.
—Se a c e p t a r á n irlandeses, alemanes, e s p a ñ o l e s y franceses.
— Se c o n c e d e r á u n a g r a t i f i c a c i ó n de 170 acres (78 ha) de
tierra a cada i n d i v i d u o que complete cinco a ñ o s de servicio satisfactorio.
— Se o t o r g a r á u n a doble p o r c i ó n de t i e r r a a comandantes
y oficiales.
61
El b a t a l l ó n de San Patricio tuvo u n a vida corta — a l ser
s u p r i m i d o p o r el presidente d e s p u é s de dos meses. La
r a z ó n : las unidades de Q u e r é t a r o apoyaron u n a revuelta
c o n t r a el presidente H e r r e r a , encabezada p o r el general
M a r i a n o Paredes v Arrillaga; y en la c i u d a d de M é x i c o J o h n
R i l e y y o t r o s san patricios f u e r o n acusados de hacer planes
para d e r r o c a r al g o b i e r n o . Sí. Riley v otros catorce sospechosos f u e r o n arrestados el 23 de j u l i o . A l siguiente d í a al
o í r r u m o r e s de que Riley s e r í a ejecutado, los miembros de
la c o m p a ñ í a de San Patricio en Guadalupe H i d a l g o tamb i é n se r e b e l a r o n y dispersaron p o r el campo, y algunos se
d i r i g i e r o n hacia la zona d o n d e Paredes estaba desafiando
al gobierno. C o m o resultado el presidente H e r r e r a disolvió
el b a t a l l ó n ; la m a y o r í a de los san patricios f u e r o n removidos de sus cargos, aunque 50 se q u e d a r o n en el ejército.
61
A H S D N , exp. xi/481.3/2806 (microfilm, CU-B).
ROBERT RYAL MILLER
374
Varios dirigentes, i n c l u y e n d o a Riley, siguieron arrestados,
y algunos antiguos m i e m b r o s f u e r o n d e p o r t a d o s .
El mayor J o h n Riley fue colocado en p r i s i ó n durante seis
semanas, luego interrogado y devuelto a la i n f a n t e r í a mexicana. D u r a n t e los ú l t i m o s cuatro meses de 1848 se l o coloc ó en u n a u n i d a d en Veracruz; luego fue transferido "por
motivos de salud" a otra u n i d a d m i l i t a r e n Puebla, d o n d e
sirvió sus ú l t i m o s 18 meses en el e j é r c i t o m e x i c a n o . A u n que Puebla era u n lugar de servicio agradable y Riley era
u n oficial c o n grado de campo, parece n o haber r e c i b i d o
la paga o subsistencia adecuadas. E n j u l i o de 1848 e s c r i b i ó
al c ó n s u l b r i t á n i c o en la c i u d a d de M é x i c o , d i c i e n d o : "Me
he estado m u r i e n d o de h a m b r e en estas calles de Puebla".
Con la carta enviaba u n recuento de sus ingresos mensuales en el e j é r c i t o mexicano, desde el 12 de a b r i l de 1846
hasta el 14 de j u l i o de 1849, y le p e d í a al c ó n s u l aue mostrara este registro al g o b i e r n o mexicano. S e g ú n el c á l c u l o
de Rilev su pago retroactivo sumaba 1 275 pesos a d e m á s de
456 pesos p o r asegurar personalmente los alistamientos
de 152 h o m b r e s en c o m p a ñ í a s de san patricios ( u n acuer¬
do nrevio e s t a b l e c í a tres nesos ñ o r cada u n o i T a m b i é n
solicitaba licencia absoluta y nueve leguas de tierra en
Sonora o Jalisco. Finalmente, en el v e r a W de 1850 Riley
r e c i b i ó la licencia "con n a r a comnleta ñ o r i n r a n a c i d a d de
servicio" y fue enviado a V « a c r u I X n d e s e g ú r e n t e l e
e m b a r c ó para
Irlanda.
