número 34 en texto completo

Comments

Transcription

número 34 en texto completo
RES341.qxp
6/23/2009
11:31 AM
Page 1
www.ciad.mx/desarrollo/revista/default.htm
RES341.qxp
6/23/2009
11:31 AM
Page 2
RES341.qxp
6/23/2009
11:31 AM
Page 3
Estudios
Sociales
Revista de Investigación Científica
RES341.qxp
6/23/2009
11:31 AM
Page 4
Estudios Sociales, Revista de Investigación Científica
Vol. XVII, número 34, julio-diciembre de 2009
Número de reserva al título en derechos de autor 04-2007-042508382700-102 ISBN: 0188-4557
Consejo asesor editorial
Alejandro Álvarez Béjar
Luis Reygadas
Nigel Harris
Universidad Nacional
Autónoma de México
Universidad Autónoma
Metropolitana, México
University College London,
Alfonso Gardea Béjar
Orlandina de Oliveira
Barbosa
Centre Matinal de la
Recherche, Francia
Centro de Investigación
en Alimentación y Desarrollo,
A. C., México
Clark Reynolds
Stanford University, E.U.A.
Ernesto Camou Healy
Centro de Investigación y
Desarrollo, A. C., México
Guillermo de la Peña
CIESAS Occidente, México.
Igor de Garine
Sonia Grubits
El Colegio de México
Universidad Católica Dom
Bosco, Brasil.
Rita Schwentesius
Rindermann
Universidad Autónoma
Chapingo, México
Enrique Leff
Sergio Boisier
Centro de Análisis y Acción
Territorio y Sociedad, Chile.
Universidad Nacional Autónoma
de México.
Marie José Nadal
Universidad de Quebec,
Canadá.
Índices a los que pertenece la revista
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal (Red ALyC)
Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas de América Latina,
el Caribe, España y Portugal (LATINDEX)
Citas Latinoamericanas en Ciencias Sociales y Humanidades (CLASE)
Ulrich's Periodicals Index (Ulrich's)
Latin American Network Information Center (LANIC)
Universidad de la Rioja (DIALNET)
Hispanic American Periodicals Index (HAPI)
EBSCO Publisher
SciELO-México
EconLit
Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica del CONACYT
Comité técnico editorial
María del Carmen Hernández Moreno, Gloria Cañez De la Fuente,
Beatriz Camarena Gómez, Patricia Salido Araiza, Ángel Vera Noriega
Director
Sergio A. Sandoval Godoy
Editor
Lauro Paz
Compuedición y diseño
Aida Espinosa Curiel
Portada
Tarde de luz
Autora: María del Carmen Ávila Quintero
Técnica: óleo sobre madera. Dimensiones: 80 x 50 cm
Academia de Artes Plásticas, Universidad de Sonora
Correo electrónico: [email protected]
Estudios Sociales es una publicación semestral del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C.
La responsabilidad de los artículos y reseñas es estrictamente de los autores.
Para la reproducción electrónica o impresa de materiales publicados en Estudios Sociales
se requiere la autorización expresa de su director.
© 2009 Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C. Carretera a la Victoria, km 0.6, C. P. 83000.
Apartado Postal 1735. Hermosillo, Sonora, México. Conmutador CIAD: (662) 289 2400.
Coordinación de Desarrollo Regional: (662) 280 0485, fax: (662) 280 00 55
Estudios Sociales
http://www.ciad.mx/desarrollo/revista/index.php
RES341.qxp
6/23/2009
11:31 AM
Page 5
Estudios
Sociales
Revista de Investigación Científica
Vol. XVII, número 34, julio-diciembre de 2009
ÍNDICE
ARTÍCULOS
Identificación de indicadores de impacto
en un programa de gobierno y modos de vida rurales
Wiliam Gómez Demetrio, Octavio Alonso Castelán Ortega,
Gabino Nava Bernal, Ernesto Sánchez Vera
7
Esquemas de innovación tecnológica
y su transferencia en las agroempresas frutícolas
del estado de Michoacán
José Alberto Zarazúa, José Luis Solleiro, Reyes Altamirano Cárdenas,
Rosario Castañón Ibarra, Roberto Rendón Medel
37
La concentración de agroindustrias rurales de producción de quesos
en el noroeste del Estado de México: un estudio de caracterización
Tirzo Castañeda, Francoise Boucher, Ernesto Sánchez Vera,
Angélica Espinoza Ortega
73
Estrategias de reproducción social
de los productores de maíz de Tlaxcala
Miguel Ángel Damián Huato, Benito Ramírez Valverde, Filemón Parra Inzunza,
Juan Alberto Paredes Sánchez, Abel Gil Muñoz,
Jesús Francisco López Olguín, Artemio Cruz León
111
Políticas públicas en el Uruguay:
un modelo de gestión híbrido en el combate a la fiebre aftosa
Ana Laura Rodríguez Gustá
147
RES341.qxp
6/23/2009
11:31 AM
Page 6
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 1
Identificación
de indicadores de
impacto en un programa
de gobierno y modos
de vida rurales
William Gómez Demetrio*
Octavio Alonso Castelán Ortega**
Gabino Nava Bernal***
Ernesto Sánchez Vera****
Fecha de recepción: enero, 2008.
Fecha de aceptación: julio, 2008.
*Estudiante de doctorado en CICA-UAEM.
Correo electrónico: [email protected]
** CICA-UAEM.
Correo electrónico: [email protected]
*** CICA-UAEM
Correo electrónico: [email protected]
**** CICA-UAEM
Correo electrónico: [email protected]
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 2
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 3
Resumen / Abstract
Se realizó un estudio para identificar
y apreciar posibles indicadores que
complementen formas de evaluación
externas a programas oficiales de
intervención agropecuaria. Se tomó
como estudio de caso el subprograma local "Apoyo a Proyectos de
Inversión Rural" (PAPIR) de Desarrollo
Rural de la Alianza Contigo. Se trabajó con un enfoque participativo con
investigadores y personas beneficiarias del programa en el año 2004 en
Villa Victoria, Estado de México. Se
emplearon métodos de carácter
cuantitativo y cualitativo considerando como enfoque a los modos de
vida sustentables con el fin de interpretar los resultados desde un punto
Julio - Diciembre de 2009
A study was undertaken to identify
and appreciate complementary indicators for the assessment of official
agricultural interventions and programs. The local program "Support
for Rural Investment Projects" (PAPIR)
within a government supported program "Alianza Contigo" was considered as a case study in the State of
Mexico. Participatory methods were
carried out by researchers and beneficiaries from that program in the
municipality of Villa Victoria in 2004.
Both qualitative and quantitative
information was gathered considering the sustainable livelihoods
approach as the framework to analyze and discuss the results. No evi9
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 4
E
S T U D I O S
de vista amplio. Se concluyó que no
existe suficiente evidencia para comprobar la operatividad funcional de
las normas de operación oficiales,
existe una tendencia del fomento al
desarrollo rural mediante un enfoque territorial con una visión productiva. Los resultados denotan la presencia de indicadores sociales, económicos y ambientales consolidados
y otros que interactúan entre sí, que
no han sido considerados por la
burocracia al determinar cómo evaluar el impacto del PAPIR. Se encontró que el tipo de apoyos otorgados
no genera cambio alguno en el bienestar económico ni en el modo de
vida de los beneficiarios.
Palabras clave: PAPIR, indicadores, enfoque modos de vida sustentables,
investigación participativa.
SOCIALES
dence was found to affirm that the
official rules and functional operation procedures were taken place in
the area under study. A tendency of
the promotion exists to the rural
development by means of a territorial approach with a productive
vision. The information showed that
specific social, economic and environmental indicators interact in a
differential dynamic and complex
way depending on the type of support that beneficiaries receive.
These indicators have not been
taken into account by administrators
and managers when impact assessments have been undertaken by
government bodies. Finally, it was
concluded that programs had caused
no positive changes or impact on the
economies and livelihoods of the
beneficiaries.
Key words: PAPIR, indicators, sustainable livelihoods approach, participatory research.
10
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 5
1. Introducción
L
a Evaluación de Programas de Desarrollo Rural ha sido una
actividad a la que se le brinda poca importancia en países latinoamericanos.
En México, las políticas y los programas de desarrollo rural han sido orientados como un conjunto de intervenciones tecnológicas con enfoque productivista, por lo que, para organizaciones gubernamentales (OG) y no gubernamentales (ONG), resulta más sencillo evaluar su impacto desde un punto de
vista netamente económico y productivo. Este enfoque basa su estrategia en
estimular y facilitar la interacción entre los beneficiarios y los agentes externos
relevantes para incidir directamente sobre el ingreso y mejorar las oportunidades de vida de la población (Quispe, 2006).
La falta de una buena planificación y la enorme variabilidad en la forma en
que los recursos económicos asignados a este rubro son invertidos en diferentes bienes o proyectos, han provocado poco impacto positivo o sólo han
presentado éxito temporal (Pretty, 1995; Altieri, 1995; Gonsalves, 2001). Así, la
visión oficial del desarrollo rural está enfocada al incremento de la producción,
donde la capitalización es el elemento fundamental del desarrollo.
Si bien los conceptos "productivo" y "capitalización" aportan la idea de globalidad y desarrollo territorial, propio de los sistemas a los que se refieren, se
Julio - Diciembre de 2009
11
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
quedan cortos a la hora de explicar el funcionamiento de los sistemas rurales,
caracterizados por ser unidades de producción, que por su origen, ubicación
geográfica, condiciones socioeconómicas y culturales desfavorables realizan
un conjunto de actividades que les permiten la obtención de satisfactores para
necesidades locales con el mínimo de recursos disponibles. Lo anterior es la
razón por la cual los bienes que las personas poseen en estos sistemas,
cumplen con distintas funciones y propósitos prioritarios más importantes
para sus modos de vida y estrategias de subsistencia (Dorward et al., 2005),
que no siempre están acordes con los objetivos de los programas y de las
políticas.
Los métodos tradicionales (SAGARPA-FAO1) utilizados para evaluar el impacto
de intervenciones gubernamentales en materia agropecuaria y rural, arrojan
información incompleta que se centra en medir únicamente la operatividad y
distribución de los recursos existentes y toman en cuenta muy parcialmente el
grado de heterogeneidad de las sociedades rurales y el mundo de la pobreza
que enfrentan (Quispe, 2006). Sin embargo, determinar la forma o el nivel de
incidencia de las intervenciones sobre los beneficiarios (usuarios) no ha sido
objeto relevante para las dependencias evaluadoras.
Es necesario cuantificar cómo los programas, en forma de bienes o subsidios, afectan de manera interna a las unidades familiares beneficiadas. Las
evaluaciones realizadas hasta ahora han sido poco integrales al no utilizar
otros enfoques y métodos que complementen los resultados y que ayuden a
explicar los efectos en el medio circundante y en las formas de vida locales.
Las problemáticas inmersas en el medio rural no pueden continuar siendo
abordadas mediante supuestos arbitrarios o enfoques verticalistas, por el contrario, deben estar en constante evolución y crecimiento.
Según Quispe (2006) en los últimos años son muchas las experiencias con
enfoques alternativos que coinciden con la visión de promover el desarrollo
rural "desde abajo" y "desde dentro". Uno de ellos, el "enfoque territorial del
desarrollo rural" que se concibe como un proceso de transformación produc1
Metodología establecida en 1998 entre la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural,
Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la Unidad de Apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la
Alimentación en América Latina (UA-FAO), para evaluar el programa de Alianza para el Campo (APC) en
México, cuya aplicación se ha realizado sin modificación alguna durante los últimos ocho años.
12
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
tiva e institucional en un espacio determinado mediante el máximo aprovechamiento de la diversidad de recursos rurales donde las principales variables son: diversidad, calidad, inocuidad, conocimiento de procesos, producción y una gobernabilidad democrática, con participación de todos los actores
involucrados (Schejtman y Berdegué, 2004).
Otro enfoque que también ha retomado relevancia en los últimos años es
"modos de vida sustentables" el cual constituye una herramienta alternativa
para interpretar y atender las problemáticas del medio rural. Se considera que
pudiera tener un mayor potencial que el enfoque territorial, dado que su
unidad estructural de análisis es la familia y sus modos o estrategias de vida,
los cuales desarrolla para satisfacer sus necesidades con los elementos del
medio que le rodean. Este principio habría sido retomado por Engels en su
obra El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado cuando dijo que
la "familia" es la unidad económica de la sociedad (<http://www.marxists.
org/espanol/m-e/1880s/origen/index.htm> 2000). Aunque representa un cierto tipo de materialismo dialéctico, su fundamento se encuentra en considerar
que la realidad social es un proceso permanente de contradicciones, mismas
que se originan en el interior de la familia y repercuten en el desarrollo de la
historia y del Estado. Desde este punto de vista, considerar que en las poblaciones menos favorecidas, esas mismas contradicciones son de tipo económico, institucional, social y ecológico, deja claro que el desarrollo rural bien
pudiera ser explicado desde esta visión (Carney, 1998; DFID, 2000)
El cambio hacia el uso de enfoques o paradigmas que incluyan nuevos
marcos de interpretación y análisis en el proceso de evaluación de las intervenciones, y además abarquen niveles múltiples de involucramiento con los
actores, que consideren la interacción o asociación con terceros estableciendo
un carácter participativo (Ashley y Hussein, 2000), y rescaten e incorporen los
conocimientos locales de los involucrados para determinar la forma en que
pueden ser evaluados en su modo de vida (Cornwall, 1996; Cornwall, 2002a;
Cornwall, 2002b; Mtshali, 2000; Sabo, 2001; Fetterman, 2005), permitirá que
las evaluaciones sean de mejor calidad y admitirán la obtención de conclusiones y directrices más apropiadas y pertinentes (Murray, 2002; Patton 2002),
ya que existe una complementariedad entre elementos de tipo cuantitativo y
cualitativo (Viñas, 2004).
Julio - Diciembre de 2009
13
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
En 1995 se instrumentó en México el Programa llamado Alianza Para el
Campo2 (APC), después denominado Alianza Contigo, como parte de las
estrategias agropecuarias oficiales orientadas a impulsar una participación
corresponsable de productores y fomentar la organización en unidades
económicas viables que permitieran la ejecución de los programas
agropecuarios.3 Desde entonces, APC ha sido la principal estrategia oficial para
el desarrollo agropecuario y rural de México. Para su aplicación existen cuatro
grandes áreas de atención estratégica: a) Reconversión productiva, b) Integración de cadenas agroalimentarias y de pesca, c) Atención a grupos y
regiones prioritarias, y d) Atención a factores críticos (SAGARPA, 2005).
A partir de lo anterior, se tomó para este trabajo, y como caso de estudio,
parte del Programa de Desarrollo Rural.4 Éste ha operado bajo tres subprogramas que son: Apoyo a Proyectos de Inversión Rural5 (PAPIR), Desarrollo de
Capacidades en el Medio Rural (PRODESCA), Fortalecimiento de Empresas y
Organización Rural (PROFEMOR). El PAPIR ha sido el más notable de ellos por ser
el programa donde se han hecho tangibles por parte de los productores bienes
e infraestructura, y se ha invertido en ello la mayor cantidad de recursos económicos destinados al desarrollo rural en los últimos años.
Con el PAPIR se ha buscado, según la versión oficial de SAGARPA (2005), satisfacer la demanda de la población que vive en zonas con alto grado de marginación, dando atención a productores de bajos ingresos, con énfasis en grupos y regiones prioritarias que consideran preferentemente la asociación de
mujeres, jóvenes, indígenas, discapacitados y personas de la tercera edad con
o sin acceso a la tierra; con el fin de propiciar condiciones para su desarrollo
humano, económico y social e inducir su participación activa, equitativa e inte-
2
Programa gubernamental general que promueve el desarrollo agropecuario a través la unión de programas específicos sectorizados.
3
Programas específicos sectorizados enmarcados en el programa Alianza para el Campo (Fomento
Agrícola, Fomento Ganadero, Desarrollo Rural, Sanidad Agropecuaria, Información para el Desarrollo Rural
Sustentable, Acuacultura y Pesca y del Fondo de Estabilización, Fortalecimiento y Reordenamiento de la
Cafeticultura).
4
Programa sectorial específico inscrito en Alianza para el Campo.
5
Subprograma de Desarrollo Rural destinado a productores de áreas marginadas y bajos recursos
económicos.
14
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
gral a través de proyectos de inversión productiva, asistencia técnica, capacitación y organización (SAGARPA, 2003).
El objetivo del presente trabajo fue identificar los indicadores (económicos,
sociales, ambientales) que no han sido considerados por las metodologías
tradicionales (SAGARPA-FAO) y que son fácilmente perceptibles por los usuarios, además pueden contribuir de manera importante a evaluar y monitorear una parte del impacto de las intervenciones de los programas de desarrollo rural. Explican así de manera detallada y precisa lo que sucede con algunos
procesos de transferencia tecnológica desde el interior de las unidades de
producción.
2. Materiales y métodos
2.1 Selección de entidad de estudio
El estudio se realizó en el municipio de Villa Victoria, Estado de México, localizado a 46 kilómetros al noreste de la capital del estado y a 111 kilómetros de
la Cd. de México. Se caracteriza por ser una región donde se encuentra asentado parte del grupo étnico Mazahua, la agricultura es de subsistencia y la
ganadería es de traspatio. Ha sido oficialmente identificado como el municipio
con mayor índice de marginación (1.07649) se ubica en el lugar 374 de los
municipios pobres que se encuentran en otros estados del territorio mexicano
(CONAPO, 2000) (cuadro 1).
Cuadro 1. Total de comunidades del municipio de
Villa Victoria por grado de marginación y régimen territorial
Marginación
Sin clasificar
Muy Alto
Alto
Medio
Bajo
Total
Total de comunidades
10
24
69
6
2
111
Régimen territorial
110 Rurales
1 Urbana
Fuente: CONAPO, 2000.
Julio - Diciembre de 2009
15
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
2.2 Identificación de beneficiarios
de PAPIR seleccionados para el estudio
Se consultó información secundaria generada por la SAGARPA relacionada con
los programas de Alianza Contigo como son: anexos técnicos 2004 y 2005, listado de beneficiarios 2004, 2005 y 2006, informes de evaluaciones externas y
bases de datos de años anteriores. La información fue de tipo administrativoinformativa6 (ubicación, localización del beneficiario, recursos económicos
invertidos, folios de identificación, etc.).
2.2.1 Selección de la muestra
En el 2004 el total de solicitudes apoyadas por el programa PAPIR en Villa
Victoria fueron 215, las cuales se consideraron para el estudio como población
total y se agruparon en función de los apoyos otorgados en seis grupos, de
acuerdo a la similitud de los bienes recibidos y a la frecuencia de los mismos,
con la finalidad de homogeneizar la información y poder marcar diferencias
entre los diferentes bienes subsidiados; mediante un muestreo aleatorio simple (Cochran, 1963) con un error de ±5% y un nivel de confianza de 95%, utilizando la siguiente fórmula:
n=z 2χ
N.p.q
2
[ e (N-1)+z χ .p.q ]
2
siempre que: np>5 y nq>5
Donde:
z= Confiabilidad = 1.96
N= Número total de población = 215
p= Proporción de la variable de interés (Tienen apoyo) = 0.9
q= Proporción de la variable complementaria (No tienen) = 0.1
e= Precisión= 5.0%
n= Tamaño de la muestra = 85
6
Se refiere a la información que utiliza la SAGARPA para llevar el control interno de los programas y
de los beneficiarios, con base en la cual se realizan los informes necesarios para las diferentes áreas
administrativas.
16
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Se realizó un procedimiento de estratificación (ver cuadro 2) para cada
grupo por el procedimiento descrito por Kish (1965) con la fórmula:
ƒ h= n o ƒ h x Nh = nh
N
Donde:
N = Población total
n = Muestra general
ƒ h = Probabilidad de estimación dentro del grupo
Nh = Frecuencia original del grupo
hn = Tamaño de muestra para cada grupo
2.3. Recolección y análisis de información
Se utilizaron métodos de investigación participativa descritos por Geilfus
(2001) como son: diálogos con informantes clave, observación participante,
entrevistas semiestructuradas. La información se complementó con estadísticas oficiales en un proceso de reconocimiento, verificación y validación de la
información oficial versus la evidencia empírica recolectada y las percepciones
particulares de los beneficiarios participantes. Por un lado, se obtuvo la
opinión y percepción acerca de las propuestas regionales ya existentes, y por
otro la incorporación de las ideas, aspiraciones y proyectos de los beneficiarios.
Utilizando los conceptos del enfoque de modos de vida7 se diseñó y aplicó
una encuesta a los 85 beneficiarios seleccionados en el muestreo para el estudio. La encuesta se basó en un cuestionario integrado con matrices y preguntas, con lo cual fue posible contextualizar los aspectos socioeconómico, conocimiento y acceso al programa, vivencias ex-ante y ex-post a la percepción del
apoyo.
7
El enfoque de los modos de vida considera a las personas, sus capacidades y sus medios de subsistencia, incluidos los alimentos, ingresos y bienes. Activos tangibles son los recursos y los negocios, los
activos intangibles son las acciones y los medios de acceso. Son ambientalmente sostenible cuando se
mantienen o aumentan su nivel y tiene efecto benéfico en otros medios de subsistencia. Son socialmente
sostenible cuando se puede hacer frente y recuperarse del estrés o crisis garantizando el porvenir de generaciones futuras (ver http://www.livelihoods.org/SLdefn.html).
Julio - Diciembre de 2009
17
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
Cuadro 2.Clasificación de beneficiarios de acuerdo al apoyo recibido de PAPIR8
y al tamaño de la muestra en Villa Victoria 2004
Grupo
Frecuencia Original (Nh) Muestra Estratificada (nh)
1. Apoyos pecuarios
2. Maquinaria
3. Equipo pecuario
4. Material de construcción
5. Herramientas
6. Equipo agrícola
Total
50
43
56
30
24
12
215
20
17
22
12
9
5
85
Fuente: elaborado con información de SAGARPA, 2005
2.3.1 Contenido de la encuesta
El cuestionario incluyó cinco preguntas para obtener el tamaño y composición
de la familia, ingresos mensuales, nivel educativo, actividades desempeñadas.
Los resultados para este apartado se discuten con el uso de estadística
descriptiva. Con base en la estratificación realizada para el muestreo, mediante
el uso del software Minitab 14, se consideró a la variable composición familiar, para identificar diferencias estadísticas mediante un ANOVA (P< 0.05), y
una prueba de correlación de Pearson a las variables ingreso - actividades
generadoras de ingreso con la finalidad de comparar los grupos y corroborar
la congruencia de las evidencias encontradas contra los normas oficiales de
operación del programa donde se establece a la población objetivo. Una prueba de bondad de ajuste (X2 < X2 p0.05) también fue empleada para comprobar la relación existente entre las comunidades que integran el municipio de
acuerdo al grado de marginación que presentan con relación al nivel de elegibilidad general que han tenido (Ritchey, 2002).
Con diez preguntas abiertas se logró obtener: el conocimiento del programa, forma de acceso, proceso y duración de la gestión. Estas fueron del tipo:
8
En el cuadro 2, la especificación del tipo de apoyo se refiere a: apoyos pecuarios (animales ovinos,
vientres y sementales); maquinaria (sembradoras, desgranadoras, molinos de martillos y de nixtamal);
equipo pecuario (comederos, bebederos, redes de monofilamento); material de construcción (láminas,
tabiques, cemento, alambre de púas para construcción de corrales); herramientas (palas, picos, azadones,
machetes) y finalmente, equipo agrícola (aspersores de mochila, arados de tiro animal y sistemas de riego
portátiles).
18
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
¿Cuándo se enteraron de la existencia del programa? ¿Cómo se enteró? ¿Por
qué medio? ¿Dónde lo gestionaron? ¿Cómo lo gestionaron? o ¿A través de
quién lo gestionó?
Cinco reactivos fueron a manera de matrices, en las cuales los participantes
expresaron abiertamente su vivencia antes y después de ser beneficiarios del
programa. La temática que se abordó en este apartado tiene que ver con los
beneficios, el uso, los problemas, la satisfacción de necesidades y toma de
decisiones que ha generado la presencia del bien recibido mediante el programa para cada una de las familias. Esta información permitió realizar un análisis para la identificación de los indicadores que permiten evaluar el programa
bajo el enfoque de los modos de vida.
Finalmente, con dos preguntas se realizó una evaluación cualitativa, desde
el punto de vista de los beneficiarios, en relación al programa, su calidad de
vida y la modificación o no de su modo de vida, con la finalidad de verificar y
triangular la información obtenida en función del enfoque utilizado.
El cuestionario se validó y modificó previo a la encuesta; se aplicó a cinco
personas ajenas a las comunidades y al municipio seleccionado, mediante el
llenado de cuestionarios, corrección y afinación en la objetividad de preguntas. La encuesta se realizó en todos los casos mediante visitas a los domicilios particulares. En los cuestionarios se utiliza el término beneficiario, sin
embargo, éstos fueron contestados en presencia de todos o la mayoría de los
miembros de la familia del beneficiario y las respuestas fueron en consenso,
lo cual permite una interpretación integral de la información y no parcializada
hacia algún tipo de integrante de la familia. El proceso se realizó de septiembre de 2006 a enero de 2007 y únicamente se consideró a los beneficiarios del
programa en el 2004.
Con el fin de precisar la zona de estudio y proponer la solución a problemas complejos de planificación y gestión territorial asociada a la variable tiempo plasmado en una evidencia gráfica, se utilizó el sistema de información
geográfica (SIG) como herramienta (Software Arc View 3.1) para georeferenciar
la cobertura espacial del programa dentro del municipio a través de la relación
de coordenadas geográficas de localidades del INEGI (2000), la clasificación en
base al índice de marginación de la CONAPO (2000) y la presencia del PAPIR en
las comunidades durante los años 2004 - 2006.
Julio - Diciembre de 2009
19
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
3. Resultados y discusión
3.1 Situación general de PAPIR en Villa Victoria
En la figura 1 se representa el tipo y la distribución geográfica de las comunidades donde se han otorgado apoyos a través de PAPIR durante los años
2004-2006.
Figura 1. Distribución geográfica de PAPIR en Villa Victoria,
Estado de México 2004 - 2006
Fuente: elaboración propia con información de SAGARPA, 2005.
20
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Se aprecia que, aparentemente, la difusión y cobertura de PAPIR cumple con
las normas de operación oficiales en cuanto a "atender zonas de alto grado de
marginación". Sin embargo, se encontró que existe una repetición de los
apoyos en las mismas comunidades a través de los años. De 26 comunidades
atendidas en 13 de ellas se repiten apoyos por segunda o tercera ocasión, en
alguno de los años analizados (ver cuadro 3). No se encontró evidencia para
interpretar o verificar el criterio de elegibilidad, pero sí es posible deducir que,
si no existían elementos suficientes para reconsiderar las zonas atendidas,
pudiera haberse dado mayor prioridad a otras regiones que lo requerían.
Cuadro 3. Repetición de apoyos en comunidades con PAPIR en Villa Victoria
Año
Cobertura
2004
2005
2006
14
17
26
Repetitividad Anual
Repetitividad Acumulada
0
5
10
13
Fuente: elaboración propia con información de SAGARPA, 2005.
Al analizar los montos de inversión en la zona de estudio se encontró que
en 2005 hubo una disminución del mismo en 55% con relación a 2004 y, al
contrario, en 2006 un incremento de 77.34% respecto a 2005. Sin embargo,
hay que tomar en cuenta que para 2005 y 2006, el presupuesto fue inferior
que en 2004. La información también sugiere que las políticas de desarrollo
poseen lineamientos estrictos en relación a la constitución de la inversión
(gobierno-productor) en la cual en promedio el gobierno ha proporcionado
55.57% del monto total y 44.43% restante ha sido aportado por los productores (ver cuadro 4).
Cuadro 4. Inversión e incremento anual de PAPIR en Villa Victoria
Año
2004
2005
2006
Total
Gobierno
521549.4*
234650.0*
416138.4*
292067.6
131404.0
233037.5
Productores Incremento
229481.7
103246.0
183100.9
-105407.0
-286899.3
181488.3
Fuente: elaboración propia con información de SAGARPA (2005).
*Cifras en dólares americanos.
Julio - Diciembre de 2009
21
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Cuando el comportamiento geográfico del programa a través del tiempo
fue analizado con una prueba no paramétrica (X2 < X2p0.05), no se encontró
relación en las variables, los valores encontrados se ajustan a la relación teórica esperada de las comunidades beneficiadas cada año en reciprocidad a la
proporción existente con base en el índice de marginación (gráfica 1), lo cual
fundamentaría la versión oficial sobre el apoyo de los programas a las zonas
marginadas. Sin embargo, información adicional recolectada sugiere una tendencia hacia el sector categorizado seguido del nivel medio, bajo y muy alto,
teniendo como base las normas de operación del programa. Al ser la coinversión un elemento necesario para la ejecución del programa, se benefician los
grupos socioeconómicos de mayores ingresos en el contexto de las comunidades por lo que se evidencia una deficiencia en la planificación del programa para la selección de los beneficiarios. Dicho de otro modo, a pesar de ser
un programa destinado a zonas con alto grado de marginación, el tipo de
apoyo no queda en manos de personas de bajos o escasos recursos. Lo anterior puede ser una razón por la cual no se generan impactos importantes en
el medio rural.
Gráfica 1. Prueba bondad de ajuste para PAPIR de 2004-2006
Fuente: elaboración propia con información de SAGARPA, 2005.
22
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
3.2 Situación de los beneficiarios
La composición familiar, respecto a la cantidad de miembros de las familias
encuestadas para cada uno de los grupos, no muestra diferencia significativa
(ANOVA, p > 0.05). En relación al nivel de educación, el más alto alcanzado es
preparatoria. Además, los niveles máximos terminados en el resto de los grupos son primaria y secundaria, con una concentración de población 44.8% y
36.4% respectivamente, el resto son 6.8%, sin ningún tipo de estudios, 11.8%
preescolar y 0.2% preparatoria.
Por otra parte, las actividades que generan ingreso en las unidades familiares se muestran en la gráfica 2. Las pruebas de correlación de variables indican un grado de correlación positivo significativo en todos los casos. Sin
embargo, la evidencia muestra que las actividades no agropecuarias
mostraron ser mejor remuneradas comparadas con las agropecuarias. El
ingreso promedio mensual en las familias fue de $338.80 dólares, con un
rango mínimo y máximo de $261.56 y $443 respectivamente.
Gráfica 2. Correlación entre actividades generadoras de
ingresos - Ingreso en las familias de los beneficiarios
Fuente: elaboración propia con información de campo.
Julio - Diciembre de 2009
23
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
El análisis anterior muestra que en entidades pobres como las del municipio de Villa Victoria, las principales actividades generadoras de ingreso no son
agropecuarias. Esta es una evidencia similar a la reportada por De Janvry y
Sadoulet (2004) en Hacia un Enfoque Territorial del Desarrollo Rural. Actividades como la albañilería, choferes de taxis y obreros de industria, se han convertido en las principales fuentes de ingreso acompañadas de las remesas
provenientes de los migrantes en zonas urbanas más cercanas, ya que este
tipo de actividades no se realizan en los lugares de origen. Ello sugiere la
necesidad de una reorientación hacia el tipo de apoyos que se promueven con
los programas de desarrollo, en este caso con PAPIR y los de otras instituciones
y dependencias interesadas por abordar este tema.
Respecto a la forma interna en que se realizó la implementación del programa, de acuerdo a las encuestas, se identificó que una mayor proporción
(64.7%) de los beneficiarios tenía conocimiento previo de la existencia del programa. El 35.2% restante no conocía el origen del apoyo. El medio por el cual
tuvieron conocimiento de la existencia del programa fue por información
directa de los delegados, líderes de organizaciones sociales y carteles pegados
en oficinas y otros establecimientos. Sin embargo, en el grupo 19, en 90% de
los casos la transferencia de información fue a través de los delegados de la
comunidad, el resto fue 5% publicidad y 5% líderes de organizaciones sociales.
En los grupos 2, 3, 4, 5 en el cien por ciento de los casos, fue a través de
líderes de organizaciones sociales, en el grupo 6 el cien por ciento fue a través
de la lectura de publicidad pegada en oficinas y establecimientos.
La ruta tomada para la gestión del apoyo en todos los casos fue, productor
-organización social- Oficinas Municipales del Centro de Apoyo al Desarrollo
Rural de la SAGARPA (CADER). El tiempo promedio que transcurrió para que las
personas obtuvieran de manera definitiva su apoyo fue de 8.4 meses (cuadro
5).
La información encontrada coincide con lo reportado en la Evaluación
Nacional Externa, en 2005 al Programa Desarrollo Rural 2004, efectuada por
la FAO a solicitud de la SAGARPA. En la misma, se aprecia uniformidad (situación
socioeconómica similar) en el tipo de beneficiarios en relación a la composición familiar, ingresos económicos y nivel de escolaridad. No obstante, las
9
24
Regresar a la agrupación original en la determinación del tamaño de muestra.
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Cuadro 5. Tiempo de espera para la obtención final del apoyo vía PAPIR
Grupo
Tiempo de
respuesta
Tiempo de
entrega
Tiempo de
espera total
Lugar de entrega
1 Apoyos pecuarios
2 Maquinaria
3 Equipo pecuario
4 Material de construcción
5 Herramientas
6 Equipo agrícola
8.6
7.7
7
3
4
4
3.8
4.1
3
1
2
2
12.4
11.8
10
4
6
6
EXPOSICIÓN
CADER
PRESIDENCIA MUNICIPAL
CADER
CADER
CADER
Fuente: elaboración propia con información de campo. Tiempo: son los meses promedio transcurridos
Lugar de entrega: espacio físico donde se entregó el apoyo.
Cuadro 6. Razones y propósitos de los beneficiarios para gestionar un bien PAPIR
y la función que desempeña en la unidad de producción
Grupo
Razones
Propósitos
Función
Producción, consumo,
Ingreso, amortiguamiento, seguro
Ingreso, producción
1 Apoyos pecuarios
Oportunidad de tener
más animales
Tener más animales y
mejorar genética
2 Maquinaria
Necesidad de la
maquinaria y oportunidad de adquirirla a
menor precio
Tener su propia
maquinaria
3 Equipo pecuario
Oportunidad de obtener
el equipo a un menor
precio
4 Material de construcción
5 y 6 Herramientas
y equipo agrícola
No dejar pasar la
oportunidad, para algo
puede servir en el
futuro
Oportunidad de obtener Tener donde encerrar
el material a un menor
a los animales y evitar
precio
el robo
Oferta (el precio es muy Tener su propio equipo
accesible)
y herramientas
disponibles en casa
Ingreso
Seguridad
Productividad
Fuente: elaboración propia con información de campo. Tiempo: son los meses promedio transcurridos
Lugar de entrega: espacio físico donde se entregó el apoyo.
Julio - Diciembre de 2009
25
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
principales razones y propósitos por los cuales las personas han solicitado un
apoyo vía PAPIR, no es precisamente la necesidad prioritaria, sino una cuestión
originada por la oferta y publicidad realizada por las dependencias promotoras; motivo por el cual la población no desaprovecha la oportunidad de
adquirir algún tipo de bien (apoyo) a un precio accesible (subsidio).
Por otro lado, algunas de las funciones que desempeñan los apoyos dentro
de las unidades de producción están totalmente previstas por los beneficiarios
y otras surgen posteriormente al otorgamiento del bien. Esto se observa en
cuadro 6, donde la razón para obtener el bien surge de una necesidad específica y el propósito para un fin productivo o por un aprovechamiento oportunista. La razón es simple, las condiciones de vida de las personas de pocos
recursos económicos no les permiten planificar el uso de sus bienes para
cumplir objetivos a largo plazo. Sus diversas necesidades son diarias por lo
cual disponen, deciden y hacen uso de sus recursos en función de estas
necesidades a corto plazo y la satisfacción de todas ellas se asocia a la disponibilidad de bienes o materiales con que cuentan o que se presentan de oportunidad.
3.3 Identificación de indicadores
Podría argumentarse, dados los métodos utilizados, que los indicadores cualitativos identificados pudieran ser considerados como subjetivos por las ciencias exactas y corrientes positivistas. Sin embargo, proveen información igualmente valiosa que los indicadores cuantitativos empleados por las ciencias
sociales, ya que especifican claramente la posición en cuanto a los objetivos
planteados.
Un resumen de los indicadores encontrados se observan en el cuadro 7,
en el que se observa que, para los grupos 1-4 existen económicos, sociales y
ambientales y para los grupos 5 y 6 únicamente económicos y sociales. Los
tipos de indicadores difieren entre cada tipo de apoyo recibido. Económicos
está presente en todos los grupos y son los de mayor importancia, de acuerdo a las respuestas de los participantes, aunque no son iguales y se interpretan de manera diferente para cada caso particular. Por otro lado, los sociales
y ambientales también son de importancia y pueden ser elementos fundamentales para planificar la evaluación de programas y políticas; así como para
26
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
Grupo
Tipo de Indicador
Sub-Indicador
Egresos
Consumo
1
2
Dinero en efectivo obtenido directamente de
los borregos
Producción de más borregos
Dinero en efectivo gastado en los borregos
(Adquisición, alimento, forraje, medicamentos,
veterinario, etc.)
Pérdida de un animal por causa imprevista e
involuntaria
Hacer uso de los animales para alimentarse o
vender la carne (animales utilizados)
Dinero en efectivo recibido por venta /semestre/ año a partir de
los animales obtenidos vía PAPIR
Cantidad de animales incrementada (número de cabezas o animales vivos) derivados directamente del PAPIR
Dinero en efectivo gastado en los animales antes y después de
conseguirlos/mes/semestre/año
Número de animales muertos, robados o extraviados que
pertenecen al apoyo de PAPIR
Número de animales sacrificados para comer, vender en canal o
vivos/mes/semestre/año
Sociales
Organización
Familiar: colaborar en el cuidado de los animales (Acordar quién y a qué hora se va atender a los animales)
Número de actividades realizadas para atender a los animales
Horas empleadas para atender a los animales
Quién realiza las actividades
Ambientales
Estiércol
Estiércol producido
Uso del estiércol
Fertilización de terrenos
Cantidad de kilogramos o costales de estiércol obtenidos de los
animales obtenidos de PAPIR
Metros cuadros o superficie fertilizada con estiércol
Económicos
Ingresos
Egresos
Subsidio
Dinero en efectivo por concepto de renta
Gastos de reparación y mantenimiento
Dinero en efectivo no gastado por concepto de
compra
Dinero en efectivo que percibe por la renta/semana/mes/año
Dinero en efectivo gastado en reparación y
mantenimiento/mes/semana/año
Dinero en efectivo que no gastó durante la compra
Sociales
Ambientales
Relaciones
Contaminación
(Ruido)
Reforzar relaciones o crear nuevas (cuando
prestan o rentan el equipo)
Incomodidad hacia los vecinos
Número de relaciones nuevas o reforzadas de tipo familiar y
social en general
Favores realizados a otras personas
Conflictos ocasionados por el uso de la maquinaria
Horas promedio que utiliza la maquinaria
Page 21
Económicos
Información específica orientativa
11:37 AM
Ingresos
Descripción
6/23/2009
Cuadro 7. Resumen de indicadores - sub indicadores y descripción por grupo (Parte 1)
Cuadro 7. Resumen de indicadores - sub indicadores y descripción por grupo (Parte 2)
Grupo
3
Tipo de Indicador
Ingresos
Sociales
Subsidio
Ambientales
Relaciones
Dinero en efectivo generado indirectamente por
venta de peces
Dinero en efectivo no gastado por concepto de
compra
Reforzar relaciones o crear nuevas
Contaminación
Basura
Subsidio
Plusvalía
Dinero no gastado por concepto de compra
Incremento en la posesión de infraestructura
del hogar
Por poseer nuevos bienes
Sociales
Reconocimiento
social
Ambientales
Conservación o
regeneración natural
Por efecto de la delimitación de territorio
Económicos
Subsidio
Dinero no gastado por concepto de compra
Relaciones
Reforzar relaciones o crear nuevas
11:37 AM
Page 22
4
6/23/2009
Descripción
Económicos
Económicos
RES342.qxp
Sub-Indicador
5
Sociales
Fuente: elaboración propia.
Información específica orientativa
Dinero en efectivo obtenido por la venta de
peces/semana/mes/años
Dinero en efectivo que no gastó durante la compra
Número de relaciones nuevas o reforzadas de tipo familiar y
social en general
Cantidad de favores realizados a otras personas
Cantidad de basura producida kg o costales
Dinero en efectivo que no gastó durante la compra
Valor en pesos que se incrementó su patrimonio construido
Cómo considera su posición social ahora que posee un nuevo
bien, igual, mejor, peor
Cómo lo considera el resto de la comunidad (estatus social),
igual, mejor, peor
Metros cuadrados o superficie protegida con al apoyo recibido
Dinero en efectivo que no gastó durante la compra
Número de relaciones nuevas o reforzadas de tipo familiar y
social en general
Cantidad de favores realizados a otras personas
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 23
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Cuadro 8. Principales diferencias entre la metodología oficial y propuesta
Diferencia
Oficial
Enfoque
Socioeconómico - Técnico
Teoría
Muestra
Económica
No es representativa
Herramientas
Encuestas con preguntas
cerradas
Propuesta
Modos de Vida Sustentables (económico,
natural, físico, humano, social)
Sistemas
Tiene representatividad
Encuestas con preguntas abiertas y matrices
Técnicas participativas
Fuentes de información Plan nacional de desarrollo
Reglas de operación
Informes de años anteriores
Beneficiarios (titular)
Funcionarios
Plan nacional de desarrollo
Reglas de operación
Informes de años anteriores
Beneficiarios (familias)
Funcionarios
Clasificación
Tipo de apoyo
Preestablecida
Agrícolas
Pecuarios
No agropecuarios
Indicadores
Ingreso
Empleo
Inversión
Capitalización
Cambio tecnológico
Flexible (se adecua en función de las evidencias)
Agrícolas: Herramientas, Equipo Agrícola
Pecuarios: Animales, Equipo Pecuario
No agropecuarios: Maquinaria, Material de
Construcción
Económicos: Ingreso, Egresos, Subsidio
Sociales: Organización y relaciones sociales,
Reconocimiento social, Satisfacción personal
Ambientales Contaminación, Regeneración o
conservación del medio ambiente
Cambio e impacto tecnológico
Fuente: elaboración propia con base en la Evaluación Externa del programa Desarrollo Rural, 2005.
determinar cuáles serán los elementos a cuantificar con indicadores
económicos.
Los indicadores expuestos son exclusivamente aquellos que fueron detectados por los beneficiarios encuestados, pero pueden permitir analizar y
entender el resultado de las evaluaciones oficiales actuales, proporcionando
detalles más precisos cuando hacen falta datos cuantitativos, ofreciendo puntos de vista útiles en cuanto a procesos causales inherentes al uso de los recursos en las estrategias de vida. Se sugiere la aplicación y uso de estos conceptos como elementos complementarios a procedimientos centralizados en la
cuantificación de cambios económicos.
Julio - Diciembre de 2009
29
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 24
E
S T U D I O S
SOCIALES
Las principales diferencias entres los procedimientos oficiales vigentes de
evaluación y la propuesta del presente trabajo se aprecian en el cuadro 8 en
el cual queda claro que la incorporación de otros enfoques para abordar la
problemática, no pretende desplazar a la existente, simplemente la complementa explicando lo que sucede a un nivel más preciso. Estas diferencias
podrían determinar si en verdad se generan efectos o impactos con los proyectos y, si es así, cómo se modifican o permanecen después de haber finalizado.
3.4 Impacto relativo
En el cuadro 9, se observa el número de respuestas referentes al impacto de
PAPIR con base al punto de vista particular de los beneficiarios considerando las
variables de impacto (mucho, poco y nada). En las 85 encuestas realizadas, la
mayor concentración de respuestas tanto para el impacto económico como
para el modo de vida fue Nada seguido de Poco y Mucho impacto. El no presentar cambios significativos se debe a que la mayoría de los beneficiarios ya
realizaban las actividades necesarias para poder obtener recursos económicos
(con o sin el bien solicitado). Otra razón de que existan escasos cambios se
debe a que carecen de innovación y las costumbres y tradiciones de las personas se encuentran por encima de las propias innovaciones, aunado a que en
su mayoría son acciones aisladas, sin seguimiento, por lo tanto insuficientes
para modificar sus estrategias de vida por eso problema de la subsistencia
sigue inalterable para estas personas.
Cuadro 9.Respuestas del impacto cualitativo de PAPIR en Villa Victoria
Nivel
Mucho
Poco
Nada
Económico
Modo de Vida
6
34
45
7
35
43
Fuente: elaboración propia con información de campo.
30
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 25
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Conclusiones
Los resultados del análisis espacial del PAPIR de 2004-2006, indican que el
acceso por parte de la población se ha restringido a unas cuantas comunidades. Los montos de inversión y porcentajes aportados son similares en los
tres años analizados, situación que puede ser consecuencia de un aferrado y
arraigado concepto que se tiene del enfoque territorial sobre el desarrollo
rural. La reinversión y recapitalización con un objetivo productivo sobre el
mismo territorio, continúa siendo el elemento central del desarrollo a pesar de
la adopción de nuevos conceptos.
La composición familiar, la cantidad de ingresos generados mensualmente
y el nivel de educación de las familias beneficiarias son muy similares para
todos los grupos. PAPIR ha sido demandado por cuestiones de oferta; hacen
falta diagnósticos precisos sobre las verdaderas necesidades locales. Por otra
parte, no existe un criterio claro que defina y verifique la población objetivo,
son sujetos susceptibles de serlo por el hecho de habitar en la región de incidencia, independientemente del nivel socioeconómico que posean.
En relación a los indicadores, los económicos son complementados con el
aporte y significado de sociales y ambientales, ya que en ellos se explica gran
parte, el empoderamiento que reciben los productores y repercute en comportamientos posteriores y en la transmisión de conocimientos dentro de las
unidades de producción o de la familia. Lo anterior permite percibir con mayor
exactitud los cambios que se generan al analizar cualquier acción realizada.
Contar con esta información puede ser de gran utilidad para realizar estudios
comparativos y de seguimiento a los programas que pretenden el fomento al
desarrollo rural dando explicaciones más objetivas sobre la realidad social que
existe.
En cuanto al enfoque, en países como el nuestro donde la pobreza cada vez
es más difícil de erradicar se ha provocado la adopción de orientaciones alternativas de desarrollo para abordar la problemática. Enfoques teóricos como
los Modos de Vida y metodológicos como la Investigación Participativa Rural,
que son utilizados actualmente y siguen vigentes en países en desarrollo por
su utilidad práctica y conceptual, son muy poco empleados en la identificación
de indicadores y evaluación de impacto de las políticas y programas de desarrollo en México. Sin embargo, está bien demostrado que generan una visión
Julio - Diciembre de 2009
31
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 26
E
S T U D I O S
SOCIALES
más amplia, dado que la experiencia que los beneficiarios poseen proviene de
un conocimiento histórico y multicausal que les ha permitido sobrevivir hasta
la actualidad. Esto va más allá del criterio considerado por la burocracia; los
logros obtenidos con las acciones emprendidas dejan claro que el combate a
la pobreza es algo más que propiciar el desarrollo a partir de la inversión en
bienes de capital, cuya vida útil o productiva es relativamente corta como lo
son los bienes subsidiados en 2004 con el subprograma PAPIR.
Lecciones aprendidas
Villa Victoria es un municipio con un nivel cultural y económico muy pobre.
Existen grupos consolidados con ideologías políticas, por lo cual usar enfoques que consideran al elemento humano y su entorno como los elementos
de mayor importancia en todo proceso de desarrollo amplía la visión que se
tienen sobre sí mismos. Relacionarse con los actores y hacer hincapié en la
necesidad que expresen abiertamente su pensar y en ocasiones su sentir trajo
como consecuencia una reflexión y un autoaprendizaje que les permite diferenciar entre procesos de proselitismo político y procesos de desarrollo, dejando claro que los responsables del propio desarrollo son ellos mismos.
Recomendaciones para el futuro
En el caso de zonas como Villa Victoria, es necesario coordinar y planificar
desde un inicio las actividades a realizar en conjunto con las dependencias u
organizaciones que realizan los trámites de gestión y ejecución para los programas. Es pertinente la interdisciplinariedad y la actualización de los sistemas
de seguimiento y evaluación, permitir la crítica y el diálogo abierto entre
actores. Las recomendaciones en procesos como el presente son aplicar el
mismo enfoque de evaluación a los diferentes programas dentro del área de
estudio. También es necesario corroborar y comparar los resultados con trabajos en entidades con similares y diferentes características socioeconómicas
(marginación muy alta, alta, media y baja) lo que permitirá contrastar y unificar
criterios para la creación de una propuesta metodológica aplicable en diferentes niveles de desarrollo, guiada bajo el enfoque de los modos de vida y la
investigación rural participativa.
32
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 27
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Agradecimientos
Al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), al Centro de
Investigación en Ciencias Agropecuarias (CICA-UAEM) y a la Universidad
Autónoma del Estado de México (UAEM), por el espacio y los recursos económicos para la realización del presente trabajo.
Julio - Diciembre de 2009
33
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 28
E
S T U D I O S
SOCIALES
Referencias
Altieri, M. (1995) Agroecology: The Science of Sustainable Agriculture.
Boulder, Colorado, West View Press.
Ashley, C. y K. Hussein (2000) Developing Methodologies for Livelihood
Impact Assessment: Experience of the African Wildlife Foundation in
East Africa. Documento de trabajo, número 129 del ODI, Londres.
Disponible en: www.odi.org.uk/publications/working.html. [Accesado el
día 20 de septiembre de 2006].
Carney, D. (1998) Sustainable Rural Livelihoods, What Contribution Can We
Make? Documento presentado en DFID Natural Resources Advisers'
Conference. Julio, DFID, London.
Cochran, G. (1963) Sampling Techniques. Wiley, Nueva York.
CONAPO, Consejo Nacional de Población (2000) Índices de marginación a
nivel localidad con base en el XII Censo General de Población y
Vivienda 2000. Disponible en: www.conapo.gob.mx. [Accesado el 20 de
noviembre de 2005].
Cornwall, A. (1996) "Towards Participatory Practice: Participatory Rural
Appraisal (PRA) and the Participatory Process" en K. de Koning, y M.
Martin (eds.), Participatory Research in Health: Issues and Experiences.
Zed Books, London.
Cornwall, A. (2002a) "Beneficiary, Consumer, Citizen: Perspectives on
Participation for Poverty Reduction" en SIDA Studies. Número 2,
Stockholm, Sweden: Swedish International Development Cooperation
Agency.
(2002b) Making Spaces, Changing Places: Situating Participation in
Development. IDS Working.
De Janvry, A. y E. Sadoulet (2004) Hacia un enfoque territorial del desarrollo rural, Cuarto Foro Temático Regional de América Latina y el Caribe
"Cosechando oportunidades: Desarrollo Rural en el Siglo 21". Banco
Mundial-Sociedad Civil, San José, Costa Rica, del 19 al 21 de octubre de
2004. Disponible en: http://www.bancomundial.org/cuartoforo/text/
AJANVRY-PAPER-Oct20-2004.pdf [Accesado el 7 de enero de 2009].
DFID, Department for International Development (2000) Hojas orientativas
sobre medios de vida sostenible, Marco de los medios de vida.
Disponible en: http://www.oneworld.org/odi/keysheets/ [Accesado el 10
de septiembre de 2005].
Dorward, A., S. Anderson, P. Pattison, J. Rushton y E. Sánchez (2005) Guía
de indicadores y métodos para la evaluación de la aportación de la
crianza de ganado en los modos de vida de los pobres. Department of
Agricultural Sciences-Imperial College London.
34
Volumen 17, Número 34
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 29
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Fetterman, D. (2005) Empowerment Evaluation Principles in Practice.
Capítulo 3, Nueva York, Guilford Publications.
Geilfus, F. (2001) 80 herramientas para el desarrollo participativo, diagnóstico, planificación monitoreo y evaluación. Secretaría de
Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación
(SAGARPA), México, D. F.
Gonsalves, F. (2001) "Escalar: lo que hemos aprendido en los últimos
talleres" en Low External Input Sustainable Agriculture (LEISA). Vol. 17,
número 3, Perú, pp 5-9.
INEGI, Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (2000) XII
Censo Nacional de Población y Vivienda del 2000. Disponible en:
www.inegi.gob.mx. [Accesado el 10 de septiembre de 2005].
Kish, L. (1965) Survey Sampling. John Eiley & Sons, New York.
Minitab Release 14 (2003) Manual de usuario. Addlink Software Científico,
S.L.
Mtshali, S. (2000) "Monitoring and Evaluation of Women's Rural
Development Extension Services in South Africa" en Development
Southern Africa 17(1), pp. 65-73.
Murray, R. (2002) "Citizens Control of Evaluations: Formulating and
Assessing Alternatives" en Evaluation. 8(1) pp. 81-100.
Patton, M. Q. (2002) "A Vision of Evaluation that Strengthens Democracy"
en Evaluation. 8(1) pp. 125-139.
Pretty, J. N. (1995) Regenerating Agriculture: Policies and Practice for
Sustainability and Self-reliance. Earthscan Publications Ltd., London
England.
Quispe, L. A. (2006) "La necesidad de formación de capacidades para la
gestión del desarrollo rural territorial" en Región y sociedad [en línea],
18(36), pp. 177-194. Disponible en: http://www.colson.edu.mx/absolu
tenm/templates/revista.aspx [Accesado el 30 de octubre de 2008].
Ritchey, J. F. (2002) Estadística para las Ciencias Sociales. Estados Unidos,
Mc Graw-Hill
Sabo, K. (2001) The Benefits of Participatory Evaluation for Children and
Youth. PLA Notes, London, International Institute for Environment and
Development.
SAGARPA, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación (2005) Informe de Evaluación Nacional Externa Programa
Desarrollo Rural. Disponible en : http://www.sagarpa.gob.mx. [Accesado
el 10 de septiembre de 2006].
(2003) Reglas de Operación Alianza Contigo 2003, DOF. 25/07/03.
Disponible en: http://www.sagarpa.gob.mx/desarrollorural/programas/
Julio - Diciembre de 2009
35
RES342.qxp
6/23/2009
11:37 AM
Page 30
E
S T U D I O S
SOCIALES
pdr03/alianza2003.html [Accesado el 10 de septiembre de 2005].
Schejtman, A. (2003) Desarrollo rural: condiciones, experiencias y búsqueda de nuevos paradigmas. Documento elaborado para Fodepal y FAO.
Schejtman, A. y Berdegué, J. (2004) Desarrollo territorial rural, debates y
temas rurales. Centro latinoamericano para el desarrollo rural.
Disponible en: www.rimisp.org/getdoc.php?docid=870 [Accesado el 5
de octubre de 2008].
Viñas, V. (2004) "Evaluación cualitativa de programas de desarrollo regional en zonas rurales" en Revista de Estudios Regionales [en línea] (071),
pp. 13-36, disponible en: http://www.revistaestudiosregionales.com/pdfs
/pdf797.pdf [Accesado el 10 de septiembre de 2008].
36
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 1
Esquemas de innovación
tecnológica
y su transferencia
en las agroempresas
frutícolas del estado
de Michoacán
José Alberto Zarazúa*
José Luis Solleiro**
Reyes Altamirano Cárdenas***
Rosario Castañón Ibarra****
Roberto Rendón Medel*****
Fecha de recepción: junio, 2008.
Fecha de aceptación: julio, 2008.
* Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral
Regional (CIIDIR), Instituto Politécnico Nacional (IPN) unidad Michoacán
Correo electrónico: [email protected]
** Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET),
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Correo electrónico: [email protected]
*** CIESTAAM, UACh
Correo electrónico: [email protected]
**** CCADET, UNAM.
Correo electrónico: [email protected]
***** Red Innova Consultores S. C.
Correo electrónico: [email protected]
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 2
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 3
Resumen / Abstract
La presente investigación tuvo como
objetivo caracterizar los esquemas
de innovación tecnológica y su transferencia en las agroempresas frutícolas del estado de Michoacán; para
ello se mapeó una red de 137 nodos
del sistema-producto guayaba de la
región oriente de la entidad. Con el
software Keyplayer 2, se calcularon
los tres actores clave difusores y estructuradores, y con NetDraw se determinaron los actores conformantes
de la red primaria, ello hizo un total
de 33 nodos entrevistados. De éstos,
se seleccionaron tres actores para
efectuar el estudio de caso. Dichos
actores fueron elegidos por su propensión a compartir información técJulio - Diciembre de 2009
This research had as objective to
characterize the schemes of technological innovation and their transference in the fruit agroenterprises.
They were identified 137 nodes of
the guava system-product complex
in the East Region of Mexico's Michoacán State. The three key diffuser and disrupter nodes were calculated with Keyplayer 2 software and
the others actors integrating the primary network were identified using
the NetDraw 2.055 software, with a
total of 33 nodes interviewed. Three
actors were selected to carry out
detailed studies. These actors were
chosen by their propensity to share
economic and technical information,
39
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 4
E
S T U D I O S
nico-administrativa, por su nivel del
Índice de Adopción de Innovaciones
(INAI), la Velocidad de Adopción de
Innovaciones (VAI) y su relación beneficio-costo. Se encontró evidencia
de que los agroempresarios son los
principales actores en el proceso de
difusión de innovaciones, un actor
impacta a cinco y éstos en doce actores más en promedio, quienes además son los responsables de realizar
funciones directamente atribuibles a
organizaciones no gubernamentales
e instituciones de gobierno. Se diseñó una estrategia de gestión de la
innovación y transferencia tecnológicas, la cual contó con dos niveles bien
definidos, el nivel táctico y operativo.
Palabras clave: redes sociales, guayaba, proceso de difusión de innovaciones, actores clave.
40
SOCIALES
their level of Innovations Adoption
Index (INAI), of Innovations Adoption
Speed (VAI) and the benefit-cost relationship. The results shown the farmers are the main actors in the process diffusion of innovations, with a
ratio of 1 actor affecting to 5 and
these to other 12 actors in average.
These actors assume several functions directly attributable to government institutions and nongovernmental organizations. Subsequently
the proposal consists to design a
strategy of management of the technological innovation and its transference, which will have to count on
two well defined levels, the tactical
and operative level, after the strategic level
Key words: Social networks, Psidium
guajava, innovations diffusion process, keyplayers.
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 5
Introducción
E
l contexto actual en el que se encuentra la innovación tecnológica es de constante cambio. La generación, el acceso y la adaptación de
conocimientos, aunados a la aparición y difusión acelerada de nuevas tecnologías, exigen adaptaciones permanentes, lo que sin duda constituye en un
reto para la sociedad en su conjunto. El crecimiento económico y social, el
mantenimiento del empleo y la competitividad, pasan inevitablemente por la
innovación y la transferencia tecnológica. Sin embargo, la situación en el
ámbito rural no es satisfactoria en cuanto a dicho proceso se refiere, hecho
que puede analizarse en función de la situación actual del campo mexicano.
El ritmo de crecimiento del producto agropecuario ha sido la mitad del
resto de la economía mexicana y menor también que el de otros países insertos en el proceso de apertura y liberalización económica (México tuvo 1.3% de
1982 a 2000, mientras que los Estados Unidos tuvieron 3.7%; Corea, 2.3%;
China, 5.0%; Costa Rica, 3.6%; Vietnam, 4.6% y Chile, 3.3%, para ese mismo
periodo); la ocupación rural se redujo en los últimos años en más de un millón de empleos (Ibarra, 2005:354-398) y la migración en los últimos cinco
años representó más de dos millones de personas (2.2 millones) y el ritmo se
Julio - Diciembre de 2009
41
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
incrementa cada vez más (Zúñiga et al., 2005:20), y ha llegado a alcanzar para
el año 2000, 8.8 millones de habitantes.
Una de las alternativas para mejorar esta situación lo representa el desarrollo del concepto de "competitividad estructural" empleado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que plantea dar énfasis a la innovación como factor central del desarrollo económico; activar potencialidades de aprendizaje e innovación en todas las áreas y promover redes de
colaboración orientadas a la innovación y apoyadas por las diversas instituciones y por un contexto institucional capaz de fomentar la innovación (Esser
et al., 1996:39-52).
Teniendo en cuenta que el proceso innovativo y la transferencia misma son
procesos multidimensionales, que por su propia naturaleza conllevan una
serie de interacciones, tanto al interior de las empresas rurales como entre
éstas y entre organizaciones y/o grupos de agroempresarios en ámbitos tan
diversos (como son lo económico, técnico y social), habría de esperarse que
los "policy-makers" mexicanos no las aborden desde una visión lineal, concibiendo al proceso innovativo (investigación básica, investigación aplicada,
desarrollo tecnológico, marketing y comercialización) y la transferencia de tecnología (generación de tecnología, validación, transferencia y adopción) como
espacios inflexibles y sumamente ordenados, que van del paso uno al paso
cuatro. Esto repercute en que su éxito se explique en términos de un número
limitado de factores, cuando en la realidad, se trata de un conjunto de ellos
estrechamente interrelacionados, funcionando en conjunto para crear y
reforzar el tipo de entorno que facilita el éxito de la innovación y de la transferencia tecnológica, situación únicamente perceptible y valorable desde la
óptica de las Redes Sociales.
Tal perspectiva reconoce explícitamente que la innovación, producción y
comercialización de un producto, no pueden ser llevadas a cabo por una única
empresa, sino sólo en colaboración con otros agentes y como resultado de la
interacción de los mismos (Koschatzky, 2002:15). Así, mediante el estudio de
las redes, es posible reconocer las estructuras de poder (organizaciones, grupos de actores, etcétera), con lo que a partir de su identificación, análisis y
gestión, es posible facilitar procesos de intervención para el desarrollo individual de los nodos (actores) y de la red en general; de allí la importancia de
realizar estudios de caracterización de las redes de innovación.
42
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
No obstante este enfoque no es nuevo y sus orígenes se remontan al
ámbito de la antropología y de la psicología social, pero en años recientes se
ha aplicado en campos muy diversos como la política, medicina, economía,
movilidad social (Domínguez, 2004) y por supuesto en estudios de gestión de
la innovación agropecuaria. En este último ámbito, dos estudios pioneros contaron con el patrocinio de la Fundación Produce Michoacán A. C. (FPM), el
primero de ellos en el Valle de Apatzingán en el año 2003 con el sistema-producto limón mexicano (Muñoz et al., 2004); y el segundo, a nivel estado con
doce sistemas-producto en el proyecto "gestión de redes de innovación para
los sistemas-producto del estado de Michoacán" durante 2005-2006.
Posteriormente (2007-2008) la mencionada perspectiva es utilizada por la
Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación
(SAGARPA), bajo la implementación de las Agencias para la Gestión de la
Innovación (AGI)1 en diez entidades federativas (Chiapas, Chihuahua, Distrito
Federal, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Tabasco y
Tlaxcala), abarca un total de veinte redes de valor en nueve cadenas agroalimentarias y giros (hortalizas en invernadero, ovinos, cacao orgánico y convencional, bovinos, palma de aceite, aguacate, ganado criollo para rodeo, turismo
rural y pequeña agroindustria).
El objetivo del presente trabajo fue caracterizar los esquemas de innovación y transferencia tecnológicas en el sistema-producto guayaba de la
región oriente del estado de Michoacán, mediante la aplicación de la perspectiva de Redes Sociales. La conjetura hipotética que guía la investigación es la
siguiente: "Considerando la naturaleza y el carácter informal de las redes
sociales, los flujos de información y de innovaciones tecnológicas (apropiación
y desarrollo) muestran niveles de articulación y difusión basados en información cualitativa relevante que determinan su desarrollo. Por tanto, el comportamiento innovativo de cada agroempresario en lo individual se encuentra
1
Esta estrategia surge a partir del limitado impacto del Subprograma de Investigación y Transferencia
de Tecnología de la Alianza para el Campo (Programa de la SAGARPA que enmarca los principales instrumentos de política agrícola en México). Las Agencias para la Gestión de la Innovación son conformadas
por un conjunto de profesionistas, que preferentemente no sean menos de tres ni más de siete integrantes, con solvencia moral y competencias laborales complementarias que les permitan diseñar, operar y evaluar impactos de estrategias de intervención encaminadas a gestionar la innovación en cadenas
agroalimentarias, bajo la perspectiva de las Redes Sociales.
Julio - Diciembre de 2009
43
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
influenciado por el comportamiento de la red agroempresarial e institucional
en la que se encuentra inmerso".
Primero, se aborda el marco contextual, el escenario de las políticas de
innovación que han sido aplicadas en el medio rural. Segundo, se aborda el
marco teórico en el que se circunscribe el estudio. Tercero, se presenta el
marco metodológico empleado, resaltando la aplicabilidad de la perspectiva
de redes sociales en el sector rural como herramienta metodológica para la
apreciación del statu quo de las redes de valor. Cuarto, los resultados obtenidos son socializados, con especial énfasis en el accionar de los actores involucrados en el proceso innovativo y de transferencia así como sus respectivas
funciones.
I. Cambio institucional para el proceso innovativo
y de transferencia tecnológica
El problema que ha arrastrado el sector agropecuario para mejorar su capacidad de competir en cualquier mercado es la deficiente claridad en cuanto a
aplicar conocimiento para generar riqueza, es decir, implementar en todo lo
que implica la innovación, que es todo cambio basado en conocimiento que
genera riqueza (Muñoz et al., 2007:249). Por ejemplo, a partir de los noventa
el gobierno mexicano reinició la reducción del aparato nacional de investigación científica y lo que se había ganado en favorecer la capacidad de generación endógena de tecnología para hacer frente a las incesantes necesidades del sector rural, se cayó, aunado a que descuidaron las otras fases de la
innovación, por lo que no se ha logrado a cabalidad la innovación interna
necesaria para responder a las carencias del sector rural -especialmente-. Hoy
se promueve la asimilación de tecnología proveniente del extranjero, buscando que con ello que el aparato científico y tecnológico mexicanos generen las
capacidades tecnológicas intrínsecas para su adopción y difusión, proporcionando así, mayor protagonismo a la iniciativa privada.
Así, se han desregulado los procedimientos para la importación de tecnología y existe una mayor apertura a la inversión extranjera en sectores prioritarios para la nación, con el argumento de que esta es la estrategia clave para
incidir de manera óptima en la transferencia de tecnología. Por su parte, en el
gran escenario empresarial, se modificó la legislación sobre la propiedad
44
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
industrial para otorgar un mayor plazo de garantía a las empresas en la protección de las patentes, se eliminaron áreas de patentado restringido y el derecho del Estado para expropiar patentes. Adicionalmente, la inversión en ciencia y tecnología se ha mantenido constante y con tendencia a la baja con
respecto al Producto Interno Bruto tanto para los sectores industrial y
agropecuario; afianzando a México como un seguidor tecnológico. Sin embargo, simultáneamente se debilitó la capacidad del aparato nacional de investigación para la adopción y validación y, lo que es más grave, para continuar con
la generación endógena.
Con lo anterior se ha roto el ciclo completo de la innovación, que comienza con la investigación o conocimiento tácito, tecnología, adopción, mercado,
riqueza, lo que trae como consecuencia empleos e ingreso; si se interrumpe
en alguna etapa, aunque se tengan excelentes investigaciones de frontera, se
tendrán pobres resultados productivos y comerciales (Muñoz et al., 2007:250).
Al respecto Solleiro y Pérez (1996:146-148) mencionan que en la agricultura, las grandes empresas e instituciones de países industrializados, son los
principales actores de la innovación tecnológica; de tal manera que el acceso
a las nuevas tecnologías para dicho sector, se encuentra en función del
dominio sobre los procesos de transferencia y difusión de la tecnología, por
encima de su generación. Es decir, que como buen seguidor tanto México
como el sector agropecuario se ubican dentro de los sectores tradicionales y,
por tanto, se caracterizan por la presencia de muchos innovadores, geográficamente dispersos y sin límites espaciales específicos para el conocimiento y
existe un bajo grado de oportunidad, apropiación y acumulación del conocimiento a nivel de las empresas. Además, el conocimiento para las actividades de innovación es relativamente simple, genérico y en gran parte incorporado en equipo, materiales y procesos productivos.
En este contexto, no se favorece la creación de ventajas competitivas
debido al bajo grado de oportunidad -incentivos y mecanismos de protección
de las innovaciones- en la búsqueda de conocimiento que conduzca a la generación de innovaciones, ello ocasiona que la innovación en el sector no sea
tan dinámica. Se da paso así al posicionamiento de la participación estatal en
los procesos de investigación y transferencia tecnológica y se propicia la intervención de las organizaciones y las instituciones para reforzar la dinámica de
la innovación (Solleiro et al., 1996:252).
Julio - Diciembre de 2009
45
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
En este escenario, la investigación agrícola del Instituto Nacional de
Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), principal institución
de investigación agropecuaria y forestal de nuestro país, se ha debilitado
considerablemente. A partir de mediados de los años ochenta se ha restringido la contratación de investigadores y se ha reducido el personal. Se
estima que tal reducción ha sido hasta de 40% en algunos de los centros de
investigación, tan sólo en la década de los noventa. Igualmente, la política
salarial no estimula una estrategia de retención y capacitación de investigadores. Se ha restringido gravemente el presupuesto de operación de los
campos experimentales y modificado la forma de acceso a los recursos para
financiar los proyectos de investigación, mediante el establecimiento de fondos concursables.
En la segunda mitad de la década de los ochenta, el INIFAP se ocupó de formar Patronatos Regionales de apoyo a la investigación en los que se involucra
la participación de productores con financiamiento. Para 1995 se reporta la
existencia de 56 patronatos para apoyar tanto la investigación agrícola como
la pecuaria y forestal (Polanco, 1996:165). Sin embargo, bajo las nuevas orientaciones de involucrar más a la iniciativa privada en las actividades de
planeación, financiamiento y evaluación de la investigación esos patronatos
dieron pie a la formación de las Fundaciones Produce.
De esta manera, la necesidad de reformar las actividades públicas de investigación y extensión para alinearlas a las necesidades del sector productivo
originó que en 1996 se crearan los Organismos Públicos No Gubernamentales
(OPNG) gestionados directamente por productores con facultades para tomar
decisiones de asignación de recursos para Investigación y Transferencia de
Tecnología (I+TT). A estos OPNG se les denominó Fundaciones Produce (FP) y
se creó una por cada entidad federativa. Su orientación fue la identificación y
priorización de las demandas de I+TT y la canalización de recursos fiscales
mediante fondos concursables asignados a una entidad pública o privada con
la capacidad necesaria para atender la demanda en cuestión. Con este paradigma institucional donde la demanda rige las acciones de I+TT (demandpull) se buscó incrementar la participación de los agroempresarios en la definición y atención de prioridades. Sin embargo, a poco más de diez años de que
las FP se encuentran vigentes, se continúa el proceso de mejora para que sus
acciones incidan de manera significativa en la competitividad en los diversos
46
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
sistemas-producto. Por otro lado, la Ley de Desarrollo Rural Sustentable considera la creación del Sistema Nacional de Investigación y Transferencia de
Tecnología para el Desarrollo Rural Sustentable (SNITT). Ambos muestran participación en el proceso de I+TT nacional.
La presente investigación asume el hecho de que tanto las Fundaciones
Produce como el SNITT, representan estructuras institucionales con amplia
experiencia y elementos valiosos factibles de retomar para mejorar el impacto
de los recursos públicos empleados. No obstante, se señalan como limitantes
en las acciones realizadas por ambos organismos los siguientes: 1) el deficiente impulso al ciclo completo de la innovación, 2) la difusión de resultados
de los proyectos de I+TT al grueso de la población objetivo, 3) la consideración de los espacios locales como medios de innovación y difusión y 4) la
ausencia de definición de una estrategia de identificación de actores clave para
mejorar substancialmente la difusión y la consideración del territorio como
espacio de generación de innovación y valor.
Al respecto, hay que enfatizar que la tendencia de la competencia en los
mercados globales se está dando actualmente entre sectores o cadenas completas, no entre unidades productivas aisladas (Diez de Sollano y Ayala,
2004:38). Por tanto, el estudio de las relaciones entre actores de sectores o
cadenas se vuelve fundamental, al igual que la innovación. De hecho, se
plantea que los elementos medulares del concepto de "competitividad estructural" empleado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo
Económico (OCDE) son: énfasis en la innovación como factor central del desarrollo económico; una organización agroempresarial -en este caso- capaz de
activar potencialidades de aprendizaje e innovación en todas sus áreas operativas y, por último, redes de colaboración orientadas a la innovación y apoyadas por las diversas instituciones y por un contexto institucional capaz de
fomentar la innovación (Esser et al., 1996:39-52), temas que son objetivo de
estudio del presente trabajo.
II. Enfoque teórico
Para estudiar la caracterización de los esquemas de innovación y transferencia
tecnológicas en el sistema-producto guayaba de la región oriente del estado
de Michoacán, se tomaron como base los conceptos de perspectiva de redes
Julio - Diciembre de 2009
47
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
sociales y aprendizaje tecnológico (conocimiento tácito y explícito). Así, la perspectiva de redes sociales se encuentra conformada por dos ámbitos complementarios: por un lado las Redes Sociales como método de intervención social
con inicios fuertemente marcados por estudios antropológicos en sociedades
tribales africanas de la década de los años cincuenta; por el otro, el Análisis de
Redes Sociales como herramienta metodológica que comprende la faceta
cuantitativa y cualitativa de las redes sociales y que es resultado de un sinfín de
investigadores, entre ellos, físicos, matemáticos y demás especialistas
(Zarazúa, 2007:84, 85).
Se habla de una "perspectiva" con la idea de aludir al conjunto de circunstancias que rodean al observador y que influyen en su percepción o en su
juicio de las cosas, ya que desde el momento en que es posible visualizar gráficamente una red de actores, ya sea de un municipio, de una organización o
de una institución por igual, es posible evaluar logros, analizar obstáculos,
generar nuevas alternativas e implementar soluciones. Todo esto a través de
un proceso transversal y horizontal de "saberes", que promueven la homogeneización del conocimiento y la complementariedad de talentos (modificado de Dabas y Perrone, 1999:3; modificado de Maya et al., 2001:1, 2), con una
visión relacional, es decir, en la que el análisis no se construye a priori de las
categorías sociales o atributos, sino por medio de los lazos o vínculos entre los
actores involucrados e incluso no estando directamente relacionados y unidos
como para constituir grupos (Granovetter, 1973:1360).
El aporte de la perspectiva de las redes sociales en el sector agropecuario
y rural permitió profundizar el conocimiento de la estructura productiva en el
oriente del estado de Michoacán bajo un enfoque sistémico. En él, los vínculos o relaciones presentes en la red de valor influencian el accionar de cada
actor o nodo en lo individual; incide de esta forma en el proceso innovativo y
su difusión con mecanismos de aprendizaje tecnológico muy concretos. Aquí,
la naturaleza de las relaciones que se establece entre los actores (reconocimiento, conocimiento, colaboración, cooperación, asociación e inclusive la
competencia), contribuyen a la transformación gradual de la actividad económica y la dinámica social de los habitantes de ese espacio geográfico (modificado de Rovere, 1999:24, 25; Wasserman y Faust, 1999:20).
Por tanto, el aprendizaje tecnológico se concibe como un proceso mediante
el cual los agroempresarios crean conocimiento y adquieren capacidades tec48
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
nológicas (Bell, 1984:138-156; Villavicencio y Arvanitis, 1994:257-279) mediante el ir y venir en la famosa espiral de Nonaka y Takeuchi (conocimiento
tácito-explícito). Por su parte Teece et al. (1997: 509-533), aseveran que el
aprendizaje tecnológico es un proceso que envuelve repetición y experimentación, lo cual hace posible realizar de mejor manera las tareas e identificar nuevas oportunidades de producción. De esta forma, el aprendizaje es un
proceso y el conocimiento un resultado del aprendizaje. En cuanto al lugar en
donde éste ocurre, es variable y se puede llevar a cabo en los laboratorios formales de investigación y desarrollo como en el puesto de trabajo de los
empleados, aunque no exclusivamente. Desde esta perspectiva, se han identificado diversas fuentes de cambio tecnológico, muchas de ellas endógenas al
proceso agrícola en particular (Lara y Díaz-Berrio, 2003:936-947).
Es conveniente insistir en que el aprendizaje tecnológico no es automático,
es gradual y acumulativo por naturaleza, dado que se constituye como un proceso social, colectivo, local y con una dimensión tácita. Situación por la que
Bell (1984:190) indica que es necesario invertir directamente en aprendizaje
para acumular capacidades tecnológicas; más aún, la acumulación de capacidades y la asimilación de la transferencia tecnológica requieren de una estrategia deliberada de aprendizaje en función del tipo de conocimiento -conocimiento tácito/explícito- y del fin adquirir/transferir (Dahlman y Valadares,
1987:154-182; Kim, 1998:506-521).
El conocimiento explícito es aquel que se sabe, se posee y, por tanto, es el
más fácil de compartir con los demás ya que se encuentra estructurado y
muchas veces esquematizado para facilitar su difusión. Según Collison y
Parcell (2003:33) está basado en datos concretos, los cuales pueden ser expresados en lenguaje formal, por lo que son codificables y transferibles, siempre
y cuando el receptor posea las claves adecuadas para aprovecharlo, tales como
fórmulas, ecuaciones, software, entre otras. La codificación es importante,
pues con ella se reducen los costos de adquisición y difusión del conocimiento (Foray, 1997:64-85), al igual que los costos imputables al aprendizaje tecnológico, por lo que suele hablarse de un tipo de conocimiento commodity.
El conocimiento tácito es aquel que permanece en un nivel "inconsciente",
generalmente se encuentra desarticulado y se implementa y ejecuta de una
manera mecánica, dado que se compone de ideas, habilidades y valores del
individuo (Collison y Parcell, 2003: 33). Es adquirido por la experiencia y transJulio - Diciembre de 2009
49
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
ferido por demostración (Foray, 1997:64-85). Por su dificultad para ser codificado es más difícil de compartir y su validez se remite al ámbito en el que es
generado. En este sentido, la única forma de transferir este conocimiento es
a través de un tipo específico de interacción social entre quienes lo poseen y
los que quieren acceder a él. No puede ser vendido y comprado en el mercado y su transferencia es extremadamente sensible al contexto social. De esta
manera se fortalece el llamado de conocimiento público y privado, pues la
interacción de las redes permite que lo público se fortalezca, con códigos que
son propios a esas redes, y por ello su importancia (Lundvall y Johnson,
1994:23-42).
Lundvall y Johnson (1994:23-42) mencionan que bajo la predisposición
actual a la codificación de todo tipo de conocimiento existen marcadas diferencias en función de éste a catalogar. Por ejemplo, lo más codificado comúnmente responde al know-why y know-what,2 debido a que ambos se vinculan con las capacidades tecnológicas, de esta manera, se codifica el
conocimiento científico que no se está produciendo recientemente y por tanto
donde no hay competencia por alcanzarlo. Mientras, los esfuerzos para codificar el know-how son viables, la codificación del know-who3 es más complicada debido a la vinculación con las capacidades tecnológicas operacionales.
Esto quiere decir, aquellos conocimientos y experiencias necesarios para usar
las tecnologías desarrolladas por otros de manera eficiente (al respecto consultar Lall, 2000:13-68), con lo que para lograr dicha codificación, se requiere
de las redes sociales como método de estudio de la interacción social.
2
El Know-what es definido por dichos autores como el saber qué (conocimiento de qué o cuál) refiriéndose al conocimiento acerca de los hechos, es decir, la información. Por su parte, el Know-why, es el
saber por qué (conocimiento del porqué) y se refiere a los conocimientos científicos, los principios y leyes
de movimiento en la naturaleza, en la humanidad, en la sociedad, en el ámbito productivo y reproductivo, por lo que para acceder a él se requiere que las firmas interactúen entre ellas.
3
El Know-how es el saber cómo (conocimiento del cómo), es la capacidad de hacer algo. En tanto
que el Know-who es el saber quién (conocimiento del quién) se refiere a la mezcla de diferentes tipos de
calificación, incluyendo lo que puede ser caracterizado como la calificación social. Involucra la información acerca de quién sabe qué y quien conoce cómo hacer qué. Dada la naturaleza de este tipo de
conocimiento, involucra la formación y consolidación de relaciones sociales con los expertos a fin de
acceder al mismo.
50
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Los conceptos teóricos, perspectiva de redes sociales y aprendizaje tecnológico, permitirán caracterizar los esquemas de innovación tecnológica y su
transferencia en un sector tradicional como la agricultura.
III. Marco metodológico
El estudio realizado se enmarca desde un enfoque exploratorio-descriptivo,
se auxilia de un estudio de caso realizado a tres actores del sistema-producto guayaba de la región oriente del estado de Michoacán y de la perspectiva de las redes sociales, como herramienta de análisis y metodología
de intervención.
Área de estudio
El estudio se realizó en los municipios de Jungapeo, Benito Juárez, Zitácuaro,
Tuxpan, Susupuato y Tuzantla en la región oriente del estado de Michoacán,
principal zona productora de guayaba del estado. La zona se caracteriza por
ser relativamente nueva en la producción de guayaba. En 1990 representaba
1.4% de la superficie nacional cosechada; para 2006 ya participaba con 39.0%
de dicha superficie. Sus rendimientos son ligeramente superiores a los de la
media nacional (14.0 y 13.4 toneladas por hectárea, respectivamente), pero
inferiores a Aguascalientes en casi dos toneladas por hectárea (SIACON, varios
años). El presente trabajo se desarrolló en esta zona debido a la solicitud de
las instituciones relacionadas.
Rumbo a la selección de los actores
objeto de estudio de caso
Mapeo de Grandes Actores (MGA). Permitió dar inicio a la fase de campo e identificar a los actores clave difusores y estructuradores, para enseguida realizar
con ellos el Mapeo Detallado de Actores y luego el estudio de caso. En la siguiente figura se indican las etapas seguidas para determinar los actores objeto del estudio de caso en cuestión.
El MGA inició a partir de veintiún agroempresarios reconocidos, es decir, con
prestigio en la región oriente del estado por su forma de producir, mismos que
fueron entrevistados. Proporcionaron información de sus vínculos o relaciones
Julio - Diciembre de 2009
51
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Figura 1. Diagrama de flujo en la modalidad de bloques del proceso de identificación
y selección de actores objeto del estudio de caso
1
1
Fuente elaboración propia.
con otros agroempresarios, proveedores de insumos y equipo, actores de funciones múltiples, instituciones de enseñanza e investigación, instituciones de
gobierno, organizaciones de productores, prestadores de servicios profesionales y despachos de consultoría, lo que permitió construir la red.
Los veintiún agroempresarios fueron categorizados de acurdo a su perfil
considerando los siguientes roles: a) aquellos que se constituyen como
influyentes o líderes de opinión reconocidos, b) aquellos considerados de
apoyo -para la implementación de proyectos, introducción de innovaciones,
etcétera-, c) y aquellos reconocidos como de bloqueo, quienes son actores que
eventualmente, y sin interés manifiesto, resultan en rivales ante una iniciativa
de gestión de la innovación. El número total de actores "mapeados" fue de
52
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
137, entre los que se encontraron once comercializadores, 85 agroempresarios, diez actores de funciones múltiples, dos instituciones de enseñanza e
investigación, ocho instituciones de gobierno, tres organizaciones de productores, once proveedores (de insumos, equipo, entre otros) y siete Prestadores
de Servicios Profesionales (PSPs) y despachos de consultoría rural. Las entrevistas se llevaron a cabo del 4 al 16 de marzo de 2007.
Mapeo Detallado de Actores (MDA). La identificación y selección de actores
clave se realizó con el software keyplayer 2, mismo que se enfoca en la identificación de un grupo de nodos caracterizados por la habilidad de recibir todo
tipo de información de la mayoría de los nodos de la red. Los difusores Diffuse- son el grupo de nodos en la posición real de enviar información a la
mayoría de los nodos. Otro tipo de actor clave son los estructuradores de la
red -Disrupt-, es decir, aquellos nodos que en caso de desaparecer ocasionan que la red se vea fragmentada (Borgatti, 2006:21-26). La expresión
matemática del algoritmo Keyplayer 2 (Borgatti y Dreyfus, 2003) considera
el número total de actores confortantes de la red (n), además del inverso de
la distancia mínima existente de los miembros del key player set -Kp set- al
D
nodo j: R=
1
dkj , la letra R se emplea como abreviatura de alcance -reach
Σj
n
en inglés- (Borgatti, 2006:29). La letra F se emplea como abreviatura de fragmentación -fragmentation en ingles- y su cálculo corresponde a la siguiente
Σs
expresión: F=1- i
i
(s 1 -1)
(Muñoz et al., 2007:75-76).
N(N-1)
Los actores clave calculados fueron ER21, FM01 e IG06 con una cobertura
del 70.896% en una red de 137 nodos, lo que significa que los tres actores
juntos y mediante los vínculos relacionales manifestados, pueden "acceder/
difundir" a 97 nodos de la red -número sin redondear 97.12-. Los actores clave
estructuradores calculados fueron FM04, FM06 e IG06 que presentan un delta
de fragmentación de 2.9%. Esto representaría que los tres nodos juntos, y
mediante los vínculos relacionales manifestados, al removerlos "desestructuran" a tres nodos -valor sin redondeo 2.9-. Nótese que la terna de los actores
clave difusores y estructuradores comparten un actor en común: IG06.
Julio - Diciembre de 2009
53
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
Con el software NetDraw se determinó la red primaria de los actores clave
calculados (estructuradores y difusores), se hace de esta manera un total de
33 nodos entrevistados. Se les aplicaron dos tipos de instrumentos de colecta
de información en función de su perfil: i) agroempresarios-actores de funciones múltiples e ii) instituciones-organizaciones. Entre los nodos entrevistados se encontraron quince agroempresarios, cuatro actores de funciones
múltiples, seis organizaciones de productores, tres Prestadores de Servicios
Profesionales (PSPs), un comprador, dos instituciones de gobierno, un proveedor de equipo y un proveedor de insumos. Las entrevistas llevaron a cabo del
17 al 30 de marzo de 2007.
Estudio de caso. Tomando como referencia los 33 nodos del MDA, se seleccionaron tres actores para efectuar el estudio de caso, los cuales fueron los
nodos de funciones múltiples FM01 y FM06 y el agroempresario ER06. Dichos
actores fueron elegidos por su propensión a compartir información técnicoadministrativa, por su nivel del Índice de Adopción de Innovaciones (INAI), la
Velocidad de Adopción de Innovaciones (VAI) y su relación beneficio-costo.
Diseño y formulación
del instrumento de colecta de información
Los apartados considerados fueron: (i) datos generales, en donde se indica el
tipo de sistema de producción, fecha, teléfono, nombre y apellidos completos,
años como productor, entre otros, (ii) atributos, en donde se indica el municipio, localidad y superficie destinada a la producción de guayaba con que cuenta el entrevistado, (iii) dinámica de la actividad, que refiere al número de personas que trabajan en la UP, canal de comercialización de la guayaba por calidad, parámetros técnico-productivos y más, (iv) tipos de vínculos con la red
de actores y por tipo de éstas -social, de innovación y de líderes de producción-, (v) dinámica de la innovación, en donde a partir de un kit tecnológico se
pregunta al entrevistado si práctica o no determinada innovación, en caso de
que efectivamente practique dicha innovación se pregunta sobre el año de
adopción y la fuente de aprendizaje.
Conformación y formulación del kit tecnológico. Agrupa un total de 58
innovaciones categorizadas por tipo de tecnología, distribuidas de la siguiente
forma: (i) tecnología de producto, cinco innovaciones; (ii) tecnología de equi54
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
po, tres innovaciones; (iii) tecnología de proceso, diez innovaciones; (iv) tecnología de operación, 26 innovaciones; y (v) tecnología organizacional, con
catorce innovaciones. Nótese que la distribución absoluta de las innovaciones
por tecnología, no es del todo homogénea máxime en las tecnologías de producto y equipo, debido a las siguientes cuestiones:
a) La tecnología de producto se ve limitada, ya que a pesar de existir al
menos cuatro empaques agroindustriales -dos de los cuales se localizan
en el municipio de Jungapeo, uno más en Zitácuaro y el cuarto en el
municipio de Benito Juárez, Michoacán-, éstos no operan como tales,
sino más bien como centros de acopio de producto.
b) Considerando que los terrenos en donde se establecen las plantaciones
son de difícil acceso por la pendiente que los mismos presentan, las
innovaciones de esta tecnología se ven restringidas, especialmente en lo
que respecta a la mecanización del proceso de trabajo agrícola.
Hay que señalar que a pesar de la descripción de la actividad, la mayoría de
este conjunto de innovaciones son "genéricas", puesto que en los hechos cada
una de ellas puede registrar tantas variaciones como agroempresarios guayaberos se encuentren. El proceso seguido para conformar y estructurar el kit
tecnológico se especifica en la figura 2.
El proceso de conformación y estructuración del kit tecnológico alude a la
importancia que guarda la vigilancia del entorno en el proceso de innovación
y transferencia de tecnología, el cual por su misma naturaleza requirió el
apoyo de un experto en materia del sistema en cuestión y, por supuesto, de la
validación con los usuarios tecnológicos -agroempresarios-.
Captura de la información de campo
Dicho proceso se realizó en dos partes, la primera en Microsoft Office Excel
2003 y la segunda en Microsoft Bloc de Notas versión 5.1. Los apartados: (i)
datos generales, (ii) atributos y (iii) dinámica de la actividad fueron capturados
en una hoja de cálculo de Microsoft Office Excel 2003, nombrada: datos generales y atributos. La segunda hoja de cálculo concentró los costos directos
de producción y los activos de los actores considerados para el estudio de
Julio - Diciembre de 2009
55
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
Figura 2. Diagrama de flujo del proceso de conformación
y estructuración del kit tecnológico
Fuente: elaboración propia.
caso. En la tercera hoja se capturó la percepción de los actores en cuestión con
respecto a una serie de problemas identificados por ellos mismos, desde el
punto de vista técnico, financiero y administrativo, entre otros. Se indicaron los
problemas, las causas y las consecuencias. La cuarta hoja de cálculo sirvió
para capturar el apartado (v), de la dinámica de la innovación, en donde las
columnas presentes son el Id de los entrevistados, el nombre y apellidos completos, los años como productor y los años de practicar tal o cual innovación
del kit tecnológico. En la quinta hoja de cálculo se capturó la información de
las fuentes de aprendizaje de las innovaciones que actualmente se practican,
considerando como columnas el código de identificación (Id), nombre y apellidos completos y las fuentes de aprendizaje de cada innovación contenida en
el kit. Una vez que se completó la matriz fue necesario realizar un cuadro
resumen, para lo cual se contabilizaron las "nominaciones" que cada fuente de
56
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
aprendizaje observó entre los actores entrevistados y posteriormente se
asignó la proporción correspondiente (%).
La segunda parte que comprende la información del apartado (iv), tipos de
vínculos con la red de actores y por tipo de éstas -social, de innovación y de
líderes de producción-, fue capturada en Microsoft Bloc de Notas versión 5.1,
se empleó para ello el protocolo DL y el formato edgelist, no sin antes conformar el catálogo iniciado en el MGA con los actores nuevos que no han sido registrados en el anterior. Este formato -edgelist- también permite capturar vínculos relacionales entre actores de una red y el fichero generado en el bloc de
notas puede ser abierto desde NetDraw 2.055 (Borgatti, 2002).
Indicadores utilizados
En el presente subapartado se abordan los indicadores que aportan elementos de interés para caracterizar tres perfiles de actores objeto del estudio de
caso, mismos que se presentan en el cuadro 1.
Cercanía recíproca de salida. Es la capacidad que tiene un nodo de acceder al resto de los actores de la red mediante la distancia geodésica; es decir,
la distancia más corta entre dos nodos; claro que considerando el número de
relaciones. La expresión de la cercanía es: C ( K ) = n ( n - 1 )
1
Σ Dgeod
*10
donde K es un nodo y Dgeodk es la suma de las distancias geodésicas del
nodo K a todos los demás nodos conectados y n es el número de actores que
conforman la red (Wasserman y Faust, 1999:184-185).
