surco zamorano N°6.indd - Instituto Nacional de Tierras

Comments

Transcription

surco zamorano N°6.indd - Instituto Nacional de Tierras
DISTRIBUCIÓN GRATUITA
Órgano divulgativo del Instituto Nacional de Tierras
Año I / Noviembre 2
201
011,
1, Edición Nº 6
Primer eje de Gran
Misión Agrovenezuela avanza
10 años de la Ley de Tierras y
Desarrollo Agrario
Luego de una década de promulgada y tras la derogación de dos artículos, y dos reformas, este instrumento legal ha constituido la base
en la lucha contra el latifundio y la
justa distribución de las tierras con
vocación agrícola, para garantizar
la seguridad y soberanía alimentaPág. 11
ria nacional.
EPS Valle Los Tacarigua unifica
esfuerzos para la producción
de hortalizas
Miles de tierras rescatadas y de instrumentos agrarios entregados
La entrega de más de 28000 regularizaciones de tenencia y usos
de la tierra, y las más de 207.741 hectáreas rescatadas este año, dan
cuenta del avance del primer eje de la Gran Misión Agrovenezuela
y del compromiso revolucionario del Gobierno Bolivariano con el
campesinado nacional. Productores y productoras de diversas
entidades del país, ratifican su satisfacción por la atención integral
recibida y su compromiso con la producción de alimentos estratégicos
Pág. 6 y 7
para el colectivo nacional.
Venezuela se prepara para
reunión del Grupo Río+20
en 2012
El Maizal
Smurfit: Un desarrollo equivocado
Tierras rescatadas para la vida
La recuperación de un importante lote de tierras de esta empresa de capital
extranjero, que ocupa bosques en Portuguesa, Lara y Cojedes, conmina a la
reflexión respecto a los criterios de desarrollo que permitieron la explotación
forestal que conllevó a la sequía de acuíferos, manantiales y quebradas
Un importante colectivo ha venido desarrollando la siembra de maíz en el
estado Lara, con resultados que redundan en producción de maíz para el
consumo del pueblo a precios justos, pero también en bienestar para sus
productores y productoras.
Pág. 5
En entrevista a Surco Zamorano,
Leonardo Raymond, presidente de
la EPS Valle Los Tacarigua explica
la visión prospectiva de este
proyecto que agrupa unidades
de producción cuyo bastión, las
casas de cultivos, ya han venido
rindiendo sus frutos.
Pág. 3
Pág.10
Análisis y expectativas con la reunión,
en momentos en que el mundo
reclama decisiones urgentes para
resguardar el planeta. Venezuela se
prepara para el encuentro y debate
criterios para su participación.
Pág.12
noviembre 2011 | SURCO ZAMORANO
2
EDITORIAL
Ley de Tierras y Desarrollo Agrario:
Venezuela libre de Land Grabbing
FAO inspecciona dinámicas del mercado
de tierras en América Latina
Jesús García
10 años de impulso
a la revolución Agraria
La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario (LTDA) ha cumplido
10 años de promulgada, tras la derogación de dos artículos,
y luego dos reformas, para continuar afianzando el proceso
de ejercer justicia en los campos venezolanos.
La LTDA ha colocado la propiedad social como modelo
de un sistema donde se antepone el beneficio colectivo
y los proyectos estratégicos del Estado para garantizar la
seguridad y soberanía alimentaria de todos y todas, sobre los
intereses individuales.
Para el dolor y sufrimiento de los adversarios del proceso
revolucionario, la LTDA ha abierto la brecha legal para
acabar con la tercerización; logró constituir instituciones
para consolidar un desarrollo rural integral y luchar contra
el rancio latifundio que aún cunde en extensos suelos del
territorio nacional.
Ahora son una gran cantidad de colectivos los que trabajan
para mejorar sus condiciones de vida para ellos y sus familias
y no para seguir llenado los bolsillos del “patrón”, que desde
años inmemoriales lograron, tristemente, acuñar el dicho
de que alguien mal pagado era “arreglado como peón de
hacienda”.
Y junto con la LTDA, la histórica decisión del comandante
Presidente de homologar las condiciones salariales de los
trabajadores urbanos con nuestras manos trabajadoras del
campo, ha reivindicado el profundo sentimiento humano
hacia quienes producen los alimentos en este país.