62
63
Libros y leyendas en M é x i c o y Estados U n i d o s p e r p e t ú a n
mitos y u n a g r a n cantidad de d e s i n f o r m a c i ó n sobre J o h n
Riley y los san patricios. A l g u n o s errores se deben, sin
duda, a la falta de acceso a registros oficiales, aunque otras
historias parecen haber sido creadas p o r personas definitivamente prejuiciosas. Varios escritores que l o m e n c i o n a n
h a n declarado e r r ó n e a m e n t e que antes de la guerra Riley
IÍ2
MILLER, 1989, pp. 136-U1; El Correo Nacional (20 y 22 jul.
1 8 4 8 ) ; RIVA
PALACIO, 1887-1889, 4, pp. 712-713; El Siglo XIX (24 j u l . 1848), y Con-,
1967, p. 47.
Riley a Macintosh, Puebla, 14 de julio de 1849, v documentos adjuntos, GB/PRO FO 94, pp. 110-115, y 203. La absolución de Riley está en
Periódico Oficial (15 ago. 1850).
6 3
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
375
era sargento de i n s t r u c c i ó n en la academia m i l i t a r estadounidense en West Point. Los mismos escritores han ignorad o su trayectoria posterior a la guerra, incluyendo su papel
e n el i n t e n t o de golpe m i l i t a r de 1848 y sus siguientes dos
a ñ o s de servicio c o m o mayor en el ejército mexicano. A u n que Riley r e c i b i ó licencia absoluta c o n honores en 1850 y
sin duda p a r t i ó de M é x i c o a I r l a n d a , el Diccionario Porrúa
de historia, biografía y geografía de México, menciona (bajo
"O'Reilly. Juan") que !e q u e d ó en M é x i c o , d o n d e m u r i ó .
Las memorias de Samuel C h a m b e r l a i n , My Confession, sost i e n e n que d e s p u é s de la guerra, Riley se casó con una
acaudalada s e ñ o r a y se q u e d ó a vivir en M é x i c o . Por otro
lado, una historia de Smühsoman
afirma que "se le p i d i ó
que dejara el p a í s " y u n a r t í c u l o en The Americas asegura que fue expulsado de M é x i c o . V i r t u a l m e n t e todos los artículos en inglés sobre los san patricios han repetido la falsa
historia de que Riley r e g r e s ó a Estados U n i d o s y d e m a n d ó
al gobierno federal ñ o r 50 000 nesos ñ o r haberlo azotado
y marcado.
64
Casi todos los recuentos impresos sobre las unidades
de san patricios en el e j é r c i t o mexicano e s t á n plagados de
errores. A l g u n o s libros y a r t í c u l o s i n d i c a n que los desertores v e n í a n de la c o l o n i a irlandesa de San Patricio en Texas;
en realidad, n i n g u n o de ellos vivió en Texas, a d e m á s de
que esa c o l o n i a fue abandonada en 1836. Varias versiones
insisten en que los san patricios desertaron en masse en la
frontera d e l r í o Bravo; sin embargo, u n análisis de los sitios
y fechas de d e s e r c i ó n muestra que los hombres desertaron
poco a poco, en distintas partes de M é x i c o y a lo largo de
dos a ñ o s . Ahí vienen los del norte (vol. 8 de México: Historia de
un pueblo, p u b l i c a d o p o r la S e c r e t a r í a de E d u c a c i ó n Pública) sostiene que t o d o el b a t a l l ó n i r l a n d é s de San Patricio
d e s e r t ó en Puebla en agosto de 1847 v dos d í a s d e s p u é s se
u n i ó al e j é r c i t o m e x i c a n - ^
s u p u e s - n existía tal h u i l ó n en el e j é r c i t o de Estados U n i d o s . E l a r t í c u l o de James
Callaghan, "La brigada de los San Patricio", publicado en
The World ofHibernia
(primavera de 1996), i n d i c a que los
n
64
MU,LER, 1 9 8 9 , pp. 1 7 2 y 1 7 6 - 1 7 7 .