Índice de Adopción de Innovaciones (INAI). Se calculó por tipo de tecnología
-acorde a lo planteado en el kit tecnológico- y como es de suponerse el INAI
"general" tomando como base los aportes de Muñoz et al. (2004:20), este indicador se refiere a la capacidad innovadora del productor. El INAIK es el Índice
de Adopción de Innovaciones en la tecnología "K" y se calculó de la forma sin
X i K X100 ; donde: X es la innovación "i" en la tecnología "K"
guiente: INAI K = Σ
i=1
i
n
y "n" es el número de innovaciones en la categoría "K". El INAI se calculó como
K
sigue: INAI = Σ INAI K ; donde INAIK es el Índice de Adopción de Innovaciones en
j=1
K
Julio - Diciembre de 2009
57
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 22
E
S T U D I O S
SOCIALES
la tecnología "K" y "K" es el número de tecnologías, que de acuerdo al kit tecnológico son cinco -producto, equipo, proceso, operación y organizacional-.
Velocidad de Adopción de Innovaciones (VAI). Su cálculo se especificó por
tipo de tecnología y el general" tomando como base los aportes de Rendón et
al. (2006:16-17). El VAIK es la Velocidad de Adopción de Innovaciones en la tecn
nología "K" y se calculó de la forma siguiente: VAIK =
Tagroj -
Σ
TadoplK
l=1
nK
X100 ;
Tagroj
donde: Tagroj es el tiempo en años que el agroempresario "j" se desempeña
como tal, Tadoplk es el tiempo de adopción en años de la innovación "l" en la
tecnología "K" y "nk" es el número de innovaciones en la categoría "K". El VAI se
n
calculó como sigue: VAI = Tagroj -
Σ
Tadopi
i=1
X100 ; donde donde: Tagroj es el
n
Tagroj
tiempo en años que el agroempresario "j" se desempeña como tal, Tadopi es
el tiempo de adopción en años de la innovación "i" y "n" es el número de total
de innovaciones.
Resultados obtenidos
El actor ER06 es un difusor de innovaciones adecuadas y como es de esperarse, esto le representa altos costos internos, mismos que se ven reflejados
en la utilidad por hectárea; por ejemplo, todos los agroempresarios y demás
actores de funciones múltiples, exceptuando al nodo ER06, promedian diez
innovaciones de un total de 58 -de acuerdo al kit tecnológico-.
El nodo ER06 realiza 40 innovaciones de entre las que sobresalen: (i) la
prueba de variedades de alto rendimiento de guayaba, muchas de ellas son
resultado de años de fitomejoramiento y otras más provenientes del extranjero
-principalmente de Cuba y Brasil-, (ii) selección y clasificación en empaque
agroindustrial con empaque diferenciado por calidad -diferentes cajas de cajas
de cartón-, (iii) uso de sistemas de riego presurizado y (iv) la constante realización de análisis de agua y suelo e interpretación de resultados, mismos que
58
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 23
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
son utilizados para elaborar el programa de fertilización y agroquímicos en
general.
Este nodo también (v) establece sanitarios portátiles y/o letrinas en lugares
cercanos a la unidad de producción e implementación de un programa de
higiene, (vi) maneja adecuadamente los desechos de agroquímicos y (vii)
encabeza un grupo de agroempresarios constituidos legalmente, que se
encuentran realizar mejoras al empaque agroindustrial que poseen.
Con base en los resultados, se encontró evidencia que permite identificar
tres perfiles de agroempresarios basados en la relación beneficio-costo; fue
Figura 3. Efecto de la transferencia de innovaciones a partir del nodo ER06
con base en el Índice de Adopción de Innovaciones (INAI) y la utilidad por hectárea ($)
Nodo ER06 en la red por INAI.
Nodo ER06 y los vínculos de su red primaria.
Mayor tamaño, mayor INAI.
Nodo ER06 y su red primaria. Mayor tamaño,
mayor INAI.
Nodo ER06 y los vínculos de su red primaria.
Mayor tamaño, mayor utilidad por hectárea.
Fuente: elaboración propia.
Julio - Diciembre de 2009
59
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 24
E
S T U D I O S
SOCIALES
posible definirlos como: a) Bajo -ER06-, b) Medio -FM04- y c) Alto -FM01-. Más
allá de las diferencias en los perfiles, un aspecto crucial en la clasificación de
dichos actores, es el precio de venta -mismo que varía acorde al mercado-.
Asimismo, cuanto mayor sea la capacidad que tiene un nodo de entablar vínculos relacionales con los demás integrantes del sistema-producto guayaba
(cercanía recíproca de salida), mayor será el impacto en la relación beneficiocosto, se puede expresar dicha relación como directamente proporcional.
Nótense los siguientes aspectos: (i) existen diferencias en cuanto a la superficie, la edad de la plantación e indudablemente en el manejo del huerto, (ii)
en general la escolaridad es de media a alta y la presencia de otros ingresos
es nula en los tres casos, es decir, que dichos actores muestran una dedicación
única al huerto, (iii) el nivel tecnológico mayor se encuentra en el actor ER06 algunas de las más sobresalientes son comentadas más adelante-, (iv) el mercado principalmente proveído con la guayaba es el nacional y solamente FM01
produce bajo contrato y exporta, (v) precisamente este actor -FM01- realiza
entre dos y tres aplicaciones de fertilizante con un costo de $14,000.00 por
hectárea, dicha actividad se realiza sin un análisis -suelo, agua, hoja o fruto- e
interpretación técnica de respaldo.
También hay que mencionar que el (vi) el mayor rendimiento no recae entre
quien tiene el mayor nivel tecnológico, ni en quien obtiene la máxima utilidad
por hectárea. FM04 supera en 162.5% al nodo ER06 y en 200% a FM01. (vii)
teniendo en cuenta la fragmentación de las unidades de producción (UP) que
impera en la región, se requieren entre dos y cinco agroempresarios con una
UP de cuatro hectáreas para reunir un volumen de veinte toneladas de calidad
súper extra, lo cual por cierto, es bienvenida en los mercados de Canadá,
Japón y Europa. El nodo FM01 es de los exportadores a Canadá, quien envía junto con otros actores- su producción de calidad súper extra a dicho mercado, quien además produce bajo contrato; este hecho explica el logro del valor
más alto de venta en calidad súper extra.
Partiendo de que buena parte del proceso de la introducción de las innovaciones en el sistema-producto guayaba de la región oriente del estado de Michoacán es desempeñado por los mismos agroempresarios, nótese el efecto
de la transferencia que desempeña el actor ER06, así como sus fuentes de verificación de decisiones y de información.
60
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 25
Cuadro 1. Estudio de caso en el sistema-producto guayaba
de la región oriente del estado de Michoacán. Comparativo entre
los datos de los nodos ER06, FM04 y FM01
Atributo
Agroempresario
ER06
Municipio
Jungapeo
Edad (años)
47
Años como agroempresario
20
Escolaridad (años)
16 (Licenciatura)
Sistema de producción
Mixto
Superficie (ha)
8
Edad de la plantación (años)
10
25
Rendimiento por hectárea (t·ha-1)
Riego
Presurizado
Otros ingresos
No
-1
$7,273.00
Súper extra ($·t )
$5,833.00
Extra ($·t-1)
-1)
$4,167.00
Primera
($·t
Precio por calidad
-1
$1,923.00
Segunda ($·t )
Promedio
$4,799.00
Costos de
Kilogramo ($)
$2.39
producción
Hectárea ($)
$59,826.30
Kilogramo ($)
$1.80
Utilidad
Hectárea ($)
$45,054.24
Relación Beneficio/Costo (%)
0.75
Tipo de mercado
Nacional
Mercadeo
Canal de
Entrega directa al
comercialización
CEDA-D.F.
Producto
42
Equipo
70
Proceso
58.75
Operación
56.25
VAI
Organizacional
33.46
Material
50
Conocimiento
47.88
General
48.25
Producto
100.00
Equipo
66.67
Proceso
80.00
Operación
46.15
INAI
Organizacional
92.86
Material
87.50
Conocimiento
66.00
General
68.97
Cercanía recíproca Salida (Out)
19.66
Fuente: elaboración propia.
Actor de funciones múltiples
FM04
Actor de funciones
múltiples FM01
Benito Juárez
40
14
9 (Secundaria)
Mixto
12.5
16
40
Rodado
No
$5,833.00
$5,000.00
$4,167.00
$1,538.00
$4,134.50
$1.35
$54,038.75
$2.92
$116,936.00
2.16
Nacional
Benito Juárez
53
10
12 (Preparatoria)
Convencional
4
10
20
Rodado
No
$11,800.00
$8,460.00
$6,920.00
$6,920.00
$8,525.00
$1.85
$37,010.00
$6.02
$120,547.00
3.26
Nacional-Exportación
Producción bajo
contrato
90
90
0
38.89
23.75
90
30
38.57
40.00
33.33
10.00
34.62
57.14
37.50
36.00
36.21
36.37
Intermediario
85.71
60.71
58.57
57.14
63.1
69.05
60.2
61.76
20.00
66.67
50.00
11.54
42.86
37.50
28.00
29.31
25.75
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 26
E
S T U D I O S
SOCIALES
Figura 4. Efecto de la transferencia de innovaciones a partir del nodo ER06
en la red del mapeo detallado del sistema-producto guayaba
de la región oriente del estado de Michoacán
Fuente: elaboración propia.
La red primaria de este actor se compone de cinco actores entrevistados;
entre ellos se encuentra un comprador, el cual desempeña el papel de comunicador de algunas de las tendencias y necesidades del mercado -consumidor-. Los otros actores son un agroempresario y tres actores de funciones
múltiples. A su vez, estos actores -exceptuando al comprador- tienen al menos
una relación de innovación, social y/o liderazgo con un promedio de doce
agroempresarios y demás actores más; claro eso sin considerar a las respectivas esposas e hijos, mismos que en ocasiones son también agroempresarios. En síntesis, el "contagio" se realiza 1:5 nodos en la red primaria -considerando al comprador-:12 nodos en la red secundaria -sin considerar los
nodos relacionados con el comprador-.
62
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 27
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Conclusiones
Se caracterizaron los esquemas de innovación tecnológica y su transferencia
en las agroempresas guayaberas del estado de Michoacán, donde se obtuvo la
siguiente información.
Las evidencias encontradas sugieren que mediante la identificación de los
actores clave del proceso innovativo y su transferencia, es posible emprender
acciones concretas que impacten en los actores de una red de valor. Situación
que inminentemente debiera de involucrar a instituciones como las
Fundaciones Produce (FP), la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo
Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), el INIFAP y demás Instituciones de
Enseñanza e Investigación (IEI), Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
(CONACYT) y gobiernos estatales y municipales.
Se encontró que parte de la generación de conocimiento ocurre fuera del
ámbito de la investigación-enseñanza que caracteriza dos tipos de aprendizaje: learning by doing -aprender haciendo- y learning by using -aprender usando-. Este hecho sugiere que el tipo de conocimiento que sostiene al proceso
innovativo y de difusión contiene un fuerte componente tácito, el cual permite
identificar a tres tipos de agroempresarios con distintas capacidades tecnológicas asociadas a diversos patrones de producción -léase inversión y requerimientos técnicos- y distribución del conocimiento:
(i) agroempresarios con grandes posibilidades de generación y difusión del
conocimiento tácito -como el nodo ER06-,
(ii) agroempresarios con capacidad de generar conocimiento, pero no
poseen los atributos necesarios para difundirlo -como el nodo FM04-, y
(iii) agroempresarios con gran capacidad de difusión de conocimiento, pero
de baja generación de éste -como el nodo FM01-. Considerando así, que el
nodo ER06 es el actor con mayor nivel tecnológico de la red y con menor
relación beneficio-costo, es un ejemplo de que no siempre el actor de mayor
nivel tecnológico y más innovador es el que obtiene una mayor utilidad por
hectárea. Esto es debido a los altos costos internos que representa la actividad innovativa. Convendría considerar al factor de expansión de 1:5:12 de
este nodo, así como su contribución a la introducción de innovaciones en la
red del sistema-producto guayaba de la región oriente del estado, como susJulio - Diciembre de 2009
63
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 28
E
S T U D I O S
SOCIALES
ceptible de apoyo en el marco de programas de investigación y de transferencia de tecnología.
No obstante, y aludiendo a la visión relacional que provee la perspectiva de
redes sociales, es necesario mencionar que detrás de esa fuente principal de
innovación que constituyen los agroempresarios se encuentran consultores y
en general prestadores de servicios profesionales y los nexos de éstos con
alguna institución generadora de tecnología y/o conocimiento. Un ejemplo de
esto es el Colegio de Posgraduados o el Instituto Nacional de Investigaciones
Forestales y Agropecuarias (INIFAP), entre otras, quienes a su vez, pudieran
relacionarse con diversas Fundaciones Produce, para efecto del acceso a financiamiento. Obviamente dicha visión no demerita el rol imprescindible que juegan la familia y el círculo de amistades.
El nodo ER06 da cuenta de la trascendencia que la valoración y sistematización del conocimiento local y su enriquecimiento con conocimientos científicos (nacionales y/o extranjeros), posibilita mediante una acción sinérgica
entre los que integran las llamadas redes no formales (red nuclear, primaria y
secundaria), la focalización de esfuerzos y el diseño de una estrategia de intervención que redunda en los siguientes beneficios: (i) para cada uno de los
miembros de las diversas sub-redes se promueve la socialización de información que probablemente antes de trabajar de manera conjunta hubiera permanecido con la etiqueta "privada", (ii) al homogeneizar el grado de conocimiento- entre sus miembros, se favorece la complementariedad de talentos,
explotando las diversas habilidades de los actores, y por último (iii) en mayor
o menor medida se percibe la noción del poder, expresado en este caso mediante el fortalecimiento del capital social; entendido como, el recurso de los
usuarios tecnológicos o actores involucrados, los grupos y las organizaciones,
que permite la acción colectiva expresada por relaciones sociales, técnicas,
comerciales, entre otras.
La visión relacional que proporciona la perspectiva de redes sociales permite identificar la existencia de más de un perfil de usuario tecnológico, evidenciando con ello la idoneidad de la visión lineal que impera en los "policymakers" mexicanos cuando del proceso innovativo (investigación básica, investigación aplicada, desarrollo tecnológico, marketing y comercialización) y
su transferencia (generación de tecnología, validación, transferencia y adopción) en el sector rural se trata. Con este estudio se redimensiona el accionar
64
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 29
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
de los distintos actores en dicho proceso -como los agroemprearios-, más allá
de sus generadores.
Así, cuando un agroempresario guayabero adopta y evalúa determinada
innovación -en términos de la ventaja relativa, compatibilidad, complejidad,
ensayabilidad y observabilidad- y ésta le ofrece buenos resultados, influye en
promedio en 6.22 guayaberos, quienes luego de evaluar dicha propuesta deciden adoptar o no; en tanto que según los resultados obtenidos del estudio de
caso, la relación que prevalece es un actor adoptando, impactando en cinco y
estos a su vez en un promedio de doce actores más. Se corrobora así, la conjetura hipotética planteada inicialmente, en torno a que el comportamiento
innovativo de cada agroempresario en lo individual se encuentra influenciado
por el comportamiento de la red en la que se encuentra inmerso.
También ha de mencionarse que la evidencia encontrada sugiere que el
cambio tecnológico en un sector tradicional -como la agricultura- se reconfigura continuamente, desde el momento en el que los agroempresarios imitan de manera creativa y, posteriormente, son capaces de introducir innovaciones o mejoras incrementales, mismas que tienen como base la naturaleza
y el carácter informal de las redes sociales, los flujos de información y de innovaciones tecnológicas (apropiación y desarrollo) que muestran niveles de articulación y difusión basados en información cualitativa relevante que la caracteriza en su desarrollo.
Julio - Diciembre de 2009
65
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 30
E
S T U D I O S
SOCIALES
Glosario de términos
Capacidades tecnológicas: se definen como la posesión de actitud, aptitud,
habilidad, experiencia y conocimiento requeridos para generar y aplicar
una tecnología o un conjunto de ellas, de manera planeada, sistemática e integral y con ello generar y fomentar las ventajas competitivas.
Dichas capacidades son resultado de un proceso creativo e interactivo
en el cual intervienen múltiples actores que al establecer vínculos dan
lugar a un sistema de interrelación relativamente suelto, informal,
implícito, de fácil descomposición y recombinación que se asemeja a
una red o conjunto de actores (personas físicas y/o morales) relacionados en torno a una actividad o interés común, traducido en flujos de
información y/o bienes tangibles (Fagerberg, 1990:355-374; Waissbluth
et al., 1990:171-258; Edquist, 1997:9, 10, 16).
Innovación tecnológica: es el proceso dinámico de construcción social
inherente a la actividad agrícola, integrado por un kit tecnológico -tecnología de producto, tecnología de equipo, tecnología de proceso, tecnología de operación y tecnología organizacional-, que permite desarrollar las capacidades tecnológicas necesarias para resolver un problema concreto o satisfacer una necesidad (Waissbluth et al., 1990: 189;
Edquist, 1997: 9-10, 16).
Transferencia de tecnología: es el proceso activo inherente a la
dinamización del Sistema de Innovación Tecnológica Agropecuaria, y en
el que el arreglo e importancia de los componentes del sistema obedece a flujos de información al interior -entre ellos-, aunque también al
apoyo recibido por el sector público -gobierno, centros de investigación,
universidades, entre otros- y/o privado -empresas-. Los componentes
de dicho proceso son la generación del cambio tecnológico (investigación básica), la validación -investigación aplicada-, la transferencia mediante la proveeduría de servicios profesionales- y, finalmente, la
adopción de tecnología material o tangible -tecnologías de producto y
equipo- (Cadena et al., 1986:17-25; Waissbluth et al., 1990:181-182;
OCDE, 2005:58-64) y/o tecnología del conocimiento o intangible -tecnologías de proceso, operación y organizacional- (Cadena et al.,
1986:17-25; Waissbluth et al., 1990:181-182; OCDE, 2005:58-64) en el
sector agropecuario nacional (OCDE, 1997:9-20; Peterson, 1997;
Swanson, 1997; Berdegué, 2002:11, 17, 19).
Tecnología material o tangible: es aquella que se integra por la tecnología
de producto y la tecnología de equipo.
66
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 31
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Tecnología de producto: implica cambios significativos en las características de los bienes o servicios con la idea de introducir precisamente al
mercado un bien o servicio diferenciado, de manera que se encuentra
relacionada con las normas, las especificaciones y los requisitos generales del sistema de producción -orgánico, hidropónico, etcétera-,
tipo de empacado, etcétera que debe de cumplir la guayaba para ser
comercializada en un nicho de mercado determinado.
Tecnología de equipo: se refiere a los bienes de capital necesarios para
producir un bien o servicio; por lo que de alguna manera, se considera
que dicha tecnología contiene al llamado hardware agrícola, es decir
aquellos implementos y equipos agrícolas necesarios para lograr la producción, como por ejemplo vehículos para el transporte de la cosecha,
equipo para el control de enfermedades, etcétera.
Tecnología del conocimiento o intangible: es aquella integrada por las tecnologías de proceso, operación y organizacional.
Tecnología de proceso: es la que involucra cambios significativos en las
condiciones, procedimientos y formas de organización necesarios para
combinar insumos y bienes de capital de manera adecuada para producir un bien o servicio, como la realización de análisis de suelo, agua
y frutos a fin de determinar las deficiencias nutrimentales a suplir; uso
de hormonas para inducir y/o retrasar la producción (producción forzada), entre otras.
Tecnología de operación: se refiere a las normas y procedimientos aplicables a las tecnologías de producto, de equipo y de proceso, y que son
necesarios para asegurar la calidad, la confiabilidad, la seguridad física
y la durabilidad de la unidad de producción y la vida de anaquel de la
cosecha generada; por tanto, se avoca al aprovechamiento de los
conocimientos de los agroempresarios y contiene en buena medida el
know-how o el software agrícola del sector, como por ejemplo la identificación y el control de plagas y enfermedades, la desinfección de herramientas y equipo, etcétera.
Tecnología organizacional: se refiere a la puesta en práctica de nuevos
métodos de administración, organización y comercialización en la
agroempresa, en la organización y/o en el sistema-producto. Por tanto
se consideran parte de esta tecnología contabilización de costos directos de producción, compra de insumos por volumen, integración comercial al sector detallista, etcétera.
Julio - Diciembre de 2009
67
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 32
E
S T U D I O S
SOCIALES
Referencias
Bell, M. (1984) "Learning and the Accumulation of Industrial Technological
Capacity in Developing Countries" en Fransman, Martin y King, Kenneth
(eds.), Technological Capability in the Third World. London, Macmillan
Press, pp. 138-156, 190.
Berdegué, J. A. (2002) Las reformas de los sistemas de extensión en
América Latina a partir de la década de los ochenta. Santiago de Chile,
Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP), pp. 11, 17, 19.
Borgatti, S. P. (2006) "Identifying Sets of Keyplayers in a Network" en
Computational, Mathematical and Organizational Theory. Vol. 12,
número 1, pp. 21-34.
(2002) NetDraw: Graph Visualization Software. Lexington, KY, Harvard, Analytic Technologies.
Borgatti, S. P. y Dreyfus, D. (2003) Keyplayer: Naval Research Software.
Lexington, KY, Harvard, Analytic Technologies.
Cadena, G.; Castaños, A.; Machado, F.; Solleiro, J. L. y Waissbluth, M. (1986)
Administración de proyectos de innovación tecnológica. México D. F.,
Centro para la Innovación Tecnológica, Universidad Nacional Autónoma
de México (UNAM) y Ediciones Gernika S.A., pp. 17-25.
Collison, Ch. y Parcell, G.(2003) La gestión del conocimiento. Lecciones
prácticas de una empresa líder. Barcelona, Paidós Empresa, pp. 33.
Dabas, E. y Perrone, N. (1999) Redes en salud. Córdoba, Argentina, Escuela
de negocios FUNCER, Universidad Nacional de Córdoba, pp. 3.
Dahlman, C. y Valadares, F. (1987) "From Technological Dependence to
Technological Development; The Case of the USIMINAS Steel Plant in
Brazil" en Katz, Jorge (ed.), Technology Generation in Latin American
Manufacturing Industries. London, Macmillan Press, pp. 154-182.
Diez de Sollano, R. y Ayala, J. de J. (2004) Desarrollo de la competitividad
en cadenas agroalimentarias. México, D.F., Secretaría de Agricultura,
Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Serie
Análisis de políticas agropecuarias y rurales, pp. 38.
Domínguez, S. (2004) "Estrategias de movilidad social: el desarrollo de
redes para el progreso personal" en REDES: Revista Hispana para el
Análisis de Redes Sociales. Vol. 7, número 1, octubre-noviembre, pp. 146.
Edquist, Ch. (1997) "System of Innovation Approaches: Their Emergence
and characteristics" en Edquist, Charles (ed.) Systems of Innovation:
Technologies, Institutions and Organizations. London, Pinter/Cassel,
pp. 9, 10, 16.
68
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 33
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Esser, K.; Hillebrand, W.; Messner, D. y Meyer-Stamer, J. (1996)
"Competitividad sistémica: nuevo desafío para las empresas y la política" en Revista CEPAL. Número 59, agosto, pp. 39-52.
Fagerberg, J. (1988) "International Competitiveness" en Economic Journal.
Vol. 98, número 391, pp. 355-374.
Foray, D. (1997) "Generation and Distribution of Technological Knowledge:
Incentives, Norms, and Institutions" en Edquist, Charles (ed.) Systems of
Innovation: Technologies, Institutions and Organizations. London,
Pinter/Cassel, pp. 64-85.
Granovetter, M. (1973) "The Strength of Weak Ties" en American Journal of
Sociology. Vol. 78, número 6, pp. 1360-1380.
Ibarra, D. (2005) "El dilema campesino" en Ensayos sobre economía mexicana. México D.F., Fondo de Cultura Económica, pp. 354-398.
Kim, L. (1998) "Crisis Construction and Organizational Learning: Capability
Building in Catching-up at Hyundai Motor" en Organization Science. Vol.
9, número 4, pp. 506-521.
Koschatzky, K. (2002) "Fundamentos de la economía de redes: especial
enfoque a la innovación" en Economía Industrial. Vol. IV, número 346,
pp. 15-26.
Lara, A. y Díaz-Berrio, A. (2003) "Cambio tecnológico y socialización del
conocimiento tácito" en Comercio Exterior. Vol. 53, número 10, pp.
936-947.
Lundvall, B.-A. y Johnson, B. (1994) "The Learning Economy" en Journal of
Industry Studies. Vol. 1, número 2, pp. 23-42.
Maya, I.; Teves, L. y Simonovich, J. (2001) "Encuentro de redes sociales en
Argentina" en Redes - Revista Hispana para el análisis de redes sociales.
Vol. 2, número 2, pp. 1-10.
Muñoz, M.; Rendón, R.; Aguilar, J.; García, J. G. y Altamirano, J. R. (2004)
Redes de innovación: un acercamiento a su identificación, análisis y
gestión para el desarrollo rural. Texcoco, Estado de México, Universidad
Autónoma Chapingo y Fundación Produce Michoacán A. C., pp. 20.
Muñoz, M.; Rendón, R.; Aguilar, J.; Altamirano, J. R. y Zarazúa, J. A. (2007)
Metodología para la gestión de redes territoriales de innovación: aplicaciones en el ámbito rural. Texcoco, Estado de México, Fundación
Produce Michoacán A. C. y Universidad Autónoma Chapingo, pp. 75, 76,
250.
OCDE (2005) Manual de Oslo. Guía para la recogida e interpretación de
datos sobre innovación. Madrid, OCDE y Oficina de Estadísticas de las
Comunidades Europeas (EUROSTAT), Tercera edición, pp. 58-64.
(1997) National Innovation Systems. París, OCDE, pp. 9-20.
Julio - Diciembre de 2009
69
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 34
E
S T U D I O S
SOCIALES
Peterson, W. (1997) "The Context of Extension in Agricultural and Rural
Development (Chapter 3)" en Swanson, Burton; Bentz, Robert y
Sofranko, Andrew (eds.), Improving Agricultural Extension: A Reference
Manual. Rome, Food and Agriculture Organization of the United Nations.
(Revisado: 14/04/2007). Disponible en: www.fao.org/docrep/W5830E/
w5830e05.htm#chaptercontext%20of%20extension%2in%20agricultural%20and%20rural%20development
Polanco, J. (1996) "Los retos institucionales de la innovación tecnológica"
en Solleiro, José Luis; Del Valle, María del Carmen y Moreno, Ernesto
(coords.), Posibilidades para el desarrollo tecnológico del campo mexicano. México D.F., Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc),
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Fundación Cambio
XXI, Tomo I, pp. 165.
Rendón, R.; Aguilar, J.; Zarazúa, J. A.; Albarrán, I. y Ruíz, F. (2006) Informe
final del proyecto "Seguimiento y evaluación de la agenda técnica de
la guayaba con la metodología de Redes". Morelia, Michoacán,
Fundación Produce Michoacán A. C. y Red Innova Consultores S. C., pp.
16-17.
Rovere, M. (1999) Redes en salud: un nuevo paradigma para el abordaje de
las organizaciones y la comunidad. Rosario, República Argentina, Ed.
Secretaría de Salud Pública/AMR, Instituto Lazarte, pp. 24, 25.
SIACON, Sistema de Información Agroalimentaria de Consulta (varios años).
(Revisado: 23/05/2007). Disponible en: http://www.campomexicano.gob.
mx/portal_siap/PublicaDinamica/SisInformacion/Siacon_2007/siacon19802007wv.html
Solleiro, J. L. y Pérez, G. (1996) "Investigación, desarrollo y difusión de la
tecnología en la agricultura y la agroindustria en México" en Del Valle,
María del Carmen y Solleiro, José Luis (eds.), El Cambio tecnológico en
la agricultura y las agroindustrias en México. México D.F., Instituto de
Investigaciones Económicas (IIEc), Universidad Nacional Autónoma de
México (UNAM) y Siglo XXI Editores, pp. 146-148.
Solleiro, J. L.; Del Valle, M. del C. y Pérez, G. (1996) "Modernización de la
agricultura mexicana: nuevos retos para el sistema de investigación" en
Solleiro, José Luis; Del Valle, María del Carmen y Moreno, Ernesto
(coords.), Posibilidades para el desarrollo tecnológico del campo mexicano. México D.F., Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc),
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Tomo II, pp. 252.
Swanson, B. (1997) "Strengthening Research-extension-farmer Linkages
(Chapter 19)" en Swanson, Burton; Bentz, Robert y Sofranko, Andrew
(eds.), Improving Agricultural Extension: A Reference Manual. Rome,
Food and Agriculture Organization of the United Nations. (Revisado:
70
Volumen 17, Número 34
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 35
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
15/05/2007). Disponible en: www.fao.org/docrep/W5830E/w5830e0l.htm
#chapter%2019%20%20%20strengthening%20research%20extension%20farmer%20linkages
Teece, D.; Pisano, G. y Shuen, A. (1997) "Dynamic Capabilities and Strategic
Management", en Strategic Management Journal. Vol. 18, número 7,
pp. 509-533.
Villavicencio, D. y Arvanitis, R. (1994) "Transferencia de tecnología y aprendizaje tecnológico: reflexiones basadas en trabajos empíricos" en El
Trimestre Económico. Vol. 61, número 2, pp. 257-279.
Waissbluth, M.; Cadena, G.; Solleiro, J. L.; Machado, F. y Castaños, A. (1990)
"Administración de proyectos" en Waissbluth, Mario; Cadena, Gustavo;
Solleiro, José Luis; Machado, Fernando y Castaños, Arturo (eds.),
Conceptos generales de gestión tecnológica. Santiago de Chile, Centro
Inter-universitario de Desarrollo (CINDA) y Banco Interamericano de
Desarrollo (BID), Colección Ciencia y Tecnología, número 26, pp. 171258.
Wasserman, S. y Faust, K. (1999) "Social Network Analysis in the Social and
Behavioral Sciences" en Wasserman, Stanley y Faust, Katherine (eds.),
Social Network Analysis: Methods and Applications: Structural Analysis
in the Social Sciences. Número 8. New York, Cambridge University Press,
pp. 184, 185.
Zarazúa, J. A. (2007) "Esquemas de innovación tecnológica y su transferencia en las agroempresas frutícolas del estado de Michoacán: una perspectiva desde las redes sociales". Tesis doctoral, Texcoco, Estado de
México, Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas
de la Agroindustria y la Agricultura Mundial (CIESTAAM), Universidad
Autónoma Chapingo, pp. 84, 85.
Zúñiga, E.; Leite, P. y Acevedo, L. (2005) Migración México-Estados Unidos:
panorama regional y estatal. México D.F., Consejo Nacional de
Población, pp. 20.
Julio - Diciembre de 2009
71
RES343.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 36
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 1
La concentración
de agroindustrias rurales
de producción de quesos
en el noroeste
del Estado de México:
un estudio de caracterización
Tirzo Castañeda Martínez*
Francois Boucher**
Ernesto Sánchez Vera***
Angélica Espinoza Ortega****
Fecha de recepción: enero, 2008.
Fecha de aceptación: julio, 2008.
* Programa de Doctorado en Ciencias Agropecuarias y Recursos Naturales
de la UAEM.
Correo electrónico: [email protected]
** Centre de Coopération Internationale en Recherche Agronomique
pour le Développement (CIRAD) e Instituto Interamericano de Cooperación
para la Agricultura (IICA) de México.
Correo electrónico: [email protected]
*** Centro de Investigación en Ciencias Agropecuarias de la UAEM
Correo electrónico: [email protected]
**** Centro de Investigación en Ciencias Agropecuarias de la UAEM
Correo electrónico: [email protected]
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 2
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 3
Resumen / Abstract
El propósito de este documento es
contribuir al conocimiento sobre el
funcionamiento y la dinámica de la
agroindustria rural localizada en territorios específicos. Más allá de las
cuestiones de rentabilidad y apoyándose en el enfoque de Sistemas
Agroalimentarios Localizados, se pretende mostrar las características particulares de la concentración de agroindustrias especializadas de producción de quesos del municipio de
Aculco, Estado de México. Se realizó
un diagnóstico considerando los recursos específicos de la zona, los
actores económicos que interactúan
en la cadena productiva local, los
productos lácteos y la tecnología
Julio - Diciembre de 2009
The purpose of this paper was to
contribute knowledge on the working and dynamics of rural agroindustries located in specific territories. Beyond aspects of profitability
and based on the approach of Localised Agro-food Systems, the paper
shows the specific characte-ristics of
agroindustries specialised in cheese
making in the municipality of Aculco,
in the State of Mexico. The study was
developed considering specific resources of the area, the economic
actors who interact in the local productive chain, the dairy products
produced, used technology in the
manufacturing process, and a typology of firms was established as arti75
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 4
E
S T U D I O S
empleada en el proceso de elaboración. Se estableció una tipología
de las empresas, denominándolas
artesanales, diversificadas y comerciales. Las queserías se diferenciaron por el volumen de leche procesada, número de productos lácteos
fabricados, tipo de mano de obra,
uso de leche en polvo, utilización de
descremadora y la actividad organizativa. La agroindustria constituyó la
parte central del sistema agroalimentario local dado que los
eslabones articulados a ella (productores de leche y recolectores) interactuaron sólo como proveedores de
materia prima.
SOCIALES
san cheesemakers, diversified enterprises and commercial enterprises.
Cheese factories were diffe-rentiated
by the volume of processed milk, the
number of dairy products elaborated, type of labour, use of powdered
milk, the use of cream skimmer, and
by the organization activities. Agroindustry represented the central part
of the local agro-food system since
the links related to it (milk farmers
and milk buyers) interacted only as
suppliers of milk.
Key words: rural agroindustries,
localized agro-food systems, cheese
industries.
Palabras clave: agroindustria rural,
sistemas agroalimentarios localizados, queserías.
76
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 5
1. Introducción
L
a década de los noventa marcó la intensificación de los procesos globales en el sistema agroalimentario con cambios en la economía
como las reformas al mercado, inversión extranjera directa y desarrollo de tecnología (Llambí, 2000). En las economías de América Latina se aplicaron programas de ajuste estructural con procesos de apertura comercial y libre mercado, reducción de tasas arancelarias en las importaciones y la integración a
los mercados mundiales (Salas et al., 2005).
Los cambios mencionados han consolidado el establecimiento de las
agroindustrias del sector lácteo con incremento en la escala y concentración,
así como la modificación en el patrón de demanda de los consumidores por
alimentos procesados, en detrimento de productos básicos (Reardon y Barrett,
2000; Dirven, 2001). La tendencia local ha consistido en estimular actividades
con mayor valor agregado que repercutan en el aumento de la producción
agropecuaria y en el nivel de vida de las poblaciones más afectadas, como las
rurales (Boucher y Guégan, 2004).
Es en este contexto que se plantea la valoración de las actividades
económicas y las dinámicas locales relacionadas con la agroindustria rural (AIR)
en territorios específicos, a partir de la concentración de pequeñas empresas
Julio - Diciembre de 2009
77
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
en un espacio dado. La AIR es entendida como una actividad que permite
retener el valor agregado de la producción de las economías campesinas
mediante la poscosecha, almacenamiento, conservación, transformación,
empaque, transporte y comercialización de productos tradicionales (Boucher y
Riveros, 2000).
La AIR forma parte de la estrategia económica y social del sistema agroindustrial global, no obstante, es también un elemento de consolidación de las
economías campesinas (CAC, 1989). Es un mecanismo dinamizador del desarrollo rural y local mediante el cual se adecua la producción agropecuaria a los
requerimientos del mercado, busca agregar valor a la producción agrícola
familiar, aumentar los ingresos de los pequeños productores y crear empleos
en las zonas rurales (Boucher, 2003).
En los años recientes, la agroindustria de lácteos en México fue la más
dinámica dentro del sector agroalimentario; participó con 10% del valor total
del sector y contribuyó con 0.6% al Producto Interno Bruto (PIB) y contó con
12,000 establecimientos que generaron 66,000 empleos (Aguilar, 2003). Está
conformada por el conjunto de empresas involucradas en la transformación de
leche y derivados, diferenciadas por la heterogeneidad y la concentración
económica-tecnológica. Dentro de su estructura coexisten grandes empresas
en número reducido, con un gran número de pequeñas agroindustrias con
problemas para articularse al mercado y problemas de calidad de sus productos (Espinosa et al., 2006).
Las grandes empresas del sector lácteo se caracterizan por la integración
vertical de la cadena productiva e involucran la participación de diferentes
actores económicos en la producción, transformación, transporte, almacenamiento, financiamiento, regulación y comercialización de sus productos
(García et al., 1998). Estas empresas integran el proceso agroindustrial desde
la producción de la materia prima hasta el consumo, subordinan la etapa agrícola a su lógica de funcionamiento y modifican el modelo productivo con la
tecnología (Chauvet y González, 2001). Pueden operar con leche fresca, en
polvo u otros insumos lácteos, lo que ha generado que la producción primaria
se articule como simple proveedora de materia prima (Linck et al., 2006).
La transformación de leche en el país se efectúa en relación a cuatro segmentos de especialización: tratamiento y envasado de leche fluida, leche
industrializada (condensada, evaporada y en polvo), elaboración de yogurt y la
78
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
fabricación de quesos, cuya participación para inicios de esta década fue de
11% en la producción nacional de productos lácteos (FIRA, 2001). En el segmento de quesos se presenta una condición particular. La producción está
concentrada por las grandes agroindustrias transnacionales y nacionales (Del
Valle, 2003). Las pequeñas empresas tienen una participación activa, no contabilizada ni caracterizada, y su contribución a la producción se estima por la
diferencia entre el total producido a nivel nacional y lo aportado por las empresas de mayor escala.
Respecto al consumo per cápita de productos lácteos para principios de la
década, se estimó en 117 kg en equivalentes, del los cuales 30 kg correspondieron al consumo de quesos, 17 kg derivados de la agroindustria considerada formal y 13 kg de la fabricación artesanal o tradicional (FIRA, 2001: 84).
En el noroeste del Estado de México, en el municipio de Aculco, una de las
principales actividades económicas es la producción de leche y quesos. La
elaboración de quesos deriva de pequeñas agroindustrias especializadas de
carácter rural, la participación de diversos actores económicos en la cadena
productiva y la articulación con la producción primaria.
Para analizar la agroindustria quesera de Aculco, se utilizó el enfoque de los
Sistemas Agroalimentarios Localizados (SIAL), entendido como el conjunto de
pequeñas empresas vinculadas por una actividad común (Requier-Desjardins,
2004). Se definen como sistemas constituidos por organizaciones de producción y servicio (unidades de producción agrícola, empresas agroalimentarias,
comerciales o de servicios) asociadas por sus características y funcionamiento
a un territorio específico. El medio ambiente, los productos, el saber hacer, las
personas, las redes de relaciones, instituciones y comportamientos alimentarios se combinan en un territorio para producir una forma de organización
agroalimentaria determinada (Muchnick y Sautier, 1998).
Para el análisis del sistema agroindustrial rural, los SIAL se centran en la
relación territorio,1 actores y productos.2 Es a partir de esta relación que se
1
El territorio se define como el conjunto de recursos y activos específicos tales como los productos,
el saber hacer, las costumbres y el lenguaje que son propios del lugar (Díaz, 2003).
2
Los productos tradicionales como los quesos son un género de alimentos caracterizados por un
fuerte anclaje territorial. Su elaboración moviliza conocimientos complejos e interacciones sociales que se
Julio - Diciembre de 2009
79
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
planteó la interrogante de estudio ¿Cómo es el funcionamiento de las agroindustrias rurales de producción de quesos en Aculco y cómo se articulan los
actores económicos en la cadena productiva?
El primer objetivo del trabajo consistió en realizar un diagnóstico de la concentración de agroindustrias rurales de producción de quesos. Se consideraron los actores económicos que interactuaron en la cadena productiva, las
articulaciones entre actores, los productos lácteos fabricados, la tecnología
empleada en el proceso de elaboración y los recursos específicos propios del
lugar.
El segundo objetivo fue establecer una tipología de las empresas queseras,
para lo cual se clasificaron y se determinaron características técnico productivas por tipo de quesería.
2. Metodología
El estudio analizó las queserías de Aculco con el enfoque SIAL y se utilizó el
método de activación de recursos territoriales de las concentraciones de
agroindustrias rurales. El método se compone de tres etapas: diagnóstico,
diálogo para la activación, y activación de la concentración (Boucher, 2002). El
presente artículo se enfoca únicamente al proceso del diagnóstico.
Dada la ausencia de datos del número y ubicación de las queserías en la
zona de estudio, como primer paso se estimó la población de agroindustrias.
Se consultó al delegado de cada comunidad del municipio para obtener un
número aproximado de empresas, así como el nombre de los productores.
Posteriormente se visitó a los propietarios y cada quesería fue geo referenciada con un Sistema de Posicionamiento Global (GPS). Se obtuvo una base de
datos que se introdujo en un Sistema de Información Geográfica (SIG) y se
ubicó cada empresa espacialmente.
La fase de diagnóstico se realizó de acuerdo al método propuesto y comprendió dos fases:
* Acercamiento a la concentración de agroindustrias, ello permitió conocer
la historia y geografía del lugar, la localización de los actores económicos que
expresan en una infinidad de sabores, colores, texturas, formas y tamaños. La especificidad procede de la
incorporación de valores patrimoniales producidos en los territorios (Linck et al., 2006).
80
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
interactúan en la cadena productiva, los productos lácteos elaborados y la
identificación de los recursos específicos.
* Profundización, facilitó precisar la ubicación de los actores económicos,
los encadenamientos de la agroindustria de lácteos, el saber hacer de los quesos y las actividades organizativas entre actores.
La unidad de análisis fue la agroindustria de producción de quesos. La fase
de diagnóstico consideró los recursos específicos3 que facilitan el funcionamiento de las empresas, los actores económicos que interactúan en la cadena productiva, las articulaciones entre actores, los productos lácteos fabricados por cada quesería y la innovación tecnológica.4
El instrumento de recolección de datos consistió en un cuestionario que se
aplicó a cada productor de queso de forma individual y constó de cinco apartados: 1) datos personales del productor de queso, 2) el perfil del propietario, 3)
características técnico productivas particulares de la empresa, 4) relaciones
hacia atrás y hacia adelante y 5) la acción colectiva.
Los encadenamientos de las agroindustrias hacia atrás se consideraron
como las relaciones con los productores de leche para el abasto de materia
prima, hacia adelante con los compradores para la comercialización de los
productos lácteos y hacia los lados para la adquisición de tecnología e
insumos.
Se efectuaron entrevistas en 34 queserías, 92% del total, dado que tres
empresas no estuvieron dispuestas a colaborar. La información se analizó con
estadística descriptiva (Daniel, 2004).
La información que se obtuvo de las agroindustrias se codificó en una base
de datos de Excel para establecer la tipología se eligieron catorce variables:
• Volumen de leche procesado por día por empresa.
• Número de productos lácteos elaborados por empresa.
3
Los recursos específicos se definen como una ventaja vinculada a un lugar o sector, como un potencial que puede ser utilizado por los actores. Son recursos productivos propios del medio donde se desarrolla el sistema productivo local y no se pueden encontrar en la misma forma en otros lugares (Rodríguez
y Rangel, 2003).
4
La innovación de tecnología es entendida como la habilidad de crear un modo reproducible para
generar productos, procesos, servicios y permite el desarrollo de ventajas competitivas para las empresas
(Espinosa et al., 2006). Para el caso del trabajo como el tipo de tecnología utilizada por las agroindustrias.
Julio - Diciembre de 2009
81
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Forma de abasto de leche (interno, externo, mixto).
Utilización de leche descremada en polvo (LDP)
Utilización dedescremadora.
Tipo de mano de obra (familiar o contratada).
La quesería como única fuente de ingresos
La antigüedad en la producción de quesos.
Establecimiento específico para la venta de productos lácteos.
Asesoría en el proceso de producción
Registros formales de la empresa ante la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público (SHCP), Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) o el
Municipio.
• Relaciones de cooperación entre empresas.
• Relaciones de competencia entre empresas.
• Participación de los productores de queso en actividades organizativas.
Se seleccionaron dichas variables debido a que marcan diferencias técnicoproductivas entre empresas como el uso de descremadora, LDP y el volumen
de leche procesado, que por la disparidad entre agroindustrias previamente se
clasificó en cuartiles (Daniel, 2004).
Dado que las queserías emplean indistintamente leche proveniente de productores de leche, de recolectores y la producción de hatos propios, se realizó
una variable compuesta a partir del tipo de actor preponderante, por lo que se
denominó abasto externo, interno o mixto.
Las variables cualitativas se transformaron en dicotómicas (si = 1; no = 2)
o se asignó un número por categoría de análisis, por ejemplo, la mano de obra
familiar fue igual a 1 y la contratada similar a 2.
Se construyó una matriz de datos con las 34 queserías, las 14 variables
elegidas y se utilizó el método estadístico de conglomerados o cluster para
agrupación de agroindustrias. El programa estadístico que se empleó fue el
STATGRAPHICS.
El método de cluster determina la conformación de grupos en relación a
características similares, en función de las variables de los sujetos en estudio
(Hair et al., 1998; Bastida, 2003), en este caso las queserías.
82
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Figura 1. Localización del municipio de Aculco en el Estado de México
TEMA:
Localización de la
zona de estudio
INFORMACIÓN
TEMÁTICA
Croquis del estado de
México
Municipio de Polotitlán
Municipio de Aculco
INFORMACIÓN BASICA
Límite municipal
UTM
Escala 1:500,000
Fuente: elaboración propia.
El análisis de cluster expresó una representación gráfica por grupo de
empresas en un plano cartesiano y consideró el número de variables por quesería con el mismo peso específico. El resultado fue la formación de grupos
con características similares, homogéneos al interior y heterogéneos con otros
grupos. La medida de similitud para la agrupación fue la distancia euclidiana
(Hair et al., 1998).
3. Resultados y discusión
El municipio de Aculco pertenece al distrito VIII de Jilotepec. Se localiza en el
noroeste del Estado de México entre las coordenadas 20° 16' 20'' de latitud
norte y 99° 59' 10'' de longitud oeste (figura 1). La delimitación geográfica corresponde a los límites con los municipios del Estado de México y del estado
de Querétaro (Nolasco, 1999).
La cabecera municipal se ubica a 2,385 msnm y cuenta con una superficie
de 465.6 km2. La población total estimada es de 40,492 habitantes (INEGI,
2005). La población económicamente activa (34%) se halla inmersa en actividades agrícolas, 20% en la industrial, 27% en servicios y 19% en actividades
Julio - Diciembre de 2009
83
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
no determinadas. En comunicaciones y servicios básicos cuenta con electricidad, telégrafo, teléfono, correo, radio, televisión, agua y drenaje (Nolasco,
1999).
3.1. Los factores de desarrollo
en la concentración de agroindustrias queseras
El auge de la producción de leche y la agroindustria de producción de quesos
en Aculco está inscrito en diversos factores externos e internos que han influido en su desarrollo, en el marco de una construcción social de largo plazo.
La actividad lechera se incrementó a partir de la década de los sesenta,
antecedida por una producción incipiente, sustentada en el ganado criollo, sin
mejoramiento genético y el pastoreo de los animales en praderas naturales
que dependían de la época de lluvia (Castañeda, 2005).
En 1960 el gobierno federal contribuyó con la infraestructura de base para
el fomento de la actividad lechera y quesera del territorio e inició la construcción de presas, canales de riego y vías terrestres de comunicación. La participación estatal se enfocó en el crecimiento del sistema productivo, aportó los
recursos para el mejoramiento genético de los hatos y la producción de forrajes irrigados e inducidos (Espinoza, 2004).
El desarrollo de la agroindustria quesera está relacionado con el de la producción lechera y las acciones locales fueron fundamentales. En 1960 se consolidó la Unión de Productores Lácteos en el municipio vecino de Polotitlán; su
función principal fue canalizar la producción de leche de los socios para venta
en la Ciudad de México (Espinoza, 2004). El crecimiento de la empresa constituyó un canal de comercialización para ciertos productores de leche de Aculco,
así como de abasto de materia prima para el número incipiente de queserías.
En 1980 la unión se constituyó como Grupo Lácteos de Polotitlán, pero en
esta nueva etapa se concentró en la producción de quesos. La comercialización exclusiva de leche dejó de ser prioridad y se establecieron mayores
requisitos de calidad para la recepción de la materia prima. Ante esta
situación, los productores de queso de Aculco optaron por la captación de
leche de los productores de la zona, lo que significó un canal de comercialización de la producción y un control menos riguroso de la calidad de la materia prima.
84
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
De acuerdo con los productores entrevistados, entre 1960 y 1980 sólo seis
empresas producían quesos, en los noventa se incorporaron 19 agroindustrias
y nueve más al iniciar la presente década. El incremento de las queserías está
relacionado con la disponibilidad de leche en la zona, la tradición quesera del
municipio, la transmisión del saber hacer local, la necesidad de ingresos y de
empleo en la comunidad de origen.
3.2. El territorio de Aculco
como entidad de recursos específicos
El territorio de Aculco cuenta con diversos recursos específicos que han consolidado la actividad lechera y quesera (figura 2). La construcción de
infraestructura vial e hidráulica ha sido fundamental, así como la base de
recursos productivos.
La actividad agropecuaria se realiza en 35,448 hectáreas, 70.8% se destina
al uso agrícola y 29.2% al pecuario. La producción de leche se sustenta en
5,212 cabezas de ganado lechero, la mayoría de raza holstein (SEDAGRO, 2000).
Figura 2. Distribución espacial de los recursos específicos en Aculco
TEMA:
Recursos específicos
INFORMACIÓN
TEMÁTICA
Agricultura de riego
Agricultura de temporal
Zona de bosque
Praderas inducidas
Presas
Redes viales
INFORMACIÓN BASICA
Límite municipal
UTM
Escala 1:310,000
Kilómetros
Fuente: elaboración propia.
Julio - Diciembre de 2009
85
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
El principal producto básico en la zona es el maíz y la producción de cultivos forrajeros se fundamenta en la avena o praderas inducidas, base para
mantener la producción de leche relativamente constante a través del año. La
precipitación pluvial es variable (700 a 900 mm), por lo que la construcción de
infraestructura de riego ha sido fundamental para el sostén de la producción
agrícola y la disponibilidad de agua para abrevar el ganado en la época seca
del año (Castañeda, 2005).
El agua de las presas es utilizada en su totalidad para la actividad
agropecuaria. La presa Ñado es el principal cuerpo de agua que abastece al
territorio para la irrigación de los cultivos, de Huapango se obtiene un cierto
porcentaje. Existen otras presas de menor tamaño como Cofradía, Chapala,
San Antonio y el Molino que se usan para el mismo fin (Castañeda, 2005).
La red vial comunica el territorio de Aculco con diversos estados del país.
La autopista México-Querétaro vincula la zona con Querétaro, Hidalgo y la
Ciudad de México. La carretera Panamericana lo conecta con Querétaro y
municipios del Estado de México como Toluca, Ixtlahuaca, Atlacomulco y
Acambay. Complementan la red carretera vías estatales y municipales que
intercomunican las diferentes comunidades del municipio.
La red vial favorece el desplazamiento del producto leche a las empresas
de transformación, la adquisición de insumos, equipo, maquinaria y la comercialización de los productos lácteos. En este sentido Cordero y colaboradores
(2003) mencionan las ventajas asociadas a la infraestructura y cercanía de los
centros de consumo por las facilidades en la adquisición de insumos, comercialización de los productos y la disminución de los costos de transacción.
La producción familiar de leche y la tradición en la fabricación de quesos
han sustentado el desarrollo de la actividad productiva en un territorio delimitado y específico. El producto leche es un recurso específico vinculado con
la elaboración de quesos que destaca por la incorporación de un saber hacer
local en el proceso de elaboración.
Los productores de leche han incorporado las características propias de la
zona en la actividad productiva, el producto leche es valorado por las empresas que lo transforman en quesos tradicionales y derivados lácteos, con fama
y reputación regional.
86
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Figura 3. Ubicación espacial de las queserías en el municipio de Aculco
TEMA:
Ubicación de queserías
INFORMACIÓN
TEMÁTICA
Queserías de Santa Ana
Queserías de Encinillas
Queserías de Arroyo Zarco
Queserías de Aculco
Comunidades de abasto de leche
Carreteras federales prinicpales
Carreteras estatales y municipales
Presas
INFORMACIÓN BASICA
Límite municipal
UTM
Escala 1:310,000
Fuente: elaboración propia.
3.3. Perfil y estrategias productivas
de las agroindustrias queseras
La producción tradicional de quesos en Aculco deriva de un conjunto de 37
agroindustrias rurales que intervienen en el proceso, distribuidas en cuatro
comunidades (figura 3). El 40.5% de las empresas se localiza en el centro del
municipio, 27% en la localidad de Encinillas, 13.5% en Arroyo Zarco y 19% en
Santa Ana Matlavat.
La concentración de agroindustrias se ubica en proximidad con las dos
principales vías terrestres. Las queserías de Encinillas y Arroyo Zarco se localizan cerca de la autopista México-Querétaro y las del centro de Aculco a cuatro kilómetros de la carretera Panamericana, lo que facilita la adquisición de la
materia prima, insumos, equipo, maquinaria y la comercialización de los productos lácteos.
Aculco cuenta con 36 comunidades cuya economía se fundamenta principalmente en la producción de leche de pequeños hatos, que constituyen la
base de la materia prima para las empresas. De acuerdo con la información
Julio - Diciembre de 2009
87
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
proporcionada por los productores de queso, el abasto de leche deriva de
veinte localidades de Aculco y diez de Polotitlán.
Las agroindustrias queseras establecen relaciones hacia atrás con los productores de leche para el abasto de la materia prima, hacia adelante con los
compradores para la comercialización de los productos lácteos y hacia los
lados para la adquisición de insumos, equipo y maquinaria.
Abasto de leche (relaciones hacia atrás)
Tres eslabones de la cadena productiva interactúan en el abasto de la materia
prima:
1) Los productores de leche que se ubican en la misma comunidad que las
plantas transformadoras, comercializan directamente la producción y
trasportan la materia prima a las queserías. La concentración de agroindustrias articula 266 productores de leche que aportan 14,447 litros por
día para la fabricación de los productos lácteos.
2) Los recolectores son los encargados del acopio de la producción de leche
de los productores, ubicados en las diferentes comunidades y relativamente alejados de las plantas queseras. El conjunto de empresas
emplean 63 recolectores que transportan 41,662 litros de leche por día.
3) Los productores de queso adquieren la materia prima, no obstante,
41.2% cuenta con hatos lecheros y su producción es canalizada para
complementar el requerimiento diario de la empresa.
La producción láctea estimada de estos hatos fue de 1,425 litros por día,
de un total de 119 vacas en producción.
Cada empresa adquiere la materia prima de manera distinta. Tenemos que
11.8% de las agroindustrias se abastece únicamente de productores de leche,
17.6% recurre sólo a los recolectores y 67.6% ocupa productores y recolectores. Únicamente una empresa (3.0% del total) transforma exclusivamente la
producción de su hato.
Correa y colaboradores (2006), analizaron nueve casos de estudio de diversos países de América Latina describieron la organización de las empresas en
el territorio y clasificaron las zonas de producción de la materia prima como
integradas, semi-integradas y separadas. Las agroindustrias de Aculco se con88
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
sideran semi-integradas por la ubicación en comunidades específicas y porque
el abasto de leche deriva de productores localizados en la misma localidad que
las empresas, de recolectores y de hatos propios.
Innovación tecnológica (relaciones hacia los lados)
La transformación de la leche se realiza en establecimientos que forman parte
del predio familiar, sólo 23.5% de las empresas tienen las instalaciones fuera
del mismo. En general se trata de pequeños locales que cuentan con lo básico para el proceso de elaboración de los quesos como las tinas de recepción,
calentamiento y cuajado de la leche, paila de homogeneización, lira, agitador,
mesas de trabajo, moldes, prensa, molino y básculas.
El tipo de tecnología es muy similar entre empresas, combinan equipo de
plástico, madera y acero inoxidable. La diferencia entre agroindustrias radica
en el empleo de descremadora con que cuenta 29.4% de las queserías, base
para obtener crema, derivado lácteo muy solicitado en la zona.
La interacción constante entre los productores de queso ha favorecido la
promoción de la tecnología y la similitud de la utilización. El 17.6% adquirió el
equipo y maquinaria por el conocimiento familiar, 64.8% incorporó la tecnología por el aprendizaje que adquirió como trabajador en las agroindustrias
locales, para 14.7% el mecanismo fue la innovación propia y sólo para 2.9%
las exigencias del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) contribuyeron
en la implementación de la misma.
Las relaciones de amistad y confianza han sido el principal factor para la
innovación tecnológica, porque algunos productores acuden a las queserías
de sus conocidos en la zona para comparar el equipo y la maquinaria utilizados y, posteriormente, la introducen en sus plantas transformadoras.
Los lugares de adquisición de la tecnología están relacionados con los centros de comercialización de los productos lácteos como la Ciudad de México,
Toluca y Querétaro. Las relaciones de intercambio entre empresas favorecen
las transacciones de equipo, algunos productores traspasan el que no utilizan
y ciertos instrumentos se consiguen en las ferreterías o se fabrican con los herreros de la zona.
Julio - Diciembre de 2009
89
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
La comercialización de los productos lácteos
(relaciones hacia adelante)
La producción de quesos se comercializa al menudeo y al mayoreo en centros
de consumo cercanos, dadas las características particulares de los quesos producidos de poca vida de anaquel, volumen reducido y venta individual.
El comercio al mayoreo se realiza con los intermediarios, vínculo entre las
queserías y los consumidores. La relación de compra venta se basa en acuerdos de confianza porque no existen contratos formales. La transacción implica el cumplimiento de la cantidad estipulada y el cambio de los productos si
éstos no se venden en un tiempo determinado, pérdida que absorbe el productor de queso.
El precio de los productos lácteos se fija de acuerdo con lo estipulado con
los intermediarios y el que predomina en los comercios establecidos de la
zona y en las cremerías o tiendas de Querétaro, Toluca, Ciudad de México o el
estado de Hidalgo.
En función de las características técnicas productivas de la quesería, el
productor de queso traslada los productos lácteos a las cremerías o tiendas
con las que tiene acuerdos o los compradores acuden directamente a las
empresas.
Se estimó un total de 213 intermediarios, prácticamente 61.8% de las
agroindustrias canaliza la producción por esta vía, y a pesar de no contar con
un establecimiento fijo, comercializan un promedio de 16.0 kg de queso por
semana a consumidores de la misma localidad o turistas.
La venta al menudeo se lleva a cabo en comercios específicos para la oferta de productos lácteos que se ubican en el centro de Aculco o Encinillas y se
benefician del turismo de fines de semana. El 17.6% de los productores de
queso cuenta con un local donde oferta quesos, crema, requesón, nata, dulces de leche, gorditas, wafles, tortillas de harina y postres de leche.
Otro canal de comercialización de los lácteos al menudeo son las tiendas
de abarrotes. Vemos que 20.6% de los productores de queso emplean esta vía
para comercializar una pequeña cantidad de lo producido.
La concentración de empresas produce 43.209 toneladas de queso por
semana. De la producción, 53.5% es negociada en tres municipios del estado
90
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
de Querétaro (San Juan del Río, Tepejí del Río y Tequisquiapan), Hidalgo y la
Ciudad de México. Así, 46.5% se coloca en diferentes municipios del Estado de
México como Toluca, Atlacomulco, Ixtlahuaca, Jilotepec, Acambay o Polotitlán.
Los sitios de comercialización implican tiendas, cremerías, minisupermercados y centrales de abasto.
3.4. Los productores de queso, actores centrales
del sistema agroalimentario
La producción de quesos en Aculco deriva de la concentración de pequeñas
agroindustrias rurales que intervienen en el proceso y la interacción de diversos actores económicos en la cadena productiva leche-queso.
Los productores de queso contaron con un promedio de 43 años de edad,
7.5 años de estudio y una familia constituida por cinco miembros. La edad
tuvo una desviación estándar de 11.9 años e indicó que productores relativamente jóvenes se han iniciado en la producción de quesos o han continuado
con el manejo de la empresa familiar.
En 50% de las empresas la responsabilidad y toma de decisiones recae en
el productor de queso quien se encarga del proceso de elaboración de los
lácteos, la comercialización, el suministro de insumos, equipo y maquinaria.
En 29.4% de las empresas la esposa e hijos participan en las actividades relacionadas con la quesería, 14.7% está asociado con un hermano con el que
divide el trabajo y 5.9% se apoya en su trabajador de confianza.
Todos los productores de queso son oriundos de Aculco y siempre han producido en su lugar de origen. Cinco empresas se han trasladado al centro del
municipio por las ventajas que confiere, pero la mayoría permanece en la
comunidad donde comenzó la producción, dado que tienen actividades colaterales como la ganadería y la agricultura, se encuentran cerca de la familia y
no pagan la renta de un local.
El 50% de los productores de queso producía o recolectaba leche, buscaron
agregar valor a la producción y se vincularon a la producción de quesos; 17.6%
son hijos que han continuado con el manejo de la empresa familiar, capacitándose en ocasiones e introduciendo mejoras tecnológicas, 23.6% fueron trabajadores en las agroindustrias de la zona, aprendieron el proceso de elaboJulio - Diciembre de 2009
91
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
ración, conocieron el entorno que rodea la producción de quesos e iniciaron
su propia empresa, 8.8% comenzó la producción por la necesidad de ingresos
y aprendió el proceso de fabricación con otro productor de queso de la zona.
La motivación principal de los queseros en la actividad es la necesidad de
ingresos para solventar los gastos de la familia, la posibilidad de trabajo que
representa la producción de quesos en el lugar de origen, el aprovechamiento de la producción de leche de la zona y las facilidades de comercialización
por la tradición quesera del municipio.
Las agroindustrias interactúan con dos eslabones de la cadena productiva
para el suministro de la materia prima. Se describe brevemente el papel de los
productores de leche y los recolectores que en conjunto con los productores
de queso conforman el territorio de producción del sistema agroalimentario
local.
3.5. Los productores de leche y los recolectores,
actores interdependientes con los productores de queso
Los productores de leche y los recolectores comercializan la materia prima con
las queserías. La diferencia radica en la cantidad de leche que entrega cada
actor y el precio que paga el productor de queso o el recolector, que obtiene
una diferencia de veinte centavos por litro.
Los productores de leche
Las explotaciones lecheras cuentan con un promedio de nueve vacas de raza
holstein o cruzas con suizo e integran la producción agrícola con la ganadera,
disponen de mano de obra familiar y de pequeñas superficies de tierra para el
sostenimiento de la actividad agropecuaria.
Los productores de este eslabón emplean dos canales para la comercialización de la leche. La venta directa con el productor de queso se establece
cuando la unidad de producción se localiza en la misma comunidad que las
agroindustrias o si los recursos técnico productivos permiten trasladar el producto a las empresas. La negociación con el recolector se lleva a cabo cuando
la explotación lechera se encuentra alejada de las queserías o si el productor
de queso es el encargado de recolectar la producción de leche.
92
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Se contabilizaron 266 productores de leche que comercializan directamente su producción y abastecen a 27 empresas de la concentración. Estos
productores aportan 14,447 litros de leche diarios con un promedio de 54
L/productor/día.
Los acuerdos entre productores de leche y los queseros para el abasto de
la materia prima se basan en la confianza. Dada la ausencia de contratos formales, la palabra de ambas partes es lo que establece el compromiso y la
entrega constante de leche se asegura por el cumplimiento puntual del pago
del quesero cada semana y el precio por litro relativamente constante a través
del año.
Algunas queserías ofrecen servicios adicionales a las unidades de producción de leche como las negociaciones con los proveedores de concentrados y
forrajes de la zona para que los productores de leche adquieran los concentrados a menor precio, trasladan en ocasiones los concentrados de las forrajeras a las explotaciones lecheras o realizan préstamos de dinero que descuentan cada semana del monto total de la venta de leche y que el productor
lechero ocupa en la compra de alimentos o medicamentos para los animales.
Las queserías actúan como financiadoras de la actividad lechera; ante la
ausencia de contratos en el abasto de leche, han optado por establecer acuerdos que garanticen el suministro de la materia prima. El productor de leche se
beneficia con un ingreso cada semana para el sustento de la familia y el funcionamiento de la unidad de producción, aunque el precio de la leche siempre
está en discusión.
Los recolectores de leche
Los recolectores son los encargados del acopio de la producción de leche de
los productores (31 en promedio) que en general se encuentran alejados de
las agroindustrias. La recolección se realiza en las distintas comunidades de la
zona y en localidades de municipios vecinos como Polotitlán y Jilotepec.
Cada recolector tiene rutas establecidas. El equipo de recolección consta de
un vehículo, tambos de plástico con capacidad de 200 litros y mantas para el
filtrado de la leche. Se identificaron 63 recolectores que en conjunto transportan 41,662 litros por día para abastecer 22 empresas con un promedio de
661 L/recolector/empresa.
Julio - Diciembre de 2009
93
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 22
E
S T U D I O S
SOCIALES
Los recolectores se clasificaron de cinco formas: 1) los recolectores-productores de leche que obtienen un beneficio doble, cuentan con hatos propios
por lo que comercializan la producción de sus animales y lo recolectado de
varios productores; 2) el recolector individual que establece acuerdos con un
grupo de productores de leche y canaliza la producción a las plantas transformadoras; 3) el recolector-quesero es el productor de queso, recolecta la producción de leche de productores con los que mantiene acuerdos y de los
cuales obtiene el total de materia prima requerido por la empresa; 4) los
recolectores vinculados con la producción de quesos son aquellos productores
que han optado por transferir el manejo de la agroindustria a los hijos,
proveen de leche a la empresa familiar y el resto se comercializa con otras
queserías; 5) el recolector-trabajador desempeña ambas labores en la empresa quesera, recolecta la producción de un grupo de productores de leche y
posteriormente trabaja en la elaboración de los productos lácteos.
De los 16 recolectores entrevistados, 50% actuó como recolector-productor de leche, 12.5% fue de recolectores individuales, 18.8% productores de
queso que acopian la producción de leche requerida por la empresa, 6.2%
estuvo vinculado con la quesería por nexos familiares y 12.5% fue de recolectores-trabajadores.
Los acuerdos entre recolectores y productores de leche para la comercialización de la materia prima se basan en la confianza, no hay contratos formales, la palabra de ambas partes determina el compromiso, así como el pago
semanal en efectivo del recolector al productor.
Los productores de leche que canalizan la producción con los recolectores
reciben un precio menor por litro (veinte centavos en promedio), ganancia que
obtiene el acopiador por el servicio. Los recolectores no fungen como financiadores de la unidad de producción, pero en ocasiones trasladan el concentrado o los medicamentos para los animales.
La entrega al recolector está condicionada por la distancia entre las
explotaciones lecheras y las agroindustrias, aunado al volumen producido que
no justifica la comercialización directa con las queserías.
Los recolectores no fijan una cantidad de leche por día con los productores,
sino que depende de la época del año. Cuando decrece la producción de leche
en la zona por la época del año o el periodo seco de las vacas, los recolectores
94
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 23
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
disminuyen el abasto a las agroindustrias cuya estrategia más común es disminuir la producción de quesos o si las condiciones técnico productivas de la
explotación lo justifican adquieren leche en los estados de Querétaro e Hidalgo
y sólo 20.6% de las queserías de la concentración recurre a la utilización de
LDP.
Los eslabones conformados por los productores de leche, recolectores y
productores de queso constituyen el territorio de producción en Aculco y los
factores que propician la articulación en la cadena productiva derivan del
requerimiento de materia prima de las agroindustrias y la necesidad de los
productores de leche para comercializar la producción.
Las condiciones técnico productivas de las queserías y lo retirado de las
unidades de producción ha propiciado la presencia de los recolectores puesto
que se requiere de tiempo (de dos a cinco horas) en el acopio de la materia
prima, equipo, vehículos para el transporte de la leche y su mantenimiento. La
disponibilidad de leche en la zona, la tradición quesera y la necesidad de
ingresos han contribuido en la interacción de los tres eslabones de la cadena
productiva, con relaciones sociales que se basan en la confianza y acuerdos
implícitos que sustentan el abasto de leche como el transporte de alimentos,
medicamentos o préstamos de dinero.
3.6. Los tipos de productos lácteos
y la transmisión del saber hacer
La elaboración de productos lácteos se basa en la producción de quesos diferenciados por el proceso y derivados lácteos como la crema, requesón, mantequilla, gorditas, galletas, wafles, dulces y postres de leche. Las queserías que
no elaboran derivados lácteos los adquieren con los compañeros y los comercializan con los quesos para una oferta más diversificada.
La producción semanal de queso estimada es de 43,209 kilogramos e
incluye el oaxaca, molido, manchego, panela, provolone y de morral. El origen
del saber hacer de cada queso es difícil de determinar, pero la transmisión ha
derivado del conocimiento adquirido en la concentración de empresas.
Los queseros de mayor antigüedad comenzaron la producción por el saber
hacer obtenido de los padres (32.4%) y posteriormente incrementaron la
Julio - Diciembre de 2009
95
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 24
E
S T U D I O S
SOCIALES
escala productiva al representar el medio para obtener ingresos. El 32.3%
aprendió el oficio con la ayuda de un compañero que le enseñó el proceso de
elaboración, 5.9% se consolidó contratando trabajadores de la zona con experiencia y 29.4% fueron trabajadores asalariados en las queserías de la concentración, cuando aprendieron el proceso de fabricación, tecnología necesaria y
lugares de comercialización de los productos lácteos iniciaron su empresa.
El queso oaxaca, un producto genérico muy comercial
El queso oaxaca es fabricado en la mayor parte de México, valorado en la gastronomía mexicana (Villegas, 2003) y se considera un queso muy comercial en
Aculco. Se elabora en 33 empresas de la concentración, su volumen de producción es de 28,540 kilogramos por semana y representa 66% de la producción total de quesos. La producción de queso oaxaca se ha incrementado por
la demanda de los intermediarios y los consumidores, actualmente ha
desplazado la elaboración de otros quesos considerados de mayor tradición en
la zona como el molido y el manchego o botanero.
El queso molido, un producto con tradición
El queso molido o ranchero es el de mayor tradición en Aculco y es elaborado
por 31 agroindustrias de la concentración. La producción semanal es de 7,725
kilogramos que representan 18% de la producción total de quesos.
La fabricación del queso molido ha contribuido al desarrollo de la concentración de empresas puesto que 58.8% de los productores de queso inició la
producción con este queso y el saber hacer ha pasado de una generación a
otra. En un principio la elaboración del queso se enfocaba al autoconsumo,
realizada por las amas de casa que aprovechaban la leche proveniente de
hatos propios, se obtenía la cuajada fresca que era molida en el metate, se
colocaba en los moldes de aro de madera y se dejaba escurrir por un tiempo
para eliminar el suero.
Por el incremento de la producción se introdujo el molino manual para
moler la pasta que proporciona un sabor y textura especial y la particularidad
del queso. Actualmente la escala de producción de algunas empresas ha generado el empleo del molino eléctrico e incluso de los utilizados en la molienda de cárnicos.
96
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 25
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
La elaboración del queso en las agroindustrias es sencilla, aunque laboriosa. La leche es filtrada en mantas de cielo y trasladada a las tinas de calentamiento y cuajado para su posterior corte en bloques. La cuajada es llevada
a las mesas de trabajo donde se realiza el desuerado, el salado que es propio
de cada productor y se deposita en moldes de acero o plástico de diferentes
tamaños, un cuatro, medio kilo o de un kilo.
Cada productor menciona características particulares en la forma de fabricarlo, desde la recepción de la leche, el salado y el equipo empleado. La presentación final del producto se ha comenzado a modificar, la tradicional es la
forma circular, pero algunos productores han introducido la rectangular.
El queso molido es considerado un queso fresco, amparado por su proceso de elaboración y tradición, es apreciado por los productores de queso y
consumidores, promocionado como un queso cien por ciento natural, hecho
con leche de vaca sin conservadores.
El queso manchego o botanero
La producción semanal de queso manchego es de 5,648 kilogramos que representan 13% del volumen total de quesos y es fabricado por 29 agroindustrias. El queso manchego o botanero es otro producto característico de Aculco
e igualmente valorado por los productores, intermediarios, los consumidores
locales y regionales. El proceso de elaboración consiste en la obtención de la
cuajada fresca, la saborización especial con chile (chipotle o serrano) y epazote
que proporciona la particularidad al queso, incluso algunos productores, añaden nuez o piñón para obtener un queso diferente. Una particularidad de este
queso es que es sumamente salado.
La pasta se coloca en moldes de madera, plástico o acero inoxidable y es
compactado en prensas de madera o acero. Las presentaciones del producto
son de quinientos gramos o de un kilo.
El queso panela, de morral y provolone
La producción de queso panela es de 1,174 kilogramos por semana, sólo 2.7%
del volumen total de quesos, pero se elabora en 22 plantas queseras.
Complementan la producción, el queso de morral y el provolone, producidos
Julio - Diciembre de 2009
97
6/23/2009
11:36 AM
Page 26
E
S T U D I O S
SOCIALES
en menor cantidad; únicamente 122 kilogramos por semana y fabricados por
cinco empresas de la concentración.
El provolone es el queso oaxaca, pero la pasta es ahumada en hornos de
leña que le confirieren una consistencia dura y cremosa, así como la particularidad del queso. El queso de morral se obtiene de una cuajada fresca que se
introduce en pequeños costales de yute que le otorgan su sabor especial y la
presentación característica del producto.
3.7. Tipología de las agroindustrias queseras de Aculco
El 50% de las empresas procesa entre cien y mil litros de leche por día,
29.4% entre mil y dos mil litros, sólo 20.6% más de dos mil litros. Las queserías de mayor escala emplean tres trabajadores en promedio. Considerando la clasificación de la Secretaría de Economía (1999) de acuerdo al número
de trabajadores (de uno a treinta), las agroindustrias de Aculco son catalogadas como microempresas, sin embargo, una agrupación basada únicamente en el número de trabajadores no determina la diferenciación técnicoproductiva de este tipo de empresas rurales por lo que se propone una clasificación particular.
Las agroindustrias se caracterizan por la heterogeneidad en el volumen de
leche procesado, la forma de abasto de la materia prima, los productos lácteos
fabricados, la tecnología empleada en el proceso de elaboración y la participación en actividades organizativas.
Figura 4. Grupos de agroindustrias
400
Distancia eudidiana
RES344.qxp
Empresas tradicionales
Empresas diversificadas
Empresas comerciales
300
200
100
0
Fuente: elaboración propia.
98
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 27
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Tabla 1. Características técnico productivas por tipo de empresa
Rubro
Tradicionales
(n=13)
Diversificadas
(n=10)
Comerciales
(n=11)
Volumen de leche procesado (promedio/L/día)
Núm. de productos lácteos fabricados
Forma de abasto de leche (interno, externo o
mixto)
Uso de leche en polvo (%)*
Uso de descremadora (%)*
Mano de obra (familiar o contratada)
Quesería como única fuente de ingresos (%)*
Antigüedad en la actividad quesera (en promedio
de años)
Registros de la empresa ante SHCP, ISEM o el
Municipio (%)*
Asesoría técnica en el proceso de producción (%)*
Establecimiento específico para la oferta de productos lácteos (%)*
Actividades de intercambio con otras empresas
(%)*
Relaciones de competencia con otras empresas
(%)*
537.8
4.0
Mixto
2,731.1
6.0
Mixto
2,112.0
3.0
Externo
0.0
7.7
Familiar
15.4
13.0
20.0
80.0
Contratada
30.0
22.2
45.5
9.1
Contratada
63.6
11.7
46.2
80.0
63.6
69.2
38.5
90.0
20.0
72.7
0.0
61.5
40.0
72.7
69.2
70.0
90.9
30.8
90.0
63.6
Participación en actividades organizativas (%)*
Fuente: elaboración propia.
* El porcentaje expresa el número de agroindustrias por grupo que utilizan LDP, descremadora, que tienen la quesería
como única fuente de ingresos, registros ante instituciones gubernamentales, asesoría técnica privada o de instituciones,
las queserías que cuentan con establecimiento específico para la oferta de lácteos, actividades de intercambio, relaciones
de competencia y la participación en actividades organizativas.
Se identificaron tres grupos de empresas y se nombraron artesanales,
diversificadas y comerciales. La denominación corresponde a las características de los quesos producidos y las particularidades de las agroindustrias
(tabla 1).
Las agroindustrias tradicionales
El grupo está conformado por trece empresas de la concentración. Procesan
un promedio de 538 litros de leche por día y obtienen cuatro productos lácteos
en promedio. Producen el 7.2% del volumen total de queso oaxaca, 16.9% del
Julio - Diciembre de 2009
99
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 28
E
S T U D I O S
SOCIALES
molido, 30.4% del manchego, 12% del panela y 55.1% del queso de morral y
provolone. Sólo una agroindustria elabora requesón y otra crema.
Las queserías obtienen la materia prima de productores de leche y recolectores. Tenemos que 61.5% de los queseros cuenta con vacas y la producción
del hato es utilizada en la fabricación de los lácteos. Cuando decrece la producción láctea en la zona, son empresas que disminuyen la producción de
quesos.
El trabajo de la quesería se fundamenta exclusivamente en la mano de obra
familiar donde interviene el jefe de familia y la esposa e hijos tienen una participación activa. El 76.9% de los productores que conforman este grupo complementa la actividad quesera con la agropecuaria, 7.7% está vinculado con un
empleo no agropecuario y sólo para 15.4%, la quesería constituye el único
medio para obtener un ingreso.
Los productores de queso tienen un promedio de trece años en la actividad
quesera y 38.5% cuenta con un establecimiento para la oferta de los productos lácteos que fabrica. La formalidad de las agroindustrias no es un requisito
indispensable para el funcionamiento, sólo 46.2% de los productores consideró necesario contar con los permisos de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público (SHCP) o el ISEM.
La asesoría técnica deriva de cursos que ha impartido el ISEM sobre la
higiene en el proceso de elaboración de los lácteos y cursos de capacitación
de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDAGRO) de la entidad. La participación de los productores de queso en actividades organizativas es mínima,
únicamente 30.8% está involucrado en acciones colectivas.
Las agroindustrias diversificadas
El grupo de empresas diversificadas está conformado por diez queserías.
Procesan 2,731 litros de leche por día y elaboran seis productos lácteos en
promedio. Producen 46.8% del queso oaxaca, 54.5% del molido, 46.2% del
manchego, 73.9% del panela y 40.8% de los quesos de morral y provolone.
El 80% de las empresas obtiene crema, 40% fabrica requesón y 40% mantequilla.
El suministro de leche es con productores de leche y recolectores. El 50%
de los productores de queso de este grupo cuenta con vacas y la producción
100
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 29
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
de leche se ocupa para la elaboración de los productos lácteos. Cuando la producción láctea disminuye en la zona, 20% de las queserías utiliza LDP.
Los productores de queso son responsables del manejo de la empresa,
pero por la escala de la planta emplean tres trabajadores en promedio. El 50%
de los queseros complementa la actividad quesera con la agropecuaria, 20%
está vinculado con un empleo no agropecuario y para 30% la quesería es el
único medio para obtener un ingreso.
Los productores tienen un promedio de veintidós años en la producción de
quesos, 20% dispone de un establecimiento específico para la oferta de los
productos lácteos y 20% cuenta con tienda de abarrotes donde comercializa
parte de la producción. Los productores instalan los comercios en el centro del
municipio y requieren de la formalidad de la empresa por lo que 80% cuenta
con los permisos que requiere la SHCP y el ISEM.
La asesoría técnica ha derivado de las dependencias gubernamentales
(ISEM, SEDAGRO), de instituciones académicas como el Instituto Politécnico
Nacional, la Universidad Autónoma del Estado de México y algunos productores contratan servicios privados temporales cuando tienen problemas en el
proceso de fabricación.
La mayoría de los productores (90%) participa en actividades organizativas
relacionadas con la producción de quesos, concientes de los beneficios que
pueden obtener en un futuro para la comercialización y la mejoría en la calidad de los productos lácteos.
Las agroindustrias comerciales
El grupo de agroindustrias comerciales está conformado por once queserías
de la concentración. El volumen promedio de leche procesado es de 2,112
litros por día y elaboran tres productos lácteos. Producen 46% del total de
queso oaxaca, 28.6% del molido, 23.4% del manchego, 14% del panela y 4.0%
del queso de morral. La producción de derivados lácteos es mínima, sólo una
quesería elabora requesón y otra crema.
El abasto de leche deriva de productores y recolectores, pero en la época
de escasez en la zona, 45.5% hace uso de LDP. Las plantas transformadoras
emplean dos trabajadores asalariados en promedio y 27.3% de los queseros
complementa sus ingresos con una ocupación agropecuaria, 9.1% se emplea
Julio - Diciembre de 2009
101
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 30
E
S T U D I O S
SOCIALES
en un trabajo no agropecuario y 63.6% depende de los ingresos que genera la
empresa.
Los productores tienen doce años en la actividad quesera, no disponen de
un establecimiento para la venta de los productos lácteos, pero 45.5% cuenta
con tienda de abarrotes donde oferta parte de lo producido.
Desde la perspectiva de los productores de queso la formalidad de las
empresas no es un obstáculo para el funcionamiento, sin embargo, 64% ha
optado por contar con los permisos que establece la SHCP y el ISEM.
Las relaciones de intercambio incluyen 72.7% de las empresas del grupo y
91% está involucrado en relaciones de competencia puesto que el principal
producto elaborado es el oaxaca, el de mayor demanda en la zona y el más
producido en la concentración. Paradójicamente sólo 63.6% de los productores participa en actividades organizativas.
La concentración de agroindustrias rurales de Aculco se caracteriza por la
interacción de tres tipos de queserías. Las empresas tradicionales procesan el
19.7% del volumen de leche de las diversificadas, se enfocan en la elaboración
de queso manchego como principal producto y la mano de obra es exclusivamente familiar.
Las agroindustrias diversificadas se orientan a la fabricación de queso molido y panela, elaboran los derivados lácteos (crema, requesón y mantequilla) y
han recurrido al establecimiento de comercios específicos para la oferta de los
productos lácteos que ubican en el centro del municipio o en puntos estratégicos de las principales vialidades, además de las tiendas de abarrotes.
Las queserías comerciales procesan 77.3% del volumen de leche de las
diversificadas, se enfocan en la producción de queso oaxaca, el producto de
mayor demanda en la zona. El abasto de leche es externo, la mayoría de los
productores de queso depende de los ingresos que genera la empresa y la
comercialización de los productos es con los intermediarios.
3.8. Las implicaciones de la asesoría técnica, la formalidad
de las empresas, las relaciones de intercambio
y competencia en la actividad quesera
Las instituciones gubernamentales han contribuido con cursos de capacitación
y con asesoría técnica. SEDAGRO ha sido el mecanismo por el cual 26.8% de los
102
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 31
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
productores de queso ha accedido a equipo, principalmente tinas de acero
inoxidable.
El ISEM ha incrementado su presencia en la zona en fechas recientes y ha
participado con cursos sobre la limpieza e higiene para mejorar la calidad de
los productos lácteos. Así, 46.3% de los productores de la concentración ha
asistido a los cursos, pero la institución es vista como una instancia que ejerce
presión y no aporta ningún incentivo para la producción.
La Universidad Autónoma del Estado de México y el Instituto Politécnico
Nacional han apoyado con asesoría técnica para mejorar el proceso de elaboración de los lácteos, sin embargo, la participación se reduce a 15.4% de las
empresas y sólo 11.5% de los queseros ha contratado técnicos privados.
Para determinar la formalidad de las empresas se consideraron los permisos que la SHCP, el ISEM y el Municipio establecen para el funcionamiento de
las empresas. El 61.8% de las agroindustrias de la concentración contó con los
permisos, pero en general implica un desembolso económico adicional para
todos los productores y prácticamente ningún beneficio.
Las relaciones de intercambio y competencia marcan la dinámica de las
relaciones entre empresas. Las actividades de intercambio las realiza 58.9%
de las queserías e implican las transacciones de materia prima, insumos, quesos, derivados lácteos, equipo y en ocasiones coadyuvan al abasto de leche a
las empresas o el comercio de los productos. Los intercambios no necesariamente se llevan a cabo entre queserías del mismo grupo, se basan en la cercanía, la confianza, el parentesco o la amistad de los productores de queso.
Las relaciones de competencia implican a 79.4% de las agroindustrias de
la concentración. La competencia implica considerar lo heterogéneo de la
escala productiva de las plantas transformadoras que compiten no sólo con el
precio de los quesos sino que se agrega la pugna por los clientes para comercializar los productos lácteos y la materia prima en la época seca del año. La
ausencia de mecanismos entre productores para establecer un precio base de
los productos lácteos incrementa la contienda entre agroindustrias.
Ante la ausencia de contratos formales en el abasto de leche, los productores de queso cambian de abastecedores si la leche no cumple con los requisitos de calidad establecidos y los abastecedores reemplazan a los queseros si el precio de la leche y los requisitos de calidad no les convienen.
Julio - Diciembre de 2009
103
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 32
E
S T U D I O S
SOCIALES
Las condiciones técnico económicas son fundamentales para la operatividad de las empresas y las de mayores recursos pueden adquirir insumos a
menor costo, equipo, maquinaria y comercializar la producción en los grandes
centros de consumo como la Ciudad de México y Toluca, mientras que las queserías de menor tamaño se enfocan al comercio local.
La interacción constante de los productores de queso ha redundado en el
comienzo de actividades organizativas en relación con la actividad quesera del
territorio por medio de la agrupación en la Unión de Productores Lácteos de
Aculco (UPLA) interesados en incrementar la producción de quesos, la calidad y
los lugares de comercialización. Esta condición es deseable por las ventajas
que confieren la relación constante, el aprendizaje en lo productivo, tecnológico y comercial, así como la acción colectiva para el logro de metas comunes
(Ramos, 2001).
Conclusiones
El desarrollo de la actividad quesera en Aculco está inscrito en los diversos factores del territorio como los recursos naturales, humanos, físicos y productivos
que convergen en una actividad común y generan la dinámica de la concentración de agroindustrias rurales. La producción de leche, la tradición en la fabricación de quesos y la transmisión del saber hacer han generado la articulación del sistema productivo y la de diversos actores en la cadena productiva.
Las agroindustrias de producción de quesos constituyen la parte central del
sistema productivo local de Aculco. Es el eslabón que articula la cadena productiva, hacia atrás con los productores de leche y recolectores, hacia adelante
con los compradores de queso y consumidores.
Los productores de leche, recolectores y queseros conforman el territorio
de producción del sistema agroalimentario local y la articulación en la cadena
productiva deriva de relaciones de confianza, el sistema de comercialización
de la materia prima, las condiciones técnico productivas de las explotaciones
lecheras y de las agroindustrias, aunado a los servicios que los recolectores y
queseros han establecido con los productores de leche para sustentar el abasto de leche.
Las queserías emplean productores de leche, recolectores y la producción
de hatos propios para contar con la cantidad de leche a procesar diariamente.
104
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 33
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
La diferencia radica en el volumen comercializado por cada actor y la escala
de producción de las queserías influye en la elección del tipo de actor preponderante en el abastecimiento de leche. A mayor escala de las plantas queseras
el suministro de leche se basa en los recolectores y en menor medida en productores de leche. A menor escala el suministro de la materia prima deriva de
los productores de leche y la complementación con la producción de hatos
propios.
Los productores de leche y los recolectores abastecen de materia prima
todo tipo de empresas de la concentración sin importar el volumen procesado. El interés principal de estos actores es obtener el mayor precio por litro de
leche y los menores requisitos de calidad en la recepción de la materia prima.
Los recolectores son el enlace de comercialización de la producción láctea
entre las agroindustrias y los productores de leche que por las características
técnico productivas de la explotación lechera y lo alejado de las comunidades
no les es posible la comercialización directa. Los recolectores son actores
necesarios incluso para las agroindustrias por que en general no disponen de
los recursos necesarios para el acopio de la leche y la fabricación de los productos lácteos.
La concentración de agroindustrias se enfoca en la fabricación de queso
oaxaca, molido, manchego y panela. Por el porcentaje de producción del principal queso producido se puede argumentar que las empresas tradicionales se
orientan a la elaboración de queso manchego, las diversificadas al molido y las
comerciales al oaxaca. La tecnología empleada en el proceso de elaboración
de los productos lácteos no difiere entre empresas, pero si en el material del
equipo utilizado y en el uso de descremadora que marca la disimilitud entre
agroindustrias.
Las redes de relaciones involucran prácticamente acciones individuales
porque cada quesería ha establecido acuerdos hacia atrás con los productores
de leche y recolectores para el abasto de materia prima, hacia adelante con los
compradores de queso para la comercialización de los productos lácteos y
hacia los lados para la adquisición de insumos o equipo, ante lo cual la integración vertical es una debilidad del sistema productivo.
La participación en acciones colectivas se identificó sólo entre productores
de queso, pero el accionar por tipo de empresa es disímil. Las empresas diversificadas y comerciales están dispuestas a la organización por las ventajas que
Julio - Diciembre de 2009
105
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 34
E
S T U D I O S
SOCIALES
confiere, mientras que las tradicionales se consideran con pocas posibilidades
por la escala de producción. Las actividades organizativas son un elemento
positivo para la concentración de empresas si se considera la dificultad que
presentan para mejorar la calidad y comercialización de los productos lácteos.
La técnica de cluster permitió categorizar la concentración de agroindustrias de Aculco, difíciles de evaluar de manera individual y permitió identificar
tres tipos de queserías que se diferenciaron por el volumen de leche procesado, uso de LDP, descremadora, tipo de mano de obra y la acción colectiva entre
productores de queso. La utilización de cluster como herramienta de análisis
facilitó la agrupación de empresas por características técnico-productivas y la
síntesis de información inter e intra grupos.
Los estudios relacionados con la valorización de las actividades de la
agroindustria rural de producción de quesos en México son indispensables. La
producción quesera de este tipo de empresas no está cuantificada ni documentada no obstante la participación relevante que tiene en el país.
Los Sistemas Agroalimentarios Localizados como método de activación de
las concentraciones de agroindustrias rurales se componen de tres etapas de
evaluación. En la concentración de empresas de Aculco se realizó la fase de
diagnóstico, se inició el diálogo con los actores económicos, pero es necesario
complementar esta fase y propiciar la activación para dinamizar el sistema
agroalimentario local, contribuir al desarrollo de la concentración y el bienestar de los actores inmersos en la actividad.
106
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 35
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Aguilar, C. (2003) "Tipología de las cadenas industriales y la calidad de la
leche en los Altos de Jalisco" en Temas de Ciencia y Tecnología. Vol. 7,
número 19, pp. 13-23.
Bastida, J. (2003) Análisis de la alimentación en sistemas campesinos de
producción de leche en el noroeste del Estado de México. Tesis de
licenciatura, Toluca, Estado de México, UAEM, 78 pp.
Boucher, F. (2002) "El sistema agroalimentario localizado de los productos
lácteos de Cajamarca: una nueva perspectiva para la agroindustria rural"
en Sociedades Rurales, Producción y Medio Ambiente. Vol. 3, número
2, pp. 1-28.
(2003) "El sistema agroalimentario localizado de los productos
lácteos de Cajamarca: una nueva perspectiva para la agroindustria rural"
en Informe Final de Estudio de Caso, Proyecto SIAL en América Latina.
IICA-PRODAR, 30 pp.
Boucher, F. y M. Guégan (2004) Queserías rurales en Cajamarca. Lima,
Perú, ITDG-LA Editores, 195 pp.
Boucher, F. y H. Riveros (2000) "La agroindustria rural de América Latina y
el Caribe: su entorno, marco conceptual e impacto" en PRODAR. 5 pp.
Disponible www.infoagro.net consultada en noviembre de 2007).
CAC - Centro Andino de (Consultores (1989) "La agroindustria rural en
América Latina" en PRODAR, 4 pp. Disponible www.infoagro.net.
(Consulta en noviembre de 2007).
Castañeda, T. (2005) Análisis del riego en el noroeste del Estado de México
y su contribución a la actividad agropecuaria. Tesis de maestría,
Toluca, Estado de México, UAEM, 137 pp.
Chauvet, M. y R. L. González (2001) "Globalización y estrategias de grupos
empresariales agroalimentarios de México" en Comercio Exterior. Vol.