Con razón chillan los escuálidos. Si ahora se puede hablar
de infraestructuras rurales, viviendas dignas en muchos
asentamientos campesinos, escuelas, mejoras generales en
las condiciones de vida de los trabajadores de los predios
rescatados por el Estado, en defensa de los que fueron el
eslabón más débil de la cadena de miseria dejada por sus 40
años de mandato.
Qué vivan estos 10 años de promulgación de la LTDA.
Que vivan los protagonistas principales de sus logros: Los
campesinos y las campesinas de nuestra patria, que hoy, más
que nunca impulsan la revolución agraria, sembrando para
cosechar alimentos, pero también sembrando esperanza,
libertad y vida para las generaciones futuras.
A fin de determinar el avance del fenómeno Land Grabbing o acaparamiento de tierras en
los países del continente americano, se realizó recientemente en Santiago de Chile, el seminario
“Dinámicas en el Mercado de la Tierra en América Latina y el Caribe”, auspiciado por la Oficina
de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus
siglas en inglés).
En el evento los servidores públicos Jorge Luis Pulido, Coordinador de Cadenas Titulativas,
y Hermes Arrieche, Gerente de Formación y Capacitación Agraria, ambos representantes del
Instituto Nacional de Tierras (INTI), formaron parte de los equipos de trabajo dispuestos para el
debate.
Allí la FAO expuso, analizó y validó los resultados de estudios realizados en 17 países de la
región durante el último quinquenio, teniendo como prioridad la dinámica en el mercado de
tierras, las políticas públicas
relacionadas con la revisión
de los patrones productivos,
la reducción de la pobreza
rural y el mejoramiento de la
seguridad alimentaria.
En
términos
muy
generales, quedó establecido
que los países más afectados
(venden territorio) son Bolivia,
Chile, Ecuador, Guatemala
y México; mientras que los
principales compradores son
Brasil y Argentina.
En nuestro país, casos como
el de Agroflora, C.A. –conocida
como “la compañía inglesa” en
tanto que filial del Vestey Foods
Group– que llegó a acaparar
más de 350.000 hectáreas, ya
no existen, pues la Revolución
dispuso su expropiación, en
aplicación de la Ley de Tierras
y Desarrollo Agrario, la cual, en
el propio artículo 1º establece
directamente la eliminación
del latifundio.
De esta manera, la
República Bolivariana de
Venezuela queda blindada
contra este funesto fenómeno
del land grabbing, que pone
en entredicho la Soberanía de
los países víctimas de dicho
flagelo.
Correo electrónico:
[email protected]
Presidente
Redacción y Fotografía
Diseño Gráfico y Diagramación
Juan Carlos Loyo
Ana Cortéz
Xiomara Cañizales
Rubén Barrios
Tarín Mundarain
Julio Flores
Jesús García
Alexander Fernández
Alí Costas
Keyla González
Freizy Piñango
Ángel Acevedo
Gerente General
Yoel Morales
Gerente de Relaciones Interinstitucionales
Ramaris Vásquez
Agradecimientos
Hogar Socialista de Transición
Depósito Legal N° pp20113DC714
Entrevista
SURCO ZAMORANO | noviembre 2011
3
Leonardo Raymond,
y
presidente de la EPS Valle de Los Tacarigua
“A mediano plazo queremos copar la
producción de hortalizas del centro del país”
Ramaris Vásquez
Foto: Eduardo García
través de Minal, Abastos Bicentenario y otras.
¿El mayor inconveniente?
-El recurso humano. Es bien sabido que en el eje
la gran cantidad de productores agrícolas que
quisiéramos no existen…los pocos que hay se han
reducido y crear campesinos que trabajen en el
campo, es complejo. Estamos impulsando la vuelta
al campo.
Actualmente, en el nivel de gerencia, la EPS cuenta
con 40 personas, más unas 400 que integran las
UPS, que a su vez disponen de cuatro casas de
cultivos protegido y otras más en construcción.
¿Esta empresa contribuiría a disminuir los niveles
de importación de alimentos?
-Nuestra meta es poder impactar, haciendo a un
lado los intermediarios. Antes el productor tenía
tantos intermediarios que compraban a precios
miserables, y prefería perder la cosecha que moverla
por los costos que le significaba.