376
ROBERT RYAL MILLER
desertores f o r m a r o n una brigada en el ejército m e x i c a n o ,
lo cual hubiera significado m á s de 4 0 0 0 hombres, otros
h a n d i c h o que la u n i d a d era u n r e g i m i e n t o (1 500 m i e m bros) y la m a y o r í a de los recuentos se refieren a u n batal l ó n . E n realidad, d u r a n t e la g u e r r a s ó l o h u b o dos
c o m p a ñ í a s de san patricios, que e n total n u n c a l l e g a r o n a
r e u n i r n i 450 soldados, a u n q u e d e s p u é s de la guerra sí se
c r e ó u n b a t a l l ó n de d u r a c i ó n efímera.»
Dos veces al a ñ o . el d í a de San Patricio y en septiembre
en el aniversario de los ahorcamientos, mexicanos e i r l a n deses se r e ú n e n en la plaza San Jacinto de San Á n g e l para
h o n r a r a los san patricios. M i e n t r a s las bandas tocan los
h i m n o s nacionales de las dos naciones y n i ñ o s de la cercana escuela " B a t a l l ó n de San Patricio" colocan coronas conmemorativas, u n d i g n a t a r i o p r o n u n c i a los n o m b r e s de los
71 san patricios enlistados Jn u n a placa de m á r m o l de la
plaza. D e s p u é s de cada n o m b r e los asistentes responden:
" ¡ M u r i ó p o r la patria!". E n la placa hay u n a i n s c r i p c i ó n que
dice: En memoria de los soldados irlandeses del heroico Batallón
de San Patricio, mártires que dieron sus vidas por la causa de
México durante la injusta invasión americana de 1847.
Es u n a ceremonia conmovedora, aunque cerca de la tercera parte de los soldados mencionados en la placa n o fuer o n m á r t i r e s p o r M é x i c o —es decir, no m u r i e r o n p o r
M é x i c o durante la guerra de 1846-1848. Los 71 n o m b r e s
corresponden a los san patricios juzgados en el t r i b u n a l
m i l i t a r , aunque s ó l o 50 de ellos f u e r o n ahorcados; los
d e m á s , como J o h n Riley, v i e r o n sus sentencias reducidas. Si
alguna vez se erige u n a placa conmemorativa apropiada en
h o n o r a los san patricios m á r t i r e s , d e b e r á i n c l u i r a los 57
m i e m b r o s que p e r d i e r o n sus vidas peleando en L a Angostura y Churubusxo, a d e m á s de los 50 ahorcados en las afueras de la c i u d a d de M é x i c o .
O t r o i n d i c i o de que los mexicanos reverencian a los san
patricios es la m e d a l l a c o n m e m o r a t i v a e m i t i d a p o r la casa
de m o n e d a d e l g o b i e r n o , e n versiones de o r o , plata y b r o n ce. E n el frente de la m e d a l l a aparecen u n á g u i l a mexica6 3
MILLER, 1 9 8 9 . pp. 172-173.
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
377
na, u n a cruz celta y la leyenda Al heroico Batallón de San Patricio, 1847. E l reverso muestra a u n oficial m i l i t a r frente al
convento de Churubusco, e n a r b o i a n d o u n a espada en la
m a n o derecha y s e ñ a l a n d o con la i z q u i e r d a hacia u n ca¬
ñ ó n . C o n medallas, u n a placa c o n m e m o r a t i v a , ceremonias
anuales y escuelas p ú b l i c a s que les h o n r a n , es evidente que
e n M é x i c o los san patricios son tratados c o m o h é r o e s A l
n o r t e d e l r í o Bravo, en cambio, su fascinante historia apenas se conoce.