51, número 12, pp. 1079-1088.
Cordero, P., Chavarría, H., Echeverri, R. y Sepúlveda, S. (2003) "Territorios
rurales, competitividad y desarrollo" en Cuaderno Técnico del IICA.
Número 23, pp. 1-17.
Correa, C. A., Boucher, F. y Requier-Desjardins, D. (2006) "¿Cómo activar los
sistemas agroalimentarios localizados en América Latina? un análisis
comparativo" en Agroalimentaria. Número 22, pp. 17-27.
Daniel, W. (2004) Bioestadística, base para el análisis de las ciencias de la
salud. México, Limusa Wiley Editores, 755 pp.
Del Valle, M. (2003) "El sistema nacional de innovación y las estrategias
competitivas de la agroindustria de lácteos en México" en Memorias del
IV Congreso AMER. Morelia, México, 36 pp.
Julio - Diciembre de 2009
107
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 36
E
S T U D I O S
SOCIALES
Díaz, R. (2003) "Estudio sobre la concentración de trapiches paneleros en
el Distrito de Dolega, Provincia de Chiriquí, Panamá" en Informe final de
estudio de caso, proyecto SIAL en América Latina. IICA-PRODAR, 86 pp.
Dirven, M. (2001) "Dairy Clusters in Latin America in the Context of
Globalization" en International Food and Agrobusiness Management. 2
(3/4), pp. 301-313.
Espinosa, T., Villegas, A., Gómez, G., Cruz, J. G. y Hernández, A. (2006) "La
agroindustria láctea en el Valle de México: un ensayo de categorización"
en Técnica Pecuaria. 44 (2), pp. 181-192.
Espinoza, A. (2004) Reestructuración de la lechería en la región noroeste
del Estado de México, en el marco del proceso de globalización. Tesis
de doctorado, México, UNAM, 264 pp.
FIRA - Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (2001)
"Tendencias y oportunidades de desarrollo de la red leche en México" en
Boletín Informativo. Vol. XXXIII, número 317, 137 pp.
García, L. A., Martínez, E. y Salas, H. (1998) "Empresas agroalimentarias y
globalización en el sector lechero" en Revista Mexicana de
Agronegocios. Vol. 3, pp. 1-10.
Hair, J., Anderson, R., Tatham, R. y Black, W. (1998) Multivariate Data
Analysis. México, Prentice-Hall International Editores, 518 pp.
INEGI - Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (2005)
"Estado de México, perfil sociodemográfico" en XII Censo de Población
y Vivienda. Disponible www.inegi.gob.mx (Consultada en noviembre de
2007).
Linck, Th., Barragán, E. y Casabianca, F. (2006) "La calificación de los alimentos como proceso de patrimonialización de los recursos territoriales" en Adolfo Álvarez Macías et al. (coords.) Agroindustria rural y territorio, los desafíos de los Sistemas Agroalimentarios Localizados.
México, UAEM Editores, pp. 103-125.
Llambí, L. (2000) "Procesos de globalización y sistemas agroalimentarios:
los retos de América Latina" en Agroalimentaria. Número 10, pp. 91102.
Muchnick, J. y Sautier, D. (1998): "Systémes agro-alimentaires localisés et
construction de territoires" en Proposition d´ action thématique programmée. CIRAD, 46 pp.
Nolasco, M. A. (1999) Aculco, Monografía Municipal. Toluca, Estado de
México, Instituto Mexiquense de Cultura Editores, 118 pp.
Ramos, J. (2001) "Complejos productivos en torno a los recursos naturales:
¿Una estrategia prometedora?" en Martine Dirven (comp.) Apertura
económica y (des) encadenamientos productivos, reflexiones sobre el
108
Volumen 17, Número 34
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 37
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
complejo lácteo en América Latina. Santiago de Chile, Naciones Unidas
Editores, pp. 27-57.
Reardon, T. y Barrett, Ch. (2000) "Agroindustrialization, Globalization and
International Development, an Overview of Issues, Patterns and
Determinants" en Agricultural Economics. Vol. 23, pp. 195-205.
Requier-Desjardins, D. (2004) "Agroindustria rural, acción colectiva y SIALES:
desarrollo o lucha contra la pobreza?" en Memorias del Congreso
Internacional Agroindustria Rural y Territorio (ARTE). Toluca, Estado de
México, 17 pp.
Rodríguez, G. y Rangel, C. (2003) "Estudio del sistema agroalimentario
local, SIAL, de la concentración de fábricas de bocadillo de guayaba en
las provincias de Vélez y Ricaurte en Colombia" en Informe final de estudio de caso, proyecto SIAL en América Latina. IICA-PRODAR, 64 pp.
Salas, I., Boucher, F. y Requier-Desjardins, D. (2005) "Agroindustria rural y
liberalización comercial agrícola: el rol de los Sistemas
Agroalimentarios Localizados" en Agroalimentaria. Número 22, pp. 2940.
Secretaría de Economía (1999) "Documento informativo sobre las
pequeñas y medianas empresas en México" Disponible
www.economia.gob.mx. (Consultada en noviembre de 2007).
SEDAGRO - Secretaría de Desarrollo Agropecuario (2000) "Producción de
leche" en Archivo lechero de la Dirección de Desarrollo Agropecuario.
Delegación Regiona, núm. VIII de Jilotepec, México, documento interno,
10 pp.
Villegas, A. (2003) Los quesos mexicanos. México, UACh Editores, 220 pp.
Julio - Diciembre de 2009
109
RES344.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 38
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 1
Estrategias
de reproducción social
de los productores
de maíz de Tlaxcala
Miguel Ángel Damián Huato*
Benito Ramírez Valverde**
Filemón Parra Inzunza***
Juan Alberto Paredes Sánchez****
Abel Gil Muñoz*****
Jesús Francisco López Olguín******
Artemio Cruz León*******
Fecha de recepción: mayo, 2008.
Fecha de aceptación: julio, 2008.
* *Departamento de Agroecología y Ambiente, Instituto de Ciencias, BUAP
Correo electrónico: [email protected]
** Colegio de Postgraduados Campus Puebla.
Correo electrónico: [email protected]
***Colegio de Postgraduados Campus Puebla.
Correo electrónico: [email protected]
****Colegio de Postgraduados Campus Puebla.
Correo electrónico: [email protected]
*****Colegio de Postgraduados Campus Puebla.
Correo electrónico: [email protected]
******Departamento de Agroecología y Ambiente, Instituto de Ciencias, BUAP
Correo electrónico: [email protected]
*******Universidad Autónoma Chapingo
Correo electrónico: [email protected]
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 2
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 3
Resumen / Abstract
Se analizan las múltiples estrategias
de reproducción social de los productores de maíz del estado de
Tlaxcala y el efecto que ha tenido la
pluriactividad en el manejo del maíz
y de otros recursos, así como en el
desarrollo sustentable y humano.
Con este fin se recurrió a información acopiada por una encuesta aplicada en el año de 2002 a una muestra de 1,884 maiceros. Los resultados indican que, aparte de producir
maíz, 74% vende su fuerza de trabajo para sobrevivir, realizando distintas actividades; una sexta parte de
productores o de sus familiares tienen que emigrar para contribuir al
sustento familiar; las actividades priJulio - Diciembre de 2009
There have been analyzed the multiple strategies for social reproduction
of corn producers in the state of
Tlaxcala and its effect on the multiple activities handling the corn and
other resources as well as the
human and sustainable resources.
For this purpose it was used the
information collected in a survey
conducted in the year 2002 to a
sample of 1884 corn producers.
Results show that besides producing
corn, 74% sell their labour force
working in different activities in
order to survive; a sixth part of producers or their relatives have to emigrate to send money back home.
Even thou primary activities (plant113
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 4
E
S T U D I O S
marias (siembra de maíz, ganadería
y recolección de bienes), aunque
aportan menor cantidad de recursos
económicos, son estrategias de gran
importancia por garantizar la reproducción social de la unidad campesina. Finalmente, no se encontró
ninguna evidencia que demuestre
que la política agropecuaria haya
contribuido a mejorar la productividad, el bienestar social y la sustentabilidad de los recursos naturales de los productores de maíz del
estado de Tlaxcala.
SOCIALES
ing maize, livestock and recollecting
of goods) represents less economic
resources, it is a strategy of great
importance that guarantee the
social reproduction of farmers.
Finally no evidence was found to
show that agricultural policies have
contributed in improving productivity, social welfare and sustainability of
the natural resources of corn producers in the state of Tlaxcala.
Keywords: agricultural modernization of the field, types of corn producers, farmers technology, migration.
Palabras clave: modernización del
campo, estructurales, tipología de
productores de maíz, pluriactividad,
migración, tecnología campesina.
114
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 5
Introducción
E
n la década de 1980 el gobierno mexicano promovió cambios en la política económica, cancelando el modelo de sustitución de
importaciones al atribuirle la responsabilidad de la crisis económica de 1982.
La estrategia empleada para la recuperación de la economía con estabilidad
de precios fue la Modernización Económica, efectuada también en el ámbito
sectorial. A finales de esa década se aplicaron las reformas estructurales en el
sector agropecuario, porque mostraba claros signos de debilitamiento: estancamiento de la actividad productiva, déficit en la balanza comercial, deterioro
ecológico y mayor pobreza de millones de mexicanos (Téllez, 1994:7). Para los
defensores de la Modernización del Campo, estos problemas fueron causados
por el proteccionismo comercial, la intervención del Estado en la economía y
el régimen de propiedad ejidal que desalentó la inversión privada.
La aplicación de las nuevas políticas agropecuarias ha transformado el
entorno económico, social y político de los productores agrícolas. En este trabajo, sustentado con información acopiada por una encuesta aplicada en 2002
a una muestra de 1,884 maiceros, nos interesó investigar el impacto que ha
tenido este programa en las estrategias de reproducción social de un sujeto
social concreto: los productores de maíz del estado de Tlaxcala. El hilo conJulio - Diciembre de 2009
115
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
ductor de la investigación fue buscar respuestas a las siguientes interrogaciones: ¿Cuáles son las principales estrategias de reproducción social de los
productores de maíz del estado de Tlaxcala en un contexto de ajuste estructural? ¿Cómo ha afectado el manejo del maíz y otros recursos por parte de los
productores?
El artículo se encuentra dividido en seis partes: en la primera se exponen
los rasgos básicos del nuevo modelo de acumulación de capital y las políticas
agrícolas que de él se derivan. Enseguida, se plantea una discusión teórica del
concepto de estrategias de reproducción social; en la tercera y cuarta sección
se describe en dónde y cómo se condujo el estudio empírico; en la quinta
etapa se presentan y discuten los resultados más relevantes obtenidos y, en la
última parte, se exponen las conclusiones de la investigación.
1. Las reformas estructurales y el campo mexicano
El ajuste estructural es una estrategia económica de una nueva fase de acumulación de capital conocida como neoliberalismo. Emerge a nivel mundial
como alternativa para salir de la recesión económica de 1974-1975, en un
contexto de reestructuración capitalista causada por el surgimiento de una
nueva división internacional del trabajo y mayor internacionalización del capital financiero. Fue a principios de la década de 1980 del siglo pasado cuando
el gobierno mexicano puso en marcha esta estrategia económica al: a) liberar
la economía para abatir la inflación con importaciones más baratas; b)
reestructurar la economía reasignando los recursos productivos según las ventajas comparativas de los actores y regiones económicas y c) restringir la presión sobre las finanzas públicas, reduciendo los subsidios que, a su vez, disminuyó la intervención del Estado en la economía, el déficit fiscal y la presión
en los mercados de capitales (Plan Nacional de Desarrollo 1989-1994:9).
Del mismo modo, el ajuste estructural definió la Modernización del Campo
mexicano con la intención de eliminar vicios y distorsiones que frenaban la
capacidad productiva del sector rural. Para Téllez (1994) era urgente aplicar las
reformas en el agro porque mostraba los siguientes síntomas: déficit en la balanza comercial, estancamiento de la actividad productiva, deterioro ecológico
y mayor pobreza de millones de mexicanos. De este modo, la aplicación de la
nueva política agrícola tuvo cinco propósitos: a) dar certidumbre en la tenen116
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
cia de la tierra; b) finalizar el otorgamiento de subsidios de forma indiscriminada; c) desregular el comercio de los productos agropecuarios; d) promover
una mayor vinculación comercial con el exterior mediante el establecimiento
de Tratados de Libre Comercio y e) propiciar el adelgazamiento de los órganos
gubernamentales de fomento al campo (Programa Nacional de Modernización
del Campo, 1990). En el siglo XXI, la Ley de Desarrollo Rural Sustentable (DOF,
2001), ha sido la expresión legal y programática del Plan de Gobierno que pretende articular las políticas y programas que inciden en el desarrollo rural.
Para alcanzar estos propósitos el gobierno mexicano modificó sustancialmente su política agrícola diseñada para promover, desde el régimen cardenista, la industrialización del país basado en el crecimiento del mercado
interno. En el proceso de sustitución de importaciones, la agricultura de temporal, estructurada en su mayor parte en torno al ejido, proveyó a la industria
de alimentos, materias primas y fuerza de trabajo a bajos precios, en tanto que
la agricultura de riego, especializada en la siembra de cultivos para la
exportación, aportó divisas para la importación de bienes de capital que
requería el naciente sector industrial del país. Para que la agricultura cumpliera con estas funciones, el Estado mexicano creó un complejo andamiaje institucional con el propósito de fomentar el desarrollo de la agricultura (Salcedo,
1999).
De este modo, la nueva política agrícola ha significado, entre otras cuestiones:
a) Reformar el artículo 27 constitucional para promover una mayor participación del sector privado en la agricultura. Según la visión esquemática
neoliberal, la reforma promovería el mercado de tierras para revertir el
minifundio, causando mayor eficiencia productiva, bienestar social,
equidad en el campo y preservación del medio ambiente (Téllez, 1994).
b) El desmantelamiento de las entidades gubernamentales para fomentar el
desarrollo de la agricultura, mediante la disminución de los recursos fiscales. Pensado (2005:68-79) indica que el tamaño del gasto público en
México se redujo cerca de 35% del PIB total a aproximadamente de una
cuarta parte del mismo; ello también se reflejó en que el gasto público
agropecuario pasó de representar casi 6% del total a sólo 1.3% del PIB
en 2001. El mismo autor señala que el gasto público agropecuario desJulio - Diciembre de 2009
117
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
tinado al fomento productivo de la agricultura pasó de poco más de las
cuatro quintas partes del total del gasto agropecuario y rural que
detentaba en el promedio trienal 1985-1987 a dos terceras partes del
promedio trienal 1999-2001, en tanto que el rubro del gasto ejercido en
inversión social se incrementó de 16% del monto promedio del trienio
inicial a 28% del trienio final. En el neoliberalismo, los campesinos
dejaron de ser indispensables para la producción abaratada de alimentos. Al perder el vínculo con el capital como productor, las políticas públicas los excluyeron de los planes integrales productivos y los incorporaron
a proyectos asistenciales para apoyar su reproducción como fuerza de
trabajo y no como productores (Rubio, 2000:1048).
c) Fomentar el desarrollo de las cadenas agroalimentarias de exportación,
cuya modernización es fundamental para insertarse de forma competitiva en el mercado mundial de alimentos. El desarrollo de las demás
ramas productivas no le ha interesado al gobierno mexicano.
Los resultados de la aplicación de los programas de modernización del
campo han sido distintos con respecto a los proyectados. Después de veinticinco años de aplicación del ajuste estructural, las evidencias indican que el
crecimiento del Producto Interno Bruto ha tenido un comportamiento
mediocre, ya que en el periodo 1983-2004 creció a una tasa media de 0.6%
(Calva, 2005), mientras que la pobreza y la desigualdad social se acrecentaron.
Del mismo modo, Schwentesius (2002:2-3) señala que el valor de la producción agropecuaria por habitante, pasó de $923.00 en 1982 a $830.00 en
2000, a precios de 1993; aumentan las importaciones de alimentos, excepto
en los años 1986, 1987 y 1995 debido a fuertes devaluaciones, a tal grado que
la balanza agroalimentaria es negativa; se descapitaliza la agricultura y la
insolvencia de los agricultores se expresa en el estancamiento cuantitativo de
la inversión, en la obsolescencia cualitativa de la maquinaria agrícola y en la
reducción del uso productivo de insumos agrícolas; finalmente, baja el empleo
en el sector agrícola y caen los salarios e ingresos de los trabajadores, privados y sociales.
La política para el campo seguida por el Estado, también ha significado
quebrantos ecológicos. Según Nadal (2000:82), un impacto alarmante e ines118
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
perado del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) ha sido el deterioro ecológico
causado por la caída o estancamiento de los rendimientos promedios y el
aumento del área sembrada con maíz, principal cultivo de México, ocupando
tierras improductivas, reservas de la biósfera y otras áreas protegidas.
Igualmente, ha aumentado la pobreza rural en México. Para Boltvinik
(2002:30) la proporción de personas pobres a nivel nacional en el 2000 fue de
86.7% de la población nacional, pero en localidades de menos de 2,500 habitantes, casi toda la población fue pobre (98.1%), mientras que en áreas
urbanas se encontraba en esta condición 83% de las personas. De la población
pobre en el campo, 81.8% era indigente (personas que satisfacen menos de la
mitad de sus necesidades básicas y tiempo libre) y los pobres no indigentes
representaron 16.3%.
Para Salcedo (1999), en los últimos quince años disminuyó la remuneración
real de los trabajadores del país, pero este deterioro fue mayor para los
agricultores. En 1982 el trabajador agrícola percibía 8% de la retribución de
los asalariados de la industria manufacturera; para 1996 esta razón fue de
4.7%. Según datos de las Encuestas Nacionales de Ingresos y Gastos de los
Hogares, el ingreso medio de los hogares urbanos fue 1.9 veces mayor que el
de los hogares rurales en 1984 y 2.2 veces más en 1996. De 1984 a 1996, la
tasa de hogares rurales ubicados en los tres deciles de más bajos ingresos
pasó de 50% a 57%; el que percibió ingresos medios (decil 4 al 7), disminuyó
de 36% a 33%; y, el porcentaje de hogares ubicados en los tres deciles más
altos, cayó de 14 a 9.
Para el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social
(CONEVAL, 2006:1), empleando datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y
Gastos de los Hogares de 2005, señala que: a) 48.9 millones de mexicanos
viven en pobreza patrimonial,1 de los cuales 23.8 y 25 millones de personas se
ubican en el medio rural y urbano, respectivamente; b) 25.7 millones de personas están consideradas como pobres de capacidades2 al ser su ingreso total
1
Ser pobre patrimonial significa que cada uno de ellos cuenta con un ingreso total menor a $1,586.54
en el medio urbano y a $1,060.34 en el rural, lo cual les impide adquirir sus satisfactores básicos (alimentación, vestido, calzado, vivienda, salud, transporte público y educación).
2
Son pobres de capacidades quienes no acceden a los mínimos requerimientos de salud, alimentación y educación, aun utilizando todos sus ingresos para adquirir esos bienes y servicios.
Julio - Diciembre de 2009
119
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
mensual menor a $690.87 si viven en el área rural y a $969.84 si habitan en
el medio urbano. De aquellas, 15.3 y 10.3 millones, viven en las zonas rurales
y urbanas de forma respectiva y c) 19 millones de habitantes son pobres alimentarios porque cuentan con un ingreso mensual total menor a $790.74 en
el área urbana y a $584.34 en el área rural. Cualquier ingreso menor a estas
cantidades resultaría insuficiente para adquirir la mínima canasta alimentaria,
aun dedicando todos sus recursos a la adquisición de alimentos. La misma
fuente calcula que del total de pobres alimentarios, 6.5 de millones viven en
las zonas urbanas y 12.5 millones en las rurales.
El ajuste estructural también aumentó la migración campo-ciudad por el
detrimento de las condiciones de vida, al grado tal que actualmente el envío
de remesas de los emigrantes mexicanos en los Estados Unidos es la segunda fuente de divisas del país. Las remesas de los mexicanos en los Estados
Unidos, que este año se aproximarán a 15 mil millones de dólares, son factor
de sobrevivencia de por lo menos un millón de familias mexicanas y en ciertas
regiones de doce entidades es la inversión que sustituyó al gasto federal del
gobierno del presidente Vicente Fox. Los dólares de los emigrantes satisfacen,
esencialmente, las necesidades básicas de comida, vestido y vivienda, pero
también subsidian la agricultura o son un aliciente para la salud y educación
(Balboa, 2004:47).
En suma, la aplicación de las reformas estructurales en el campo mexicano
más que promover el desarrollo rural, ha originado mayor déficit en la balanza comercial agropecuaria, mayor deterioro ecológico, pobreza, emigración y,
al parecer, ha modificado las estrategias de reproducción social de los productores agrícolas, alterando las formas vida rural, basados en las actividades
agropecuarias, las cuales están siendo sustituidas por la realización de múltiples actividades económicas desarrolladas por la mayoría de los miembros
que constituyen la unidad de producción familiar.
2. Las estrategias de reproducción social
El concepto de reproducción social se caracteriza por comprender el estudio
de distintos niveles de la realidad y la concurrencia e interacción de diferentes
disciplinas científicas.
120
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Para el materialismo histórico, la reproducción y evolución social tienen
como fundamento el trabajo, práctica humana que transforma la realidad
objetiva y al propio hombre. El hombre al producir satisfactores transforma la
naturaleza y se transforma a sí mismo como especie al modificar sus condiciones de producción y existencia. Estudiar la reproducción social significa
analizar, en primer lugar, las condiciones generales de la producción de
bienes, para explicar las condiciones económicas, sociales, políticas y espirituales de existencia de las personas. Las condiciones generales de producción
son de dos tipos: las naturales, no sociales, que influyen en el desarrollo de las
fuerzas productivas; y las históricas-sociales que adquieren, por la acción del
hombre, mayor influencia que las primeras.
Asimismo, cuando se habla de producción y reproducción en el capitalismo, se tiene que analizar, de forma simultánea, la producción y circulación de
mercancías. Para Marx (1983) ambos procesos, aunque diferentes, son inseparables uno del otro. En la producción, el fabricante crea mercancías para
satisfacer la demanda social; en la circulación, la naturaleza social de las mercancías sólo se expresa en su relación con otras cuando el bien es consumido;
por lo tanto, entre producción y consumo se interpone la distribución que
determina la parte que le corresponde del mundo de los productos, a los participantes en la producción. Analizada la producción aisladamente, se soslayan
los conflictos que hay entre el desarrollo de las fuerzas productivas y las formas de explotación, contradicciones que explican las transformaciones, graduales o explosivas que tiene la realidad. Desde esta perspectiva, la reproducción social también debe incluir el análisis del movimiento social como parte
de la superestructura política.
Igualmente, en la reproducción social del medio rural la comunidad ha
jugado un papel central porque: a) regula el acceso que tienen las familias a
los recursos productivos, especialmente la tierra y b) organiza el trabajo individual para mejorar la vida económica, social y cultural de la comunidad.
Finalmente, el concepto de reproducción social incluye no sólo la reproducción
de la vida material, sino también la reproducción espiritual y las formas de
conciencia social. Como dice Kosik (1979), el hombre, como sujeto histórico
concreto crea en la producción y reproducción social la base y la superestructura de la realidad social como totalidad de las relaciones sociales, instituJulio - Diciembre de 2009
121
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
ciones e ideas y en esta creación de la objetiva realidad social se crea, al
mismo tiempo, como ser histórico y social, lleno de sentido y potencialidad
humana y realiza el proceso infinito de humanización del hombre.
Como se observa, la reproducción social abarca el estudio de las condiciones estructurales y superestructurales de una determinada sociedad. Sin
embargo, la mayoría de los estudios hechos sobre esta temática aluden a el
conjunto de prácticas empíricamente distintas mediante las cuales los individuos y sus familias tienden, consciente o inconscientemente, a conservar o
aumentar su patrimonio y, correlativamente, a mantener o mejorar su posición
en la estructura de las relaciones de clase, constituyendo efectivamente un sistema global de estrategias de reproducción biológica, cultural y social
(Bourdieu, 1988: 122).
Al mismo tiempo, las estrategias que efectúan los individuos para tratar de
asegurar su reproducción social, pueden ser visualizadas como un intento de
recuperar un concepto intermedio para plantear conexiones entre las acciones
personales y/o familiares, con la condiciones macroestructurales (Zaremberg,
2005:5).
Por otra parte, las estrategias de reproducción social pueden ser clasificadas en tres tipos de acuerdo con la función que cumplan: estrategias de
supervivencia, de mejoramiento del nivel de consumo y estrategias de crecimiento del capital familiar (Miño, 2000). Para Sacco y Velleda (2007:158), la
diversificación de actividades o pluriactividad son fenómenos asociados fundamentalmente a la agricultura familiar y forman parte de las estrategias de
supervivencia adoptadas por los pequeños agricultores y campesinos para
garantizar la reproducción social de sus familias. Tales estrategias se han
desarrollado mediante la combinación de diversas actividades (agrícolas y no
agrícolas) que pueden ser realizadas dentro o fuera de las unidades de producción (o dentro o fuera de la comunidad donde radica el productor).
3. El marco geográfico de la investigación
El estudio se realizó en el estado de Tlaxcala en cuya evolución histórica como
espacio concreto, han influido varios factores que explican su actual fisonomía:
sus recursos y características naturales, su ubicación en la red de caminos
México-Veracruz, su cercanía a los centros políticos y fabriles del país y su
122
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
desarrollo industrial. La entidad se encuentra localizada en la región centrooriental del país entre los 2,200 y 4,400 metros sobre el nivel del mar; posee
un clima templado-húmedo con una precipitación media anual de 711 mm. La
extensión territorial de la entidad es de 4,060 km2, 0.2% del área total del país.
El número de habitantes para el año de 2000, según el INEGI y Gobierno del
Estado de Tlaxcala (2003), fue de 962,646 (48.8% hombres y 51.2% mujeres)
distribuidos en los sesenta municipios que tiene la entidad. Por otra parte,
78.5% y 21.5% de la población está considerada, respectivamente, como
urbana y rural. Entre 1995-2000, el estado registró una tasa de crecimiento
media anual de 2%. Finalmente, diez municipios están clasificados como de
muy baja marginación, 29 tienen baja, 17 media y cuatro están considerados
como de alta marginación (CONAPO, 2001).
El área agrícola del estado es de 243,761 hectáreas, 88.7% de temporal y
11.3% de riego, donde se siembran alrededor de cuarenta cultivos; sin embargo, cinco son los más importantes: maíz, cebada, trigo, avena y frijol, los
cuales cubrieron 90.5% del área cosechada y generaron 52% del total del valor
de la producción agrícola en 2002 (INEGI y Gobierno del Estado de Tlaxcala,
2003). En la estructura agrícola del estado destaca el maíz, ya que entre 19902003 se sembraron y cosecharon, de forma respectiva, 136,513 y 129,506
hectáreas.
Regionalmente (figura 1), el estado se encuentra dividido en tres Distritos
de Desarrollo Rural (DDR):
a) El DDR 163. Se localiza al noroeste de la entidad y ocupa un área de
1,774.279 km2, 43.7% del estado; abarca once municipios y su sede es
Calpulalpan. Concentró en el año 2000 una población de 216,169 habitantes, 22.4% del estado y su densidad de población fue de 122 habitantes por km2. La población ocupada Distrital fue de 73,242 personas,
22.3% del estado, de las cuales 19.9% efectuaron actividades primarias,
36% secundarias y 42.2% terciarias; el resto de la población ocupada, no
especificó que trabajo realizó (INEGI y Gobierno del Estado de Tlaxcala,
2003.).
En este Distrito entre 2001-2003 se sembraron en promedio 32 cultivos,
casi todos de temporal, pues sólo cuenta con 1.4% del área de riego que tiene
Julio - Diciembre de 2009
123
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
Figura 1. Ubicación geográfica del estado de Tlaxcala y Distritos de Desarrollo Rural
Fuente: elaborado por Kenia Cuatecontzi Morales, con datos del Economic and Social Research Institute (ESRI)
http://www.esri.ie/, 2002.
el estado. El Distrito concentró 42.3% del área cosechada y generó 42.8% del
valor total de la producción agrícola de la entidad SAGARPA (1980-2003).
b) El DDR 164. Comprende 36 municipios y está situado en el centro-sur del
estado y su sede se encuentra en la ciudad de Tlaxcala. Su área territorial es de 1,085.946 km2, 26.7% de la entidad, y está poblado por
577,182 personas, con una densidad de población de 532 habitantes por
km2. La estructura económica del Distrito se basa en actividades secundarias y terciarias que emplean, de forma respectiva, 40.7% y 45% de la
población ocupada, compuesta por 198.787 personas, que corresponde
a 60.5% de la población total ocupada de la entidad. Por su parte, el sector primario concentró 12.1% de la población ocupada y 2.2% de los trabajadores no especificó la actividad económica desarrollada.
124
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
El Distrito posee más de la mitad del área de riego del estado, pero predomina la agricultura de temporal, cubre 75.7% de la superficie, donde se
sembraron cuarenta cultivos que cubren 26.5% del área cosechada del estado
y crean 26.2% del valor de la producción agrícola (SAGARPA, 2003).
c) El DDR 165. Tiene su residencia en Huamantla y se localiza al sureste del
estado; incluye trece municipios que abarcan 1,124.95 km2 y 163,557
habitantes y una densidad de población de 145 habitantes por km2. El
Distrito se caracteriza por el peso que tienen las actividades primarias.
Así, de 54,542 personas que componen la población ocupada, 37.1%,
30.1% y 31.1% efectuaron actividades primarias, secundarias y terciarias,
respectivamente; el resto, realizó labores económicas no especificadas.
Este DDR, ocupó 31.2% del área total agrícola del estado y generó 31%
del valor de la producción. En este Distrito predomina la siembra de
maíz, ya que ocupó 67.8% del área total agrícola (SAGARPA, 2003).
4. Método y técnicas de investigación
El enfoque utilizado en la investigación fue el constructivista, en el cual la generación del conocimiento se organiza por fases, donde cada una de ellas es
resultado de una anterior y condición necesaria para la siguiente. En este proceso cognoscitivo, la tipología de productores constituye un puente entre el
método y las técnicas de investigación, al actuar como puntos de reflexión y
análisis. Los tipos de productores, según Duch (1998), son un medio conceptual (y analítico), para comparar la realidad respecto a ellos porque agrupa a
las unidades de producción en conjuntos homogéneos con ciertas características, identifica y precisa la problemática técnica, económica y social de cada
tipo de productor y contribuye a entender la estructura y organización regional de la producción agrícola, su relación con la sociedad y con las entidades
gubernamentales. Es decir, la tipología de productores actúa como puntos de
reflexión cumpliendo el papel de complejo cognoscitivo del constructivismo
(García, 2000:40-41), ya que permiten transitar de las abstracciones empíricas a las abstracciones constructivas y reflexivas, las cuales son centrales para
la construcción del conocimiento.
Julio - Diciembre de 2009
125
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Por otra parte, en este trabajo se emplearon tres técnicas de investigación:
4.1. La encuesta
Con este instrumento se acopió, sistematizó e interpretó la mayor parte de la
información usada en el estudio. Con este propósito se aplicó un cuestionario
entre el 12 y 26 de agosto de 2002, a cada productor de la muestra seleccionada.
4.2. El muestreo
Se aplicó el muestreo simple aleatorio con distribución proporcional de la
muestra estatal en función del número de productores por municipios y comunidades. El marco de muestreo fueron los beneficiarios del PROCAMPO y la
selección de las unidades de muestreo se hizo al azar una a una y sin reemplazo. Para calcular el tamaño de la muestra se usó la expresión matemática
citada por Gómez (1977) y el tamaño de la muestra, con una confiabilidad de
95% y una precisión de 20 kg al estimar el rendimiento del maíz, fue de 1,770
productores y se amplió a 1,884 como medida de seguridad.
4.3. La tipología de productores
Se usaron tres criterios para agrupar a los productores de maíz. En el primero,
se clasificaron según el sexo (Hombres y Mujeres) y la tenencia de la tierra
(Ejidatarios, Propietarios y Otro Régimen). El segundo criterio empleado fue
que compartieran las mismas estrategias de reproducción social; se clasificaron en ocho tipos: Jornalero, Ganadero, Comerciante, Albañil, Servidor Público, Recolector de Bienes, Otras Actividades y Ninguna Actividad. El tercer criterio agrupó a los productores en Primarios y No Primarios.
5. Estrategias de reproducción social
de los productores de maíz
Las actividades agropecuarias y no agropecuarias que llevan a cabo los productores de maíz para garantizar su reproducción social, las efectúan dentro o
fuera de la comunidad donde reside el productor.
126
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
5.1. Tipos de maiceros y estrategias
de reproducción social efectuadas en la comunidad
Datos de la encuesta (cuadro 1) señalan que del total de maiceros, 291 (15%)
son Mujeres localizadas prioritariamente en los DDR 164 (38%) y 165 (40%) y
1,593 (85%) son Hombres, se concentra 41% en el DDR de Huamantla. Por otra
parte encontramos que 1,249 (66%) son Ejidatarios, casi la mitad se localiza
en el DDR 165; 605 (32%) son Propietarios de los cuales 55% se encuentra en
el DDR 164; y 30 (2%) son clasificados como de Otro Régimen de tenencia
(préstamo de parcela y tres tipos de aparcería: a medias,3 al tercio4 y renta),
situados principalmente en el DDR 165.
Estos mismos datos señalan que 1,392 (74%) de los productores, además
de cultivar maíz, efectuaron alguna de otras 23 actividades distintas; son seis
las más importantes: Jornalero, Ganadero, Comerciante, Albañil, Servidor
Público y Recolector de Bienes, desempeñadas de forma respectiva, por el
20%, 15%, 11%, 10%, 5% y 3%; otro conjunto de diecisiete actividades (apicultor, artesano, carnicero, carpintero, chofer, cohetero, doméstica, herrero,
maquilador, mecánico, obrero, panadero, pulquero, tamalero, tractorista,
velador y zapatero) fueron efectuadas por otro 10% de los productores, mientras que 26% (492) de los productores que faltan, no llevaron a cabo otra
actividad. En este sentido, casi tres cuartas partes de los maiceros del estado
de Tlaxcala fueron clasificados como pluriactivos.
La pluriactividad es la ejecución de actividades agropecuarias y no
agropecuarias (básicamente asalariadas) por los productores agrícolas con el
propósito de garantizar la sobrevivencia familiar (De Grammont, 2006). En el
capitalismo la ejecución de actividades agrícolas y no agrícolas siempre han
sido estrategias básicas de reproducción social para las familias rurales; no
obstante, este proceso se acentúa en la fase neoliberal. En el estado de
Tlaxcala la pluriactividad ha sido promovida además, por la relevancia histórica que han tenido las actividades secundarias y terciarias para la economía del
estado, ya que han ofrecido mayores posibilidades de empleo a la población
3
La aparcería de la tierra a "medias" se realiza cuando el dueño de la parcela se asocia con otro productor, dividiendo entre dos, tanto los costos de producción como el total de la cosecha.
4
La aparcería de la tierra "al tercio", se da cuando el posesionario de la parcela la cede para que otro
productor la cultive obteniendo por este hecho una tercera parte de la cosecha.
Julio - Diciembre de 2009
127
6/23/2009
11:36 AM
Page 18
Cuadro 1. Ubicación por Distrito de Desarrollo Rural y principales características
de los productores de maíz, clasificados de acuerdo con la otra actividad que realizan
Huamantla
Tlaxcala
Calpulalpan
Tipos de productores
Estatal
RES345.qxp
Jornalero
Ganadero
Comerciante
Albañil
Servidor público
Recolector de Bienes
Otra actividad
Ninguna actividad
Total
Jornalero
Ganadero
Comerciante
Albañil
Servidor público
Recolector de Bienes
Otra actividad
Ninguna actividad
Total
Jornalero
Ganadero
Comerciante
Albañil
Servidor público
Recolector de Bienes
Otra actividad
Ninguna actividad
Total
Jornalero
Ganadero
Comerciante
Albañil
Servidor público
Recolector de Bienes
Otra actividad
Ninguna actividad
Total
Hombres Mujeres Ejidatarios Propietarios
108
59
40
42
18
8
23
101
399
115
98
58
58
37
14
60
104
544
158
90
53
76
31
37
55
150
650
381
247
151
176
86
59
138
355
1593
0
19
12
0
1
0
10
22
64
0
12
30
0
3
9
20
46
111
0
8
11
0
4
0
24
69
116
0
39
53
0
8
0
54
137
291
Fuente: elaboración propia con datos de la encuesta 2002.
88
58
37
33
13
6
25
96
356
63
53
42
24
23
3
30
76
314
115
77
51
57
23
31
59
166
579
266
188
130
114
59
40
114
338
1249
18
18
13
9
6
2
8
26
100
50
57
45
34
17
11
48
72
334
38
20
11
17
11
6
18
50
171
106
95
69
60
34
19
74
148
605
Otro régimen
Total
2
2
2
0
0
0
0
1
7
2
0
1
0
0
0
2
2
7
5
1
2
2
1
0
2
3
16
9
3
5
2
1
0
4
6
30
108
78
52
42
19
8
33
123
463
115
110
88
58
40
14
80
150
655
158
98
64
76
35
37
79
219
766
381
286
204
176
94
59
192
492
1884
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
rural tlaxcalteca. En esta entidad, la generación de la riqueza depende básicamente de los sectores secundario y terciario, ya que entre ambos absorbieron
81.8% de la población ocupada y generaron 93.4% del Producto Interno Bruto
Estatal (INEGI y Gobierno del Estado de Tlaxcala, 2007).
A este respecto, De Grammont (2006) plantea que la población rural mexicana es cada vez menos agropecuaria. Todavía en 1970 se podía considerar
que la población rural trabajaba en el campo ya que 77% de su población
económicamente activa laboraba en el sector primario y sólo 9% en el secundario y 9% en el terciario. Hoy, la situación cambió totalmente: cerca de la
mitad de la población económicamente activa en el campo trabaja en el sector secundario y terciario y este porcentaje en el centro del país, donde se
ubica Tlaxcala, es sólo de 37%.
La estructura y ubicación geográfica de las distintas actividades económicas implementadas por los maiceros en la propia comunidad donde radican,
se expone también en los datos del cuadro 1, donde se puede observar que:
a) La actividad predominante entre Hombres, Ejidatarios, Propietarios y Otro
Régimen, es la de jornalero ya que 381 (20%) de ellos la efectúan, sobre
todo en el DDR 165, donde, como ya se mencionó, predominan las actividades primarias.
b) Otra actividad relevante para Hombres, Mujeres, Ejidatarios y Propietarios
es la ganadería realizada por 286 (15%) productores. El tipo de ganado
y el número de cabezas que poseen los maiceros por DDR se indica en el
cuadro 2, donde se nota que:
1. Del total de ganado que poseen los productores de maíz en el estado, 29%, 32% y 39% se ubican, respectivamente, en los DDR 163, 164
y 165; es decir, es el Distrito de Huamantla el que concentra el mayor
número de cabezas de ganado.
2. Casi la mitad del ganado vacuno y porcino se localiza en el Distrito de
Tlaxcala (164), debido a que concentra 60% de la población total del
estado, ya que la mayoría de sus municipios se encuentran situados
entre los complejos industriales de Panzacola y Xiloxoxtla, Tlaxcala y
San Martín Texmelucan, Puebla, construidos durante la etapa de sustitución de importaciones. Ello ha originado una mayor demanda de
Julio - Diciembre de 2009
129
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
Cuadro 2. Tipo de ganado y número de cabezas que poseen los productores de maíz
del estado de Tlaxcala por Distrito de Desarrollo Rural
Tipo de
ganado
Vacas
Caballos
Mulas
Asnos
Ovino/Caprino
Porcinos
Gallinas
Guajolotes
Total
DDR Calpulalpan
Total
%
DDR Tlaxcala
Total
%
DDR Huamantla
Total
%
Estado
Total
%
496
245
223
144
3333
389
2858
1300
8988
21
31
25
21
37
16
28
27
29
1108
275
263
198
2372
1009
3088
1561
9874
46
34
29
29
26
41
30
33
32
790
276
420
334
3315
1045
4227
1945
12352
33
35
46
50
37
43
42
40
39
2394
796
906
676
9020
2443
10173
4806
31214
100
100
100
100
100
100
100
100
100
Fuente: elaboración propia con datos obtenidos de la encuesta 2002.
bienes pecuarios producidos, en parte, por los maiceros. Al mismo
tiempo, la industrialización ha generado un rápido proceso de urbanización que, a su vez, ha fomentado el fraccionamiento y privatización de la parcela; por este motivo, la mayoría de los propietarios
se ubican en este DDR.
3. Respecto a los animales de carga y/o tracción (caballos, mulas y
asnos) los datos muestran que predominan en el DDR de Huamantla.
Esto se debe, por un lado, a que de los 1,091 maiceros que extraen
leña en el estado, 40% se ubica en este Distrito y, por otra parte, los
maiceros de este Distrito concentran 42% del total de yuntas (908)
que hay en la entidad.
4. El ganado ovino-caprino prevalece en los Distritos 163 y 165, los
cuales se caracterizan porque los municipios que los integran poseen
menor potencial productivo que el Distrito 164 (INIFAP, 1999) que,
entre otras cuestiones, puede deberse a que este tipo de ganado
acelera la erosión de los suelos.
5. Por último, las aves predominan en el DDR 165 mostrándola como una
importante estrategia de reproducción social realizada en el traspatio de la vivienda del productor.
130
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
c) El pequeño comercio constituye otra ocupación para los maiceros del
estado, especialmente para las Mujeres, ya que 204 (11%) de ellos se
dedican a esta actividad, sobre todo los que se localizan en el DDR 164.
d) La industria de la construcción representa otra alternativa ocupacional
para los productores de maíz, excepto para las Mujeres, ya que 10% de
ellos se dedica a la albañilería, especialmente los maiceros que se ubican en los DDR 165 y 164.
e) Por otra parte, una vigésima parte de los maiceros, sobre todo del DDR
164, se encuentra laborando como Servidores Públicos.
f) A la Recolección de Bienes se dedican sólo 59 (3%) productores, cuya
actividad les provee de distintos bienes primarios que seguramente
venden en los mercados locales. Esta actividad económica es efectuada
por hombres, ejidatarios y propietarios, de los cuales casi dos terceras
partes se localizan en el Distrito de 165. En apariencia esta es la actividad de menor importancia que realizan los maiceros. Sin embargo, es
una estrategia de reproducción social fundamental, ya que 18%, 58%,
56%, 11%, 68% y 50% de los productores extraen de la naturaleza material de construcción (arena, grava, piedra y madera), leña, frutas, animales, plantas comestibles y medicinales, expuestos en el mismo orden
(cuadro 3). Muy probablemente, los distintos valores de uso que el productor extrae del campo los utiliza para complementar la satisfacción de
tres necesidades esenciales, como son la alimentación, salud y vivienda.
Hay que subrayar que 17% de los maiceros depende enteramente de la
leña que recolectan para la cocción de sus alimentos, ya que no poseen
estufa de gas o de petróleo.
g) Otras diecisiete actividades constituyen la ocupación de 10% de los
maiceros, sobre todo mujeres y los que detentan otro régimen de tenencia y los productores que se encuentran ubicados en los Distritos 164 y
165.
h) Finalmente, se detectó que 26% de los productores sólo se dedica a la
siembra de maíz, de los cuales la mayoría son Mujeres localizadas mayoritariamente en los Distritos 165 y 164. Esto se debe a que las mujeres
tienen más responsabilidades que los hombres, ya que se encargan de
procrear y atender a los miembros de la familia, lo cual incluye múltiples
Julio - Diciembre de 2009
131
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 22
E
S T U D I O S
SOCIALES
Cuadro 3. Recolección de bienes primarios por parte
de los productores de maíz, según la actividad que llevan a cabo
Actividad
Material de
construcción
Leña
Frutas
Animales
Plantas
Plantas
comestibles medicinales
Num
Jornalero
89
Ganadero
55
Comerciante 31
Albañil
29
Servidor
Público
12
Recolector
de Bienes
19
Otra
Actividad
21
Ninguna
81
Actividad
%
26
16
9
9
Num
282
189
96
78
%
26
17
9
7
Num
243
190
104
86
%
23
18
10
8
Num
54
29
23
15
%
27
14
11
7
Num
297
208
131
110
%
23
16
10
9
Num
221
162
92
67
%
23
17
10
7
4
24
4
40
4
8
4
55
5
35
4
6
55
5
43
4
8
4
51
4
45
5
6
67
6
73
7
15
8
104
8
73
8
24
282
26
267
26
51
25
326
25
243
26
Total estado
100
1091
100
1046
100
203
100
1282
100
940
100
337
Fuente: elaboración propia con datos obtenidos de la encuesta 2002.
tareas: preparar y servir alimentos, lavar trastos y ropa, planchar y zurcir
ropa, limpiar la vivienda, revisar la tarea escolar, cuidar enfermos,
etcétera. Además, las mujeres rurales efectúan estas tareas en condiciones más precarias que las mujeres que habitan en las zonas urbanas,
lo que aumenta sus horas de trabajo.
En general se puede afirmar que las estrategias de reproducción social
implementadas en la comunidad de origen de los maiceros coinciden con la
estructura ocupacional que presentan los DDR del estado de Tlaxcala, mencionados en el apartado número tres.
5.2. Estrategias de reproducción social efectuadas
por los productores de maíz fuera de la comunidad
La principal estrategia de reproducción social efectuada por los maiceros fuera
de la comunidad es la emigración, la cual ha sido originada por la interacción
de distintos motivos:
132
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 23
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
a) los productores poseen pequeñas parcelas agrícolas, en promedio 2.34
hectáreas, pero es un poco más (2.43 hectáreas) para los productores
cuyos familiares no emigran y un poco menos (2.27 hectáreas) para los
maiceros con familiares que emigran;
b) las parcelas que siembran se caracterizan por su baja fertilidad. Ojeda y
Ojeda (1996: 10), señalan que los suelos agrícolas del estado son los
únicos del país clasificados como de muy baja fertilidad. A la baja fertilidad hay que agregarle el grado de erosión que presentan los suelos de
Tlaxcala. Datos de la SEMARNAT (2002), señalan que 392,552 hectáreas,
97% del área del estado, presentan algún tipo de erosión: 15% ligera,
74% moderada y 11% se encuentra considerada como severa;
c) la alta densidad de población del estado, que representa la cuarta posición a nivel nacional;
d) la entidad se encuentra cerca de los principales polos industriales del
país y
e) cuenta con una amplia red carretera y ferroviaria, que ha facilitado su
conexión con las principales zonas fabriles del país. Según el COPLADET
(2004), Tlaxcala tiene un promedio de 60.8 kilómetros de vías de comunicación por cada 100 kilómetros cuadrados.
La estructura demográfica de los 1,884 productores encuestados incluye a
9,412 personas, cinco en promedio por familia; de ellos, 56% contribuyó, en
promedio, con 1.5 personas a la emigración, los cuales comprenden 67% de
la población total porque, en promedio, tienen seis miembros por familia; 44%
de los productores que no emigraron, poseen familias menos numerosas, en
promedio, de 3.7 miembros. Es decir, fueron las familias más extensas las que
expulsaron fuerza de trabajo como una estrategia de sobrevivencia y para evitar mayor segmentación del predio agrícola.
Datos expuestos en el cuadro 4 muestran que: a) la tasa de población que
emigró fue de 17%, predomina la emigración a otros estados de la república
mexicana; b) no se observan diferencias notables en la tasa de emigración por
tipos de productores; c) las tasas más elevadas de emigración hacia otros estados del país se observa entre los maiceros que además son Recolectores de
Bienes, Jornaleros y Albañiles; d) las mayores tasas de emigración al extranJulio - Diciembre de 2009
133
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 24
E
SOCIALES
S T U D I O S
Cuadro 4. Población total, población emigrante y destino de la
población emigrante por tipo de actividad principal que llevan a cabo
Tipos de
Jornalero
Ganadero
Comerciante
Albañil
Servidor público
Recolector de Bienes
Otras actividades
Ninguna
Estado
Población
total
Núm. %
Emig.
%
Destino de la población emigrante
Nacional
Extranjero
Mixta
Núm. % Núm. % Núm. %
1940
1513
1101
912
462
282
943
2259
9412
320
228
188
164
79
41
162
383
1565
16
15
17
18
17
15
17
17
17
243
153
128
125
51
32
118
252
1102
20
16
12
10
5
3
10
24
100
Población
76
67
68
76
65
78
73
66
70
48
46
39
28
15
4
23
94
297
15
20
21
17
19
10
14
24
19
29
29
21
11
13
5
21
37
166
9
13
11
7
16
12
13
10
11
Fuente: elaboración propia con datos obtenidos de la encuesta 2002.
jero fueron realizadas por productores que, al mismo tiempo, son
Comerciantes, Ganaderos y Servidores Públicos y e) la mayor tasa de emigración mixta la tuvieron los que se dedican al Servicio Público.
Impactos de la aplicación del ajuste
estructural en el sector agropecuario
La aplicación de las nuevas políticas para el campo dentro del esquema
neoliberal ha impactado de distintas formas a los habitantes del medio rural,
destacan las siguientes:
a) La feminización de la agricultura. Para Costa (2005:1) un fenómeno que se
observa en varios países, incluido México, es la "feminización de la agricultura".
La emigración, esencialmente de varones, ha causado que las mujeres
asuman la jefatura del hogar, ocasionando que la proporción de hogares
rurales encabezados por mujeres haya crecido extraordinariamente. Mientras
que en 1992 la proporción de hogares rurales en México dirigidos por mujeres
fue de 8%, en 2004 aumentó a 20% (De Grammont, 2006). En nuestro caso,
como ya se vio, 15% de los hogares de los maiceros son dirigidos por mujeres.
134
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 25
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
En la actual fase de acumulación de capital las mujeres se han transformado
en fuertes productoras de alimentos. Sin embargo, enfrentan grandes barreras
para desempeñar eficazmente esta tarea, debido, por un lado, al limitado
acceso y control que tienen sobre los recursos productivos, la tecnología y los
servicios técnicos y sociales y, por otra parte, a la enorme carga de trabajo que
desempeñan.
b) Deterioro ecológico. La aplicación de las políticas neoliberales en el campo
ha acrecentado el deterioro ecológico de la naturaleza. Datos expuestos en el
cuadro 3 muestran que es enorme la proporción de productores que están
extrayendo recursos forestales, actividad que tiende a incrementarse a través
del tiempo. Datos proveídos por De Jesús y Arriaga (2001) indican que la
recolección de leña en Tlaxcala ha aumentado, ya que pasó de 2,503 metros
cúbicos rollo en 1995 a 3,783 en el 2000. Como se sabe, la deforestación acelera el deterioro de los recursos forestales que, a su vez, regulan el comportamiento de otros recursos (suelo, agua, clima y carbono) que afectan directamente la productividad y sostenibilidad de la agricultura, la biodiversidad, la
estabilidad climática y la propia viabilidad de la vida humana, por las perturbaciones que a nivel mundial está ocasionando el cambio climático
En Tlaxcala, el deterioro ecológico se expresa en la modificación de la fecha
de siembra del maíz, ya que 0.2%, 8.0%, 52.4%, 34.9% y 4.5% de los productores realizaron su siembra en febrero, marzo, abril, mayo y junio, respectivamente, "cuando hace diez años casi todos sembrábamos a finales de marzo y
principios de abril" (Bello, 2002). También, el deterioro ecológico se muestra
en el grado de erosión que tienen los suelos agrícolas de la entidad. Para
Werner (2005), coordinador del proyecto Suelos Volcánicos Rehabilitados para
Tlaxcala, en pocos años poco más de 70% del suelo cultivable del estado,
180,000 hectáreas se convertirán en tepetate. En la actualidad 17% (40,000
hectáreas) son inservibles para el cultivo y 54% está en proceso de
degradación.
c) Disminución de la fertilidad del suelo y de la especialización en el manejo
del maíz. El hecho de ejecutar otras actividades económicas distintas a la
siembra del maíz afecta la productividad del suelo agrícola y, sobre todo, la del
maicero. La pluriactividad disminuye la fertilidad del suelo, debido a que cuando la mayor parte de los ingresos de los maiceros los obtienen de otras activiJulio - Diciembre de 2009
135
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 26
E
S T U D I O S
SOCIALES
dades, es más probable que renten o presten su parcela a un familiar o a otro
productor quienes no se preocuparán por mantener o incrementar la fertilidad
de un suelo que no le pertenece. Simultáneamente, la pluriactividad afecta a
la productividad de los maiceros por la interacción de dos motivos: el poco
tiempo de que dispone para mejorar el manejo del maíz y a que el desempeño
de otras actividades ocasionan discontinuidad técnica que se expresa en la
paulatina pérdida de especialización en la siembra de esta gramínea. Para
Smith (1982:7) el progreso más notorio en las facultades productivas del trabajo, y gran parte de la aptitud, destreza y sensatez con que éste se aplica o
dirige, parecen ser consecuencia de la división del trabajo.
La pérdida de especialización y la baja productividad de los maiceros del
estado de Tlaxcala se manifiesta de dos formas. Por un lado, en el manejo
inadecuado que hacen del paquete tecnológico recomendado por el INIFAP
(1999), ya que sólo la fecha de siembra fue usada adecuadamente por 1,751
(92.9%) de los productores, mientras que este dato fue de 3.8% para las variedades mejoradas, 33.7% para la densidad de plantas, 0% para la fórmula de
fertilizante, 21.5% para la fecha de aplicación de los fertilizantes, 0.5% para
tipo de insecticida y 0.3% para la dosis de insecticida. El manejo inadecuado
del componente tecnológico se expresa, en el corto plazo, en menores
rendimientos. Si se agrupan los maiceros según el tipo de actividades que
efectúan en Primarios (Jornalero, Ganadero, Recolector de Bienes, y Ninguna
Actividad) y No Primarios (Comerciante, Albañil, Servidor Público y Otra
Actividad), los datos de la encuesta señalan que el rendimiento de los primeros
fue de 1,870 kilogramos por hectárea y el de los No Primarios de 1,788.
Por otra parte, la menor especialización y productividad de los maiceros
tlaxcaltecas también se puede demostrar si se comparan los rendimientos
promedios que se obtienen en la entidad (1,838 kg/ha) respecto al promedio
nacional (2,362 kg/ha) (SAGARPA, 2004). Los mismos datos de la SAGARPA
señalan, si se calcula el Índice de No Siniestro, que los factores edafo-climáticas fueron más favorables para la siembra de maíz en la entidad (0.949) que
para el país (0.895). Es decir, los maiceros del estado cultivan el maíz en
condiciones más propicias que los maiceros a nivel nacional, ya que por cada
100 hectáreas sembradas en la entidad se siniestraron, en promedio, 5.1 hectáreas, en tanto que esta cifra para el país fue de 11.5 hectáreas. Por lo tanto,
136
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 27
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
se puede deducir que los bajos rendimientos de los productores tlaxcaltecas
se deben a la forma en cómo éstos llevan a cabo el manejo del maíz.
d) Ruptura técnica del manejo del maíz. La emigración campo-ciudad es otro
factor que también afecta la productividad del maicero. Este fenómeno, a diferencia de la pluriactividad, ocasiona la ruptura técnica total del productor ya
que cancela, temporalmente, que éste implemente las actividades
(preparación del suelo, siembra, labores de cultivo, fertilización, control de plagas y enfermedades, etcétera) que se encuentran incluidas en el manejo del
maíz. Nadal y Wise (2005:79) plantean que la prolongada interrupción de la
siembra de maíz por los miembros de la familia, probablemente dificulte la
transmisión del conocimiento local, debilitando con ello el manejo adecuado
de este cultivo.
e) Disminución de la asistencia técnica. La baja asistencia técnica otorgada por
el gobierno también ha coadyuvado en la reducción de la productividad de los
maiceros ya que ha ocasionado el empleo inadecuado de la tecnología generada por el INIFAP. En la entidad la asistencia técnica suministrada es mínima,
pues sólo 158 productores tuvieron acceso a este servicio y 37% de ellos la
sufragó con recursos propios. La asistencia técnica constituye el principal
instrumento que permite transferir el empleo adecuado de las tecnologías
generadas y aumentar los rendimientos por hectárea. El desmantelamiento
del servicio de Extensión Agrícola efectuado a finales de los años ochenta del
pasado siglo, originó el desfase entre la generación y transferencia de tecnología. Para Galindo (2007:140) esto ha provocado que se profundice la
brecha entre los rendimientos obtenidos experimentalmente y los obtenidos
en el campo por la mayoría de los productores
f) Pérdida del conocimiento tradicional. Es importante resaltar que la pluriactividad y la emigración también están afectando el empleo de las tecnologías
campesinas, las cuales son esenciales para el manejo del maíz en el estado de
Tlaxcala. Esta tecnología ha sido generada por millones de campesinos que
habitan en pequeñas comunidades rurales que durante milenios las han mejorado, mediante la aplicación del conocimiento tradicional, el cual incluye un
complejo de factores empíricos, intelectuales, sociales y creencias. Para
Angulo et al. (2003:5) los conocimientos tradicionales son todos aquellos
Julio - Diciembre de 2009
137
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 28
E
S T U D I O S
SOCIALES
conocimientos, costumbres y creencias (materiales y espirituales) transmitidos
verbalmente, en habilidades y experiencias de generación en generación en el
seno de un pueblo o una comunidad. Son enriquecidos en cada generación,
se manifiestan de forma sistematizada o no y han sido adquiridos y probados
en la práctica. Son una acumulación dinámica, son patrimonio colectivo, son
un sistema organizado de investigación y descubrimientos, con experiencias
milenarias de practicar, mirar, aprender, probar, asumir y transformar esa realidad. Dada su estrecha y continua interrelación hombre-naturaleza, las formas
de uso y las técnicas de manejo de los recursos, responden a un conocimiento profundo e integral de ese medio.
Dentro de las tecnologías campesinas empleadas por los maiceros de la
entidad destaca la semilla criolla, la asociación y rotación de cultivos, las técnicas de conservación de suelo y la aplicación de estiércol a la parcela agrícola utilizadas, de forma respectiva, por 92%, 65%, 76%, 63% y 66% de los productores (cuadro 5).
En estos datos se observa, primero, que el empleo de estas tecnologías
resultaron ser más eficientes ya que en tres de ellas (rotación de cultivos, conservación de suelos y aplicación de abonos) su rendimiento promedio se
encuentra por arriba de la media (1,841 kg/ha) de la entidad tlaxcalteca, calculada con datos de la encuesta. Asimismo, se nota que los rendimientos por
hectárea de los productores Primarios son mayores que el de los maiceros No
Primarios, lo que se puede deber a que estos últimos están dejando de utilizar
las tecnologías campesinas; es más notorio este fenómeno en el caso del
Cuadro 5. Empleo de tecnologías campesinas y rendimientos por hectárea
por tipos de productores Primarios y No Primarios del estado de Tlaxcala
Tecnologías
campesinas
Semilla criolla
Policultivos
Rotación cultivos
Conservación suelos
Empleo de abono
Primarios
No Primarios
Promedio Estado
Núm. %* Rend. Núm. %* Rend. Núm. %* Rend.
1122
803
969
797
913
59
43
51
42
48
1855
1865
1901
1881
1919
615
422
454
399
338
33
22
24
21
18
1773
1756
1803
1790
1870
1737
1225
1423
1196
1251
92
65
76
63
66
1826
1827
1870
1852
1905
Fuente: elaboración propia con datos obtenidos de la encuesta 2002. * El porcentaje está en relación con el total
de productores encuestados.
138
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 29
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
abono orgánico, debido a que estos productores poseen menor número de
cabezas de ganado mayor y menor. La mayor productividad de las tecnologías
campesinas se debe a que mejoran las interacciones agronómicas y eficientizan el uso de los recursos naturales (nutrientes, agua, luz, etcétera) cuyo costo
tiende a cero (Cortés et al., 2004). Por ejemplo, los politicultvos o cultivos asociados, agrupamiento de plantas con diversos hábitos de crecimiento, follajes
y estructuras radiculares, emplean mejor los nutrientes, agua y luz solar
(Altieri, 1991:7). Además, la asociación maíz-frijol/haba-calabaza beneficia la
relación agua-suelo-planta-ambiente, pues el frijol/haba fija nitrógeno atmosférico que es aprovechado por el maíz; mientras que la calabaza con su amplio
follaje y hábito rastrero protege al suelo de la erosión, impide el crecimiento
de malezas y la evaporación del agua (Rojas et al., 1990:25).
g) Acrecentamiento de la pobreza rural. Finalmente, otro impacto que ha
tenido la Modernización del Campo es el incremento de la pobreza. Para estimar el grado de pobreza en que se encuentran los maiceros se usaron los
tipos de pobrezas propuestas por CONEVAL (2006). Con este propósito, se calculó el gasto mensual y el gasto per cápita que realizaron los productores para
adquirir los distintos bienes que consumen. Para estimar el gasto per cápita
mensual por tipos de productores se calculó el número de personas que comprende cada uno de ellos y se dividió entre el gasto mensual total (cuadro 6).
Cuadro 6. Número de productores, población total, gasto mensual total
y per cápita por tipos de productores del estado de Tlaxcala
Tipos de
productores
Jornalero
Ganadero
Comerciante
Albañil
Servidor Público
Recolector leña
Otra Actividad
Ninguna Actividad
Total estado
Población
Núm. Prom/Fam
1940
1513
1101
912
462
282
943
2259
9412
5.1
5.3
5.4
5.2
4.9
4.8
4.9
4.6
5
Gasto promedio
$ para salir de pobreza:
Total Per cápita
P
C
A
630274
740973
510634
373412
260643
78948
379145
901705
3875734
325
490
464
409
564
280
402
399
411
735
571
597
651
496
780
658
661
649
366
201
227
281
127
411
289
292
279
259
95
121
175
20
304
182
185
173
Fuente: elaboración propia con datos de la encuesta 2002. P= pobreza patrimonial; C= pobreza de capacidades;
A= pobreza alimentaria.
Julio - Diciembre de 2009
139
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 30
E
S T U D I O S
SOCIALES
Suponiendo que el gasto total hecho por los productores equivale al ingreso total obtenido, los resultados indican que todos los tipos de productores del
estado deben ser considerados como pobres alimentarios, ya que su ingreso
mensual per cápita promedio es menor a $584.34. Este tipo de pobreza es la
más inicua de todas, porque restringe el consumo de alimentos, impidiendo
satisfacer la necesidad más esencial de los seres humanos. Sin embargo, son
los Recolectores de Bienes y los Jornaleros, los que presentan condiciones
más adversas en este rubro, contrastando con la posición en que se encuentran los Servidores Públicos.
En este contexto de pobreza alimentaria en el que se encuentran los
maiceros habría que valorarse la importancia que tiene el cultivo de maíz
como estrategia de reproducción social, ya que este grano, junto con los
bienes obtenidos del complejo productivo y natural (policultivos, ganado y
recolección de bienes), forman la dieta básica mediante la cual el productor y
su familia se alimentan. Esto explica porque 40% del maíz que cosechan los
productores lo autoconsumen, 58% lo autoconsumen y venden y sólo 2% lo
destinan íntegramente al mercado (cuadro 7). De esta forma, los maiceros evitan una mayor extracción de excedentes económicos al prescindir, durante
cierto tiempo, de la compra de tortilla, masa y otros bienes en los mercados
locales.
Cuadro 7. Destino de la cosecha de maíz,
de acuerdo a la actividad principal que llevan a cabo los productores
Actividad
Jornalero
Ganadero
Comerciante
Albañil
Servidor Público
Recolector leña
Otra Actividad
Ninguna Actividad
Total estado
Autoconsumo
Núm.
%
123
170
80
87
27
21
97
143
748
32.3
59.4
39.2
49.4
28.7
35.6
50.5
29.1
39.7
Autoconsumo-venta
Núm.
%
256
115
118
86
66
36
82
338
1097
67.2
40.2
57.8
48.9
70.2
61.0
42.7
68.7
58.2
Venta
Núm.
%
2
1
6
3
1
2
13
11
39
0.5
0.3
2.9
1.7
1.1
3.4
6.8
2.2
2.1
Total
Núm.
%
381
286
204
176
94
59
192
492
1884
Fuente: elaboración propia con datos obtenidos de la encuesta 2002.
140
Volumen 17, Número 34
100
100
100
100
100
100
100
100
100
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 31
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Los altos niveles de pobreza que afectan a los productores de maíz, muestran la asignatura pendiente de las reformas estructurales aplicadas en el
campo. El ensayo neoliberal aplicado en México fue apto para contener inflaciones y déficits fiscales inmoderados, pero fue ineficaz en impulsar el crecimiento y la inversión y en abatir las profundas desigualdades distributivas.
Por eso, el sistema económico resultante ha sido calificado irónicamente de
estancamiento estabilizador o de desarrollo empobrecedor (Ibarra, 2005).
Conclusiones
En la investigación se detectó que la aplicación de la política agropecuaria bajo
el esquema neoliberal a finales de los años ochenta del siglo pasado, ha obligado a la mayoría de los productores de maíz del estado de Tlaxcala a multiplicar sus estrategias de reproducción social o pluriactividad, dentro y fuera de
su comunidad, para poder subsistir. Dentro de estas actividades destacan la de
Jornalero, Ganadero, Albañil y Comerciante. Se trata de productores que normalmente venden su fuerza de trabajo, donde la siembra de maíz y otras
actividades primarias se han convertido para ellos en actividades de tiempo
parcial, secundaria desde la perspectiva económica, pero esencial para su
reproducción social porque de ahí los productores obtienen ciertos bienes que
les permiten satisfacer, en cierta medida, algunas de las necesidades más
esenciales de la familia rural.
Por otra parte, no se encontró ninguna evidencia que demuestre que la
política agropecuaria seguida en los últimos años haya contribuido a mejorar
significativamente la productividad, el bienestar social y los recursos naturales.
Por el contrario, los resultados han sido muy distintos a los planteados, ya que
han traído como consecuencia una mayor pluriactividad y emigración de los
productores de maíz, ocasionando la discontinuidad técnica en el manejo del
maíz y la ruptura de la transmisión del saber campesino; una mayor feminización de la agricultura delegando a las mujeres mayores responsabilidades
que tienen que realizar con trabajo no remunerado; una intensa presión sobre
los recursos naturales contribuyendo de esta manera al empobrecimiento del
suelo agrícola y al deterioro de otros recursos naturales y una mayor pobreza
alimentaria, imposibilitando la satisfacción de la principal necesidad que tiene
la humanidad.
Julio - Diciembre de 2009
141
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 32
E
S T U D I O S
SOCIALES
Con la instrumentación del esquema neoliberal en el campo mexicano, se
están generando las condiciones reales para la desaparición del campesino
convencional, cuya reproducción social estaba organizada en torno a las
actividades agropecuarias, mientras que ahora su sobrevivencia depende
esencialmente de la ejecución de múltiples estrategias o de la pluriactividad
económica.
Agradecimientos
Al Sistema de Investigación Zaragoza-CONACYT y a Melquíades Pérez González,
Diputado de la LXVII Legislatura del Estado de Tlaxcala por el financiamiento
otorgado para efectuar la investigación.
142
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 33
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Altieri, M. A. (1991) "¿Por qué estudiar la agricultura tradicional?" en CLADES.
Número 1, marzo, [www.clades.cl, 25 de enero de 2005], Universidad de
California, Berkeley.
Angulo, E., Quiñónez, R., Barco, H., Loboa, C., Arboleda, S. y Asprilla, C.
(2003) "Conocimiento: mirada occidental vs otras miradas" en Boletín
Etnociencias, Buenaventura, Colombia.
Balboa, J. (2004) "Las remesas, factor de sobrevivencia y desarrollo en
diversas regiones del país" en La Jornada, Sección Economía, 6 de septiembre, México, p. 47.
Bello, C. (2001-2002) Entrevista personal. San Francisco Tetlahnocan,
Tlaxcala, México.
Boltvinik, J. (2002) "Geografía de la pobreza en México" en periódico La
Jornada, sección Economía, 30 de agosto, México, p. 30.
Bourdieu, P. (1988) La Distinción. Criterio y bases sociales del gusto.
Madrid, Taurus.
Calva, J. L. (2005) TLCAN: metas y realidades en El Universal, sección
Opinión. [http://www.universal.com.mx/noticias. html] (11 de noviembre
de 2005), México.
Comité de Planeación para el Desarrollo del estado de Tlaxcala (COPLADET)
(2004) Indicadores socioeconómicos de Tlaxcala. Gobierno de
Tlaxcala, Dirección de Informática y Estadística, Unidad de estadística,
Tlaxcala, México.
Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)
(2006) El CONEVAL reporta cifras sobre la evolución de la pobreza en
México. Comunicado de prensa, 1 de octubre, México, 12 pp.
Consejo Nacional de Población (CONAPO) (2001) Índices de Marginación
2000, Anexo B: Índices de Marginación por Municipio. México, Grupo S.
M. Impreso, S. A. de C. V.
Costa, L. (2005) La incorporación de la cuestión de género en las políticas
públicas de desarrollo rural en México. Instituto Interamericano de
Cooperación para la Agricultura, [infoagro.net/shared/docs/a6/Sinop
sis2.pdf] (23 de junio de 2007), San José de Costa Rica.
Cortés, J. I., Díaz, P., Mendoza, R., Hernández, E., Aceves, E., Turrent, A. y
Estrella, N. (2004) Manual para técnicos. El sistema agrícola Milpa
Intercalada con Árboles Frutales (MIAF), en terrenos planos. México,
CONACYT-SIZA, CP, INIFAP, Puebla, 17 pp.
De Grammont, H. (2006) La nueva estructura ocupacional en los hogares
rurales mexicanos: de la Unidad Económica Campesina a la Unidad
Familiar Pluriactiva. Quito, Ecuador, ALASRU, pp. 2-13.
Julio - Diciembre de 2009
143
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 34
E
S T U D I O S
SOCIALES
De Jesús, M. y Arriaga, G. (2001) Proyecto Información y análisis para el
manejo forestal sostenible: integrando esfuerzos nacionales e internacionales en trece países tropicales en América Latina. Estudios de caso
sobre combustibles forestales: el caso de México. Santiago de chile,
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la
Alimentación [www.fao.org/DOCREP/006/AD398S/.] (30 de mayo de
2005), Santiago de Chile.
Diario Oficial de la Federación (DOF) (2001) Ley de Desarrollo Rural
Sustentable. México, SAGARPA [http://www.sagarpa.gob.mx/cgcs/] (7 de
diciembre de 2001), 51 pp.
Duch, G. J. (1998) "Tipologías empíricas de productores agrícolas y tipos
ideales en el estudio de agricultura regional" en Revista de Geografía
Agrícola. 57:27-38.
Galindo, G. G. (2007) "El servicio de asistencia técnica a los productores de
chile seco en Zacatecas" en Convergencia. Número 14, volumen 43,
México.
García, R. (2000) El conocimiento en construcción. De las formulaciones
de Jean Piaget a la teoría de sistemas complejos. Barcelona, España,
Gedisa, pp. 40-41.
Gómez, A. R. (1977) Introducción al muestreo. Tesis de Maestría en
Ciencias en Estadística, Centro de Estadística y Cálculo, Colegio de
Postgraduados, Chapingo, México, p. 43-93.
Ibarra, D. (2005) "El consenso de Washington" en El Universal. Sección
opinión, [http://www.universal.com.mx/noticias. html] (13 de junio de
2005), México.
INEGI y Gobierno del Estado de Tlaxcala (2003) Anuario estadístico de
Tlaxcala. México, pp. 342-546.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) y Gobierno
del Estado de Tlaxcala (2007) Anuario estadístico de Tlaxcala. México,
D. F.
Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) (1999) Programa Rector de Desarrollo Agropecuario 1999-2005,
Base de Datos de Tecnología Agropecuaria del Estado de Tlaxcala, CD
ROM, México.
Kosik, K. (1979) Dialéctica de lo concreto. México, Grijalbo, quinta reimpresión, pp. 61-69.
Miño, A. (2000) Estrategias de supervivencia y reproducción social: el caso
del barrio San Alfonso del Pilar-Paraguay. Informe final del concurso:
Democracia, derechos sociales y equidad; y Estado, política y conflictos
sociales. Programa Regional de Becas CLACSO, Centro de Estudios
144
Volumen 17, Número 34
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 35
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Interdisciplinarios, [http://www.clacso.org.ar/biblioteca] (3 de octubre de
2008), Asunción, Paraguay, pp. 5-6.
Marx, K. (1983) El capital. Tomo 1 Volumen 1, México, Siglo XXI, décima
edición, pp. 215-276.
Nadal, A. (2000) The Environmental & Social Impacts of Economic
Liberalization on Corn Production in México. Fund for Nature, Gland,
Switzerland and Oxfam GB, [www.oxfam.org.uk] (30 de septiembre de
2005), Oxford, USA, p. 82.
Nadal, A. T. y Wise, A. (2005) "Los costos ambientales de la liberalización
agrícola: el comercio de maíz entre México y Estados Unidos en el
marco del NAFTA" en Globalización y medio ambiente: lecciones desde
las Américas. Publicado por Heinrich Böll Foundation North América.
Ojeda, D. y E. Ojeda T. (1996) Suelos cultivados de la República Mexicana,
contenido medio de nutrimentos minerales aprovechables. México,
Universidad Autónoma Chapingo. En estadísticas del Medio Ambiente
1999. Capítulo II. Medio ambiente y recursos naturales.
[www.inegi.gob.mx/espanol/bvinegi/,] (15 de mayo de 2005), México, p.
10.
Pensado, M. (2005) "La importancia del análisis del gasto público
agropecuario y rural en Latinoamérica y México, 1985-2001" en Rumbo
Rural. Año 1/02, septiembre-diciembre, Centro de Estudios para el
Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), H.
Cámara de Diputados, México, pp. 68-79.
Plan Nacional de Desarrollo 1989-1994 (1989) Poder Ejecutivo Federal.
Secretaría de Programación y Presupuesto, México, p. 9.
Programa Nacional de Modernización del Campo 1989-1990 (1990) Diario
Oficial de la Federación. México.
Rojas, T., Romero, M., Rodríguez, C., Von Wobeser, G. y Martínez, T. (1990)
La agricultura en tierras mexicanas desde sus orígenes hasta nuestros
días. México, Grijalbo y Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.
Rubio, B. (2000) "Los campesinos latinoamericanos frente al nuevo milenio"
en Comercio Exterior. Vol. 50, número. 3, México, p. 1048.
Sacco, F. y N. Velleda (2007) "Pluriactividad y agricultura familiar en Brasil:
el caso de Rio Grande do Sul" en Revista de la CEPAL. Número 93,
diciembre, Santiago de Chile.
Salcedo, S. (1999) Impactos diferenciados de las reformas sobre el agro
mexicano: productos, regiones y agentes. Número 57, Santiago de
Chile, CEPAL, Serie Desarrollo Productivo, p. 84.
Schwentesius, R. (2002) Competitividad de la agricultura y retos de la
investigación en México. Centro Estatal de Ciencia y Tecnología,
Xicotepec de Juárez, Puebla, México, pp. 2-4.
Julio - Diciembre de 2009
145
RES345.qxp
6/23/2009
11:36 AM
Page 36
E
S T U D I O S
SOCIALES
Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación
(SAGARPA) (2004) Situación actual y perspectivas del maíz en México:
1990-2003. Servicio de Información y Estadística Agroalimentaria y
Pesquera, [http://www.sagarpa.gob.mx/] (2 de febrero de 2004), México,
p. 136.
Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) (2002)
Inventario nacional de suelos [www.semarnat.gob.mx] (27 de febrero de
2004), México.
Smith, A. (1982) Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza
de las naciones. México, D. F., Fondo de Cultura Económica, tercera
reimpresión.
Téllez, L. (1994) La modernización del sector agropecuario y forestal. Una
visión de la modernización de México. México, Fondo de Cultura
Económica, pp. 7-15.
Turrent, F., A., Camacho, R., Francisco, N., Uribe, S., Cortés, J. I. y Mendoza,
R. R. (1999) "Posibilidades técnicas de lograr la soberanía alimentaria de
origen vegetal en México" en Terra Latinoamericana. Número 17, volumen 1, México, pp. 59-76.
Werner, G. (2005) "En riesgo de erosión, 70% del suelo cultivable de
Tlaxcala" en La Jornada de Oriente. Puebla-Tlaxcala, [www.jornada.
unam.mx/] (28 de noviembre 2005), Puebla, México.
Zaremberg, G. (2005) ¿Princesa salva a príncipe?: estrategias de supervivencia, género y políticas de superación de la pobreza en México. X
Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la
Administración Pública, 18-21 octubre, Santiago, Chile.
146
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 1
Políticas públicas
en el Uruguay:
un modelo de gestión
híbrido en el combate
a la fiebre aftosa
Ana Laura Rodríguez Gustá*
Fecha de recepción: enero, 2008.
Fecha de aceptación: agosto, 2008.
* Universidad Nacional de San Martín, Buenos Aires, Argentina,
Correo electrónico: [email protected]
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 2
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 3
Resumen / Abstract
Este artículo aborda las políticas
públicas orientadas a la erradicación
de la enfermedad de la aftosa en el
Uruguay, desplegadas desde principios de los noventa hasta el año
2001, ello en relación con el retorno
de la enfermedad y la consiguiente
pérdida de condición de país libre de
aftosa sin vacunación. Las políticas
hacia la aftosa constituyen un terreno empírico para examinar el desarrollo de un modelo híbrido de
gestión pública. Este trabajo analiza
cómo los procedimientos burocráticos, las redes con las asociaciones
de productores y ciertas prácticas
gerenciales con respecto al manejo
de emergencias, fueron articulados
Julio - Diciembre de 2009
This article addresses the public
policies geared towards eradicating
foot-and-mouth disease in Uruguay
that took place from the early
nineties until 2001, with the return
of the epidemic. The consequence
of this was that he country loss its
status as "free from the disease without vaccination". Foot-and-mouth
disease policies are used as an empirical terrain to examine the development of hybrid public policy management models. More specifically,
the article looks at how bureaucratic
procedures, networks with producers' associations, and managerial
practices, articulated in the different
stages of the policy, always by the
149
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 4
E
S T U D I O S
en los diferentes estadios de las
políticas, bajo el liderazgo del Ministerio de Ganadería. La principal conclusión es que, a efectos de comprender cómo opera un modelo de
gestión pública híbrido y, en particular, valorar sus resultados, es preciso
tomar en cuenta los acuerdos políticos existentes entre los actores
público y privados involucrados en
torno a las metas propuestas de las
políticas públicas, asumiendo que
sus visiones pueden variar según sus
valoraciones en función de los cambios de los entornos.
SOCIALES
leadership of the Ministry of
Livestock. The main conclusion is
that in order to understand how this
hybrid model operates, we should
take into account the existing political agreement between the diverse
actors in relation to the public policies, as well as their changing perceptions of the environmental
changes.
Keywords: public management models, public and private policy articulation, state capabilities, animal
health policies, control of epidemics.
Palabras clave: modelos de gestión
pública, articulación pública-privada, capacidades estatales, políticas
de sanidad animal, control de epidemias.
150
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 5
1. Introducción
E
n el comercio internacional de productos alimenticios cárnicos, la sanidad animal ocupa un papel central. El Uruguay ha gozado, desde
la perspectiva de los mercados compradores, de una condición sanitaria relativamente favorable. En efecto, en 2000, cuando se estaba gestionando la
posibilidad de vender ganado en pie a la Unión Europea, el país no presentaba las enfermedades que la Organización Internacional de Salud Animal (OIE)
incluye en la lista A, consideradas altamente transmisibles y con consecuencias negativas en el comercio internacional de productos animales y vegetales.
Tenía, además, sólo unas pocas de la lista B. Por su parte, el sector pecuario
es fundamental en la economía uruguaya. A título ilustrativo, por ejemplo, en
2006, su valor agregado bruto significó 5% del producto bruto interno, y la
venta al exterior de carne constituyó 24% del total de las exportaciones.
Históricamente, el Estado ha ocupado un lugar central en la gestión de las
políticas de sanidad animal en el Uruguay, lo cual ha estado reflejado en una
temprana legislación iniciada en 1910. Precisamente, el éxito relativo de la
condición sanitaria del país podría explicarse por la coordinación de acciones
por parte del Estado y su articulación con actores públicos y privados quienes
también han sido partícipes clave de las decisiones. A propósito de la vincuJulio - Diciembre de 2009
151
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
lación entre actores de diversa naturaleza sectorial en la implementación de
políticas públicas, este trabajo examina las modalidades de coordinación del
Estado en el marco de un modelo de gestión híbrido durante tres instancias
críticas de las políticas de erradicación y combate a la aftosa. En particular, se
indaga el funcionamiento de una gestión que apuntó a combinar, en forma
simultánea, elementos provenientes de una coordinación burocrática (formal
y jerárquica), con una gestión más horizontal y participativa mediante la edificación de redes organizacionales y aún con aspectos característicos de la
gerencia pública. Los periodos cruciales para el análisis de los resultados de
esta gestión híbrida son: i) la búsqueda de erradicación de la enfermedad,
entre 1989 y 1994, ii) el combate al foco de aftosa en la zona norte del país
(Artigas) en octubre de 2000 y, finalmente, iii) el combate y eventual control de
la epidemia en el año 2001 mediante el retorno a la vacunación masiva.1 En
este marco se plantean tres interrogantes principales: ¿Cómo funcionó la articulación de la vigilancia sanitaria en Uruguay mediante un modelo de gestión
híbrido y con qué resultados? ¿Qué capacidades se pusieron en juego bajo
este modelo y cuáles fueron sus limitaciones? ¿En qué condiciones una
gestión híbrida parecería funcionar, y cuáles fueron, eventualmente, sus deficiencias frente a la epidemia de 2001?
Respecto de la enfermedad de la fiebre aftosa, ubicada en la lista A de
enfermedades por la OIE, la misma es comúnmente denominada "enfermedad
política" porque se le utiliza como una barrera no arancelaria para dividir a los
mercados en aftósicos y no aftósico. El virus afecta a los animales biungulados
(de pezuña hundidas) localizados en mismo sistema ecológico, más allá de las
fronteras nacionales administrativamente establecidas. Los mecanismos de
transmisión son múltiples, por ejemplo, mediante el aire expirado, la saliva, las
heces y la orina, y aún por contacto directo y mecánico. En ciertas condiciones
de humedad y temperatura, el virus puede sobrevivir en el ambiente hasta
veinte semanas y propagarse varios kilómetros por aire, lo cual lo hace
extremadamente contagioso.
1
La metodología consistió en el análisis de información obtenida de la prensa escrita de amplia
difusión (El Observador, del 15 de agosto del 2000 al 27 de octubre del 2000 y El País desde el 15 de
agosto del 2000 al 6 de mayo de 2001), complementadas con siete entrevistas a informantes clave de distinto origen sectorial (público, privado y gremial), el examen de las leyes, decretos y resoluciones respec-
152
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
En Uruguay, las acciones de control de la aftosa son de larga data.
Brevemente, en 1952 se realizó la primera vacunación contra el virus. En
1961, se declaró obligatoria la lucha contra la fiebre aftosa por el alto número
de focos registrados. En 1968, en el Ministerio de Ganadería, se crea la
Dirección de Lucha Contra la Fiebre Aftosa (DILFA), a fin de centralizar las
acciones orientadas al control de la enfermedad y, en particular, lograr instrumentar campañas de vacunación con una periodicidad cuatrimestral, lo cual
suponía el despliegue de una presencia territorial sustantiva por parte de los
veterinarios oficiales. Más allá del papel rector que adquiere el Ministerio en
esta política, el Uruguay se ha caracterizado por la activa participación de las
gremiales rurales en el diseño y la ejecución de las campañas sanitarias. En tal
sentido, al momento de constituirse la DILFA, el veterinario Nelson Magallanes,
su primer director, manifestó a los funcionarios de aquel entonces que las tareas de combate a la enfermedad no se "burocratizaran".
Desde un ángulo conceptual, los sistemas de vigilancia veterinaria implican
diversas actividades, las que abarcan la definición de objetivos de política
pública, el establecimiento de sistemas de monitoreo, control y acreditación,
la compilación de información sanitaria y la puesta en práctica de educación
sanitaria. Estos sistemas suponen reglas operativas que posibilitan la coordinación y la integración entre actores públicos y privados (Gimeno, 2003). En
definitiva, un servicio veterinario capaz de cumplir con sus objetivos de vigilancia debe contar con múltiples habilidades. Analizado desde la literatura
sobre las formas de coordinación y articulación del Estado (véase, por ejemplo, Agranoff y McGuire, 2001; Evans, 1996a y 1996b; Peters, 2000 y 2003), el
sistema de vigilancia veterinario implica el funcionamiento simultáneo y virtuoso de componentes estructurales y de dinámicas provenientes de la burocracia, de la gerencia pública y de las redes organizacionales. En definitiva, en
to al manejo de la enfermedad y las discusiones en el ámbito de la Comisión de Ganadería, Agricultura
enfermedad y las discusiones en el ámbito de la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Cámara
de Representantes (1994 y 2000 a 2003) y de su homónima en la Cámara de Senadores (1988 y 2000 a
2003). Asimismo, se estudiaron las entrevistas realizadas a actores clave en tres programas de radio especializados (del 2000 al 2001) ya que los archivos de audio y/o las transcripciones de las entrevistas están
disponibles en (www.espectador.com.uy). Finalmente, a efectos de un análisis pormenorizado de las
capacidades del Ministerio de Ganadería, fueron útiles cinco informes de misión de las inspecciones de la
Unión Europea y las respuestas del gobierno uruguayo entre los años 2000 y 2001.
Julio - Diciembre de 2009
153
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
lugar de optar por uno u otro modelo y suplantar así alternativas de gestión
estatal usualmente consideradas mutuamente excluyentes en la literatura
(Peters, 2005), el modelo normativamente recomendado de sanidad veterinaria parecería combinar, en líneas generales, las ventajas de la formalidad de
los procesos propios de la burocracia y el comando del sector público, el trabajo por objetivos, la planificación estratégica y el desempeño por resultados
de la Nueva Gerencia Pública (Hood, 1995), así como la participación e
inclusión de los actores interesados y afectados en las decisiones, estos dos
últimos atributos son característicos de las redes (Lechner, 1997).
En el marco del modelo híbrido de gestión de políticas, el Estado cumple
un papel rector, aunque la vigilancia sanitaria no se reduce al trabajo desempeñado por parte de las burocracias públicas. En efecto, la vigilancia sanitaria
parecería presuponer una coordinación de políticas que incorpora, en primer
lugar aunque no exclusivamente, el mandato jerárquico de la burocracia. Bajo
una gestión híbrida, el Estado mantendría su papel de autoridad sanitaria,
pero el mismo deja de ser ejercido en forma unilateral y coercitiva. El Estado
aparece posicionado como conductor y líder de una red más amplia de actores
públicos y privados, con quienes debe negociar ideas, concertar propuestas,
compartir decisiones, y articular tareas en pos del éxito de las políticas de
sanidad animal. En tal sentido, mantiene una autoridad central, pero,
simultáneamente, una gestión híbrida supone una burocracia estatal más flexible, más activa respecto de los resultados y no centrada meramente en
aspectos de procedimiento (Crozier, 1996).
En segundo lugar, el sistema de sanidad animal implica la introducción de
modalidades de coordinación horizontal mediante la conformación de redes
de decisión donde participan actores privados que ejercen autoridad sobre las
políticas. De esta forma, la gestión híbrida apunta a edificar esquemas de
autoridad compartida entre el Estado y la sociedad civil, influyentes tanto en el
diseño de políticas como en su implementación. Así, la autoridad del Estado
no se deriva únicamente de su lugar formal y coercitivo en el sistema social
sino que la misma tiene sus raíces en la legitimidad de sus acciones para el
conjunto de los actores del entramado de la política. En esta dirección, la
inserción del Estado en redes organizacionales público-privadas para la
gestión de la sanidad animal implica el desplazamiento de una racionalidad
154
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
formal -con énfasis en el valor de las reglas universales abstractas- por otra
sustantiva, donde el contenido de acciones particulares y específicas pertinentes a cada situación individual adquiere preeminencia (López, 1994).
A su vez, la gestión híbrida de la sanidad animal toma elementos de la
Nueva Gerencia Pública, mediante la incorporación tanto de procedimientos
como de estructuras características de la gerencia privada y del mercado
(Brezelay y Gallego, 2006). Entre los mismos, figuran cuestiones tales como
el énfasis en los resultados mediante la introducción de práctica de planificación estratégica (Hood, 1995), la cual sustituye la más clásica planificación
centralizada de los Estados burocráticos (Lechner, 1997). Además, son valorados los mecanismos competitivos para la provisión de los servicios sanitarios, como por ejemplo, la acreditación de veterinarios privados por parte del
Estado, quienes así pasarían a desempeñar funciones delegadas por el sector
público, y entrarían en competencia con los profesionales oficiales.
Finalmente, el modelo híbrido de gestión sanitaria implica que otros servicios
puedan ser contratados y provistos por empresas privadas en lugar del Estado,
entre otros, la elaboración de vacunas y la propia campaña de vacunación.
2. La consolidación de un modelo de gestión híbrida:
la política de erradicación de la fiebre aftosa entre
1989 y 2001 y su éxito relativo
El 18 de octubre de 1989 Uruguay orientó la estrategia de combate de la enfermedad hacia su erradicación, con el objetivo de obtener la condición de país
libre de aftosa sin vacunación. En mayo de 1994, la OIE clasificó a Uruguay
como país libre de aftosa con vacunación, y dos años después obtuvo la condición de país libre de aftosa sin vacunación. En el curso de estos eventos, se
consolidó un modelo híbrido de gestión de control sanitario. Su éxito se debió,
en parte, a la legitimidad del Ministerio de Ganadería, a la cohesión de las
redes de productores y a un entorno regional favorable respecto del combate
a la enfermedad. Como se verá más adelante, cuando retorna la enfermedad
en 2001, estas condiciones ya no serían las mismas.
Julio - Diciembre de 2009
155
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
2.1 Un entorno regional cooperativo
En la década de los ochenta, las políticas de control de la aftosa experimentaron un giro fundamental: los gobiernos de Europa y de América Latina manifestaron la necesidad de erradicar del virus de la aftosa. Esta decisión se debió
a que las prácticas de lucha contra la enfermedad sin horizontes temporales
definidos resultaron ineficientes, con consecuencias negativas; entre otras,
desgaste y cansancio entre los productores y los actores involucrados en los
procesos de vacunación, así como pérdidas económicas sustanciales.
En vistas de estas transformaciones, en julio de 1987, los gobiernos del
Cono Sur armonizaron por primera vez sus estrategias de combate a la enfermedad. Por cierto, el resultado más emblemático fue la firma y la puesta en
marcha del Convenio de Cooperación Técnica Internacional entre Brasil,
Argentina, Uruguay y la Organización Panamericana de la Salud para el Control
y Erradicación de la Fiebre Aftosa en la Cuenca del Río de la Plata. El Convenio
estableció un plazo de cinco años como horizonte para alcanzar la erradicación de la aftosa en el área comprendida entre las provincias de Entre Ríos,
Corrientes y Misiones (Argentina), Río Grande del Sur (Brasil) y la totalidad del
territorio uruguayo (Casas, 1995). Paraguay se sumó al Convenio con su región
oriental en 1991, y pasó a incorporarse plenamente en 1994. En este mismo
año la Argentina extiende su participación al sumar al Convenio las provincias
de Santa Fe, Chaco y Formosa; Brasil incorpora los estados de Santa Catarina
y Paraná. Finalmente, en 1998, se integró Bolivia.
El Convenio se firmó luego de una aguda epidemia acaecida en 1987 que
se inició en la Argentina, atravesó el Uruguay y afectó a Río Grande del Sur,
poniendo en evidencia el enorme alcance geográfico de la enfermedad. En
consecuencia, los gobiernos de la región reconocieron que cualquier estrategia nacional alcanzaría a ser efectiva, únicamente, en un marco intergubernamental de trabajo.