Desde el pasado mes de octubre cuando
el Presidente Chávez anunció la creación de la
Empresa de Propiedad Social “Valle de los Tacarigua”
el coronel (Ej) Leonardo Raymond tiene la enorme
responsabilidad de presidirla.
En un proceso de reunificación de esfuerzos, la
EPS, ubicada en el eje Aragua Carabobo, nace para
impulsar de manera organizada la producción agro
alimentaria de estas tierras y consolidar la política de
Estado con la que el Gobierno Bolivariano ha venido
procurando romper los tradicionales procesos de
comercialización y distribución que alimentan la
cadena especulativa y dificultan a la población el
acceso a comprar hortalizas a precios justos.
En conversación con Surco Zamorano, Raymond
explica la capacidad de desarrollo de estas más de
15000 hectáreas de suelos fértiles estratégicamente
situados, con un potencial productivo y
organizacional, tanto por sus características físico
naturales, como por sus posibilidades de encuentro
para las comunidades, proyectando a mediano
plazo la cobertura de la demanda de hortalizas en
los estados centrales, en rubros tales como tomates,
cebolla, pimentón, ají y pepino.
¿Qué expectativa tiene al asumir esta
responsabilidad?
-Que la empresa sea un ejemplo nacionalmente,
en cuanto a organización y eficiencia, y que sirva
para replicar esta experiencia, con todo el abanico
de oportunidades que nos puede representar el
trabajo dentro de la empresa.
¿Cuál sería el valor agregado del trabajo de una
empresa como esta?
-Hay espacios que pueden ser utilizados fácilmente
para colocar una pequeña industria o buscar la
comercialización del producto de manera detallada,
dentro de este espacio.
Raymond plantea la conformación de la milicia
¿Hacia dónde dirigen los primeros esfuerzos?
con los habitantes del eje, para tener un productor
-Tratamos de incorporar personal bien comprometido, agrícola que además esté preparado para cumplir
de una alta capacidad técnica bien confiable con la defensa de la patria al tiempo de contribuir a
y una gran trayectoria. El apoyo del convenio combatir la inseguridad en la zona.
Cuba-Venezuela nos está dando un aporte bien
importante. Lo que queda es cristalizar en el
papel y canalizar esas directrices a las Unidades de
Producción Social (UPS).
Públicamente suelen hacerse cuestionamientos
acerca de la eficiencia de las empresas del Estado,
¿Cómo manejará ese factor considerando la
importancia de este proyecto productivo?
-La planificación tiene mucho que ver. El mayor error
que podemos cometer es no darle seguimiento
a lo que allí se está haciendo. Para eso estamos
fortaleciendo el equipo con una sala situacional,
con un monitoreo a diario que debemos realizar.
¿En qué condiciones productivas encontraron las UPS?
-Todo estaba disperso, como Estado. Estamos
organizando y planificando. En su gran mayoría, en
las tierras se sembraba era caña, y algunos de estos
espacios aún no se han recuperado.
Sede de la EPS Valle de los Tacarigua, eje Aragua-Carabobo
¿De qué manera?
-Creando condiciones para trabajar la preparación
de la tierra, la mecanización, la obtención de los
insumos, recolección de la cosecha, comercialización,
transporte. Es decir, el acompañamiento al
productor durante todo el proceso. Debemos estar
en capacidad de realizar todo el proceso.
¿Qué hacen con la producción actual?
-El arrime de maíz lo estamos haciendo a la empresa
del Ministerio del Poder Popular para Agricultura
y Tierras, en la planta de Urachiche. Estamos
gestionando para proveer directamente al Estado a
Fortalecimiento del equipo de trabajo
¿Qué expectativa hay en cuanto a mejorar la
calidad de vidad de los productores involucrados
en este proyecto?
-Quien más produzca, va a recibir un mayor
beneficio y van a comenzar a tener un sentido de
pertenencia, un mayor beneficio para su hogar, para
su familia. Es aumentar la producción, sin ser un
explotador del ser humano y mejorar la condición
socioeconómica, sin dejar a un lado el aumento de
la producción.
noviembre 2011 | SURCO ZAMORANO
4
y ocaso del terrateniente
Agroflora: Crepúsculo
más grande del país
Foto: Archivo INTI
Rubén Barrios
hectáreas.