T r a d u c c i ó n de Lucrecia ORENSANZ
378
R O B E R T RYAL
tO
j>
$ 5
00 oo
£
"0
s
a .2,
V
V
o
GM i—I
J>
oo
oo
T3
13
^
d "3
o
' CM
00
2
go.5, o
V
T3
r-l ai
s
J>
-* a m
00
<U
13 T3
i
MILLER
™ u
u
<u T5
"d
^
-a
u
7 3
13
cn co
CM CM
*-H GM
a
T3
as
CU
S a
o
be
i2
oo
0
"be S
3
«5
O
S
3
to
J>
tO
00
00
00
-Hi
T3
oo
^
V
o
It,
IO
CM CM
MH
w
•5 -o
GM
CM
•^5
^
X
X5
co
V
tu
ffi feci 0
00
^-t
0)
H
0
d
tu
a
<u
-a
tO
IT) CO
UH
S
I M H W
o o
o d d
o
•o
T)
a
•a
to
GM CM GM
b
CO
u u u
H
CM CM CM
c a
•S ^ -S
to
<u
V
CM CM CM
_s2
"3
WO t o
•* m
oo 0 0
oo
T3
CM
to
. to
CM
d o
T3
CO
CM
CO CO
CM CM
T3
IO
tO
•AOU
tlJ
3 3 bp
GO 0 0
1—1
OJ V
o d
be 3
u
t i
to
00
o
s
^
abr
o
HH
e
s
PH
sep.
SH TH
-d
s
£3
ago.
a
-a
a
a
ji
-o -d
^
CM CM
h-r PÌ p i
o d d
U O U
be
h i *
id
:
EL ^
* P H
0
>—
JJ O o
Siti ia.g-3
SH
C 0
! O <U ^
0 o O
e ^3 <y c a
H§ 0 O H5 H3
.
o .y
. i h c o
O u o ^? - o £ •3 S , 0 PH
JH
J U
„s «
„ "3 !~'
£3 t i ^ w
2 B
O
-0 u
8* s->
<C
%
1
C3
PH
u
tu
u
s
3
< < ; < i p PQ
q p q« p q p q p q p q p H PO PQ
^H
t«
«
S
> ci fi w ^
S Ì
O 3 «
O U U U O U U Q
379
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
oo
•*
00
o
T3
•O
1>
.a o
,-tí tí
T3 T¡
00 o
'tí
a
tí
tí
00
GM
V
oc
u
-O
oo
<u
-tí
V
u
V
-tí -tí -Ü "O
o co o co
0
o
•tí
H
tí
"0 _,
-o
tí
•tí
c<i
T: ¿¡
Z
.5
T3
tí
OH „5
tí
-tí
ni
tí
0
-HH
oo
1
U
o -tí
o
u
•tí
•tí u
•tí
•*
H
^
00 0 0
SPHO
IU
-tí
CO
+ t 0
1
o
•tí
S
0
3 ¿ h
«5
<X> •*
H* ° °
0 0 "-
cr¡
" "2
»á tí Q.
•*
oo
>
o
tí
c
c3
tí
i—i
o
be
p
P3
tu
^H
<u
•tí
PH
S ü ^ t í ü S ü PH
oo
00
oo
¿5
> 3
1>
>H
ejul[. de 1846
-o
V
J >
-r+H
3
3 "3 §
"—> •>—i •'—} — )
•tí
r-
J>
^
^ <u
•o -o «J "tí
V
P3
H*
00
J >
•'—!
V
4H "O"
3
«I
!U
£s 5;
S S*2
00
GM
-
GM
GM CM GM
GM CO GM GM
GM
GM I> CO
GM GM GM
•tí
"tí
-* CO
CM CM
-o
ID H
GM GM GM
be
,5
* "3 *
GM
S^
fcáfed
0 0 0
U ü U
¿o
•tí
O
O
u
GM
_r
o
S
-tí T3 -S 3
^
CM CO
p"
o
tai « fe" E
u
ÍH
o
IU
O *
u
tí tí ~
O o
"rt 7« iu Q Q
=2
3
»
HH
•tí
.
tí ¿
"
0 0 0
Ü Ü U
IU
tí
= ÍS o F3
O =3
< t i _T
0 0 0 0
03 #
-tí -5
-O -tí i
CM GM ü
u u uu
4J
be
^ £
0 0
S J5
tí OH
bp %
tí 5
o <¡ o 2
¡3 fc
S (5j
Cfefefefefefefefe
a "S
g ntío
C«
x,
Si, 5
títí2.