En este contexto, en el mes de octubre de 1989, Uruguay aprobó la ley
16082 "Declárese de interés nacional el control y erradicación de todo el territorio nacional de fiebre aftosa", donde fue establecida una gestión híbrida al
estructurar un modelo de vigilancia sanitaria a partir de tres modalidades de
coordinación: una burocrática, otra gerencial, y finalmente, una propia del trabajo en red entre actores de variada naturaleza.
156
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
La ley, que contó con el apoyo mayoritario por parte de legisladores y
gremiales de productores, estableció tres pasos estratégicos para erradicar el
virus. La etapa "preliminar" implicó preparar la campaña de erradicación, con
las consiguientes acciones de difusión y de control y la realización de estudios
epidemiológicos orientados a identificar animales infectados o portadores, los
cuales fueron enviados a faena obligatoria. Posteriormente, la "primera etapa"
procuró erradicar la fiebre aftosa en forma clínica mediante la vacunación
masiva de las especies susceptibles y el envío a faena obligatoria de los animales en situación de riesgo. Finalmente, la "segunda etapa", supuso la
búsqueda de la erradicación de la enfermedad y, por ende, la decisión de suspender la vacunación anti-aftosa de todas las especies en aras de aspirar a la
condición de país libre de aftosa sin vacunación.
2.2 La legitimidad de la Dirección General
de los Servicios Ganaderos
Respecto al componente jerárquico-burocrático del modelo de gestión, el
Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, por intermedio de la Dirección
General de los Servicios Ganaderos, fue la autoridad sanitaria competente
para la ejecución de la campaña de control y de erradicación de la fiebre
aftosa. Él mismo debería actuar como el nodo central de las redes de política
entabladas con productores y guiar el trabajo conjunto con otros actores del
sector público. En este sentido, la Dirección General de los Servicios Ganaderos fue definida como la responsable por la conducción de la política, y su
autoridad quedó formalizada y claramente delimitada.
Para ello, la ley 16082 dotó a la Dirección General de los Servicios Ganaderos de amplias facultades de conducción y de coordinación, dejando claramente jerarquizado su papel protagónico. Además de sus potestades formales, la
Dirección General contó con una enorme legitimidad por parte de los productores y de sus gremiales, principalmente por la eficiencia demostrada por los
veterinarios oficiales en el curso de la campaña de vacunación masiva del año
1992. En efecto, los resultados fueron expresivos: la Dirección supervisó la
vacunación de 70% de los predios y de 78% del ganado del país (Gil, 1993).
Aparte de esta amplia cobertura, el Ministerio hizo obligatorio el uso de la vacuna oleosa, con resultados muy superiores a los de la acuosa, previamente
Julio - Diciembre de 2009
157
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
utilizada. El empleo de la misma arrojó resultados sero-lógicos negativos en
1993, indicando el repliegue de la actividad viral y reafirmando la autoridad
técnica y política del Ministerio al dictaminar el cambio de vacunas.
Cuando se dejó de vacunar, se reforzaron los instrumentos burocráticos del
sistema de vigilancia, en particular los instrumentos de control y de prevención, con el fin de alcanzar y mantener la condición de país libre de aftosa sin
vacunación. A partir de 1994, el Ministerio de Ganadería armó el Sistema de
Barreras Sanitarias con el propósito de controlar el ingreso al país de animales
y vegetales, productos, subproductos y derivados de origen animal y vegetal,
supervisando así los pasos de tierra, los puertos y aeropuertos, tanto de personas como de vehículos.
Ahora bien, según fue establecido en la mencionada ley, el Ministerio no fue
constituido como una jerarquía que coordinara las políticas exclusivamente
por imposición y mediante la centralización de sus resoluciones. Por el contrario, a pesar del importante papel conductor de la Dirección de Servicios
Ganaderos, la política no fue diseñada como un proceso "de arriba hacia
abajo" sino que presupuso altos grados de articulación horizontal con los
actores privados. Más específicamente, la cooperación de los productores y de
sus gremiales tuvo un correlato formal en los organismos de decisión. De esta
forma, la jerarquía burocrática fue acompañada por una estructura de trabajo
en redes, formalmente establecida y regulada, en cuyo marco se tomaron las
decisiones referidas a la política de combate a la aftosa.
2.3 Las redes de organizaciones de productores y sus gremiales:
la cohesión en los horizontes de políticas y en las acciones
Los actores gremiales jugaron un papel fundamental en la formulación, la ejecución y la evaluación de la erradicación del virus, lo que presupuso amplificar
las modalidades de trabajo conjunto con el Estado y su participación en la
política sanitaria. Por cierto, el modelo de gestión de combate a la aftosa
puede considerarse híbrido primordialmente por la edificación de redes organizacionales densas en las cuales el Ministerio ofició como un nodo central. El
componente gerencial fue, al menos en esta instancia de erradicación, de
menor importancia relativa.
158
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
En primer lugar, se armaron redes enraizadas en los territorios, al conformarse Comisiones Vecinales de productores orientadas a difundir las acciones
de control y de erradicación de la fiebre aftosa, de acuerdo con instrucciones
del Ministerio. Las comisiones vecinales, a su vez, fueron constituidas y coordinadas por la ya existente Comisión Honoraria de Sanidad Animal (CONHASA),2
e integradas por un representante de los Servicios Veterinarios oficiales
zonales, por delegados de las tres gremiales más importantes de los productores, y por un delegado de la gremial de médicos veterinarios agrupados en
la Sociedad de Medicina Veterinaria (SMVU).
En segundo lugar, ya en 1991, las Comisiones Vecinales pasaron a constituirse en Comisiones Departamentales de Sanidad Animal (CODESAS), que representaron la rama local de la CONHASA en el territorio. Su propósito fue la
planificación de la vacunación de 1992. En tal sentido, las CODESAS tuvieron un
papel muy activo: trazaron las rutas de vacunación, hicieron controles directos,
identificaron predios de riesgo y recibieron fondos del presupuesto público
para su manejo autónomo según las necesidades específicas de acción de
cada localidad. Por su parte, los productores vacunaron su propio ganado, bajo
la supervisión de los veterinarios oficiales.
Por último, hacia fines de abril de 1994, una Comisión Mixta, conformada
por un delegado de los tres principales gremios de productores, y tres delegados del Ministerio de Ganadería, decidió entrar a la etapa de erradicación y, por
ende, terminar con las prácticas de vacunación. La decisión fue tomada en
forma unánime por los productores y el Ministerio, de acuerdo con la normativa. La iniciativa de dejar de vacunar surgió del Poder Ejecutivo, si bien los
productores también podrían haberlo sugerido.
Por cierto, al abandonar la vacunación, los productores pasaron a constituirse en la primera línea del control sanitario, con la obligación de comunicar
la sospecha de un foco viral, y la Comisión Mixta se transformó en la Comisión
para el Mantenimiento de la Condición de País Libre de Aftosa. Sus funciones
fueron el asesoramiento preceptivo al Ministerio y la colaboración en la super2
La CONASHA fue creada en 1982 con representantes de organismos públicos de las tres gremiales de
productores (la Asociación Rural del Uruguay, la Federación Rural y las Cooperativas Agrarias Federadas) y
un delegado de la Sociedad de Medicina Veterinaria. Su cometido principal ha sido asesorar preceptivamente a las autoridades de salud animal en la elaboración y ejecución de la política sanitaria.
Julio - Diciembre de 2009
159
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
visión conjunta del funcionamiento del flamante Sistema Nacional de
Emergencia Sanitaria (SINAESA).
2.4. Un ingrediente gerencial:
la planificación estratégica por objetivos
En menor medida, la ley 16082 previó un componente gerencial en la gestión
de la política de sanidad al introducir en la normativa el "trabajo por objetivos",
organizado exclusivamente en función de los resultados obtenidos (Martínez,
2000). Específicamente, este estilo de ejecución de políticas encontró su traducción en el "Plan de Acción" de combate y erradicación de la enfermedad, el
cual supuso el diseño de tres etapas condicionadas a resultados de la política
de erradicación, de acuerdo con metas a cumplir claramente pautadas. En particular, el ingreso a los diferentes estadios de combate, y subsiguiente erradicación de la enfermedad, quedó supeditado a una secuencia temporal de
objetivos anidados. Por ende, fue necesario evaluar favorablemente los logros
alcanzados en cada etapa antes de continuar con la implementación de las
restantes.
Con todo, el componente gerencial recién encuentra una expresión más
clara en cuanto a una estructura organizacional delimitada al iniciarse la etapa
de erradicación. En efecto, en pos de combatir un eventual brote de aftosa, se
constituyó el Sistema Nacional de Emergencia Sanitaria (SINAESA) cuyo funcionamiento fue reglamentado en 1995. En línea con las nociones de la Nueva
Gerencia Pública, el SINAESA estuvo orientado a las habilidades de manejo y
ejecución, con un énfasis en los resultados (y no en los procesos) a efectos de
alcanzar los objetivos de política (Hood, 1995). Asimismo, pretendió ser un
grupo ejecutivo de emergencia con el propósito de dar respuestas rápidas y
flexibles ante la eventualidad de una epidemia, con el Ministerio de Ganadería
a la cabeza. Precisamente por ello, el SINAESA contó con la presencia del
Ministerio de Transporte y Obras Públicas, el Ministerio de Defensa (Ejército),
el Ministerio del Interior (Policía) y la Dirección Nacional de Aduanas por su relevancia en el control de fronteras. El mismo debería reunirse ante cualquier
emergencia sanitaria, para lo cual contaba con la potestad de ordenar la faena
inmediata de animales y de imponer restricciones pertinentes. La Dirección
General de Servicios Ganaderos sería responsable por la capacitación, el
160
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
entrenamiento y los simulacros necesarios para el manejo de emergencias
sanitarias y, en tal sentido, debería desarrollar programas anualmente renovables al respecto, según la evolución de la situación epidemiológica y sanitaria regional.
El Comité Ejecutivo del SINAESA elaboró el "Plan General de emergencia para
erradicación de un foco de enfermedad exótica" y el "Plan Operativo para la
atención de la emergencia". La filosofía del Comité fue identificar posibles
escenarios de acción, procurando actuar de forma análoga a una gerencia privada al recurrir, al menos en la letra de los planes, a procedimientos que
suponían importantes grados de discrecionalidad en la toma de decisiones
(Peters, 2005).
2.5. Pecados de origen: algunas debilidades
en la conformación del modelo de gestión
A pesar del enorme consenso normativo con el que contó este modelo de
gestión híbrida para la lucha contra la aftosa y su erradicación por parte del
conjunto del sistema político uruguayo, el mismo evidenció carencias técnicoprofesionales ya en sus inicios. En primer lugar, las redes con actores privados
fueron redes truncas porque quedaron reducidas, cuando se pasa a la etapa
de la erradicación, únicamente a los productores y sus gremios. En efecto,
cuando la Comisión Mixta decide dejar de vacunar, la Sociedad de Medicina
Veterinaria se retiró temporalmente de las CODESAS, así como también de la
CONHASA (en junio de 1994) por su discrepancia con esta decisión.3 La SMVU
sugería posponer, al menos en un año, el ingreso a la etapa de búsqueda de
la condición de libre de aftosa sin vacunación. Desde la óptica de los profesionales veterinarios, se debía emplear este tiempo adicional para fortalecer el
sistema de vigilancia sanitaria, especialmente las barreras.
La SMVU denunció un notorio déficit en los siguientes aspectos: i) los controles de frontera (un aspecto por cierto preocupante por el abundante turis3
La ley 16082 preveía que la decisión tenía que ser unánime entre las gremiales de productores y el
Ministerio. No había una postura clara respecto a la profesión veterinaria. Además, la SMVU pidió el
reconocimiento del papel protagónico de la profesión veterinaria en las luchas sanitarias, se reclama así
un lugar de decisión en la Comisión Mixta - lo que recién ocurrirá en 1995, luego de haber decretado la
erradicación.
Julio - Diciembre de 2009
161
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
mo que ingresa por vías terrestres y fluviales desde la Argentina), ii) el contrabando de cerdos desde el Brasil, iii) las carencias en los controles de residuos
y iv) la falta de un banco de vacunas en el Uruguay.
Ante un brote viral, y en un escenario sin vacunación, estas deficiencias
podrían producir (como finalmente produjeron) resultados altamente adversos
dada la vulnerabilidad de una población animal sin vacunación y, por ende,
indefensa. En consecuencia, en la opinión de la SMVU, la entrada en la erradicación equivalía a "subestimar el riesgo". Con todo, la profesión veterinaria
no contó con un peso político suficiente en las decisiones estratégicas concernientes a la fiebre aftosa.
Adicionalmente, fueron pocas las capacidades técnicas que quedaron instaladas para la vigilancia epidemiológica puesto que el ingreso a la condición
libre de aftosa supuso, para Uruguay, quedarse sin posibilidades institucionales para el manejo del virus vivo. En particular, el país eliminó los laboratorios productores de la vacuna al cerrar, de acuerdo con la ley 16082, las
empresas privadas que hacían la vacuna y no instalar un laboratorio de referencia nacional con criterios de bioseguridad que pudiera efectuar el análisis
confirmatorio de la presencia del virus de aftosa (lo cual supone el manejo del
virus vivo). Tampoco se programó un banco de vacunas para situaciones de
emergencia. Por el contrario, el Uruguay "terciarizó" la disponibilidad de este
banco al contratar al laboratorio de PANAFTOSA (en Brasil) para que mantuviera
un stock de vacunas anti-aftosa ante cualquier eventualidad.
Con estas consideraciones en mente, se podría afirmar que el modelo
híbrido descansó en acuerdos políticos cohesionados entre los productores y
el Ministerio, así como en entornos epidemiológicos regionales cooperativos.
En el futuro, se verificarán fisuras entre los actores y cambios en el entorno,
afectando negativamente los resultados de obtenidos por parte del modelo en
cuestión.
3. Los resultados exitosos: el rifle sanitario en Artigas
En el año 2000, se registraba un creciente número de focos de aftosa en los
países vecinos. Entre 1999 y 2000, Argentina, Paraguay y los dos estados
brasileños Río Grande del Sur y Santa Catarina, habían desactivado la vacunación contra la aftosa en su población de bovinos con el propósito de acce162
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
der a la condición de libre de aftosa sin vacunación (Casas, 2001). En consecuencia, los animales de la región estaban vulnerables frente al virus, por lo
que algunos países retomaron la vacunación masiva ante la actividad viral evidenciada.4
La coordinación entre los gobiernos develó notorias deficiencias, contrastando así con el funcionamiento transparente de años anteriores, al calor de la
firma del Convenio. En efecto, en el año 2000, Argentina y Brasil transmitieron
tardíamente la información sobre la presencia de la enfermedad. Le insumió
al Brasil veintitrés días informar a los integrantes del Convenio de los episodios de Río Grande del Sur, y más de un mes al gobierno de la Argentina
comunicar los brotes evidenciados en dicho país. Más aún, los controles cruzados entre países fueron débiles. En particular, las autoridades sanitarias de la
Argentina impidieron que los gobiernos vecinos enviaran a sus técnicos para
confirmar in situ la información oficial acerca de la ausencia de brotes.
En este contexto, no sorprende que la aftosa apareciera en el Uruguay en
octubre de 2000, diez años después del último foco, en un poblado del departamento de Artigas,5 situado en la frontera con el Brasil, en el extremo norte
del país. Se sospechó que el brote de Artigas podría ser un foco primario o
índice, es decir, un primer caso de virus. Por ello, y además por estar limitado geográficamente, la utilización del rifle sanitario se valoró como la estrategia más conveniente por el conjunto del espectro político y de los gremios de
productores.6
4
Por ejemplo, Paraguay inició la vacunación en forma preventiva desde agosto de 2000, Argentina
recurrió al rifle sanitario para más de 3,500 animales (frente a los brotes de Corrientes, Entre Ríos y
Formosa), al igual que lo hizo Brasil en la zona de Joia en Río Grande del Sur, cuando se produjeron 23
focos, a tan sólo quinientos kilómetros de la frontera con Uruguay (Casas, 2001).
5
La división político - administrativa del territorio uruguayo se denomina departamento.
6
En países tradicionalmente libres de aftosa, el rifle sanitario adquiere primacía a efectos de no perder
dicha calificación. La estrategia de rifle sanitario supone la muerte y el descarte de los restos de todos los
animales susceptibles en los predios infectados, así como de todos los animales susceptibles (vacunados
o no), en los predios en contacto inmediato. Los despojos de los animales deben ser incinerados, enterrados, o destruidos por métodos que impidan la ulterior propagación de la enfermedad. El sacrificio sanitario de los animales enfermos debe producirse dentro de las primeras veinticuatro horas de la confirmación del foco y los contactos de peligro deben sacrificarse dentro de las cuarenta y ocho horas con el
fin de interrumpir o evitar la formación de focos secundarios (Sutmoller et al., 2003).
Julio - Diciembre de 2009
163
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
Paralelamente, con el fin de mantener la mayor parte de los mercados no
aftósicos, las autoridades del Ministerio de Ganadería se comunicaron inmediatamente con sus contrapartes estaduales y federales de Brasil. De acuerdo
con las pautas establecidas para la coordinación regional, técnicos brasileños
se integraron a trabajar con los uruguayos. A fines de octubre, se realizó una
reunión con las autoridades estaduales en Porto Alegre para conocer las
acciones del gobierno brasileño y programar intervenciones conjuntas.
Además, el Ministerio detuvo la emisión de certificados de sanidad para la
exportación hasta saber con exactitud si se trataba o no de fiebre aftosa y se
procedió a rastrear el origen de los diferentes embarques, con el fin de garantizar a los mercados compradores de que el producto cárnico exportado no
provenía de la zona afectada.
En forma inmediata, la OIE suspendió la condición de país libre de aftosa
sin vacunación de la que gozaba el Uruguay, aunque el 25 de enero de 2001,
tres meses después de la aplicación del rifle sanitario y de una férrea vigilancia epidemiológica, el país recobró dicha condición. Desde el punto de vista de
la acreditación de la OIE y, por lo tanto, bajo una perspectiva económica, la
estrategia empleada fue altamente exitosa. Ahora bien, debemos dar un paso
atrás e interrogarnos cómo funcionó, ante el inesperado brote, el modelo de
gestión híbrido, especialmente frente a los cambios epidemiológicos registrados en el entorno regional.
3.1. El modelo en acción
El rifle sanitario fue una estrategia efectiva, y el modelo de gestión híbrida
obtuvo resultados adecuados a los fines programados de la política de erradicación. En primer término, la identificación del foco fue inmediata, gracias a la
oportuna denuncia del productor y de su veterinario asesor. A su vez, el veterinario privado contactó prontamente a los servicios oficiales quienes inspeccionaron la zona y tomaron las muestras necesarias en estas ocasiones. En
segundo término, existían condiciones óptimas para el control del brote mediante el rifle sanitario por la naturaleza primaria del foco, así como también
por las condiciones geográficas donde ocurrió, pequeñas propiedades pecuarias situadas en una frontera de río, relativamente aisladas de rutas y caminos
más populosos. En tercer término, los veterinarios oficiales se movilizaron rá164
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
pidamente en un número suficiente para las dimensiones del evento y se
inmovilizó, de inmediato, el traslado de ganado de Artigas hacia el resto del
país. En cuarto lugar, los productores locales estuvieron involucrados en todo
el proceso del rifle sanitario de Artigas e incluso la gremial agropecuaria de
Artigas brindó apoyo logístico y político a la estrategia del Ministerio de regionalizar la zona. En otras palabras, redes de productores fueron efectivamente
operativas en el brote en estudio y los mismos actuaron como la primera "línea
de fuego" ante la enfermedad.
El Ministerio activó el SINAESA y el rifle sanitario se implementó aún antes de
obtener la confirmación del análisis del virus vivo por parte del laboratorio de
PANAFTOSA (en el Brasil), basado en los resultados clínicos tales como las
lesiones y la muerte de lechones (para los que la aftosa es mortal). A su vez,
el SINAESA actuó en forma coordinada, bajo la Dirección General de Servicios
Ganaderos. La comunicación horizontal e inmediata con información oportuna entre el Ministerio de Ganadería, el Ministerio del Interior y el Ministerio de
Transporte y Obras Públicas, puso en movimiento la maquinaria organizacional y técnica de contingencia para proceder a la ejecución y el entierro de
los animales y la desinfectación de los predios de la localidad.
En el control del brote de Artigas, los tres componentes de gestión estuvieron presentes y funcionaron articuladamente. El Ejército ejecutó rápidamente las órdenes, el personal de Transporte cavó prontamente las fosas y
enterró los animales y los cuerpos policiales y militares inmovilizaron la zona.
Los animales fueron sacrificados y enterrados, evitando así la propagación de
la enfermedad y minimizando los riesgos inherentes al rifle sanitario mediante
la desinfección de la maquinaria utilizada y de los caminos. Por cierto, ni el
grupo ejecutivo ni los cuerpos burocráticos involucrados en la implementación del rifle sanitario hubieran podido actuar sin la temprana denuncia
del foco, donde fue fundamental el papel de los productores como vigías de
la epidemia.
4. La instalación de la epidemia en el 2001:
los límites del modelo híbrido y el fin del acuerdo político
Hacia fines de marzo de 2001, la Argentina informó a los gobiernos de la
región la presencia del virus de aftosa en las provincias de Buenos Aires y de
Julio - Diciembre de 2009
165
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
Entre Ríos e implantó la vacunación de bovinos. A pesar de que la enfermedad
ya estaba instalada en la frontera, el gobierno uruguayo reafirmó la necesidad
de continuar con el rifle sanitario en caso de que la aftosa fuera reintroducida
en el Uruguay, descartando de antemano la posibilidad de la vacunación como
un plan alternativo a tomar en cuenta.
La epidemia ingresó al Uruguay un mes después de los anuncios oficiales
de la Argentina, en abril de 2001. El primer foco informado fue el departamento de Soriano, en un establecimiento lechero a setenta kilómetros de la frontera con la Argentina. Por el tipo de lesiones evidenciadas, la enfermedad
habría entrado al país al menos ocho días antes de efectuada la denuncia. A
partir de allí, el número de brotes creció exponencialmente.
Con el fin de exterminar los primeros focos acaecidos, el gobierno apeló a
la estrategia del rifle sanitario. En unos pocos días, se sacrificó y enterró un
total de 6,937 animales, se desinfectaron predios, se estableció una cuarentena en la zona afectada y se prohibió cualquier movimiento de animales
(Sutmoller y Casas, 2002). El 29 de abril, frente a la inminencia de la presencia del virus en el conjunto del país, el gobierno decidió abandonar la estrategia del rifle (Casas, 2001).
La epidemia alcanzó un total de 2,057 focos, afectando además 264 predios lecheros, para los cuales esta enfermedad tiene resultados económicamente catastróficos. En el pico de la misma, se registraron entre cuarenta y
sesenta focos por día y el último registrado ocurrió el 21 de agosto de 2001.
Una vez adoptada la decisión de vacunar, el control de la enfermedad insumió unos 110 días y fueron necesarias dos rondas de vacunación a efectos de
lograr el ciento por ciento de inmunidad.
En esta ocasión, ¿Cómo funcionó el modelo de gestión híbrido? ¿Cómo se
llegó a la decisión de abandonar el otrora exitoso rifle sanitario y retomar la
vacunación masiva de animales?
4.1. La autoridad del Ministerio en jaque
Al revisar la actuación del Ministerio de Ganadería durante la epidemia, su
comando y conducción fue deficiente, tanto en la utilización del rifle sanitario
como en el pasaje a la vacunación masiva. La implementación del rifle sanitario no estuvo adecuadamente coordinada: no se contó con un número ade166
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
cuado de veterinarios oficiales para la cobertura de los brotes en los departamentos de Colonia y Soriano, los primeros afectados.
En su lugar, y en calidad de complementariedad espontánea, colaboraron
profusamente los veterinarios privados locales. Se activaron redes latentes que
no estaban formalmente establecidas en la gestión de la política, donde los
productores y sus gremios habían cobrado primacía frente a la profesión veterinaria, que ahora habría pasado a cumplir una tarea fundamental.
Las redes de productores también compensaron carencias evidenciadas en
la conducción del Ministerio. Así, en las carreteras y los caminos de Colonia y
Soriano, los productores organizados levantaron barreras sanitarias y puestos
de desinfección por sus propios medios, por lo cual la sociedad civil cumplió
funciones que deberían haber estado garantizadas por el Ministerio como
autoridad sanitaria. Por cierto, estas redes, ya de larga data, compensaron las
fallas de la burocracia, tal vez atenuando los efectos negativos que tuvo la
enfermedad.
Por su parte, el Ministerio demostró marchas y contra marchas en las
órdenes impartidas respecto del rifle sanitario, un aspecto sumamente grave
ya que afectó negativamente la confianza depositada por los actores privados
en la Dirección General de Servicios Ganaderos. En efecto, al identificar un tercer foco, el Ministerio ordenó, primeramente, suspender el rifle, una importante orden al instruir, telefónicamente, a los veterinarios privados involucrados en el evento y en terreno. Al día siguiente, el Ministerio daba una orden en
contrario, reafirmando el mandato del rifle sanitario, lo cual causó confusión
entre los veterinarios oficiales y privados involucrados, así como un profundo
malestar entre los productores, con la consecuente pérdida de credibilidad en
el comando jerárquico de la Dirección de Servicios Ganaderos.
En cuanto a la vacunación, la labor del Ministerio fue desordenada y poco
planificada y no hubo instrucciones escritas -el necesario protocolo recién se
establece en un decreto de julio de 2001. Más aún, las redes sociales territoriales ya estaban organizadas para comenzar a vacunar y su labor fue demorada por la tardanza en la provisión de vacunas por parte del laboratorio
brasileño PANAFTOSA. Debido al atraso experimentado, no fue posible controlar
la calidad de las mismas.
No obstante, los servicios veterinarios oficiales tuvieron un papel activo ya
en la etapa de la supervisión de la vacunación en los predios y los veterinarios
Julio - Diciembre de 2009
167
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 22
E
S T U D I O S
SOCIALES
privados, quienes actuaron en forma honoraria y en coordinación con los servicios oficiales, administraron la vacuna en aquellos casos en que el productor
no lo hizo. La coordinación fue casuística, ad hoc y espontánea, más que una
estrategia establecida ex ante mediante un sistema de acreditación del cual el
Uruguay carecía.
4.2. Las redes de productores:
de la cohesión a la fisura y la desconfianza
Las CODESAS estuvieron activas y se realizaron profusas reuniones entre productores, aunque sus recomendaciones de acción se distanciaron rápidamente de la estrategia del rifle sanitario, por valorar que la epidemia era
inevitable al estar presente en las provincias argentinas de Entre Ríos y Buenos
Aires, linderas al Uruguay. La resistencia contra el rifle sanitario por parte de
los productores fue creciendo, en especial en las zonas donde comenzó a registrarse la mayor actividad viral. A ello se sumó el descontento de varios
intendentes (los jefes políticos electos por cada departamento del Uruguay)
frente a las órdenes y contra órdenes que circundaron la estrategia del rifle,
fracturando aún más la autoridad del Ministerio en los territorios afectados.
Ya desde los primeros brotes de 2001, las gremiales de los productores de
las zonas de Soriano, Colonia, Paysandú, San José y Tacuarembó manifestaron
su inclinación por la vacunación, aún con el riesgo de perder la categoría de
país libre de aftosa sin vacunación. En consecuencia, emergieron dos posiciones antinómicas: la de los productores versus el Ministerio de Ganadería, el
cual contaba con el apoyo de los frigoríficos. El argumento central de los productores era que el departamento de Soriano, a diferencia de Artigas, era
geográficamente imposible de aislar y era aún más difícil detener el virus
proveniente de la Argentina porque allí ya estaba propagada la epidemia. Por
su parte, el Ministerio y los frigoríficos manifestaban que el rifle sanitario era
necesario por las altas pérdidas asociadas con el cierre de los mercados no
aftósicos y el prolongado tiempo (al menos tres años) que llevaría recuperar
el estatus de país libre del virus sin vacunación, que tanto había costado
obtener.
Estas diferencias no quedaron reducidas a batallas retóricas. Por el contrario, los desacuerdos en la estrategia de combate a los brotes se hicieron
168
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 23
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
palpables en prácticas. Específicamente, varios productores impidieron el
ingreso de las comisiones del rifle a sus predios, por ejemplo en Colonia (un
departamento altamente infectado), atrasando y obstruyendo el rifle sanitario.
A ello deben sumarse los cortes en rutas principales del país por parte de
gremiales de productores con el fin de cerrar el acceso del Ministerio a zonas
supuestamente afectadas por el virus. Aquí interesa recordar que bajo el modelo de gestión híbrida, el conjunto de sus medidas (aún las extremas como
el rifle sanitario) supone un acuerdo político entre los productores y el gobierno. Sin esta concertación de intereses, la gestión compartida pierde su
viabilidad.
Además de las discrepancias con el Ministerio, las redes de productores
como formas organizacionales para decidir y ejecutar políticas sanitarias también enfrentaron problemas internos por las valoraciones disímiles entre las
CODESAS locales y la CONHASA como órgano centralizador de decisiones. Esta
creciente ausencia de cohesión al interior de las propias redes de los actores
privados afectó enormemente el despliegue del modelo de gestión y, por
ende, los resultados finales, ya que puso en cuestión la representatividad de
los órganos formales de las redes, asesores primarios, por normativa, del
Poder Ejecutivo.
En efecto, si bien la comunicación entre la CONHASA y las CODESAS fue operativa antes y durante la epidemia del 2001, estas últimas tuvieron baja capacidad de influir sobre las decisiones de la primera. Los productores, con representación en las CODESAS, querían levantar el rifle antes de que ocurrieran los
brotes, mientras que la CONHASA sostuvo por un tiempo más prolongado esta
estrategia, apoyando al Ministerio de Ganadería, pero vaciándose de legitimidad en sus bases constituyentes.
Los incentivos para las tempranas denuncias por parte de productores se
desvanecieron rápidamente. Múltiples factores sugerían que los productores
dejarían de actuar como la mentada primera línea de vigilancia, por sus características productivas, el temor generado por el propio destino de Artigas, la
pérdida de credibilidad en el gobierno por su inacción frente a las denuncias
de brotes de aftosa en la Argentina y, finalmente, por la creencia de que la epidemia ya estaba instalada y el cese del rifle sería una cuestión de unos pocos
días.
Julio - Diciembre de 2009
169
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 24
E
S T U D I O S
SOCIALES
En particular, para los productores -algunos de ellos con propiedades tanto
del lado argentino como del uruguayo- la presencia de aftosa en la Argentina
era evidente entre febrero y marzo de 2001, una percepción que afectó la confianza depositada en la autoridad del Ministerio. Más aún, los productores
increparon a la Dirección de Servicios Ganaderos acusándola de confiar más
en las versiones oficiales provenientes del gobierno de la Argentina (de tener
los brotes bajo control) que en la institucionalidad mixta de las luchas sanitarias del Uruguay. De esta forma, se iría socavando el papel central del
Ministerio en la red de actores.
No obstante, algunos aspectos relativos a la estructura de redes funcionaron en un sentido positivo respecto de la vigilancia sanitaria. Antes de los
brotes, las CODESAS colaboraron con el Estado en la identificación de los predios de mayor riesgo (en el caso de las fronteras, aquellos de propietarios
argentinos y brasileños). Con la incorporación de la vacunación, las CODESAS
participaron en trazar las rutas de vacunación y los productores vacunaron eficazmente.
4.3. El componente gerencial
El SINAESA activó las Comisiones departamentales de Emergencia Sanitaria, en
cuyo marco las autoridades sanitarias del Ministerio de Ganadería realizaron
reuniones informativas y algunos simulacros en los gobiernos locales (intendencias) del país.
Las capacidades estratégicas desplegadas para proyectar diferentes escenarios de combate a la enfermedad quedaron limitadas a una racionalidad calculativa, más que a una racionalidad generativa (Westrum, 1990). En el marco
de los paradigmas gerenciales de las organizaciones, la flexibilidad es fundamental para divisar diferentes escenarios y así ajustar los cursos de acción correspondientes (Daft, 1992).
Muy por el contrario, la estrategia del rifle sanitario fue implementada en
forma ritualista, al no haber sido ponderada a la luz de varios escenarios alternativos. Se adoptó, así, una lógica de racionalidad calculativa, distintiva de las
estructuras burocráticas (Weber, 1958), puesto que el rifle sanitario fue
empleado como un mecanismo uniforme, a fin de lograr resultados análogos
a lo obtenido en el episodio de Artigas, en vez de haber incorporado una
estrategia diferente frente a los palpables cambios de entorno.
170
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 25
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Al contrario de lo que implica la racionalidad calculativa, es decir, la estabilidad del entorno, una epidemia de alta propagación viral como la aftosa produce escenarios cambiantes que requieren de capacidades versátiles a efectos
de poder dar una pronta respuesta. La racionalidad generativa comprende el
diseño de escenarios futuros, estableciendo correspondencias entre los recursos disponibles y las metas proyectadas, y cambios de estrategias (Westrum,
1990). En el Uruguay, los resultados exitosos del rifle sanitario en el departamento de Artigas generaron la percepción de poder manejar la enfermedad en
forma casi ilimitada, sin especificar las condiciones bajo las cuales la estrategia del rifle sanitario sería factible.
El único parámetro que tuvo el Ministerio para considerar el abandono del
rifle y la entrada en la vacunación era un límite de "cincuenta focos". Según las
autoridades, este cálculo hacía equiparable los costos económicos asociados
al rifle con los de la vacunación. El discurso oficial no tomó suficientemente en
cuenta las características primarias o secundarias de los brotes, su localización
geográfica, la existencia previa de movimientos de animales, o bien las condiciones climáticas que podrían acelerar o inhibir la propagación del virus.
En este sentido, es elocuente que varios informantes vinculados a la CONHASA y las CODESAS comentaron que "Artigas nos hizo mal", lo cual puede ser
interpretado en teoría organizacional como errores de decisión cometidos a
partir de las ilusiones positivas internalizadas por los actores (Weick, 1993). El
suceso de Artigas se construyó como un "caso desviado" debido a la convicción de que la enfermedad habría entrado por el contrabando de comida para
cerdos. Así, el contagio de la enfermedad fue visualizado como el producto del
"mal comportamiento" de algún productor (individual) irresponsable. La naturaleza de caso desviado de Artigas edificó una percepción acerca del brote
ocurrido como un suceso inusual, y no como un hecho con altas probabilidades de repetirse dada la presencia de fiebre aftosa en la región, la propia
naturaleza de las epidemias virales y su presencia en la Argentina.
Conclusiones
Uruguay es un país exportador de carnes, por lo cual su condición sanitaria es
fundamental para sus posibilidades de desarrollo económico. En cuanto a su
sistema de vigilancia sanitaria, la gestión pública adoptó, para un mayor éxito,
Julio - Diciembre de 2009
171
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 26
E
S T U D I O S
SOCIALES
modalidades de coordinación y articulación que buscaron combinar, con diferentes grados de virtuosidad, elementos de gestión burocráticos, gerenciales
y de trabajo en red en un modelo híbrido donde el Estado ha ocupado un
papel central pero no monopólico.
En las tres instancias críticas abordadas en este trabajo -la búsqueda de
erradicación de la enfermedad, de 1989 a 1994, el combate al foco de aftosa
en el departamento de Artigas en octubre de 2000 y el combate a la epidemia
de 2001- el modelo híbrido develó particularidades diferentes y alcanzó resultados disímiles. En parte, ello se debió a las cambiantes condiciones epidemiológicas y políticas del entorno regional, así como a los acuerdos internos
en los que descansaba una gestión híbrida de sanidad animal.
En primer lugar, al momento de perseguir la erradicación de la aftosa, la
coyuntura regional era altamente favorable, ya que la cooperación entre los
gobiernos del Cono Sur estaba garantizada. Se edificó una fuerte confianza
entre los productores y el Ministerio y la legitimidad en este último facilitó la
vacunación masiva de 1992, la cual fue necesaria antes del pasaje a la erradicación. La densidad organizacional territorial generada fue virtuosamente
coordinada dado un objetivo de política claro: el destierro del virus. El conjunto del sistema político respaldó lo que en ese momento se transformó en un
verdadero proyecto nacional. Con todo, el trabajo en red entre actores públicos y privados estuvo sesgado favorablemente hacia los productores y sus
gremiales, siendo desde una perspectiva más amplia una red incompleta por
haber dejado afuera, en esta instancia, a los veterinarios privados, y a sus asociaciones profesionales. A pesar de ello, en este período, el modelo logró la
condición de país libre de aftosa sin vacunación.
Una década más tarde, al momento de afrontar el brote de la aftosa en
Artigas, el modelo híbrido pareció desplegarse exitosamente en la implementación de la estrategia del rifle sanitario, lo que permitió la recuperación
por parte de Uruguay de su calificación de libre de aftosa sin vacunación. La
red público-privada de vigilancia sanitaria y el seguimiento claro de un objetivo preciso funcionó como lo preveía el Plan del SNAESA. Asimismo, hubo un
notorio acuerdo político entre los diversos actores acerca de la factibilidad de
aplicar el rifle sanitario y regionalizar el departamento de Artigas. Bajo la
impronta de este fuerte consenso, aún con algunas carencias en las capaci172
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 27
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
dades técnicas, la gestión híbrida posibilitó recuperar la calificación perdida
tres meses después del episodio. Por cierto, la geografía jugó favorablemente:
Artigas es un departamento en el extremo norte del país, relativamente aislado y con muy baja densidad poblacional. Los riesgos de propagación, aunque
no imposibles, eran bajos.
La epidemia regional de 2001 fue la prueba de fuego del modelo híbrido
de la política de aftosa. La desarticulación público-privada, la pérdida de confianza en la autoridad estatal, las órdenes y contraórdenes por parte del
Ministerio y las propias fisuras al interior de las redes de productores,
mostraron los límites de este tipo de gestión frente a entornos altamente
inciertos. Las condiciones epidemiológicas habían cambiado y la propagación
de la epidemia en la Argentina era palpable para los productores. En primer
término, la gestión híbrida se vio primordialmente amenazada por la pérdida
de confianza entre sus integrantes por las opiniones diametralmente opuestas
respecto de cómo tratar de afrontar el problema en cuestión. A ello se suma
la ausencia de mecanismos claros de resolución de diferencias en tiempos de
crisis. La CONAHSA, que debería haber canalizado las disímiles posturas, quedó
dañada en su propia articulación interna, lo cual impidió una concertación
entre los productores -la primera línea de contención de la enfermedad- y el
Ministerio de Ganadería. En segundo término, la amenaza se transformó en
desarticulación y confrontación cuando los productores optaron por impedir la
práctica del rifle sanitario en sus predios, acciones que a su vez contaron con
el apoyo de los Intendentes de sus departamentos (principalmente Colonia y
Soriano) para quienes el Ministerio aparecía sumamente errático en sus
instrucciones. Por tanto, esto último muestra que en el seno del sistema político se manifestaron profundas divergencias respecto de la estrategia a seguir.
Este tipo de consenso hubiera sido oportuno para alinear a los productores,
como lo fue en su momento la unanimidad a propósito de la ley 16082 para
erradicar la aftosa. En tercer lugar, el alto número de brotes puso en evidencia una insuficiente capacidad instalada de recursos técnicos y humanos, evidenciado, entre otros indicadores, por el bajo número de veterinarios oficiales
zonales, y por la falta de instrumentos e insumos en las barreras sanitarias. A
propósito, aquí la sociedad civil (los productores organizados y los veterinarios privados locales) complementaron recursos que deberían haber estado
previstos por parte de la autoridad central de la red.
Julio - Diciembre de 2009
173
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 28
E
S T U D I O S
SOCIALES
En este sentido, es elocuente que algunos aspectos de la articulación del
modelo lograron funcionar aún en ausencia de acuerdos políticos como lo
demuestra la colaboración espontánea entre veterinarios privados y oficiales y
aún entre productores y el Estado al momento de retomar la vacunación, una
vez abandonada la estrategia del rifle. Con todo, el punto de quiebre del modelo fue la pérdida de confianza en el Ministerio por parte de los productores,
ya sea por sus órdenes y contra órdenes y por las diferencias de visiones que
no encontraron canales adecuados de resolución.
En términos más abstractos, y sin pretensión de generalizar, es posible
argumentar que los modelos de gestión híbridos funcionan en forma virtuosa
si existe un consenso unívoco sobre la política a implementar, tanto sea en sus
objetivos como en sus estrategias, por parte de un variado conjunto de
actores. En esta dirección, al proponerse modelos de gestión articuladores, se
debe tomar en cuenta el contenido específico de la política en cuestión. En
otras palabras, si bien importa la arquitectura de la política o su andamiaje, su
finalidad sustantiva es fundamental al momento de plantear reformas organizacionales y brindar lineamientos de transformación e intervención institucional. Lejos de ser modelos que puedan ser empleados bajo una óptica tecnocrática, la gestión híbrida es, sin dudas, doblemente compleja porque implica capacidades de coordinación por parte del conjunto de sus integrantes y,
primordialmente, acuerdos claros y continuos sobre los objetivos de las políticas así como canales de resolución de diferencias para el logro de acuerdos
concertados.
Se agradece especialmente al Médico Veterinario
Raúl Casas Olascoaga por el material
sobre la lucha contra la aftosa en Uruguay
174
Volumen 17, Número 34
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 29
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Agranoff, R. y M. McGuire (2001) "American Federalism and the Search for
Models of Management" en Public Administration Review. Vol. 61,
número 6, Washington, D.C., Blackwell Publisher.
Bazerlay, M. y R. Gallego (2006) "From "New Institutionalism" to
"Institutional Processualism": Advancing Knowledge about Public
Management Policy Change" en Governance: An International Journal of
Policy, Administration, and Institutions. Vol. 19, número 4, Oxford,
Blackwell Publishing.
Evans, Peter (1996a), "Introduction: Development Strategies across the
Public-Private Divide" en World Development, Vol. 24, núm. 6, Montreal,
McGill University.
(1996b) "Government Action, Social Capital and Development:
Reviewing the Evidence on Synergy" en World Development. Vol. 24,
número 6, Montreal, McGill University.
Casas, R. (2001) "Actualización sobre lucha contra la fiebre aftosa" en XXIX
Jornadas Uruguayas de Buiatría (Separata), Montevideo.
(1995) El Convenio Internacional de Erradicación de la Fiebre
Aftosa en la Cuenca del Río de la Plata. Manuscrito sin publicar.
Crozier, M. (1997) "La transición del paradigma burocrático a una cultura de
gestión pública" en Revista del CLAD Reforma y Democracia. Número 5
(Disponible en: www.clad.org.ve ).
Daft, R. L. (1992) Organization Theory and Design. Fourth Edition. Saint
Paul,West Publishing Company.
Gil, A. D. (1993) Epidemiological Study of Foot-and-Mouth Disease (FMD)
in Uruguay. Tesis doctoral Universidad de Minnesota, Minnesota,
Estados Unidos.
Gimeno, E. (2003) "La organización de los servicios veterinarios en
Lainoamérica y su evolución" en Revista Científica y Técnica de la
Oficina Internacional de Epizootias. Vol. 22, número 2, París, OIE
(Organización Mundial de Sanidad Animal).
Hood, Ch. (1995) "The 'New Public Management' in the 1980s: Variations on
a Theme" en Accounting, Organizations and Society. Vol. 20, números
2/3, Great Britain, Pergamon Press.
Lechner, N. (1997) "Tres formas de coordinación social" en Revista de la
CEPAL. Número 61, Santiago de Chile, Naciones Unidas.
López, J. P. (1994) "El particularismo reconsiderado. Orientación de la
acción y contexto institucional" en REIS, Revista Española de
Investigaciones Sociológicas. Número 67, Madrid, Centro de
Investigaciones Sociológicas.
Julio - Diciembre de 2009
175
RES346.qxp
6/23/2009
11:35 AM
Page 30
E
S T U D I O S
SOCIALES
Martínez, R. (2000) "La gestión pública: del diálogo crítico a la evaluación
de la diversidad" en Revista Política y Gestión. Vol.1, Buenos Aires,
Homo Sapiens Ediciones.
Peters, B. G. (2000) "Policy Instruments and Public Management: Bridging
the Gaps" en Journal of Public Administration Research and Theory.
Vol.10, número 1. Oxford, Public Management Research Association.
(2003) "Modelos de reforma de Estado y reformas después de las
reformas" en Conrado Ramos (ed.) La reconstrucción del Estado.
Enfoques políticos sobre la "Nueva Gestión Pública. Uruguay, Ediciones
de la Banda Oriental.
(2005) "Concepts and Theories of Horizontal Policy Management" en
X Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la
Administración Pública. (Accesible en: www.clad.org.ve ).
Sutmoller, P. y R. Casas (2002) The Successful Control and Eradication of
Foot and Mouth Disease Epidemics in South America in 2001. Evidence
for the Temporary Committee on Foot-and-Mouth Disease of the
European Parliament. Sesión del 2 septiembre.
Sutmoller, P. S., Barteling, S., Casas, R., y K. J. Sumption, K. J. (2003)
"Control and Eradication of foot-and-mouth disease" en Virus Research.
Vol. 91 número 1, Estados Unidos, Elsevier.
Weber, M. (1958) The Protestant Ethic and the Spirit of Capitalism. New
York: Scribner´s.
Weick, K. E. (1993) "The Collapse of Sensemaking in Organizations: The
Mann Gluch Disaster" en Administrative Science Quarterly. Vol. 38,
Ithaca, Cornell Publications
Westrum, R. (1990) "Environments for Innovation. Calculativa and
Generative Rationality in Technology" en Susan E. Cozzens and Thomas
F. Gieryn (ed.), Theories of Science in Society. Bloomington, Indiana
University Press.
176
Volumen 17, Número 34
RES347.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 1
Estudios
Sociales
Revista de Investigación Científica
Nanotecnología
Dossier coordinado por:
María del Carmen Hernández Moreno
RES347.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 2
RES347.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 3
Estudios
Sociales
Revista de Investigación Científica
CONTENIDO
Nanotecnología y producción de alimentos:
impactos económicos, sociales y ambientales
Gian Carlo Delgado Ramos
185
Imaginar la nanotecnología, controlarla democráticamente
José Manuel de Cózar Escalante
207
Los usos sociales de la ciencia:
tecnologías convergentes y democratización del conocimiento
José Manuel Rodríguez Victoriano
225
Eros antes que Prometeo.
Reconsideración de la filosofía de la tecnología de Ortega:
una relectura de su Meditación de la técnica desde el principio de biomímesis
Jorge Riechmann
251
Quando as tecnologias embaralham nossas vidas: as nanotecnologias
Marcos Nalli
277
Nanotecnología e meio ambiente para una sociedade sustentable
Paulo Martins
293
Reflexões acerca das nanotecnologias e as novas densidades técnicascientíficas-informacionais na agricultura
Soraia de Fátima, Roberto Martins, Richard Domínguez, Roberto de Assumpção, Elizabeth
Alves e Nogueira, Sebastião Nogueira, Marisa Zeferino, André Luis de Souza
311
Nanotecnología y los enclaves del conocimiento en Latinoamérica
Edgar Zayago Lau, Guillermo Foladori, Mark Rushton
325
RES347.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 4
RES348.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 1
Nanotecnologías y sus implicaciones
económicas y socioambientales
La nanotecnología1 refiere a la capacidad de manipular materiales y estructuras a pequeñísima
escala, medida en nanómetros, con aplicación a la física, la química y la biología. El nanómetro
equivale a la milmillonésima parte de un metro y tiene la peculiaridad de que a esa escala, las
propiedades físicas y químicas de las nanopartículas -color, solubilidad, resistencia, reactividad
química, toxicidad- pueden ser considerablemente diferentes a las de las partículas más
grandes, con una composición química idéntica.
La nanotecnología, junto a la biotecnología, informática y ciencias cognitivas, forma parte
de las llamadas tecnologías convergentes, mismas que se han constituido en el motor de un
nuevo paradigma científico. El propósito de este paquete científico-tecnológico rebasa la mera
explicación de los fundamentos de la naturaleza, al pretender la creación de nuevas estructuras a través de la deconstrucción de las moléculas para liberar átomos y reconstruirlos a voluntad, dando lugar a nuevos seres animados e inanimados. No se trata pues de estudiar a la
naturaleza a través de la ciencia, se trata de crear naturaleza.
Las implicaciones del nuevo paradigma comienzan apenas a esbozarse, pero es un hecho
que transformará de manera substancial el mundo tal cual ahora lo concebimos. Los cambios
abarcarán no sólo lo concerniente al ámbito material, natural o económico, sino a las formas
de relacionarnos y de percibirnos como seres humanos, tanto a nivel social como individual.
Una de las primeras manifestaciones del proceso se gesta en los propios laboratorios. El
avance de estas tecnologías requiere de visiones transdisciplinarias y, con ello, de la construcción de nuevos protocolos de investigación, con lenguajes, marcos conceptuales y metodologías creados ex professo para la interacción de las disciplinas. También supone nuevas formas de colaboración entre colegas de diversas áreas del conocimiento e instituciones, en
muchos casos en franca competencia, y que ahora deben unir sus esfuerzos para ser capaces
de atender, en toda su complejidad, los retos del nuevo paradigma científico.
En el terreno económico, la irrupción de las tecnologías convergentes ha agudizado la
competencia entre las grandes empresas globalizadas por mantenerse a la delantera y ser
1
Mientras "nanociencia" se refiere al estudio de la manipulación y ensamblaje de material a nivel atómico o molecular, "nanotecnología" significa utilizar los conocimientos de la nanociencia para crear productos y procesos (Definición
del Comité de Ciencia y Tecnología del Parlamento del Reino Unido).
Julio - Diciembre de 2009
181
RES348.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 2
E
S T U D I O S
SOCIALES
capaces de generar gran diversidad de productos y aplicaciones muy rentables. El informe del
Luxur Research estimó que la inversión mundial para desarrollos nanotecnológicos ascendió
a 8.6 millardos de dólares en 2004, de los cuales 55.2% se hizo con cargo a los fondos públicos de los estados. La nación más destacada fue Estados Unidos al aportar 39.3% de las inversiones totales.2
Para consolidar su posicionamiento, este país estableció en el 2001 la Iniciativa Nacional
para la Nanotecnología (NNI, por sus siglas en inglés), a través de la cual ha destinado diez
millardos de dólares3 para investigación y desarrollo. Las expectativas de recuperación son
muy redituables pues, según el Comité de Ciencia y Tecnología del Parlamento Inglés, se estima que entre 2005 y 2010, el mercado de productos nanomanufacturados pasará de 157 a
1,053 millardos de dólares.4 Tan sólo en la industria alimentaria se prevé que para el 2015, un
40% de sus procesos descansarán en las nanotecnologías.5 Así las cosas, en la sociedad del
conocimiento la hegemonía política y económica será de quien dirija el desarrollo de las tecnologías convergentes.
Por otro lado, se trata de lograr la aceptación social de las nuevas tecnologías con la
promesa de solucionar añejos y nuevos problemas: contaminación ambiental, desequilibrio
ecológico, enfermedades, desnutrición y pobreza. La validación de la sociedad es importante
porque de ella provienen la mayor parte de los fondos que financian la investigación en nanotecnología y porque hacia ella están dirigidas sus aplicaciones y productos. Bajo estas
condiciones, la divulgación científica resulta esencial sobre todo para evitar un rechazo similar al experimentado por los transgénicos.
Sin embargo, las nanotecnologías no se desarrollan ni utilizan en un ámbito valorativamente neutro. Éstas deben ser analizadas como parte de la competencia capitalista en la
sociedad del conocimiento, y es factible que contribuyan a la reproducción de una estructura
social desigual, en virtud de que presuponen un incremento sustantivo en el número de excluidos, sea como consumidores, como trabajadores o como productores.6 Desde esta perspectiva, los alcances de las tecnologías convergentes estarán determinados por el contexto
socioeconómico y político en el cual se desenvuelven.
2
Cálculos realizados con base en el informe referido que puede ser consultado en: http://www.euroresidentes.com
/Blogs/avances_tecnologicos/2004/08/inversin-mundial-en-nanotecnologa.htm
3
The National Nanotechnology Initative. Supplement to the President's FY 2009 Budget. Consultado en:
http://www.nano.gov/NNI_09Budget.pdf (28 de marzo, 2008).
4
House of Commons Science and Technology Committee 2004, “Too little too late? Government Investment in
Nanotechnology.” Fifth Report of Session 2003-04. Consultado en http://www.publications.parliament.uk/pa/cm
200304/cmselect/cmsctech/56/56.pdf
5
Helmut Kaiser Consultancy: "Nanotechnology in Food and Food Processing Industry Worldwide: 2008-2010-2015".
http://www.hkc22.com/nanofood.html (5 de septiembre de 2008).
6
Los propios avances tecnológicos y las altas demandas de inversión en las nanomanufacturas provocarán una
mayor concentración de capital y el desplazamiento de empresas y productores incapaces de hacer frente a los nuevos
términos de la competencia, y de aquellos trabajadores que se volverán prescindibles.
182
Nanotecnología
RES348.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 3
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Una asignatura más se relaciona con los riesgos derivados de la manipulación atómica y
subatómica de los elementos, cuya toxicidad e impactos en la salud y en los ecosistemas aún
resultan difíciles de calcular. Las posibles contingencias de las aplicaciones nanotecnológicas
suponen la necesidad de una interpretación ética y de la actualización de los marcos jurídicos,
a fin de proteger los derechos humanos y la privacidad e integridad de los individuos. En un
terreno más amplio, esta situación obliga a reconocer la facultad que debería tener la sociedad
civil organizada para participar en la definición de las prioridades científico tecnológicas, sobre
todo considerando que contribuye al patrocinio de los proyectos de investigación y que las tecnologías convergentes afectarán diversos ámbitos de la vida social y personal.
Frente a tal panorama de profundos cambios tecnológicos, transferencias y necesidades
de validación social, sólo resta preguntar ¿Cuál es el papel y cuáles pueden ser las aportaciones de las ciencias sociales? El presente dossier tiene como propósito ofrecer al lector un
paquete de ocho visiones sobre las implicaciones epistemológicas, políticas, económicas, éticas, ambientales y geográficas derivadas de la aplicación de las nanotecnologías y las tecnologías convergentes. Si bien los trabajos fueron dictaminados con el rigor de los demás
artículos que se publican en esta edición 34 de Estudios Sociales, la participación de los
autores se realizó en atención a una convocatoria especial lanzada por el Dr. Paulo Martins,
Coordinador de la Red Brasileña de Investigación en Nanotecnología, Sociedad y Medio
Ambiente y una servidora. El dossier tiene como propósito difundir entre la comunidad
académica y el público general un tema aún poco abordado desde la perspectiva de las ciencias sociales y forma parte de los festejos por el XX aniversario de nuestra revista.
Enhorabuena.
María del Carmen Hernández Moreno
Hermosillo, Sonora, México.
Mayo, 2009
Julio - Diciembre de 2009
183
RES348.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 4
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 1
Nanotecnología
y producción
de alimentos:
impactos económicos,
sociales y ambientales
Gian Carlo Delgado*
Fecha de recepción: julio 2008
Fecha de aceptación: noviembre 2008
* Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias
y Humanidades de la UNAM.
Correo electrónico: [email protected]
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 2
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 3
Nanotecnología y producción de alimentos:
impactos económicos, sociales y ambientales
Gian Carlo Delgado
Resumen
La nanotecnología, dígase la capacidad de manipular la materia a escala nanométrica, se perfila, junto con la biotecnología, la electroinformática y las ciencias congnitivas, como uno de
los frentes tecnológicos de vanguardia de principios del siglo XXI. Las fuertes promesas que
genera y la incertidumbre que la caracteriza son ciertamente algunos de sus elementos distintivos. El presente texto revisa el contexto social-discursivo del desarrollo de la nanotecnología
en el área de los alimentos, tanto en términos de sus potenciales impactos económicos y
sociales, como en cuanto a sus posibles implicaciones ambientales y a la salud.
Palabras clave: nanotecnología, alimentos, implicaciones, riesgos.
Abstract
The capacity of manipulating matter at a nanometric scale for specific purposes, or what it is
called nanotechnology, seems to be, along with biotechnology, electroinformatics, and cognitive sciences, one of the key technological fields of the XXI Century. The big promises, on one
side, and the considerable degree of uncertainty of nanotechnology, on the other, are a couple
of elements that seem to distinguish the 'nano wave'. Considering the mentioned above, this
paper reviews the social-discursive context of nanotechnology development in the area of food
and food processing. It offers an appraisal of the economic and social expected impacts of nanotechnology for the food industry, as well as for its possible environmental and health implications.
Key words: nanotechnology, food, implications, risks.
Julio - Diciembre de 2009
187
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 4
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 5
Introducción
L a nanotecnología es entendida como la capacidad de observar, mani-
pular y controlar las propiedades de la materia a escala nanométrica. Las definiciones más
aceptadas giran entorno a la escala de tamaño. Por ejemplo, según precisa la Royal Society,
…[los 'nanotecnólogos'] están interesados en la nano escala (que nosotros definimos que va de los 100
nanómetros (nm) hasta el tamaño de los átomos (aproximadamente 0.2nm)) porque a esa escala las
propiedades de los materiales puede ser muy diferentes que las de aquellos de gran escala. Definimos
nanociencia al estudio de los fenómenos y manipulación de materiales a escalas atómicas, moleculares y
macromoleculares… y [delimitamos a las] nanotecnologías al diseño, caracterización, producción y aplicación
de estructuras, dispositivos y sistemas para controlar la forma y el tamaño a escala nanométrica (Royal
Society, 2004).
De forma similar, la Oficina Europea de Patentes, define el término "nanotecnología" como
aquel que,
…cubre entidades con un tamaño geométrico controlado de por lo menos un componente funcional por
debajo de los 100 nanómetros o más dimensiones susceptibles de tener efectos físicos, químicos o biológicos sólo intrínsecos al tamaño. Comprende equipo y métodos para un controlado análisis, manipulación,
procesamiento, fabricación o medición por debajo de los 100 nanómetros (citado en Igami y Okazaki, 2007:
11).
No obstante, dado que hay diversas disciplinas previas al surgimiento de la nanotecnología
que también operan a la escala nanométrica, para algunos es dificil hablar de la nanotecnología como una actividad nueva. En cambio, prefieren referirse a un conjunto de disciplinas
que operan a la misma escala, las que hoy por hoy pueden ampliar su frontera de conocimiento gracias al desarrollo de instrumental novedoso (Delgado, 2008: 23-5), esto es, microscopios de fuerza atómica, microscopios de barrido, etcétera.
Ahora bien, lo que hace atractiva a la nanotecnología es que, como se mencionó, las
propiedades de la materia cambian a escala nanométrica, ello sobre todo porque tienen una
superficie más grande que los materiales a la macroescala (la cantidad de materia es menor
Julio - Diciembre de 2009
189
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
dentro que en la superficie de la (nano) estructura). Es una característica que puede tornarlos
químicamente más reactivos, afectando su resistencia y propiedades eléctricas, magnéticas u
ópticas; nuevas propiedades que precisamente se comienzan a explorar, conocer, manipular
y explotar.
El negocio nanotecnológico
Hoy en día se estima (Paull, Wolfe, Hebert y Sinkula, 2003: 1146) que el grueso de la inversión
en nanotecnología se enfoca en el desarrollo de:
a) herramientas o instrumental nanotecnológico (e.g. microscopio de efecto túnel o SPM,
las matrices o arrays, etiquetas moleculares, microfluidos) que se calcula concentran
4% de los fondos totales;
b) nuevos materiales (e.g. textiles, cerámicas, etcétera) con 12%;
c) dispositivos novedosos (e.g. sensores) con 32% e;
d) innovaciones nanobiotecnológicas con 52%, el cual se distribuye a su vez en 54% en el
desarrollo de nuevos medicamentos, 37% en procedimientos de diagnóstico, 5% para
la administración de medicamentos y 4% para el descubrimiento de biofarmacéuticos.
Consecuentemente, ya hay numerosas patentes1 y varios productos derivados de la nanotecnología que se comercializan o que están en fases de pre-comercialización, pero en
comparación con las dimensiones de la inversión efectuada, éstos son aún relativamente
pocos (véase Mazzola, 2003: 1137-43; Baker y Aston, 2005). El grado de retorno de ganancias
es todavía mínimo, sobre todo frente al esperado en el mediano-largo plazo puesto que los
diversos datos indican que, en términos del mercado global, hay una tendencia exponencial
de negocio: en los próximos diez años, con nano-aplicaciones en alrededor de 15% de las
manufacturas a nivel mundial (Nordan, 2005).2
Según Lux Research, en 2004 se registraron 12,980 mdd en ventas de productos que utilizan algún tipo de nanotecnología, monto que para 2008, según Cientifica, se especula en
166 mil mdd (Lux Research, 2006; Científica, 2008). Las proyecciones en el corto plazo son
aún más llamativas en términos de su potencial ritmo de crecimiento. Para Lux, en 2010 se
espera que las ventas asciendan a unos 507 mil mdd (Lawrence, 2005; Baker y Aston, 2005).
Cinco años después, en 2015, se calcula ya el billón de dólares (millón de millones) (Feder,
2004).
1
Las tres principales oficinas de patentes del mundo, Estados Unidos, Europa y Japón, ya han creado portafolios
específicos sobre nanotecnología. La de Estados Unidos creó la colección 977; la europea la Y01N; y la japonesa la ZNM
(Igami y Okazaki, 2007: 11-12). El ritmo de crecimiento de los portafolios de nano-patentes en Estados Unidos y la
Unión Europea ronda el 12% durante el periodo de 1986 a 1996. Para 1997 el promedio fue de 18% para Estados
Unidos y 19% para el caso de Europa (Ibid: 15).
2
Lux Research estima que, "...las aplicaciones emergentes de la nanotecnología afectarán casi todo tipo de bien
manufacturado a partir de los próximos diez años, incorporándose en el 15% de la manufactura global por un valor de
2.6 billones de dólares en 2014" (Nordan, 2005).
190
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
En tanto al gasto público en nanotecnología, se calcula que a nivel mundial pasó de 430
mdd en 1997 a tres mil mdd en 2003; de los cuales Estados Unidos aportó 25% (Roco, 2004:
892). Para 2004, Lux Research considera que el gasto total mundial ascendió a 8,600 mdd, de
los cuales 4,600 mdd provinieron del sector público. En 2005 los montos sugieren haber
aumentado a 5,900 mdd del sector público, 4,500 mdd del privado y unos 500 millones de
startups para dar un total de unos 10,900 mdd (Lux Research, 2006; Holman, 2007). En 2006,
las cifras de Lux precisan un total de 12,400 mdd en el gasto, de los cuales 6,400 mdd
provinieron del sector público, 5,300 mdd del gran y mediano empresariado y unos 700 mdd
de startups (Holman, 2007). Los cálculos para 2008 sugieren un monto total de unos 25 mil
mdd (Científica, 2008).
Imagen 1 - Gasto mundial en nanotecnología según Lux Research
Inversión Pública en Nanotecnología, 2004
millardos de dólares (m)
Inversión Privada en Nanotecnología, 2004
Fuente: elaboración propia con base en datos de Nordan, Matthew. "Nanotechnology: where does US stand?"
Lux Research. Testimonio ante la House Committee on Sciences. EUA, 29 de junio de 2005.
Julio - Diciembre de 2009
191
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
Cuadro 1. Gasto público en nanotecnología por país
-2004 / millones de eurosEUA
UE
Japón
China - Taiwán
Total
Total Mundial
910 (Federal) + 333.3 (Estatal)
915 (Estado) + 370 (Comisión)
750
83.3 + 75.9
3,437
3,850
Fuente: Comisión Europea. Some Figures about Nanotechnology R&D in
Europe and Beyond. Bruselas, Diciembre de 2005.
Ahora bien, los datos más detallados y confiables son los de 2004 (véase imagen 1), cuando el gobierno de los Estados Unidos contribuyó con 1,600 mdd (1.15 a nivel federal y el resto
a nivel estatal); el de Japón con alrededor de mil mdd; y la Unión Europea (UE) con poco más
de mil mdd (350 mdd a nivel europeo y a nivel nacional: 271 mdd de Alemania, 187 mdd de
Francia, 162 mdd del Reino Unido y el resto de otros países miembros). En tanto a la contraparte privada, 1,700 mdd correspondieron a actores empresariales estadounidenses, 1,100
mdd a japoneses y 700 mdd a europeos (Nordan, 2005).
Nótese que para propósitos comparativos con otros países como China o Corea del Sur,
las cifras deben ajustarse a lo que cada monto compra a nivel local pues, por ejemplo, el gasto
gubernamental de China en nanotecnología de 130 mdd para 2004, relativamente compraba
lo que en Estados Unidos hacían unos 611 millones (Nordan, 2005).3 En 2006 esa misma
relación representó un equivalente a 906 millones (Holman, 2007). Si a lo anterior se suma el
gasto de Taiwán de poco más de cien millones de dólares y el de Hong Kong en el rango de
otra cifra similar,4 China y sus provincias "especiales" -con las que tiene acuerdos de cooperación en investigación nanotecnológica- se colocan en términos relativos como "un" competidor importante en la arena internacional, aunque en términos absolutos no lo figure así
(véase cuadro 1). Ello ya es especialmente visible en el rubro de publicaciones en nanociencia
y nanotecnología (Delgado, 2007). Véase cuadro 2.
En adición a lo anterior, debe tenerse presente que el gasto en nanotecnología, por un
lado, varía según la definición de ésta en cada país (por ejemplo a diferencia de la UE, en
Estados Unidos ninguna actividad de la microelectrónica es sujeta a financiamiento en nanotecnología). Por el otro lado, hay que considerar también que cuando se habla de gasto en
3
Debe tenerse en cuenta que tal ventaja es sólo en aspectos como salarios y ciertos costos de material de trabajo y de construcción de instalaciones. Algunos componentes y herramientas de trabajo han de ser importadas a precios en dólares o euros, lo mismo sucede con la movilidad internacional de sus investigadores, etcétera.
4
No ha sido posible encontrar una fuente que indique verazmente las cifras de gasto total anual de Hong Kong en
nanotecnología. Lo más cercano son las estadísticas del Innovation and Technology Fund de la Innovation and
Technology Commission, según la cual el gasto en nanotecnología totalizada, hasta el 31 de enero de 2006, es de unos
137.9 millones (véase: www.itf.gov.hk/eng/statistics. Consultada el 1 de julio de 2007).
192
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Cuadro 2. Posicionamiento en publicaciones de nanotecnología por autores (1995 - 2005)
País
Todos los autores
(1995)
UE (27)
3,797 (25.3%)
EUA
3,112 (20.8%)
Japón
1,146 (7.6%)
China
507 (3.4%)
Alemania
1,077 (7.2%)
Tigres Asiáticos
351 (2.3%)
Primer autor
(1995)
3,476 (23.2%)
2,836 (18.9%)
1,031 (6.9%)
472 (3.1%)
894 (6.0%)
315 (2.1%)
Todos los autores
(2005)
17,343 (31.0%)
14,247 (25.4%)
6,191 (11.1%)
9,859 (17.6%)
4,910 (8.8%)
5,366 (9.6%)
Primer autor
(2005)
14,806 (26.4%)
12,183 (21.8%)
5,342 (9.5%)
9,252 (16.5%)
3,458 (6.2%)
4,760 (8.5%)
Fuente: Youtie, Jan; Aspira, Philip; Porter, Alan L. "Nanotechnology publications and citations by leading countries and blocs".
Journal of Nanoparticle Research. SpringerLink. Holanda, 2008.
nanotecnología, solamente se trata de aquel cuya modalidad es directa y específica ya que ahí
no se considera el gasto indirecto en ciencia y otras tecnologías fundamentales para el avance
de la nanotecnología (e.g. física, química, biotecnología). En tal sentido, la fortaleza del aparato científico-tecnológico como un todo es un factor más ha considerar. Y es que si bien los
porcentajes de adjudicaciones en la Oficina Europea de Patentes durante 1978-2005 es similar en nanotecnología para Estados Unidos (34.6%), Japón (29.2%) y Europa (28.4%) (Igami y
Okazaki, 2007: 14), ello no es así en términos generales de la innovación tecnológica de vanguardia ya que Estados Unidos acapara 33% de esa a nivel mundial, mientras que la Unión
Europea (de los 15) lo hace en 28.8% y Japón en 12.9% (NSF, 2004).
Nano-agroindustria
Se estima que el mercado de la nano-agroindustria pasará de los 2,600 mdd registrados en
2003 y los siete mil mdd en 2006, a unos veinte mil mdd para el 2010, un escenario en el que
Asia, pero en particular China, conformarán el grueso del mercado mundial (Helmuth Kaiser
Consultancy, 2004). Las cifras son conservadoras pues la línea divisoria entre lo que es y no
es nanoagronegocio es bastante tenue. En este sentido, para ETC Group (Canadá), lo que está
en juego es más bien el negocio de la venta de alimentos y el de las exportaciones agrícolas,
valuados en tres billones de dólares (millones de millones) y 544 mil mdd anuales, respectivamente (ETC Group, 2004-B: 1).
En general, se considera que la nanotecnología impactará a la agroindustria como un
todo, es decir, la producción agroindustrial, la industria de los alimentos procesados y la de
su empaquetamiento. Lo anterior bien puede significar que la nanotecnología, en principio,
facilitaría una mayor concentración del control del negocio de lo que se puede denominar, en
paquete, como "nanoalimentos".
De cualquier modo, por el momento, se calcula ya la existencia de al menos medio millar
de productos o nanosoluciones relacionadas a tal negocio (Helmuth Kaiser Consultancy,
2004).
Julio - Diciembre de 2009
193
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
Agricultura nanotecnologizada
En lo que respecta a la producción agroindustrial, se habla, por un lado, de la nanoestructuración prácticamente de todo tipo de agroquímicos (e.g. fertilizantes, herbicidas, pesticidas,
etc.) de tal suerte que se mejore tanto la homogeneidad de los preparados como su capacidad reactiva y bioactiva. Por otro lado, también se busca el diseño de materiales funcionales a
aplicaciones puntuales como sistemas de irrigación mejorados o plásticos "inteligentes". Por
ejemplo, en la producción de tipo invernadero, o lo que se conoce como "plasticultura", una
de las principales aplicaciones nanotecnológicas refiere al desarrollo de polímeros con todo
un conjunto de características como la buena transmisión y difusión de la luz, el bloqueo de
rayos UV, la evasión de la condensación de agua, etcétera. Este es el caso de las nuevas generaciones de plásticos de A. Schulman (EUA) como el Polybatch AMF 705, entre otros que ya
comienzan a ser probados en algunos campos experimentales en México.
En un nivel más complejo, de lo que se habla es de "cultivos de precisión" (precision farming). Esto es, el uso conjunto de computadoras, sistemas de posicionamiento global y de
micro/nano dispositivos sensoriales remotos para:
• monitorear en tiempo real las condiciones ambientales y del suelo, así como del desarrollo de las plantaciones (incluyendo el estrés);
• controlar los insumos empleados, o
• identificar eventuales patógenos, plagas u otros inconvenientes como los relacionados
a las condiciones óptimas de almacenamiento de granos u otros productos agrícolas
(e.g., humedad, temperatura, etc.).
Se considera que mediante tal uso extensivo de sensores (cuyo mercado se estima en siete
mil mdd para el 2010 [ONWorld, sin fecha]), se podría entonces desarrollar un "tratamiento
inteligente" que, similar al de la nanomedicina, pueda monitorear y diagnosticar la salud de
los cultivos y, consecuentemente, a partir de desarrollar "nanoestructuras inteligentes", entregar dosis adecuadas de herbicidas, pesticidas, nutrientes, etcétera. De modo similar funcionaría la nanoveterinaria tanto en lo que refiere al monitoreo, diagnosis, tratamiento e intervención terapéutica de animales.
Syngenta (Suiza), por ejemplo, ya está usando nanoemulsiones en sus productos. Tal es el
caso de su regulador de crecimiento Primo MAXX (Syngenta, sin fecha) o algunos de sus insecticidas para el control de pestes del algodón, arroz, cacahuates y soya, cuyas nanopartículas
que contienen el químico activo pueden romperse al contacto con las hojas o con medios
alcalinos como el estómago de ciertos insectos (patente estadounidense 6 544 540).
Además, se anuncia que la nanotecnología y la nanobiotecnología contribuirían en este
escenario agroindustrial con el "perfeccionamiento" de la manipulación a nivel atómico-molecular de las semillas y animales con el objeto de ahondar la manipulación y "control" de la producción de alimentos que ya posibilita, en cierto grado, la biotecnología (dígase organismos
genéticamente modificados) (véase Mooney, 1999; Altieri, 2000: 13-23; Delgado, 2002; Ho y
Ching, 2003).
194
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Según se informa, la Universidad de Chiang Mail (Tailandia) lleva a cabo desde 2004 investigaciones de manipulación de variedades endémicas de arroz a partir de "perforar" la membrana de la célula del cereal e introducir un átomo de nitrógeno que estimule el reordenamiento del ADN (ETC Group, 2004-A). Algo similar se reporta para el caso del arroz dorado
que ha sido inyectado con nanofibras de carbono que contienen pedazos de ADN a modo de
alterar su estructura genética (AzoNano, 2003).
"Nanosoluciones" para alimentos procesados
En la industria de los alimentos procesados, las nanoaplicaciones son diversas. Se enlistan
desde el empaquetamiento inteligente, hasta el nanodiseño de conservadores, nutriceuticals
(vitaminas, etc.) y otros aditivos para la elaboración de alimentos "a la medida" del consumidor. Se excluye la posibilidad de manufactura y/o manipulación de alimentos átomo por
átomo, dadas las limitaciones técnicas actuales y el desconocimiento de su viabilidad.
La idea es pues el procesamiento de "alimentos interactivos" cuyas características de
sabor, color, aroma y de suplementos alimenticios adicionados sean definidos por y cuando el
consumidor lo decida con base en sus gustos, demandas y necesidades nutricionales. El trasfondo técnico es la incorporación de miles de nanoestructuras (nanoemulsiones, nanopartículas biopoliméricas, nanolaminados, nanoesferas, etcétera [Takhistoy y McClements, 2006]) que
contengan cantidades mínimas, pero efectivas, de suplementos alimenticios, preservativos o
mejoradores -enhancers- de color, sabor o aroma de gran funcionalidad (Dunn, 2004: 49).
Véase imagen 2.
Esas u otras nanoestructuras podrían tener también la función de ayudar a asimilar los
nutrientes una vez ingeridos los alimentos que inicialmente las contenían; incluso, podrían
funcionar como vectores para administrar vacunas al estilo de algunas variedades de transgénicos conocidas como nutriceuticals o farmaceuticals (Chen, Weiis y Shahidi, 2006; Delgado,
2002).
Imagen 2. Sistema de Encapsulamiento de Ingredientesa
Fuente: Kraft.
Julio - Diciembre de 2009
195
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
En sí, destacan líneas de investigación como: 1) las relativas al mejoramiento del manejo
de líquidos volátiles como los saborizantes al convertirlos en polvos estables; 2) el uso de
nanoestructuras para aislar o "dormir", hasta su consumo, ingredientes activos y sabores con
potencial de interacturar con otros ingredientes de los alimentos a modo de prolongar el tiempo de vida en anaquel; 3) el desarrollo de microesferas nanoestructuradas para la protección
de alimentos a la oxidación; 4) el empaquetamiento inteligente de ingredientes volátiles de los
alimentos para reducir la pérdida de sabor durante el periodo de producción-venta; 5) el uso
de propiedades bioadhesivas en nanoesferas para prolongar la percepción de sabor al
momento de la ingesta de alimentos; 6) el bloqueo de sabores indeseados (amargos, etcétera)
por medio de nanoestructuras que bloqueen la interacción entre el activo encapsulado y la
mucuosa oral donde están los receptores de sabor; 7) la liberación controlada de saborizantes
contenidos en nanoestructuras que se disuelvan al contacto con la saliva o a cierta temperatura, entre otras (Shefer y Shefer, 2006; sin autor, 2007).
Vale precisar que las implicaciones de tal tipo de innovaciones en el procesamiento de alimentos son aún en buena medida desconocidas, no sólo en términos de las interacciones de
los nanomateriales y el cuerpo humano, sino también de la eventual y constante dosificación
de, por ejemplo, suplementos alimenticios que bien podría ser contraproducente al potencialmente inhibir la asimilación de otros nutrientes.
De cualquier modo, la expectativa de negocio es considerable al ser calculada en unos
veinte mil millones de dólares a nivel mundial para el 2010 (IFST, 2006: 3). Ésta ha llevado al
grueso de los gigantes de la industria de alimentos procesados a involucrarse en el desarrollo de todo tipo de nanoestructuras multi-funcionales, muchas de las cuales tendrán a su estómago como destino final. Se llega a hablar de más de dos centenares de empresas que a principios del siglo XXI realizan investigación y desarrollan decenas de aplicaciones en el sector
(Takhistoy y McClements, 2006).5
Tal es el caso de Kraft (EUA) que abriera el primer laboratorio de nanotecnología de alimentos en 1999 al tiempo que lanzaba, al siguiente año, un consorcio denominado "Nanotek"
conformado por quince universidades alrededor del mundo y por laboratorios nacionales de
Estados Unidos. No es extraño, entonces, que Kraft encabece discretamente la iniciativa privada involucrada en el diseño del plan de acción de ese país en nanoalimentos. Y es que en
2004, después de varias indicaciones del público sobre potenciales riesgos e incertidumbres
del uso de la nanotecnología en alimentos, Kraft decidió reducir su perfil público al trasferir el
consorcio Nanotek a Philips Morris USA bajo el nuevo nombre de "Red de Trabajo de Ciencia y
Tecnologías Emergentes" (Feder, 2006).
Del otro lado del Atlántico, se puede mencionar el caso de Eminate, un consorcio del Reino
Unido emplazado en Biocity Nottingham, el bioincubador más grande de Europa y parte de la
5
De las más relevantes por su tamaño están: Arla Foods, Associated British Foods, Ajinomoto, Basf, Bayer, Cadbury
Schweppes, Campbell, Cargill, Danisco, DuPont Food Industry Solutions, General Mills, Glaxo-SmithKline, Danone,
Heinz, Hershey, Krafts, Nestlé, Northen Foods, Nichirei, Nippon Suisan Kaisha, Pepsico, Sara Lee, Syngenta, Unilever y
United Foods, entre otras.
196
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Universidad de Nottingham. Eminate ha desarrollado gránulos de sal de tamaño nanométrico
que no se amontonan y que aseguran son más salados que su similar de tamaño micrométrico. Se trata de una característica que permitiría a la industria de alimentos procesados reducir
en 90% su uso (Sin autor, 2008-A). Se suman otros avances como la optimización de producción y nano/microencapsulamiento de nattokinase, una enzima que se obtiene de la fermentación de soya y que se cree tiene efectos positivos en la ruptura de coágulos y el crecimiento de huesos sanos y fuertes. Las nano/microcápsulas podrían ser introducidas, sin
alterar el sabor, en productos como yogurs (Sin autor, 2008-A). El consorcio está constituido
por R5pharmaceuticals, Health Care Supplements, Leatherhead Food International, Honda
Trading, Universidad Trent de Nottingham, Universidad de Leicester, Universidad de Lincoln,
Universidad de Loughborough y la Universidad de Leicester De Montfort (www.eminate.co.uk).
A la travesía de las nano-aplicaciones en la industria de los alimentos se suman Nestlé
(dueña de 49% de L'Oreal), Heinz (EUA); Unilever (Reino Unido/Holanda); el consorcio
NanoFood integrado por nanotecnólogos de diversas universidades nórdicas y empresas como
Arla Foods (Suecia/Dinamarca), Danisco (Dinamarca), Aarhus United (Dinamarca) y Danish
Crown (Dinamarca) (Sin autor, 2005); entre otros entes como los farmacéuticos pues la línea
de distinción entre algunas de las potenciales aplicaciones en ambos sectores es altamente
borrosa (IFST, 2006: 6; Joseph y Morrison, 2006; Dunn, 2004).
La NASA se vincula a la campaña al estar comprometida en la investigación de alimentos
especiales para el espacio, mientras que el Pentágono lo hace para raciones diversas y más
sustanciosas, pero de menor peso (Scott y Chen, 2003).
En México, Pepsico-Gamesa han invertido en instalaciones de investigación y desarrollo
ubicadas en el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (Monterrey) para el desarrollo de nano/bio-procesos útiles al procesamiento de sus productos.
Nanotecnología para el empaquetamiento
Las nanoaplicaciones en la industria de empaquetamiento prometen revolucionar un nicho de
mercado que se estimaba en más de mil mdd en el 2005 y que se cree llegará a los 4,800
mdd para el 2011 y a los 14,100 mdd en 2013 (Sin autor, 2006-C). Y es que se calcula que
para el 2015, al menos 25% de los embalajes de alimentos contendrán algún tipo de
"nanosolución".
Entre las investigaciones más sonadas está, por ejemplo, el uso de nanopartículas en
envases a modo de que contengan por un mayor tiempo el gas de las bebidas carbonatadas.
Igualmente, el desarrollo de la "lengua electrónica" de Kraft (imagen 3), una plataforma de
nanosensores extremadamente sensibles a los gases que desprenden los alimentos cuando
se hechan a perder y que hace que un indicador cambie de color.
Se menciona de igual forma el desarrollo de diversos tipos de recubrimientos y películas
autolimpiadoras (que requieren menos limpieza) y antibacterianas para aplicaciones en muebles de cocina, tablas de picar, sartenes, ollas, y demás utensilios de cocina que así lo permitan (Sin autor, 2006-E).
Julio - Diciembre de 2009
197
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
Imagen 3. Lengua electrónica
Fuente: Shefer, A. y Shefer, S. (2006).
Otras soluciones para prolongar la vida de los alimentos incluyen empaques poliméricos
nanoestructurados (alrededor de 20% de la producción mundial de plásticos está relacionada
con el negocio del empaquetamiento de alimentos). Por ejemplo, se busca que éstos liberen
sustancias antimicrobianas, antibacterianas, antioxidantes, etcétera. Un caso, entre otros, es la
tecnología desarrollada por CSP Technologies [www.csptechnologies.com/brochure/CSP.pdf]).
Asimismo, destacan las innovaciones de Bayer Polymers que, por ejemplo, desarrolló una
película de embalaje denominada Durethan KU2-2601 que es más fuerte y resistente al calor
que el resto de las que se encuentran en el mercado. Además, protege los alimentos envasados de la humedad y del oxígeno por la vía de cuantiosas nanopartículas de silicate que han
sido introducidas a la película nanoestructurada (Sin autor, 2003; Britton, 2008). De este modo
se habla de nanoaplicaciones para alargar el tiempo de vida de los alimentos perecederos,
como lo son el uso de barreras UV nanoestructuradas (e.g. de plata, óxido de zinc o dióxido de
titanio) (Scott y Chen, 2003; Britton, 2008). El Light Stabilizer 210 de DuPont es un ejemplo de
un aditivo para plásticos basado en dióxido de titanio nanoestructurado.
Está además, el empaquetamiento "extremo" que es desarrollado por el Pentágono y la
NASA para condiciones especiales como de cero gravedad, de alta presión o de temperatura
(Scott y Chen, 2003).
Al negocio de esta industria se suma lo que se califica como "empaquetamiento
inteligente" y que incluye técnicas de "nano-impresión" (e.g. nanocódigos de barra) y de
nanocodificación de materiales plásticos y de papel para propósitos de autentificación por
radio frecuencia. Se trata de razgos útiles tanto para la protección de marcas y patentes, como
para el rápido y fácil manejo de millones de paquetes por parte de cadenas como Wallmart
(EUA) o Carrefour (Francia).
198
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Implicaciones ambientales y a la salud de los "nano-alimentos"
Tomando nota de la incertidumbre que rodea las nanoestructuras en cuanto a sus potenciales
impactos al medio ambiente y la salud, es de esperarse que el uso masivo de éstas en la
agroidustria, conlleve a que el orden de probabilidad de riesgo sea aún mucho mayor. No
extraña, pues, que cuando los trabajadores comenzaron a dar cuenta de la introducción de
nanoestructuras en ciertos productos, la secretaría regional latinoamericana de la Unión
Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco y
Afines (Rel-UITA) aprobara, en octubre de 2006, una resolución sobre las nanotecnologías en
la que hacen un llamado a debatir, analizar y evaluar las implicaciones de las nanotecnologías
en técnicos y obreros, usuarios y consumidores, entre otros puntos.6 Y es que los directamente
más afectados son los trabajadores que manejan y están en contacto con grandes cantidades
de nanomateriales; de ahí que para la International Organization for Standarization (ISO), una
de las mayores inquietudes es la estandarización, evaluación y regulación de tales insumos
pues los trabajadores estarían expuestos a dosis y frecuencias de exposición que bien podrían
ser tóxicas aunque no lo fueran a nivel del producto individual (ISO, 2008).
De lo anterior se deriva que, en efecto, de frente a la complejidad de la nanotecnología, se
aprecia cuando menos pertinente el estudio minucioso sobre la reactividad de las
nanopartículas per se y sus interacciones con el medio ambiente, no sólo inmediatas y reducidas a espacios determinados, sino también en el largo plazo y en una situación de saturación
ambiental global con diversas nanopartículas pululando y potencialmente reactivas. Lo mismo
es válido en relación a la salud, pues la investigación no sólo debe enmarcarse entorno a análisis nanotoxicológicos (exposición inmediata), sino a las potenciales implicaciones de largo
plazo que se podrían presentar por una convivencia permanente con esas nanoestructuras;
dígase por la vía de los nanoalimentos.
La urgencia de esos estudios radica, entre otras cuestiones y como se precisó arriba, en
que si las nanoestructuras "…son menores a 70 nm, potencialmente podrían entrar al núcleo
de la célula e incluso dañar el ADN"; así lo asegura Qasim Chaudhry del Laboratorio Central
de Ciencia (Londres, Reino Unido) (Watson, 2007: 12), quien agrega, para el caso de los alimentos, que las nanoparticulas de plata, una sustancia antimicrobial con grandes expectativas comerciales como conservante de alimentos o aditivo anti-humedad, bien podrían afectar
la microflora estomacal con repercusiones desconocidas (Watson, 2007: 12).
6
El llamado de la Rel-UITA se centra en abrir y ampliar el debate sobre las posibles consecuencias de la nanotecnología; aplicar el principio precautorio hasta que se demuestre que los productos en cuestión son seguros y se
apruebe un régimen regulatorio internacional específicamente diseñado para analizar esos productos; la suspención
del otorgamiento de patentes hasta que los países afectados y los movimientos sociales puedan realizar una evaluación
sobre sus impactos; exigir a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización de las Naciones Unidas para
la Agricultura y la Alimentación la actualización del Codex Alimentarius, tomando en cuenta el uso de la nanotecnología;
reclamar a la OMS el inicio de estudios de corto y largo plazo sobre los potenciales efectos de la nanotecnología sobre
la salud de los técnicos y obreros que las producen, usuarios y consumidores; y solicitar a la Organización Internacional
del Trabajo un estudio urgente de los posibles impactos de la nanotecnología en las condiciones de trabajo y empleo
en la agricultura y en la industria de la alimentación (véase Foladori, 2007).
Julio - Diciembre de 2009
199
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Se suma la posibilidad de ingerir nanopartículas, e.g. de dióxido de titanio, provenientes
de nuevos empaques nanoestructurados, como una de entre tantas posibilidades que se contemplan en un contexto en el que, entre otras cuestiones, no se sabe cuál es el 'grado aceptable de ingesta' (ADI, por sus siglas en inglés) (IFST, 2006: 6). En tal sentido, se ha hecho un
llamado para regular, caso por caso, el uso de nanoestructuras en alimentos y embalajes (Food
and Drug Administration, 2007: 9), aun cuando las mismas partículas de mayores dimensiones ya estén aprobadas por los entes gubernamentales responsables. El Instituto de
Ciencia y Tecnología de los Alimentos del Reino Unido, precisa, que sería apropiado tratar a
los nanomateriales como una clase separada de "nuevos alimentos" o nuevos aditivos alimenticios o para empaquetamiento; que los ingredientes en forma de nanopartículas deberían ser
sometidos a una completa evaluación de seguridad; y que los productos que hagan uso de
nanopartículas deberían etiquetarlo, entre otros aspectos (IFST, 2006: 11, 15).
Nótese que la cuestión central de cualquier evaluación de riesgo de seriedad es el libre
flujo de información sobre lo que está sucediendo en los laboratorios y centros de producción.
Se trata de algo complejo de gestionar pues mucha información clave es considerada confidencial bajo criterios como el secreto industrial y, en ciertos casos, como un asunto sensible
por sus posibles implicaciones entorno al avance y consolidación de la comercialización de la
nanotecnología como un solo frente. Ello dificulta, por tanto, el manejo responsable del riesgo (sea cual fuese éste, e.g. principio precautorio) al tiempo que entorpece la aplicación de un
marco regulatorio acorde a la complejidad de las nanotecnologías. No es casual que, en este
panorama, la industria nanotecnológica y los gobiernos que la apoyan, en boca de Mihail
Roco, prefiera hablar de un "ambiente de regulación a nivel global que se autodefina" (Roco,
2006: 1-23). Es decir, lo que en los hechos hasta ahora viene sucediendo.
Así, con medidas y acciones de carácter optativo, el empresariado es liberado de la "presión" para, por ejemplo, el etiquetamiento de productos que hacen uso de nanoprocesos o
nanoestructuras en cualquier etapa de su manufactura. Se trata de una disposición que no es
del agrado del grueso de la "nano-industria", sobre todo la de cosméticos y suplementos alimenticios (e.g. vitaminas, etc.) cuyos productos bajo los criterios actuales son "reconocidos
generalmente como seguros" (GRAS) y por lo tanto no están sujetos a autorizaciones de premercadeo como sí sucede con las medicinas o los aditivos alimenticios (Food and Drug
Administration, 2007: iii).
Lo laxo del actual contexto de control y regulación en los Estados Unidos es patente cuando el grupo asesor en nanotecnología de la Food and Drug Administration (FDA) se limita a
proponer a la Administración como "fuente guía para los productores sobre cuando el uso de
nano-ingredientes podría (sic.) requerir la entrega de información adicional" (Food and Drug
Administration, 2007: iii). Al tiempo, precisa que la valoración de la FDA sobre el etiquetamiento de propiedades declaradas optativamente por el productor, no necesariamente incluye
información sobre el uso de nanomateriales dado que:
...la oportunidad de la agencia para corroborar tal información dependerá de si el nanomaterial fue relacionado a los fundamentos de tales declaraciones y, si así lo fue, de que tal información sobre el nanomaterial haya
sido entregada a la agencia, e.g. sea por medio de una forma de solicitud o de modo voluntario (Food and
Drug Administration, 2007: 29).
200
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
En Alemania sucede algo peculiar pues, en efecto, el gobierno desde el Ministerio Federal
para la Educación y la Investigación (BMBF) muestra públicamente su interés por indagar (y
eventualmente regular) los potenciales riesgos ambientales y a la salud de las nanotecnologías. Para ello ha lanzado el grupo de trabajo NanoCare que, entre otros actores, involucra la participación de trece socios de la iniciativa privada.7 Lo llamativo es que, en pleno conflicto de intereses, quien hace las simulaciones tóxicas de algunas nanoestructuras son Bayer
y Basf que, a su vez y al igual que otras empresas, están interesadas en identificar propiedades
tóxicas y ecotóxicas de las nanoestructuras para detectar potenciales aplicaciones (Richter,
2007). Así, mientras las corporaciones rentabilizan su participación para, entre otras cuestiones, construirse una imagen pública positiva, el gobierno hace lo suyo sin afectar o comprometer los intereses del nanonegocio (Bayer, 2006).
A la par de esta situación se identifica una cierta aceptación a la certificación optativa de
nano procesos por parte del sector privado, algo que igualmente se puede leer como un
mecanismo corporativo útil a la construcción de una imagen pública positiva. Este servicio ya
lo presta la empresa Cenarios (Alemania) que realiza análisis de riesgo y prospectivas de
futuro con base en herramientas que son en sí mismas una caja negra. Dando por hecho que
en el avance de la CyT no existe la incertidubre ni la ignorancia, a pesar de que se sabe que
aquella de vanguardia se sitúa en la frontera de lo desconocido, Cenarios se presenta como
un ente que ofrece certificaciones "objetivas" bajo un slogan que es cuando menos irreal en
términos de la lógica del conocimiento (no del negocio, ciertamente): "Escoge certeza. Agrega
valor" (Cenarios, sin fecha).