No es pues con “cualquiera” que la Revolución se está enfrentando para
dignificar el país y hacer respetar su soberanía, hasta haber acabado con el
latifundio en la República Bolivariana.
El ocaso
De hecho, después de varios años de negociación, en agosto de 2009
el propio Presidente Chávez se refiere a la puesta a punto de un acuerdo
amistoso, consistente en el pago de 274 millones de Bolívares. No obstante,
ante la exigencia por parte de la transnacional de recibir dicho pago en
dólares norteamericanos, el domingo 30 de octubre el ComandantePresidente anuncia la adquisición forzosa de la filial del gigante británico,
indicando que “Nosotros no vamos a robarle nada a nadie. La adquisición
forzosa se realizará mediante una justa indemnización y pronto pago” (…
pero…) Ellos están empeñados en que les paguemos en dólares ¿Por qué?
Estamos en Venezuela, les vamos a pagar en Bolívares (y) podría ser por
partes, y en papeles”.
La transnacional Agroflora tenía más de 350 mil hectáreas bajo su control
Después de 102 años de establecida en Venezuela, el Gobierno Bolivariano
ha decidido la adquisición forzosa de Agropecuaria Flora, C. A. (Agroflora),
cuyos catorce (14) hatos ganaderos la convirtieron en el más importante
terrateniente del país, con más de 350.000 hectáreas bajo su control.
Ciertamente, ya en diciembre de 2005 esta filial del grupo británico Vestey,
tras el decreto de “Guerra contra el Latifundio” tuvo que permitir el rescate
de dos de sus grandes hatos. En Londres, los responsables corporativos
presagiaron el crepúsculo de su operación en Venezuela.
Durante los meses que siguieron a este decreto el INTI enfrentó con gran
determinación las primeras luchas contra el más oprobioso de los males del
campo venezolano: El latifundio, una forma de tenencia de la tierra heredada
del feudalismo europeo por América Latina. Hasta ese año, el Instituto se
había concentrado en la regularización de la tenencia de las tierras de su
propiedad. Ahora tenía que ir contra uno de los más poderosos latifundistas
nacionales.
En ese contexto la Revolución rescata en Cojedes el hato “El Charcote”, de
12.500 hectáreas, termina pagando 4.1 millones de dólares norteamericanos,
pero recibe en compensación el hato San Pablo Paeño (hoy UPS José Cornelio
Muñoz), 43.000 hectáreas y 5.000 reses en lo profundo de Apure, con un
valor estimado de 4.7 millones de US $. Desde entonces estuvo planteado
el pase de los otros doce (12) hatos de Agroflora al Estado venezolano, con
unas 130.000 cabezas de ganado y 42.000 vientres.
El gigante no duerme
Escándalo en Fedenaga
Como es costumbre, en la Federación Nacional de Ganaderos pusieron
el grito en el cielo. Temen que la “expoliación” de Agroflora se traduzca en
algo similar a lo que ocurrió (según ellos) en El Charcote y San Pablo Paeño;
es decir, que se vaya “…acabando el rebaño”.
Agroflora –sostienen– produce el equivalente a un mes del consumo
nacional de carne, y su intervención va a incrementar la dependencia de las
importaciones, que ya se encuentran por encima del 50% de la demanda
nacional. “De 3.8 millones de hectáreas tomadas, sólo 60.000 están
productivas”, espetó Manuel Cipriano Heredia, presidente de la organización
empresarial.
Loyo: los puntos sobre las íes
El ministro Loyo ha declarado que desde el pasado mes de noviembre
se desplegaron comisiones técnicas para tomar control total de los hatos (ya
intervenidos) y fueron tomadas las oficinas administrativas en distintos sitios
del país. Desmintió las afirmaciones de Fedenaga, sosteniendo que en la UPS
José C. Muñoz hay más de 12.500 reses, habiéndose recibido con 5.000. Es
un hecho que Vestey se creó para abastecer el mercado británico y europeo.
En ese sentido, “los reales se iban para el exterior. La idea es que podamos
mejorar la productividad de Agroflora y aumentar el rebaño en 30 o 40%”,
remató Loyo.