«j bo *
o
B
I
u
c
ti
c o o
'
OH
bo
^
be
í . H l 303 < 4 l 3 0 O O
• Jp
O
CH
3
X X
380
ROBERT RYAL MILLER
00 00 r H
dj u <u - 0
-d-d-d ^
"d xS JJ
-d
OO
i t i a.a,
H'
SJ
•d
^
U
«J
Oj
73
cu
OJ OJ
O n
51
oj
T 3 - d -d T3
t- m <
GO
22SS
H
13 ^
tO
^<
•d
oj
T3
rj
a
tu
0
u a
-d -d
_^ _
tu'
U
s
j . OJ
ci
'
a^^ s
3"d
i o o u £
m
2 in 3; into
^
00 "
<U
-rf
ni ¿5
tO
m
1
-d ©"d-d
OJ
. T) ^ - d - d
2, d,w>d ri
o ^ ^ 33
0
Si\o
0
S° a £ =5
' » > oj — > • —
— j oj - d v oj
u
-d
O
HO
to
to
to
d d ^
01 oj oj v
^ -d -d -d
01 00 O0 CO
H*
00 ^ 00
O^ V
•d u "d
. 13 .
d
0.'
tu - d
o> "° 00
CM ^ CM
CO
CM GM
3d Inf.
, 8 th Inf.
5 th Inf.
£P be b c ^
» « rt p
2
ftu
T3
CN
t o © m •*
m i n to in
CO
CM CM CO CM CM CM CM CM CM
r-
s'a
CJ
1—1 T 3
^ ii
3 - t i J^
o- «
v
_1 i i
b o g
i
^ *d "*3 *d'
3 73 - d *;
-Jf CO -tf CM
CM CM CM ^
X fa" U W fed"
Ufa"
teo Q 0 0
0 0 0 0 0
d o d
U U
o u u o o
o u u u
t^
1—1
ra
oj
dS «
>•
ir*
"
0
>~1
u
1
X
o
co
3 ^* tO
CO OD ij5
•*
0>
00
1—;
H
H
O O
tU oj 1-1
1 3 - d cu
U
•d
6
be
to u
"
ou u
°
ni
-d
^
¿212
O P
to
00
oj
•d
00
OJ
•0
o p y
ni
OJ
u
c
HO
U
oj
•d
C)
CM
•d " 0 <u
m o> ~°
CM CM J >
-*
CO
tO
CM CO CM 1—
00
r-H
1
CM
<;
<f <
0
ò
*
0
i4 w
0
CM
O K fed o
o u u
0
OUOO
O u -. ^o S
q
O 5 «
r
sf« j= js
a«
1
S4
ii
3 ^ 2 ^
. Q - d
X
c
'?
T ; _T-S
<u
&a
o
~aE
ra
ni
e e 3 5 d ^ -d 0
c
S
^H
tj
ni j O
.2,a J Ì
v v v
•d T 3 1 3
ni
1
rZ.
OJ
C S i
- * 00 ^
00 — 00 00
1— OJ 1—I I-H
00 0 0
OJ T >
ni
% aa §
u
O
3
Inf.
Inf.
Inf.
Inf.
f i
I ) —1
8th
8th
7th
6th
u ^ ¿3
nS n j
13
C
C
_ni n i
13
- ni „ -
U
7
Inf.
>
1
•d T 3 - d <u
CM O 1—t
CM CM CO 0 0
7 3
8th
^»a
'— OJ
u-d «
•°
^
—;
u
T3
2
001-<
2
u
o¬
c
r H f f < H (
-d «
u
13
d
•d 1 3 OJ
GMi~•-H CMI>
^ ^
rt
tu
2
<=
c § be
OJ
oc'
00
oj
Art.
Art.
Inf.