En un tenor similar, la Asociación de Industrias Nanotecnológicas, Insight Investment, la
Red de Transferencia de Conocimiento en Nanotecnología y la Royal Society, todas de Reino
Unido, lanzaron en julio de 2007 una iniciativa para desarrollar un "nanocódigo de responsabilidad" que establezca los principios de buenas prácticas para los nano-negocios.8 Es decir,
de un pronunciamiento que, aunque válido, no implica ningún compromiso por de facto. Útil
también para la construcción de una imagen pública positiva de la nanoindustria, no extraña
que entre los miembros del grupo de trabajo para la elaboración de dicho nanocódigo, estén
multinacionales como BASF (Alemania), Unilever (Reino Unido/Holanda) o Smith y Nephew
(Reino Unido).
Lo arriba señalado se enmarca en un panorama mundial de generalizada ausencia de regulación, pues no existen, al menos hasta el 2008, lineamientos precisos sobre la
estandarización de nanomateriales; sobre la calidad y seguridad de los procesos productivos
que hacen uso de nanosoluciones, ni tampoco sobre los productos que son vendidos en el
7
Está compuesto por tres proyectos puntuales: NanoCare, INOS y TRACER. Los socios empresariales clave son:
Degussa AG, BASF AG, Bayer MaterialScience AG, Solvay Infra Bad Hönnigen GmbH and SusTech GmbH & Co.KG.
Scientific partners include the Universities of Münster, Bielefeld and Saarbrücken and the Karlsruhe Research Centre. El
financiamiento gubernamental de 2006 a 2009 asciende a ocho millones de euros. www.nanopartikel.info
8
Para la página de la iniciativa, vaya a: www.responsiblenanocode.org Para los sitios web de los convocantes de la
inicitiva: www.nanotechia.co.uk; www.insightinvestment.com; www.royalsoc.ac.uk; y http://mnt.globalwatchonline.com/
epicentric_portal/site/MNT/?mode=0
Julio - Diciembre de 2009
201
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
mercado internacional. Desde luego, mucho de ello se debe, en buena medida, al hecho de
que se desconocen las características toxicológicas del grueso de nanomateriales.
A modo de reflexión final
En la coyuntura de toma de decisiones y del manejo, o no, del riesgo, e independientemente
de la manera en la que éste sea gestionado (pro-activa y/o reactivamente; ya sea en el "aquí y
el ahora" o en el "hoy, aquí, el mañana y allá"), Andrew Maynard sugería a principios de 2006
que los gobiernos y la industria debían incrementar su gasto en investigación sobre los peligros ambientales y a la salud de las nanotecnologías. Maynard explica que de los cerca de seis
mil mdd de dólares que gastaron solamente los gobiernos en 2005 en IyD nanotecnológico a
nivel mundial, sólo fueron destinados a ese tipo de investigaciones entre unos 15 y 40 millones por año (Sin autor, 2006-B: 25).9 ¿Es suficiente? cuestionaba Maynard al tiempo que
respondía: "…bueno, creo que eso depende de qué tan serios somos en cuanto al desarrollo
de nanotecnologías seguras" (Sin autor, 2006-A: 7).
Para Brian Wynne, el asunto debe asumirse prudentemente en términos de regulación y
etiquetamiento pues, de no hacerse, es de esperarse que llegue el tema a los titulares noticiosos de modo indeseable (Sin autor, 2006-D). Ello se debe, detalla Wynne, porque asumir
que la gente se opone a la aplicación de nuevas tecnologías meramente por ignorancia, es
algo peligroso e ingenuo (Sin autor, 2006-D). Y es que, en efecto, poca gente ha escuchado
alguna vez la palabra "nanotecnología", y mucho menos, sabe qué es. Se trata de un panorama que, según la European Food Safety Authority, se refleja en una gran indiferencia sobre el
tema, más allá de su rechazo (Sin autor, 2008-B).
No es entonces casual que Strand observe que,
…mientras unos sugieren la necesidad de una plataforma de conocimiento estratégico sobre las percepciones del público desde la cual se pueda actuar sobre éstas y modificarlas, otros prefieren mantener el caso
abierto independientemente de si el público tiene buenas o malas razones para estar en contra…enfatizando la necesidad de comprender y aprender a partir del análisis de las diversas perspectivas que están presentes en el debate. La mayoría tendería a coincidir, sin embargo, en que la situación actual de desconfianza entre el público y el establishment tecnológico es altamente indeseable y costoso (Strand, 2006).
En tal sentido, se llama al diálogo y debate constructivo y participativo como plataforma
de análisis general y particular del avance de la nanotecnología y sus implicaciones pues, si
bien, lo novedoso genera reacciones encontradas, lo que es cierto es que la nanotecnología
no será la excepción tecnológica: generará resultados positivos y negativos. La diferencia se
puede hacer al estimular un desarrollo socialmente dialogado y consensuado a modo de minimizar costos innecesarios, distribuir el riesgo y socializar y potenciar los beneficios.
9
Datos incompletos de Rejeski vertidos ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 2005 hablan de
un monto de unos 23 millones de dólares en más de 150 proyectos en medio ambiente, salud y seguridad de las nanotecnologías en ocho agencias distintas en Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea (Rejeski, 2005).
202
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Altieri, M. A (2000) "The Ecological Impacts of Transgenic Crops on Agroecosystem
Health" en Ecosystem Health. 6. EUA.
AzoNano (2003) "Nanofibers to Be Used in Drug Delivery, Gene Therapy, Crop
Engineering and Environmental Monitoring. AzoNano.com"
en:
www.azonano.com/details.asp?ArticleID=114<http://www.azonano.com/details.
asp?ArticleID=114> (Consultado 2 de febrero de 2009).
Baker, S. y A. Aston (2005) "The Business of Nanotech" en Business Week. 14 de
febrero. EUA.
Bayer (2006) "Bayer participa en 'NanoCare'". Bayer México. 20 de febrero. En:
www.bayer.com.mx/bayer/cropscience/bcsmexico.nsf/id/Bayparen%E2%80%9CN
a_BayESP (Consultado el 1 de julio de 2008).
Britton, S. (2008) "High Cost of Nanotechnology Means Manufacturers Miss Out" en
Food Manufacture. Reino Unido, 19 de mayo. En: www.foodmanufacture.co.uk
/news/fullstory.php/aid/6397/High_cost_of_nanotechnology_means_manufacturers_miss_out.html (Consultado el 2 de febrero de 2009).
Cenarios (sin fecha) En: www.tuev-sued.de/technische_anlagen/risikomanagement
/nanotechnologie/zertifizierung (Consultado el 1 de julio de 2008).
Chen, H., Weiis, J. y Shahidi, F. (2006) "Nanotechnology in Nutriceuticals and
Functional Foods" en Food Technology. Vol. 60, no. 3. Marzo, EUA. Disponible
en: http://members.ift.org/NR/rdonlyres/4A403244-F5EF-428F-A53F-F31B87
30BFD8/0/0306nano.pdf (Consultado el 2 de febrero de 2009).
Científica (2008) Nanotechnology Opportunity Report. 3rd edition. EUA.
Delgado, G. C. (2002) La amenaza biológica: mitos y falsas promesas de la biotecnología. Plaza y Janés. México.
(2007) "Alcances y límites del sistema científico tecnológico chino" en
CONfines. México, Vol. 3, no. 5.
(2008) Guerra por lo invisible: negocio, implicaciones y riesgos de la nanotecnología. México, Ceiich.
Dunn, J. (2004) "A Mini Revolution" en Food Manufacture. Londres, Reino Unido. 1
de Septiembre. En: www.foodmanufacture.co.uk/news/fullstory.php/aid/472/
Consultado el 2 de febrero de 2009.
ETC Group (2004a) "Atomically Modified Rice in Asia?" en News Release. Canadá.
(2004b) Down on the Farm: The Impact of Nano-scale Technologies on
Food and Agriculture. Canadá.
Feder, B. (2004) "Nanotech IPOs, Without a Product" en The Internacional Herald
Tribune. 26 de mayo.
(2006) "Nanotech-based Synthetic Food Colorines, Frying Oil Preservatives
and Packaging Coated with Antimicrobial Agents Have Quietly Entered the
Market" en New York Times. EUA, 11 de octubre.
Foladori, G. e N. Invernizzi (2007) "Los trabajadores de la alimentación y la agricultura cuestionan las nanotecnologías." Rel-UITA, 28 de mayo. Uruguay.
Food and Drug Administration (2007) Nanotechnology. Nanotechnology Task Force.
EUA.
Julio - Diciembre de 2009
203
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
Helmuth Kaiser Consultancy (2004) Nanotechnology in Food and Food Processing
Industry Worldwide. Zurich, Suiza.
Ho, M-W y Ching, L. L. (2003) "En defensa de un mundo sustentable sin transgénicos." (redactores) en Grupo de Ciencia Independiente. Londres, Reino Unido, 15
de julio.
Holman, M. (2007) "Top Nations in Nanotech See Their Lead Erode" en Lux
Research. Nueva York, EUA.
IFST (2006) "Nanotechnology" en Information Statement. Institute of Food Science
& Technology Trust Fund. Reino Unido.
ISO (2008) Nanotechnologies - Health and Safety Practices in Occupational
Settings Relevant to Nanotechnologies. Suiza, 1 de octubre.
Joseph, T. y Morrison, M. (2006) Nanotechnology in Agriculture and Food.
Nanoforum Report. Institute of Nanotechnology. Reino Unido.
Lawrence, S. (2005) "Nanotech Grows Up. Funding for R&D Doubled in 2004" en
Technology Review. EUA, vol. 13. Junio.
Lux Research (2006) The Nanotech Report. Investment Overview and Market
Research for Nanotechnology. Lux Research. Nueva York, EUA.
Mazzola, L. (2003) "Comercializing Nanotechnology" en Nature Biotechnology.
21(10), EUA.
Mooney, P. (1999) The ETC Century. RAFI. Canadá.
Nordan, M. (2005) "Nanotechnology: Where Does the US Stand?" en Lux Research.
Testimonio ante la House Committee on Sciences, EUA.
NSF (2004) Science & Engineering Indicators 2004. Vol. 2, EUA.
ONWorld (sin fecha) "Wireless Sensor Networking: $7 billion market by 2010" Press
Release. En www.onworld.com/html/newswirelesssensors2.htm <http://www.on
world.com/html/newswirelesssensors2.htm> (Consultado el 2 de febrero de
2009).
Paull, W., Hebert y Sinkula (2003) "Investing in Nanotechnology" en Nature
Biotechnology. 21(10), EUA.
Rejeski, D. (2005) "Environmental and Safety Impacts of Nanotechnology: What
Research is Needed?" Pronunciamiento ante el Comité de Ciencia de la Casa de
Representantes, EUA.
Richter, V. (2007) Presentación oral en el EuroNano Forum 2007. Dusseldorf,
Alemania, 20 de junio.
Roco, M. (2004) "Nanoscale Science and Engineering: Unifying and Transforming
Tools" en American Institute of Chemical Engineers Journal. Vol. 50, núm. 5,
EUA.
(2006) "Progress in Gobernance of Converging Technologies Integrated
from the Nanoscale" en Annals of the New York Academy of Science. Vol. 1093,
EUA.
Royal Society, The (2004) Nanoscience and Nanotechnologies: Oportunities and
Uncertainties. Reino Unido.
Scott, N. y Chen, H. (2003) Nanoscale Science and Engeneering for Agriculture and
Food. National Planning Workshop (coords), 18-19 noviembre de 2002. Informe
para el Departamento de Agricultura de EUA. EUA.
204
Nanotecnología
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Shefer, A. y Shefer, S. (2006) "The Aplication of Nanotechnology on the Food
Industry" en Foodtech International. EUA. En: http://www.foodtech-international.com/papers/application-nano.htm (Consultado el 2 de febrero de 2009).
Sin autor (2003) "Securely Wrapped. Nanoparticles Make Durethan® Films Airtight
and Glossy"
en Bayer Research. Núm. 15, Alemania. Disponible en:
www.research.bayer.com/edition_15/15_polyamides.pdfx
(2005) "New Consortium to Secure Safe and Healthy Food" en Press Release.
14 de junio. En: www.scanbalt.org/sw4126.asp <http://www.scanbalt.
org/sw4126.asp> (Consultado el 2 de febrero de 2009).
(2006a) "Nano Safety Call" en New Scientist. EUA, 11 de febrero de 2006, 7.
(2006b) "Nanodollars" en New Scientist. EUA, 25 de febrero, 2006: 25.
(2006c) Smart Packaging Markets; 2006-2013. NanoMarkets LC. EUA, abril
de 2006.
(2006d) "Nanoparticles Loom Large, Warns Scientist" en Food Manufacture.
Reino Unido, 2 de mayo.
(2006e) "Nanoparticles Set to Help Food Producers Keep their Processing
Equipment Cleaner" en Food Manufacture. Reino Unido, 1 de junio.
(2007) "It's a Small World…and Getting Smaller" en Food Manufacture.
Reino Unido, 1 de febrero.
(2008a) "Researchers Explore Ways to Reduce Salt Levels in Food, while
Retaining Product Taste" en Food Manufacture. Reino Unido, 2 de enero.
(2008b) "Consumers Show Lack of Understanding and Indifference, Rather
than Opposition" en Food Manufacture. Reino Unido, 25 de enero.
Strand, R. (2006) "Estudios ELSA en nanociencia y nanotecnología: una observación
metodológica" en Foladori, G. e Invernizzi, N. (coord.) Nanotecnologías disruptivas. impactos sociales de las nanotecnologías. Porrúa, México.
Syngenta (sin fecha) Página electrónica de filial en Australia. En: www.
syngenta.com.au/Start.aspx?PageID=10101&ProductID=294042&menuId=20
53. (Consultada el 1 de julio de 2008.)
Takhistoy, P., Weiss, J. y McClements, J. (2006) "Food Nanotechnology" en Journal of
Food Science. Vol. 71, núm. 9. EUA.
Watson, E. (2007) "Nanoparticles in Food Warning" en Food Manufacture. Londres,
Reino Unido. 1 de Junio. En: http://www.foodmanufacture.co.uk/news/
fullstory.php/aid/4902/Nanoparticles_in_food_warning.html (Consultado el 2 de
febrero de 2009).
Youtie, J., Aspira, P. Porter, A. L. (2008) "Nanotechnology Publications and Citations
by Leading Countries and Blocs". Journal of Nanoparticle Research.
SpringerLink. Holanda.
Julio - Diciembre de 2009
205
RES349.qxp
6/23/2009
11:38 AM
Page 22
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 1
Imaginar
la nanotecnología,
controlarla
democráticamente
José Manuel de Cózar Escalante*
Fecha de recepción: julio de 2008
Fecha de aceptación: noviembre de 2008
* Universidad de La Laguna, Campus de Guajara, Tenerife, España.
Correo electrónico: [email protected]
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 2
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 3
Imaginar la nanotecnología,
controlarla democráticamente
José Manuel de Cózar Escalante
Resumen
La diversidad de las nanotecnologías disponibles, la invisibilidad de la escala a la que operan,
el amplísimo abanico de aplicaciones potenciales o reales, las controversias sobre qué constituye una "auténtica" investigación nanotecnológica, las dinámicas dominantes de relación
entre investigación científica, desarrollo tecnológico y sociedad, son factores que no facilitan,
precisamente, que los ciudadanos se formen una imagen ajustada de las tecnologías
nanoescalares. Se demandarán múltiples representaciones, múltiples imágenes, correspondientes a cada una de las innovaciones, lo que a su vez precisará de un tiempo considerable.
Una representación social adecuada de las distintas innovaciones nanotecnológicas es condición imprescindible para poder ejercer un control democrático sobre las mismas.
Palabras clave: nanotecnología, imagen, representación social, control democrático
Abstract
The diversity of nanotechnology available to us, the invisible scale at which they operate, the
astonishing range of potential and current applications, the controversies over what constitutes
"real" nanotechnological research, the dominant dynamics of the relation between scientific
research, technological development and society are factors that do not exactly facilitate an
accurate image of nanoscale technologies. To do so would need multiple representations, multiple images of each innovation; this will require a great deal of time to develop. Yet, an adequate social representation of different nanotechnological innovations is essential in order for
them to be controlled democratically.
Key words: nanotechnology, image, imaginary, social representation, democratic control
Julio - Diciembre de 2009
209
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 4
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 5
Introducción
E l amplísimo abanico de programas nanotecnológicos está cobrando
una poderosa aceleración, que implica prácticamente a la totalidad de los sectores industriales. A medida que se desarrollan, sus promotores públicos y privados (ya sean empresarios,
responsables públicos o investigadores) insisten en la necesidad de mejorar la comprensión
pública de las actividades en marcha. La principal motivación tras estas declaraciones es la
búsqueda de la aceptabilidad social de ciertas aplicaciones nanotecnológicas que podrían
verse comprometidas por un recelo público generalizado o incluso por un amplio rechazo
social, como ha sucedido en el pasado con otras tecnologías bien conocidas. Los intereses
económicos, políticos y profesionales en juego son enormes. Los países desarrollados, y los
que quieren serlo muy pronto, están apostando fuerte por las nanotecnologías, lo que se traduce en movimientos estratégicos de gran alcance. La competividad y productividad de las
empresas, el empeño por obtener una situación de preeminencia económica frente a los competidores internos y externos requiere -se nos insiste- más y mejor investigación científica,
desarrollo e innovación tecnológica.
Planteada la situación en estos términos, el principal escollo pueden ser los propios ciudadanos, caso de que no se decidan a apoyar los planes de inversión, ser comedidos a la hora
de exigir controles y, por supuesto, consumir con entusiasmo los productos en cuanto son
comercializados (De Cózar, 2004b).
En los modelos tradicionales de política científica y tecnológica, que en gran medida continúan siendo dominantes en la práctica, esa colaboración ciudadana se logra, teóricamente,
mediante programas adecuados de difusión social de las actividades. Es éste un concepto bastante laxo, que abarca desde los esfuerzos de los especialistas para tornar comprensibles sus
investigaciones a un público no formado, hasta el puro y simple marketing, pasando por la
instauración de políticas cuya finalidad es la de incentivar y potenciar la formación en las especialidades de interés, así como la planificación de campañas en los medios de comunicación
o la generación de materiales didácticos, entre otras iniciativas y combinaciones de las ya
citadas. Como resultado, los ciudadanos accederían a los rudimentos básicos de las tecJulio - Diciembre de 2009
211
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
nologías en cuestión (y de las teorías científicas que las sustentan); y lo que es más importante, se persuadirían de los beneficios personales y sociales que se derivarían de su apoyo a
dichas tecnologías.
Como quiera que este modelo de difusión ha mostrado desde hace ya tiempo notorias
debilidades, los responsables públicos y privados del desarrollo de las tecnologías emergentes
han ido admitiendo otras alternativas algo más engorrosas (desde su punto de vista), pero
quizá más efectivas y, sobre todo, más democráticas, de conquistar la tan ansiada aceptación
social. Las alternativas pasan por una u otra modalidad de participación ciudadana en ciencia
y tecnología. En el presente texto describiremos brevemente las razones para la participación,
pero, ante todo, nos centraremos en el papel que en el proceso desempeñan las visiones, imágenes o representaciones que la sociedad se hace de una tecnología y de su sentido colectivo. Es indudable que la diversidad de las nanotecnologías, la invisibilidad de la escala a la que
operan, el amplísimo abanico de sus aplicaciones potenciales o reales, las controversias acerca de que sea o no auténtica investigación nanotecnológica, las dinámicas dominantes que
relacionan la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la sociedad representan un
conjunto de factores que no facilitan la formación, por parte de los ciudadanos, de imagen
ajustada de las tecnologías nanoescalares. Lo que defenderemos en las páginas que siguen
es que se precisan múltiples representaciones, múltiples imágenes, relativas a cada una de las
innovaciones. La producción de representaciones adecuadas (o "nanovisiones") de las distintas innovaciones nanotecnológicas es condición imprescindible para poder ejercer un control
democrático sobre las mismas. La aceptabilidad social de las nanotecnologías debe ser la consecuencia de ese proceso de democratización del conocimiento del mundo nanoescalar y de
las tecnologías asociadas, o en otras palabras: de tomarse realmente en serio la participación
social, hasta alcanzar una verdadera gobernanza de las nanotecnologías y, por extensión, de
la ciencia y tecnología actuales.
Más allá del modelo de la aceptabilidad social:
las razones de la participación
El modelo tradicional asigna diferentes funciones a investigadores, empresarios, responsables
públicos y ciudadanos en general. Se trata de una especie de contrato social no escrito, que
podría remontarse al menos a las últimas décadas del siglo XIX, con la profesionalización de
la ciencia y la puesta en marcha de los grandes laboratorios industriales de investigación, y
que en cualquier caso tiene como origen histórico relativamente más cercano la creación de
la moderna política científica y tecnológica tras la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con
este modelo, que ha sufrido diversas transformaciones, el Estado y las empresas crean el
marco adecuado (incluyendo notablemente la asignación generosa de recursos) para el desarrollo de la investigación, la cual sigue una lógica propia. El resultado final de este proceso
llega a los ciudadanos en la forma de crecimiento económico, bienes de consumo y otros servicios; o en otras palabras, como progreso y bienestar sociales. Los ciudadanos devendrían así
los beneficiarios pasivos de un sistema concebido en su beneficio, pero sin su participación.
212
Nanotecnología
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Las reacciones de desconfianza o de abierta hostilidad hacia determinadas líneas de investigación tecnocientíficas serían consecuencia de un pretendido déficit cognitivo de los ciudadanos (Barrio, 2008), del fracaso de sus impulsores a la hora de "comunicar" con ellos. En
el extremo, constituirían una peligrosa forma de irracionalidad propia de mentes tecnófobas;
representarían actitudes, en fin, suicidamente luditas.
Evitar la supuesta intromisión o injerencia de los profanos en el sistema de ciencia y tecnología, más allá del restringido papel ya señalado de respaldo social y consumo continuado,
respondería a varias razones. Entre las más importantes, citemos las siguientes (López, 2008;
Callon, Lascoumes y Barthe, 2001). En primer lugar, la ciencia debe estar libre de ideología.
Las creencias, valores y prejuicios sociales no deben entorpecer el cultivo de una ciencia objetiva, neutral y al servicio de la verdad. En segundo lugar, tanto el proceso de investigación
como la gestión eficiente del sistema científico y tecnológico se verían negativamente alterados por la acción de personas no cualificadas, que entorpecería por norma general el proceso de toma de decisiones. Precisamente por ser un asunto público de vital importancia, la
gestión científica y tecnológica debe dejarse, de acuerdo con este argumento, en las manos
de expertos competentes. Otro peligro de cuestionar el modelo tradicional (tecnocrático) de
las relaciones ciencia, tecnología y sociedad sería el de la cooptación, es decir, que los
supuestos representantes del pueblo acabaran actuando sólo a favor de sus intereses, a través
de transacciones con los promotores de la ciencia y de la innovación. Ya formen parte de sindicatos, asociaciones de consumidores, asociaciones ecologistas, ya de otras formas reconocidas de la sociedad civil, los interlocutores de la administración y del mundo empresarial, bajo
la apariencia de favorecer una verdadera discusión crítica y control público de las acciones en
este ámbito, servirían en realidad a fines espurios de sus respectivos grupos de presión. Por
añadidura, las dinámicas de negociación de los gestores públicos y privados con tales grupos
agregaría opacidad a la toma de decisiones, en la medida en que sus estructuras de funcionamiento suelen dejar bastante que desear desde un punto de vista democrático (escasa
representatividad, autoritarismo, tentaciones de manipulación de sus representados, etc.). Por
último, en sociedades tan complejas como la nuestra, con altos niveles de especialización, los
ciudadanos llevamos a cabo una delegación implícita o explícita de atribuciones. Por indolencia, desinterés o convencimiento, preferimos dejar la decisión sobre muchas materias en
manos de otros, a los que consideramos más capacitados o, simplemente, que son pagados
expresamente para hacerse cargo de unos problemas tan intrincados como arduos de
resolver.
No cabe duda de que estos argumentos no carecen de cierta justificación. Ahora bien, a
ellos se oponen otros que, bien ponderados, se revelan de mayor peso. Son fundamentalmente tres, que valiendo para cualquier programa científico y tecnológico, referiremos directamente a las nanotecnologías. En primer lugar, hay un argumento de naturaleza instrumental. Como se dijo al comienzo, estados y empresas allanan el camino para el advenimiento de
la nueva era nanotecnológica, se esfuerzan por crear una opinión pública favorable a la
misma, neutralizando situaciones análogas a las que se dieron -aunque no en todos los países- con la energía nuclear y más recientemente, con los organismos modificados genéticaJulio - Diciembre de 2009
213
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
mente. Los promotores de la nanotecnología desean arbitrar mecanismos de participación
ciudadana y de difusión de las innovaciones que bloqueen un posible escenario de rechazo
generalizado. La segunda razón es de carácter sustantivo: en una situación de riesgo e incertidumbre globales, los ciudadanos pueden colaborar con los expertos en la generación de
conocimientos valiosos y útiles para el éxito de los proyectos en marcha. Por ejemplo, a la hora
de extender una tecnología de diagnóstico médico, los pacientes, asociaciones de enfermos y
usuarios del sistema sanitario en general tienen mucho que aportar a fin de que esa tecnología resulte viable en el complejo mundo de la sanidad. En tercer lugar, hay un argumento normativo irrenunciable: la tecnocracia es antidemocrática. A menos que existan razones
muy bien justificadas, todos los ciudadanos tienen derecho a participar en decisiones que les
afectan directamente.
La democratización de la nanotecnología, o para ser más precisos, de los variadísimos
programas y trayectorias nanotecnológicas en la producción de materiales, transporte,
energía, salud, medio ambiente, etc., forma así parte de una aspiración más amplia: la de
situar las fuerzas tecnológicas bajo el control de los ciudadanos (De Cózar, 2008). Es ésta una
aspiración legítima, pero también absolutamente necesaria, si es que verdaderamente tenemos la voluntad de combatir con alguna posibilidad de éxito las distintas crisis que se están
sucediendo; crisis que, según todos los indicios, se irán agravando con el paso del tiempo.
Experiencias de participación en nanotecnología
Recurriendo a la experiencia de décadas en la aplicación de una variedad de métodos de participación social en controversias científicas y tecnológicas, distintos países -especialmente en
Europa y el norte del continente americano- se han puesto a la tarea de ensayar diversas experiencias de debate y participación públicas en nanotecnología. El proceso está siendo, así
pues, auspiciado por los poderes públicos pero también, y esto es crucial, por la sociedad.
Ésta a través de diversas asociaciones no gubernamentales que actúan como mediadoras,
está comenzando a organizarse desde la base, con objeto de ejercer un mecanismo efectivo
de control y de presión sobre empresas y gobiernos en éste, como en otros campos, de la realidad social. Entre las organizaciones que han desarrollado una actividad más intensa se
encuentra el Grupo ETC, que tiene su sede en Canadá, aunque opera a nivel internacional y
cuenta con publicaciones en español de sus documentos. El Grupo ETC lleva años alertando
sobre los riesgos que las nanotecnologías pueden suponer para la salud y el medio ambiente,
así como para una distribución justa de la riqueza. Los representantes de dicho grupo han
abogado sin éxito por una moratoria sobre la producción de nanomateriales y nanoproductos
en tanto se tuviera evidencia suficiente de su seguridad.1
1
Entre otros, véanse los siguientes sitios web: ETC Group (http://www.etcgroup.org/es/), Foresight Nanotech
Institute (www.foresight.org/), International Council on Nanotechnology (ICON) (http://icon.rice.edu/), International
Nanotechnology and Society Network (www.nanoandsociety.com), Joint Centre for Bioethics of the University of Toronto,
(http://www.utoronto.ca/jcb/home/main.htm), Meridian Institute (http://www.nanoandthepoor.org and www.merid.org),
NanoJury (www.nanojury.org/), Nanologue (www.nanologue.net/), University of South Carolina Nanocenter
214
Nanotecnología
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
En general, tanto los grupos críticos con la nanotecnología como diversas instancias públicas, se muestran vagamente de acuerdo en la necesidad de aplicar el enfoque precautorio a
estas cuestiones debido al estado muy incompleto de los conocimientos relativos a la toxicidad y ecotoxicidad de las nanopartículas. Estudios recientes con animales muestran que hay
ciertas razones para la preocupación, pero se requiere un esfuerzo investigador mucho mayor
para concretar y cuantificar los riesgos (Renn y Roco, 2006). Mientras tanto, se detecta un evidente sentido de urgencia en los documentos oficiales, relativo a la necesidad de llegar antes
que los demás a situar los productos en el mercado, en un escenario de rapidísimo cambio y
alta competividad. Nos encontramos en una situación paradójica que puede ser descrita en los
siguientes términos: por un lado, se exige de los ciudadanos participación y debate sobre
materias complejas en las que los mismos expertos a menudo discrepan entre sí.
Simultáneamente, se han de tomar decisiones con extrema rapidez, a fin de no quedarse atrás
en la carrera que conduce al éxito comercial o, empleando una vieja imagen, de no perder el
tren de la nueva revolución tecnológica. Todo esto arroja serias dudas sobre la sinceridad de
los poderes públicos a la hora de poner en marcha las experiencias participativas, pone en
riesgo su efectividad y cuestiona su carácter democrático.
La urgencia por completar el proceso de transferencia de aplicaciones nanotecnológicas
rentables conduce, entre otras cosas, a poner el énfasis en la autorregulación de los investigadores y las empresas, o a aplicar -con modificaciones menores- el marco regulatorio ya
existente para la producción y manejo de materiales y productos conocidos.2
Con el fin de obtener apoyo público para la investigación, desarrollo e innovación en nanotecnología, para que el proceso de comercialización de los nanoproductos se lleve a cabo a
un ritmo acelerado, los gobiernos han recurrido a un conjunto de actores entre los que se
encuentran consultores, expertos de universidades e instituciones académicas, organismos de
I+D, compañías de comunicación, ONGs, museos, etc. La financiación para la investigación
ética y social y para estas experiencias de participación es muy limitada, si se le compara con
los fondos que se asignan a investigación de laboratorio y tecnológica, pero relativamente
generoso si la comparación se establece con la política habitual para tecnologías anteriores.
Entre las experiencias realizadas o en marcha, podemos distinguir algunas bastante convencionales, como las encuestas de formato tradicional, que de momento apenas pasan de
generar resultados ya esperados. Así, de acuerdo con las encuestas realizadas en diversos
países, existe aún mucha ignorancia sobre las cuestiones más básicas de las nanotecnologías,
si bien irá menguando rápidamente, puesto que cada vez aparecen más informaciones sobre
ellas en los medios de comunicación, se citan de una manera más o menos fantasiosa en las
obras de ficción y los productos comerciales comienzan a extenderse. Una vez que el entrevis(http://nano.sc.edu/), Woodrow Wilson Center Project on Emerging Nanotechnologies (www.wilsoncenter.org/nano). Un
importante informe elaborado para Greenpeace es el de Arnall (2003).
2
Véase, por ejemplo, el informe de la Comisión Europea, "Nanociencias y nanotecnologías: un plan de acción para
Europa 2005-2009. Primer informe de aplicación 2005 -2007", Bruselas, 6.9.2007 COM(2007) 505 final. Para Estados
Unidos, véase EPA Nanoscale Program Approach for Comment http://www.epa.gov/oppt/nano/nmspfr.htm. El programa
fue lanzando en enero de 2008.
Julio - Diciembre de 2009
215
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
tado obtiene una información básica, se da por lo general una apreciación positiva de sus beneficios, sobre todo, de los potenciales beneficios para el diagnóstico y tratamiento de las
enfermedades, a la par que un cierto recelo sobre el abuso que de ellas puedan hacer las
empresas o los estados por razones estratégicas.
Aunque proporcionan información valiosa a empresas y gobiernos, apenas cabe incluir las
encuestas entre los métodos de participación, ya que el ciudadano se limita a contestar buenamente un cuestionario diseñado con un formato por lo común muy cerrado. Otro tanto
puede afirmarse de la participación de los ciudadanos en actividades como exposiciones,
experimentos de divulgación y el resto de formatos típicos de museos y jornadas de puertas
abiertas, cuya finalidad manifiesta es la divulgación. Otras experiencias realizadas suponen un
grado más alto en la escalera de la participación, ya que permiten un papel más activo y flexible a quienes se involucran en ellas. Tienen denominaciones variadas, de acuerdo con las
tradiciones de los distintos países o, incluso, de las preferencias personales de quienes las
organizan. Así, nos encontramos con seminarios participativos, paneles y jurados de ciudadanos, conferencias ciudadanas, "nanocafés" 3 y forums híbridos,4 entre otros formatos. Con
multitud de variantes, estas metodologías tienen en común la selección de un conjunto de ciudadanos que, en una serie de sesiones, son informados por un panel de expertos. A continuación, los ciudadanos se ponen de acuerdo para formular un conjunto de recomendaciones.
A menudo, las sesiones con los expertos y los debates giran en torno a posibles trayectorias
nanotecnológicas, sobre escenarios futuros, escenarios evaluados en función de diversos criterios que, a la postre, reflejan su grado de aceptación social.
Como valoración general de las experiencias realizadas hasta el momento, sobre las que
no es factible en este artículo entrar en detalles,5 podemos decir que en su conjunto han permitido una mayor familiaridad de los ciudadanos con las nanotecnologías, así como una
expresión de las esperanzas y temores de la sociedad sobre las futuras trayectorias nanotecnológicas. Con todo, y por muchos y efectivos que sean los esfuerzos de difusión sobre las
experiencias, el debate posee un alcance bastante restrictivo, tanto en su escala espacial como
temporal. No puede decirse que en ningún país se haya llevado a cabo, al día de hoy, un
debate amplio y exhaustivo sobre las nanotecnologías. Este reto plantea numerosas dificultades, pero si los gobiernos desean que las poblaciones de sus respectivos países estén verdaderamente informadas y puedan expresar su opinión de una manera efectiva y democrática, la escala de los debates debe ampliarse sustancialmente. De otro modo, la capacidad de
influencia real de las recomendaciones formuladas continuará siendo muy limitada.
Más aún, por más que en estas experiencias se alcen voces críticas, lo cierto es que la mayoría de ellas suponen una concepción linear del proceso de innovación, anclada en modelos
más o menos tradicionales. Aquí la cuestión clave es la dinámica de aceleración de unas
trayectorias nanotecnológicas por ciertos senderos (path-dependency) que limitan cada vez
3
Véase por ejemplo http://www.nanocafes.org/
4
En terminología de inspiración francesa. Véase Callon et al. (2005).
5
Para una descripción bastante completa de lo realizado a nivel mundial véase Baya Laffite y Joly (2008).
216
Nanotecnología
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
más las posibilidades de modificar la dirección del desarrollo nanotecnológico. En otras palabras, nos encontramos ante un problema básicamente de irreversibilidad. A medida que las
redes nanotecnológicas se extiendan y consoliden, la capacidad de los ciudadanos de influir
sobre las mismas irá disminuyendo drásticamente.
Patrones culturales y comprensión pública de las nanotecnologías
En el caso de las nanotecnologías, como sucediera en el pasado con otras tecnologías de gran
impacto, estamos asistiendo al despliegue de unos patrones culturales (creencias, conceptos,
preferencias, principios, normas, valores, criterios, etc.) que, combinándose con las tecnologías disponibles y las pautas sociales prevalentes, están adquiriendo un poder temible. En
cada caso, estas articulaciones, más o menos oportunistas, tienden a imponer una interpretación dominante (una representación) sobre un problema y, por consiguiente, sobre los
medios para resolverlo. A medida que la red se extiende, modifica la propia configuración física y social para que ese modelo tenga éxito, o al menos parezca tenerlo; para que el dispositivo se auto-vindique con una supuesta eficacia.6 Ahora bien, sabemos que todo concepto,
todo criterio, todo principio, todo valor de carácter general está infradeterminado por la realidad; que su aplicabilidad es algo abierto; que distintas definiciones de los problemas pueden
ser igualmente legítimas, o cuando menos, objeto de consideración; que las soluciones tecnológicas, en fin, operan en un marco de incertidumbre, de indeterminación, de ambigüedad
y de ambivalencia. Por consiguiente, cada principio, definición o remedio que se defienda
como el único posible es por ello mismo sospechoso. Así, el discurso dominante sobre la solución de los problemas de salud y alimentación en los países pobres mediante una serie de
aplicaciones nanotecnológicas sigue las mismas pautas del que han defendido los promotores
de los transgénicos. Sin embargo, hay motivos más que sobrados para dudar que un nuevo
milagro tecnológico pueda resolver estos problemas (o cualesquiera otros que configuran la
grave situación política, ambiental y social por la que atraviesa la humanidad). Las soluciones
dependen más bien de cambios drásticos en el orden político y económico mundial.7 En realidad, muchos analistas advierten de un posible efecto contrario: la nano-división, es decir, el
aumento de la brecha entre países ricos y pobres debido a un acceso desigual a las nanotecnologías (Foladori y Invernizzi, 2005). Debido a la distribución asimétrica del poder y de la
riqueza en los mismos países ricos, esa brecha puede abrirse también dentro de un país, entre
aquellos que se encuentran en una mejor posición económica y los ciudadanos más desfavorecidos.
Pero por muchos y poderosos que sean los intereses tras el despliegue de las nanotecnologías, la expansión y consolidación de las mismas dependerán en un alto grado de si son
o no aceptadas por un número suficientemente amplio y significativo de actores sociales.
6
Tomamos el concepto de auto-vindicación de Ian Hacking (1983) pero extendiéndolo desde los marcos de investigación científica a las redes tecnológicas.
7
Ello no es obstáculo, por supuesto, para que la gravedad de dichos problemas pueda atenuarse con un adecuado planteamiento de transferencia tecnológica.
Julio - Diciembre de 2009
217
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
(Como ilustración compárese el éxito de la telefonía móvil con la contestación a los organismos modificados genéticamente en Europa). Más que con una actitud de aceptación o de rechazo incondicionales, lo esperable es que se produzcan situaciones de aceptación cautelosa,
de resistencia parcial o, en general, de ambivalencia. La desconfianza hacia ciertas innovaciones nanotecnológicas puede ir asociada a una actitud de suspicacia hacia la mala gestión
empresarial, pública y de los expertos de determinados problemas ambientales, de salud y de
seguridad. El viejo modelo de la percepción social de la ciencia y la tecnología, que pone el
acento en la ignorancia de los ciudadanos y en la necesidad de su alfabetización (sin matizaciones ulteriores), se encuentra ampliamente desacreditado en el presente, si bien no por ello
ha desaparecido de los discursos sobre los impactos de las nuevas tecnologías. Frente al
mismo se requiere un nuevo modelo, ya bastante elaborado, cuyos ejes son la capacidad para
obtener una comprensión pública compleja y la necesidad de la participación ciudadana. El
nuevo enfoque toma en cuenta con la seriedad debida motivaciones sociales tales como la
reducción de riesgos no asumidos voluntariamente, la disminución de incertidumbres impuestas o la distribución solidaria de beneficios y perjuicios; un mayor control social, en suma,
sobre las trayectorias tecnológicas (Irwin y Wynne, 1996).
El proceso de auto-vindicación o auto-justificación de una red tecnológica no se completa (siempre, por supuesto, de manera provisional) hasta que no se da una apropiación cultural de la innovación (De Cózar, 2007). Esto incluye la producción de representaciones sociales
adecuadas, la creación de un imaginario social (Taylor, 2004) junto con nuevas prácticas
sociales ligadas a la innovación. Alrededor de las innovaciones nanotecnológicas están
surgiendo nuevas y ambivalentes imágenes de la salud, el bienestar y la mejora del ser
humano. Son propiciadas por las tendencias dominantes hacia la medicalización y objetivación del cuerpo humano (Wolbring, 2005). La nanomedicina representa, por un lado, la
esperanza puesta en el desarrollo de tratamientos más “amigables”, menos invasivos (similarmente a como las vacunas se oponen a los procedimientos quirúrgicos, a la quimioterapia o
a la radioterapia).8 Por otro lado, sobre todo en su convergencia con la ingeniería genética y la
robótica, evoca la posibilidad de una alteración profunda e irreversible del cuerpo y de la
mente, con lo que tradicionalmente se asocia a la esencia de la naturaleza humana, incluido
el genoma de nuestra especie. El escenario es una promesa para algunos (por ejemplo, los
transhumanistas) y una pesadilla para otros (McKibben, 2003). Diferentes tradiciones religiosas y culturales responden de manera distinta a las nuevas tecnologías, como ya ocurre con
las existentes (e.g. la transfusión de sangre o el mantenimiento de la vida de un paciente por
medios artificiales).
8
Esas connotaciones positivas cobran realidad en innovaciones como el “laboratorio-en-un-chip”: pequeños
instrumentos que pueden ser empleados fácilmente por una persona en su domicilio, transmitiéndose los resultados
del análisis de manera inmediata a una pantalla de ordenador en el hospital.
218
Nanotecnología
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
La elaboración de imaginarios nanotecnológicos
En el caso de las nanotecnologías, observamos que muchos discursos dominantes, creados o
asumidos por los investigadores y los promotores privados y públicos de las mismas, se construyen con objeto de influir de maneras muy precisas en el imaginario social y facilitar la
aceptación general del desarrollo nanotecnológico en ciertas direcciones.9 Es importante precisar que esto no es en sí mismo moralmente reprobable, pero apunta a la necesidad de la
responsabilidad social del discurso sobre las nanotecnologías. Como señala el filósofo Jean
Pierre Dupuy, los seres humanos sueñan con la ciencia y la tecnología antes de intentar
realizar esos sueños. Aunque tomen la forma literaria de la ciencia ficción, esos sueños
pueden tener un efecto causal en el mundo y transformar la condición humana (Dupuy, 2005).
Nuestro objeto de atención, por tanto, no ha de ser la técnica por sí sola (si es que tal cosa
existiera), sino esa amalgama compleja que incluye los discursos más o menos utópicos sobre
el sendero que la técnica debe seguir. Se debe comenzar a sacar a la luz esos estratos de significado de la imaginación nanotecnológica.
El imaginario social es el entramado de valores, apreciaciones, gustos, ideales y conductas de los individuos que comparten una cultura. Forma una red de relaciones entre los discursos dominantes y las prácticas sociales comúnmente aceptadas. Tiene un componente
simbólico fundamental que da sentido al lenguaje de una sociedad en un momento y lugar
concretos, pero, y esto es igualmente importante, se expresa en la acción concreta de las personas. Ofrece a los individuos criterios con los que pensar, juzgar y actuar. En definitiva, se
instala en las distintas instituciones de la sociedad, conformando los cursos de acción a seguir.
De ahí la importancia de la construcción de representaciones sociales adecuadas de las nanotecnologías. Y por "adecuadas" queremos decir que el criterio básico para su evaluación ha
de ser la calidad, entendida en un doble sentido: epistemológico y político. En el sentido epistemológico, el imaginario de una nanotecnología debe enlazarse en una cadena robusta de
representaciones con los conocimientos y técnicas nanotecnológicas, y no depender de
utopías vaporosas o declaraciones cuestionables bajo el prisma de su credibilidad. Desde el
punto de vista político, el imaginario debe ser fruto de una representación democrática justa,
no venir impuesto por unos pocos (De Cózar, 2006a, 2006b).
Hay que buscar un equilibrio entre el discurso general y los análisis proyecto a proyecto.
Un imaginario amplio es importante porque nos habla del futuro que se nos invita a compartir y de cómo contribuir a su construcción. Pero en el discurso sobre cualquier tecnología en
un nivel tan amplio muchas veces deviene algo peligroso: se transforma en una herramienta
retórica (Berube, 2006) destinada a justificar situaciones de hecho, a respaldar decisiones ya
tomadas, a ser coartada de una política de hechos consumados. Por tanto, y resumiendo,
diríamos que es relevante el debate sobre un futuro donde las nanotecnologías tengan un
9
Por ejemplo, en Roco y Bainbridge eds. (2002) se presenta una consideración muy positiva de la convergencia de
la nanotecnología con el resto de tecnologías emergentes, valoración que se apoya en tradiciones occidentales de prestigio, como la renacentista. Una valoración crítica de la convergencia bio-nano puede encontrarse en De Cózar Escalante
(2004a).
Julio - Diciembre de 2009
219
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
papel asignado, ya que las sitúa dentro de un contexto social general, eludiendo análisis
demasiado tecnocráticos de los problemas y de sus soluciones. Pero al mismo tiempo es preciso anclar la discusión de ese futuro en aplicaciones nanotecnológicas para dominios específicos y en su despliegue a corto, medio y largo plazo.
Hacia una evaluación participativa de las nanotecnologías
El marco conceptual y metodológico para poder equilibrar representaciones y discursos
amplios con análisis de detalle es el que viene sugerido por la "evaluación participativa o constructiva de tecnologías" (constructive technology assessment) (Rip 2004a, 2004b; Klüver et al.
2000). Este tipo de evaluación cuestiona los enfoques clásicos que descansan en la pericia y
conocimientos de los expertos. Al mismo tiempo, no renuncia a la idea de aplicar los mejores
métodos y conocimientos para guiar las trayectorias tecnológicas. No es anti-tecnología, sino
que parte de la constatación de que vivimos en un mundo profundamente configurado por la
tecnología, cuyas líneas de desarrollo, sin embargo, no están predeterminadas. Quedan abiertas a la discusión, y cuanto más amplia y profunda sea, tanto mejor. La evaluación constructiva de las nanotecnologías se dirige directamente al problema de la dependencia de las trayectorias, es decir, a impedir que una cierta genealogía de un sistema nanotecnológico, una vez
elegido un sendero en lugar de otros, lo conduzca a un grado de irreversibilidad indeseable
socialmente. De ahí la insistencia en tornar versátiles, adaptativas, flexibles, las nuevas aplicaciones nanotecnológicas. No sólo es algo bueno para los ciudadanos, que evitan la dependencia abusiva de unas decisiones tomadas por una élite en el pasado; constituye asimismo una
excelente estrategia para poder responder con éxito a las diversas crisis futuras, fortaleciendo
la "resiliencia", la capacidad de respuesta adaptativa del sistema (Homer-Dixon, 2006).
Idealmente, la realización continuada en el tiempo de la evaluación participativa de las
nanotecnologías debe dar como fruto una alta calidad de las representaciones epistemológicas y políticas, atendiendo a un deseo legítimo que se expresa con diversas formulaciones:
redistribución del conocimiento, apropiación social, socialización de los conocimientos y de
los resultados de la investigación. La constitución, en fin, de una auténtica democracia técnica (Callon, Lascoumes y Barthe, 2001). Se trata de que la sociedad se dirija paulatinamente
hacia una co-producción activa y democrática de las nanotecnologías, a partir de las nanovisiones generadas, que suponga una conducción eficaz de las mismas desde todos los puntos
de vista. Los obstáculos para poner en práctica este modelo son sin duda formidables. Fuerzas
poderosísimas (políticas y empresariales) están empujando a la nanotecnología en direcciones
a menudo cuestionables, lo que se agrava por unas circunstancias demasiado extendidas de
déficit democrático. Pero la única alternativa disponible al intento responsable de reconducir
dichas fuerzas, a la par que se ensaya una regeneración de la democracia, es un resignado
fatalismo.
La comprensión de las nanotecnologías se ha de producir, ante todo, a través de la participación ciudadana, por medio de un verdadero aprendizaje social. Las "nanovisiones" serán
informadas -esperemos- por un conocimiento fiable de las posibilidades y limitaciones de las
220
Nanotecnología
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
nanotecnologías; a su vez servirán de guía para su desarrollo por los cauces (participativos)
apropiados. Las visiones del futuro nanotecnológico servirían entonces para modificar el presente, de modo que las decisiones que se tomen aquí y ahora den lugar al futuro imaginado.
Y que todo ello sea para bien.
Julio - Diciembre de 2009
221
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Referencias
Arnall, A. H. (2003) "Future Technologies, Today's Choices: Nanotechnology, Artificial
Intelligence and Robotics; A Technical, Political and Institutional Map of
Emerging Technologies". Informe elaborado para Greenpeace. Disponible en
www.greenpeace.org.uk/MultimediaFiles/Live/FullReport/5886.pdf [Accesado el
15 de julio de 2008]
Baya, N. y P. B. Joly (2008) "Nanotechnology and Society: Where Do We Stand in the
Ladder of Citizen Participation?" en Cipast Newsletter. Marzo. Disponible en
http://www.cipast.org/download/CIPAST%20Newsletter%20Nano.pdf [Accesado
el 15 de julio de 2008]
Barrio, C. (2008) "La apropiación social de la ciencia: nuevas formas" en Revista
Iberoamericana de Ciencia, Tecnología y Sociedad. Núm. 10, enero, OEI.
Disponible en http://www.revistacts.net/4/10/014/file [Accesado el 15 de julio de
2008]
Berube, D. M. (2006) Nano-hype. The Truth Behind the Nanotechnology Buzz.
Amherst, Nueva York, Prometheus Books.
Callon, M., P. Lascoumes y Y. Barthe (2001) Agir Dans un Monde Incertain. Essai sur
la DémocratieTechnique. Seuil, Paris.
Callon, M. et al. (2005) “Democratie Locale et Maitrise Sociale des
Nanotechnologies”. Disponible en http://sciencescitoyennes.org/IMG/pdf/
NanoGrenoble_rapport _final_05_09_22.pdf [Accesado el 15 de julio de 2008]
Comisión Europea (2007) "Nanociencias y nanotecnologías: un plan de acción para
Europa 2005-2009. Primer informe de aplicación 2005 -2007". Bruselas,
6.9.2007 COM(2007) 505 final.
De Cózar, J. M. (2004a) "Nano y biotecnologías: un encuentro perturbador" en
Inguruak. Revista vasca de sociología y ciencia política. Monográfico: biotecnologización de lo social, 40 (diciembre), pp. 159-186.
(2004b) "Nanotecnologías: promesas dudosas y control social" en Revista
Iberoamericana de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación (revista electrónica de la Organización de Estados Iberoamericanos, número 6/mayo.
Disponible en
www.campus-oei.org/revistactsi/numero6/articulo04.htm
[Accesado el 15 de julio de 2008]
(2006a) "Representation as a Matter of Agency: A Reflection on
Nanotechnological Innovations" en Proceedings of the Conference Participatory
Approaches in Science & Technology (PATH), 4-7 junio 2006, Edinburgo.
Disponible en http://www.macaulay.ac.uk/PATHconference/outputs/PATH_abs
tract_7.2.1.pdf [Accesado el 15 de julio de 2008]
(2006b) "Nanotecnologias e Poder: em Busca de uma Nanoética" en Paulo
Martins (ed.) Nanotecnologia, Sociedade e Meio Ambiente. Trabalhos Apresentados no Segundo Seminario Internacional, Xama. Sao Paulo, pp. 259-262.
(2007) "Making Nanotechnology Visible: Communication, Participation and
Symbolic Appropriation" en Proceedings of the 3rd Living Knowledge Conference. Paris, 30 de agosto al 1 de septiembre.
222
Nanotecnología
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
(2008) "Nanotechnologies: Environment and Human Nature at Risk?" en
Bioethics, global and societal aspects. European Association of Global Bioethics
(en preparación).
Dupuy, J. P. (2005) "The Philosophical Foundations of Nanoethics. Arguments for a
Method" Documento presentado en NanoEthics Conference. University of South
Carolina, Columbia, SC, marzo 2-5.
Foladori, G. y N. Invernizzi (2005) "Nanotecnología: ¿Beneficios para todos o mayor
desigualdad?" Disponible en http://cspo.org/ourlibrary/documents/folador
i_inv_nano.pdf [Accesado el 15 de julio de 2008]
Hacking, I. (1983) Representing and Intervening: Introductory Topics in the
Philosophy of Natural Science. Cambridge, Cambridge University Press.
Homer, T. (2006) The Upside of Down. Catastrophe, Creativity, and the Renewal of
Civilization. Toronto, Radom House.
Irwin, A. y B. Wynne (1996) (eds.) Misunderstanding Science?: The Public
Reconstruction of Science and Technology. Cambridge, Cambridge University
Press.
Klüver, L. et al. (2000) "European Participatory Technology Assessment. Participatory
Methods in Technology Assessment and Technology Decision-Making". Danish
Board
of
Technology.
disponible
en
http://www.tekno.dk/pdf/
projekter/europta_Report.pdf [Accesado el 15 de julio de 2008]
López, J. A. (2008) "Democracia en la frontera" en Revista Iberoamericana de
Ciencia, Tecnología y Sociedad. Número 8, volumen 3, marzo, OEI. Disponible
en http://www.revistacts.net/3/8/09 [Accesado el 15 de julio de 2008]
McKibben, B. (2003) Enough. Genetic Engineering and the End of Human Nature.
Londres, Bloomsbury Publishing.
Renn, O y M.C. Roco (2006) “White Paper on Nanotechnology Risk Governance.
International Risk Governance Council.” Ginebra. Disponible en
http://www.irgc.org/irgc/projects/nanotechnology/_b/contentFiles/IRGC_white_pa
per_2_PDF_final_version.pdf [Accesado el 15 de julio de 2008]
Rip, A. (2004a) "Constructive Technology Assessment of Nanotechnology" Abril.
University of Twente. Disponible en http://www.stage-research.net/STAGE/content/Nano.html [Accesado el 15 de julio de 2008]
(2004b) "Articulating Images, Attitudes and Views of Nanotechnology:
Enactors and Comparative Selectors" Abril. University of Twente. Disponible en
http://www.stage-research.net/STAGE/content/Nano.html [Accesado el 15 de julio
de 2008]
Roco, M. H. y W. S. Bainbridge (eds.) (2002) "Converging Technologies for Improving
Human Performance: Nanotechnology, Biotechnology, Information Technology
and Cognitive Science". Disponible en http://www.wtec.org/Converging
Technologies [Accesado el 15 de julio de 2008]
Taylor, C. (2004) Modern Social Imaginaries. North Carolina, Duke University Press,
Durham,
Wolbring, G. (2005) "The Triangle of Enhancement Medicine, Disabled People, and
the Concept of Health: a New Challenge for HTA, Health Research, and Health
Julio - Diciembre de 2009
223
res3410.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
Policy". Alberta Heritage Foundation for Medical Research. Disponible en
www.ahfmr.ab.ca/download.php/954da463c9a6c633bdafefd1aaf23844
[Accesado el 15 de julio de 2008]
224
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 1
Los usos sociales
de la ciencia:
tecnologías
convergentes
y democratización
del conocimiento
José Manuel Rodríguez Victoriano*
Fecha de recepción: junio de 2008
Fecha de aceptación: noviembre de 2008
* Departamento de Sociología y Antropología Social. Universidad
de Valencia.
Correo electrónico: [email protected]
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 2
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 3
Los usos sociales de la ciencia:
tecnologías convergentes y democratización
del conocimiento
José Manuel Rodríguez Victoriano
Resumen
La globalización neoliberal de las últimas décadas ha traído aparejadas inmensas transformaciones económicas, políticas y sociales. La reorganización del sistema capitalista que surge de
este periodo se ha concretado en el incremento de la vulnerabilidad y las desigualdades
sociales, dando lugar a la emergencia de la llamada "nueva cuestión social". El planteamiento
que aquí se sigue investiga el papel que el conocimiento científico y la tecnociencia juegan en
el capitalismo cognitivo como intensificadores de las formas de desigualdad. Atender esto
resulta necesario para entender y completar la comprensión de las diferentes dimensiones de
las desigualdades económicas, sociales y culturales de la actual globalización neoliberal. La
tesis de fondo sostiene que en el actual capitalismo cognitivo no se puede habla de sociedades
democráticas, con rigor científico, mientras no se hayan democratizado las decisiones sobre
los usos sociales de la ciencia.
Palabras clave: sociología de la ciencia, cambio social, sociología crítica
Abstract
During last decades, the neoliberal globalisation came together with enormous economical,
political and social transformations for our society. The reorganisation of the capitalist system
that comes out during this period is socially materialised throw the increment of social vulnerability and the increase of social inequalities; those realities promoted the emergency of the so
called "new social question". The approach that follows, sustains that the research about the roll
that scientific knowledge and techno-science have got in the cognitive capitalism as intensifiers
Julio - Diciembre de 2009
227
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 4
E
S T U D I O S
SOCIALES
of the inequalities forms, is needed in order to understand and complete the comprehension
of the diverse dimensions of the economical, social and cultural inequalities of the current
neoliberal globalisation. The main thesis sustains that in the current cognitive capitalism it is
not possible to talk about democratic societies, with scientific rigor, unless the decisions about
the social uses of the science had been democratised.
Key words: sociology of science, social change, critical sociology
228
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 5
Todos los maestros dijeron siempre que la fábrica es un asunto demasiado
serio para que esté en manos de los obreros, que la tierra es demasiado grave
y pesada para los campesinos; es el argumento de la esclavitud.
Es el argumento del dominio. Hay que saber ciencia para dominar
el mundo, no es necesario saberla para dominar la ciencia.
Y así como los que tienen en la mano el dominio pueden ser fantoches
o monigotes cuando en ese lugar peligroso se requerirían sabios entre los sabios
Michel Serres (1991:120)
Introducción: el futuro ya esta aquí
o el presente de las tecnociencia como "fin de la historia"
El científico debe patear las empresas para conocer sus necesidades
Daniel Ramón1 C.S.I.C. (Premio Juan de la Cierva 2008 en transferencia de tecnología)
S
ostiene el sociólogo portugués Joao Arriscado Nunes (2002) que de las
dos características que propiciaron el nacimiento de la ciencia moderna -el inconformismo
crítico frente a los dogmas y el afán de dominar el mundo-, la actual globalización neoliberal
está haciendo desaparecer a la primera ante la apabullante hegemonía de la segunda. En este
nuevo contexto, la interrelación entre el orden económico capitalista y el poder político han
amplificado hasta extremos inauditos la dominación del mundo. Esta dominación se legitima
invocando una nueva autoridad inapelable: los saberes científico-técnicos y sus beneficios
económicos, sociales e individuales. La convergencia profunda de las tecnologías de la información con la genética y la biotecnología, la nanoctecnología y las ciencias del conocimiento,
las llamadas NBIC (Nano-Bio-Info-Cogno) han devenido al máximo exponente de dicha autoridad y sus ingentes beneficios. Tal y como señalaba a principios del muevo milenio el informe
estadounidense de Mihail Roco y Willian Bainbridge (2002): "Converging technologies for
improving human performance. Nanotechnology, biotechnology. Information technology and,
Cognitive science", las tecnologías convergentes suponen la mayor revolución de todos los
1
Entrevista con Daniel Ramón, Profesor de investigación del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos
CSIC). Levante 20/1/2008.
Julio - Diciembre de 2009
229
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
tiempos ya que, entre otras cosas, como anota Adolfo Castilla (2008), permitirá a los individuos expandir sus habilidades de conocimiento y comunicación, aumentar sus capacidades
físicas, mejorar su salud, aumentar las capacidades de entendimiento social, la seguridad y,
por supuesto, mejorar la productividad y el crecimiento económico. En esta misma dirección,
aunque un poco menos entusiasta respecto a las implicaciones económicas y sociales, se pronunciaba el posterior informe de la Comisión Europea (Norman, 2004), "Converging technologies. Shaping the future of european societies".2
Simultáneamente, la divulgación científica a través de los medios de comunicación reproduce y amplifica el optimismo prometeico de los informes de los expertos. Un mínimo análisis sociológico del contenido de las noticias científicas de los medios de comunicación que
construyen la opinión pública en la sociedad española, muestra la vinculación directa de la
ciencia y sus aplicaciones con la secuencia de progreso individual y social. Como en el caso
de los dos informes de expertos citados más arriba, las dimensiones más problemáticas de
dichas aplicaciones o son excluidas o se relegan al apartado de las consideraciones éticas,
más tarde volveré sobre esta cuestión. Así, las noticias entorno a la manipulación de la vida
biológica y la intervención en los procesos de reproducción y desarrollo de los organismos
vivos de las bio-tecnologías destacan en los inmensos beneficios que depararan tanto para la
salud y la longevidad humana, como para la resolución definitiva de los problemas de la agricultura, de la alimentación o del medio ambiente. Otro tanto se puede decir de las referidas a
las nanotecnologías que amplifican y prolongan a otros campos de la vida humana las promesas anteriores. Por último, las referidas a la sociedad red del capitalismo cognitivo auguran los
beneficios de una nueva economía, de unas nuevas formas de gestión públicas y privadas, de
una nueva cultura y de unas nuevas formas de participar en la política. Por separado o convergiendo, la presentación mediática de estos tres desarrollos de la tecnociencia, o bien,
asumen, implícita o explícitamente, la ciencia como una nueva religión secularizada cuya
observancia nos proveerá de grandes beneficios en este mundo, o bien, trasmiten una ideología de la ciencia que equipara el progreso de la ciencia con el progreso humano, capaz de
proporcionar en el presente beneficios económicos, sociales e individuales sin riesgos
reseñables. En suma, la realidad del proyecto de dominación fáustico (Sibilia, 2005) de la ciencia, que posibilitan las tecnologías convergentes, caracterizado por su pretensión totalizadora
de apropiación y dominio de la naturaleza tanto exterior como interior al cuerpo humano, se
enmascara en su divulgación mediática como mejora de las condiciones de vida de la mayoría
de los hombres y del crecimiento económico de sus sociedades.
Veamos un par de ejemplos. El primero ilustra cómo el cientificismo puede funcionar
como la religión secularizada en el capitalismo cognitivo y simultaneamente puede acudir en
2
A pesar de ello, el optimismo del informe respecto a los potenciales beneficios de las tecnologías convergentes
no deja lugar a las dudas, el informe concluye afirmando (2004:51): "The citizens of Europe Hill Benefit it CTEKS
(Converging Technologies for the European Knowledge Society) are geared toward ends health care, information processing and communication, environmental remediation. Energy supply, and other areas of public interest and personal concert. CTEKS allow for the exploitation of technological potential and economic opportunity to satisfy pressing
needs in Europe and in the developing world".
230
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
auxilio de "otras" religiones en forma de instrumento didáctico. La noticia procede de Tecnyo
World,3 un sitio web 2.0 que recopila los titulares y resúmenes en español de las noticias de
tecnología que considera más importantes entre aquellas que se publican en el mundo. En
dicho portal, una de las noticias más votadas en los últimos meses fue la aparecida el 18 de
diciembre de 2007 en un periódico de San Petesburgo, su encabezamiento decía: "Los científicos crearon la nanobiblia". La noticia daba cuenta de cómo investigadores de Technion, el
Instituto de Tecnología de Israel, habían conseguido empaquetar las 308,428 palabras de la
Biblia hebrea en un chip de silicona recubierto de oro con un tamaño -un cuadrado de 0.5
milímetros-, más pequeño que la cabeza de un alfiler. El proyecto de la nanobiblia había sido
desarrollado por el instituto como parte de un programa educativo destinado a estimular el
interés de la nanociencia entre adolescentes.
La segunda noticia procede del periódico El País, el diario de mayor difusión en España,
en su sección Vida y artes del día 18 de febrero de 2008 presentaba el artículo más extenso
que ha publicado hasta la fecha sobre las nanotecnologías; también el primero que ha situado fuera de su sección de divulgación científica denominada "Futuro". El título rezaba: "Pensar
en pequeño para crear a lo grande" y comenzaba del siguiente modo: "En 1961, el presidente
de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy marcó la conquista del espacio como una nueva
frontera para su país. Casi cuarenta años más tarde otro presidente, Bill Clinton, situaba esa
frontera en otro espacio inmenso aunque mucho más pequeño. "Imagínense reducir toda la
información ubicada en la Biblioteca del Congreso en un artefacto del tamaño de un terrón de
azúcar", dijo Clinton. Nacía así la Iniciativa Nacional de Nanotecnología en Estados Unidos, un
plan copiado pronto por el resto de los países competidores, que pretendía estimular la ciencia y la economía a través de esta prometedora ciencia basada en la manipulación de la materia a escala atómica". La noticia continuaba saltando del pasado a nuestro futuro inmediato,
convertido en presente: "El futuro de lo que comemos, compramos, observamos, padecemos
e investigamos pasa por la nanotecnología. Dos motores mueven esa ciencia. El primero es
el económico; más pequeño significa más barato. El segundo motor es puramente científico
y, como siempre, plantea otras inquietudes más filosóficas: la posibilidad de imitar a la naturaleza, es decir, colocar los átomos donde queramos a través de la química..."
Las noticias anteriores nos muestran, en la primera, cómo se puede ir de la ciencia a la
religión para volver a la nanociencia desde la nano religión y todo ello sin cuestionar las
promesas de progreso económico e individual del capitalismo cognitivo. Si interpretamos su
sentido, podemos observar cómo la sacralización de la ciencia implica, como ha señalado
Jaques Testart (2006), institucionalizar las verdades del momento como inmutables; hacer que
las defiendan sacerdotes intocables; rechazar violentamente toda nueva idea si obliga a corregir los dogmas de los antiguos paradigmas y, por último, una suerte de "fe" en el progreso
científico4 que impide todo debate sobre las orientaciones de la investigación. Como oportu3
http://tecnyo.com/world/index
4
La "fe" en el progreso científico es explícita en los orígenes de la ciencia occidental en general (Legendre, 2008)
y de las ciencias sociales en particular. Como ha observado J. M. Naredo (1987:10) dicha fe y el celo misionero de los
Julio - Diciembre de 2009
231
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
namente ha destacado Lizcano (2006:250), es precisamente la pretensión de la ciencia de
constituirse como discurso verdadero por encima de las ideologías, saberes y opiniones particulares, su capacidad de persuadirnos de que no estamos siendo persuadidos la que la constituye como ideología dominante.
Por otra parte, la ciencia como ideología dominante conlleva, la cancelación del pasado y
del futuro que quedan subsumidos en el presente, la aceptación de la idea del fin de la historia, que supone, en última instancia, un importante soporte de legitimidad para el capitalismo
neoliberal. En palabras del sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos (2007:51): "El
grado de verdad de la teoría del fin de la historia consiste en que esta teoría supone la máxima conciencia posible de una burguesía internacional que ve finalmente el tiempo transformado en la repetición automática e infinita de su dominio. De este modo, el largo plazo colapsa en el corto plazo y, éste que fue siempre, el marco temporal del capitalismo, permite finalmente a la burguesía producir la única teoría de la historia verdaderamente burguesa: la teoría
del fin de la historia... La idea de repetición es lo que permite al presente extenderse gradualmente sobre el pasado y el futuro devorándolos".
En suma, la necesidad de realizar una transición de la ideología de la ciencia a la ciencia
crítica (Cutcliffe, 2003) y de ésta a una ciencia emancipadora, es el primer paso en el camino
hacia una democratización real del conocimiento científico que posibilite la participación ciudadana en la decisión sobre sus usos. Como ha sintetizado López Cerezo (2007:133), se
pueden distinguir tres formas de entender la democratización de la ciencia, a saber, la alfabetización científica, es decir, "llevar la ciencia a los ciudadanos", la reorientación de las políticas de ciencia y tecnología hacia la demanda social, hacia las sensibilidades sociales y, finalmente, la apertura de las políticas en materia de ciencia y tecnología a las opiniones y participación de los ciudadanos que es a la que habitualmente suele referirse la literatura sobre el
tema (Fisher, 2000; Leach, et al., 2005). La democratización real del conocimiento científico
supone una profundización en este último sentido que haga posible asumir tanto la democracia en la ciencia5 como las decisiones democráticas sobre sus usos en la sociedad.6 Desde este
apóstoles de los nuevos evangelios científicos quedan atestiguados en el título de muchas de sus obras tales como:
Catecismo de la nueva concepción de la sociedad (Owen,1987), Catecismo de los industriales (Saint-Simon, 18231824), Sistema de la política positiva o Tratado de sociología incluyendo la religión de la humanidad (Comte, 18511854)… En las elaboraciones de los clásicos inmediatamente posteriores, en concreto en Weber, dicha fe se convierte
en objeto de análisis y reflexión. Para Weber (Varela y Álvarez-Uría, 2004:253) las primeras bases de la ciencia moderna emanan de mentes católicas y, sin embargo, los primeros intentos de aplicar la ciencia a prácticas objetivas son predominantemente protestantes. En esta dirección, queda abierta la pregunta sobre la medida en que la racionalidad de
los medios de la ciencia contemporánea ha sido impregnada por la irracionalidad de los fines del espíritu del capitalismo y de la creencia religiosa.
5
En una reciente entrevista en Euractiv.com (WWW.euroactiv.com/en/science/interview-democracy-science-needed), el matemático y filósofo francés, Michel Serres señalaba la necesidad de democratizar la ciencia y afirmaba: "It is
necesary to answer people's concerns -to answer them and not to explain. For two millennium the scientific field has
concentrated on offering science without listening to people's demands".
6
Jorge Riechmann (2004), recoge diferentes experiencias europeas recientes de participación democrática en las
decisiones sobre ciencia y tecnología. Desde la propuesta del "minipolus" de Robert Dahl que consiste en un comité de
232
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
lugar, la cuestión epistemológica: por qué es verdadera la ciencia; se completa con dos cuestiones más. La antropológica: por qué se cree que es verdadera, y la política: a qué intereses
sirve esa creencia.
Conocimiento científico y emancipación social:
de la crítica a la ciencia emancipadora
La ciencia no puede contentarse con la idea de que el único modo
de saber si una seta es venenosa sea comérsela
N. Georgescu-Roegen (1996:97)
La Revista Crítica de Ciencias Sociais dedicó en 1999 un monográfico a la revisión crítica de
la teoría social. En este monográfico Joao Arriscado Nunes (1999), inspirándose en el concepto de articulación de Stuart Hall, escribe un artículo titulado "Para além das <<duas culturas>>: tecnociencias, tecnoculturas e teoria crítica" donde plantea una serie de importantes
reflexiones para superar la división entre la cultura de las humanidades y la cultura de las ciencias, tecnociencias y tecnoculturas. Esto en dirección a reconfigurar el conocimiento científico
y posibilitar la creación de formas innovadoras de intervención cultural y política de carácter
democrático y emancipatorio. Este objetivo, señala Nunes, exige por una parte, una nueva configuración de los saberes y de las ecologías del conocimiento, una redefinición de los productores y de las condiciones de producción de los saberes. Es decir, una revisión crítica de las
jerarquías y de las fronteras culturales que naturalizan y presentan como inmutables la separación entre ciencias y humanidades, ciencias sociales y ciencias sociales, naturaleza y cultura,
expertos e ignorantes, conocimiento especializado y sentido común.
Por otra, plantea la necesidad de dos transiciones. El paso, en primer lugar, de una crítica
de la ciencia a una ciencia crítica; y la transición, en segundo lugar, de una teoría crítica de la
sociedad a una teoría de la sociedad crítica. En esta segunda transición la competencia de la
crítica asociada a un privilegio epistemológico -el de las ciencias sociales-, pasaría a ser una
competencia ampliamente distribuida y repartida entre los ciudadanos, permitiendo el acceso
al conocimiento de las cuestiones sociales que implican los desarrollo de la tecnociencia y la
participación democrática ciudadanía sobre sus usos. Se trataría, en palabras de Nunes, de un
proyecto que apunta hacia un nuevo sentido común, informado por las tecnociencias, pero
también capaz de ejercer un efecto de transformación sobre estas, incorporando otras formas
de conocimiento y otras formas de intervención y decisión culturales y políticas de carácter
emancipatorio. En lo que sigue del presente apartado se desarrolla esta cuestión con más
detalle.
unos mil ciudadanos y ciudadanas elegidos al azar, conectados mediante telecomunicaciones y asesorados por expertos que tendrían por tarea deliberar sobre una cuestión de particular importancia para la comunidad; pasando por las
"Consensus conferences" o tribunales de ciudadanos, donde un grupo de ciudadanos escogidos al azar, pero cuidando su representatividad, reciben información sobre una cuestión políticamente relevante, luego se reúnen en un seminario de tres días, donde tras escuchar y preguntar a expertos a favor y en contra del tema, acaban elaborando un
informe final de conclusiones.
Julio - Diciembre de 2009
233
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
Desde la perspectiva de una ciencia crítica, los usos sociales de la ciencia aparecen en un
primer plano (Santos, 1989: 10). Por encima de la opción epistemológica sobre lo que la ciencia sea, se impone la reflexión sobre lo que la ciencia hace. La reflexión epistemológica sobre
la ciencia no sólo debe dar cuenta de "la ciencia que se hace" en tanto que práctica de
conocimiento, sino que necesariamente debe explicar "lo que la ciencia hace", en tanto que
práctica social. Dar respuesta a estas preguntas nos enfrenta a dos exigencias: la primera
implica que para poder comprender la ciencia como práctica de conocimiento y para poder
entender cualquiera de sus partes (las diferentes disciplinas científicas) hemos de tener algún
tipo de comprensión de cómo trabaja su "todo"; y, simultáneamente, que para entender su
totalidad hemos de tener algún tipo de comprensión de cómo trabajan sus partes.
La segunda exigencia supone que lejos de aceptar sin discusión los principios absolutos
de la ciencia, de lo que se trata es de comprender la ciencia en cuánto práctica social de
conocimiento. Una práctica en relación dialéctica con el mundo y sus luchas por la conservación o transformación del orden social que lo regula. En definitiva, inscribir e interpretar el
conocimiento científico en la tensión entre la regulación del orden social dominante y su transformación en un sentido progresista.
El principio general de la orientación de este programa hermenéutico es sustancialmente
pragmático. Afirma que el objetivo existencial de la ciencia está fuera de ella, su objetivo consiste en democratizar y profundizar la sabiduría práctica, en suma, el hábito democráticamente participado por el conjunto de la sociedad, y no sólo por alguna de sus partes dominantes, de decidir con mayor conocimiento sobre los fines colectivos. Para ello, es necesario
volver comprensible el papel que juega la ciencia en la sociedad, explicitar las condiciones de
producción y apropiación del conocimiento y cómo esas condiciones tienen efectos políticos
al potenciar o disminuir los diferentes y a menudo contrapuestas objetivos y estrategias de los
sujetos sociales (González, 2004).
A su vez, trabajar en la tarea de volver comprensibles las construcciones teóricas que
desde la ciencia explican la sociedad y la transforman y cosifican en múltiples objetos teóricos, y potenciar su vinculación con otros saberes prácticos de conocimiento social. Esta tarea
de develamiento es especialmente necesaria para las Ciencias Sociales, cuyas corrientes dominantes se han construido sobre un olvido interesado, han olvidado, a su vez, que las ciencias sociales son también una práctica social. En el siguiente apartado se presentan algunos
pasos necesarios para recuperar dicha memoria.
Las rupturas epistemológicas que posibilitan
un nuevo sentido común de carácter emancipador
La ética de la responsabilidad es un sistema cerrado, sólo tiene un nivel y
su supervivencia es función de que no se rebase ese nivel.
La ética de la (eco)responsabilidad es un sistema abierto,
tiene muchos niveles y su supervivencia es función de la
supervivencia de todos los niveles. Niveles individuales (yo), niveles
sociales (los grupos que me incluyen), niveles naturales (los nichos ecológicos
de esos grupos). Y hay contradicciones entre esos niveles: yo puedo
234
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
explotar mi medio social, mi sociedad puede explotar su medio natural.
De nada vale la supervivencia de un sistema si no sobreviven todos los
sistemas que lo contienen. Mi supervivencia es función de la supervivencia
de todo el universo y yo soy responsable de él.
Jesús Ibáñez (1997:472-473)
La evolución histórica del conocimiento científico abarca el recorrido delimitado por, en el
punto de partida, la constitución de la ciencia clásica durante el protocapitalismo y la emergencia del paradigma liberal y por, en el punto de llegada, la ciencia contemporánea, la progresiva consolidación del llamado paradigma de la “complejidad”, en un nuevo contexto sociohistórico: el nuevo orden mundial impuesto por un rejuvenecido capitalismo ultraliberal. Este
recorrido implica varias rupturas epistemológicas, teóricas y políticas que lo hacen posible
(Rodríguez, 2004). A grandes rasgos, la primera ruptura, supone el nacimiento de la ciencia
moderna y consolida un modelo de conocimiento cuantitativo y mecanicista, un modelo que
hace posible que la naturaleza sea ley para la razón y, a su vez, que la razón sea ley para la
naturaleza. Sus procedimientos operacionales buscan la naturalización de la dominación
social, y proponen el estudio de los fenómenos sociales como si fueran cosas "naturales".
La primera ruptura epistemológica de la que surge la ciencia moderna es sobre todo una
ruptura contra el saber "común", articulada a partir de dos instrumentos: el empírico que
busca la adecuación a la realidad y el teórico que busca la coherencia lógica del discurso. En
términos históricos, hacia el siglo XIX este proceso estará consumado. Por su parte, la segunda ruptura y la transición hacia el paradigma de la complejidad tiene que ver con el gran
avance teórico que propició el propio desarrollo de la ciencia moderna. Un desarrollo que
llevó, en las décadas finales del siglo XIX y en las iniciales del XX, a la constatación de la
imposibilidad de las propuestas empírica y teórica del modelo anterior: la irreversibilidad termodinámica, el principio de indeterminación y el de incompletitud expresaron esta fractura.
La armonía newtoniana da paso, desde las teorías contemporáneas del conocimiento científico, al orden oculto del caos (Balandier, 1990).
El conocimiento se interroga sobre su propia posibilidad, y el resultado es que la ciencia
adquiere conciencia de sus límites, de la imposibilidad de lograr una descripción totalmente
lógica del mundo desde ningún lenguaje formal ya que cualquier sistema formal contiene,
parcialmente, una representación de sí mismo.7 Las paradojas de la reflexividad y la auto-referencia inundan el campo del conocimiento científico. El desarrollo del saber científico conduce a la conciencia de la incertidumbre, al reconocimiento que la simplicidad y la estabilidad
7
Con la agudeza que le caracteriza, Slavoj ZiZeK (2004: 33-34), en A propósito de Lenin. Política y subjetividad
en el capitalismo tardío, Buenos Aires, Artuel/Parusía, ha planteado esta cuestión. Su argumentación es la siguiente:
"El problema de la teoría del reflejo de Lenin reside en su idealismo implícito: su insistencia compulsiva en la existencia de la realidad material fuera o independientemente de la conciencia... lo que esta metáfora omite considerar es el
hecho de que la parcialidad (la distorsión) de la reflexión subjetiva. Ocurre precisamente porque el sujeto está incluido
en el proceso que refleja", para concluir con estas palabras: "debemos afirmar que el conocimiento ‘objetivo’ de la realidad precisamente es imposible porque nosotros (la conciencia) siempre, ya somos parte de ella estamos en su medio.
Lo que nos separa de la realidad es nuestra misma inclusión ontológica en ella".
Julio - Diciembre de 2009
235
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
del mundo newtoniano son la excepción y no la norma, la complejidad deviene la nueva
norma.
Las últimas décadas del siglo XX consolidan el paradigma de la complejidad o cualitativo.
A través de él se ilumina la cara oscura de la socialización de la naturaleza, de sus construcciones simbólicas y de sus efectos reales, y se da entrada a dos perspectivas nuevas. La
primera permite enfocar el estudio de los fenómenos naturales como si fueran cosas sociales.
Un territorio donde, como ilustra uno de los mayores representantes de este construcionismo
simbólico, el popular sociólogo del "riesgo" Ulrich Beck, hablar de naturaleza como nosociedad significa exponerse a no captar la realidad contemporánea por estar utilizando categorías de otros siglos. La "naturaleza", para Beck, es todo menos "natural" ha devenido "un
concepto, una norma, un recuerdo, una utopía, una contrapropuesta" (1998: 68). En el artículo titulado “La ecología en el pensamiento de fin de siglo”, Jesús Ibáñez (1997: 488), caracterizaba las implicaciones del paradigma de la complejidad con los siguientes cinco rasgos:
supone, en primer lugar, ir de lo simple a lo complejo, como la trama de la vida y el pensamiento donde un genotipo simple genera -por absorción del azar- un fenotipo complejo;
implica, en segundo lugar, integrar el azar, asumir la dimensión creadora del caos; en tercer
lugar, frente a la idea de que sólo hay ciencia de lo general, implica dar cuenta de lo singular
de la singularidad de los sujetos y de la del mundo; implica en cuarto lugar, analizar cada sistema en sus relaciones con sus ecosistemas, un sistema es un trozo de ecosistema que se ha
desgajado de él; supone, por último, incluir al observador en la observación, el objeto es un
producto de la acción objetivadota del sujeto.
En suma, la segunda perspectiva, vinculada al paradigma de la complejidad, abre una
nueva dialéctica más realista entre, por una parte, naturaleza y sociedad; por otra, sociedad y
naturaleza, y atiende no sólo a las representaciones y construcciones simbólicas, en las que
insiste Beck, sino, también, al intercambio físico, biológico e informacional de los flujos de
energía. Desde esta segunda perspectiva es posible dar cuenta de la naturaleza y de las actuaciones del actual sistema de producción capitalista contra ella. Explicar cómo la explotación
hasta límites irreversibles de la naturaleza es la dimensión energética de la actual socialización
de la naturaleza por parte de la globalización capitalista y sus tecnologías convergentes. Dicha
dimensión, guiada por el beneficio económico como único criterio, nos permite entender, en
nuestro inmediato presente, la ausencia generalizada del llamado “Principio de Precaución” a
la hora de poner en marcha las innovaciones tecnológicas.
La tercera ruptura es un proceso en construcción. Se vincula con el concepto de intelectual colectivo, comporta un compromiso explícito del conocimiento científico, con la praxis de
transformación social en un sentido emancipador. Integra las elaboraciones propias de la
segunda ruptura, pero asume, radicalmente, el carácter político de todo conocimiento
humano y lo vincula explícitamente con las ciencias sociales críticas y un proyecto social
emancipador. Se trata de una propuesta epistemológica para ir más allá de la segunda ruptura y convertir el conocimiento científico que de ella emerge en un "nuevo" sentido común,
científicamente informado, de carácter "emancipador" capaz de romper con el sentido común
conservador de la ideología neoliberal. Si la primera ruptura epistemológica construye la cien236
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
cia moderna contra el sentido común dominante (un conocimiento pre-juicioso, conservador
mistificado y mistificador); la segunda ruptura dibuja los límites de la ciencia clásica y se abre
al paradigma de la complejidad; por último, la tercera, de carácter cualitativo dirige el
conocimiento científico al sentido común8, lo informa científicamente y lo transforma en un
nuevo sentido común de carácter emancipador.
Como hemos visto, en las tres rupturas anteriores se combinan elementos epistemológicos, antropológicos y políticos, la importancia concedida a cada uno de ellos las diferencia
entre sí. Aplicando a los estudios sociales de la ciencia el esquema anterior podemos diferenciarlos en tres tipos. Siguiendo a Iranzo y Blanco (1999); Bourdieu (2003) y Lizcano (2006); la
sociología de la ciencia de Merton estaría en el primer grupo. Esta perspectiva privilegia la
dimensión epistemológica, describe la comunidad científica como una máquina comunicativa
casi perfecta, explica cómo los científicos son los únicos capaces de producir conocimiento
verdadero; su comunalismo, universalismo y desinterés garantizan la racionalidad, acumulación y el progreso de la ciencia. La crítica a esta posición, a partir de los sesenta con los
nuevos estudios en sociología de la ciencia dará lugar a la segunda ruptura epistemológica de
carácter más antropológico con tres enfoques diferenciados. El llamado programa fuerte de
sociología del conocimiento (Bloor, 1998); las técnicas de análisis del discurso aplicadas a la
reconstrucción de los textos científicos (Latour y Bastide, 1988); los estudios de carácter etnográfico sobre los estudios en laboratorio (Latour, 1983 y Woolgar, 1986). Por último, la tercera
ruptura en los estudios sociales de la ciencia radicalizará la posición anterior y asumirá el
papel explícitamente político de los usos sociales de la ciencia y el papel de la participación
democrática para decidir sobre ellos (Santos, 1989; Bourdieu 2003). Desde esta perspectiva
se posibilita una ciencia crítica de carácter explícitamente emancipador. Las dimensiones que
caracterizan esta tercera ruptura siguiendo a Santos serían las siguientes:
a) la solidaridad, en cuanto forma de conocimiento es el correlato necesario de la solidaridad en tanto que práctica política. Esta relación sólo es posible desde un sentido
común, científicamente informado de carácter emancipador.
b) el sentido común emancipador exige un conocimiento científico prudente para una vida
digna (Sousa, 2003). No desprecia la aventura científica y tecnología ni sus usos, pero
las subordina al conocimiento de sus consecuencias y a la sabiduría prudente de la
vida.
8
Boaventura de Sousa Santos caracteriza el sentido común del siguiente modo: "El sentido común es práctico y
pragmático, se reproduce junto con las trayectorias y las experiencias de vida de un grupo social dado y en esa relación
de correspondencia inspira confianza y seguridad. El sentido común es transparente y evidente, desconfía de la opacidad de los objetivos tecnológicos y del esoterismo del conocimiento en nombre del principio de igualdad de acceso al
discurso a la competencia cognitiva y lingüística. El sentido común es superficial porque desdeña las estructuras que
están más allá de la conciencia y, por eso mismo, está en una posición privilegiada para captar la complejidad horizontal de las relaciones conscientes entre las personas y las cosas. El sentido común es poco disciplinado y metódico...
privilegia la acción que no conlleva rupturas significativas con lo real... es retórico y metafórico no enseña, persuade y
convence... aúna la utilidad con el uso, lo emocional con lo intelectual y lo práctico" (2000:108).
Julio - Diciembre de 2009
237
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
c) el sentido común emancipador está construido para privilegiar y ser usado por los grupos sociales excluidos, marginados y oprimidos en sus prácticas emancipatorias.
En consecuencia, la tercera ruptura explicita la dimensión política del conocimiento científico y reflexivamente asume en su integridad que todo conocimiento es una forma de actuar
con efectos políticos y sociales. Asume la politización del conocimiento científico y las nuevas
tecnologías (García, 2003) desde una apuesta ciudadana radical y trabaja por su democratización (Da Silveira, 2001).
El cuarto volumen del macro proyecto de investigación sobre la globalización alternativa
que ha dirigido Boaventura de Sousa Santos y que lleva por título "Sembrar otras soluciones",
se presentan siete principios para concretar ese "nuevo sentido común" de carácter emancipador (2004: 81-84):
1) La diversidad epistemológica del mundo es potencialmente infinita. Todos los
conocimientos son contextuales y lo son más cuando más insisten en no ser.
2) Todo conocimiento es parcelario y las prácticas sociales muy raramente se asientan
sobre una sola forma de conocimiento.
3) La relatividad de los conocimientos no implica el relativismo.
4) El privilegio epistemológico de la ciencia moderna es un fenómeno complejo que no se
puede explicar sólo por razones epistemológicas.
5) El pluralismo epistemológico comienza por la democratización interna de la ciencia.
6) La descolonización de la ciencia se asienta en el reconocimiento de que no hay justicia
social global sin justicia cognitiva global. La justicia cognitiva global sólo es posible
mediante la sustitución de la monocultura del saber científico por la ecología de los
saberes.
7) La transición de la monocultura del saber científico hacia la ecología de los saberes hace
posible la sustitución del conocimiento regulación por el conocimiento emancipación.
Investigación social crítica, representaciones sociales
del conocimiento científico y democratización de la ciencia
Y me parece que antes de empezar una investigación, hay que preguntarse
por qué se hace esa investigación, de dónde viene el problema: viene del campo
autónomo de la sociología, es un problema generado por la discusión
interna a la sociedad científica, o es un problema importado al campo
sociológico desde afuera, por el poder político. Un campo es más o
menos autónomo: el campo de la sociología, por razones sociales,
es menos autónomo que el campo de la física, o que el campo de la biología,
y cada sociólogo ha de luchar para defender su autonomía, y usando
los instrumentos de crítica, pero no se puede luchar solo, hay
que luchar colectivamente, desarrollando instrumentos.
Pierre Bourdieu (2000:70)
238
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
La sociología es un saber sobre los contextos que enmarcan la realidad social. La investigación
social es un proceso de conocimiento, un recorrido metodológico que nos posibilita tanto "ver
lo que uno ve" (Mankell, 2004: 425), como tratar de "ver lo que no se ve", en la medida que la
experiencia científica contradice a la experiencia común (Bachelard, 1982:13). El investigador
social, como ha señalado el maestro de la sociología crítica española Alfonso Ortí (1994, 5961), deviene en un generalista de lo concreto, de la historicidad y complejidad de los fenómenos sociales. Por otra parte, la sociología crítica añade una nueva dimensión, en palabras
de Boaventura de Sousa Santos (2000), no reduce la realidad a lo que existe, va más allá e
incluye, en términos de Immanuel Wallerstein (2003) una dimensión utopista. Es decir, una
valoración rigurosa de los sistemas humanos, sus constreñimientos y sus posibles alternativas orientadas a propiciar una mayor igualdad social en las relaciones de intercambio social.
Asumiendo esta doble perspectiva, la convergencia de las nano-bio-ingo-cogno tecnologías y
la democratización del conocimiento científico en la actual la globalización neoliberal nos
sitúan en un nuevo contexto. Un contexto que en palabras de Beck (2008:276-277), nos obliga
a un nuevo universalismo caracterizado por juzgar con escepticismo la posibilidad de descubrir verdades nuevas en los procesos humanos, sociales y naturales y, al mismo tiempo, por
insistir en la necesidad de sacar a la luz y nombrar tan bien como se pueda los <<universalismos contextuales>> de la actualidad.
La globalización neoliberal, nombre que toma la etapa actual del capitalismo (Fernández
et al., 2001), es un espacio de des-regularización y privatización totalizante (Bauman, 2001).
Es un ámbito de precarización de la condición laboral, pero también de precarización de otras
dimensiones de la condición ciudadana (Alonso, 2007). Ello va desde la reducción de la
ecología política a la retórica del desarrollo sostenible (Leff, 2002), pasando por el crecimiento de la desigualdad en el acceso al conocimiento, hasta, por último, la reducción de los
mecanismos de la participación política a su simple simulacro formal (Castoriadis, 1996). Lo
anterior es tal y como muestran, desde 1990, los informes sobre desarrollo humano de
Naciones Unidas y han dado lugar a la emergencia de lo que en la década pasada se caracterizó como la "nueva cuestión social" (Castel, 1998). La confluencia de las dimensiones anteriores apunta hacia un nuevo totalitarismo social, laboral, cultural, educativo y político; una
deriva hacia lo que Boaventura de Sousa Santos ha definido como un "nuevo fascismo societal". Las aplicaciones tecnológicas derivadas de la acumulación del conocimiento de las
nuevas enclosoures del capitalismo cognitivo (V. V. A. A., 2004) están produciendo, tal y como
denuncian algunos nuevos movimientos sociales liderados por la ONG canadiense ETC Group,
un nuevo tipo de desigualdad y exclusión social. Investigar las nuevas formas de desigualdad
que comporta esta etapa de globalización exige, necesariamente, analizar el papel que juegan
los usos sociales del conocimiento científico dentro del actual capitalismo cognitivo o informacional (Castells, 2000: 51), como una nueva fuente de legitimación ideológica y de desigualdad social. En definitiva, comprender, desde la reflexión teórica y la investigación empírica de
sus representaciones sociales, el papel que el conocimiento científico y sus tecnologías aplicadas juega en el capitalismo cognitivo como intensificadores de las formas de desigualdad.
Julio - Diciembre de 2009
239
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
En este contexto de desigualdades hay que inscribir la revolución tecnológica que propicia la convergencia de las nano-bio-info-cogno tecnologías. Su potencialidad implica una
nueva transformación a escala planetaria, tanto las estructuras productivas como la forma de
regulación de los vínculos sociales. En este nuevo escenario, en el que la tecnociencia interfiere con las dimensiones más cotidianas de nuestras vidas y el horizonte de lo post-humano
se abre -desde las tecnologías de la información y la comunicación, pasando por los alimentos transgénicos, las células madres o los productos cotidianos generados mediante nanotecnologías (Martins, 2005)-, garantizar que los ciudadanos tengan acceso a una cierta cultura
científica y técnica básica que les posibilite decidir sobre los usos sociales de la tecnociencias
se convierte en un requisito fundamental para el funcionamiento democrático de nuestras
sociedades.