Vestey Foods Group, una compañía estrictamente familiar que ha
visto a cuatro generaciones hacerla crecer. Opera en 70 países alrededor del
mundo y es uno de los más importantes emporios comerciales del planeta
en el área de producción y distribución de alimentos, principalmente carnes,
a través de trece grandes empresas que se especializan en rubros específicos.
Los más importantes, en este orden, serían la carne de vacuno, de cerdo, de
cordero y de aves, siendo clave la actividad ganadera en Brasil y Venezuela.
Quizás por esa razón, en 2006, no conforme con la negociación en los
casos de El Charcote y San Pablo Paeño, Vestey demanda a Venezuela ante
el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones
(CIADI), organismo de dudosa objetividad ya que es manejado por grandes
operadores económicos del mundo capitalista, como el Banco Mundial,
entre otros.
En tal sentido, no sería de extrañar una actitud similar a la hora de
terminar de negociar los hatos Morichito, Punta de Mata, Los Cocos, El
Carmen, Cañafístola, Las Palmeras, Matapalo, Los Viejitos y Bendición
Ramera, ubicados en Apure y ya tomados por técnicos del MAT-INTI así como
también por comisiones de la Empresa Socialista Agropecuaria Marisela; e
igualmente Turagua, La Cueva y Arapalma, ubicados en Guárico y Falcón,
tomados también por servidores del MAT-INTI, representando unas 290.000
La compañía Inglesa poseía 14 hatos ganaderos
Análisis
SURCO ZAMORANO | noviembre 2011
UPS La productora, estado Prtuguesa
Smurfit:
5
un desarrollo equivocado
Rubén Barrios
Un viajero que se dirija de Los Andes a Caracas,
por ejemplo, será sorprendido en predios del estado
Portuguesa por hermosos bosques de pinos y eucaliptos,
que repentinamente afloran imponentes en el paisaje.
Son los sembradíos de Smurfitt Kappa Group, un
consorcio irlandés, que inició operaciones en Venezuela
en 1954, cuyo negocio principal es suministrar
empaques de cartón al mercado. Con ese fin, su filial
venezolana desarrolló actividades integradas que
comprenden: Siembra y manejo de plantaciones
forestales, reciclaje de fibras secundarias, fabricación
y venta de papel, cartulinas, cartón y empaques,
para lo cual disponía de unas 27.000 hectáreas
de bosques, y plantas industriales en San Felipe,
Valencia, Maracay y Caracas, sumando, según
fuentes allegadas a la empresa, unos 5.000 empleos
directos e indirectos en el país, y satisfacíendo
supuestamente entre 60 y 70% de la demanda
nacional de cartón.
La vistosidad observada a orilla de carretera se
pone en entredicho al analizar lo que demanda el
pueblo y lo que está allí sembrado. Parte más que
importante (sobre 50%) de las tierras que ocupan
esos bosques en los estados Portuguesa, Lara
y Cojedes, son tierras de vocación netamente
agrícola, aptas para la producción de alimentos.
La explotación forestal desarrollada en estos
suelos contradice disposiciones específicas
de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario y
contraría la política de seguridad y soberanía
alimentaria contemplada en los planes de la
Revolución Bolivariana, para beneficio del
colectivo nacional, garantizando la producción
de alimentos para ésta y generaciones futuras.
Por ese principal motivo, el 31 de agosto
pasado el Presidente Hugo Chávez ordenó
la intervención de los terrenos que Smurfitt
ocupa en los estados Portuguesa y Lara, ya
que, además, las plantaciones forestales “…
han secado los acuíferos, los manantiales
y las quebradas”, perjudicando el sistema
agroecológico en las zonas donde opera.
“Estupenda la iniciativa del Gobierno
porque ha venido rescatando tierras que eran
de Smurfitt, que venían siendo utilizadas para
el beneficio propio y no para un beneficio
social. Ahora tenemos que utilizarlas para darle
participación al pueblo” – nos declaró al respecto
Luis Rivero, de la UPS La Productora, asentada en
tierras que fueran de la transnacional.
De manera similar se pronunció Juan Rodríguez,
productor de La Yaguara, quien argumentó que
ésta “Es una iniciativa muy buena, es algo que
muchos mal interpretan, porque dicen que son
invasiones y un abuso del Gobierno, pero nuestro
punto de vista, es que es un beneficio para todas las
comunidades y para el sector alimentario, porque lo
que más necesitamos es producir alimentos. Buena
esa ejecución del Ejecutivo, de ver como prioridad el
rescate de estas tierras y entregarlas al pueblo”.