4fi
1
4th
3d
6th
i >
00 Tj<
i - CO
£ ^
0
re u
cj
«
-e a
ni ^
a
o o o
i
¡ 3 «
ì
'o
u u (j
u
u
0
381
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
CO
ce co
^
00
rH
OJ
OJ
QJ
-o
>
0
T5
w
>
0
OJ
•a
CJ
w
en
OJ
T3
ó >0
tí
tí be
CS OJ
tí OJ
OJ
13 • a x¡ 13
OI
J
w
ja
13
f—<
<o r H m
T¡
O
GM
I
O
ni'
ñ
aj
i3
2, « 6 es JJ o
ta
00
de
•a x¡
Ó c
0
bO_Q
ni rS
SJ
"d 13
- a T3
oo oo
13
CC o
Oí 0 0
•5
-S
oo
f! CO
Ü
<t1
ta
w
O
m
c;
U
13
Q
O
13
oj
tí
OJ
i—!
0
>^
ni
IT;
00'
f~H
OJ
15
¿.
g c
«
«J
OJ
OJ
- a 13
13
oo GM
t o i — ! GM
O
CO oo
tí
O
S x
es H
13
5
s s
— •a
^ , OJ JÍ; ^ ¿
p
fe
o Xi
5
•a
o
CJ
oo ^
!-H
00
.a "a
ni c
5 S
G
3
OJ
ni
„ T-"
DH
9 13
13 J = c
« S
>2
13
•d
„
„
ni
13
§ 5 C ?
c - 1 2
H * U5
oo • *
00
13
CJ
13
r~H oo
OJ
>
0
CJ
13
d
tí
OJ i 3
13 OJ
O I 13
GM
0
CM 00
^
be
tí
S
IT)
-*
co ^
00
00
OJ
13 ü
. "O
H
1 - 1
0
be
es
-°
- .a,
OJ
-a
•*
13
IT)
OJ
-a
-o
r~H
00 m
CM CM
CM
CM
tí
^ -r
13
13 i o
CM
00
SM
m
- -¿
Q
0
6 d
ü
U
U
r
ü
d
ü
c
Oj
O
P-
ni
3oj
- .13
ni
•< ¿
S Xi
>S £
tí o
-o
CM
o
<
^ -a
fl
ej
pá
< 3
13
•a
-a -a
3'
^ ^ -HH
H-- U e¿ Q Ü
o o ó o o
Ü U U Ü U
;u u o u
OJ
be
rd
J>
00
¿'
OJ
•a -a
CO 00 CM CT1 CM
CO tM CO I-H CM
2 •£ •£ -£
OO
0
00
Oj
z 2 £ 5S
00
OJ OJ
oj
OJ
<
1>
2»
P9
00 00
i3
B '""l
5 tí
s S i
ni
2
•a
•a
c
sg
de
6
ni
O be
v
OJ
j>.
oo
tí
OJ
tí 13
tív.
oo
tí
ci
•a
13
CS
J>
•*
00
mar
to
• * 1>
00
00
00 00 1—í 00 —í
CO 1 >
tí
o
CJ
ex .
-a
^c:1fe
c
' tí
tí
o
•5 O
S .3 o
be
^~ a.3ni *
w
o
i d ni
x
00
tí
.
OJ OJ
i
O tíU c.-.
O
ni *.
i3 ?
O
OJ u l
r
zábobbbb
X A
O O
T Í " O- Ü
ni OJ
O u
ni
" 5J
O
fe
382
ROBERT RYAL MILLER
r~ t o
Tft t o
oo oo ^
H H C O
13 73 ^
OJ
73
03 j a
OJ
RT
OJ
73
I>
CM
C O GM
H r-<
cd
OJ
73
0
CJ OJ CJ OJ
7 3 73 73 73
C O 0 0 CM J >
H GM H CM
GM
CM
C
°5
J,-
oj £
^
c§ "2
tj t J cd
•«tS.S'go.SS.g.iS
O ti O
fi g fi O
^
r
l
t
^
c
d
-
p
w
S
^ rHCO ^ W
jy «J — ' OJ 7!
ri • oj •
DO 3 O n l f i
O
cd .pi, Jj 13 b i
OJ OJ <" OJ
7 0 7 3 oj 73 OJ
-*
00 0 0 ^
00
OJ
73
00
0
RT
I
OJ 73
• ^ C O
I
hH
cj->
GM
b-bt4-;
-fi
to
CO
CM
g'g:H_
S
"-^
^
>L. L A J 3
u u u
p2 2 3
0
0
3
.