De la sociedad de la información
a la sociedad científicamente informada
La única forma de asegurar que las innovaciones tecnológicas sirvan
propósitos útiles es incorporar la participación activa de la sociedad
a todas las fases del proceso de innovación tecnológica.
La democratización del sistema ciencia/tecnología es una
reivindicación irrenunciable, que se torna aún más urgente a medida
que el potencial de impacto social y ambiental del sistema aumentasen cesar.
Jorge Riechmann (2004:242)
Si el capitalismo informacional, la sociedad red, es la estructura social de nuestro tiempo; si
las tecnologías de la información han propiciado una nueva economía, un nuevo sistema de
comunicación, una nueva forma de gestión, una nueva cultura y de forma incipiente están
dando lugar a nuevas formas de instituciones políticas, administrativas y de movilización ciudadana, las cuestiones sociológicas implícitas son: ¿Cuál es el papel que juegan los usos
sociales del conocimiento científico dentro del actual capitalismo informacional como nueva
fuente de desigualdad social? ¿En qué medida refuerza a las anteriores fuentes tradicionales
de desigualdad políticas, económicas, sociales y culturales del sistema capitalista? Enfrentar
esta pregunta nos aleja de Castells para acercarnos a Bourdieu, a la estrategia que el sociólogo francés definió como "intelectual colectivo" (2001:40). A saber, en una estrategia de
acción que orienta los objetos y fines de su reflexión a la producción y extensión de instrumentos de defensa contra la dominación simbólica refugiada bajo la autoridad de la ciencia. La
estrategia se despliega en tres direcciones complementarias: primera, en los niveles más elementales de información, mediante la crítica del léxico y las metáforas del discurso dominante:
competitividad, flexibilidad, globalización, nuevas tecnologías; segunda, en el nivel más complejo de la comunicación y el conocimiento, al poner en evidencia, mediante la crítica sociológica, los determinantes que pesan sobre los productores del discurso dominante (periodistas, científicos, universitarios, creadores de opinión) y sus productos las encuestas sobre las
representaciones sociales del conocimiento científico y la imagen de la ciencia; tercera, me240
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
diante una crítica científica, al uso social de las prácticas científicas y las lógicas de dominación
que introduce.
El trabajo en estas tres direcciones muestra cómo las diferencias en el acceso y la distribución del llamado conocimiento científico generan nuevas formas de desigualdad social. A su
vez, nos permite reflexionar sobre los efectos que esta cuestión tiene en la participación política de la ciudadanía en la gestión de lo público y, contribuye, en palabras de Bourdieu, a crear
las condiciones sociales de una construcción colectiva de utopías realistas. En definitiva la
democratización del conocimiento y de los resultados de la ciencia contribuyen, como ha sintetizado recientemente Patrick Champagne (2004: 64-66), al tránsito desde la democracia formal a la democracia real. También nos obliga a cuestionar dos tópicos profundamente arraigados en el sentido común de las representaciones sobre la ciencia y la tecnología.
El primero señala que la ciencia y la técnica no son buenas ni malas, todo depende del
uso que se haga de ellas. Por el contrario, las opciones tecnocientíficas no son neutras, implican opciones de sociedad, implican como ha observado Jorge Reichmann (2000:283-284)
poder decidir en qué tipo de sociedad vamos a vivir, "dentro de qué biósfera, con qué cuerpos
humanos, acompañados por qué seres vivos".
El segundo tópico reduce las decisiones sobre la ciencia y la tecnología a la observación
de principios éticos y a los dictámenes de los "sabios tecnocientíficos" de turno. Sin embargo,
si nos acercamos a esta cuestión más detenidamente podremos ver cómo las propuestas de
eticidad en la investigación científica, como ha observado el antropólogo argentino Eduardo
Menéndez (2002:28-29), siguen un lógica histórica de continuidades y discontinuidades.
Según éstas, se demanda la necesidad de requisitos y prácticas éticas para ser olvidados al
poco tiempo. Así, a mediados de los años cuarenta del siglo pasado la cuestión ética surgió
como una respuesta a la experiencia de la ciencia bajo el nazismo y al uso de la energía atómica por los Estado Unidos. En las décadas siguientes, la cuestión ética reaparecerá vinculada al
Proyecto Camelot;9 al uso de la psiquiatría como instrumento de control social y político en la
Unión Soviética y otros países capitalistas y a las consecuencias de la investigación biomédica
en sus experimentos con seres humanos y la aplicación de la ciencia a la industria de la guerra especialmente en Vietnam. Por último, desde la década de los noventa hasta la actualidad
se vinculará a aspectos referidos al SIDA, a la salud reproductiva, a la investigación genética y
a las nanotecnologías (Money, 2002; Martins, 2006).
9
Como señala Denis Boneau, en su artículo titulado "Las ciencias de la dominación mundial"
(http://www.voltairenet.org/article124110.html), el Proyecto Camelot, fue una expresión de la "guerra psicológica", consistió en establecer modelos desde las ciencias sociales y humanas sobre los procesos que conducían a revoluciones
nacionales en los países del Tercer Mundo para facilitar la dirección de operaciones de contra-insurrección. El campo
de estudio de la disciplina fue amplio: incluía técnicas de persuasión, sondeos de opinión, interrogatorios, movilizaciones políticas y militares, propagación de ideología. Para obtener los datos científicos se financiaron varios centros:
Bureau of Applied Social Research (BASR), de Paul Lazarsfeld, instalado en la universidad de Columbia; Institute for
International Social Research (IISR), de Hadley Cantril; Center for International Studies (CENIS), de Ithiel de Sola Pool
(Instituto Tecnológico de Massachussets) cuyos fondos, distribuidos por la Fundación Ford, provenían en realidad de la
CIA y el Bureau of Social Science Research (BSSR), financiado directamente por la CIA cuyo objetivo consistía en perfeccionar las técnicas de interrogatorio.
Julio - Diciembre de 2009
241
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
En este sentido, la investigación social sobre el acceso a la información científica, así como
de las representaciones sociales del conocimiento científico y sus tecnologías aplicadas
devienen en un instrumento importante en la lucha política por la democratización del
conocimiento en su sentido más básico. Esto quiere decir que un conocimiento fundamentado sobre los límites y posibilidades del propio conocimiento científico permita y posibilite las
decisiones democráticas de la ciudadanía sobre sus usos. Se trata de un instrumento, la información, la comunicación y el conocimiento científico son, parafraseando a Che Guevara,10
armas que sólo se utilizan bien cuando están en manos del pueblo, es decir, cuando se ha
podido decidir democráticamente acerca de sus usos.
Los procesos de información, comunicación y conocimiento científico están en estrecha
conexión. Siguiendo un esquema muy elemental podemos distinguir tres momentos. El acceso a la información y su manejo compresivo suponen un primer momento de carácter reflexivo, la alfabetización científica; el acceso a su comprensión y comunicación significativa suponen un segundo momento de carácter transitivo -en este momento deviene posible la comunicación de la información, también la información aparece como el resultado y la condición
de la multiplicación de conexiones comunicativas-; por último, en un tercer momento, a través
del uso pertinente de la información y la comunicación, se puede posibilitar la producción de
nuevo conocimiento, es decir, sentido o información puesta en relación que permita tomar
decisiones sobre los usos de la tecnociencia. Este nuevo conocimiento producido reabre las
búsquedas de información y reinicia el ciclo.
Al aplicar el modelo anterior a la fase actual de la globalización neoliberal, observamos dos
características que acompañan su funcionamiento. En primer lugar, la estrecha relación entre
capital social y capital informacional, que incluye los desarrollos del conocimiento científico y
sus tecnologías aplicadas. En segundo lugar, la asimetría de sus actores. La rígida jerarquía
que separa, en el campo de la información, a los que extraen e inyectan información de los
que son in-formados por ella. En el campo de la comunicación separa a los emisores de los
que sólo pueden ser receptores; y, por último, en el del conocimiento, separa a los que poseen
el conocimiento científico y deciden sus aplicaciones productivas y militares de aquellos que
no tienen ni acceso a dicho conocimiento ni posibilidades de decir sobre sus usos.
Así pues, el nuevo espíritu del capitalismo (Boltanski y Chiapello, 2002) convierte a la dimensión informacional, en un sentido amplio, en un elemento decisivo para la acumulación
de capital económico, toda vez que, simultáneamente, la capacidad de completar el ciclo de
"información-comunicación-conocimiento-información" ha ido reduciéndose cada vez a
menos países y cada vez a menos sectores sociales dentro de esos mismos países.11 Desde
10
La cita textual de Che Guevara dice: "La ciencia es un arma, un arma que puede utilizarse bien o mal, y que se
utiliza bien cuando está en manos del pueblo, y que se utiliza mal cuando no pertenece al pueblo". Tomada de González
Casanova (2004).
11
Los sucesivos informes sobre el desarrollo humano del PNUD, muestran como la desigualdad sigue siendo
estructural. Crece la pobreza y se polariza la distribución de recursos, a su vez diversos informes sectoriales muestran
como estas diferencias se reproducen en el acceso a la educación, la cultura o las tecnologías de la información y la
comunicación.
242
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
este punto de vista la tensión entre capitalismo cognitivo y globalización de la ignorancia
adquiere toda su pertinencia. Toma la forma de un conflicto permanentemente renovado entre
la democratización de la información, comunicación y el conocimiento y su tendencia contraria
orientada hacia el bloqueo de dicho proceso y la consiguiente globalización de la ignorancia
(Beneyto, 2002). Conviene recordar que lo que está en juego en este conflicto es la propia fundamentación democrática de las sociedades. Sólo las personas que tienen acceso y capacidad
para manejarse en los procesos de información, comunicación y conocimiento pueden intervenir con solvencia en la vida política, cívica o cultural. Sólo una pedagogía política y ciudadana que asuma radicalmente está problemática podrá posibilitar dicha intervención.
Para concluir, a título de modesta contribución empírica que permita ilustrar las reflexiones
anteriores, presento los resultados de un par de investigaciones que he realizado en los últimos años sobre las representaciones sociales del medio ambiente y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y su relación con los procesos de exclusión social. La primera
de ellas fue financiada por la Dirección General de Asuntos Sociales de la Unión Europea; la
segunda, fue financiada y promovida por la plataforma valenciana de entidades del voluntariado e investigó las representaciones sociales de las TIC en las entidades del Tercer Sector en
la sociedad Valenciana.12
La investigación social de las representaciones sociales:
hacia una democratización del conocimiento científico
La mayor parte de la crítica que viene del pensamiento 'revolucionario',
'radical', 'crítico', no permite acercarse a un problema fundamental:
¿qué significan los cambios interdisciplinarios y tecnocientíficos
para quienes luchan por un mundo más justo y más libre?
Y ¿en qué consisten esos cambios del pensar y del hacer
del sistema dominante, del paradigma dominante.
P. González Casanova (2003).
El hecho de que la investigación dominante sobre la percepción, la opinión, las normas y valores de la población en torno a los "problemas del medio ambiente" (Rodríguez, 2002), las
nuevas tecnologías de la información y comunicación o la imagen social de la ciencia se haya
efectuado mayoritariamente mediante la encuesta estadística como instrumento privilegiados
no es casual. Ha posibilitado conjugar los dos sentidos propios del término in-formación de
un modo muy concreto. Por una parte, ha extraído in-formación social sobre sus diversas representaciones. Por otra, le ha dado forma, la ha "normativizado", en el caso de las representaciones medio ambientales que utilizo como ejemplo, en tres dimensiones básicas:
En la teórica, imponiendo una definición que podríamos caracterizar como de "ambientalismo abstracto", entendiendo por tal, una perspectiva que tiende a abstraer los "problemas
del medio ambiente" de las relaciones sociales y políticas donde se producen.
12
La investigación se puede consultar en la siguiente dirección electrónica http://www.aideka.tv/docs/SocInf3sec-
tor.pdf
Julio - Diciembre de 2009
243
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
En coherencia con la perspectiva anterior, en la dimensión metodológica se ha impuesto
la técnica de la encuesta estadística como estrategia privilegiada para su investigación. La
cuantificación de los problemas del medio ambiente permite, mostrando las frecuencias de su
percepción por la población, ocultar la pregunta por su sentido social. La "pre-ocupación" se
propone como la "única" "ocupación", la ocupación "políticamente correcta" de la ciudadanía
en torno al medio ambiente.
En la dimensión praxeológica, ha contribuido a conformar las propias representaciones de
la conciencia medio ambiental que investigaba, a partir de la amplificación mediática de sus
resultados. El mensaje que se trasmite se puede resumir del siguiente modo: existe una "problemática medioambiental" y la población está preocupada o muy preocupada por ella.
En el caso de las investigaciones realizadas sobre las representaciones sociales sobre las
nuevas tecnologías y la imagen social de la ciencia mediante el uso exclusivo de la encuesta
estadística el resultado tiende a ser muy semejante, incluso en los casos "mejor intencionados" en el sentido de la democratización del conocimiento (Vogt y Polino, 2003). A este respecto resultan muy ilustrativas las críticas que Montaña Cámara y López Cerezo (2007) al cuestionario con el que la Fundación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT) mide las representaciones sociales de la ciencia y la tecnología en la sociedad española. En consecuencia,
se impone una apertura cualitativa que ponga en su centro la pregunta por el sentido de la
problemática que se investiga y la sitúe en el contexto concreto de las relaciones sociales y
políticas donde se produce.
Dos últimos ejemplos, a partir de los resultados de dos investigaciones sobre la infoexclusión13 y las representaciones sociales de las tecnologías de la información y la comunicación
realizadas en los dos últimos años en Europa y en la sociedad española. La primera investigación se enmarcaba dentro del programa europeo Transnational Exchange Programe, el
proyecto Transeuropean Resources (and Sources) e-Inclusion Network (TRIN) y tenía por objetivo una primera aproximación cualitativa a la relación entre sociedad del conocimiento,
brecha digital y exclusión social.14 Los objetivos concretos de la investigación se centraron en
tres ámbitos:
13
El concepto de Info-exclusión alude a un conjunto de procesos complejos. Una realidad que en ocasiones añade
una nueva dimensión al proceso o conjunto de procesos que caracterizan la realidad multifactorial y multidimensional
de la exclusión social; y en otras, puede suponer en si misma una nueva y potente forma de exclusión social. En dos
recientes investigaciones financiadas por la Dirección General de Asuntos Sociales de la UE, dicho concepto nos permitió relacionar la exclusión social y la exclusión digital. Su sentido es generalizable a otros desarrollos de la tecnociencia.
14
Los socios de la primer fase de este proyecto fueron Mayo County enterprise Borrad (Irlanda), Staffordshire Social
Services (Reino Unido), Fundación Just Ramírez (España), Colectivo Parke Alkosa (España), asociación Xarxaneta
(España) y Universidad de Valencia (España).
244
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Realizar una primera aproximación al conocimiento de las representaciones sociales de las
Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y la brecha digital15 de los diversos
colectivos sociales en situación de exclusión social16 o susceptibles de padecerla.
Realizar una primera aproximación a las actitudes, normas, usos, necesidades y carencias
de dichos colectivos sociales en relación con las Tecnologías de la Información y la
Comunicación (TIC).
Establecer un primer modelo descriptivo que relacione la exclusión social y la infoexclusión, es decir, la exclusión social procedente o agravada por la brecha digital.
Las conclusiones de dicha investigación indicaban: primero, en la medida que las TIC
suponen una fuente de acceso a nuevos recursos laborales, a la información, el conocimiento y la profundización en la participación ciudadana, la infoexclusión se convierte en estos sectores más desfavorecidos en un elemento que agrava sus condiciones concretas de exclusión
social. A su vez, la dificultad de acceso a las TIC de los sectores sociales más afectados por la
desigualdad social, agrava sus condiciones de exclusión y añade una nueva desigualdad. Por
último, en estos sectores, la vinculación con algún proceso de participación ciudadana (del
tipo que sea) posibilita paliar esta situación de infoexclusión o incluso revertirla. En los discursos y en las prácticas de estos sectores vinculados a la participación política y ciudadana, las
TIC, se conciben como unos instrumentos para transformar y mejorar su situación personal y
colectiva.
15
Según la OCDE la brecha digital define la distancia entre individuos, hogares y empresas y áreas geográficas con
diferentes niveles socio-económicos para tener acceso tanto a las tecnologías de la información y comunicación (TIC)
como al uso de Internet para una amplia variedad de actividades. Por otro lado, como precisan los profesores de la
Universidad de La Laguna Teresa González y Pablo Rodríguez, con el concepto de brecha digital se nombra a la manifestación digital de la vieja desigualdad social, que reproduce, amplifica o provoca en el ámbito de la sociedad de la
información, las desigualdades sociales respecto al acceso a la riqueza, el poder y los privilegios y se suma a las
desigualdades relativas a la clase social, a la educación, al género, a la educación geográfica y al origen étnico. El acceso pleno a las TIC exigen unas Infraestructuras Tecnológicas Informáticas y de Comunicaciones y el desarrollo de una
Infoestructura en sus potenciales usuarios. El desarrollo de dichas infraestructuras tecnológicas es la condición de posibilidad par que una sociedad tenga acceso a las TIC y determina las actividades y el tipo de relaciones telemáticas posibles. El concepto de infoestructura alude a los conocimientos, el grado de formación digital, las representaciones y las
actitudes de los usuarios respecto a las tecnologías de acceso a las redes, tanto por cables como inalámbricas, y a la
información y servicios ofrecidos por ellas. El grado de relación entre estos dos conceptos definen las características
de la brecha digital y su posibilidad de superarla en los diferentes países y, dentro de ellos, en las diferentes clases
sociales y grupos humanos.
16
El concepto de Exclusión social hace referencia al carácter multidimensional de la pobreza. La exclusión social
añade, a la definición meramente económica que acompaña el concepto tradicional de pobreza, una visión más
dinámica. La exclusión social contempla y considera empíricamente otras situaciones como son los problemas derivados del acceso al empleo; las derivadas de las desigualdades de género, de salud, de formación, de etnia, de vivienda,
de analfabetismo digital u otras. Estas dimensiones obstaculizan la vida y agravan el aislamiento de quienes viven en
ellas y hacen más difícil salir de ellas. En última instancia la exclusión social es el reverso de la participación ciudadana
plena, quienes la sufren ven obstaculizadas, gravemente deterioradas o bloqueadas sus posibilidades de participación
ciudadana en la vida de la comunidad.
Julio - Diciembre de 2009
245
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 22
E
S T U D I O S
SOCIALES
El segundo ejemplo procede de una investigación que analizó la intersección actual entre
el Tercer Sector y la sociedad de la información en la sociedad valenciana.17 De esta segunda
investigación me parecer conveniente destacar tres conclusiones. En primer lugar, el trabajo
cualitativo que realizamos nos permitió constatar empíricamente que en las representaciones
sociales de las TIC habitan dos sentidos contrarios (serían, como observó Roland Barthes
(2004) del dinero, un "enantiosema") por una parte, son entendidas como unos instrumentos
que pueden amplificar la dominación social (del Norte sobre el Sur, de los ricos sobre los
pobres...), por otra, se conciben como un elemento de transformación social. Bien en una
dirección progresista y aquí el ejemplo del uso de las TIC por el movimiento zapatista es el
ejemplo tipo; o bien, dentro de la lógica del nuevo espíritu del capitalismo como un elemento para aumentar las conexiones en la red y, en consecuencia, el capital social e informacional,
el monopolio del saber tecnológico y la infoexclusión.
La segunda conclusión tiene que ver con lo que nuestros informadores nos dijeron en las
entrevistas abiertas y en los grupos de discusión: las nuevas tecnologías de la información y
la comunicación eran mayoritariamente concebidas, por parte de las entidades del Tercer
Sector valenciano, como un instrumento para potenciar los procesos de igualdad social,
ampliación de la participación política de la ciudadanía y conseguir una mayor democratización del conocimiento.
La última conclusión tiene que ver con lo que nosotros vimos, es decir, con lo pudimos
deducir a partir de lo que observamos en el proceso de investigación. Se podría formular así:
en el actual contexto histórico de globalización capitalista, la propiedad del conocimiento científico y de sus aplicaciones tecnológicas es un espacio vertebral en la dialéctica entre la conservación o la transformación de dicho orden social. En este sentido, la democratización en el
acceso al conocimiento científico y la decisión colectiva sobre el uso de las nuevas tecnologías
sólo es posible mediante la repolitización de la ciudadanía, exige, por último, la activa participación política de la sociedad civil y de sus nuevos movimientos sociales.
17
La investigación fue financiada por la Plataforma Valenciana de Entidades del Voluntariado Social. La investigación se encuentra disponible en la siguiente dirección electrónica: http://www.aideka.tv/wka/articulos/articulos.php
246
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 23
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Alonso, L. E. (2007) La crisis de la ciudadanía laboral. Madrid, Anthropos.
Álvarez, F. y Varela, J. (2004) Sociología, capitalismo y democracia. Madrid, Morata.
Amadeu da Silveira, S. (2001) Exclusao Digital. A Miséria na era da Informaçao. Sao
Paulo, Editora fundaçao Perseo Abramo.
Arriscado, J. (2002) "As Dinámicas da(s) Ciencia (s) no Perímetro do Centro: Una
Cultura Científica de Fronteira" en Revista Crítica de Ciencias Sociais. No.63.
Bachelard, G. (1982) La formación del espíritu científico. Buenos Aires. Siglo XXI.
Balandier, G. (1990) El desorden. La teoría del caos y las ciencias sociales.
Barcelona, Gedisa.
Barthes, R. (2004) Roland Barthes por Roland Barthes. Barcelona, Paidós Contextos.
Bauman, Z. (2001) La posmodernidad y sus descontentos. Madrid, Akal.
Beck, U. (1998) Políticas ecológicas en la edad del riesgo. Barcelona, El Roure.
(2008) La sociedad del riesgo mundial. En busca de la seguridad perdida.
Barcelona, Paidós.
Bloor, D. (1998) Conocimiento e imaginario social. Barcelona, Gedisa.
Boltanski, L. y E. Chiapello (2002) El nuevo espíritu del capitalismo. Madrid, Akal.
Bourdieu, P. (2001) Contrafuegos 2. Anagrama. Barcelona.
(2003) El oficio de científico. Ciencia de la ciencia y reflexividad. Barcelona,
Anagrama.
(2000) El sociólogo y las transformaciones recientes de la economía en la
sociedad. Buenos Aires, Libros del Rojas/Universidad de Buenos Aires.
Camara, M, y J. López Cerezo, (2007) "Dimensiones de la cultura científica" en
Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en España. FECYT, pp. 39.
Castel, R. (1998) La metamorfosis de la cuestión social. Buenos Aires, Paidós.
Castells, M. (2000) La era de la información. La sociedad red. Madrid, Alianza
Universidad.
Castells, M. e I, Tubella, (dir.) (2007) La transición a la sociedad red. Barcelona,
Ariel.
Castilla, A. (2008) "La gran convergencia tecnológica del siglo XXI" en Nanotecnologías: sociedad, salud y medio ambiente. Ciclo complutense de ciencia y
tecnología. Fundación General Universidad Complutense Madrid.
Castoriadis, C. (1996) "La democracia como procedimiento y como representación"
en Iniciativa Socialista. No. 38.
Cutcliffe, S. (2003) Ideas, máquinas y valores. Los estudios de ciencia tecnología y
sociedad. Barcelona, Anthropos.
Champagne, P. (2004) "Bourdieu, un sociólogo político" en Pierre Bourdieu, las herramientas del sociólogo. L., Alonso, E. Martín Criado, J. L. Moreno Pestaña,
(eds.), Madrid, Editorial Fundamentos.
Fernández, R.; M. Etxezarreta y M. Sáezz (2001) Globalización capitalista. Luchas y
resistencias. Madrid, Virus Editorial.
Fisher, F. (2000) Citizen Participation and Environmental Risk: The Politics of Local
Knowledge. Dirham-Londres, Duke University.
Julio - Diciembre de 2009
247
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 24
E
S T U D I O S
SOCIALES
García dos Santos, L. (2003) Politizar as Novas Tecnologías. O Impacto Sócio-técnico da Informaçao Digital e Genética. Sao Paulo, Editora 34.
Georgescu, N. (1996) La ley de la entropía y el proceso económico. Madrid,
Fundación Argentaria.
González, P. (2004) Las nuevas ciencias y las humanidades. De la Academia a la
Política. Madrid-Barcelona, Anthropos.
Hall, S. (1996) "The Problem of Ideology: Marxism Without Guarantees" en Morley y
Chen (org.) Stuart Hall: Critical Dialogues in Cultural Studies. London,
Routledge.
Ibáñez, J. (1983) "Hacia un concepto teórico de explotación" en Sistema. No. 53,
marzo.
Iranzo, J. y Blanco, R. (1999) Sociología del conocimiento científico. Madrid, CIS.
Latour, B. (1983) "Give me a Laboratory and I Will Raise the World" en K. D. KnorrCetina y M. Mulkay (eds.) Science Observed. London, Sage.
Latour, B.; Bastide, L. (1988) "La ópera científica. Materiales para un análisis sociosemióticos de los textos científicos" en Archipiélago. 1 pp. 63-65.
Leach, M.; Scoones, I.; Wynne, B. (2005) Science and Citizens. Lodon-New Cork, Zed
Books.
Leff, E. (2002) Saber ambiental. Sustentabilidad, racionalidad, complejidad, poder.
México, Siglo XXI.
Legendre, P. (2008) Lo que occidente no ve de occidente. Conferencias en Japón.
Buenos Aires, Amorrortu.
Lizcano, E. (2006) Metáforas que nos piensan. Sobre ciencia, democracia y otras
poderosas ficciones. España, Ediciones Bajo cero/Traficantes de sueños.
López, J. (2007) "Democracia en la frontera" en Revista CTS. Número. 8, pp. 127142.
Mankell, H. (2004) Cortafuegos. Barcelona, Tusquets.
Martins, P. (2005) Nanotecnologia, Sociedade e Meio Ambiente. Sao Paulo,
Associaçao Editorial Humanitas.
(org.), (2006) Nanotecnologia, Sociedade e Meio Ambiente. Sao Paulo,
Xama Editora.
Menéndez, E. (2002) La parte negada de la cultura. Relativismo, diferencias y racismo. Barcelona, Bellaterra.
Money, P. (2002) O século 21. Sao Paulo, Expressao Popular.
Naredo, J. M. (1987) La economía en evolución. Historia y perspectivas de las categorias básicas del pensamiento econômico. Madrid, Siglo XXI.
Nordmann, A. (rapporteur) (2004) Converging Tecnologies. Shaping the Future of
European Societies. Luxembourg, European Comisión, EUR 21357.
Nunes, J. (1999) "Para Além das <<duas culturas>>: Tecnociencias, Tecnoculturas
e Teoria Crítica" en Revista crítica de ciencias sociais. No.52/53, pp. 15-60.
Ortí, A. (1994) "La estrategia de la oferta en la sociedad neocapitalista de consumo:
génesis y praxis de la investigación motivacional de la demanda" en Política y
Sociedad. No. 16, Pp. 59-61.
Riechmann, J. (2000) Un mundo vulnerable. Ensayos sobre ecología, ética y tecnociencia. Madrid, La catarata.
248
Nanotecnología
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 25
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
(2004) Transgénicos: el haz y el envés. Madrid, Editorial Catarata.
Roco, M, e Bainbridge, W (Ed.) (2002)"Converging Technologies for Improving
Human Performance. Nanotechnology, Biotechnology. Information Technology
and, Cognitive Science". Informe patrocinado por NSF/DOC, Virginia, USA.
Rodríguez, J. M. (2002) "Los discursos sobre el medio ambiente en la sociedad
valenciana (1996-2000)" en Quaderns de ciències socials. No. 8.
(2004) "El oficio de la reflexividad. Notas en torno a Pierre Bourdieu y la
tradición cualitativa en la sociología crítica española" en Pierre Bourdieu, las
herramientas del sociólogo. Martín Alonso, L., E. Criado, J. L. Moreno Pestaña,
(eds) Madrid, Editorial Fundamentos.
Santos, B. (org.) (2004) Semear Outras Soluçoes. Os Caminhos da Biodiversidade
e Dos Conhecimientos Rivais. Porto, Ediçoes Afrontamento.
(1989) Introduçao a uma Ciencia Pós-moderna. Porto, Ediçoes
Afrontamento
(2007) A Gramática do Tempo. Para una nueva cultura política. Sao Paulo,
Cortez Editora.
(1999) Per la Mao de Alice. O Social e o Político na Pos-modernidade. Brasil,
Cortez Editora.
(2000) A Crítica da Razao Indolente. Contra o Desperdicio da Experiencia.
Sao Paulo, Cortez editora.
Serres, M. (1991) El paso del Noroeste. (Hermes V). Madrid, Ed. Debate/Consejo
Superior de Investigaciones Científicas.
Sibilia, P. (2005) El hombre postorgánico. Cuerpo, subjetividad y tecnologías digitales. Buenos Aires, FCE.
Sousa, B. (2003) Conhecimiento Prudente para una Vida Decente. Porto, Ediçoes
Afrontamento.
Testart, J. (2006) "La ciencia como religión" en Le Monde Diplomatique. Santiago de
Chile, ed. Ciencia Tecnología y Sociedad. Editorial Aún creemos en los sueños,
pp. 7-16.
Vidal, J. (2002) La ventana global. Madrid, Taurus.
Vogt, C., Polino, C. (orgs.) (2003) Percepción pública de la ciencia. Resultados de la
encuesta en Argentina, Brasil, España y Uruguay. Sao Paulo. Editora Unicamp.
Varios autores (2003) Percepción social de la ciencia y la tecnología en España.
Madrid, FECYT.
(2004) "Capitalismo cognitivo. Propiedad intelectual y creación colectiva.
Traficantes de sueños". Madrid. Versión digital disponible en
http://traficantes.net/editorial/capitalismocognitivo.htm (12/03/2008)
Wallerstein, I. (2003) Utopística. Les Opcions Históriques del Segle XXI. Valencia.
Universitat de València.
Woolgar, S. (ed.) (1988) Knowledge and Reflexivity. New Frontiers on the Sociology
of Knowledge. London, SAGE.
Julio - Diciembre de 2009
249
res3411.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 26
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 1
Eros antes que
Prometeo.
Reconsideración
de la filosofía
de la tecnología
de Ortega:
Una relectura de su
Meditación a la Técnica
desde el principio de la
biomímesis
Jorge Riechman*
Fecha de recepción: julio de 2008
Fecha de aceptación: noviembre de 2008
* Universidad de Barcelona.
Correo electrónico: [email protected]
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 2
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 3
Eros antes que Prometeo. Reconsideración
de la filosofía de la tecnología de Ortega:
Una relectura de su Meditación a la Técnica
desde el principio de la biomímesis
Jorge Riechmann
Resumen
Una relectura crítica de uno de los textos seminales de la filosofía de la tecnología del siglo XX,
la Meditación de la técnica de Ortega y Gasset (1933), permite ganar perspectiva para valorar
la encrucijada civilizatoria donde nos encontramos hoy. Remedando el lema del Foro Social
Mundial de Porto Alegre: muchas técnicas son posibles y otras técnicas son posibles, pero
¿seguiremos la vía de una técnica biomimética capaz de aprender de la naturaleza o, más bien,
nos embarcaremos en las dudosas aventuras que nos propone la tecnociencia sintética? Eros
ha de situarse en el puesto de mando, frente al impulso tanático que alienta en la tecnociencia.
Palabras clave: filosofía de la técnica, tecnociencia, tecnósfera, progreso, biomímesis, nanotecnología, nanomateriales, cultura de la sostenibilidad, autolimitación.
Abstract
The philosophy of technology has one of its seminal texts in Meditación de la técnica, some
lectures José Ortega y Gasset gave in 1933. I suggest that re-reading this work could facilitate
us a better perspective to evaluate the civilization crossroads where we stand today. We could
say -imitating the World Social Forum's motto--: many techniques are possible, and other techniques are possible, but shall we go the way of a biomimicry technology which could learn from
Julio - Diciembre de 2009
253
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 4
E
S T U D I O S
SOCIALES
nature, or shall we follow the dubious paths which synthetic technoscience suggests? Eros
should have command, and not the thanatic drive which lives in technoscience.
Key words: philosophy of the science, technoscience, technosphere, progress, biomimesis,
nanotechnology, nanomaterials, sustainability culture, selflimitation.
254
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 5
El peligro principal para el hombre es el hombre mismo.
Ninguna catástrofe natural iguala las catástrofes, las matanzas,
los holocaustos provocados por el hombre contra el hombre.
Hoy el hombre sigue siendo, más que nunca, el enemigo del hombre,
no sólo porque sigue entregándose como nunca a la matanza de
sus semejantes, sino también porque sierra la rama donde
está sentado: el medio ambiente.
(Castoriadis, 2006: 279)
El progresismo, al creer que ya se había llegado a un nivel histórico
en que no cabía sustantivo retroceso, sino que mecánicamente se avanzaría
hasta el infinito, ha aflojado las clavijas de la cautela humana y ha
dado lugar a que irrumpa de nuevo la barbarie en el mundo.
(Ortega y Gasset, 1982: 40)
Día a día los hombres seguimos envejeciendo./ Año tras año es imposible
retener la primavera.// El gozo mutuo reside en esta copa de vino./
Es inútil lamentar que se vuelen las flores.
(Wei, 2004: 119)
.
Técnica como "sobrenaturaleza"
E
l ser humano -o más bien los antepasados homínidos del actual Homo
sapiens sapiens- comienza su andadura sobre el planeta Tierra, hace más de tres millones de
años, como una especie animal más, sujeta a las mismas constricciones ecológicas y a los
mismos mecanismos evolutivos que las demás. Pero a partir de cierto momento de su historia evolutiva este homo -que llega a ser Homo sapiens y que es decisivamente Homo faberdesarrolla técnicas que le posibilitan un creciente dominio de su entorno natural, y con ellas
cierta independencia respecto de la naturaleza. Con nuestra propia especie, Homo sapiens
sapiens, se da un salto cualitativo (casi con seguridad asociado a la aparición del lenguaje
articulado): estamos hablando de los últimos 150.000 años.
Don José Ortega y Gasset (1883-1955), en su obra Meditación de la técnica (1982) (que
aquí abreviaré MT), describe cómo a partir de cierto estadio el ser humano no es tanto el fruto
de la adaptación a un medio natural, sino más bien -crecientemente- el producto de la
adaptación del medio natural a él. Se trata de una serie de lecciones que impartió en la
Universidad de Verano de Santander en 1933, que constituyen, sin duda, uno de los clásicos
Julio - Diciembre de 2009
255
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
de la filosofía de la tecnología del siglo XX y, que a mi entender, siguen teniendo mucho interés
para los meditadores de la técnica.
A diferencia de los demás animales, el ser humano no satisface sus necesidades adaptándose a la naturaleza: introduce entre él y el mundo natural esa mediación, esa "supranaturaleza" técnica que hoy solemos llamar tecnósfera. Mediante la técnica va conformando el
mundo natural para adaptarlo a sus necesidades y apetitos. El desarrollo de la técnica humana
equivale nada menos que a un "segundo Génesis":
Hoy el hombre no vive ya en la naturaleza sino que está alojado en la sobrenaturaleza que ha creado en un
nuevo día del Génesis: la técnica. (...) Actos técnicos no son aquellos en que el hombre procura satisfacer
directamente las necesidades que la circunstancia o naturaleza le hace sentir, sino precisamente aquellos que
llevan a reformar esa circunstancia eliminando en lo posible de ella esas necesidades, suprimiendo o menguando el azar y el esfuerzo que exige satisfacerlas. (...) El hombre (...) segrega, por decirlo así, una sobrenaturaleza adaptando la naturaleza a sus necesidades. La técnica es lo contrario de la adaptación del sujeto
al medio, puesto que es la adaptación del medio al sujeto (MT, 14 y 31).1
Una consecuencia de la antropología filosófica de Ortega
Antes de ir más allá, vale la pena reparar en una interesante consecuencia del planteamiento
de Ortega que se deriva de su concepción del sujeto humano: de su antropología filosófica. Si
la técnica es "la adaptación del medio al sujeto" humano (MT, 31), pero por otro lado este sujeto humano no existe en sentido pleno, ya que "existir como el hombre [es] meramente posibilidad de ello y esfuerzo hacia lograrlo" (MT, 51),2 entonces la adaptación del medio no tiene
como referente algo definido, una constante, sino un sujeto proteiforme que puede ser
muchas cosas diferentes.
1
Tiene interés atender a la reflexión sobre supervivencia y bienestar que propone Ortega: "El empeño del hombre
por vivir, por estar en el mundo, es inseparable de su empeño de estar bien. (...) Vida significa para él no simple estar,
sino bienestar (...). Hombre, técnica y bienestar son, en última instancia, sinónimos. (...) Las finalidades son distintas:
de un lado servir a la vida orgánica, que es adaptación del sujeto al medio, simple estar en la naturaleza. De otro, servir
a la buena vida, al bienestar, que implica adaptación del medio a la voluntad del sujeto" (MT, p. 33, 35 y 36).
2
La idea orteguiana del ser humano como puro existir que se construye históricamente a sí mismo a través de lo
que elige cabe retrotraerla a Pico della Mirandola (1463-1494), uno de los fundadores del pensamiento humanista
europeo. Escribió en su famosísima Oración sobre la dignidad humana: "Por eso Dios escogió al hombre como obra
de naturaleza indefinida, y una vez que lo hubo colocado en el centro del mundo, le habló así: -No te he dado un rostro, ni un lugar propio, ni don alguno que te sea peculiar, Oh, Adán, para que tu rostro, tu lugar y tus dones tú los
quieras, los conquistes y los poseas por ti mismo. La naturaleza encierra a otras especies en leyes por mí establecidas.
Pero tú, que no estás sometido a ningún límite, con tu propio arbitrio, al que te he confiado, te defines a ti mismo. Te
he colocado en el centro del mundo, para que puedas contemplar mejor lo que éste contiene. No te he creado ni celeste
ni terrestre, ni mortal ni inmortal, para que por ti mismo, libremente, a guisa de buen pintor o hábil escultor, plasmes
tu propia imagen. Podrás degenerar en cosas inferiores, como son las bestias; podrás, según tu voluntad, regenerarte
en cosas superiores, que son divinas" (G. Pico della Mirandola, De hominis dignitate). Pero frente a la afirmación de
Ortega según la cual el ser humano no tiene naturaleza, sino que tiene historia, yo argüiría: el ser humano tiene historia y también tiene naturaleza. Véase Riechmann, 2005: 202-204.
256
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
De alguna manera, por tanto, la operación de "adaptar el medio al sujeto", siendo éste
cambiante y proteiforme, exigiría una maleabilidad semejante por parte de la naturaleza. Y
quizá pueda verse aquí una de las razones profundas del fracaso socioecológico (no sería
exagerado hablar incluso de ecocidio) en que, a mi entender, desemboca esta estrategia: la
naturaleza no es infinitamente maleable, tiene consistencia y estructura. El pensamiento ecologista ha insistido en la importancia de reconocer estas consistencias y los límites que imponen a la acción humana.
Reforma de la naturaleza: ¿ilimitada o limitada?
Hegel escribió que la naturaleza no es sino "el punto de partida que el ser humano tiene la
obligación de transformar". Para Ortega, la cuestión de la técnica es la de la reforma de la naturaleza en el sentido de los deseos humanos (MT, 75), deseos que persiguen bienestar y felicidad (MT, 56).3 Cabe preguntarse entonces, (A) si esa reforma ha de aceptar o no determinados límites (si estamos hablando de una reforma total o de una reforma parcial); y también (B)
si estamos hablando de un solo tipo de reforma, o más bien de múltiples reformas posibles,
algunas de las cuales serían preferibles a otras.
En cuanto a (A) la respuesta del filósofo madrileño es: "capacidad de cambio y progreso,
en principio, ilimitados" (MT, 75). Según Ortega, ya en el estadio maquinístico de la Revolución
Industrial.
pasa el instrumento a primer plano y no es él quien ayuda al hombre, sino al revés, el hombre es quien simplemente ayuda y suplementa a la máquina. Por eso ella, al trabajar por sí y desprenderse del hombre, ha
hecho caer a éste intuitivamente en la cuenta de que la técnica es una función aparte del hombre natural,
muy independiente de éste y no atenida a los límites de éste (...). Lo que pueden hacer las máquinas que el
hombre es capaz de inventar es, en principio, ilimitado. (...) El hombre está hoy, en su fondo, azorado precisamente por la conciencia de su principal ilimitación. Y acaso ello contribuye a que no sepa ya quién es. (...)
La técnica, al aparecer por un lado como capacidad, en principio ilimitada, hace que al hombre puesto a vivir
de fe en la técnica y sólo en ella, se le vacíe la vida. Porque ser técnico y sólo técnico es poder serlo todo y
consecuentemente no ser nada determinado (MT, 82-83).
Tres cuartos de siglo después de Ortega, quizá tendríamos que tratar este asunto con algo
más de prudencia. Frente al impulso "activista" y "creacionista" característico de la moderna
tecnociencia, el pensamiento informado ecológicamente recomienda una extrema prudencia
a la hora de emprender "recreaciones" fundamentales de la naturaleza, ya que en tales trances
tenemos una altísima probabilidad de que el tiro nos salga por la culata. La historia de las
maldiciones y bendiciones de la energía nuclear o de la química de síntesis, a lo largo de los
últimos setenta años, ilustraría suficientemente este punto. Sobre (B) volveré más abajo.
3
Desde luego, cabría preguntar: ¿Qué quiere decir bienestar -un concepto básico para Ortega: véase MT, p. 36en la era del capitalismo de consumo y la crisis ecológica generalizada?
Julio - Diciembre de 2009
257
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
La estrategia de "adaptar el medio al sujeto"
tropieza con problemas
En cualquier caso, aceptemos o no la idea del indeterminado sujeto proteico de Ortega, de lo
que hoy no cabe duda de que esta estrategia de "adaptar el medio al sujeto" -que para Ortega
constituye la esencia de la técnica, pero que quizá caracterice sólo a un determinado tipo de
técnica- tiene un costo ecológico y entrópico creciente. Usamos cantidades mayores de
energía y materiales y sobreexplotamos y degradamos los ecosistemas para mantener constantes ciertas condiciones artificiales (en vez de introducir cierta flexibilidad para adaptarnos a
condiciones cambiantes, con gasto mucho menor de neguentropía).
Así, por ejemplo, una economía industrial "fosilista" (cuya energía básica son los combustibles fósiles) está causando el calentamiento antropogénico del planeta (por intensificación del "efecto invernadero"). Pero en lugar de ralentizar esa economía, disminuir su escala
(el tamaño relativo de esa economía con respecto a la biósfera) y descarbonizar sus fuentes
energéticas (y con todo ello mitigar el calentamiento), lo que tenemos más bien es una
especie de huida hacia delante: sigue aumentando el uso de energía, y ahora se destina parte
de ese sobreconsumo a tratar de contrarrestar los efectos del cambio climático, "adaptando"
la sociedad a las nuevas condiciones. Esta realimentación positiva produce todavía mayor desorganización, mayor crecimiento de la entropía... No puede salir bien.
La técnica es necesaria, pero otras técnicas son posibles
Ortega concibe al ser humano como animal inacabado, deficitario en pautas para orientar su
conducta en el mundo [un ser "con los instintos casi borrados" (MT, 22); "un ser que consiste
en aún no ser", (MT, 48)]. Y deriva de esta concepción la no coincidencia del ser humano con
el mundo: "Mientras todos los demás seres coinciden con sus condiciones objetivas -con la
naturaleza o circunstancia-, el hombre no coincide con ésta, sino que es algo ajeno y distinto
de su circunstancia" (MT, 27).
Ahora bien, de ahí no se sigue que el encajar en el mundo tenga que darse reinterpretándolo como máquina, como Ortega parece pensar y como sin duda suponían los fundadores
de la ciencia y la técnica modernas (Galileo, Descartes, Huygens): "Vivir es hallar los medios
para realizar el programa que se es. El mundo, la circunstancia se presenta desde luego como
primera materia y como posible máquina (...). El hombre se resuelve a buscar en el mundo la
máquina oculta que encierra para servir al hombre" (MT, 52). Por el contrario, esta concepción
mecanicista es sin duda errada en muchos contextos -y en particular cuando tenemos que
habérnoslas con organismos o con ecosistemas-, y hay que afirmar con vigor: otras técnicas
-despegadas de una ciencia reductivamente mecanicista- son posibles...
La técnica es necesaria. Tanto la técnica en esa dimensión existencial que dibuja Ortega,
donde el ser humano es un animal inacabado que tiene que autoproducirse o autofabricarse,
como también la técnica en cuanto factum: no hay ser humano sin herramientas, sin tecnósfera de algún tipo, por sencilla que ésta sea. Como dice el filósofo madrileño: "sin la técnica el
hombre no existiría ni habría existido nunca" (MT, 13).
258
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Pero -remedando el lema del Foro Social Mundial- muchas técnicas son posibles y otras
técnicas son posibles. Esto lo dice también Ortega con mucha elocuencia. En sus lecciones de
1933, entre otros propósitos, intenta "reobrar contra una tendencia, tan espontánea como
excesiva, reinante en nuestro tiempo, a creer que, al fin de cuentas, no hay verdaderamente
más que una técnica, la actual europeo-americana, y que todo lo demás fue sólo torpe rudimento y balbuceo hacia ella". Por el contrario, este técnica occidental es sólo "una de tantas
en el panorama vastísimo y multiforme de las humanas técnicas" (MT, 70). Para Ortega la técnica, lejos de ser una variable independiente, es función del proyecto vital humano, idea en la
que hace pie para criticar la noción heredada de progreso:
Más aún, por más que en estas experiencias se alcen voces críticas, lo cierto es que la mayoría de ellas suponen una concepción linear del proceso de innovación, anclada en modelos
más o menos tradicionales. Aquí la cuestión clave es la dinámica de aceleración de unas
trayectorias nanotecnológicas por ciertos senderos (path-dependency) que limitan cada vez
más las posibilidades de modificar la dirección del desarrollo nanotecnológico. En otras palabras, nos encontramos ante un problema básicamente de irreversibilidad. A medida que las
redes nanotecnológicas se extiendan y consoliden, la capacidad de los ciudadanos de influir
sobre las mismas irá disminuyendo drásticamente.
La idea del progreso, funesta en todos los órdenes cuando se la empleó sin crítica, ha sido también aquí fatal.
Supone ella que el hombre ha querido, quiere y querrá siempre lo mismo, que los anhelos vitales han sido
siempre idénticos y la única variación a través de los tiempos ha consistido en el avance progresivo hacia el
logro de aquel único desideratum. Pero la verdad es todo lo contrario: la idea de la vida, el perfil del bienestar se ha transformado innumerables veces, en ocasiones tan radicalmente, que los llamados progresos técnicos eran abandonados y su rastro perdido (MT, 36-37).
El filósofo madrileño insiste: "La técnica es función del variable programa humano. (...) Es
el proyecto quien suscita la técnica, la cual, a su vez, reforma la naturaleza" (p. 59). Propongo
que nos tomemos este asunto muy en serio y que -con el trasfondo de esa amenazadora crisis socioecológica que constituye a comienzos del siglo XXI "el tema de nuestro tiempo" examinemos algunos ejemplos contemporáneos de los que apuntan, quizá, hacia el futuro.
La “agricultura de sistemas naturales” del Land Institute (Kansas)4
Para empezar, echemos una ojada a una línea de investigación agropecuaria avanzada. El
punto de partida de Wes Jackson y su gente en el Land Institute de Kansas es una duda abismal: la sospecha de que acaso domesticamos las especies equivocadas en la Revolución
Neolítica, hace nada menos que unos diez mil años.
En efecto, a poco que se reflexione sobre el asunto, se aprecia que los monocultivos de
plantas de ciclo anual son una "mala solución" ecológica. Llevan consigo tres graves fuentes
de daño: (I) erosión, por tener que labrar la tierra cada temporada, desnudándola durante una
4
Reproduzco aquí, con leves modificaciones, un parágrafo de mi libro Cuidar la T(t)ierra (Riechmann, 2003).
Julio - Diciembre de 2009
259
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
parte del año; (II) plagas, al artificializarse los agroecosistemas hasta el monocultivo; y (III) pérdida de biodiversidad silvestre y agrícola.
Por eso, el genetista Wes Jackson y los demás investigadores del Land Institute de Salina
(Kansas, Estados Unidos) hablan de que, además de los problemas dentro de la agricultura
(residuos de plaguicidas en la comida, número decreciente de agricultores, etc.), tenemos el
problema de la agricultura: la agricultura como problema. La propuesta de solución que llevan más de un cuarto de siglo investigando ha sido bautizada como agricultura de sistemas
naturales, y está basada en la idea de policultivos perennes.
El cometido de una investigación agroecológica que se proponga la sustentabilidad como
objetivo no debe ser otro que el de idear agroecosistemas cuya estabilidad y productividad sea
comparable a la de los ecosistemas naturales. Ahora bien, lo que hallamos en la naturaleza en los ecosistemas silvestres- no son de ninguna manera monocultivos de ciclo anual, sino
asociaciones de plantas perennes. Wes Jackson miró a su alrededor en Kansas y lo que vio
como ejemplo era la pradera americana. Las investigaciones del Land Institute a partir de
1976, en sus apenas 275 acres de tierra, han demostrado que agroecosistemas modelados de
acuerdo con el ejemplo de la pradera son viables: policultivos de plantas perennes. En ellos,
las raíces perennes protegen la estructura del suelo; su fertilidad se preserva con los aportes
naturales de las plantas; la diversidad impide el desarrollo de plagas. En esta agricultura de
sistemas naturales, apenas haría falta aporte externo de energías no renovables.
Hoy en día, gracias a la ecología y a la biología evolutiva, tenemos la "gramática básica"
necesaria para lograr mezclas de cultivos que imiten la estructura básica de la pradera originaria. Una planta perenne de las praderas básica en estos policultivos experimentales del Land
Institute es Tripsacum dactyloides (eastern gama grass en inglés), con gran producción de
semillas, sabor a maíz, y tres veces más contenido en proteínas que el maíz. Se han realizado pruebas con muchas especies vegetales más. La mezcla más prometedora, de momento,
combina Tripsacum dactyloides (una herbácea de la estación cálida) con Leymus racemosus
(una herbácea de la estación fría), ambas para producir grano; con una leguminosa,
Desmanthus illinoensis, para fijar nitrógeno al suelo y, al mismo tiempo, producir abundante
proteína vegetal, y con una variedad de girasol (por el aceite).
El desafío al que se enfrentan los investigadores es obtener policultivos estables (para eso
hace falta añadir más especies, seguramente hasta totalizar ocho o diez plantas), de alto
rendimiento, sin erosión más allá del nivel de formación de nuevo suelo, que fijen su propio
nitrógeno del aire, que puedan ser cosechados mecánicamente y sin plagas ni malas hierbas. Y a todo ello los investigadores del Land Institute añaden el objetivo de justicia social.5
5
Para que un tipo de agricultura sea socialmente deseable no basta con su sostenibilidad ecológica, claro está:
podría ser compatible con un mundo donde millones de personas siguiesen padeciendo hambre y desnutrición.
Pediremos además que sea lo suficientemente productiva como para atender a las necesidades básicas y los deseos
razonables de toda la población mundial, que potencie la ocupación del campo y el desarrollo rural, que sea compatible con la preservación de la diversidad cultural, que fomente la equidad social...
260
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
El horizonte temporal que se dan para esta revolución agrícola -que conduciría a los
agroecosistemas más sustentables que quepa imaginar- es medio siglo. Para recorrer, en un
tiempo históricamente tan breve, un camino que a los agricultores neolíticos les llevó siglos;
harán falta todos los recursos de la moderna investigación agronómica -incluyendo las herramientas de la biología molecular-, pero puestos al servicio de objetivos radicalmente diferentes a los del insostenible productivismo que hoy prevalece.
Un edificio como un árbol, una ciudad como un bosque
Veamos otro ejemplo, en este caso procedente del ámbito de la edificación sostenible. Un
conocido ecoarquitecto, William McDonough,6 ha propuesto tres principios sencillos para el
diseño y la construcción de edificios que -si se piensan bien las cosas- resultan ser principios
de sustentabilidad para cualquier actividad productiva humana (McDonough, 1996). Se trata
de lo siguiente:
1) Todo el desperdicio tiene que transformarse en alimento. La naturaleza no conoce el
residuo: los residuos de un proceso son insumos para otro proceso, de manera que los
ciclos se cierran.
2) Toda la energía debe fluir. Los procesos han de moverse gracias a la inagotable, renovable energía del sol (y no merced a depósitos finitos de energía, como los combustibles fósiles).
3) La biodiversidad resulta esencial: es lo que proporciona a los ecosistemas su resistencia y adaptabilidad a los cambios.
"Las cosas que elaboramos deben no sólo alzarse desde el suelo sino volver a él, la tierra
a la tierra, el agua al agua, de manera que todo lo que recibimos de la Tierra pueda ser devuelto sin causar daño a ningún sistema viviente", escribe McDonough.
Trabajando con un equipo reunido por el profesor David Orr, del Oberlin College, concebimos la idea de un
edificio y su entorno que funcionaran del mismo modo que un árbol. Imaginamos distintas formas de que
pudiera depurar el aire, crear sombra y hábitat, enriquecer la tierra y cambiar según las estaciones, eventualmente aportando más energía de la que necesitaría para funcionar. Tendría paneles solares en el tejado, una
línea de árboles en el lado norte del edificio para protegerlo del viento y aumentar la biodiversidad, un interior diseñado para cambiar y adaptarse a las preferencias funcionales y estéticas de las personas, con tarimas y moquetas alquiladas, un aljibe que almacenaría agua para el riego, una máquina viviente en su interior [sistema de autodepuración de aguas con base biológica] y aparte del edificio -que consta de un estanque
lleno de organismos y plantas especialmente seleccionados para la limpieza de los efluentes; aulas y amplios
espacios públicos orientados hacia el oeste y el sur para aprovechar el sol; cristales especiales en las ventanas para controlar la cantidad de luz ultravioleta que penetrara en el edificio; un bosque restaurado en el
lado este del edificio; y una forma de concebir el mantenimiento del paisaje y de los suelos que harían innecesarios los plaguicidas o el regadío. Estas características están actualmente en proceso de optimización -en su
6
Coautor de un libro importante: McDonough/Braungart 2002 (Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make
Things). Ambos autores son también socios en una consultoría de diseño industrial; su página web tiene cosas de
mucho interés: www.mbdc.com.
Julio - Diciembre de 2009
261
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
primer verano, el edificio comenzó a generar más energía de la que utilizaba-, lo cual hace de él un modesto
pero esperanzador comienzo. Imaginemos un edificio como un árbol, una ciudad como un bosque
(McDonough/Braungart, 2005: 132-133).
Hacia la fábrica de cervezas sostenible
Un tercer ejemplo nos introduce en el ámbito de la producción limpia (puede verse al respecto Riechmann/Fernández, 1998; así como Blount/Clarimón/Cortés/Riechmann/Romano, 2003).
Desde las Islas Afortunadas llegan noticias alentadoras acerca de la política medioambiental
de la Compañía Cervecera de Canarias (CCC) con sede en Las Palmas, una de las principales
productoras de cerveza a nivel nacional, a través de sus marcas Dorada y Tropical. En 2004
puso en marcha una planta de depuración de aguas residuales en la fábrica de Las Palmas de
Gran Canaria, completada en 2006 con una planta de biogás que transforma los gases procedentes de la depuradora en energía térmica y eléctrica (reduce en 17% el consumo, así como
las emisiones a la atmósfera y los vertidos). En 2008 la CCC está trabajando en el
aprovechamiento del bagazo, residuo sólido procedente de la malta con el que se elabora la
cerveza. Hasta ahora, su rápida descomposición impedía alimentar con él al ganado, pero gracias al tratamiento con una enzima será posible conservar sus propiedades durante al menos
doce meses. El proyecto, todavía en fase experimental, se está llevando a cabo con resultados
positivos en varias cabañas ganaderas de Tenerife -donde CCC tiene una segunda fábrica- y se
aspira a que cubra en un futuro 15% del sustento de los animales. Con esta acción, la compañía ajustará su capacidad de reciclaje y reutilización de los residuos, actualmente -según sus
datos- en 81%.
El interés por reducir el impacto ambiental se extiende al empeño en reducir los kilómetros que recorre la
cerveza hasta llegar al consumidor, su esfuerzo en materia de ecodiseño y la voluntad de comprometer a
todos los elementos de la cadena de suministro en los principios de desarrollo sostenible. Recientemente, la
marca Tropical ha sustituido su botella topacio por otra verde. Dado que Canarias es excedentaria en vidrio
de ese color, el cambio reducirá al mínimo la necesidad de materia prima virgen incrementando al mismo
tiempo su capacidad de reciclaje, actualmente al 60% (Catoira, 2008: 24).
Se puede ir aún más allá en esta tarea de "cerrar los ciclos", transformando los residuos
en recursos. Válganos el ejemplo de un tipo de fábricas de cerveza -ciertamente ejemplaresque se han construido ya en Namibia, Tanzania o Fiji (véase Pauli, 1996). En la elaboración de
la cerveza se obtiene un residuo de la cebada -el bagazo- con 70% de fibra y 26% de proteína. Normalmente, lo consideramos contaminación. Pero podemos también ver este residuo
como recurso. En nuestra "fábrica de cerveza modelo", la fibra se emplea para hacer crecer
setas y champiñones, capaces de descomponer enzimáticamente la celulosa y producir
hidratos de carbono. Estos hidratos de carbono -el desperdicio de la producción de setas- se
emplean a su vez como pienso de alta calidad para alimentar ganado vacuno.
Con la proteína se crían lombrices de tierra. Una fábrica de cerveza de tamaño medio, que
produce cien mil litros de cerveza al año, genera diez toneladas de residuos sólidos cada día:
con ellas pueden criarse 1.3 toneladas diarias de lombrices de tierra. Las lombrices se
emplean después para alimentar pollos y gallinas.
262
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Los excrementos del ganado vacuno y las aves de corral se usan para producir biogás
(metano): en una fábrica de cerveza en Pekín, que produce 800 mil litros al año, toda la corriente eléctrica necesaria proviene del metano obtenido del ganado. Así, los pollos y las
vacas -en lugar de incrementar el "efecto invernadero" - se convierten en fuente de energía
eléctrica.
Pero no acaba aquí la cosa. También los lodos del proceso de metanización se
reaprovechan: vertidos en estanques que son a la vez piscifactorías y cultivos hidropónicos, se
emplean para criar peces y a la vez cultivar verduras (en una especie de "jardines flotantes"
tradicionales en China). De manera que al final en nuestra "fábrica modelo" tenemos no solamente una fábrica, sino una especie de pequeño conglomerado agroindustrial bien integrado;
y no solamente cerveza, sino también
•
•
•
•
•
•
•
•
•
setas
aves de corral y sus productos
ganado vacuno y sus productos
metano (gas natural)
corriente eléctrica
pescado
verduras
¡Cuatro veces más empleo que en una fábrica de cervezas convencional!
¡Siete veces más eficiencia (económico-ecológica) que en una fábrica de cervezas
convencional!
• ¡Una economía local, recentrada sobre el territorio, donde la producción y el consumo
están cerca y apenas hace falta transporte!
La idea de una técnica biomimética
Decía antes que el intento de recrear la naturaleza a nuestro capricho desemboca en
catástrofe. A través de ejemplos como los que acabamos de presentar, cabe barruntar una
alternativa en el desarrollo de una técnica biomimética, que no respondería del todo a la caracterización de Ortega. En efecto, cabría seguir poniendo ejemplos del tipo de los tres anteriores en diversos ámbitos:
• ecología industrial, remedando los ciclos cerrados de los materiales en la biósfera;
• ecología urbana para reintegrar armónicamente los pueblos y ciudades en los ecosistemas que los circundan;
• química verde con procesos que permanezcan cerca de la bioquímica de la naturaleza...
Desde hace decenios, ecólogos como Ramón Margalef, H. T. Odum o Barry Commoner
han propuesto que la economía humana debería imitar la "economía natural" de los ecosistemas. El concepto de biomímesis recoge esta estrategia y a mi entender le corresponde un
papel clave a la hora de dotar de contenido a la idea más formal de sustentabilidad.
Julio - Diciembre de 2009
263
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
Biomímesis7
El término biomímesis se usó, en los años noventa, dentro de disciplinas como la
robótica, las ciencias de materiales o la investigación cosmética, con un sentido
más restringido que el que propongo yo aquí. Así, por ejemplo, cabe estudiar la
locomoción de los insectos con vistas a desarrollar robots hexápodos que funcionen correctamente.8 La idea entre los investigadores de tales disciplinas ha sido
más la imitación de organismos (o partes de estos) que la imitación de ecosistemas (sin embargo, este último es el objetivo que a mi entender hemos de
plantearnos primordialmente).
Allende esta biomimética ingenieril, podemos tomar el principio de biomímesis en un sentido más amplio: se tratará, entonces, de comprender los principios
de funcionamiento de la vida en sus diferentes niveles (y en particular en el nivel
ecosistémico) con el objetivo de reconstruir los sistemas humanos de manera que
encajen armoniosamente en los sistemas naturales.
No es que exista ninguna agricultura, industria o economía "natural", sino que,
al tener que reintegrar la tecnósfera en la biósfera, estudiar cómo funciona la
segunda nos orientará sobre el tipo de cambios que necesita la primera. La biomímesis es una estrategia de reinserción de los sistemas humanos dentro de los
sistemas naturales.
La naturaleza, "la única empresa que nunca ha quebrado en unos 4,000 millones de años" según el biólogo Frederic Vester, nos proporciona el modelo para
una economía sustentable y de alta productividad. Los ecosistemas naturales funcionan a base de ciclos cerrados de materia, movidos por la energía del sol: ésta
es su característica fundamental, si los contemplamos con "mirada económica".
Se trata de una "economía" cíclica, totalmente renovable y autorreproductiva,
sin residuos, y cuya fuente de energía es inagotable en términos humanos: la
energía solar en sus diversas manifestaciones (que incluye, por ejemplo, el viento y las olas). En esta economía cíclica natural cada residuo de un proceso se convierte en la materia prima de otro: los ciclos se cierran. Por el contrario, la
economía industrial capitalista desarrollada en los últimos dos siglos, considera7
Aquí resumo ideas mejor expuestas en Riechmann, 2006.
8
Otro ejemplo: el Grupo de investigación sobre Materiales Biomiméticos y Multifuncionales (GMBM) de la
Universidad de Sevilla aplica el carburo de silicio biomórfico, uno de sus materiales patentados, al campo de los
implantes médicos. En concreto, se estudia su comportamiento en implantes en hueso. A través de una prolongada
colaboración con la Universidad de Vigo, el equipo de la hispalense ha puesto de manifiesto el carácter biocompatible
del material, popularizado bajo la etiqueta 'bioSiC'. El director del GMBM, Julián Martínez Fernández, declaraba en
febrero de 2006 que "aprovechamos la sabiduría de la naturaleza; ésta ha creado, a lo largo de millones de años de
evolución, unas estructuras que nos permiten obtener propiedades mecánicas excepcionales. Además, es posible fabricar piezas con formas complejas sin apenas esfuerzo, todo ello con un proceso barato y respetuoso con el medio
ambiente".
264
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
da en relación con los flujos de materia y de energía, es de naturaleza lineal: los
recursos quedan desconectados de los residuos, los ciclos no se cierran.
Hay una objeción que surge de inmediato frente a las estrategias de biomímesis: ¿Estamos de alguna forma reactualizando la viejísima tradición de derecho natural o éticas de cuño naturalista, que pretenden deducir valores del
mundo natural o ciertos rasgos del mismo, incurriendo así en lo que los filósofos
llaman "falacia naturalista"?
No es el caso. Se trata de imitar la naturaleza no porque sea una "maestra
moral", sino porque funciona. La biósfera es un "sistema de ecosistemas" perfectamente ajustado después de varios miles de millones de años de rodaje, autorreparación, reajuste darwiniano continuo y adaptación mutua (coevolución) de
todas las piezas de todos los complejísimos mecanismos; no es estática, pero se
mantiene en una estabilidad dinámica merced a sutiles mecanismos de retroalimentación negativa que los cibernéticos saben apreciar en su justo valor. No es
que lo natural supere moral o metafísicamente a lo artificial: es que lleva más
tiempo de rodaje.
Ciclos de materiales cerrados, sin contaminación y sin toxicidad, movidos por
energía solar, adaptados a la diversidad local: esta es la esencia de una economía
sustentable. Cuando se trata de producción industrial, suele hablarse en este contexto de producción limpia.
Si las actividades productivas humanas constituyen un subsistema dentro del sistema terrestre de la biósfera (y este punto de partida de la economía ecológica no puede ponerse en
duda), entonces los principios rectores del subsistema no deberían contradecir a los del sistema englobante. De ahí: biomímesis.
Una vuelta de tuerca de la tecnociencia: biología de síntesis
Carlos Bustamante es un destacado biólogo molecular peruano que ha hecho su carrera en
los Estados Unidos. Sus equipos han desarrollado técnicas para manipular moléculas una a
una ("pinzas laser") y también han puesto en marcha un proyecto para crear artificialmente una
célula. Se trata de partir de una entidad que ya tenga una mínima estructura de vida -como la
mitocondria- e ir añadiendo genes y sus procesos hasta conseguir un organismo unicelular
artificial capaz de reproducirse por sí mismo. Se cree que el mínimo imprescindible son unos
250 genes. Bustamante piensa que "la biología va a pasar de ser una ciencia descriptiva a ser
una ciencia sintética, al igual que ha ocurrido con la química" (Bustamante, entrevistado por
Ángela Boto en El País, 25 de mayo de 2005).
El científico estadounidense Craig Venter, premio Príncipe de Asturias en 2006, afirma en
una entrevista al periódico The Guardian -octubre de 2007- que ha conseguido crear un cro-
Julio - Diciembre de 2009
265
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
mosoma artificial (se informó de ello en El País, 8 de octubre de 2007). Para ello ha reconstruido los 381 genes de una bacteria llamada Mycoplasma genitalium. El resultado es una sucesión de 580,000 letras químicas (aaggctcgagtc...), que son las que codifican la información
que hace que la bacteria se reproduzca o crezca. Ha sustituido el cromosoma original de la
bacteria por el suyo y espera que éste reproduzca las tareas del original. A este nuevo híbrido
(parte natural, parte sintética) lo ha bautizado como Mycoplasma laboratorium.
Otro investigador, George Church -profesor de genética en Harvard-, dice: "Queremos
hacer por la biología lo que Intel hace por la electrónica. Queremos diseñar y fabricar circuitos
biológicos complejos". Un tercero -Jay D. Keasling, de la universidad de California en Berkeleyaclara: "Se trata de coger la biología y diseñarla para un objetivo concreto, en lugar de tomar
la biología existente y adaptarla. No tenemos que recurrir necesariamente a lo que ha creado
la naturaleza". Se indica que muchos de los científicos líderes en este nuevo campo ¡No tienen
estudios en biología! Ron Weiss, de Princeton, es informático; Michael Elowitz, de CalTech, físico; Drew Endy, del MIT, es ingeniero estructural (Pollack, 2006: 9).
La analogía entre química de síntesis y biología de síntesis que sugería Carlos Bustamante
resulta interesante, sobre todo si la perspectiva histórica es suficientemente amplia. Puesto
que la química de síntesis que se desarrolló en el siglo XX ha producido terribles desaguisados al introducir en la biósfera muchas moléculas artificiales poco compatibles con la química de la vida -por ejemplo, numerosos compuestos organoclorados-, y sólo hoy comenzamos
a atisbar vías de salida de esta situación: básicamente, las que apunta la química verde.9
La cuestión es que el paso de la ciencia descriptiva del XIX a lo que se puede llamar la tecnociencia sintética del XX está muy lejos de haber sido una bendición, como muestra el ejemplo de la química; y ver avanzar por tal camino a una disciplina tan básica como la biología no
puede sino producir inquietud. La idea de recombinar componentes elementales de la vida de
forma análoga a como los informáticos manejan códigos de ordenador debería hacer aflorar
una aguda conciencia de peligro. ¿De verdad creemos que nuestros recursos morales, políticos y económicos son suficientes para dar el paso trascendental de la creación y recreación de
la vida en el tubo de ensayo? ¿No nos estamos sobreestimando terriblemente?
9
La química verde diseña procesos y productos químicos que eliminan -o reducen al máximo- el uso o la generación de sustancias peligrosas. Lo decisivo aquí es incorporar ya en la fase inicial de diseño la previsión de los riesgos que pueden surgir después, cuando el compuesto químico marcha a vivir su vida dentro de ecosistemas, sociosistemas, mercados y organismos vivos. Las ideas seminales de este movimiento fueron formuladas por Paul Anastas y
Pietro Tundo a comienzos de los años noventa. Un manual básico es Paul T. Anastas y John C. Warner: Green Chemistry,
Theory and Practice, Oxford University Press, 1998. Dos útiles introducciones breves: Terry Collins, "Hacia una química
sostenible" y Ken Geiser, "Química verde: diseño de procesos y materiales sostenibles", ambos en Estefanía Blount,
Jorge Riechmann y otros, Industria como naturaleza: hacia la producción limpia, Los Libros de la Catarata, Madrid,
2003. En España, el centro de referencia en química verde es el IUCT (Instituto Universitario de Ciencia y Tecnología,
véase www.iuct.com), con sede en Mollet del Vallès, que entre otras iniciativas ha creado un programa interuniversitario
de doctorado sobre química sostenible pionero en el mundo (participa en él una docena de universidades españolas:
véase por ejemplo www.unavarra.es/organiza/pdf/pd_Quimica_Sostenible.pdf).
266
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Más sobre la vuelta de tuerca: nanotecnologías
"Cada diez años más o menos" -advierten Hope Shand y Kathy Jo Wetter-"se nos bombardea
con noticias sobre las maravillas de una nueva tecnología que promete ser la solución definitiva a todos los males de la sociedad. Una vida mejor gracias a la química. Energía tan barata
que no merecerá la pena instalar contadores. Cultivos manipulados genéticamente para aliviar
el hambre. La nanotecnología -la manipulación de la materia a escala atómica y molecular- es
el último de estos milagros tecnológicos, y sus promotores prometen la revolución industrial
más importante y más verde de la historia" (Shand/ Wetter, 2006: 163). En la nanoescala -entre
uno y cien nanómetros10- la materia adquiere nuevas propiedades: aparecen efectos cuánticos, la termodinámica se altera, la reactividad química se modifica, la superficie gana importancia cuanto más pequeño se hace el material...
Pero eso quiere decir que nos adentramos en nuevos territorios -también en lo que a riesgos se refiere-. Las propiedades de estas novedosas nanopartículas y nanoestructuras son
todavía, en gran parte, desconocidas. Ahora bien, se conjetura que con algunas de estas
propiedades (por ejemplo: la superficie altamente reactiva de los nanomateriales; su habilidad
para atravesar membranas) podría vincularse un grado potencialmente elevado de toxicidad
(The Royal Society, 2004: 35). Un estudio reciente mostraba, sin ir más lejos, que los nanotubos de carbono pueden producir en tejidos corporales de ratones daños similares a los que
causan las fibras de amianto (Poland/Duffi/Donaldson y otros, 2008).
Hay razones para inquietarse, porque la investigación se centra en "tomar diferentes tipos
de nanoestructuras en las que la naturaleza no ha pensado, ponerlas juntas en diversas formas de modo que podamos hacer cosas que la naturaleza no ha hecho y, en particular, hacer
cosas que sean más robustas que los sistemas naturales".11 Y por añadidura, más allá de los
riesgos sanitarios y medioambientales se plantean complicadas cuestiones ético-políticas
como:
• La brecha científico-técnica entre Norte y Sur
• Los efectos sobre la división social e internacional del trabajo
• Las tendencias a la privatización del conocimiento (patentes y otras formas de protección de la propiedad intelectual)
• El secretismo y la opacidad en la era de la "guerra global contra el terrorismo" (Bush Jr.
dixit)
• Las aplicaciones militares12
• El futuro de la naturaleza humana ("trans-humanismo")...
10
Un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro.
11
Dra. Dehmer, de la Office of Basic Sciences del Departamento de Energía de Estados Unidos (US Senate,
Roundtable on Health Technology, 23 de septiembre de 2003).
12
La Iniciativa Nacional de Nanotecnología en Estados Unidos fue financiada con 5.000 millones de dólares en I+D
sólo en el quinquenio 2001-2005, convirtiéndose en el esfuerzo investigador con mayor financiamiento público desde
el lanzamiento del Apolo a la Luna. Un tercio del presupuesto se destina a investigaciones directamente militares (Lux
Research, 2004).
Julio - Diciembre de 2009
267
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
Hoy ya se están usando nanopartículas en una amplia variedad de productos comerciales,
desde raquetas de tenis a cosméticos, ¡A partir de licencias para el material a escala macro!
Según algunas fuentes, más de dos millones de trabajadores y trabajadoras en 2006, estaban
expuestos laboralmente a nanopartículas. No resulta exagerado hablar, como hace la UNESCO,
de una "carrera hacia la comercialización" de aplicaciones (UNESCO, 2006: 12).
Andrew Maynard, a comienzos de 2006, estimaba que de los 9,000 millones de dólares
que se gastan anualmente en el mundo en I+D nanotecnológica, apenas entre 15 y 40 millones se destinan a investigación sobre riesgos.13 Es decir, sólo un dólar de cada 300, aproximadamente, se destina a investigar los riesgos de las nanotecnologías. Debería resultar obvio
que hace falta incrementar la investigación sobre seguridad, toxicidad, riesgos ambientales,
efectos sobre la salud, problemas éticos e impactos sociopolíticos de las nanotecnologías.14
Pues no estamos hablando de desarrollos tecnológicos marginales, por el contrario, se
trata de una plataforma tecnológica (a veces se habla también de "tecnologías invasivas") que
puede alterar el desarrollo, no sólo de uno, sino de todos los principales sectores industriales.
El Centro por la Nanotecnología Responsable (Center for Responsible Nanotechnology) indicó
en un informe en 2006 que el desarrollo de las nanotecnologías puede ser "comparable quizás
a la Revolución Industrial -pero comprimido en unos cuantos años."
Si -de acuerdo con la idea de Ortega- lo más propio de la técnica que él conoció era la
adaptación de la naturaleza al sujeto humano, aquí tenemos que en una segunda vuelta de
tuerca -que ejemplifican desarrollos como la biología de síntesis o las nanotecnologías- el ser
humano comienza a adaptarse a sí mismo y adaptar la naturaleza "natural" a esa "sobrenaturaleza" o tecnósfera que ha creado. Aquí podemos, sin duda, hablar de tecnociencia sintética,
mientras que durante milenios toda la actividad técnica podía describirse con las categorías
de la transformación; en la actualidad los tecnólogos aspiran a acercarse a la creación. El ideal
de síntesis de la química se generaliza a otros ámbitos técnicos. Se desarrollan técnicas como
la ingeniería genética o las nuevas "ciencias de los materiales", cuyos productos reproducen
estructuralmente los elementos naturales. El ideal de crear o recrear una naturaleza sintética
(incluyendo la propia naturaleza biológica del ser humano) se lleva hasta sus últimas y muy
inquietantes consecuencias:
En el futuro aumentará nuestra capacidad de dominar y manipular la naturaleza humana adaptándola a objetivos previamente seleccionados por las personas. Al desarrollar la capacidad de profundización en la ingeniería genética, no sólo de células somáticas, sino de la línea germinativa humana, podremos configurar y
modelar nuestra naturaleza a imagen y semejanza de los objetivos elegidos por las personas humanas y no
por la naturaleza o por Dios. Al final, todo esto significaría un cambio tan radical en nuestra naturaleza
humana que los taxonomistas del futuro seguramente contemplarán a nuestros descendientes como una
especie nueva. (...) El ser humano, homo sapiens, tan sólo ha existido durante el último medio millón de
años. Si tenemos descendientes que sobrevivan los próximos millones de años (una corta etapa en términos
13
Véase "Nanodollars" en New Scientist. 25 de febrero de 2006; y "Nano Safety Call" en New Scientist. 11 de febrero
de 2006.
14
"De continuar la actual tendencia, la nanotecnología aumentará el abismo entre ricos y pobres y consolidará el
poder económico de las compañías multinacionales" (Shand/Wetter, 2006: 166).
268
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
geológicos) muy probablemente decidirán remodelarse para vivir mejor adaptados al entorno transformado
de la Tierra, y quizá de otros planetas. ¿Qué les va a hacer desistir de esas intervenciones genéticas, que a
largo plazo demostrarán ser posibles y seguras, ya que no hay motivos morales seculares para prohibir tales
intervenciones en principio? (Engelhardt, 1995: 443, 448).
Encuentros en la tercera fase
De alguna forma nos encontramos ante una disyuntiva histórica, ante una "tercera fase" en la
relación humanidad/naturaleza (sobre esta tripartición véase Sanmartín, 1990: 15-16 y 31).
Recordemos las dos etapas que distinguíamos a partir de Ortega
1) Adaptación del organismo al medio natural (evolución biológica, antes de "comer del
árbol del conocimiento")
2) Adaptar el medio al sujeto humano (técnica de la Revolución Industrial).
Y entonces se muestra algo así como una disyuntiva histórica (y también evolutiva, si no
perdemos de vista la historia de la especie), o bien
3) adaptar la tecnósfera al medio natural (técnica biomimética), o bien
4) adaptar el organismo y el medio natural a la tecnósfera (tecnociencia sintética)
Viviremos acompañados de tecnósfera, siempre, pero podemos producir tecnósfera sin
tener en cuenta las características de la biósfera (con resultados más bien desastrosos), o producir tecnósfera bien amoldada a la biósfera. Esta última es la opción biomimética.
Biomímesis significa sistemas socioeconómicos humanos modelados de acuerdo con
algunos rasgos importantes de los ecosistemas, para hacer a los primeros altamente compatibles con los segundos. Sistemas humanos inspirados en la vida y altamente hospitalarios
hacia ella. Es decir, casi lo contrario de lo que los sistemas socioeconómicos humanos son
hoy.
Una especie de trastorno bipolar de la sociedad entera
Una de las más peligrosas ilusiones a las que nos entregamos, en esta sociedad devota de la
ciencia y la tecnología, es la idea de autosuficiencia con respecto a la naturaleza (que
lograríamos gracias a la "sobrenaturaleza" de la técnica, por emplear los términos
orteguianos).
Oscilamos entre una especie de complejo de omnipotencia tecnológica (la tecnociencia
nos salvará, lo puede todo) (ya sólo un dios podría salvarnos, pero no hay tal Dios). Entre la
manía de la omnipotencia y la depresión de la impotencia, como aquejados de una suerte de
trastorno bipolar a escala de la sociedad entera.
Una joven compañera de trabajo en ISTAS -gaditana y veinteañera-, inquieta por las cuestiones ecológicas, ha comentado con algunos amigos y compañeros de piso el sombrío
panorama que se nos viene encima con el calentamiento climático. ¿Cómo logra la gente
Julio - Diciembre de 2009
269
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
seguir viviendo como si tal cosa, si nos amenazan catástrofes que pueden desembocar incluso en un colapso civilizatorio? La respuesta de estos amigos de Tatiana -probablemente representativos de la juventud española actual- es instructiva. No ponen en duda la seriedad del
problema, pero confían tanto en el ingenio tecnológico humano que están seguros de que se
hallará una solución técnica para esas amenazas. Cuando las cosas se pongan de verdad
serias "ellos" harán pública la solución, piensan. ¡Nada malo puede pasarnos! Un acto de fe
"tecnoentusiasta" cuya superficialidad nos deja helados.
Hay sectas religiosas que creen en la salvación a través de los extraterrestres. La confianza tecnolátrica en que la combinación de las fuerzas de mercado y la inventiva humana nos
sacará siempre las castañas del fuego -particularmente en lo que se refiere al gravísimo fuego
actual que llamamos crisis ecológica- difiere de aquella primera fe en los detalles, pero no en
la esencia.
Esta fe idólatra en la tecnociencia es a la vez efecto y causa -por retroalimentación- de la
terrible apatía política contemporánea, marcada por esa privatización que no dejó de denunciar Cornelius Castoriadis en los últimos veinte años de su vida. Seres humanos esencialmente
dimisionarios -de su vida y su responsabilidad- proyectan sobre la tecnociencia la capacidad
de creación que es en realidad propia de la acción política en sentido fuerte. Alienación, pérdida de uno mismo -extravío en el mundo de los objetos de consumo y de los resultados tecnocientíficos.
"Cada novedad técnica es mucho más que un medio: es una potencia cultural", escribe
Wolfgang Sachs, una de las mejores cabezas del pensamiento ecológico contemporáneo.
Como muestran artefactos tales como el automóvil, el avión, el teléfono o el ordenador, la
fuerza de la tecnología moderna -según Sachs- estriba en la eliminación de gran parte de las
limitaciones que nos impone la finitud humana: nuestro cuerpo, nuestra condición espaciotemporal, los vínculos sociales. Así tratamos de eliminar límites como el cansancio, la
lejanía, la duración o la dependencia social. Y "en paralelo a esto, no sólo se moldean los sentimientos, sino que se impone otra realidad: no resulta exagerado decir que incluso las estructuras profundas de la percepción han cambiado con la irrupción masiva de la tecnología"
(Sachs en Sachs/Esteva, 2003: 45). Cabría concluir: si el meollo de la sabiduría es la
aceptación de los límites, entonces la tecnología, en cierto sentido, es la anti-sabiduría organizada. Tendremos que atemperarla con otros recursos (por ejemplo, simbólicos) a disposición del ser humano.
Para una cultura de la sostenibilidad 1: aprender a estar quietos
Dentro del profundo cambio material y cultural que hace falta si ha de perdurar "una
humanidad libre en un planeta habitable", creo que necesitamos avanzar al menos en cuatro
direcciones. La primera sería aprender a estar quietos: precisamos una revalorización de la
contemplación frente a la acción. Suelo llamarlo el problema de Pascal, evocando aquel paso
de sus Pensées donde el filósofo y matemático francés escribió: "He descubierto que toda la
270
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
desdicha de los hombres proviene de una sola cosa, que es no saber permanecer en reposo,
dentro de una habitación".15
Si lográsemos desactivar los mecanismos de creación de insatisfacción del capitalismo
consumista y también poner en sordina los aspectos más negativos del ímpetu de autotrascendencia del ser humano, ¿Seríamos capaces de llegar a estar tranquilos, sentados dentro de nuestra habitación y razonablemente conformes con ser lo que somos? ¿Podríamos
detener siquiera un tiempo esta loca carrera, para ponderar con juicio cuáles son las metas
donde queremos llegar?
La misma compañera de trabajo en ISTAS a la que antes me refería nos enseñaba extasiada, en otra ocasión, las fotos tomadas durante sus breves vacaciones en la bella ciudad
marroquí de Chagüen. Las callejuelas estrechas con las casas blanquiazules, los artesanos en
sus tabancos, las mujeres trabajando en el lavadero, los niños bañándose en el río de aguas
cristalinas, los ancianos conversando apaciblemente con todo el tiempo por delante, la alegría
de una fiesta con música callejera... Pero si uno lo piensa, ese lugar exótico y paradisíaco no
se diferencia en nada de cualquier pueblo español (especialmente, cualquier pueblo andaluz)
hace sesenta años. Acaso la única diferencia sea el nivel de secularización, algo más avanzado en la España de hace medio siglo que en el Marruecos actual.
Pero entonces ¿El paraíso consiste simplemente en quedarse quietos? ¿En no seguir avanzando a toda máquina por los raíles del "progreso", el "desarrollo" y la "modernidad"? ¿Y por
qué no podemos crear y defender formaciones sociales donde se supere el lado oscuro de
aquel "subdesarrollo" -pobreza extrema, desigualdades, vulnerabilidades evitables-, sin perder
todo lo que resulta enriquecedor y atractivo?
Solamente el hecho de que los "paraísos perdidos" que anhelamos visitar en vacaciones,
o incluso habitar cuando nos jubilemos y por fin podamos descansar, coincidan precisamente
con esas regiones "atrasadas" y todavía más o menos intocadas por el "desarrollo", solamente
este hecho debería abrirnos los ojos ante el sinsentido de nuestra organización políticoeconómica. Y debería impulsarnos a pensar a fondo sobre necesidades y deseos, sobre la
conexión entre medios y fines, y sobre la reforma de nuestros fines. Pues no vivimos para
dominar el universo: vivimos para vivir. Cierto grado de dominio sobre nuestro medio ambiente (Ortega diría "circunstancia") es necesario, sin duda, para vivir bien, pero un exceso de
dominio sobre nuestro entorno arruina las posibilidades de vivir bien.16
15
Pascal, Pensées, fragmento 139 de la edición Brunschvicg. Todo el resto de este fragmento es de lo más enjun-
dioso
16
Son temas que he desarrollado de forma más detallada y sistemática en "El desarrollo sostenible como asunto
de justa medida", un capítulo de mi libro Biomímesis (Riechmann, 2006). En otro registro, el de la poesía, también he
abordado estas cuestiones en Ahí te quiero ver (Icaria, Barcelona, 2005) y Poesía desabrigada (Ed. Idea, Tenerife, 2006).
Julio - Diciembre de 2009
271
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 22
E
S T U D I O S
SOCIALES
Para una cultura de la sostenibilidad 2:
una idea positiva de la limitación
En segundo lugar, precisamos una idea positiva de la limitación, en lugar de la idea negativa
que inspira la desmesura prometeica o frankensteiniana (es decir, neo-frankensteiniana: ya se
sabe que el doctor Víctor Frankenstein era El moderno Prometeo).17 En efecto, los límites que
debemos asumir para hacer frente a la crisis ecológica no son sólo restricción, sino también
condición de posibilidades nuevas, de plenitudes inéditas, de futuros atractivos... Como reza
el aforismo de José Bergamín, "limitarse no es renunciar, es conseguir"
Quizá el nivel más profundo de los cambios sociales necesarios sería que se generalizase
una filosofía adecuada de la libertad humana. Ortega le puso palabra bellamente a esto en un
artículo de 1930 titulado "Vicisitudes en las ciencias":
Respetemos estas cegueras, que permiten al hombre ver algo. Todo lo que somos positivamente lo somos
gracias a alguna limitación. Y este ser limitados, este ser mancos, es lo que se llama destino, vida. Lo que
nos falta y nos oprime es lo que nos constituye y nos sostiene (Ortega y Gasset, 1982: 141).
Hace mucho que se indicó: son los límites impuestos a la acción humana los que posibilitan esa misma acción. Donde todo fuese posible, nada lo sería. Pensemos por ejemplo en el
lenguaje, esa capacidad esencialmente humana sin la cual Homo sapiens sapiens no sería lo
que es: a partir de las severas restricciones -un número discreto de reglas de morfología, de
sintaxis... - que se imponen sobre un pequeño conjunto de fonemas, se despliega la infinita
creatividad de los hablantes.
Hay que reparar en que para cada capacidad humana, potencia y limitación van de la
mano. Junto con lo que podemos hacer se nos da lo que no podemos. Pensemos por ejemplo en la percepción: el mundo se nos entrega a través de nuestro aparato sensorial y nuestro
sistema neurológico, "filtros" que son el resultado final de una historia de azares y de presiones
selectivas que comienza hace millones de años. Ahora bien, se trata a la vez de filtros -determinados estímulos sensoriales son captados, otros ignorados- y de dispositivos constituyentes
-la información del entorno es procesada y organizada de cierta manera particular, y no de
17
"La imagen de Frankenstein no puede aplicarse de manera sensata a un logro científico determinado; es una
crítica del alma científica, del espíritu con que se emprende toda ciencia. Mary Shelley insistió en que allí donde la ciencia afecta la vida de las personas, no se requiere ingenio, sino sabiduría moral. Por mi experiencia, no es éste un tema
que a los científicos les preocupe abordar; en realidad, como ejemplos de la razón pura, muchos parecen creer que
carecen de psicología, que no se dejan llevar por motivos ocultos, por subterfugios o por simple capricho. Pero ya en
tiempos de Shelley, la ciencia había dejado de ser una rama de la filosofía y se estaba dividiendo en campos cada vez
más específicos de pericia profesional en los que la sabiduría no desempeña ningún papel a la hora de construirse una
carrera. Su crítica de la ciencia prometeica no ha perdido en absoluto su vigencia. Si no conseguimos ver esto se debe
a que la mayor parte de las cosas que Mary Shelley consideraba 'frankensteinianas' en la ciencia se han institucionalizado tanto que parecen normales" Ted Roszak, The Memoirs of Elizabeth Frankenstein (1998); citado en Porritt, 2003:
36.
272
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 23
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
otra- que finalmente nos proporcionan cierta experiencia del mundo "construida", "fabricada"
por el tipo peculiar de animal consciente que somos los humanos. Lo importante aquí es
reparar en que poder ver, oír, gustar, etc. es a la vez capacidad y limitación: poder ver como
ven los humanos (y vivir por eso en la clase de mundo donde viven los humanos) y no como
el jaguar, la lamprea o la araña.
Más sobre limitación (y arte de vivir)
La democracia es el régimen de la autolimitación, decía con harta razón Cornelius Castoriadis.
El límite es el elemento constitutivo de la libertad. Ésta existe porque, a través de la política y
las leyes, los seres humanos ponemos límites a nuestra convivencia.
El arte sabe convertir las limitaciones en oportunidades. Y si eso podemos decirlo de la
escultura o de la poesía, se aplica aún con mayor razón al arte de vivir.
La vida humana, en su dimensión acaso más esencial, es hacer de la necesidad, virtud. Lo
cual podemos parafrasear como: aceptar los límites y constricciones dentro de los cuales se
desenvuelve mi vivir concreto, y dentro de ellos abrir espacio -o mantenerlo abierto- para la
vida buena.
Vivir como si no hubiera tiempo y como si no existiese el espacio (comer cerezas todo el
año, volar low-cost al otro extremo de la Tierra) es la promesse de bonheur de la globalización
capitalista. Es una promesa de omnipotencia que se vehicula a través de la tecnociencia y que
se desentiende de la finitud humana. Y nos conduce hacia un desastre socioecológico casi
inimaginable.
Desde nuestra resistencia: el tiempo existe, el espacio existe, la entropía existe, somos
seres marcados por la finitud, y aceptar la mortalidad y los límites de nuestra condición es el
secreto de la libertad humana.
Para una cultura de la sostenibilidad 3:
el lenguaje y los recursos simbólicos
En tercer lugar: los humanos nos servimos de la técnica para humanizar el mundo, lo hacemos así habitable para nosotros. Pero contamos para ello con otro recurso imprescindible, aún
más potente que la técnica, y que también nos singulariza evolutivamente: la palabra.
A ningún adulto amante de la literatura, o a ningún niño deseoso de escuchar un cuento,
habría que explicarle esto: es una verdad evidente. Hacemos habitable el mundo por medio
de la palabra: el arsenal de recursos simbólicos que nos permiten dar sentido a los acontecimientos y elaborar los duelos por las pérdidas.
Si subordinamos este potencial simbólico al poderío desembridado de la tecnociencia,
cometeremos un formidable error, y estaremos colaborando en lo que no sería exagerado llamar antropocidio.
Julio - Diciembre de 2009
273
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 24
E
S T U D I O S
SOCIALES
Para una cultura de la sostenibilidad 4:
Eros antes que Prometeo
Por último, en cuarto lugar -pero no menos importante-, necesitamos situar a Eros -vale decir
la construcción de vínculos, incluyendo los vínculos en la polis democrática- antes que
Prometeo. En Meditación de la técnica, Ortega señala que la técnica no es lo primero, ni define
el "programa vital" de los seres humanos: este último hemos de situarlo antes que la técnica.
En un paso notable, el filósofo madrileño escribe:
El técnico o la capacidad técnica del hombre tiene a su cargo inventar los procedimientos más simples y
seguros para lograr las necesidades del hombre. Pero éstas (...) son también una invención; son lo que en
cada época, pueblo o persona el hombre pretende ser; hay pues, una primera invención pre-técnica, la invención por excelencia, que es el deseo original (MT, 54).