La Oficina Regional de Tierras del INTI, por su parte,
ha hecho saber que el procedimiento ordenado está
respaldado por numerosas denuncias de campesinos,
que datan además de muchos años, como lo confirma el
testimonio de José Linares, otro productor de La Yaguara:
“Nosotros los campesinos estamos luchando hace años
contra la transnacional Smurfitt porque ellos se cogieron
las tierras…y para sembrar palo, y nosotros no comemos
palo; nosotros comemos arepa, caraota, quinchoncho y yuca,
porque eso es lo que nosotros sembramos”.
Juan Guevara, director regional del Ministerio del Poder
Popular para la Agricultura y Tierras, a raíz de ciertas
declaraciones del sector laboral vinculado a Smurfitt,
aclaró enfático: “El Estado no está atropellando a nadie
con la expropiación en curso sobre las tierras que posee
la transnacional en el eje Portuguesa-Lara”, refiriéndose
a las fincas “La Yaguara, La Joya y El Hierro”, a las cuales
puede sumarse La Pastoreña, donde campesinos
que la han ocupado ya tienen siembras. Igualmente,
140 campesinos, ocupantes de la finca El Bumbí,
denunciaron atropellos por parte de trabajadores de
la transnacional.
Si bien los 800 empleados de esta empresa
con sede en Ospino, negaron estar “tercerizados”,
afirmando que, por el contrario, gozan del contrato
colectivo más ventajoso de toda la región, la Ley
de Tierras y Desarrollo Agrario obliga al Estado
a proteger las siembras de los campesinos y
rescatar las tierras que conforman este gran
latifundio, que deja al margen a una masa
campesina necesitada de tierras para cultivar.
Por el momento, la intención es recuperar
unas 15.000 hectáreas y dedicarlas a la
producción de alimentos, a través de proyectos
productivos de propiedad social, para lo cual el
Gobierno ha convocado a los trabajadores de
la empresa afectada.
“Las tierras que tenia Smurfitt son tierras
aptas para la producción de alimentos. No
puede ser que unas tierras aptas para la
agricultura estén atrapadas con madera” –
recalcó a nuestro equipo de Prensa Mariano
Ibarra, campesino de la zona.
El Ministro de Agricultura y Tierras y
Presidente del INTI, Juan Carlos Loyo, hizo
saber que “el gobierno dialogará con los
campesinos y los trabajadores madereros
y, luego, se sentará con los propietarios de
Smurfitt, para que se adecúen a los acuerdos
y respeten la Constitución y las leyes de la
República”. Loyo planteó que los campesinos
puedan producir alimentos y al mismo tiempo
la actividad forestal“siga desarrollándose en las
áreas que tienen que tener, indudablemente”.
Asimismo, ha invitado a Smurfitt a mudar
parte de su producción forestal al Oriente del
país, lo cual ha sido calificado de “catastrófico”
para la población de Ospino por parte de
sindicalistas de la transnacional, debido a los
intereses particulares que se encuentran en
juego.
Es llamativo el apoyo que los sindicalistas de
Smurfitt han recibido del Movimiento Tupamaro
de Portuguesa, ante lo cual el Frente Campesino
Simón Bolívar manifestó su inconformidad con el
argumento oposicionista de que “todo lo que toca
el Gobierno lo destruye”.
La recuperación de este latifundio de intereses
extranjeros -que beneficiará directamente a
unas 1.600 familias campesinas- se enmarca en el
anuncio de que el INTI rescatará tierras de manos de
“latifundistas y testaferros” del eje Araure-Guanare,
sin que los trabajadores ni los campesinos resulten
afectados, según hicieron saber representantes del
PSUV-Portuguesa, voceros comunales y ex trabajadores
de Smurfit.