O
. 73
.
O j ; O
<r|
H
.
O
'fi
u
DH
<
CO
CM L O
i—1 r-i
r^
co
O O
to
U
HH-
O
là
fi
.£P
' VI
OJ
OJ OJ
73 13
CM
CM
« pq
C3 3
PH
to
03
u
>• i
1-3
3 CS
3
s
fi o
73
OJ
fi
rd
Cu
CM C O
MH'
fi
03
tVO
OJ
73
ti
fi
fi
-fi.fi
'C
.
P f i CM
0
ci CTi
HO I >
-H 00
CS r-H
< w"
0
0
in
O Oh
73 O h
od
.
fi cn
o 00
<;
S u
fa
fi'
^
J3
J
HJ
3 i > LO
o c
u
g
co CJ U
fe -5 HH
£c
OJ -2 -S
O O O U U
3 cti
t+J
fi
1 3 HH
t+H
D U f i Q ' a
d
o
0
UOO
O
CO
J3 J3
H
W
CO LO
fa"
-
C O C O t o C O GM
CM CM GM CM C O
fi fi a
SjS e.
13
O
0
CO
14H
Q
fi*
^
7 3 ^ 7 3
CM r—. CO CM - t f
M
CO 0 0
GM CM C J
0
.
§ O SffiA £ w -5 w «
CO
C3
O 2
^3 Ofth
Co.
00
>-
HH
2d Drag.
^
l
e
.3
03
Co.
•HH
j
»
0
jfiPH
1846
1847
u
^
U ¿3
••h
- ° t I > rH
de sep.
de jun.
3
-3
U
PH3
0
rt
CM
de jun. de 1847
n..
73 T 3
"ti -SS
•—1 ty
CJ
3d 1
<
be
fi
i
iO
"—i
OJ
73
de abr. de 1845
2
CJ
e ttj J2
"O3
OJ
CJ 73
73
.
1 - 1
Cd
73
g
IP « d -5
>-J.
t/5
r—t
T i
Cd
t«
| °
I>
i>
H* 0 0
0 0 r-H
•*
00
a
73
fi
.5
00
00
o é.à s I
c c 73 c g
OJ
73
oj
J>
1^-
de jun. de 1847
OJ
t o
00
13
•6 "6
t o Tt<
-tf
2 Th 0 0
0 0 0 0 5 0 0 H H
Co.
73
t o <o
i>
.
-v,
e
H
fi
o
C
£,fiE
S3 - fi
S*
ed
—1
u
Cd
c/i «
fi
fi
e
3 C3 S
OJ
OJ
H?
;
oj
— 5 £r , - o w o u
j3
J
f
i
£
I
OJ
J
3
OJ
-G J3
CJ n f i g O h
-5 o o T5 C
u
o c/!!C/)c/;tj^c/!;r^r^H^'r^r^r
fi 1 3•5-5
c » ^ '§
GO t/3
>
3
-H
-fi -fi
cd 0
^
C
W
- 2
73
O
2
u
-i
C/} ~
j
ci
C
cj J3
^
c/T
«g
^O 3 3
3
H
O .t3
Jfi
fi
oj —
3 f
o
g
* fa
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
383
SIGLAS Y REFERENCIAS
CyY/BRBL
CU-B
GB/PRO FO
AHSDN
OkU/WHC
TxU/BTHC
U S N A / R G 94
U S N A / R G 153
Beinecke Race Book, and Manuscript Library, Universidad de Yale, New Haven, CT.
University o f California, Berkeley; The Bancroft
Library.
Great Britain, Public Record Office, Foreign Office.