Eros, por tanto, en el origen. Eros antes que Prometeo. Ortega evoca a aquel gran economista del siglo XX que fue Keynes: en el nivel que las fuerzas productivas habían alcanzado ya
hace casi un siglo -en los años veinte del siglo XX-, sería posible trabajar sólo una o dos horas
al día y, sin embargo, vivir bien (MT, 43).
Eros antes que Prometeo, como en el Protágoras de Platón: no nos bastan las technai para
edificar un mundo humano. Para salvar a la humanidad Zeus tuvo que entregarnos "los principios de la organización de las ciudades y los lazos de amistad" (Protágoras, 322c).
Eros en el puesto de mando, frente a lo tanático que alienta en la tecnociencia; deseo de
vida, de que la vida dure y florezca. Y democracia, también como un empeño erótico: construcción de los vínculos que posibilitan la ciudad libre. Eros (en su dimensión tanto individual
como social) por delante de Prometeo.
274
Nanotecnología
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 25
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Blount, E., Clarimón, L., Cortés, A., Riechmann, J., Romano, D. (coords.) (2003)
Industria como naturaleza. Hacia la producción limpia, Madrid, Los Libros de
la Catarata.
Castoriadis, C. (2006) Una sociedad a la deriva. Entrevistas y debates (1974-1997).
Buenos Aires, Katz Editores.
Catoira, E. (2008) "En busca de la producción sostenible" en Natura 23 (suplemento de El Mundo). 8 de marzo.
Engelhardt, H.T. (1995) Los fundamentos de la bioética. Barcelona, Paidos.
Lux Research (2004) The Nanotech Report 2004. Investment Overview and Market
Research for Nanotechnology (Third Edition). Nueva York, Lux Research Inc.
McDonough, W. (1996) "Design, Ecology, Ethics and the Making of Things" en Lapis.
3, New York Open Center, Nueva York.
McDonough, W. y Braungart, M. (2002) Cradle to Cradle: Remaking the Way We
Make Things. Nueva York, North Point Press. Citaremos según la traducción
española: Cradle to cradle (De la cuna a la cuna), McGraw Hill, Madrid 2005.
Ortega y Gasset, J. (1982) “Meditación de la técnica y otros ensayos de ciencia y
filosofía.” Revista de Occidente en Alianza Editorial, Madrid. Citaremos en este
texto abreviando MT.
Pauli, G. (1996) "No Waste Economy" en Resurgence. 182.
Poland, C.A., Duffin, R., Donaldson, K. y otros (2008) "Carbon Nanotubes Introduced
into the abdominal cavity of mice show asbestos-like pathogenicity in a pilot
study", Nature Nanotechnolgy. Publicado en línea: 20 mayo 2008.
Pollack, A. (2006) "Crear microbios tiene futuro, dice la ciencia" en The New York
Times/El País. 2 de febrero de 2006.
Porritt, J. (2003) Actuar con prudencia: ciencia y medio ambiente. Barcelona,
Blume.
Riechmann, J. (2003) Cuidar la T(t)ierra. Políticas agrarias y alimentarias
sostenibles para entrar en el siglo XXI. Barcelona, Icaria.
(2005) Todos los animales somos hermanos. Madrid, Los Libros de la
Catarata.
(2006) Biomímesis. Ensayos sobre imitación de la naturaleza, ecosocialismo y autocontención. Madrid, Los Libros de la Catarata.
Riechmann, J. y Fernández, F. (coords.) (1998) Trabajar sin destruir (trabajadores,
sindicatos y ecología). Madrid, HOAC.
The Royal Society (2004) Nanosciences and Nanotechnologies: Opportunities and
Uncertainties. Londres.
Sanmartín, J. (1990) Tecnología y futuro humano. Barcelona, Anthropos.
Sachs, W. y Esteva, G. (2003) Des ruines du developpement. París, Le Serpent à
Plumes.
Shand, H. y Wetter, K.J. (2006) "La ciencia en miniatura: una introducción a la nanotecnología" en Worldwatch Institute: La situación del mundo 2006.
Barcelona, Icaria.
UNESCO (2006) The Ethics and Politics of Nanotechnology. París.
Wei, W. (2004) La montaña vacía (antología). Madrid, Hiparión.
Julio - Diciembre de 2009
275
res3412.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 26
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 1
Quando
as tecnologias
embaralham nossas
vidas:
as nanotecnologias
Marcos Nalli*
Fecha de recepción: noviembre de 2008
Fecha de aceptación: enero de 2009
* Universidade Estadual de Londrina - Brasil.
Correo electrónico: [email protected]
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 2
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 3
Quando as tecnologias embaralham
nossas vidas: as nanotecnologias1
Marcos Nalli
Resumen
Apesar dos avanços tecnológicos e científicos patentes, os empregos dos produtos nanoestruturados podem ser benéficos ou altamente prejudiciais para todo ser vivo. Há riscos, porém há
também promessas... Neste sentido, urge uma interpretação ética das nanotecnologias: não
um discurso moralista resguardando "direitos", pensando em categorias de bem e mal, e formulando normas deontológicas. As nanotecnologias contribuem para pensar qual o estatuto
dos seres vivos, do ser humano principalmente, diante do binômio - geralmente incompreendido e mal interpretado - da artificialidade e da natureza: sua interação caracteriza-se basicamente na capacidade humana (que as nanotecnologias apenas radicalizam) de transformação
de seu meio-ambiente.
Palavras-chave: nanotecnologias; ética; ser humano; natureza; artificialidade.
Abstract
Despite the obvious scientific and technological advances, the use of nanostructured products
can be highly beneficial or harmful to any living being. There are risks, but there are also promises ... Therefore, it is urgent to interpret ethics of nanotechnology: not a moral discourse on
1
Esse artigo é uma das atividades desenvolvidas no projeto de pesquisa "Nanociência e Nanotecnologia aplicadas
às ciências da vida: Bases epistêmicas, impasses éticos", financiado pelo CNPq (Processo 400778/04-1), entre os anos
de 2004 e 2006. Sua versão atual - até então inédita - se dá como parte das atividades desenvolvidas em meus estágio pós doutoral, durante o ano de 2008, no Centre de Recherche Historique - École des Hautes Études en Sciences
Sociales, Paris - França, com o apoio financeiro da Capes (processo 0606/07-3), Brasil. Meus sinceros agradecimentos
ao parecerista, por suas preciosas observações; contudo, todas as limitações deste artigo são de minha inteira e exclusiva responsabilidade.
Julio - Diciembre de 2009
279
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 4
E
S T U D I O S
SOCIALES
"rights", thinking in categories of good and evil, and formulating deontological rules.
Nanotechnologies help to think what is the status of living beings, especially human beings,
based on binomial - often misunderstood and misinterpreted - of the artificiality and nature:
their interaction is characterized primarily in the human ability (that nanotechnology only radicalizes) for the transformation of their environment.
Key words: nanotechnology; ethics; human; nature; artificiality
280
Nanotecnología
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 5
Todos erram mais perigosamente quanto cada qual
busca uma verdade. Seu erro não consiste emseguir uma falsidade,
mas em não seguir outra verdade (Pascal, 1998: 863).
H á séculos, o filósofo e geômetra Blaise Pascal colocava e desafiava o
homem diante do infinito: o infinitamente grande e o infinitamente pequeno (em termos
geométricos, metafísicos e antropológicos); o que nos desloca de qualquer ponto fixo, e que
nos impede uma base ou uma baliza interpretativa, ou mesmo uma condição de possibilidade
de pensar nosso ser e nossa natureza. Esse descentramento topológico nos força a pensarnos como enigmas e como incompreensíveis. "Incompreensível? Nem tudo o que é incompreensível deixa de existir. O número infinito. Um espaço infinito igual ao infinito" (Pascal,
1998: 430).
Ainda que Pascal tenha colocado de modo pertinente a questão do infinito, sua abordagem
é por demais analógica, o que lhe impede de ver o quão distintos podem ser o infinitamente
grande e o infinitamente pequeno. Se ele pôde conjecturar geometricamente a questão do
infinito, faltavam-lhe recursos tecnológicos para compreender e analisar as múltiplas
naturezas do infinito.
Um excelente exemplo disso se deve às prolíficas investidas em torno de um novo campo
de investigação, multidisciplinar em sua(s) natureza(s) e história(s), pelo menos desde 29 de
dezembro de 1959, data da famosa conferência - "Há mais espaços lá embaixo: um convite
para penetrar um novo campo da física" ["There's Plenty of Room at the Bottom: An invitation
to enter a new field of Physics"] - do físico norte-americano Richard Feynman. É a partir dessa
célebre conferência de Feynman que nasceu, como atividade de pesquisa e inovação, a
Nanociência e a Nanotecnologia (NCT), como ao menos nos contam vários nanotecnólogos.
Hoje, podemos questionar este lugar-comum que se tornou esta conferência de Feynman e
nos perguntar se, na condição de não ser o texto fundador das nanotecnologias, qual a sua
função na história e na formação discursiva das nanotecnologias. Tratamos disso em outro
Julio - Diciembre de 2009
281
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
texto ("Le 'Degré Zéro' de la Nanotechnologie: à propos de Feynman comme précurseur",
aceito para publicação no Cahiers du Centre de Recherche Historique - MSH-EHESS, Paris França)
As chamadas Nanociência e Nanotecnologia podem ser definidas como a congregação
multidisciplinar de vários campos de conhecimento científico e tecnológico que atuam com a
manipulação e desenvolvimento de materiais ou estruturas/sistemas tecnológicos em escala
nanométrica, isto é, cujas medidas equivalem ao bilionésimo de metro (1 nm = 10-9 m). Para
termos uma noção didática do que significa a escala métrica do universo liliputiano da nanotecnologia, podemos lembrar que naquela famosa conferência de Feynman, ele levantou a
hipótese de que seríamos capazes de escrever toda a Enciclopédia Britânica na cabeça de uma
agulha. Ora, a cabeça de uma agulha tem o tamanho aproximado de um milímetro. Um
milímetro é um milhão de vezes maior que um nanômetro e mil vezes menor que um metro,
e nós podemos ver. Imaginemos agora que, por analogia, a cabeça de alfinete represente a
medida de um nanômetro. Por equivalência, para termos um metro, necessitaríamos de um
bilhão de agulhas enfileiradas lado a lado de tal modo que suas cabeças formassem, por
analogia, um metro! Ou seja: um quilômetro de extensão!
Os materiais e os sistemas estruturados manipulados em nível nanométrico apresentam
características bastante peculiares diante do nível macroscópico da realidade, de nosso quotidiano sensível, tais como temperatura, cores (como as identificadas por Faraday na análise
de ouro coloidal - variando do azul para a púrpura - por decorrência do tamanho entre suas
partículas), reação química, condutividade elétrica, funções eletro-eletrônicas e mecânicas
(como a de monolitos microfabricados em silício, desenvolvendo tais funções simultaneamente para fabricação de memórias no Projeto Millipede, da IBM), ou resistência (como a das
partículas nanométricas de carbono - o "negro de fumo" - componentes de pneus, e que
garantem a sua "durabilidade").
Dada à natureza epistêmica da Nanociência e da Nanotecnologia, uma só pode ser desenvolvida mediante a outra, de tal modo que as nanotecnologias podem ser interpretadas como
o resultado "de uma acelerada evolução do conhecimento e do domínio humano sobre a
matéria" (MCT/BR, 2004: 1). Aliás, no mesmo documento encontramos a seguinte definição de
nanotecnologia: "é o conjunto de ações de pesquisa, desenvolvimento e inovação que são
obtidas graças às especiais propriedades da matéria organizada a partir de estruturas de
dimensões nanométricas" (MCT/BR, 2004: 1). Durán e De Azevedo (2002), por sua vez,
reforçam esta definição:
Nanotecnologia é a ciência, engenharia e manufatura de sistemas de tamanho nano que podem desempenhar funções específicas como elétricas, mecânicas, biológicas, químicas ou tarefas computacionais.
Nanotecnologia está baseada no fenômeno que os sistemas nanoestruturados, equipamentos e sistemas
exibem novas propriedades e função como resultado de seu pequeno tamanho tipicamente de 1-100
nanômetros.
Sabidamente, a nanobiotecnologia é a aplicação da nanotecnologia às ciências biológicas.
Suas possibilidades de aplicação ainda estão, na sua grande maioria, nos níveis meramente
282
Nanotecnología
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
especulativos e conjecturais: "As proposições da nanobiotecnologia são inúmeras e falar dela
pode, muitas vezes, parecer que se está descrevendo cenas de um filme de ficção científica"
(Laçava e Morais, 2002: 1).
Segundo Durán e De Azevedo, são três os principais segmentos da Nanobiotecnologia: liberação de fármacos, agentes de imagem, e biossensores. Por outro lado, conforme o Plano
Plurianual 2004-2007, prevê-se a criação de uma Rede de Nanobiotecnologia e de três laboratórios (abertos em multi-unidades e multiusuários) como Centros de Pesquisas nas três
áreas prioritárias (eleitas como tais) da Nanobiotecnologia: fármacos e vacinas, nanobiossensores, e drogas magnéticas.
As novidades e os desafios gerados pelos materiais e sistemas nanoestruturados, por
conta das características peculiares que apresentam, colocam aos cientistas um novo ramo
multidisciplinar de investigação, que se comporta sob os auspícios da biotecnologia, a saber
sob a voga da aplicação e manipulação de organismos, sistemas e processos biológicos a partir principalmente das técnicas da biologia molecular, bioquímica, microbiologia, genética e
engenharia genética - se tomarmos como amparo "somente" a aplicação da N&N às ciências
biológicas, a qual pode ganhar simplificações e/ou complexidades características se o "alvo"
for a sua aplicação no campo da saúde humana, com objetivos precisamente clínicos.
Ora, isto pode nos colocar num campo de investigação metacientífica que nos impede a
formulação geral e abrangente do que vem a ser as nanotecnologias, bem como nos impede
também uma determinação completa de seu estatuto científico. No entanto, não nos impede
uma formulação mínima que explicite sua coerência teórica - científica, metodológica e experimental. Neste sentido, mais do que formular um discurso metacientífico sobre as nanotecnologias - isto é um discurso legitimador, que evidencia sua lógica e estrutura interna, porém
na sua generalidade - urge intentar um discurso paracientífico, ou seja, que se processa em
paralelo com as investigações efetivamente realizadas nesse campo multidisciplinar de conhecimento científico, cuja natureza é fluída e bastante maleável, em virtude dos conhecimentos e das tecnologias que são empregadas para solucionar determinados problemas teoricamente colocados pela investigação realizada. Em suma, o fundamental é, em termos epistemológicos, estabelecer uma relação de parceria e de acompanhamento de tal modo que não
se pretenda dizer como se deve fazer - científica e tecnologicamente - esse ou aquele experimento, mas que se busque mecanismos e estratégias interpretativos de tal modo a evidenciar para a comunidade científica envolvida, para os filósofos das ciências interessados nessas
novas temáticas, e para a comunidade leiga em geral - socialmente interessada, porquanto
virtualmente afetada pelos novos aparatos nanotecnológicos porventura advindos dessas
pesquisas (financiadas, inclusive, com recursos financeiros dos governos, como no caso
brasileiro, previsto no orçamento [item 11.0] do PPA 2004-2007) - a racionalidade inerente a
tais experimentos e a suas possíveis aplicações, sua singular validade epistêmica e ética.
Deste modo, duas questões básicas se colocam: (a) qual ou quais os estatutos epistêmicos de uma pesquisa em nanotencologias; e (b) quais as suas implicações e como tais
pesquisas em N&N se validam eticamente (pode-se acrescentar, também, socialmente).
Acrescente-se às mesmas uma necessária especificação: atentando para as pesquisas em nanJulio - Diciembre de 2009
283
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
otecnologias voltadas para as ciências biológicas e, principalmente, as aplicadas à saúde
(humana). Portanto, pensar em estratégias de resolução dessas questões é a meta geral de
investigações sobre as nanotecnologias.
Tomemos como exemplo o que a própria comunidade dos cientistas envolvidos (particularmente os brasileiros, mas que certamente também refletem as opiniões da comunidade
internacional) em nanotecnologias preconiza como possibilidades viáveis e interessantes a
sua aplicação clínica.
Zulmira Laçava e Paulo Morais, professores da Universidade de Brasília envolvidos no projeto de pesquisa de desenvolvimento de nanopartículas magnéticas exemplificam algumas de
suas possibilidades aplicáveis a variados campos da biologia (desenvolvimento de
biossenssores para poluentes, ou para a detecção de contaminantes bacterianos) e da medicina (como, por exemplo, sua aplicação em tecnologias voltadas para sistemas de liberação
controlada de fármacos [drug delivery sistems] mediante alvos dirigidos; ou ainda como ferramenta fundamental na detecção por ressonância magnética; ou também aplicada com precisão celular em procedimentos de magnetotermocitólise [morte celular por calor gerado
magneticamente]). Ora, tais investigações envolvem, de imediato, pesquisadores das áreas de
biologia, física e química e por suas necessidades tecnológicas deve envolver também
pesquisadores das engenharias. Como tantos pesquisadores tão distintos entre si em seu
aparato e estatuto epistêmico interagem entre si? A nosso ver, seguramente não é por conta
nem da proximidade téorico-metodológica, nem mesmo por uma suposta homologia
estatutária que tais pesquisadores se unem. Nossa hipótese primeira é que o fator unificante
provém de um alvo metacientificamente estabelecido, a saber, as possíveis aplicações práticas que os sistemas nanoestruturados desenvolvidos por essas equipes multidisciplinares
podem ter. Em princípio, as pesquisas no campo das nanopartículas magnéticas não são diretamente aplicáveis aos possíveis usos elencados pelos pesquisadores. Ousamos até dizer que,
só após um desenvolvimento mínimo (o que vem a ser isso? Provavelmente algo bastante
maleável que só pode ser determinado a partir dos primeiros resultados das pesquisas do
setor) das pesquisas de base para o desenvolvimento de sistemas magnéticos nanoestruturados - como desenvolvê-los, como controlá-los e manipulá-los levando em consideração suas
nanopeculiaridades -, é que se pode partir para o desenvolvimento de pesquisas que levem
em conta problemas teóricos e práticos significativos, por exemplo: como os organismos
vivos, especialmente os sistemas orgânicos (refiro-me, especialmente, ao corpo humano)
interagem com algumas dessas nanopartículas, de tal modo a potencializar qualitativamente
o modus essendi e o modus operandi desses mesmos organismos; e evitando problemas e
"efeitos colaterais" variados como contaminação, imunodeficência, dentre outros. Daí a necessidade de estudos sobre o "comportamento biológicos desses novos materiais" bem como da
evidência que
Os nanobiotecnologistas precisarão dos conhecimentos das áreas envolvidas - biologia, física, química, farmácia, engenharia - cruzar barreiras, usar as habilidades e as linguagens das várias ciências que necessitam
para fazer os sistemas vivos e os artificiais trabalharem lado a lado (Laçava e Morais, 2002: 3).
284
Nanotecnología
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
De qualquer modo, parece ser esse télos metacientífico o que motiva as pesquisas multidisciplinares em nanotecnologias. Em outros termos, poderíamos dizer que o ponto norteador
e unificador de tantos profissionais diferentes, com metodologias, técnicas, paradigmas científicos distintos, é uma espécie de aposta, que por sua novidade, não estão claros nem para
os pesquisadores (principalmente) quais os efeitos benéficos ou colaterais que suas
"invenções" podem apresentar. É como se a síndrome, a maldição de Fausto rondasse constantemente as vizinhanças das nanotecnologias! Se tomarmos como exemplo o artigo "O que
é nanobiotecnologia? Atualidades e perspectivas", dos pesquisadores Durán e De Azevedo, do
Instituto de Química da UNICAMP, vislumbramos um pouco esse sentido da aposta metacientífica da nanotecnologias:
A grande motivação que levou ao estudo destas estruturas nanométricas aplicadas a sistemas biológicos
foram as suas inúmeras vantagens como o direcionamento a alvos específicos, liberação progressiva do fármaco, menor toxicidade, menor número de doses (conveniência), diminuição dos picos plasmáticos, proteção
e economia do fármaco. [...] ademais da eficácia terapêutica, ela é conveniente ao paciente, seja do ponto de
vista de seu conforto e adesão ao tratamento, seja do menor custo em hospitais, com menor necessidade de
internações, remoções cirúrgicas de implantes e complicações pós-cirúrgicas. Entretanto nada foi exposto a
respeito de possíveis desvantagens associadas a estes tratamentos. Uma dificuldade seria interromper a ação
farmacológica do medicamento, no caso de intoxicação ou alguma intolerância, inclusive com risco de acúmulo do fármaco se não for acompanhada a sua farmacocinética (Durán e De Azevedo, 2004: 8-9)
Vê-se, pois, que se trata de uma aposta carregada de perigos... Que se agigantam aos
olhos dos leigos em geral, tomando as proporções de uma possível catástrofe - capaz de afetar toda a humanidade, dizimando-a ou degradando-a, de tal modo que, num caso ou em
outro, ela perde sua essência e natureza, "superior" e "semi-divina", de ser humana.
Não deixa de ser sintomático que em vários textos de nanotecnologia encontramos referências ao fato hodierno de que boa parte das conjecturas tecno-científicas, dos ainda virtuais
- não no sentido de que ainda não existam; sim, já existem, mas estão em sua existência efetiva, impregnados de possibilidades por se realizarem - sistemas nanofabricados que, por falta
de tecnologias de nanofabricação e nanomanipulação, ainda não puderam sair das projeções.
E essas citações vêm acompanhadas de expressões genéricas referentes às ficções científicas.
Além de evidenciar os possíveis e incríveis ganhos que a humanidade poderá usufruir das
pesquisas em nanotecnologias, essas colocações também revelam um medo latente, porém
constante em todos nós, leigos ou cientistas, da catástrofe e da aniquilação absoluta. Como
bem observa L. V. Thomas,
Os progressos consideráveis da técnica alargaram e tornaram complexos os campos de intervenção, o lugar
excepcional ocupado pelas mídias que conferem ao homem de hoje a impressão de imediatez e de
onipresença face o acontecimento e talvez um obscuro e permanente reflexo de culpabilidade podem bem
explicar o interesse voltado à catástrofe e, em seu prolongamento, ao apocalipse. A este respeito, a ficção
científica constitui um revelador de grande perspicácia: encontra-se nela um fundo mitológico arquetípico
das representações fantasmagóricas da ciência, a obsessão do fantástico apocalíptico (Thomas, 1986: 107).
É fato porém que a história recente tem, contundentemente, alimentado nossa imaginação e nosso medo obsessivo do fantástico apocalíptico. Práticas genocidas foram empreJulio - Diciembre de 2009
285
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
gadas em larga escala na Alemanha durante o regime nazista. Políticas questionáveis em
saúde pública - como esterilização em massa, cirurgias neurológicas altamente invasivas
como a lobotomia, dentre outras tantas - foram empregadas, geralmente sob os auspícios das
ciências. Surge diante disso, cada vez mais crescente, o medo de um retorno de práticas e
políticas eugênicas. Sem levarmos em conta o intenso desenvolvimento de tecnologias bélicas, das armas capazes de acertar um alvo com precisão quase total (que vai de uma pistola
às tecnologias de mísseis teleguiados) até os artefatos de destruição em massa (bombas
nucleares, e armas químicas ou biológicas). Por que, então, não haveria o risco de se desenvolver artefatos nanofabricados, capazes de trucidar vidas?
Este medo constante afeta todas as pessoas, inclusive os cientistas. E dado o papel capital que os cientistas têm no desenvolvimento e fabricação desses artefatos, que podem ser
empregados com finalidade de destruição e aniquilamento, sua responsabilidade ética com tal
emprego das ciências e tecnologias desenvolvidas aflora à pele.
Ora, se as pesquisas em nanotecnologias parecem se dar a partir de uma aposta metacientífica - isto é, na aposta de se conseguir um resultado que supera os limites da pesquisa
multidisciplinar das nanotecnologias, que tenham uma funcionalidade e uma relevância
social, médica, econômica, tecnológica, etc. - deve-se também admitir que essa aposta possa
ser muito arriscada. Busca-se uma melhoria da vida humana; mas o que pode realmente
garantir que os avanços tecno-científicos das nanotecnologias não acarretem, como conseqüência, o aniquilamento humano? Em suma, não há como se garantir que o objetivo visado
se realize a partir da criação de um artefato, cuja legitimação inicial foi aquele objetivo.2
A nossa hipótese é que esse temor ético provenha do fato de que, mais do que o risco de
afetar a natureza, de que por si só já se tem alguma espécie de temor, há uma intensificação,
pois se pergunta pela integridade da natureza humana frente ao desafio das nanotecnologias.
Explicitemos melhor essa questão.
Como bem observa Latour (2000), a natureza sempre é reclamada numa disputa científica. Quando o embate ainda está em curso, as partes envolvidas na contenda reclamam para
si a voz da natureza, e dizem - ambas - expressarem melhor, ou de modo veraz, essa voz.
Contudo, nessa fase a natureza aparece como um resultado ou uma conseqüência das
pesquisas realizadas, de tal modo que não há ainda como contar realmente com ela. Só dá
para contar efetivamente com os pares que compartilham as mesmas posições diante da
polêmica. Algo similar acontece com os cientistas envolvidos em nanotecnologias: suas projeções assemelham-se às imaginadas pelos autores de histórias de ficção científica. Já comentamos um pouco este aspecto constante em muitos textos de nanotecnologias. Ele aponta
para certo temor... Mas também aponta para o feito prometêico de melhorar significativamente as nossas vidas. Tal feito ainda não se realizou em larga medida por força da ausência
de tecnologias aptas ao desenvolvimento de muitos dos artefatos nanoestruturados. Mas as
2
Seguramente, alguns teóricos são fundamentais nessa concepção, principalmente Nietzsche, em sua Genealogia
da Moral (1887), Segunda Dissertação, seção 12; Darwin, Origem das Espécies, cap. IX; e Dennett, A Perigosa Idéia de
Darwin, p. 488.
286
Nanotecnología
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
pesquisas que devem culminar no desenvolvimento dessas "tecnologias-meio" estão em pleno
curso. É só depois disso tudo que talvez as nanotecnologias poderão reclamar para si a autoridade da voz da natureza para a resolução das contendas...
Mas é fato também interessante que a natureza requerida não equivale a nossa realidade
macroscópica, fenomenológica, sensível - como nós, os filósofos, diríamos. A realidade, a
natureza, não é simplesmente pequena; ela é imensamente pequena, de tal modo que sua
observação quase beira a intervenção da percepção na sua ordem subjacente (tal como preconizada pela física quântica3). Aliás, deve-se atentar que a natureza recorrente às nanotecnologias é decorrente, sempre, de algum empreendimento tecnológico, de engenharia. Como
Drexler (1986) afirma peremptoriamente, "Nossa Tecnologia encontra suas fundações na sua
faculdade em arranjar os átomos". Nos níveis nanométricos, provavelmente mais do que em
quaisquer outros, fica patente que não há um abismo intransponível entre natureza e artificialidade. Ao contrário: a interação humana com a natureza consiste justamente no fato de que o
homem sempre procurou, para garantir até mesmo a sua sobrevivência como indivíduo e
como espécie, afetar a ordem natural das coisas, de modo a transformar artificialmente a
natureza como um todo e, por conseguinte, a sua própria. Como nos diz Rabinow, comentando o filósofo francês Dagognet,
[...] durante milênios a natureza não foi natural, no sentido de pura e intocada pelo trabalho humano. [...] a
maleabilidade da natureza demonstra um "convite" ao artificial. A natureza é um bricoleur cego, uma lógica
elementar de combinações, produzindo uma infinidade de diferenças potenciais. Estas diferenças não estão
prefiguradas por causas finais, não há uma perfeição latente buscando a homeostase. Se a palavra "natureza"
deve reter algum sentido, ela deve significar uma polifenomenalidade explícita de apresentação. Uma vez
compreendida nestes termos, a única atitude natural do homem seria facilitar, estimular, acelerar sua expansão: variação temática, não rigor mortis. Dagognet nos lança um desafio de feição consumadamente moderna: "ou caminhamos para uma espécie de veneração ante a imensidão daquilo que é ou aceitamos a possibilidade de manipulação." O termo manipulação é apropriadamente ambíguo; infere tanto um desejo de
dominar e disciplinar, quanto um imperativo de aperfeiçoar o orgânico. Confrontar esta complexidade constitui o desafio da artificialidade e do Iluminismo (Rabinow, 1999: 154).
Ora, o ser humano não é algo fora da natureza, nem mesmo uma exceção dela. É parte
integrante dela, com a qual se relaciona e interage a partir de seu ímpeto natural de manufaturá-la, de moldá-la e reorganizá-la artificialmente. O homem não é um simples organismo
regulado por algumas leis naturais. Aliás, mesmo a dinâmica evolutiva e de variação das espécies vivas, ainda que suficientemente revelada - de tal modo que parece aos nossos olhos
inteligível - pelo princípio da seleção natural, não basta para explicar, caso a caso, os estratagemas adotados para garantir a sobrevivência do indivíduo e a perpetuação da espécie. No
caso do animal humano, sua ecologia implica compreendermos que ele não é pura e simplesmente determinado por uma carga genética; mas que ele desenvolveu, durante milhares de
3
O que não implica necessariamente um limite às nanotecnologias, posto que o princípio da incerteza se aplica a
níveis subatômicos, ou seja, a níveis inferiores ao nível atômico, onde ocorrem as nano-manipulações. Para tanto, conferir Drexler (1986), capítulo 1, "Engines of Construction".
Julio - Diciembre de 2009
287
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
anos, várias estratégias que podem ou não garantir sua sobrevivência enquanto indivíduo e
enquanto espécie. Diz-nos Georges Canguilhem que:
[...] o homem é o animal que por meio da técnica, consegue variar, no próprio local, o ambiente de sua atividade. Deste modo, o homem se revela, atualmente, como a única espécie capaz de variação [...] A saúde é
uma margem de tolerância às infidelidades do meio. Porém, não será absurdo falar em infidelidade do meio?
Isto ainda é admissível quanto ao meio social humano, em que as instituições são, no fundo, precárias, as
convenções revogáveis, as modas efêmeras como um relâmpago. Mas o meio cósmico, o meio do animal de
modo geral não será um sistema de constantes mecânicas, físicas e químicas, não será feito de invariantes?
É claro que esse meio definido pela ciência é feito de leis, mas essas leis são abstrações teóricas. O ser vivo
não vive entre leis, mas entre seres e acontecimentos que diversificam essas leis (Canguilhem, 1990: 142 e
159).
Algumas dessas estratégias humanas - diversificadoras das leis naturais e, como tais,
garantias mínimas da sobrevivência da espécie - são as culturas, as ciências e as tecnologias.
E são justamente essas últimas que, a partir do século XX, especialmente de 1900 até hoje,
fizeram com que, no homem, natureza e artificialidade deixassem de ser encaradas como
forças antagônicas.4
Será essa conjugação entre o artificial e o natural no corpo humano a chave que caracterizará nosso "bom design", segundo a fórmula proposta por Dawkins (2001: 64-66) diante da
evolução e variação das espécies? É difícil dizer, visto que o "designer" dos seres vivos é ainda recorrendo ao rol das metáforas de que se vale o mesmo Dawkins - o relojoeiro cego,
isto é, a seleção natural que, contrariamente a qualquer artífice, "não prevê, não planeja conseqüências, não tem propósito em vista." Em suma: dessa conjunção pode sim decorrer nosso
novo design; mas não dá para garantir se ele será bom ou mal, eficaz ou inócuo, ou mesmo
exterminador, podendo levar a espécie humana à extinção.
Entretanto, tal impasse deve manter-nos atônitos e estáticos, deixando de fazer aquilo
que, aparentemente caracteriza nossa condição humana, a saber, nossa capacidade de nos
adaptar ao meio transformando-o? Afinal, não somos propriamente seres adaptacionistas. A
nosso ver não resta outro caminho senão o de dar prosseguimento aos avanços tecno-científicos dos quais as nanotecnologias são apenas um dos capítulos. Mas seguramente é um dos
capítulos que nos desafia a pensar, não no que seremos futuramente, mas no que somos hoje,
animais tecnológicos, que acabamos por nos tornar humanos.
4
É o próprio Canguilhem que observa sobre a biologia do século XX: "Foi porque os físicos e os químicos tinham,
de certo modo, desmaterializado a matéria, que os biólogos puderam explicar a vida, desvitalizando-a. O homem investigava agora em preparações laboratoriais o que tinha procurado compreender nos organismos, tal como a natureza
lhos oferecia desde tempo imemoriais. De descritivo, o darwinismo tornou-se dedutivo. De vivissectora, a fisiologia
tornou-se matemática. O que o olho ou a mão não podiam discernir ou perceber foi confiado ao poder dos aparelhos
de detecção. De ora em diante já não há mais biologia sem maquinaria, nem sem calculadoras. O conhecimento da
vida depende, de agora em diante, de novos autômatos. São eles seus modelos, os seus instrumentos e delegados.
[...] Nunca até este ponto se tinha tornado manifesto quanto o homem deve trabalhar para tornar estranhos a si os
objetos ingênuos das suas perguntas vitais, para merecer conhecê-los cientificamente" (Canguilhem, 1980: 106). Como
essa fórmula escrutina bem pelo que passa as pesquisas em nanotecnologias voltadas para as ciências da vida!
288
Nanotecnología
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Nossos impasses quanto a nossa sobrevivência, e de modo mais radical a nossa existência, devem ganhar uma configuração ética. Contudo não uma ética deontológica - do que deve
ou não ser permitido fazer -, tampouco uma pseudo-ética que apenas justifica e legitima interesses sociais, econômicos, geopolíticos e militares escusos. Essa configuração ética é aquela
que acompanha toda a pesquisa, inclusive e talvez até principalmente em nanotecnologias:
temos que ser responsáveis pelo que somos - enquanto indivíduos embora não se possa
garantir o mesmo quanto à nossa condição de espécie - visto que somos o resultado de nossa
interferência no meio. Ora, à medida que afetamos engenhosamente o meio, tendemos à
medida similar, a afetar nós mesmos. Neste sentido, nós nos fazemos; somos o resultado porém, não necessariamente previsto - de uma complexa rede de engenharia, biológica e
molecular, sempre interagindo com o meio ambiente (que, neste caso, também é ecológica).
Dito ainda de outra maneira, somos o resultado em aberto, inacabado e sempre por se fazer
e realizar, de nossa potência transformadora da realidade de indivíduos, de sujeitos, de espécie, de coletividade e de sociedade.
É neste sentido, que podemos retomar a metáfora de Dawkins para pensar nossa relação
ética com os artefatos oriundos das novas tecnologias como as desenvolvidas sob o selo das
nanotecnologias. Construímo-nos e, portanto, devemos mais do nunca garantir nossa autogestão, nosso auto-governo; é por um curioso processo de autocracia (utilizamos o termo aqui
mais por sua etimologia que pelo sentido usual que alguns teóricos vêm empregando para
pensar o fenômeno ditatorial) que se pode constituir um efetivo exercício de autonomia, de
liberdade. Ora, qualquer exercício autocrático e autonômico de liberdade não se pode dar sem
levar em conta a inevitável interação em que ela implica e, portanto, na inevitável dimensão
social de nossa auto-constituição como sujeitos livres; ou seja, fazemo-nos livres não por uma
sorte estranha de atomização individualista de nossos modus essendi e operandi, de nosso
modo de ser e de agir, mas sim por nossa inescapável condição social. O que implica dizer
que a prática tecno-científica em geral e a nanotecnológica em particular sempre tem uma
dimensão social, política, ética que lhe é inerente; isto é, dimensões que têm que ser consideradas não na condição de efeitos - benéficos ou deletérios - dos produtos dessas pesquisas
nanotecnológicas, mas como dimensões mesmas, próprias, dessas ações e dos produtos gerados a partir dessas ações nanotecnológicas. Afinal, ao acatarmos o princípio de que nossa
condição humana diante do meio em que vivemos marca-se muito mais pelo movimento
transformador do que adaptacionista, há que se admitir inevitavelmente que não nos afetamos e transformamo-nos apenas a nós mesmos, mas a todos com quem interagimos, ainda
que de modos e graus diversos. E a cada vez mais, vivemos num tempo em que as interações
são mediadas tecnologicamente, seja pelos diversos meios de comunicação a que dispomos
atualmente, seja pelos que somos capazes de produzir e inventar. É esta dimensão - social,
coletiva, ética - das ações e produtos tecnológicos (e especificamente ao caso aqui considerado das nanotecnologias) que os nanocientistas e os nanotecnólogos não devem esquecer:
que não apenas as ações, mas também os produtos nanotecnológicos são mediadores sociais e éticos, pelos quais podemos todos nos fazer mais livres ou mais opressores/oprimidos.
Não perder de vista esta inevitável dimensão sócio-ética dos nanoartefatos é admitir como funJulio - Diciembre de 2009
289
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
damental, por mais difícil que seja administrá-la, o tenso diálogo, porquanto plural, com os
concernidos (num nível mais direto ou com envolvimentos mais distantes e indiretos), posto
que vivemos num mundo plural mas comum (Latour, 2003).
Portanto, estas reflexões não implicam que nós devamos ser visceralmente contra nem
ingenuamente entusiastas das pesquisas em nanotecnologias, mas sim sermos responsáveis
e livres, percebendo que as distâncias entre o fato e o artefato, entre o biológico e a engenharia, entre o natural e o artificial, entre o individual e o social, são bem menores do que
acreditávamos até então. Como bem nos aconselha Canguilhem (1980),
Temos de aceitar a colaboração destes simuladores das funções do ser vivo humano, temos de acatar, a partir de agora, viver na sua companhia, se de fato nos empenharmos em saber melhor o que é viver.
Eis o que faz de nós maravilhosamente humanos!
290
Nanotecnología
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Referencias
Billouet, P. (2003) "L'appropriation: Habermas Face à L'eugénisme Liberal" en
Critique. 679, Déc 2003, pp. 930-945.
Brasil - Ministério da Ciência e Tecnologia (MCT), (2004) Desenvolvimento da
Nanociência e da Nanotecnologia. Proposta do Grupo de Trabalho Criado pela
Portaria MCT n.º 252 como subsídio ao Programa de Desenvolvimento da
Nanociência e da Nanotecnologia do PPA 2004-2007. Brasília: MCT.
Canguilhem, G. (1980) Ideologia e Racionalidade nas Ciências da Vida. Lisboa,
Edições 70.
(1990) O Normal e o Patológico. Rio de Janeiro, Forense Universitária.
Colton, R. J. (2004). "Nanoscale Measurements and Manipulation" en J. Vac. Sci
Technol. B 22 (4), Jul/Ago 2004, pp. 1609-1635.
Craighead, H. G. (2003) "Nanostructure Science and Technology: Impact and
Prospects for Biology" en J. Vac. Sci Technol. A 21 (5), Sep/Oct 2003, pp. 216221.
Darwin, C. (2002) Origem das Espécies. Belo Horizonte: Itatiaia.
Dawkins, R. (2001) O Relojoeiro Cego. São Paulo, Companhia das Letras.
Dennett, D. C. (1998) A Perigosa Idéia de Darwin: A evolução e os significados da
vida. Rio de Janeiro: Rocco.
Drexler, K. E., Peterson, C. e Pergamit, G. (1991) Unbounding the Future: The
Nanotechnology Revolution. Quill, New York.
Drexler, K. E. (1986) Engines of Creation. The Coming Era of Nanotechnology.
Anchor Books, New York.
(1992) Les Engins Créateurs. L'avènement des Nanotechnologies. trad. de
Marc Macé. [edição on line] disponível no site da Foresight Institute www.foresight.org [acessado em 23 de junho de 2004].
Durán, N. e De Azevedo, M. M. M. (2002) "O Que é Nanobiotecnologia? Atualidades
e Perspectivas". Monografia LQES - Laboratório de Química do Estado Sólido Instituto de Química - UNICAMP http://lqes.iqm.unicamp.br, 2002 [acessado em
23 de junho de 2004].
(2002) "Rede de Pesquisa em Nanobiotecnologia" en Com CiênciaNanociência & Nanotecnologia. Nov 2002. http://www.comciencia.br/artigos/
nanotecnologia/ nano20.htm [acessado em 06 de julho de 2004].
Feynman, R. P. (2002) "Há Mais Espaços lá Embaixo: Um Convite para Penetrar em
um Novo Campo da Física" en Com Ciência-Nanociência & Nanotecnologia. Nov
2002. http://www.comciencia.br/artigos/nanotecnologia/nano19htm [acessado
em 06 de julho de 2004].
Foucault, M., (1994a) "La Vie: L'expérience et la Science". in: Dits et Écrits. Tome IV.
Paris, Gallimard.
(1994b) "Le Sujet et le Pouvoir". en: Dits et Écrits. Tome IV. Paris, Gallimard.
(1979) "Teoria e Instituições Penais", en: Kremer-Marietti, A., Introdução ao
Pensamento de Michel Foucault. Rio de Janeiro, Zahar.
(1969) L'Archéologie du Savoir. Paris, Gallimard.
(1987) Vigiar e Punir. Petrópolis, Vozes.
Julio - Diciembre de 2009
291
res3413.qxp
6/23/2009
11:39 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Gupta, A., Akin, D. e Bashir, R., (2004) "Single Virus Particle Mass Detection
Using Microresonators with Nanoscale Thickness" en Applied Physics Letters. 84
(11), March 2004, pp. 1976-1978.
Laçava, Z. e Morais, P. (2002) "Nanobiotecnologia e Saúde" in Com Ciência Nanociência & Nanotecnologia. Nov 2002. http://www.comciencia.br/artigos/
nanotecnologia/nano15htm (acessado em 07 julho de 2004).
Latour, B. (2000) Ciência em Ação. Como Seguir Cientistas e Engenheiros
Sociedade Afora. São Paulo, EdUNESP.
(2003) Un Monde Pluriel Mais Commun. Entretiens Avec Fraçois Ewald.
Paris, L'Aube/Seuil.
Maia, A. C. (2003) "Biopoder, Biopolítica e o Tempo Presente", en: Novaes, A. (org.)
O Homem-Máquina: A ciência manipula o corpo. São Paulo, Companhia das
Letras.
Nalli, M. (2005) "Antropologia e Racismo no Discurso Eugênico de Renato Kehl" en
Teoria & Pesquisa. São Carlos, v. 47, n. 44, 2005, pp. 119-156.
(2003) "Antropologia e Segregação Eugênica: Uma Leitura das Lições de
Eugenia de Renato Kehl", en: Boarini, M. L. (org.), Higiene e Raça como
Projetos: Higienismo e Eugenismo no Brasil. Maringá, EdUEM.
(2007) "Crítica e Diferença: O Projeto Foucaultiano de uma Ontologia do
Presente", en: Weber, B. T., e Conrad D. A. (org.), Visões do Mundo
Contemporâneo: Caminhos, Mitos e Muros. Santa Maria, FACOS-USFM.
Nietzsche, F. (1987) Genealogia da Moral: Um Escrito Polêmico. São Paulo,
Brasiliense.
Oliveira, L. O. (2003) "Biontes, Bióides e Borgues", en: Novaes, A. (org.), O HomemMáquina: A ciência Manipula o Corpo. São Paulo, Companhia das Letras.
Rabinow, P. (1999) Antropologia da Razão. Rio de Janeiro, Relume Dumará.
Reynolds, G. H. (2001) "Environmental Regulation of Nanotechnology: Some
Preliminary Observations". Environmental Law Reporter. Washington, DC, USA.
31, June 2001: 10681-10688. (edição consultada em arquivo PDF, disponível no
site da Foresight Institute www.foresight.org).
Stengers, I. (2002) A Invenção das Ciências Modernas. São Paulo, Editora 34.
Thomas, L. V. (1986) ''Décadence et Apocalypse dans la Science Fiction''. Cahier
Figures, 1: "Décadence et Apocalypse". Dijon: EUD, Coll. Figures, 1986: 107132.
Pascal, B. (1998) Oeuvres Completes. Paris: Gallimard (Éd. Pleiade).
292
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 1
Nanotecnologia
e meio ambiente
para uma sociedade
sustentável
Paulo Martins*
Fecha de recepción: julio de 2008
Fecha de aceptación: diciembre de 2008
* Instituto de Pesquisas Tecnologicas do Estado de Sao Paulo - IPT.
Correo electrónico: [email protected]
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 2
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 3
Nanotecnologia e meio ambiente
para uma sociedade sustentável
Paulo Martins
Resumen
O presente texto começa por apresentar uma breve introdução histórica descritiva da nanotecnologia e a seguir indica uma concepção de como se articulam as oportunidades tecnológicas
e o meio ambiente. Em continuidade é indicado como podemos estabelecer as relações entre
a nanotecnologia, oportunidades tecnológicas e meio ambiente. Sendo a sociedade sustentável a meta a ser alcançada, em seguida o texto indica as relações entre este tipo de sociedade
e a nanotecnologia. Este texto é finalizado indicando algumas conclusões preliminares relativas as interrelacoes entre nanotecnologia, oportunidades tecnológicas e meio ambiente no
processo de construção de uma sociedade sustentável e indicando algumas questões teóricas
para a reflexão coletiva
Palavras Chave: nanotecnoogia, sociedade sustentável, meio ambiente, oportunidades tecnológicas
Abstract
This paper has seven topics that discuss the relationship between Nanotechnology and
Environment to build a Sustainable Society. In a glance is showed what is nanotechnology and
its recent history (topics 1 and 2). In continuity is presented the theoretical bases to understand
the relationship between environment and technological opportunities. The topic4 introduce
nanotechnology in the reflection about environment and technological opportunities.
Nanotechnology and Sustainable is discussed in the topic 5. After theses previews topic are presented the preliminary conclusions and suggestions to the theoretical reflections.
Key words: nanotechnology, sustainable society, environment, technological opportunities
Julio - Diciembre de 2009
293
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 4
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 5
Edgard Morin, eminente cientista mundial, nos indica o contexto social em
que nos encontramos no atual estágio do desenvolvimento
hegemônico em nosso planeta
"A NAVE ESPACIAL TERRA É MOVIDA POR QUATRO MOTORES
ASSOCIADOS E, AO MESMO TEMPO, DESCONTROLADOS: CIÊNCIA,
TÉCNICA, INDÚSTRIA E CAPITALISMO (LUCRO).
O PROBLEMA ESTA EM ESTABELECER UM CONTROLE
SOBRE ESTES MOTORES: OS PODERES DA CIÊNCIA, DA TÉCNICA,
E DA INDÚSTRIA DEVEM SER CONTROLADOS PELA ÉTICA,
QUE SÓ PODE IMPOR SEU CONTROLE POR MEIO DA POLÍTICA" (1)
Portanto, o que temos é: "A SOCIEDADE ATUAL É INSUSTENTÁVEL
TANTO PARA O PLANETA EM QUE HABITAMOS COMO PARA A MAIORIA
DA POPULAÇAO. O QUE TEMOS, PORTANTO, É UMA ORDEM DE UM MUNDO A SUPERAR" (2)
A ordem de um mundo a superar sempre nos coloca a questão da utopia.
Mário Quintana nos da uma dica em relação a isto
DAS UTOPIAS
Se as coisas são inatingíveis... ora!/ Não é motivo para não querê-las...
Que tristes os caminhos, se não fora/ A presença distante das estrelas! (3)
Essa utopia pode ser nomeada como:
"....A META A SER ATINGIDA É A SOCIEDADE SUSTENTÁVEL,
CARACTERIZADA GROSSO MODO COMO NÃO CAPITALISTA, EM
QUE A QUESTAO AMBIENTAL É ENTENDIDA COMO UM FATOR DE RESTRIÇAO
DE PRIMEIRA ORDEM AS ATIVIDADES ECONOMICAS" (4).
Mas muitos estão atravancando o caminho para a realização
desta utopia. Novamente, Mário Quintana nos ensina em seu
POEMINHA DO CONTRA:
Todos estes que aí estão/ Atravancando o meu caminho,
Eles passarão./ Eu passarinho! (5)
1 Introdução
A
Nanotecnologia pode ser apresentada em duas formas. Na primeira
delas, esta tecnologia se caracteriza através de dois aspectos principais. O primeiro deles se
2
Morin, Edgard. Por uma globalização plural. Folha De São Paulo Domingo, 31/3/02, p.a16.
2
Martins, Paulo R. Por Uma Política Ecoindustrial. In O desafio da Sustentabilidade. Um debate socioambiental no
Brasil, Silva, Marina et all (org) São Paulo, Ed. Fundação Perseu Abramo, 2000, p.111.
2
MÁRIO QUINTANA - ESPELHO MÁGICO. http://www.pensador.info/autor/Mario_Quintana
2
Martins, Paulo R. Por Uma Política Ecoindustrial. In O desafio da Sustentabilidade. Um debate socioambiental no
Brasil, Silva, Marina et all (org) São Paulo, Ed. Fundação Perseu Abramo, 2000, p.111
2
Quintana, Mário. Poeminha do Contra http://www.pensador.info/autor/Mario_Quintana/3
Julio - Diciembre de 2009
295
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
refere ao prefixo nano, que é indicador de medida. Um nano significa a bilionésima parte de
um metro, ou seja, 10-9 metros. Portanto, nanotecnologia se refere somente a escala e não
a objetos, como por exemplo a biotecnologia, onde o prefixo bios significa vida.
O segundo aspecto é que nanotecnologia se refere a uma série de técnicas utilizadas para
manipular a matéria na escala de átomos e moléculas que para serem enxergadas requerem
microscópios especiais (STM e SPM).
Para que os leitores possam exercitar as respectivas imaginações podemos indicar que um
único fio de cabelo humano tem a dimensão de 80.000 nm (nanômetros) de espessura,
enquanto que 1 nm contem 10 átomos de hidrogênio colocados lado a lado. A conhecidíssima molécula de DNA tem o tamanho de aproximadamente 2,5 nm de largura, enquanto que
um glóbulo vermelho tem 5.000 nm de diâmetro.
A segunda forma de apresentarmos a nanotecnologia se refere a considerar primeiro a
nanociência como o estudo dos princípios fundamentais de moléculas e estruturas com uma
dimensão entre 1 a 100 nm (nanômetros). A nanotecnologia seria então a aplicação destas
moléculas e nanoestruturas em dispositivos nanométricos.
As partículas nano embora sendo do mesmo elemento químico se comportam de forma
distinta - em relação as partículas maiores - em termos de cores , propriedades termodinâmicas , condutividade elétrica, etc . Portanto, o tamanho da partícula é de suma importância
porque muda a natureza das interações das forças entre as moléculas do material e assim,
muda os impactos que estes processos ou produtos nanotecnológicos tem junto ao meio
ambiente, a saúde humana e a sociedade como um todo.
São os comportamentos distintos acima referidos que interessam diretamente ao processo de produção industrial em curso, pois isto proporciona avanços incrementais na elaboração
de produtos já conhecidos e aponta também para a introdução de novos produtos.
Mas como se criam as nanotestruturas com objetivos industriais? O leitor deve fixar a compreensão de que duas são as técnicas para se criarem nanoestruturas , com variados níveis
de qualidade, velocidade e custos. Elas são conhecidas como "Botton-up" (baixo para cima) e
"Top-down" (cima para baixo). É preciso realçar que nos anos recentes a tendência de convergência entre estas técnicas esta em curso.
No que toca a técnica "Botton-up" ela proporciona a construção de estruturas átomo por
átomo ou molécula por molécula mediante três alternativas a saber:
a) síntese química (chemical Synthesis) , em geral utilizada para produzir matérias primas, nas quais são utilizadas moléculas ou partículas nano;
b) auto-organização ( self assembly). Nesta técnica, os átomos ou moléculas organizamse de forma autônoma por meio de interações físicas ou químicas construindo assim
nanoestruturas ordenadas. Diversos sais em formas de cristais são obtidos por esta técnica;
c) organização determinada (positional assembly). Neste caso, átomos e moléculas são
deliberadamente manipulados e colocados em determinada ordem, um por um.
296
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Em relação a técnica "Top-down" (cima para baixo) esta tem por objetivo reproduzir algo,
porem em menor escala que o original e com maior capacidade de processamento de informações, como em um chip por exemplo. Isto é feito mediante dois caminhos: engenharia de
precisão ou litografia. A indústria de semicondutores realizando isto nos últimos 30 anos.
O desenvolvimento da nanotecnologia pode ser acompanhado via seu processo de institucionalização ocorrido em alguns países como Estados Unidos da América do Norte por
exemplo.
Esta é uma das referencias para se demonstrar a importância atual e futura da
Nanotecnologia. Estas referencias podem ser institucionais como a National Nanotechnology
Iniciative (http://www.nano.gov/) do governo do USA ou da União Europeia , atraves da sua
diretoria de pesquisa (http://cordis.europa.eu.int/nanotechnology/)
Para efeito desta introdução vamos aqui apresentar a visão de um importante cientista no
campo da nanotecnologia. Richard Smalley, prêmiio Nobel de Química de 1996.
"O impacto da nanotecnologia na saúde, riqueza e padrão de vida do povo será pelo
menos o equivalente as influencias combinadas da microeletronica, imagens para diagnósticos medicos, engenharia de computação e polímeros sintéticos ocorridas neste século
(Smalley, 1999).
A contribuição deste premio nobel já falecido foi intensa e como produto de sua dedicação
a este tema foia sua contribuição para a descobertas dos fulerenos . Estes carbonos 60 (C60
) são a terceira forma de carbono mais estável , depois do diamante e grafite. Foram descobertos - em 1985 - pelas equipes de cientistas Harold Kroto, da Universidad de Sussex, James
Heath, Sean O'Brien, Robert Curl y Richard Smalley, da Universidad de Rice, USA. Kroto Curl
y a Smalley ganharam o premio Nobel de Quimica de 1996 pela colaboração no descobrimento desta classe de composto. Abaixo a imagem de um fulereno.
Outra importante descoberta decorente da nanotecnologia foi o nanotubo de carbono que
tem omportantes caracteristicas como ser 100 vezes mais resistente que o aço e 6 vezes mais
leve que o aluminio. Isto, em conjunto com outras qualidades - conditividade eletrica - qualifica este produto com de uma infinidade de usos em termos industriais. Abaixo temos uma
imagem de um nanotubo de carbono
2 Alguns aspéctos históriocos recentes
do desenolvimento da nanotecnologia
A idéia de que a matéria é composta por átomos já tem cerca de 2400 anos, quando o filósofo grego Demócrito defendia esta tese. Mas somente no final da década de 50 do século passado é que temos um fato que marca o inicio da Nanotecnologia em nossos tempos. A figura
3 abaixo indica os principais marcos históricos nas historia recente da nanotecnologia.
O físico Norte Americano Richard Phillips Feynman (11/5/1918 -15/2/1988) faz uma conferencia no dia 29 Dezembro de 1959 ,as 15h, em uma reunião da Sociedade Americana de
Física realizada no Instituto de Tecnologia da Califórnia - Caltech- , denominada "There's
Plenty of Room at the Bottom " (Há muito espaço lá em baixo) A primeira publicação desta
Julio - Diciembre de 2009
297
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
Figura 3. Marcos Históricos da Nanotecnología
Invesção do
Microscopio
Electrónico
1931
1974
Descoberta
dos nanotubos
1986
1981
1959
Palestra de
Richard
Feymann
Eric Dexier lança
o livro “Engines of
creation-The
Coming Era of
Nanotechnology
Termo
“Nanotecnologia”
é criado por
Norio Taniguchi
1985
Invesção do Descoberta
Microscopio de molécula
de fullereno
de
Tunekamento
1991
1992
1989
IBM manipula 35 átomos de xenónio e
escreve comeles sua
marca numa placa de
niquel
Descoberta
dos
nanocones
Fonte: Instituto Inovaçao.
conferencia se deu em fevereiro de 1960 no Caltech's Engineering and Science, O texto completo encontra-se disponível neste site http://www.zyvex.com/nanotech/feynman.html .
Nesta palestra Feynman afirmava que "Os princípios da física não falam contra a possibilidade de se manipular as coisas átomo por átomo". Apontou também para o que seria, a seu
ver, a principal barreira para a manipulação na escala nanométrica: a impossibilidade de vê-la.
A IBM , 23 anos após a palestra de Feynman , em 10 de Agosto de 1982, consegue a
patente do denominado Microscópio de Varredura de Tunelamento Eletrônico (Scanning
Tunneling Microscope - STM) que permite a visualização de imagens em tamanho nano. A partir deste microscópio outro foi desenvolvido, levando o nome de Microscópio de Microssondas
Eletrônonicas de Varredura (Scanning Probe Microcospes - SPM), que permite visualizar e
manipular átomos e moléculas.
Com o auxilio destes aparelhos foi possivel escrever parte do discurso de Richard P.
Fayman em escala nanometrica, conforme pode ser visto a seguir.
O termo Nanotecnologia foi primeiro utilizado pelo Prof. Norio Taneguchi, da Universidade
de Ciência de Tókio. Ele usou este termo para descrever a fabricação precisade novos materiais com tolerâncias nanométricas.
Nos anos 80 este termo adquire nova conotação devido a publicação do livro (1986) de
K.Eric Dexler intitutado "Engines of Criation - The New Era of Nanotecnology". Em 1992, com
a publicação da tese de doutorado deste mesmo autor, defendida no Massachusetts Institute
298
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Figura 2. Parte do discurso de Richard P. Feyman em escala nanométrica.
Fonte: Instituto Inovaçao.
of Technology - MIT - e cujo título é "Nanosystems: Molecular Machinery, Manufacturing and
Computation" a nanotecnologia ganha novo impulso na comunidade científica.
Em 1989 novamente a empresa IBM marca sua presença no desenvolvimento da nanotecnologia. Manipulando 35 atomos de Xenonio, conegue escrever - com estes átomos- sua sigla
em uma placa de níquel . Esta imagem correu o mundo, anunciando um novo estágio na nanotecnologia.
A decada de 90 continua proporcionando grandes avanços neste campo , como foi o caso
dos nanotubos de carbonos , descobertos em 1991 - sua importância já foi demontrada no
item anterior - e em 1992 a descoberta dos nanocones.
Os marcos históricos aqui apresentados não esgotam a histórica recente da nanotecnologia mas demonstram o empenho em se desenvolver teorias e técnicas que permitiram o
avanço da nanotecnologia, materializado nas diversas aplicações industriais realizadas vias
novos processos e materiais nanotecnológicos. Todo este desenvolvimento ocorrido nas ultimas décadas nos países desenvolvidos contou com um suporte institucional amplo coordenado pelo Estado.
Julio - Diciembre de 2009
299
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
3 Meio ambiente e oportunidades tecnológicas
Depreende-se de seus argumentos tratar-se da possibilidade de minimizar impactos ambientais e sociais do processo produtivo, através da inovação (incremental ou revolucionária)
decorrente do emprego das nanotecnologias nos processos produtivos.
As oportunidades tecnológicas são aqui entendidas no sentido das possibilidades que as
diversas tecnologias (biotecnologia, nanotecnologia, etc) apresentam para minimizar os
impactos ambientais e sociais do processo produtivo através da inovação seja ela incremental ou revolucionária. Para entender as relações entre meio ambiente e oportunidades tecnológicas é preciso responder a questão a seguir colocada:
Como entender as relações entre tecnologia e meio ambiente?
No campo neoclássico da teoria econômica, representado pela economia ambiental e dos
recursos naturais, o pressuposto adotado é que toda externalidade pode ser quantificada e em
conseqüência receber uma valoração monetária. Com isto estaríamos internalizando as externalidades.
As criticas a esta postura podem ser feitas sob vários aspectos. Um destes é o aspecto
metodológico, pois, os neoclássicos trabalham fundamentados no individualismo metodológico, segundo o qual:
todas as instituições, padrões de comportamentos e processos sociais só podem ser em princípio explicados
em termos de indivíduos: suas ações, propriedades e relações. É uma forma de reducionismo, o que quer
dizer que nos leva a explicar os fenômenos complexos em termos de seus componentes mais simples (Elster,
1989:37).
Para os neoclássicos os indivíduos são livres, dispõem de todas as informações
necessárias à tomadas de decisões e as tomam de forma racional, baseados em suas preferências. O locus das ações dos indivíduos é o mercado. As críticas a esta postura explicitam que
as preferências alteram-se historicamente, o interesse próprio é uma caracterização inadequada das preferências, e, sob determinadas condições, a ação "racional" não é possível,
mesmo que os indivíduos sejam racionais.
A crítica feita pela economia ecológica à postura da economia ambiental (neoclássica) é
que:
argumentamos contra la posibilidad de internalizacion convincente de las externalidades, sendo uno de los
argumentos principales el de la ausencia de las generaciones futuras en los mercados actuales, aun se esos
mercados se ampliam ecologicamente mediante simulaciones basadas en la disposicion a pagar, y no en
pagos realmente efectuados. Pensamos que, en el mejor de los casos, los agentes económicos actuales valoram de manera arbitrária los efectos irreversibles e inciertos de nuestras acciones de hoy sobre las generaciones futuras. (...) La crítica ecológica se basa además en la incertidumbre sobre el funcionamento de los
sistemas ecológicos que impide radicalmente la aplicación del análisis de externalidades. Hay externalidades
que no conocemos. A otras, que conocemos, no sabemos darles um valor monetario actualizado, al no saber
siquiera si son positivas o negativas (Alier, 1995: 46-48).
Fica descartado para a análise que realizamos, o marco teórico neoclássico, bem como
sua versão expressa na economia ambiental e dos recursos naturais.
300
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
A nossa opção é por trabalhar com a economia ecológica, entendida enquanto estudo da
compatibilidade entre a economia humana e o meio ambiente no longo prazo. Esta compatibilidade não está assegurada pela valoração de recursos e serviços ambientais em mercados
reais ou fictícios.
Quem mais se coaduna com esta visão são os chamados evolucionistas, na medida em
que no marco teórico schumpeteriano aqui adotado, as externalidades devem ser olhadas
numa perspectiva dinâmica e de longo prazo. Os processos de mudanças estão gerando ininterruptamente novas "externalidades" que devem ser tratadas de um jeito ou de outro.
No início do século quem poluía as cidades eram os cavalos que produziam o esterco e
não os carros com suas emissões de CO2, mesmo porque a capacidade de produção e o
número de empresas automobilísticas nesta época, eram reduzidas. Durante várias décadas
o padrão produtivo parecia gerar apenas "externalidades" positivas. Com a institucionalização
do processo de produção em massa desses bens, a percepção das externalidades foi mudando. Hoje sabemos que o padrão produtivo tecnológico do pós-guerra resultou num acúmulo
de "externalidades" negativas, uma delas, as emissões de CO2, cujo volume, devido a quantidade de veículos existentes nas grandes metrópoles6, torna o ar poluído, acarretando doenças
nas populações locais. Portanto, a percepção das externalidades é historicamente datada ou
evolutiva.
Mesmo quando as externalidades negativas são muito evidentes e mesmo que haja possibilidades de trajetórias tecnológicas alternativas no sentido de serem menos poluentes,
estas são de difícil adoção, dada a trajetória do desenvolvimento tecnológico dominante que
na literatura especializada é referenciada enquanto fenômeno de "lock in". Isto nos leva a
enfatizar a necessidade de conhecermos as restrições existentes tanto do lado da oferta como
da demanda por novas tecnologias. Somente ao abrirmos a "caixa preta" científico-tecnológica é que poderemos identificar os mecanismos de auto-reforço que implicam no "lock-in".
Assim sendo, para se determinar que o progresso tecnológico siga na direção pretendida
(tecnologias limpas ou menos poluentes), devemos levar em conta o que escreveu Almeida:
"De acordo com a perspectiva evolucionista, a seleção da tecnologia, a forma e o ritmo de
sua difusão no conjunto da economia, dependem do contexto histórico - lato senso - específico. Para que a preocupação ambiental se torne um imperativo - uma "restrição direcional" ao desenvolvimento tecnológico, o meio social em questão é que deve ser capaz de imprimir
tal direcionamento. Este é um ponto que, sem dúvida, merece maiores detalhamentos, remetendo a uma maior compreensão das ligações entre economia-ecologia-tecnologia."(Almedia,
1994: 55)
Ainda para esta autora:
6
O processo industrial que criou uma série de externalidades negativas, também criou outras de caráter positivos
no caso da cidade de São Paulo, cuja base industrial foi o alicerce para que esta se tornasse uma cidade informacional,
um centro internacional de serviços, conforme constata Milton Santos no seu livro "Por uma economia política da
cidade."
Julio - Diciembre de 2009
301
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
Antes de proporem instrumentos específicos de política ambiental, os evolucionistas se preocupam em precisar o que se entende por uma trajetória de desenvolvimento ecologicamente sustentável. Esta envolve uma
reestruturação econômica baseada na difusão de tecnologia Ambiental, definida como: termo genérico que
abarca uma ampla variedade de técnicas, processos e produtos, os quais ajudam a evitar ou limitar os danos
sobre meio ambiente. Os autores fazem distinção entre este tipo de tecnologia (também denominada de
clean/cleaner technology) e a tecnologia de controle/redução da poluição (cleaning technology). Esta basicamente cuida da remoção de poluentes e, muitas vezes, apenas desloca o problema ambiental (da água, para
o solo ou ar). Em essência, a poluição não é evitada, o que é possível com a clean-process-integrated-technology, pelas quais as conseqüências ambientais de um produto são pesadas desde o momento de sua concepção, envolvendo desde o seu design, passando pela seleção da matéria prima e insumos em geral, o
processo produtivo, embalagem, distribuição, consumo, até a disposição final de seus resíduos (remoção,
destinação e reciclagem do lixo) (Almedia, 1994:57).
Para Romero & Salles-Filho que trabalham neste mesmo referencial teórico, o cerne da
questão é:
considerações de ordem ambiental por parte dos agentes econômicos tendem a fazer parte de suas estratégias inovativas na exata medida em que signifiquem oportunidades de criação de competência para a busca
de vantagens competitivas. O conceito central sobre o qual esta idéia está baseada é o do mecanismo evolucionário de busca e seleção proposto por Nelson & Winter (1982). Adicionalmente trabalha-se com as noções
de trajetória tecnológica, (...) heterogeneidade interindustrial ou das firmas (Romero, 1995:10).7
Após especificar os conceitos acima referenciados, Romero & Salles-Filho afirmam que: "A
primeira pergunta que se deve fazer é: quais são as relações entre inovação tecnológica e
meio ambiente dentro de um cenário de fortes mudanças nos fatores de pressão de seleção?
Complementarmente, deve-se questionar em que medida as demandas de natureza ambiental (de ordem social, tecnológica, econômica) mudam as agendas de busca por inovações dos
agentes econômicos. Para responder a essas perguntas é importante ter em mente que a
questão ambiental na atualidade assumiu uma abrangência inédita, não podendo mais ser
eludida como já ocorreu em vários momentos da história recente.
(...) Essa característica histórica impõe mudanças no comportamento dos agentes econômicos. Até aqui tratada como uma externalidade, uma falha de mercado que pode ser corrigida através da precificação dos recursos, a questão ambiental tende a 'se tornar uma condição de desenvolvimento industrial moderno' (Godard,
1993:147). É preciso pois interpretá-la como um fator de seleção nos ambientes concorrenciais e dessa
forma internalizá-la na análise econômica. Em outras palavras, a partir do momento em que a busca por inovações passa a se dar num ambiente seletivo que tem como um de seus delimitadores a questão ambiental,
não há porque imaginar que esse processo de busca não vá tomar em conta, objetivamente, a exploração de
trajetórias tecnológicas ligadas a esse 'constrangimento' dos ambientes seletivos. E isto vale tanto para inovações 'end of pipe'. como para a geração de tecnologias limpas. A lógica interativa entre meio ambiente e
inovação tecnológica, nesta perspectiva, é uma só, independentemente de se tratar de mudanças para
reduzir a poluição ou depleção (Romero, 1995:15).
Os autores ressaltam que a incorporação da questão ambiental pelo ambiente econômico seletivo é tendencial. Isto significa que para os referidos autores, por princípio não existe a hipótese de que o ambiente seletivo venha a compreender a questão ambiental em toda a sua extensão, mesmo porque, isto é incompatív-
7
Os autores se fundamentaram em: (Nelson & Winter, 1982: Dosi, 1984), (Pavitt, 1984; Dosi et alii, 1990; Bell &
Pavitt, 1993) ; (Penrose, 1971; Chandler, 1962; Teece et alii, 1992; Dosi & Malerba,1995).
302
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
el com o modo de produção capitalista. Isto só seria possível quando a atividade econômica passasse a se
sujeitar, em primeira instância, às restrições de ordem ecológica. Decorrente disto, na visão dos autores,
não ha a instalação de um círculo virtuoso que:
"quanto maior a pressão de seleção, mais os agentes responderiam e melhores seriam os resultados para
o meio ambiente."(Romero,1995:17).
Na qualificação da pressão de seleção, os autores entendem que existem dois fatores
importantes, a saber: 1) os ambientes seletivos contêm 4 âmbitos de especificidades: dos
países, dos setores , das tecnologias e dos ativos . 2) "Timing" de incorporação.
"Do primeiro ponto decorre que os ambientes seletivos não são os mesmos para todos,
ao contrário, os agentes econômicos percebem as pressões de formas distintas, segundo seu
caso particular. A importância das pressões ambientais diferem nos países, são desiguais nos
setores, assumem diferenças segundo o tipo de tecnologias e variam imensamente de acordo com o tipo de produto (alimentos, bens de consumo duráveis, energia, etc).
O grau de percepção do problema, assim como a criação de instituições formais e tácitas que regulam o
binômio produção/degradação não apenas variam enormemente segundo as especificidades acima apontadas, mas são função de um certo timing, cuja natureza é também em grande parte decorrente das especificidades (problemas mais ou menos visíveis, mais ou menos prementes), bem como dos avanços na formulação dos problemas e na indicação de soluções. Assim, a interpretação que vimos dando até aqui não significa que ação dos agentes econômicos na busca de inovações mais amigáveis do ponto de vista dos
impactos ambientais levará a uma solução do problema. É portanto fundamental interferir na gestão do timing, tendo em conta os vários níveis de especificidades. Como os processos são irreversíveis e as pressões
variáveis, o laissez faire dificilmente deixará de provocar o agravamento da degradação ambiental (Romero,
1995:17-18).
Nesta linha de pensamento também estão os autores Cramer e Zegvel que apontam:
O governo pode promover a cleaner technology pela imposição cuidadosa de impostos específicos sobre técnicas, produtos, matérias-primas ou atividades sociais que poluem o meio ambiente. Entretanto, para que
sejam efetivos, esses impostos devem satisfazer certas condições. Os impostos devem ser suficientemente
altos, devem ser dirigidos para políticas tecnológicas e ambientais de longo prazo e as receitas devem ser
empregadas para a promoção de cleaner technology. Essas receitas podem ser utilizadas, por exemplo, para
ajudas temporárias para aquelas empresas que estão preparadas para desenvolver ou aplicar novas técnicas
de meio ambiente (Cramer,1991:465).
Os autores acima referidos atribuem um papel fundamental à mobilização da opinião
pública, particularmente dos consumidores e ambientalistas, para induzir as empresas a ter
um comportamento ativo no desenvolvimento das "cleaner technologies" e na política ambiental em geral.
Afirmam os autores que:
Se a preocupação com o meio ambiente continuar a aumentar, os consumidores exigirão padrões crescentemente mais altos de qualidade ambiental dos produtos que compram. De fato, isto pode vir a se tornar um
dos meios principais para pressionar a indústria a estimular a produção mais limpa. As empresas que causam
muita poluição adquirirão uma imagem ruim, comprometendo as suas chances de sobrevivência. Para atingir uma sociedade sustentável, esta "mobilização" específica da opinião pública é essencial. Por fim, para atingir a reestruturação necessária da nossa economia, o controle governamental centralizado não é suficiente.
Soluções estruturais para problemas ambientais demandam um imput ativo do público (Cramer,1991:466).
Julio - Diciembre de 2009
303
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
Em síntese, poderíamos dizer que assumimos este marco teórico porque ele aponta para
a importância do contexto histórico, do grau de percepção dos problemas ambientais, da criação de instituições formais e tácitas, da ação do meio social na determinação da adoção de
tecnologias, das demandas de natureza ambiental que mudam as agendas de busca por inovações dos agentes econômicos, da questão ambiental que é entendida enquanto uma
condição de desenvolvimento industrial moderno, do Estado que tem um papel importante
neste processo, da mobilização da opinião pública como fator essencial para se atingir a
sociedade sustentável. Nada a ver, portanto, com o individualismo metodológico.
Nesta concepção, a economia ecológica é eminentemente uma economia politizada, pois,
assumimos que os limites ecológicos à atividades econômicas serão objetos de debates científico-políticos democráticos.
O debate teórico aqui apresentado neste tópico 3, aponta para a seguintes sugestões de
reflexão teórica:
Segundo um marco teórico originalmente elaborado por Karl Marx e posteriormente trabalhado por James O"Connor, o capital apresenta dois tipos de contradição. A primeira delas
já sobejamente conhecida é a chamada contradição "capital x trabalho". A Segunda delas se
refere a contradição "capital x natureza" onde os ciclos de reprodução se dão em escalas diferentes de tempo, o que aponta para que em determinado momento da historia do capitalismo,
não haverá mais recursos naturais suficientes para a produção de mercadorias e a reprodução
ampliada do capital. Portanto, a Segunda contradição aponta para a escassez de recursos naturais, o que restringiria a produção capitalista.
Esta segunda contradição tem uma relação direta com o desenvolvimento recente das
novas tecnologias - biotecnologia e nanotecnologia
A ciência, através da biotecnologia rompeu a barreira do melhoramento genético, que
antes era realizado entre os componentes de uma mesma espécie. Com a biotecnologia se
rompe a barreira entre as espécies de tal forma que gens de espécies diferentes podem ser
incorporados neste processo de melhoramento genético.
Com a nanotecnologia outro avanço científico se da. Trata-se da possibilidade de se juntar o orgânico com o inorgânico, onde a parte orgânica passa a ser a fonte de energia para a
parte inorgânica. A nanotecnologia ao proporcionar a capacidade de manipulação de atamos
e moléculas, tem o potencial de produzir infinitas novas composições de átomos e moléculas que poderão materializar infinitos novos materiais e , quando alem disto, proporciona também a união entre mateira animada e inanimada, não estaria colocando por terra a segunda
contradição (capital x natureza) por terra?
Em síntese, a reflexão teórica que temos que realizar é no sentido de avaliarmos se os
recentes avanços científicos e tecnológicos expressados pela convergência tecnológica
(biotecnologia, nanotecnologia, tecnologia de informação, cognotecnologia) não suprimem a
validade da segunda contradição, a contradição entre capital e natureza.
304
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
4 Nanotecnologia, oportunidades
tecnológicas e meio ambiente
É neste contexto teórico sobre as relações entre oportunidades tecnológicas8 e meio ambiente
que vamos refletir sobre as oportunidades em nanotecnologia . Também estarão presente as
contribuições teóricas sobre nanotecnologia que podem ser encontradas em Suchman, M.C.
Social Science and Nanotechnology. In Nanotechnology: Revolutionary Opportunities &
Societal Implications. EC-NSF 3rd Join Workshop on Nanotechnology. Lecce, Italy, 31 January
- 1 February, 2002.
De maneira geral se aponta para que a nanotecnologia ira proporcionar um menor uso de
matérias primas e energia para a realização dos mesmos processos e produtos já conhecidos.
Claro que fazer as mesmas coisas com menor uso de matérias primas e energia é muito bom
para o planeta que habitamos e para os diversos ecossistemas naturais.
Mas é preciso que tenhamos claro que há dois tipos de nanotecnologia do ponto de vista
de seus impactos. Em primeiro lugar temos as nanotecnologias que promovem inovações
incrementais. Estas são tecnologias que manipulam estruturas em nanoescalas de substâncias em macro escalas, ou dito de outra forma, substâncias em macroescalas que são manipuladas por tecnologias que interferem em suas nanoestruturas. Aqui podem ser citados nanomateriais ligados a engenharia química e de materiais. Exemplos de aplicações são os
polímeros, membranas ultrafinas, etc.
Neste caso, já temos experiências em como trabalhar em termos de países, setores industriais, das tecnologias e dos ativos, bem como , em termos de timing de incorporação.
Trata-se de detalhar isto na política industrial - parte relativa a nanotecnologia - indicando
também seus instrumentos junto a esta política. Isto também deve ser feito junto ao Programa
Nano Brasil de Nanociência e Nanotecnologia.
Cabe ressaltar que a sociedade já tem experiência previa com inovações tecnológicas
incrementais e que isto serve para que tenhamos uma base mais solida para a solução de
problemas decorrentes destas inovações incrementais, inclusive as advindas da nanotecnologia.
Em segundo lugar temos a inovações revolucionárias promovidas pela nanotecnologia.
Estas compreendem as tecnologias que controem mecanismos em nanoescalas para serem
usados em ambientes de macroescala. Estão vinculadas às nanomáquinas e as áreas de
engenharia mecânica e da robótica. Como exemplo podemos citar sistemas de vigilância em
miniatura, já utilizados por exemplo na guerra do Iraque, materializado em aviões não tripulados, manipulados desde a Califórnia/USA.
Neste campo não temos experiência em termos de como trabalhar em termos de países,
setores industriais, das tecnologias e dos ativos, bem como , em termos de timing de incorporação.
8
O entendimento sobre o significado desta expressão encontra-se descrito no inicio do tópico 3, pag 12
Julio - Diciembre de 2009
305
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Na implementação das inovações incrementais da nanotecnologia deveremos observar as
seguintes características:
a) O tempo e ambiente em que ocorrem é de suma importância e são definidos politicamente;
b) Afetam tanto a indústria como a grande política;
c) Diferenças entre discontinuidades prévias (inovação incremental decorrentes de outras
tecnologias) e as decorrentes da nanotecnologia são apenas de níveis;
d) As transformações nas indústrias serão sempre forçadas e de risco, porem, já observadas em outras ocasiões;
e) As políticas serão destinadas a produtos particulares e não a nanotecnologia em si;
f) Estudos e propostas de políticas serão elaboradas casa a caso;
g) Os efeitos serão semelhantes ao semicondutores, polímeros sintéticos, telecomunicação sem fio, etc.
No que toca a implementação das inovações revolucionárias advindas da nanotecnologia
devemos observar as seguintes características:
a) Irão confrontar a sociedade com questões políticas profundas, sem precedente, ao permitir que humanos manipulem o mundo em dimensão nunca vista;
b) As nanomáquinas abrem uma nova fronteira em que não há regulação para se tornar
segura e produtiva essa atividade;
c) Apresentam qualidade e propriedade distintas, que irão gerar novas questões de
responsabilidade e controle que estão ligadas a três itens: invisibilidade, locomoção e
auto-replicação;
d) Se faz necessário repensar as bases legais e as estruturas normativas da sociedade.
Três aspectos são importantes: monitoramento, propriedade e controle.
5 Sociedade sustentável e nanotecnologia
Dois são os pressupostos desta reflexão. O primeiro deles se refere a que a meta a ser atingida é a sociedade sustentável, caraterizada grosso modo como uma sociedade não capitalista,
em que a questão ambiental é entendida como um fator de restrição de primeira ordem as
atividades econômicas. O segundo pressuposto é que a sociedade sustentável será necessariamente uma sociedade democrática , fundada em uma nova cidadania, de caráter radical, pois
esta será o produto da constituição de sujeitos sociais ativos, que levam a construção da
referida cidadania "de baixo para cima" com a participação direta dos setores excluídod,
exigindo o "direito de ter direitos".
Entre os direitos a ter direitos pelos quais os movimentos sociais lutam e criam novos direitos, encontam-se os relativos a vida, ao meio ambiente e ao trabalho, que se apresentam devidamente entrelaçados, pois não é possível a existencia de vida sadia em meio ambiente
degradado, como também ambiente degradado significa a impossibilidade de populações trabalharem.
306
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Assim, devemos ter claro que todas as ações que comprometem as condições ambientais
de existência e de trabalho das populações, como por exemplo os diversos tipos de poluição,
atentam contra direitos ambientais de indivíduos e coletividade.
Portanto, trata-se de entender que a crise ambiental produzida por este modelo insustentável de desenvolvimento é a manifestação de conflitos sociais que tem a natureza por base,
e que quando esta se torna explícita exprime a conciencia de que um direito ambiental foi
ameaçado.
Essa nova ordem de valores aponta para a introdução de princípios democráticos nas
relações mediadas pela natureza. Esses princípios democráticos são assim descritos por
Acselrad: "a igualdade no usofruto dos recursos naturais e na distribuição dos custos ambientais do desenvolvimento; a liberdade de acesso aos recursos naturais, respeitados os limites
físicos e biológicos da capacidade de suporte da natureza; a solidariedade das populações de
compartilharem o meio ambiente comum; o respeito a diversidade da natureza e aos diferentes tipos de relação que as populações com elas estabelecem; a participação da sociedade
no controle das relações entre os indivíduos e a natureza" (Acselrad, 1992:19)
Na medida em que tais princípios sejam observados e tenhamos clareza de que o meio
ambiente é o suporte natural de vida e do trabalho das populações, estaremos restringindo
de forma mais consequente a degradação do meio ambiente e, por conseqüência, assegurando os direitos dos cidadãos a vida e ao trabalho.
Por outro lado, é essa nova cidadania que irá interferir na constituição do ambiente
econômico que levará a que o interesse pela busca de inovações e pela construção de trajetórias que incluam a questão ambiental se torne um resultado lógico da incorporação destas
(inovações e trajetórias) pelos ambientes seletivos.
6 Conclusões preliminares
Embora a literatura aponte para o que já foi especificado neste trabalho, ou seja, com a nanotecnologia poderá realizar processos e produtos já conhecidos com menos matéria prima
e energia, é preciso analisar isto para as inovações incrementais e para as inovações revolucionárias. A partir do marco teórico especificado no item nanotecnologia e oportunidades tecnológicas deve-se refletir sobre como agir para que as inovações incrementais e revolucionárias tornem-se uma "restrição direcional" para que as empresas em seus processos de
busca e seleção de novas tecnologias adotem aquelas que sejam ambientalmente corretas.
Também é preciso analisar as inovações nanotecnológicas em relação a questão da sustentabilidade do planeta como um todo e/ou com relação a um ecossistema específico. Isto se
faz necessário para que possamos dimensionar a "muchila ecológica" que leva consigo um
determinado produto que contenha componentes nanotecnológico. Exemplo disto é um chip
de micro computador que carrega consigo uma "mochila ecológica" de 20k. Seria este processo sustentável do ponto de vista ambiental para determinado ecossistema natural ou para o
planeta como um todo?
Julio - Diciembre de 2009
307
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
Na medida que no caso da nanotecnologia o tamanho da partícula importa, pois, um
mesmo elemento químico em dimensões macro tem comportamentos (físico, químico, elétrico, etc) distintos quando se encontra em tamanho nano, por isto, aquilo que já sabemos
sobre as interações entre um elemento químico e o meio ambiente, não podem ser transpostos mecanicamente para caso das nanoparticulas de um elemento químico e suas interações
com o meio ambiente. As pesquisas sobre os impactos das nanoparticulas no meio ambiente
estão se iniciando em ritmo de tartaruga, não há ainda qualquer estudo conclusivo para qualquer elemento químico. Portanto, aqui trata-se de aplicar o principio da precaução, antes de
mais nada, e exigir que sejam desenvolvidas de forma concomitante pesquisas que levem a
inovações tecnológicas advindas da nanotecnologia e pesquisas que levem a estudos toxicológicos e ecotoxicológicos devido ao uso e disposição destas nanoparticulas nos ecossistemas naturais.
308
Nanotecnología
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Alier, J. M. (1995) De la economia ecológica al ecologismo popular. Montevideo, Ed.
Nordan-Comunidad.
Almeida, L. (1994) "T. Instrumentos de Política Ambiental: Debate Internacional e
Questões para o Brasil". Campinas, IE/Unicamp, dissertação de mestrado.
Acselrad, H. (1992) Meio Ambiente e Democracia. Rio de Janeiro, IBASE, pp19
Comissão Européia. Nanotecnologias, (2004) Inovações para o Mundo de Amanhã.
Direção Geral de Investigação, Bruxelas.
Cramer, J. & Zegveld, W.C.L. (1991) "The Future Role of Technology in Environment
Managemennt". Future, vol. 23, n.5, p.465
Elster, J. M. (2005) "Hoje". São Paulo, Ed. Paz e Terra, 1989, Grupo ETC.
Nanotecnologia. Os Riscos da Tecnologia do Futuro. L&PM Editores . Porto
Alegre.
Martins, P. R. (coord), (2005) Nanotectnologia, Sociedade e Meio Ambiente.
Associação Editorial Humanitas, São Paulo.
(coord), (2006) Nanotecnologia, Sociedade e Meio Ambiente. Trabalhos
apresentados no segundo seminário internacional. São Paulo, Xama Editora.
(coord), (2007) Nanotecnologia, Sociedade e Meio Ambiente em São Paulo,
Minas Gerais e Distrito Federal. São Paulo, Xama Editora.
(coord) (2007) A Revolução Invisível: Desenvolvimento Recente da
Nanotecnologia no Brasil.
Marx, K. O, (1983) Capital. Livros I, II e III. Sao Paulo, Abril Cultural.
O'connor, J. (1998) Natural Causes: Essays in Ecological Marxism. New York, The
Guilford Press.
Romero, A. Salles F. S. (1995) "Dinâmica de Inovações sob Restrições Ambientais".
Campinas, I Seminário de Economia do Meio Ambiente do Instituto de
Economia da Unicamp, mimeog
Suchman, M.C. (2002) "Social Science and Nanotechnology”, en Nanotechnology:
Revolutionary Opportunities & Societal Implications. EC-NSF 3rd Join
Workshop on Nanotechnology. Lecce, Italy, 31 January - 1 February
The Royal Society. (2004) Nanoscience and Nanotechnologies: Opportunities and
Incertanties. The Royal Society Publications. London.
Wood, S. et al. (2003) The Social and Economic Challenges of Nanotechnology.
ESRC, London.
Julio - Diciembre de 2009
309
res3414.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 20
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 1
Reflexões acerca
das nanotecnologias
e as novas densidades
técnicas-científicasinformacionais
na agricultura
Soraia de Fátima Ramos*
Roberto Martins**
Richard Domingues Dulley***
Roberto de Assumpção****
Elizabeth Alves e Nogueira*****
Sebastião Nogueira Junior******
Marisa Zeferino Barbosa*******
André Luiz de Souza Lacerda*******
Fecha de recepción: julio de 2008
Fecha de aceptación: enero de 2009
* Pesquisadora Científica do Instituto de Economia Agrícola (IEA),
Correo electrónico: [email protected]
**Pesquisador do Instituto de Pesquisas Tecnológicas (IPT),
Correo electrónico: [email protected]
***Pesquisador Científico do IEA,
Correo electrónico: [email protected]
****Pesquisador Científico do IEA,
Correo electrónico: rassumpcã[email protected]
*****Pesquisadora Científica do IEA,
Correo electrónico: [email protected]
******Pesquisador Científico do IEA,
Correo electrónico: [email protected]
*******Pesquisadora Científica do IEA,
Correo electrónico: [email protected]
********Prefeitura de Valinhos-SP,
Correo electrónico: [email protected]
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 2
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 3
Reflexões acerca das nanotecnologias e as novas
densidades técnicas-científicas-informacionais
na agricultura
Soraia de Fátima Ramos
Roberto Martins
Richard Domingues Dulley
Roberto de Assumpção
Elizabeth Alves e Nogueira
Sebastião Nogueira Junior
Marisa Zeferino Barbosa
André Luiz de Souza Lacerda
Resumen
As pesquisas sobre os potenciais usos das nanotecnologias no agronegócio suscitam enormes
dúvidas sobre os reais benefícios ou malefícios em relação à adoção desta inovação. Daí a preocupação desta investigação em incluir as ciências humanas nos debates sobre a difusão das
nanotecnologias. Pressupõe-se que, dada a efetiva incorporação dos novos produtos e processos nanotecnológicos, irá se configurar um aprofundamento das densidades técnicas-científicas-informacionais no espaço agrário brasileiro.
Palavras-chave: nanotecnologia - agricultura - meio-técnico-científico-informacional
Abstract
Researches about nanotechnologies potential uses in agribusiness raise huge doubts of real
benefits or harms in relation to this innovation adoption. Therefore concern of this investigation in including humanities in the debate about nanotechnologies diffusion. It is presupposed
that given nanotechnologies effective incorporation to new nanotechnology products and
processes, it will configure an informational scientific techniques density deepen in Brazilian
agrarian space.
Key words: nanotechnologies - agriculture - informational scientific technician means.
Julio - Diciembre de 2009
313
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 4
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 5
Introdução
... a competitividade, característica das atividades de caráte
planetário, leva a um aprofundamento da tendência à
nstalação de uma agricultura científica (Santos, 2000: 88).
A importância que a nanociência vem assumindo para a sociedade contemporânea baseia-se, principalmente, em seu potencial caráter revolucionário concernente a
todas as esferas da vida. Desde as interrogações feitas, no ano de 1959, pelo físico Nobel
Richard Feynman acerca da idéia de manipulação da matéria ao nível atômico, os avanços no
campo da nanociência e de suas aplicações práticas (nanotecnologias) têm sido incessantes.
A década de 1980 assinala o momento da divulgação dos potenciais usos revolucionários
das nanotecnologias com os trabalhos de Eric Drexler e, também, em razão da sofisticação
das técnicas de microscopia e a fabricação de modernos aparelhos microscópios. A visualização e a manipulação de átomos individuais é a grande novidade do presente período histórico (Schulz, 2007: 10). A miniaturização dos objetos técnicos, e a produção de materiais mais
resistentes são acompanhadas pela possibilidade, antes impensáveis, de organização artificial
de átomos e moléculas por parte dos seres humanos.
Atualmente, em grande parte dos países ricos, as nanotecnologias destacam-se como área
estratégica de investimentos em pesquisas básicas e aplicações industriais. Tornam-se as
mediadoras na busca pelo controle de processos, produtos, materiais e substâncias, os quais
deverão interferir em variadas atividades econômicas, como por exemplo, na agricultura.
Neste trabalho, procuramos trazer à discussão algumas reflexões acerca do processo de
desenvolvimento das nanotecnologias no Brasil e, também, apontar as possíveis implicações
decorrentes da incorporação destas novas tecnologias segundo os diferentes atores e espaços
relacionados às atividades agrícolas.
Para o século XXI, a tendência é que as nanotecnologias sejam as indutoras de uma nova
qualificação do espaço geográfico mundial. As radicais alterações da atual forma-conteúdo se
darão em decorrência das mudanças na materialidade e nas relações sociais até então exisJulio - Diciembre de 2009
315
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
tentes. O geógrafo Milton Santos (1996: 101) nos advertia que "Tornada forma-conteúdo pela
presença da ação, a forma torna-se capaz de influenciar, de volta, o desenvolvimento da
totalidade, participando, assim, de pleno direito, da dialética social". Desta consideração, fazse aqui um exercício para apreender a dinâmica subjacente à forma-conteúdo que envolve a
agricultura, a partir da difusão das mais recentes inovações tecnológicas.
A competitividade inerente à esfera econômica constitui-se em um dos estímulos à propagação do uso das nanotecnologias. Isto deverá resultar na ampliação das atuais densidades
técnico-científicas e informacionais dos espaços agrícolas. O período da globalização traz
como marca a ocorrência de uma agricultura científica, exigente a cada dia de novas
aquisições em ciência, técnica e informação, o que por sua vez transforma tanto a produção
agrícola quanto à vida de relações (Santos, 2000:88-89). Tal fato pode ser exemplificado com
os avanços ocorridos, nos últimos anos, com a biotecnologia, engenharia genética e agricultura de precisão.
Um dos objetivos deste trabalho está em suscitar à reflexão os possíveis impactos sociais,
econômicos e ambientais que advirão com a disseminação das nanotecnlogias. Estas poderão
se fazer presentes nas distintas etapas da produção agrícola: produção no campo, processamento, beneficiamento, embalagem e transporte dos produtos. A indagação que aqui se levanta é se o uso das nanotecnlogias, e o conseqüente adensamento dos sistemas técnicos agrícolas, contribuirão para diminuir ou, ao contrário, acirrar as desigualdades sócio-espaciais
hoje predominantes na agricultura brasileira.