El Gobierno Bolivariano, en su afán de llevar el mayor
cúmulo de bienestar a la población, encuentra los
mecanismos necesarios para aplicar la Ley sin embates, para
consolidar la productividad agraria nacional, sin perjuicio de
ninguna de las partes involucradas ya que se actúa en función
de la Ley y del beneficio del campesinado nacional.
noviembre 2011 | SURCO ZAMORANO
Reportaje
6
ntos
e
m
li
a
e
d
n
i
ió
c
produc
l
la
r
a
t
n
e
m
e
r
c
i uye a iin
contrib
tadas
a
c
s
e
r
s
a
r
r
ie
t
n
Por tales
estratégicos e
embestidas, el Estado
Foto: Archivo INTI
Xiomara Cañizales
Basado en la Ley de
Tierras y Desarrollo Agrario, el Gobierno
bolivariano hace una década emprendió una
firme lucha contra terratenientes que se habían
apropiado indebidamente de las mejores tierras en
todo el país y hoy, como eje fundamental de la Gran
Misión Agrovenezuela, continúa la regularización
de la tenencia y usos de la tierra y la lucha contra
el latifundio.
A casi diez años de la creación del Instituto
Nacional de Tierras (INTI), se han recuperado más de
tres millones de hectáreas de manos del latifundio,
las cuales han sido otorgadas a campesinas y
campesinos, pequeños y medianos productoras y
productores agrícolas y pecuarios, acompañadas
de apoyo financiero y técnico, así como de
capacitación, para brindarles la oportunidad de
tener un trabajo estable y una vida digna, mediante
una atención integral.
El Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT)
informó, recientemente, que durante los primeros
diez meses del año 2011 se ha recuperado un total
174 predios que abarcan 207.741 hectáreas a lo
largo y ancho del país. Terrenos productivos que
fueron rescatados por campesinos y campesinas,
consejos comunales y servidores(as) del INTI unidos,
con el propósito de incrementar la producción de
alimentos estratégicos para la nación.
Cultivos alimentarios en tierras recuperadas
evidencian acierto en la política del Estado
Un ejemplo claro de experiencias productivas
positivas en tierras recuperadas por el Estado –y que
antes eran subutilizadas por supuestos propietarios
privados quienes las utilizaban como depósitos
de escombros para cambiar su uso agrícola y
posteriormente construir un complejo urbanístico,
a pesar de tratarse de suelos de primera calidad–
son las rescatadas en 2009 en el Valle del Río Turbio,
estado Lara.
Estegenerosoterritorioqueriegadesdesiempreel
río llamado por los indios Caquetíos “Bariquisimeto”
(actual río Turbio) y que históricamente han sido
tierras de vocación agrícola, pero que, debido al
abuso y agresiones gestadas contra la naturaleza
desde las zonas urbanas que circundan el valle, y
el mal uso de esas tierras por parte de quienes se
decían los dueños, ocasionaron la degradación y el
empobrecimiento de los suelos.
Siendo incapaces de preservar la totalidad
ambiental del valle, muy por el contrario
desarrollaron, de modo continuo, acciones
permanentes que dañaron y contaminaron
el río, afectando en consecuencia la vida
saludable de los habitantes de la zona.
venezolano procede al rescate de estos
predios en el año 2009. Desde entonces han sido
cultivadas con distintos rubros 846 hectáreas de
1.108 que tienen capacidad productiva, informó
en el mes de agosto la Corporación Venezolana de
Alimentos (CVAL).
Las tierras del Valle del Turbio están hoy
cultivadas con 187 hectáreas de girasol, 232
de maíz, 97 de sorgo, 12 de hortalizas, 32 de
frutas, 2,5 de raíces y tubérculos, 5 de frijol y
210 hectáreas de pasto. Poseen un sistema de
riego por aspersión que abarca 200 has, y otro
de pivote para 32 hectáreas obtenido a través
de un convenio con Cuba.
La Gran Misión AgroVenezuela, en el estado
Lara, ha entregado unos 8.640 créditos para la
producción de rubros como café y hortalizas,
principalmente, y ha atendido a más de 20 mil
personas.
El ministro Loyo destacó que de esta manera
se evidencia la política de recuperación de
tierras en función de las necesidades de los
venezolanos. Recordó que en 2009, cuando
comenzó el proceso de recuperación de 2.408
hectáreas –de las 12.000 que conforman el
Valle– quienes se oponían sostuvieron que esas
tierras no eran aptas para la producción agrícola.