México, Archivo Histórico, Secretaría de la Defensa
Nacional.
University o f Oklahoma Library, Western History
Collections.
University of Texas Library, Austin, Barker Texas History Center.
United States, National Archives, Department of War,
Adjutant General's Office, Record Group, 94.
United States, National Archives, Department of War,
Judge Advocate General, Record Group, 153.
BALBONTIN, Manuel
1883
La invasion americana, 1846 a 1847. Mexico: Esteva.
BAUER, K J a c k
1974
The Mexican War, 1846-1848. Nueva York: Macmillan.
CASTILLO NEGRETE, Emilio del
1890-1891
Invasion de bs norteamericanos en Mexico, 4 vols. Mexico.
CHAMBERLAIN, Samuel E.
1956
My Confession. Nueva York: Harper and Brothers.
COIT, Daniel W.
1967
Digging for Gold without a Shovel; The Letters... from
Mexico City... 1848-1851. Denver: O l d West.
Cox, Patricia
1954
Batallón de San Patricio. México: Stylo.
CRAWFORD, A n n Fears
1967
The Eagle: The Autobiography of Antonio Lopez de Santa
Anna. Austin: Pemberton Press.
DAVIS, George T.
1891
Autobiography of the Late Col. George T.M. Davis. Nueva
York: j f n k i n s and MeCowan, 1891.
384
ROBERT RYAL MILLER
DUELAN, Manuel y j o s é María LOZANO (comps.)
1876-1889
Legislación mexicana. México: Edición oficial, 19 vols.
FINKE, Detmar
1957
"The Organization and Uniforms o f the San Patricio
Units o f the Mexican Army, 1846-48", en Military
Collector and Historian, 9, pp. 36-38.
FROST, J o h n
1847
Life of Mayor General Zachary Taylor: With Notices of the
War in New Mexico, California,'and in South Mexico.
Nueva York: D. Appleton.
GIDDINGS, Luther
1853
Sketches of the Campaign in Northern Mexico by an Officer
of the First Regiment of Ohio Volunteers. Nueva York:
George P. Putnam.
HAWS, Ralph
1977
The San Patricios. Nueva York: Leisure Books, Norden.
HENRY, William S.
1847
Campaign Sketches of the War with Mexico. Nueva York:
Harper and Brothers.
KATCHER, Philip R.
1976
The Mexican-American
Osprey.
War, 1846-1848.
Londres:
KRUEGER, Carl
1960
Saint Patrick's Battalion. Nueva York: Dutton.
LAVENDER, David
1966
Climax at Buena Vista: The American Campaign in Northeastern Mexico, 1846-1847. Filadelfia: J. B. Lippincott.
MILLER, Robert Ryal
1989
Shamrock and Sword: The Saint Patrick's Battalion in the
US-Mexican War. Norman: University o f Oklahoma
Press.
NICHOLS, Edward J.
1963
Zach Taylors Little Army. Garden City. Nueva York:
Doubleday.
PRIETO, Guillermo
1948
Memorias de mis tiempos. México: Patria.
LOS SAN PATRICIOS DE 1847
385
RAMÍREZ, José Fernando
1970
Mexico During the War with the United States. (Walter B.
Scholes, ed. Eliott B. Scherr, trad.). Columbia: University of Missouri Press.
RIVA PALACIO, Vicente
1887-1889
México a través de los siglos. México: Ballescá y Compañía, 5 vols.
ROA BARCENA, José M .
1947
Recuerdos de la invasión norteamericana (1846-1848).
3 vols. México: Porrúa.
ScoTiJohn A.
1848
Encamation Prisoners, Comprising an Account of the
March of the Kentucky Cavalry from Louisville to the Rio
Grande. Louisville: Prentice and Weissinger.
SMITH, Justin H .
1919
The War with Mexico. 2 vols. Nueva York: Macmillan.
ZAMACOIS, Niceto de
1877-1882
Historia de Méjico desde sus tiempos más remotos hasta
nuestros días. 18 vols. México: J. F. Parrés y Compañía.

Similar documents