Metodologia
No Brasil, e em razão da própria novidade e complexidade das nanotecnologias, as investigações científicas e as aplicações industriais relacionadas à temática em questão são relativamente recentes. Daí a pouca disponibilidade de dados oficiais acerca das nanotecnologias na
agricultura. Portanto, as considerações deste artigo decorrem, principalmente, de revisão bibliográfica de trabalhos que de alguma forma procuraram sistematizar os conhecimentos,
experiências e reflexões a respeito da nanociência no país. Inclui, também, as ponderações
dos autores durante a execução do projeto Estudo sobre os impactos da nanotecnologia na
cadeia produtiva da soja brasileira1. Procurou-se inserir a sistematização preliminar das entrevistas realizadas com os principais agentes sociais da cadeia de produção da soja no país (produtores, empresas, associações e centros de pesquisa). A intenção foi a de avaliar o grau de
conhecimento dos entrevistados e, também, os possíveis impactos das nanotecnologias na
economia, sociedade e meio ambiente.
Assim, esta investigação une as informações primárias, coletadas em amostra qualitativa
junto aos agentes da agricultura brasileira, ao exame de documentos oficiais disponíveis no
1
Os autores deste artigo participam do projeto de pesquisa desenvolvido no Instituto de Economia Agrícola (IEA)
e em parceria com o Instituto de Pesquisas Tecnológicas (IPT), sob financiamento do Ministério do Desenvolvimento
Agrário (MDA).
316
Nanotecnología
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Portal do Governo Brasileiro, Ministério de Ciência e Tecnologia, na Internet, e os dados
secundários constantes em obras e em periódicos científicos.
Algumas ações relativas às nanotecnologias no Brasil
O século XXI inaugura a execução de uma série de políticas públicas para o desenvolvimento
das nanotecnologias no Brasil. As ações para o fomento de projetos científicos têm início em
2001, com a criação do Edital MCT/CNPq n° 01, e que destinou três milhões de reais para a
criação de quatro redes de pesquisa em nanotecnologia. As investigações em nanotecnologia
firmar-se-iam alguns anos depois com a oferta de doze milhões de reais ao setor por meio do
Edital MCT/CNPq n° 29/05, (Martins, 2007: 11-12; 2007b: 10, 21). Destaca-se, contudo, que os
valores investidos pelo Brasil em nanotecnologia são irrisórios frente aos alcançados pelos
países desenvolvidos.
Distingue-se entre outras ações que refletem as preocupações do governo brasileiro com
o desenvolvimento das nanotecnologias a Portaria MCT n° 252, de 16/05/03, que constitui o
Grupo de Trabalho para elaboração do Programa Nacional Quadrienal de Nanotecnologia. E,
também, a Portaria MCT n° 614, de 01/12/04, que institui a Rede BrasilNano. Os incentivos governamentais referem-se à instalação e funcionamento de laboratórios, a compra de equipamentos, e a consolidação da articulação entre os principais centros de pesquisa do país com
as empresas de diferentes setores industriais por meio dos trabalhos das redes de pesquisa
em nanotecnologia.
A consolidação das Redes de Pesquisa em Nanociência e Nanotecnologia no país, envolvendo diversos centros de pesquisa e universidades, teve por base a formação de grupos multidisciplinares de trabalho nas áreas de ciências exatas, biológicas e engenharias. Porém, apesar de reconhecidamente ser um campo científico multidisciplinar (Schulz, 2007), os recursos
públicos para investigação no campo das nanotecnologias não contemplaram as ciências
humanas (Martins, 2007: 13).
Este afastamento inicial das ciências humanas, do centro das discussões sobre os rumos
do desenvolvimento da nanociência no país, parece expor uma forma obsoleta de interpretação do saber científico, a qual parte da idéia de fragmentação da ciência. Isto nos remete à
crítica que o sociólogo Boaventura de Sousa Santos (2003: 61), faz a respeito do conhecimento científico no presente:
A distinção dicotômica entre ciências naturais e ciências sociais deixou de ter sentido e utilidade. Esta distinção assenta numa concepção mecanicista da matéria e da natureza a que contrapõe, com pressuposta
evidência, os conceitos de ser humano, cultura e sociedade.
Em consonância, de alguns anos para cá tem crescido o número de pesquisadores da área
de humanidades a insistir na importância de investigações teóricas que analise as nanotecnologias, também, do ponto de vista dos seus impactos sociais, éticos e ambientais. Neste
sentido, podem-se ilustrar algumas iniciativas como a da criação do grupo RENANOSOMA
(Rede de Pesquisa em Nanotecnologia, Sociedade e Meio Ambiente), em 2004, e que correJulio - Diciembre de 2009
317
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
sponde à organização de seminários anuais referentes à temática Nanotecnologia, Sociedade
e Meio Ambiente.
Em 2005, com o lançamento oficial do Programa Nacional de Nanotecnologia (PNN) o governo atrelou à idéia de aumentar a competitividade da indústria nacional com a geração de
conhecimento e o desenvolvimento de novos produtos e processos derivados das nanotecnologias. Outra manifestação da importância crescente das nanotecnologias foi o destino de,
aproximadamente, 10 milhões de reais (FINEP e FAPESP) para a inauguração do prédio e compra de equipamentos para o funcionamento do Centro de Nanociência e Nanotecnologia Cesar
Lattes, desde março de 2008 em Campinas, São Paulo (Cruz, 2008).
Em geral, prevalece o pensamento de que o domínio industrial das nanotecnologias corresponde à possibilidade do Brasil tornar-se mais competitivo internacionalmente. Tal fato
engendraria um maior crescimento econômico interno (Silva, 2002) e constituir-se-ia em uma
estratégia nacional para a independência tecnológica (Jornal UNICAMP, 2004). Como declarou
Almeida (2005):
Uma coisa precisa ficar clara, desde já: os países que não se decidirem por incorporar, por adotar ou que,
simplesmente, não se adaptarem ao novo paradigma correm o sério risco de serem alijados dessa nova face
da civilização industrial emergente.
Contudo, como bem adverte Rattner (2005: 2) "Os eventuais produtos e processos baseados em nanopartículas não constituem por si só garantia ou condição suficiente para o
desenvolvimento da sociedade". Daí o autor advertir sobre a importância dos cientistas sociais na tarefa de avaliar os potenciais riscos e benefícios da nanotecnologia (Rattner, 2004: 6).
Um dos caminhos para a difusão e incorporação dos conhecimentos científicos existentes
por um maior número de pessoas e, ao mesmo tempo, organizar as discussões sobre as reais
vantagens decorrentes dos avanços industriais com as nanotecnologias pode se dar em
reuniões técnico-científicas que promovam o diálogo entre a sociedade civil, a acadêmica, as
empresas e os diferentes setores do governo. De igual modo, e a respeito do desenvolvimento de novas tecnologias, a capacitação de profissionais torna-se um dos pré-requisitos para o
domínio e participação do Brasil neste mercado emergente.
Nanotecnologias e produção agrícola: controvérsias
Entre as inúmeras possibilidades de aplicações das nanotecnologias no meio rural está a
incorporação de nanosensores e nanocatalisadores capazes de monitorar e acelerar o diagnóstico de doenças nas plantas, o tratamento molecular de doenças, o melhoramento da
habilidade das plantas para absorver os nutrientes, a eficiência na aplicação dos pesticidas,
herbicidas e fertilizantes. Trata-se de ampliar para escala nano (um nm possui um bilionésimo de metro) os ganhos alcançados em anos recentes com a agricultura de precisão, a qual
consegue prever, por exemplo, as condições do solo, o desenvolvimento e a germinação das
plantas, além de auxiliar no uso mais racional de água.
318
Nanotecnología
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
A união da biotecnologia com a nanotecnologia em sensores criarão um dispositivo de
sensibilidade maior permitindo uma resposta mais rápida às alterações ambientais. Esses dispositivos viabilizarão cada vez mais uma agricultura científica. De acordo com Opara (2004),
a "agricultura inteligente" será produto da convergência dos mais recentes desenvolvimentos
científicos e tecnológicos, baseada em uma tríade tecnológica composta pela biotecnologia,
informação e comunicação tecnológica (ICT) e a nanotecnologia. O autor considera que esta
"agricultura inteligente" será capaz de revolucionar a agricultura no século 21, e de modo
muito mais radical do que as transformações provocadas pela "revolução verde" no século
passado.
A faceta positiva da incorporação dos novos produtos e processos nanotecnológicos na
agricultura seria a maior eficácia econômica e, portanto, maior lucratividade para os setores
mais capitalizados entre agricultores e empresas ligadas ao setor. Julga-se que será possível
reduzir os custos de produção no campo, potencializar o crescimento da produção, ajudar a
reduzir as perdas agrícolas e, também, a diminuir os impactos ambientais que se dão com o
uso de insumos químicos. Uma das vantagens das nanotecnologias é o maior controle na distribuição dos produtos químicos nas lavouras por meio da encapsulação e liberação controlada do princípio ativo na planta ou no solo. É possível, inclusive, diagnosticar com antecedência a existência de doenças em plantas e animais, o que permitiria tratar desses problemas
antes da ocorrência de epidemias, por exemplo.
As nanotecnologias dispõem também de um enorme potencial para revolucionar a os sistemas alimentares. Estudos advertem para a possibilidade das tecnologias em escala nano
ajudarem na detecção de patógenos contaminantes através dos nano-sensores bioanalíticos
e, na identificação da origem e rastreabilidade dos produtos agrícolas e animais. A maior parte
das aplicações das nanotecnologias no setor de alimentos está ocorrendo na área de embalagens, mas alguns alimentos e ingredientes estão entrando no mercado com o intuito de
alterar as propriedades e aumentar a conservação de vários alimentos e bebidas comerciais.
Por outro lado, a faceta negativa diante da difusão das nanotecnologias na agricultura
remetem-se às questões sociais, políticas e éticas. Considera-se, por exemplo, a provável
diminuição do número de empregos no campo e a exclusão de imensa massa de agricultores
familiares, o que provocariam novas ondas de migrações e, conseqüentemente, a explosão
dos centros urbanos. Alerta-se, também, para a provável concentração das riquezas nas mãos
de empresas transnacionais detentoras das patentes dos produtos e processos nanotecnológicos, as quais possuem recursos para os investimentos em pesquisa aplicada. Há indicações
de que algumas empresas transnacionais já estão comercializando produtos relacionados aos
setores agrícola e alimentício com base nas nanotecnologias.
Outra problemática central nas discussões a respeito da nanociência relaciona-se aos
prováveis problemas ambientais e de saúde pública. De forma semelhante aos transtornos
causados pela utilização inconsequente dos insumos químicos da "revolução verde", previnese acerca das incertezas a respeito dos possíveis riscos e efeitos toxicológicos decorrentes da
manipulação de produtos nanotecnológicos tanto para a saúde de trabalhadores agrícolas e
consumidores destes produtos, como para o meio ambiente de modo geral. No caso das nanJulio - Diciembre de 2009
319
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
otecnologias, a escala de análise laboratorial é um fator determinante para a correta verificação da existência de toxicidade:
As partículas nano embora sendo do mesmo elemento químico se comportam de forma distinta - em relação
as partículas maiores - em termos de cores, propriedades termodinâmicas, condutividade elétrica, etc.
Portanto, o tamanho das partículas é de suma importância porque muda a natureza das interações das forças
entre as moléculas do material e assim, muda os impactos que estes processos ou produtos nanotecnológicos tem junto ao meio ambiente, a saúde humana e a sociedade como um todo (Martins, 2006).
Nanotecnologia e agricultura brasileira
O agronegócio é apontado por muitos cientistas brasileiros como uma das áreas de aplicação
das nanotecnologias em que o Brasil teria condições de tornar-se competitivo (Mattoso, 2005).
Para estes pesquisadores, as nanotecnologias possuem um potencial caráter revolucionário
para transformar radicalmente a agricultura e os setores à montante e à jusante da produção
no campo.
Uma parte expressiva das experiências brasileiras a tratarem das nanotecnologias no
agronegócio tem origem nas pesquisas realizadas pela Embrapa. Esta, ao lado dos projetos
de investigação científica, inaugurou no ano de 2006 o Laboratório Nacional de
Nanotecnologia para o Agronegócio na cidade de São Carlos, São Paulo. Um dos produtos de
base nanotecnológica desenvolvido pela Embrapa Instrumentação Agropecuária é a língua
eletrônica que facilita a análise de características físico-químicas e organolépticas como sabor
e aroma de alimentos e bebidas (EMBRAPA, 2007).
Por outra parte, e com base na análise preliminar dos dados transcritos das entrevistas
realizadas com alguns dos principais agentes da cadeia de produção da soja brasileira, constata-se que em geral há no próprio agronegócio brasileiro um grande desconhecimento a
respeito do significado das nanotecnologias. Além disso, a pequena parcela desses agentes
sociais, e que tem conhecimentos a respeito do tema, encontram-se ainda na fase de investigação das possibilidades das nanotecnologias.
Em geral, os entrevistados do setor da cadeia de produção da soja no Brasil, acreditam
em transformações revolucionárias e estão otimistas com os possíveis ganhos, sobretudo
econômicos, que advirão em um futuro próximo. A diminuição nos custos de produção e
manutenção das lavouras, em razão da otimização na aplicação de defensivos agrícolas, está
entre os ganhos previstos a curto prazo.
No âmbito social, fica evidente a necessidade de recursos humanos mais especializados
dado o requinte das técnicas para manipulação e aplicação dos nano compostos. Isto seria um
indutor para a melhoria da educação de uma parcela dos trabalhadores, mas por outro lado
poderá aumentar a exclusão social, com a redução do contingente de trabalhadores no
campo.
Dentre as diversas opiniões dos entrevistados foi levantado, também, a questão da
inserção dos agricultores familiares neste novo mercado. Uma preocupação especialmente
relevante no caso da agricultura familiar brasileira em que a maioria dos agricultores ficou à
320
Nanotecnología
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
margem dos projetos clássicos de desenvolvimento, não conseguindo acompanhar as sucessivas modernizações agrícolas, sobretudo, em razão de seus elevados custos.
Na questão ambiental, os entrevistados apontam entre os prováveis ganhos que advirão
com as nanotecnologias a menor poluição dos solos e das águas, embora pouco se saiba
sobre o domínio das nanopartículas no ambiente e seu grau de contaminação do ar, do
homem e dos animais.
Nos dias atuais, urge colaborar para a gestação de uma política brasileira para o ordenamento do território durante o processo de incorporação das novas tecnologias no espaço
rural, de modo a promover maior justiça social e equidade entre as regiões brasileiras. Os
questionamentos suscitam o desafio de apoiar estudos e políticas que busquem orientar a
sociedade em suas escolhas.
Últimas considerações
A emergência das nanotecnologias vem acrescentar um maior conteúdo em ciência, técnica e
informação ao espaço geográfico das nações que estão investindo em pesquisas na esfera da
nanociência. O mercado das nanotecnologias abrange desde a comercialização de processos
e produtos para a realização da produção no campo, até as etapas ligadas ao processo industrial na produção de insumos e fatores, processamento agroindustrial e indústria alimentícia.
O domínio no uso das nanotecnologias no espaço rural por meio da melhoria, agregação
de valor e desempenho de produtos agropecuários poderá contribuir para que o Brasil
aumente as chances de tornar-se mais competitivo no mercado internacional (Mattoso, 2005:
42). Por isso, a necessidade de intervenção do Estado por meio da elaboração de políticas
públicas e da definição clara de uma política industrial, além da manutenção da pesquisa básica (Leite, 2002).
No período atual, a revolucionária manufatura molecular pode levar à industrialização
completa da produção agropecuária e, por conseguinte, alterar as atuais densidades técnicocientíficas-informacionais dos territórios em escala planetária. Um problema decorrente, e que
merece uma maior reflexão, refere-se a forma como os diferentes países, regiões e agentes
sociais participarão desta nova revolução tecnológica. Adverte-se para possíveis acirramentos
de desigualdades sócio-espaciais hoje existentes.
Conclui-se ser de importância fundamental a participação da sociedade como um todo, no
sentido de acompanhar e estar à frente do processo de regulamentação das novas tecnologias, sobretudo, para aquelas que trazem em seu bojo impactos imprevisíveis, tais como a
nanotecnologia. Os organismos vivos deverão ingerir alimentos que ainda não sabemos sobre
a existência ou não de efeitos negativos no médio e longo prazo.
Uma maior conscientização e a mudança nos valores da sociedade questionam a atual
racionalidade econômica e trazem à tona o "princípio da precaução". É preciso estar consciente das implicações das inovações tecnológicas para a saúde humana e ambiente. E, do
mesmo modo, é necessário avaliar se estão colocadas as condições materiais e políticas que
permitam o poder de escolha e o acesso dos agricultores familiares às informações, capaciJulio - Diciembre de 2009
321
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
tação e inserção no recente mercado das nanotecnologias, sob o risco de se aumentar ainda
mais as desigualdades entre os diferentes agentes sociais da agricultura brasileira.
Neste momento histórico em que se ampliam exponencialmente às possibilidades de aplicações práticas dos saberes científicos, é fundamental fortalecer a investigação pública em
pesquisa básica, e promover a interdisciplinaridade nos estudos, ou seja, abrir o diálogo entre
os saberes da física, biologia, química e engenharias com as ciências humanas.
322
Nanotecnología
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografia
Almeida, P. R. de (2005) "O Brasil e a Nanotecnologia: Rumo à Quarta Revolução
Industrial". Revista Espaço Acadêmico. Maringá, PR, vol. 5, no. 52. Capturado
em abril de 2008. Disponível em: www.espacoacademico.com.br.
Cruz, E. P. (2008) "Lula Inaugura Centro de Nanociência e Nanotecnologia em
Campinas". Agência Brasil: 4 de Março de 2008. Capturado em março..
Disponível: www.agenciabrasil.gov.br/noticias/2008/03/03/materia.2008-0303.1978398631/view - 27k
EMBRAPA (2007) "Nanotecnologia na Agricultura Aumenta seu Papel Social e de
Inclusão". Capturado em abril de 2008. Disponível em:
www.embrapa.br/.../outubro/2a-semana/nanotecnologia-na-agricultura-aumentaseu-papel-social-e-de-inclusao/ - 49k
Jornal UNICAMP (2004) Nanociência: o País não Pode Perder Mais Tempo. São Paulo,
Campinas, Unicamp, 16 a 29de fev.
Leite, J. R. (2002) "Nanotecnologia Brasileira Ddeve Aliar Investimentos em Ciência
Básica e Aplicada" Revista Comciencia. Capturado em abril de 2008. Disponível
em: http://www.comciencia.br/entrevistas/nanotecnologia/leite.htm
Martins, P. R. (2006) "Introdução à Nanotecnologia". Cibéria, ano 8, n. 29,
out/nov/dez.
(coord) (2007b) Nanotecnologia, Sociedade e Meio Ambiente em São Paulo,
Minas Gerais e Distrito Federal. São Paulo: Xamã V.M. Editora, 155 p.
Martins, P. R.; Dulley, R. D. ; Braga, R.; Premebida, A. (2007). Revolução Invisível:
Desenvolvimento Recente da Nanotecnologia no Brasil. São Paulo: Xamã V.M.
Editora, 103 p.
Mattoso, L.H.C.; Medeiros, E.S.de; Martin L. (2005) "A Revolução Nanotecnológica e
o Potencial para o Aagronegócio". Revista de Política Agrícola, Brasília, Ano XIV,
n.4, p.38-46, out./nov./dez.
Governo Brasileiro. Ministério de Ciência e Tecnologia. http://www.mct.gov.br/
index.php/content/view/730.html
Opara, L.U. (2004) "Emmerging Technological Innovation Triad for Smart Agriculture
in the 21th Century". Part I. Prospects and Impacts of Nanotechnology in
Agriculture. Oman. Capturado em março/2005. Disponível em: http://cigrejournal.tamu.edu/submissions/volume6/Invited%20Overview%20Opara%20final%2
017August2004.pdf.
Rattner, H. (2004) "Nanotecnologia - para Melhor ou para Pior?" Revista Espaço
Acadêmico. N. 41, out. Capturado em novembro/2007. Disponível em
www.espacoacademico.com.br/041/41rattner.htm
(2005) "Nanotecnologia e a Política de Ciência e Tecnologia." Revista Espaço
Acadêmico. N. 55, dez. Capturado em novembro/2007. Disponível em
www.espacoacademico.com.br/055/551rattner.htm
Santos, B. de S (2003) Um Discurso sobre as Ciências. São Paulo: Cortez.
Santos, M. (1996). A Natureza do Espaço: Técnica e Tempo, Razão e Emoção. São
Paulo: Hucitec.
(2000) Por uma Outra Globalização. Rio de Janeiro: Record.
Julio - Diciembre de 2009
323
res3415.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
UNICAMP (2006) " Embrapa Instrumentação Agropecuária, de São Carlos, cria
laboratório de nanotecnologia e sedia rede virtual de pesquisa." en Boletim
Inovação, 26/05/2006. Capturado em abril de 2008. Disponível em: www.inovacao.unicamp.br/report/news-embrapa060502.shtml - 39k
Schulz, P. (2007) "De Volta para o Futuro: Os Precursores da Nanotecnociência." en
III Ciclo de Estudo Desafios da Física para o Século XXI, 2008, Cadernos IHU
idéias. São Leopoldo, Unisinos, v. 95.
Silva, C. G. da (2002) "O Que é Nanotecnologia?" Capturado em abril de 2008.
Disponível em: www.comciencia.br/reportagens/nanotecnologias/nano17htm
324
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 1
Nanotecnología
y los enclaves
del conocimiento
en Latinoamérica
Edgar Zayago Lau*
Guillermo Foladori**
Mark Rushton***
Fecha de recepción: julio 2008.
Fecha de aceptación: octubre 2008.
*Universidad Autónoma de Zacatecas.
Correo electrónico: [email protected]
**Universidad Autónoma de Zacatecas.
Correo electrónico: [email protected]
*** Universidad Autónoma de Zacatecas.
Correo electrónico: [email protected]
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 2
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 3
Nanotecnología y los enclaves
del conocimiento en Latinoamérica
Edgar Zayago Lau
Guillermo Foladori
Mark Rushton
Resumen
Mucho se ha escrito sobre la nanotecnología en los últimos años, sobre todo en lo relacionado a su revolucionario significado para la ciencia y sus aplicaciones que, según se argumenta,
plantean la posibilidad de cambiar profundamente el mundo en que vivimos. No obstante, muy
poco se ha escrito acerca de cómo la nanotecnología se incorpora al contexto de la economía
del conocimiento y las fuerzas impulsoras detrás de esta dinámica. En el artículo, los autores
analizan la intención del Banco Mundial de desarrollar las Iniciativas Científicas Milenio como
Centros de Excelencia en Latinoamérica, con el objetivo de incrementar la competitividad y
promover el crecimiento económico, que son entendidos por el Banco Mundial como prerrequisitos del desarrollo. De igual forma, se exponen las implicaciones del régimen de patentes
que terminan modificando la trayectoria de esta tecnología revolucionaria.
Palabras clave: nanotecnología, Latinoamérica, economía del conocimiento, iniciativas científicas milenio, desarrollo.
Abstract
A great deal has been written in recent years about nanotechnology, its revolutionary significance for science and real-world applications that are touted as being capable of profoundly
transforming the world in which we live. Yet very little has been written about how they are
incorporated into the context of the knowledge economy. In this article, the authors analyze the
World Bank's intention to develop Scientific Millennium Initiatives as Centers of Excellence in
Julio - Diciembre de 2009
327
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 4
E
S T U D I O S
SOCIALES
Latin America to boost competitiveness and encourage economic growth, which is understood
by the World Bank as a requirement for development. Nanotechnology is a strategic area within these projects. However, the authors conclude that rather than leading to development, and
as a result of the patent system, these centers are more likely to become knowledge enclaves
with little impact on the real development challenges of the region.
Key word: nanotechnology, Latin America, knowledge economy, scientific millennium initiatives, development.
328
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 5
Introducción
D e unos años para acá se ha escrito mucho sobre nanotecnología, sobre
todo respecto a su revolucionario significado para la ciencia y sus aplicaciones que, según se
argumenta, plantean la posibilidad de cambiar profundamente el mundo en que vivimos. Muy
poco, sin embargo, se ha publicado sobre el posicionamiento de la nanotecnología dentro del
amplio contexto del desarrollo. Una aproximación, para situar a la nanotecnología en este contexto, es examinar cómo ésta se incorpora al paradigma de la "Economía del Conocimiento".
El artículo trata sobre el impulso a las nanotecnologías por el Banco Mundial en el contexto
latinoamericano y en relación a la economía del conocimiento.
En la primera parte presentamos los conceptos con los cuales esta nueva tecnología es
descrita, tanto por sus promotores como por aquellos que claman por un mayor análisis
sobre sus implicaciones. En la segunda parte se exploran, en contexto histórico, algunos
aspectos de la evolución teórica del concepto de desarrollo, como base para analizar el estatus que el Banco Mundial le da a la nanotecnología como un mecanismo clave de las
economías del conocimiento. En la tercera parte se discute cómo el uso del conocimiento, a
manera de herramienta para promover el crecimiento económico, se incorpora al régimen
global de comercio y al de protección de patentes. En la cuarta parte se explora la experiencia del desarrollo de la nanotecnología latinoamericana bajo la guía del Banco Mundial y se
examinan los recursos comprometidos para el desarrollo de los "enclaves del conocimiento",
así como los retos que enfrentan los países de la región al intentar integrar un mecanismo
tecnológico de arriba hacia abajo en áreas donde la infraestructura y la base educacional son
menos que ideales.
1. Nanotecnología y la cuestión del desarrollo
El debate del desarrollo ha existido por décadas, con definiciones creadas, rechazadas y reformuladas. A pesar de que el éxito económico se encuentra al centro de la política institucional
Julio - Diciembre de 2009
329
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 6
E
S T U D I O S
SOCIALES
del desarrollo, hoy en día parte importante de los teóricos y practicantes del mismo favorecen
una perspectiva más amplia que incluye al medio ambiente, los problemas de género, el trabajo, la cultura y otros aspectos relacionados con el cambio social, sobre todo en lo referente
al mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.
La emergente revolución en las nanociencias y la correspondiente nanotecnología representa, quizás, una de las más profundas revoluciones tecnológicas que la humanidad ha
experimentado, con el potencial de hacer que la materia manifieste propiedades desconocidas en la escala molecular, entonces ¿Cuál sería el papel de las nanotecnologías en el desarrollo, y en particular de los países en vías de desarrollo?
Al describir esta nueva industria, los proponentes usualmente citan el potencial que tiene
la nanotecnología para que los países en desarrollo resuelvan sus innumerables problemas,
desde los relacionados con la purificación del agua, pasando por la generación de energía,
hasta su uso en la medicina. Otra ventaja de la nanotecnología se relaciona con las nuevas
oportunidades económicas que potencialmente puede generar. Consecuentemente esta tecnología es vista como una forma de "alcanzar" a los países industrializados. Revisando este
debate, el Centro de Bioética de la Universidad de Toronto, en Canadá (UTJCB), y el Equipo
de Tareas sobre ciencia, tecnología e innovación del Proyecto Milenio de las Naciones Unidas,
hablan sobre los beneficios que esta tecnología puede ofrecer al desarrollo, aunque no abundan en los detalles de cómo hacerlo (Salamanca, et al., 2005; Juma y Yee-Cheong, 2005).1
Los autores consideran a la tecnología como neutral, posible de ser aplicada en cualquier
contexto, y observan la falta de desarrollo como resultado de la insuficiencia tecnológica. De
esta forma, las nanotecnologías aparecen como una posible solución. En contraste, existe
otra perspectiva contenida, por ejemplo, en los argumentos del Grupo ETC (2003) y en
Invernizzi y Foladori (2005), que ve a la tecnología en su contexto y favorece un análisis
socioeconómico.
La nanotecnología es ciertamente una vía que representa un gran potencial para el desarrollo. Aquí argumentamos que dicho potencial está muy lejos de lograrse si no se toma en
cuenta el contexto. Los avances tecnológicos, sin importar qué tan revolucionarios sean, no
garantizan una mejora en las condiciones de vida de los pobres o los trabajadores. Inclusive,
en aquellos contextos en donde la nanotecnología puede ser totalmente integrada a los planes
de desarrollo de los países pobres, las estructuras socioeconómicas muy probablemente no
van a cambiar, como consecuencia de una estructura de clases que reproduce la inequidad y
como resultado de la falta de planeación progresiva para generar mecanismos a favor de las
necesidades de la población. En un contexto de tal naturaleza nuevas tecnologías, como las
nanotecnologías, pueden incrementar el aislamiento tecnológico y socioeconómico de los
pobres e incrementar la desigualdad, inclusive a pesar de las posibles mejoras en algunos
indicadores, como por ejemplo la competitividad.
1
Un estudio cronológico de las posiciones en torno a la nanotecnología y los países subdesarrollados puede
encontrarse en Invernizzi, Foladori y Maclurcan (2007).
330
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 7
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
2. La economía del conocimiento
y su importancia para el desarrollo
La carrera global por el desarrollo industrial se vuelve cada vez más dependiente y se basa
más en el proceso de "transformación productiva," la conversión tecnológica del aparato productivo industrial. En este contexto, la nanotecnología, como la próxima revolución industrial,
es vista como un terreno fértil para impulsar el desarrollo en los países pobres. Sin embargo,
para poder integrar a la nanotecnología como una herramienta del desarrollo es necesario
entender algunos de los marcos teóricos que rodean la noción misma del desarrollo. La discusión acerca de qué es el desarrollo es muy amplia y se halla asociada a varias corrientes
teóricas. A manera de síntesis mostramos algunas de la posiciones sobresalientes en la noción
de desarrollo.
Una de los más importantes, y también primeros marcos conceptuales, proviene de los trabajos de W.W. Rostow. Su concepto de desarrollo fue directamente relacionado con el crecimiento económico, la modernización y la industrialización y con el alto consumo en masa
como indicador de progreso. Presumiblemente, los países subdesarrollados tendrían que
pasar por cinco etapas para industrializar sus economías: tradicional, transición, despegue,
hacia la madurez y alto consumo en masa (Rostow, 1960).
R. Prebisch elaboró su concepto de centro-periferia, usando el análisis del deterioro de los
términos de intercambio como resultado del cociente entre el índice de precios de los productos de exportación y el índice de precios de los productos de importación. Para mediados del
siglo XX, los términos de intercambio se deterioraron para los países latinoamericanos que
exportaban materias primas, a razón del monopolio de los compradores de los países desarrollados y de las relaciones desiguales de poder (excepto para los que exportaban petróleo).
Ello tuvo un impacto decididamente negativo en el proceso de industrialización para estos
países. A partir de su análisis, Prebisch, concluyó que los problemas del subdesarrollo en
Latinoamérica tenían orígenes estructurales (Prebisch, 1950, 1984).
En contraste con esa posición, P. Baran (1957) argumentó que el desarrollo del subdesarrollo en los países pobres fue perpetuado por la distribución de poder desigual entre las
clases, el control sobre la pulsvalía en todas sus formas y la inhabilidad de dichos países para
poder competir con los países capitalistas avanzados.
La actual corriente del crecimiento económico, que se sostiene endeblemente a razón de
la crisis económica mundial, se basa en ideas postuladas desde la teoría económica neoclásica. Primero Hayek (1944) y posteriormente Friedman (1962, 1980), argumentaron que la liberalización del comercio y la integración de las economías nacionales son precondiciones para
fomentar el crecimiento económico; siempre y cuando las economías puedan competir exitosamente en ese mercado. Durante la dictadura militar en Chile esta teoría fue puesta en
práctica para presumiblemente promover el crecimiento económico (Cypher, 2005; Valdés,
1989).
La idea de que el desarrollo es equivalente al crecimiento económico ha sido desafiada
por los proponentes de una definición más amplia de desarrollo. Dentro del marco, un increJulio - Diciembre de 2009
331
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 8
E
S T U D I O S
SOCIALES
mento en el ingreso es observado como un medio para lograr el desarrollo, pero nunca el
objetivo final por sí mismo (Sen, 1988; Streeten, 1981). A partir de este tipo de enfoque el
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en su reporte de 1990, creó un
definición más comprensiva de lo que el desarrollo humano significa: el proceso de
ampliación de las opciones de la gente (PNUD, 1990). A través del tiempo la noción de desarrollo se ha movido más allá de los parámetros económicos para incorporar aspectos del
medio ambiente, género, etnicidad y formas sustentables de vida (Ahooja-Patel, 1982;
Chambers y Conway, 1998, 1995 y Chambers, 1987).
No obstante, es muy necesario señalar que la idea hegemónica de lo que el desarrollo significa aún se encuentra dentro de un marco primordialmente económico. En la agenda de las
agencias internacionales de desarrollo, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario
Internacional; el desempeño económico permanece al centro, como principal preocupación
de las políticas recomendadas por estos organismos. Hay cierto reconocimiento de que existen elementos no económicos relacionados al desarrollo, como cambios en la cultura, el
medio ambiente y otros, aspectos que se subsumen al enfoque económico:
El Banco ha enfocado su apoyo para la agenda del desarrollo basado en dos pilares principales para reducir
la pobreza, la creación de un ambiente adecuado para la inversión, la creación de empleos, el crecimiento
sostenido, la inversión en la población pobre y el empoderamiento de éstos para participar en el desarrollo
(Banco Mundial, 2005a:s/n).
En el entendimiento del desarrollo como equivalente de crecimiento económico, el incremento en la producción de bienes de alta tecnología en los países desarrollados ha sido evidente desde los noventa. Se ha originado así la aplicación del término "economía del
conocimiento" o "sociedad de la información" para referirse a una economía en la cual la innovación y el conocimiento son las fuerzas motrices. El Banco Mundial define a la economía del
conocimiento de la siguiente manera:
La economía del conocimiento es aquella en la que los factores de conocimiento adquieren, de manera deliberada, más importancia que el capital y los factores de trabajo; y donde, además, la cantidad y sofisticación
del conocimiento que permean a las actividades sociales y económicas alcanzan niveles muy altos (World
Bank, 2007: 14).
El Banco Mundial tiene una clasificación jerárquica de países acorde al porcentaje de alta
tecnología que contienen sus productos de exportación. Los productos de alta tecnología son
considerados como los que incorporan intensivamente Investigación y Desarrollo (I+D), esto
incluye computadoras, farmacéuticos, instrumentos industriales, maquinaria industrial y productos aeroespaciales, entre otros. En el 2004, por ejemplo, 34% de las exportaciones de
Irlanda fueron productos de alta tecnología; en Corea del Sur, 33%; en Estados Unidos 32%;
pero en Latinoamérica, Chile exportó sólo 5%; Brasil 12% y México 21%2 (Banco Mundial,
2006). El análisis del Banco Mundial sugiere que la I+D tiene un papel esencial en el desa-
2
En el caso de México, el peso de la producción en maquila y el fuerte comercio intrafirma entre compañías estadounidenses sugiere un análisis precavido (Delgado e Invernizzi, 2002).
332
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 9
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
rrollo. Por consiguiente, una fuerte inversión en I+D resulta, presumiblemente, en una mayor
innovación productiva y mejora en la competitividad internacional que, finalmente, es el
camino que los países en vías de desarrollo deben seguir.
Organizaciones como el Banco Mundial, la Organización para la Cooperación y el
Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización Mundial de Comercio (OMC) ven el
conocimiento y la innovación como prerrequisitos necesarios para el desarrollo de los países
del Tercer Mundo. En esencia, la transformación del aparato industrial en los países atrasados
descansaría sobre la aludida economía del conocimiento (Banco Mundial, 1999).
Los esfuerzos para impulsar la nanotecnología se inscriben en el concepto general de la
economía del conocimiento, en donde se piensa que sus pilares incrementan la competitividad de los países y que, por consiguiente, les permite promover el crecimiento económico,
entendido como sinónimo del desarrollo (World Bank, 2007: 167). Sin embargo, dentro de ese
contexto es necesario plantearse varios cuestionamientos, ¿Puede esperarse que esta revolución tecnológica tenga resultados diferentes de aquellas que la precedieron, como la biotecnología, o la informática? O ¿Será una nueva forma de crear ganancias que ignoraran los
intereses de la mayoría de la gente que vive en los países en vías de desarrollo?
3. La economía del conocimiento
y los países en vías de desarrollo
Los países desarrollados están exportando crecientemente productos de alta tecnología. Al
final del siglo XX el porcentaje de esos productos se encontraba entre 18% y 25% para la Unión
Europea, Japón y los Estados Unidos ? sin incluir a Irlanda con 38% (PNUD, 2006). La manufacturación de productos de alta tecnología es observada como evidencia de la transición
hacia la economía del conocimiento. En la promoción de la importancia teórica del
conocimiento, grupos y organizaciones como el Foro Económico Mundial y el Banco Mundial
crearon índices de competitividad y crecimiento y tablas que clasifican a los diferentes países
de acuerdo a su posición con la economía del conocimiento.3 Existe, además, una
metodología para medir el posicionamiento de los países en la economía del conocimiento
global que el Banco Mundial denomina: Knowledge Assessment Methodology (KAM).4
En el mundo capitalista, la capacidad de promover el desarrollo a través del conocimiento requiere que éste se oriente hacia y para el servicio del sector privado, para de así promover
innovaciones que se traduzcan en ventajas comerciales. La economía del conocimiento impli3
Véase la Red Global de Competitividad del Foro Económico Mundial: Reporte Global de Competitividad 20052006, [En línea] s/f, disponible en: http://www.weforum.org/en/initiatives/gcp/index.htm [Accesado el día 3 de junio
2008]
4
En la página del KAM se puede leer que la metodología consiste en: "83 variables estructurales y cualitativas para
medir el posicionamiento de 140 países dentro de los cuatro pilares de la economía del conocimiento (KE): incentivos
económicos y régimen institucional, educación, innovación y tecnologías de la información y comunicación." (KAM, s/f)
[En línea] s/f, disponible en: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/WBI/WBIPROGRAMS/KFDLP/EXTUNIKAM
/0,,menuPK:1414738~pagePK:64168427~piPK:64168435~theSitePK:1414721,00.html [Accesado el día 6 de junio
2008]
Julio - Diciembre de 2009
333
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 10
E
S T U D I O S
SOCIALES
ca el dinamismo de la triada conformada entre educación+innovación+competitividad. Lo
anterior significa una tendencia creciente hacia la privatización de la educación y su posicionamiento al servicio de los negocios. Al mismo tiempo, los esfuerzos empresariales tienen
que crear ventajas competitivas internacionales. El resultado es que el mercado, como la
fuerza ciega detrás de la competencia, termina orientando la producción. A pesar que todos
los debates actuales relacionados con innovación y economía del conocimiento se refieren a
"la innovación con equidad" o a la "competitividad con sustentabilidad" y términos similares,
la realidad es que todas las formas de planeación económica siguen siendo reguladas por las
incontrolables fuerzas del mercado. Queda por ver, en las décadas por venir, si los economistas que implementan las políticas de desarrollo en los países en vías de desarrollo podrán, en
el mencionado contexto, alcanzar la reducción de la inequidad y la pobreza.
¿Cómo, entonces, puede esta dinámica ser incorporada a países que históricamente han
sobrevivido a partir de exportaciones con muy poco o nada de valor agregado? Es uno de los
asuntos que los entusiastas proponentes de la economía del conocimiento deben enfrentar.
Mientras que en los países desarrollados las condiciones infraestructurales, la educación y las
habilidades en Ciencia y Tecnología (C+T) han sido construidas durante décadas y, particularmente, con atención sobre los cambios tecnológicos que han ocurrido en campos como la
informática, las computadoras, la biotecnología y las telecomunicaciones, en los países en
desarrollo nunca ha habido las condiciones infraestructurales ni las condiciones subjetivas de
la capacitación profesional adecuadas para embarcarse en el camino de la economía del
conocimiento. La "solución" que se propone es, entonces, un mecanismo top-down o un plan
de desarrollo de "enclaves del conocimiento". A partir de ellos, los países en desarrollo
crearían "Centros de Excelencia", institutos o cuerpos de investigación con pocos investigadores, pero con recursos significativos, y con una fuerte relación con la industria.
Durante los ochenta, el Banco Mundial concentró sus esfuerzos en la liberalización
financiera. Por ello se eliminó la posición de Asesor Científico del Banco Mundial, para abrazar
la idea de "libre comercio para el desarrollo".
En 1994, la OMC acogió el régimen mundial de patentes o ADPIC (El Acuerdo de la OMC
sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio)
con la intención de garantizar la protección de patentes en las operaciones mundiales de comercio. Las ADPIC colocan un estándar mínimo para muchas formas de regular la propiedad
intelectual. Las ADPIC también crearon un sistema legal y un mecanismo para solución de
controversias, incluyendo sanciones, para países que no cumplan con dicha legislación. La
protección de patentes para el desarrollo de nuevos productos tecnológicos permite al dueño
fijar precios de monopolio por un periodo de 20 años (OMC, 1994). En este sentido, la OMC,
con sus ADPIC, asegura que grandes compañías que poseen la mayoría de las patentes aseguren su futuro a partir de precios de monopolio.
En 1991, el Banco Mundial ya hablaba sobre la importancia decisiva de la inversión en factores intangibles que permitieran la acumulación del conocimiento para promover el desarrollo como lo son la educación y la innovación (World Bank, 1991: 33-35). Posteriormente el
reporte de desarrollo del Banco Mundial 1998/99 llevó el subtítulo de Conocimiento para el
334
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 11
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Desarrollo, refiriéndose a la distancia existente entre el conocimiento de los países ricos y los
subdesarrollados (Masood, 1999). La base para el cambio fue el reconocimiento de que la liberalización económica de 1980 no obtuvo los resultados que se esperaban para los países
en desarrollo. De hecho, ocurrió todo lo contrario, terminó incrementando su deuda externa y
debilitando su posición económica. El Banco también indicó que el régimen de patentes no
resultó en la promoción de la investigación privada en áreas con mayor impacto en el desarrollo. Los mecanismos del mercado no fueron suficientes para crear los incentivos para investigación en áreas con poco retorno de utilidad como en el caso de las llamadas enfermedades
de los pobres, los fármacos contra la malaria en este sentido resultan ilustrativos. En estos
casos, el Banco Mundial recomendó que fondos públicos fueran dirigidos como subsidios para
ese tipo de investigación (Nature, 1988); además, mostró preocupación por la extensión de los
derechos de propiedad intelectual más allá de los productos y para cubrir los logros en el área
de biotecnología (Butler, 1998). De acuerdo con el Banco Mundial, el curso de acción propuesto a finales de los noventa fue incorporar los temas de innovación de C+T y la transferencia tecnológica como objetivos claves del Banco en los países en desarrollo. Actualmente
existe un programa administrado por el Banco titulado Knowledge for Development: Capacity
Building for the Knowledge Economy (lanzado formalmente de manera paralela al reporte de
1999, Conocimiento para el Desarrollo), cuyo propósito es ayudar en la transición de los países subdesarrollados hacia la economía de conocimiento (World Bank, s/f).5
4. Nanotecnología y los enclaves
del conocimiento en Latinoamérica
Desde el fin de los años noventa, el Banco Mundial y varias otras instituciones han planeado
la creación de una red global de Iniciativas Científicas Milenio (ICM). Éstas tienen la función de
ser centros de excelencia en los países subdesarrollados, con el objetivo de promover la investigación en C+T en igualdad de circunstancias de infraestructura y recursos que en los países
desarrollados (Macilwain, 1998). Los centros de excelencia en innovación tecnológica forman
parte central en la transición de los países subdesarrollados a economías del conocimiento
dentro del programa Conocimiento para el Desarrollo del Banco Mundial (véase Kuznetzov y
Dhalman, 2008 para el caso de México; Rodríguez, Dhalman y Salmi, 2008, para el caso de
Brasil y World Bank, 2007 para otros países).
5
A la fecha, en la página del programa Conocimiento para el Desarrollo se puede observar que éste ha implementado programas de innovación de acuerdo a las necesidades específicas de clientes como Argentina, Brasil, Chile,
China, India, Corea del Sur, México, Rusia, Tanzania y Turquia (véase Knowledge for Development Program (s/f), [En
línea] disponible en: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/WBI/WBIPROGRAMS/KFDLP/0,,contentMDK:202
69026~menuPK:461205~pagePK:64156158~piPK:64152884~theSitePK:461198,00.html#Knowledge [Accesado el
día 4 de mayo 2008]
Julio - Diciembre de 2009
335
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 12
E
S T U D I O S
SOCIALES
El proyecto chileno fue el prototipo.6 En 1999, el gobierno de Chile creó la Comisión
Científica Nacional para las Iniciativas Milenio con el objetivo de incrementar las capacidades
en la investigación científica (DORCH, 1999); poco después, el Banco Mundial proporcionó un
préstamo de cinco millones de dólares por el primer periodo de dos años y medio, que se
suplementó con diez millones de dólares del presupuesto nacional (ICM, s/f a). Los objetivos
de las ICM eran:
...promover el crecimiento en las capacidades de investigación científica, empleando y estimulando el mejor
talento en el país, como un factor clave para el desarrollo socio-economico sostenido. El Programa anticipa
que la creación de los Centros Científicos de Excelencia permitiran la creación de Institutos Cientificos y
Núcleos Científicos bajo un proceso transparente y competitivo. Dichos centros buscarán el desarrollo de
investigación cientifica de vanguardia, la capacitación de científicos y el establecimiento de connexiones con
los sectores productivos y la formación de otros acuerdos institucionales (ICM, s/f a).
En lugar de ajustar las líneas de investigación al plan nacional de desarrollo o a un proyecto específico, el programa funcionaba para identificar chilenos con talento para impulsar investigación en áreas en las cuales dichos científicos estaban interesados. Esta política científica
podría parecer elitista, pero se basaba en la idea de que cualquiera que fuera la orientación
de la innovación, siempre se traduciría en un incremento en la competitividad internacional y,
por tanto, garantiría el desarrollo (entendido éste como la obtención de espacios en el mercado internacional para promover el proceso de crecimiento económico). A pesar de que términos como "desarrollo sustentable", "combate a la inequidad y pobreza", y otros, fueron incluidos con la idea de humanizar los conceptos de innovación y competitividad, es claro que la
idea de desarrollo detrás de este tipo de proyectos es que al incrementar la competitividad se
incrementa la riqueza y que automáticamente tal riqueza es distribuida. Otra forma de justificación es el argumento de que sin un incremento en el capital no hay posibilidad de una distribución; y en cualquier caso, son las políticas de distribución de la riqueza y no las de innovación, las responsables de combatir la pobreza y la inequidad. En ese sentido, las responsabilidades son separadas, pero la reducción de la pobreza y la inequidad está directamente
relacionada con un incremento en la reserva monetaria.
Otros objetivos de la ICM de Chile incluyó el atraer talentos del extranjero y controlar la
fuga de cerebros. En tal caso, el plan del Banco Mundial en Chile, implementado como un
proyecto piloto, es de naturaleza top-down (de arriba hacía abajo). Los Centros de Excelencia
fueron creados para los más distinguidos científicos, con la esperanza que ellos facilitarían
alianzas con la empresa privada y dirigieran la innovación productiva doméstica. Aunque el
espíritu del plan era el de crear condiciones para que los científicos se quedaran en Chile y no
migraran es debatible, si esto podía lograrse por la vía de los enclaves de excelencia, con poco
apoyo y sin una reforma complementaria en la educación básica, media y superior para nutrir
y suplir el plan de la innovación tecnológica de largo plazo. Estos enclaves de excelencia tenían
6
No obstante, la Fundación Chile, aunque creada en 1976, se expone como un ejemplo de éxito de cómo implementar de manera institucional la transición a la economía del conocimiento. Sin embargo, la Fundación Chile no cuenta todavía con un programa específico para las nanotecnologías (World Bank, 2007).
336
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 13
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
que sobrevivir en un país donde sólo 0.6% del Producto Interno Bruto (PIB) es destinado a la
C+T; una figura muy baja, apenas unas décimas por encima de lo que destina México y claramente inferior a lo que destina Brasil (0.95%). El porcentaje es bajo en comparación con lo
que dedican a C+T los países desarrollados. Estados Unidos, por ejemplo, sin ser de los más
significativos, destina 2.7%. Países como Corea del Sur, que han despegado en las últimas
décadas, destina 2.6%. México, por otro lado, destinó sólo 0.41% del PIB en 2005 (OECD,
2005); para 2007 la cifra llegó a 0.35%; 0.34% en 2008 y 0.33% en 2009 (Dávila, 2009); mientras que Venezuela se expone como el líder regional con 2.1%. Pero esto es sólo recientemente (Nuñez, 2007). Muchos otros países en el mundo presentaron variantes del ejemplo
chileno. En Latinoamérica, México, Venezuela y Brasil establecieron acuerdos con el Banco
Mundial para desarrollar sus propias ICM.
La nanotecnología está considerada como una de las más importantes áreas dentro del
proceso de innovación contemporánea, y un ejemplo paradigmático de la investigación que
debe ser desarrollada en el proceso de transición hacia la economía del conocimiento. Sin
embargo, lo destacable no es la innovación tecnológica por sí misma, sino la incorporación de
tal innovación en la manufactura de productos con ventajas competitivas internacionales que
haría la diferencia. De hecho, la competitividad es una de las justificaciones -y en muchos
casos la única- para hacer uso de recursos públicos para la investigación de nuevas tecnologías. La Iniciativa Nacional en Nanotecnología de los Estados Unidos ilustra esta idea, pero
también se halla presente en otros programas de nanotecnología como los de Argentina y
Brasil, y también en los reportes emitidos por los gobiernos de México y Costa Rica (Foladori,
2006) y es fácilmente observada en el Centro de Nanotecnología de Malasia y detrás del discurso oficial del gobierno de Tailandia (Tun Razak, 2005; Tanthapanichakoon, 2005). Por tanto,
a pesar de que el espíritu detrás del discurso de la competitividad es el de promover el desarrollo y, presumiblemente, beneficiar a la sociedad en general, la experiencia histórica, que es
el cuerpo sosteniendo tal espíritu, indica todo lo contrario. Es decir, un país puede mejorar su
competitividad sin necesariamente mejorar los estándares de vida de su población, con el
costo de aumentar la inequidad, el caso mexicano es un ejemplo de tal circunstancia.
La nanotecnología es vista como un instrumento para promover el desarrollo. El Equipo
de Tareas sobre ciencia, tecnología e innovación, del Proyecto Milenio de las Naciones Unidas,
por ejemplo, emitió un reporte con un titulo muy sugestivo, Innovación: aplicando el
conocimiento para el desarrollo (Juma y Yee-Cheong, 2005), donde se promovía la idea de
que la nanotecnología sería importante para los países subdesarrollados porque requiere de
poco mano de obra, poca tierra y mantenimiento, es altamente productiva y barata y necesita
sólo cantidades modestas de materiales y energía.
Bajo la misma óptica, en febrero de 2005, el Centro Internacional para la Ciencia y la
Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial organizó una conferencia llamada Diálogo de Norte a Sur sobre nanotecnología: retos y oportunidades, que se enfocaba
específicamente a la participación de los países en vías de desarrollo en nanotecnología
(Brahic, 2005a, 2005b; Brahic y Dickson, 2005). Representantes de diferentes gobiernos, del
medio académico, expertos internacionales y representantes de la industria participaron en el
Julio - Diciembre de 2009
337
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 14
E
S T U D I O S
SOCIALES
congreso. De particular interés fue la participación del presidente de la Academia de Ciencias
del Tercer Mundo, Hassan. Él propuso el establecimiento de Centros de Excelencia en África,
para poder promover C+T de vanguardia, necesaria para que los países pobres puedan tener
éxito en el proceso de desarrollo (Hassan, 2005). La misma idea fue discutida por líderes de
los países más industrializados (Grupo de los Ocho) desde el 2000, quienes explícitamente
apoyaron la creación de los Centros de Excelencia en África para promover la transferencia y
para compartir C+T entre países desarrollados y los países en vías de desarrollo, durante su
encuentro anual en Escocia en 2005 (Dickson, 2005).
En Latinoamérica, Brasil, Argentina y Mexico, son países donde la investigación en nanotecnología ha logrado avances particulares (Foladori, 2006). No obstante, existen diferencias entre cada uno de sus propuestas. En 2001, Brasil creó, dentro del plan nacional, la formación de redes científicas de investigación con un presupuesto de un millón de dólares.
Posteriormente, en 2004, anunció el Programa de Nanociencia y Nanotecnología, dentro del
marco del Plan Pluri Anual de Desarrollo 2004-2007, para el cual el gobierno de Brasil destinó
39 millones de dólares (MCT, 2004a, 2004b). Adicionalmente, existen varios fondos de fuentes
federales, provinciales e internacionales, para impulsar la investigación de nanotecnología en
Brasil. Muchos de esos recursos son manejados centralmente por el Ministerio de Ciencia y
Tecnología de Brasil con el objetivo de avanzar la investigación en nanotecnología.
El gobierno de Argentina, por otro lado, creó en 2005, la Fundación Argentina para la
Nanotecnología con un presupuesto estimado de diez millones de dólares para cubrir la investigación en el área por cinco años. El gobierno argentino, así como el brasileño, está tratando
de regular toda la investigación relacionada con la nanotecnología al controlar presupuestos
y al implementar procedimientos de supervisión. Pero ni Argentina ni Brasil han creado paneles de discusión para examinar los impactos políticos, sociales y las implicaciones económicas del uso de la nanotecnología. En ambos países, el intercambio de ideas acerca del uso de
la nanotecnología sólo puede ser asociada con la idea de incrementar la competitividad
(Foladori, 2006).
El caso mexicano, en contraste, es algo diferente con respecto al caso de Brasil y el de
Argentina. No hay un plan específico o programa nacional relacionado con la nanotecnología,
a pesar de que la nanotecnología es considerada en México como un sector estratégico para
el desarrollo, como se encuentra identificado en el Programa Especial de Ciencia y Tecnología
2001-2006 (Foladori y Zayago, 2007).
En los tres países, el apoyo a las nanotecnologías ha sido básicamente gubernamental.
Inclusive el acuerdo con el Banco Mundial para desarrollar las ICM, requirieron de un aporte
nacional mayor al que otorgaba el Banco. Sin embargo, el espíritu de la propuesta del Banco
Mundial, en el sentido de impulsar tecnologías de vanguardia a partir de centros o núcleos de
excelencia y su justificativa como mecanismo de impulsar la competitividad, está también presente en las propuestas nacionales, como es explícito tanto en el caso argentino como el
brasileño y en muchos documentos gubernamentales mexicanos. De manera que las ICM son
elocuentes de una política de C+T destinada a impulsar el concepto de las economías del
conocimiento a partir del establecimiento de los centros de excelencia.
338
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 15
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Las Iniciativas Milenio del Banco Mundial dieron un primer apoyo, aunque bastante reducido, al desarrollo de las nanotecnologías en los países de América Latina donde se implementaron, especialmente en Chile, México y Brasil. A pesar de que las ICM promovían la investigación en la nanotecnología de una manera muy comprimida, éstas fueron las primeras incisivas en promover la investigación en el área, por lo que formaron el núcleo para la investigación de la nanotecnología en esos países. En Chile, por ejemplo, el programa empezó en
1999 y en México en 2001. Aunque, irónicamente, en los dos países no existe todavía un programa o fondo nacional para el desarrollo de la nanotecnología. En Brasil, el financiamiento
inició en 2001, antes de la formación de las redes nacionales de investigación en nanotecnología y tres años antes de la elaboración del Programa en Nanociencia y Nanotecnología.
A pesar de que el espíritu de la ICM era crear institutos y núcleos de investigación con
recursos competitivos con los países desarrollados, en la práctica, los recursos fueron escasos. En Chile, por ejemplo, el Banco Mundial otorgó un préstamo de cinco millones de dólares
para la primera etapa de dos años y medio, que se sumaba a otros diez millones de dólares
de contrapartida nacional (ICM, s/f.a). Los proyectos tuvieron un presupuesto medio de 290
mil dólares por tres años, con la posibilidad de una sola renovación, lo cual debilitó su sustentabilidad en el tiempo.
En Brasil, durante la primera etapa (la segunda fue totalmente con fondos nacionales) el
financiamiento fue aproximadamente 36 millones de dólares para tres años, con un promedio
de 2.1 millones por red. En el caso brasileño, y al tratarse de redes, la cantidad de instituciones
e investigadores participantes era muy grande por cada red. El Instituto de Nanociencias, por
ejemplo, aunque con sede en la Universidade Federal de Minas Gerais (UFMG), incluía trece
instituciones y más de sesenta investigadores con doctorado en cerca de 17 proyectos de
investigación (MCT-CNPq, 2002).
La apuesta de las ICM era que los núcleos de investigación se integraran a la industria y
ésta en asociaciones público-privadas financiaran las investigaciones una vez retirado el
aporte externo. La apuesta a que la iniciativa privada se sumara decididamente al financiamiento de la investigación científica no es una práctica en América Latina, donde la mayor
parte de la investigación se realiza en universidades y centros públicos de investigación. En
Brasil, por ejemplo, más del 80% de la investigación es realizada en instituciones públicas. En
algunos casos las asociaciones público-privados en investigación comienzan a alcanzarse,
aunque tímidamente, como en México y Brasil. Pero aún en el caso en que las alianzas público-privadas sean exitosas, esto significaría que la empresa privada determinaría la orientación
de la investigación. El cuadro 1 muestra las áreas de desarrollo donde proyectos de nanotecnología fueron aprobados en estos países.
¿Cómo puede la empresa privada responder a los intereses del desarrollo nacional, cuando está motivada por la ganancia y orientada por las políticas macroeconómicas a la competitividad internacional? Es una pregunta que no tiene respuesta en las propuestas de nanotecnología de América Latina (Foladori y Zayago, 2007). Pero, desde la perspectiva empresarial,
la pregunta se responde con tres argumentos: a) la investigación debe hacerse en función de
Julio - Diciembre de 2009
339
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 16
E
S T U D I O S
SOCIALES
Cuadro 1. Iniciativas Científicas Milenio en Latino América 1999 -20057
País
Chile
Institutos Nanotecnología
# de institutos / o Núcleos creados por
Fecha de núcleos / redes
las iniciativas
inicio
creadas
1999
3 Institutos
Chile
2001
5 Núcleos
5 Núcleos
Chile
2002
3 Institutos
Chile
2003
3 Institutos
Chile
2004
Chile
2005
Chile
(fondos incrementados por la ley de
royalty a la minería)
2006
8 Núcleos
3 Institutos
12 Núcleos
3 Institutos
15 Núcleos
5 Institutos
2001
4 Institutos
Venezuela
2001
cerrado
3 Institutos
8 Núcleos
2001 -2004
U. Técnica Federico
Santa María
Chile
-----U. Andrés Bello
U. Técnica
------
Federico Santa María
------
------
------
------
------
Estudios Física, Química y
en Nuevos Materiales
------
UASLP
17 Núcleos
México
Brasil (Banco
Mundial)
Núcleo de Física
Condensada de Materiales
Chile
-----Química Quántica
Aplicada y Química
Computacional
Núcleo de Física
Condensada de Materiales
(renovación)
Institución
17 Redes
Instituto Milenio de
Materiales Complejos
Instituto de Nanociencias
UFMG
Red de Investigación en
Chips, Microsistemas y
Nano electrónicos
------
UNICAMP
UFMG
UNICAMP
Fuente: ICM, 2006; CNPQ, 2005; MSI, 2005; y Banco Mundial, 2005b; ICM s/f.a; ICM s/f. b.
7
La información sobre nanotecnología es aproximada. En el criterio de búsqueda empleada se localizaron en el
título o en la descripción de proyectos, palabras como nanotecnología, nanociencias, nanoscópico, nanoestructura y
nanocapsulas.
340
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 17
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
la lógica empresarial, ya que allí es donde van a trabajar los científicos; b) el interés individual
de las empresas es equivalente al interés social, de otra forma las empresas no podrían vender
sus productos; y c) el volumen y distribución de investigadores en centros de excelencia será
regulado por el propio mercado según las necesidades. Los centros de excelencia no deben
ser vistos como elitistas, sino como la justa adecuación de los investigadores a las demandas
del mercado.
El problema con este tipo de argumentación es que la realidad ha demostrado que la
inequidad ha aumentado en las últimas décadas a nivel mundial, lo cual no es un indicador
muy elocuente de desarrollo. El caso mexicano es un buen ejemplo, desde mitad de los ochenta hasta mitad de los noventa, la competitividad se incrementó significantemente, pero lo
mismo pasó con la inequidad, con el coeficiente Gini creciendo de 0.49 hasta 0.55 (Delgado
e Invernizzi, 2002).
Otro problema que queda sin resolver es la sustentabilidad desde el punto de vista de la
capacitación. Las ICM son un ejemplo significativo de enclaves de conocimiento. El caso
chileno y el mexicano son ilustrativos. Allí conviven programas de posgrado de excelencia
junto con una educación primaria y secundaria desfinanciada y crecientemente privatizada. En
México, en el 2000, sólo 19% de la población en edad de asistir a la universidad estaba estudiando; el porcentaje correspondiente para la educación secundaria alcanzó 57% (Delgado,
Wise e Invernizzi, 2002). Inclusive los postgrados son sujetos a una presión por producto que
pone en entredicho su calidad (Guzmán, 2006). Pero, la duda más acuciante es si estos centros de excelencia serán capaces de frenar la fuga de cerebros, como se espera que suceda.
Lo anterior es preocupante porque las condiciones de investigación nunca serán las mismas
en esos centros de excelencia que en sus similares en los países desarrollados, porque los
investigadores son formados para orientar sus investigaciones según los intereses empresariales, lo cual pierde de vista el contenido político-social de la formación superior para el
desarrollo nacional, pero facilita la migración; porque las alianzas público-privados se establecen mayoritariamente con corporaciones transnacionales y universidades en países desarrollados, lo cual facilita las relaciones personales y la inserción en otros contextos. Aunque todos
esos elementos contienen la ventaja de la "competitividad internacional", también poseen la
debilidad de estar formando investigadores cuyos intereses bien pueden no tener nada que
ver con las necesidades sociales que el desarrollo nacional impone, al menos entendido éste
como reducción de la pobreza y la inequidad.
Conclusiones
El desarrollo, desde la perspectiva del Banco Mundial de que el crecimiento económico es su
equivalente, es muy difícil de ser alcanzado a partir de las ICM creadas en Latinoamérica.
Existe una desarticulación significativa entre las capacidades infraestructurales y de recursos
humanos disponibles en los países de Latinoamérica y la demanda de personal capacitado de
las ICM. Ello, muy probablemente, tenga un impacto negativo en la creación de patentes y en
el desarrollo de la nanotecnología en la región. Además, bajo estas condiciones, si el creciJulio - Diciembre de 2009
341
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 18
E
S T U D I O S
SOCIALES
miento económico se llega a lograr, el beneficio será captado por el sector privado, ya sea
doméstico o extranjero. Se reproducirá de esta manera la dinámica de la subordinación tecnológica y del trabajo en favor del sector privado en vías de lograr la tan ansiada competitividad.
Desde la perspectiva amplia del desarrollo, es decir, aquella enfocada a la disminución de
la pobreza y la inequidad, es muy probable que las repercusiones de la nanotecnología en el
desarrollo no ayuden a mejorar las condiciones de vida de la población pobre y trabajadora.
Quienes proponen a la nanotecnología como una solución a economías en vías de desarrollo
ven exclusivamente la tecnología, pero no las estructuras socioeconómicas en las que se inserta. De hecho, las estructuras socioeconómicas se encuentran preestablecidas de alguna manera, por lo que la nanotecnología sólo vendrá a insertarse en el marco de la dinámica de las
propias estructuras. De tal forma que, el desarrollo de la nanotecnología responde más a la
idea de la formación de enclaves de excelencia para promover la competitividad y el consecuente crecimiento económico que al desarrollo mismo.
No hay duda de que la nanotecnología tiene el potencial de crear nuevos productos y la
capacidad de modificar los procesos de producción y hacerlos más eficientes. Pero el problema es que bajo los regímenes de patentes y la desigualdad existente la nanotecnología podrá
hacer poco o nada para terminar con los problemas de la desigualdad y pobreza que prevalecen hoy en día en Latinoamérica.
342
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 19
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Bibliografía
Ahooja-Patel, K. (1982) "Another Development with Women" en Development
Dialogue. Volumen 1, número 2, Uppsala, Dag Hammarskjöld Foundation.
Banco Mundial (2006) Indicadores del Desarrollo Mundial. CD-ROM, Washington,
D.C.
(2005a) "A Vision for Development". Annual Report 2005. Washington D.C.,
[En línea] disponible en: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/EXTABOU
TUS/EXTANNREP/EXTANNREP2K5/0,,contentMDK:20637141~menuPK:1605355
~pagePK:64168445~piPK:64168309~theSitePK:1397343,00.html [Accesado
el día 25 de junio 2008].
(2005b) “Implementation Completion Report on a Loan in the Amount of
USD $5.0 Millions to the Bolivarian Republic of Venezuela for the Millennium
Science Initiative Project” (scl-45720) [En línea] disponible en: http://wwwwds.worldbank.org/external/default/WDSContentServer/WDSP/IB/2005/06/27/00
0012009_20050627102527/Rendered/PDF/317310rev.pdf [Accesado el día 12
de mayo 2008].
(1999) World Development Report 1998/99. Washington D.C, World Bank.
Baran, P. (1957) The Political Economy of Growth. New York, Monthly Review Press.
Brahic, C. (2005a) "Developing World 'Needs Nanotech Network'" en SciDev.Net [En
línea] 11 febrero 2005, disponible en: http://www.scidev.net/news/index.cfm?
fuseaction=printarticle&itemid=1923&language=1 [Accesado el día 24 de
junio 2008]
(2005b) "Nanotech Revolution Needs Business Know-how" en SciDev.Net [En
línea]18 febrero 2008, disponible en: http://www.scidev.net/News/index.cfm?
fuseaction=readnews&itemid=1938&language=1 [Accesado el día 22 de junio
2008]
Brahic, C. y D. Dickson (2005) "Helping the Poor: The Real Challenge of Nanotech"
en SciDev.Net. [En línea] 21 febrero 20005, disponible en: http://www.scidev.net/
content/editorials/eng/helping-the-poor-the-real-challenge-of-nanotech.cfm
[Accesado el día 27 de febrero 2007]
Butler, D. (1957) "World Bank Calls for a Fairer Deal on Patents and Knowledge" en
Nature. Volumen 395, número 6702, pp. 529-557.
Chambers, R. y C. Gordon (1998) "Sustainable Rural Livelihoods: Some Working
Definitions" en Development. Volumen 41, número 3, septiembre.
(1995) Poverty and Livelihoods: Whose Reality Counts? Brighton, IDS,
University of Sussex.
Chambers, R. (1987) Sustainable Rural Livelihoods: A Strategy for People,
Environment and Development. Brighton, IDS, University of Sussex.
CNPQ (2005) “Institutos do Milênio” [En línea] 13 junio 2005, disponible en
http://www.cnpq.br/programasespeciais/milenio/projetos/2005/05.htm
[Accesado el día 20 de mayo 2008]
Cypher, J. (2005) "The Political Economy of the Chilean State in the Neoliberal Era"
en Canadian Journal of Development Studies. Volumen 26, número 4, pp. 763779.
Julio - Diciembre de 2009
343
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 20
E
S T U D I O S
SOCIALES
Dávila, I. (2009) "La propuesta de senadores panistas, agresión a la ciencia" en La
Jornada. México D.F. [En línea] 16 enero 2009, disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2009/01/16/index.php?section=ciencias&article=a02n1cie
[Accesado el día 19 de febrero 2009]
Delgado, R. y N. Invernizzi (2002) "México y Corea del Sur: claroscuros del crecimiento exportador en el contexto del globalismo neoliberal" en Aportes
Revista Mexicana de Estudios sobre la Cuenca del Pacífico. Volumen 2, número
4, pp. 63-86.
Dickson, D. (2005) "G8 Leaders Give Indirect Boost for Science in Africa" en
SciDevNet [En línea] 3 septiembre 2005, disponible en: http://www.scidev.net
/news/index.cfm?fuseaction=printarticle&itemid=2549&language=1 [Accesado
el día 27 de junio, 2008]
DORCH (Diario Oficial de la República de Chile) (1999) Decreto No. 151. 27 julio, ref.
7308, p. 4, Santiago, Ministerio de Planificación y Cooperación, Crea Comisión
Nacional de Iniciativas Científicas para el Milenio.
ETC Group (2003) "From Genomes to Atoms: The Big Down/Atomtech: Technologies
Converging at the Nano-scale" [En línea] 2 febrero 2003, disponible en:
http://www.etcgroup.org/upload/publication/171/01/thebigdown.pdf [Accesado
el día 24 de mayo 2008]
Foladori, G. (2006) "Nanotechnology in Latin America at the Crossroads" en
Nanotechnology Law & Business Journal. Volumen 3, número 2, pp. 205-216.
Foladori, G. y E. Zayago (2007) "Tracking Nanotechnology in Mexico" en
Nanotechnology Law & Business Journal. Volumen 4, número 3, pp. 211-222.
Friedman, M. (1980) Free to Choose: A Personal Statement. New York, Harcourt
Brace.
(1962) Capitalism and Freedom. Chicago, University of Chicago Press.
Guzmán, S. (2006) "Los posgrados y la formación de recursos humanos" en La
Jornada. México D.F., [En línea] 26 julio 2006, disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2006/07/26/a03a1cie.php [Accesado el día 23 de marzo 2008]
Hassan, M. (2005) "Nanotechnology: Small Things and Gig Changes in the
Developing World" en Science. Volumen 309, número 5731, pp. 65-66.
Hayek, A. (1944) The Road to Serfdom: With Foreword by John Chamberlain.
Chicago, University of Chicago Press.
ICM (2006) Iniciativa Científica Milenio. Memoria Trienal 2003-2005, Santiago,
MIDEPLAN [En línea] 13 agosto 2006, disponible en: http://www.mideplan.cl
/milenio/?q=node/113 [Accesado el día 12 de mayo 2008]
(s/f a) Iniciativa Científica Milenio. Memoria Bianual 1999-2000, Santiago,
MIDEPLAN [En línea] s/f, disponible en: http://www.mideplan.cl/milenio/?q=
node/34 [Accesado el día 23 de mayo 2008]
(s/f b) Iniciativa Científica Milenio. Memoria Bianual 2001-2002. Santiago,
MIDEPLAN [En línea] s/f, disponible en: http://www.mideplan.cl/milenio/?q=
node/35 [Accesado el día 23 de mayo 2008]
Invernizzi, N. y G. Foladori (2005) "Nanotechnology and the Developing World: Will
Nanotechnology Overcome Poverty or Widen Disparities?" en Nanotechnology
Law & Business Journal. Volumen 2, número 3, pp. 1-10.
344
Nanotecnología
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 21
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO, A.C.
Invernizzi, N., G. Foladori y D. Maclurcan (2007) "The Role of Nanotechnologies in
Development and Poverty Alleviation: A Matter of Controversy" en Azojono
Journal of Nanotechnology on line. http://www.azonano.com/Details.asp?
ArticleID=2041 [Accesado el día 29 de mayo 2008]
Juma, C. y L. Yee-Cheong (2005) Innovation: Applying Knowledge in Development.
UN Millennium Project, Task Force on Science, Technology, and Innovation,
London, Sterling, Va., Earthscan [En línea] 4 febrero 2005, disponible en:
http://www.unmillenniumproject.org/documents/Science-complete.pdf
[Accesado el día 29 de mayo 2008]
Kuznetsov, Y. y C. Dhalman (2008) Mexico's Transition to a Knowledge Based
Economy: Challenges and Oportunities. Washington DC, The World Bank.
Macilwain, C. (1998) "World Bank Backs Third World Centres of Excellence Plan" en
Nature. Volumen 396, número 6713, pp. 709-760.
Masood, E. (1999) "El Banco Mundial invierte en una base científica global" en
Nature. Volumen 397, número 6714, pp. 6-7.
MCT (Ministério da Ciência e Tecnologia) (2004a) "O Programa de Nanotecnologia"
[En línea] 7 julio 2004, disponible en: http://www.mct.gov.br/Temas/Nano/programanano.htm [Accesado el día 13 de enero 2008]
_______ (2004b) Portaria MCT No. 614, de 1º.12.2004, [En línea] 14 abril 2004,
disponible en www.mct.gov.br/legis/portarias/614_2004.htm [Accesado el día 4
de febrero 2007]
MCT-CNPq (2002) "A Iniciativa Brasileira em Ciência e Tecnologia" en Parcerias
Estratégicas. Número 18, pp. 105-135.
MSI (Millennium Science Initiative) (2005) “Current and Planned Initiatives”,
disponible en http://www.msi-sig.org/msi/current.html, [accesado el 12 de mayo,
2007].
Nature (1998) "Urgent Thinking Required about Development" en Nature. Volumen
395, número 6702, pp. 527.
Núñez, M. (2007) "Inversión Venezolana en Ciencia Alcanzó 2,11% del PIB" en
SciDev.Net [En línea] 23 de mayo 2007 disponible en: http://www.conicit.go.
cr/boletin/boletin58/cvnet15.shtml [Accesado el día 23 mayo 2008]
OECD (2005) Main Science and Technology Indicators 2005-2. Paris, Organization
for Economic Co-operation and Development.
Organización Mundial de Comercio (OMC) (1994) ADPIC, Annexo 1C. [En línea] s/f,
disponible en: http://www.wto.org/english/docs_e/legal_e/27-trips.pdf [Accesado
el día 22 de mayo 2008]
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) (2006) Informe sobre
Desarrollo Humano 2006. New York, Oxford University Press [En línea] s/f,
disponible en:
http://hdr.undp.org/hdr2006/statistics/indicators/156.html
[Accesado el día 23 de mayo 2008]
(1990) Informe sobre Desarrollo Humano 1990. New York, Oxford University
Press.
Prebisch, R. (1950) "The Economic Development of Latin America and its Principal
Problems" Reimpreso en Economic Bulletin for Latin America. Volumen 7,
número 1, (1962) pp. 1-22.
Julio - Diciembre de 2009
345
res3416.qxp
6/23/2009
11:40 AM
Page 22
E
S T U D I O S
SOCIALES
(1984) "Five Stages in my Thinking on Development" en Meier and Seers,
editores, Pioneers in Development. New York, Oxford University Press.
Rodríguez, A.; Dhalman, C. y J. Salmi (2008) Knowledge and Innovation for
Competitiveness in Brazil. Washington DC, The World Bank.
Rostow, W. (1960) The Stages of Economic Growth: A Non-Communist Manifesto.
Cambridge, Cambridge University Press.
Salamanca, F.; Persad, D. L.; Court, E. B.; Martin, D.K.; Daar, A. S. y Singer, P. (2005)
"Nanotechnology and the Developing World" en PLoS Medicine. Volumen 2,
número 5, [En línea] 6 julio 2005, disponible en: http://medicine.plosjournals.
org/perlserv/?request=get-document&doi=10.1371/journal.pmed.0020097
[Accesado el día 22 de mayo 2008]
Sen, A. (1988) "The Concept of Development" en Chenery and Srinivasan editores,
Handbook of Development Economics Volumen I. Amsterdam, North Holland.
Streeten, P. (1994) Strategies for Human Development: Global Poverty and
Unemployment. Copenhagen, Munksgaard International Publishers.
Tanthapanichakoon, W. (2005) "An Overview of Nanotechnology in Thailand" en
KONA. Número 23, pp. 64-68.
Tun, N. (2005) "'Speech by the Honourable Dato' Sri Mohd Najib Bin Tun Abdul
Razak, the Deputy Prime Minister of Malaysia" en Malaysian Nanotechnology
Forum. Johor, Universiti Teknologi Malaysia.
Valdes, J.G. (1989) La escuela de Chicago: operación Chile. Buenos Aires, Grupo
Editorial Zeta, S.A.
World Bank (1991) World Development Report. New York, Oxford University Press
(s/f) “Knowledge for Development: Capacity Building for the Knowledge
Economy”. [En línea] s/f disponible en: http://web.worldbank.org/WBSITE/
EXTERNAL/WBI/WBIPROGRAMS/KFDLP/0,,menuPK:461238~pagePK:64156143~
piPK:64154155~theSitePK:461198,00.html [Accesado el día 6 de julio 2008]
(2007) Building Knowledge Economies, Advance Strategies for
Development. Washington DC, The World Bank.
346
Nanotecnología
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 1
Estudios Sociales
REVISTA DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
LINEAMIENTOS DE CONTRIBUCIÓN
I. Exclusividad
Trabajos inéditos. Los trabajos propuestos para su publicación en
Estudios Sociales no deberán haber aparecido en ningún medio impreso o en página electrónica y no estar a consideración de otra publicación.
Exclusividad. Adjuntar al envío del material carta de exclusividad, firmada por el autor o autora, declarando que la colaboración no ha aparecido en otros medios impresos ni en página electrónica y que no está a
consideración de otra publicación.
II. Naturaleza de las colaboraciones
Se aceptarán trabajos bajo las siguientes modalidades:
1. Artículos productos de investigaciones originales y de alto nivel.
Extensión: entre veinte y cuarenta cuartillas (incluyendo cuadros, gráficas, mapas, figuras, diagramas, anexos, bibliografía, etcétera).
2. Ensayos cuyo tema sea afín al perfil de la revista Estudios Sociales.
Extensión: entre veinte y treinta cuartillas.
3. Notas críticas. Extensión: entre quince y veinticinco cuartillas.
4. Reseñas de publicaciones recientes. Extensión: entre tres y cinco
cuartillas.
Las temáticas deberán ser abordadas desde la perspectiva de las
Ciencias Sociales y de acuerdo a las cuatro líneas temáticas de la revista:
1) Economía regional, 2) Estudios sociales del sistema alimentario, 3)
Desarrollo humano y bienestar social, 4) Estudios ambientales. De no apegarse a estas líneas temáticas, los trabajos serán devueltos. Los ámbitos de
análisis podrán abarcar tanto las megatendencias como los estudios de
caso.
Julio - Diciembre de 2009
347
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 2
III. Presentación de los trabajos
Los trabajos enviados a la revista Estudios Sociales deberán estar procesados en Microsoft Office Word para Windows, bajo las siguientes especificaciones:
1. Portada: aparecerá el título, claro y conciso, y los datos generales del
autor o autora: nombre completo, resumen curricular, académico y
profesional (no mayor de diez líneas); dirección postal y electrónica;
teléfono y lugar de adscripción.
2. Cuando se trate de un artículo se agregará un resumen, cuya extensión no exceda de doscientas palabras, así como las palabras clave. El
título, el resumen y las palabras clave, deberán presentarse en español
y en inglés.
3. El texto deberá hallarse en formato justificado.
4. Los títulos y subtítulos deberán estar al margen izquierdo.
5. Elaboración: los textos estarán escritos con fuente Times New
Roman, estilo Normal, 12 puntos y a doble espacio. Se utilizarán
mayúsculas, minúsculas y acentos, tanto en títulos y subtítulos como
en el texto y en títulos de gráficos. Se evitará el uso de guiones al final
del renglón.
6. No deberá usarse la letra negrita (bold) en ningún lugar del texto,
excepto en los títulos y subtítulos.
7. Las notas al pie de página se utilizarán sólo si son absolutamente
necesarias y a un espacio.
8. Referencias: dentro del texto se usará la notación Harvard: apellido
y año, y si es el caso, número de página, todo entre paréntesis, ejemplo: (Escalante, 2004: 25).
9. Bibliografía: se ordenará alfabéticamente al final del documento. A
continuación se presenta la manera de incluir esta información en la
lista de referencias para las fuentes documentales más frecuentes.
Tomado textual de: Berthier, A., (2007) "El sistema de Referencias
Harvard" en Conocimiento y Sociedad.com. [En línea]. Disponible en:
http://www.conocimientoysociedad.com/Harvard.html. (Consultado el
18 de junio de 2008).
348
Volumen 17, Número 34
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 3
Libro con un autor:
Apellido del autor en minúsculas, inicial del nombre., en caso de ser
necesario especificar si es editor (ed.) o compilador (comp.) del texto, (año
de publicación) Título y subtítulo en cursivas. Número de volumen si es
necesario, número de edición si no es la primera, en caso de ser relevante
se puede colocar aquí el nombre del editor o traductor Ciudad de edición,
Editorial.
Ejemplo 1:
Simmel, G., (2002) Cuestiones fundamentales de sociología. Edición de Estevan
Vernik. Barcelona, Gedisa.
Ejemplo 2:
Foucault, M., (2002) Historia de la locura en la época clásica. Vol. II, novena
reimpresión, México, Fondo de Cultura Económica.
Libros del mismo autor editados el mismo año:
Apellido del autor en minúsculas, inicial del nombre., en caso de ser
necesario especificar si es editor (ed.) o compilador (comp.) del texto, (año
de publicación y letra de identificación asignadas en orden alfabético) (mismos datos del primer caso)
Ejemplos:
Kierkegaard, S., (2002a) El amor y la religión. Puntos de vista. México, Grupo
Editorial Tomo.
Kierkegaard, S., (2002b) Diario de un seductor. México, Grupo Editorial Tomo.
Libro con dos autores:
Apellido del primer autor en minúsculas, inicial del nombre. y inicial del
nombre del segundo autor. Apellido del segundo autor, (mismos datos que
en el primer caso).
Ejemplo:
Luhmann, N. y R. De Georgi, (1993) Teoría de la sociedad. Edición a cargo de
Javier Torres Nafarrate. México, Universidad de Guadalajara / Universidad
Iberoamericana / Instituto de Estudios Superiores de Occidente.
Libro con más de dos autores:
Apellido del primer autor en minúsculas, inicial del nombre.; Apellido del
segundo autor, inicial del nombre e inicial del nombre del tercer autor.
Apellido del tercer autor, (mismos datos que el primer caso)
Julio - Diciembre de 2009
349
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 4
Cuando se trata de más de tres autores:
Apellido del primer autor en minúsculas, inicial del nombre. et al. (mismos datos del primer caso)
Ejemplo:
Watzlawick, P.; Beavin Bavelas, J. y D. Jackson, (2002) Teoría de la comunicación
humana. Interacciones, patologías y paradojas. Duodécima edición. Barcelona,
Herder.
Watzlawick, P. et al., (1995) La realidad inventada. Barcelona, Gedisa.
Capítulo de un libro cuyo autor no corresponde con el editor o compilador:
Apellido del autor del capítulo en minúsculas, inicial del nombre., (año
de publicación) "Título del capítulo entre comillas" en Apellido del editor o
compilador del libro, inicial del nombre. Especificar si es editor (ed.) o compilador (comp.) del texto, Título del libro en cursivas. (mismos datos del
primer caso).
Ejemplo:
Schutz, A., (1976) "Problemas de la sociología interpretativa" en Ryan, A. (comp.),
La filosofía de la explicación social. Madrid, Fondo de Cultura Económica.
Obras de autor anónimo o colectivo:
Institución o colectivo responsable de la publicación, (mismos datos del
primer caso)
Ejemplo:
Colegio de Ciencias Sociales de Occidente, (2005) El problema de la ciencia en
México. México, Colegio de Ciencias Sociales de Occidente.
Artículo de revista:
Apellido del autor en minúsculas, inicial del nombre., (año de publicación de la revista) "Título del artículo entre comillas" en Título de la revista
en cursivas. Número de volumen, número de la revista, mes o estación del
año o equivalente, páginas que abarca el artículo precedidas de pp.
Ejemplo:
Wallerstein, E., (1995) "¿El fin de qué modernidad?" en Sociológica. Año 10,
número 27, Actores, clases y movimientos sociales I. Enero-abril 1995, pp. 1331.
350
Volumen 17, Número 34
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 5
Artículo de periódico:
Apellido del autor en minúsculas, inicial del nombre., (año de publicación) "Título del artículo entre comillas" en Nombre del periódico en cursivas. Fecha de publicación, sección y número de página.
Ejemplo:
González, A., (2004) "La Revolución Mexicana inacabada" en El Guardián. 23 de
noviembre de 2004, A3.
Tesis y disertaciones:
Apellido del autor en minúsculas, inicial del nombre., (año de publicación) Título de la tesis o disertación en cursivas. Tipo de documento y
grado. Ciudad de publicación, Institución que otorga el grado académico.
Ejemplo:
Berthier, A. y J. Galindo, (1996) Palabras sin rostro. Análisis del discurso zapatista. Tesis de licenciatura. México, Departamento de Sociología, Universidad
Autónoma Metropolitana - Azcapotzalco.
Entrevistas:
Formato referencia bibliográfica Entrevistas. Apellido(s), Inicial(es) del
autor/es( entrevistador) (Año) [Comunicación personal] Fecha de la entrevista.
Ejemplo:
Schaie, K. (1993) [Comunicación personal] 18 de abril de 2006.
Formato referencia bibliográfica Entrevistas grabadas. Apellido(s),
Inicial(es). (Año) Entrevista con el autor en la fecha realizada. Ciudad donde
se celebró la entrevista [Grabación en posesión del autor].
Ejemplo:
Smuts, D. (1987) Entrevista con el autor en 4 de agosto de 1987. Cape Town
[Grabación en posesión del autor].
Artículos de revistas electrónicas:
Apellido del autor, editor o institución responsable del documento en
minúsculas, inicial del nombre., (año de publicación en la red -si no
aparece en el documento se colocará el año en que se actualizó la página
o bien la fecha en la que fue accesado) "Título del artículo entre comillas"
en Nombre de la revista en cursivas [Tipo de medio], número de volumen,
Julio - Diciembre de 2009
351
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 6
número de la revista, mes o estación del año o equivalente, lugar de publicación, editor, disponible en: dirección electrónica completa [Fecha de
acceso]
Ejemplo:
Arnold, M. y F. Osorio, (1998). "Introducción a los Conceptos Básicos de la Teoría
General del Sistemas" en Revista Cinta de Moebio [En Línea] No. 3. Abril 1998,
Universidad de Chile, disponible en: http://rehue.csociales.uchile.cl/publicaciones/moebio/03/frames45.htm [Accesado el 20 de enero de 2005]
Sitios, páginas y libros electrónicos:
Apellido del autor, editor o institución responsable del documento en
minúsculas, inicial del nombre., (año de publicación en la red -si no
aparece en el documento se colocará el año en que se actualizó la página
o bien la fecha en que fue accesado) "Título del libro, página entre comillas". Nombre del sitio en cursivas [Tipo de medio], número de volumen,
número de la revista, mes o estación del año o equivalente, lugar de publicación, editor, disponible en: dirección electrónica completa [Fecha de
acceso]
Ejemplo:
Underwood, Mick. (2003). "Reception Studies: Morley" en Communication,
Culture and Media Studies. [En línea]. Londres, disponible en: http://www.cultsock.ndirect.co.uk/MUHome/cshtml/index.html [Accesado el día 23 de marzo de
2004]
10. Siglas: la primera vez que se emplee una sigla en el texto o en gráficos, deberá acompañarse de su equivalencia completa.
11. Idiomas: se admiten trabajos en inglés, portugués o francés acompañados de la traducción al español. Si se envía una traducción al
español, se deberá adjuntar el texto en el idioma original.
12.Extensión de los trabajos:
1. Artículos: veinte cuartillas mínimo y cuarenta máximo (incluyendo gráficas, mapas, figuras, diagramas, etc.).
2. Ensayo: de veinte a treinta cuartillas
3. Notas críticas: pueden fluctuar entre diez y veinte cuartillas.
4. Reseñas: un máximo de cinco cuartillas.
352
Volumen 17, Número 34
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 7
IV. Elementos gráficos
1. Las gráficas se realizarán en formato de pastel o barras, en Excel.
Se colocarán al final y se indicará en el texto dónde se insertará cada
uno de los gráficos.
2. Mapas, fotos y figuras (como diagramas de flujo, organigramas,
etcétera) deberán enviarse en formato de imagen (JPG / TIFF) a 300
dpi como mínimo de resolución y en escala de grises.
3. Especificaciones para cualquier elemento gráfico: 1. usar fuente
Arial narrow, 10 puntos; 2) estar en escala de grises; 3) ser muy precisos; 4) no se usarán negritas (bold) en ningún gráfico, ni en su título.
4. En caso de incluir gráficas o cuadros en imagen que se hayan sido
tomado de algún texto, deberán estar en letra Arial narrow, 10 puntos
y en formato JPG o TIFF a 300 dpi de resolución y especificada la
fuente de dónde fue tomada.
5. Todo elemento gráfico debe llevar especificada la fuente.
V. Dictamen
1. Los trabajos recibidos serán sometidos a revisión interna para cotejar que cumplan con los lineamientos de Estudios Sociales. De pasar
la revisión interna, se procederá a someter los trabajos a dictaminación externa a fin de evaluar la pertinencia, originalidad, técnicas
metodológicas y nivel científico.
2. El dictamen se realizará en estricto anonimato, por ello, el nombre
del autor(a) u otra forma de identificación sólo se anotará en la portada. Los evaluadores serán seleccionados por el Comité Técnico
Editorial.
3. El dictamen será inapelable en todos los casos.
4. La dirección de la revista Estudios Sociales se reserva el derecho de
hacer los cambios editoriales que considere pertinentes.
Julio - Diciembre de 2009
353
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 8
VI. Forma de envío
1. El envío de las colaboraciones se realizará únicamente de manera
electrónica a través de la siguiente dirección: [email protected]
Nota: De no cumplir con los lineamientos de la revista, las colaboraciones
serán devueltas para adecuación.
354
Volumen 17, Número 34
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 9
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 10
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 11
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 12
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 13
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 14
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 15
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 16
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 17
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 18
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 19
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 20
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 21
Estudios Sociales
REVISTA DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
ORDEN DE SUSCRIPCIÓN
SUSCRIPCIÓN ANUAL (DOS NÚMEROS)
México................................................................ 300.00 pesos (30 dólares)
Estados Unidos y Canadá..................................................... 35.00 dólares
Resto del mundo.................................................................. 40.00 dólares
Más gastos de envío
Costo de un ejemplar de Estudio Sociales $150.00 a partir del número 29
Costo de números atrasados: del número 28 (julio-diciembre 2006) para atrás:
$200.00
Precio por artículo: del número 22 para atrás: $300.00
Ficha de depósito bancario no:______________________
Nombre / Name:________________________________________________________
Correo-e / E-mail:_______________________________________________________
Dirección/Address:______________________________________________________
Ciudad / City:___________________________________________________________
Estado / State:_______________________________País / Country:______________
Código Postal / Zip Code:________________________________________________
Teléfono / Phone:_____________________________ Fax:______________________
Requiere factura / Invoice required:
Sí
No
Forma de pago
Nacional
Extranjera
Depósito bancario
Banco BANAMEX en cuenta No. 5871977 sucursal 602 a nombre del Centro de
Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C. (CIAD, A. C.). Envíe copia de esta orden
de suscripción y del depósito bancario por fax (662) 280 00 55 o al correo electrónico:
[email protected]
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 22
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 23
La revista
Estudios Sociales número 34
se terminó de imprimir
en el mes de junio de 2009
con un tiraje de 750 ejemplares
en Imagen Digital, S. A. de C. V.
Veracruz 19 A.
Hermosillo, Sonora, México
Teléfono y fax: (662) 214 88 22
Diseño y formación
LCC Aida Espinosa Curiel
Departamento de Difusión, CIAD, A. C.
Tel: 289-24-00 ext 213
Correo electrónico: [email protected]
Edición a cargo de M. A. Lauro Paz
Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C.
Tel: 289-24-00
Correo electrónico: [email protected]
Portada
Tarde de luz
Autora: María del Carmen Ávila Quintero
Técnica: óleo sobre madera. Dimensiones: 80 cm x 50 cm
Academia de Artes Plásticas, Universidad de Sonora
Correo electrónico: [email protected]
Portada del dossier de nanotecnología
Amanecer
Autora: María del Carmen Ávila Quintero
Técnica: acrílico sobre tela. Dimensiones: 85 cm x 65 cm
Academia de Artes Plásticas, Universidad de Sonora
RES3417.qxp
6/23/2009
11:47 AM
Page 24