De igual forma, se pueden mencionar
los avances constatados en los 86 Fundos
Zamoranos ubicados en 22 estados del país,
que son ejes de desarrollo conformados por
unidades o núcleos agropecuarios atendidos de
manera integral por los organismos adscritos al
MAT.
Dichos fundos cultivaron durante el ciclo
invierno 14.507 hectáreas, de las cua¬les
3.225 corresponden al rubro cereales logrando
producir, en los primeros 10 meses del año
2011, 657 toneladas de carne, 322 toneladas
de queso y 1.185.605 litros de leche, rubros
que fueron distribuidos a toda la población, a
precios justos. Y para el ciclo norte-ve¬rano, se
sembraron 3.306 hectáreas, resaltando de igual
forma los cereales con 861 hectáreas.
Entrega de regularizaciones en San Fernando, estado Apure
Entrega de regularizaciones en Tucaní, estado Mérida
Regularización y tenencia de la tierra
El Gobierno Bolivariano, con sus políticas
públicas de inclusión, ratifica el compromiso
adquirido con el sector campesino, al tiempo que
impulsa la soberanía y la seguridad agroalimentaria
de la nación.
En tal sentido, y en el marco de la regularización
de la tenencia y uso de la tierra de vocación
agrícola, procedimiento inserto en el primer eje de
la Gran Misión AgroVenezuela, se han entregado
en 2011 más de 28 mil instrumentos agrarios, que
abarcan una superficie de 806.252,75 hectáreas
productivas.
Entrega de regularizaciones en Sur del Lago, estado Zulia
SURCO ZAMORANO | noviembre 2011
7
Juan Carlos Montenegro: “Esta es una
lucha de muchos años y al fin se hizo
realidad”.
Municipio Muñoz
Municipio Ezequiel Zamora
Municipio Carlos Arvelo
CARABOBO
MIRANDA
Municipio Urdaneta
Yovanny González: “Gracias a este proceso
que lidera el presidente Chávez, hoy
tenemos los documentos de nuestras
tierras, ahora se da respuesta a
los productores, nos sentimos
orgullosos de ser campesinos”.
COJEDES
TÁCHIRA
ZULIA
Municipio Francisco Javier Pulgar
Douglas Ferrer: “Los productores agropecuarios
estábamos un poquito abandonados en el sentido
de no poder trabajar la tierra como debía ser, pero
hoy en día la Gran Misión AgroVenezuela viene a
resguardar y proteger al productor, para apoyarle y
así garantizar la soberanía agroalimentaria del país”.
Nubia Rojas: “Esto ha sido una lucha de muchos
años. Puedo decir que estoy comprometida con mis
compañeros para que este proyecto siga adelante.
Hemos luchado, hemos producido, y con este gran
apoyo seguiremos produciendo en nuestras tierras”.
Municipio Tucupita
DELTA
AMACURO
TRUJILLO
Municipio Pampán
Jesús Vitora:“Hemos podido acceder a nuestros
títulos sobre las tierras que trabajamos. Yo
recibí la declaratoria de permanencia, y esto
permite que podamos formar parte de todos
esos programas maravillosos que la Revolución
le ofrece al productor”.
Yorman Mendoza: “Esta acción viene a
corregir muchas problemáticas que tenemos
en la zona con la tenencia de la tierra”.
Municipio San Carlos
Municipio Uribante
Gonzalo Durán: “Estoy súper contento por
esta ayuda que nos está dando el Gobierno
Nacional. Yo tengo años trabajando la tierra
y, gracias a Dios, hoy veo materializado el
esfuerzo de mi trabajo”.
Tulio Rosales: “Ahora podré
solicitar un crédito para
mejorar la producción y
contribuir con la soberanía
alimentaria”.
BARINAS
LARA
Municipio Iribarren
Gustavo Jiménez: “Gracias a Dios y a
nuestro comandante por ser el motor
de este proceso, es primera vez que
obtengo beneficios como éste”.
Eduardo Alexander Acevedo:
“Gracias a Chávez está pasando
todo esto, ésta es la Revolución que
queremos. Acudan a las instituciones
del Estado, ellos responden, tengan fe
en la revolución agraria”.
APURE
GUÁRICO
Municipio José Tadeo Monagas
Epifanio Argolay: “Estoy agradecido con el
Comandante Chávez por entregarme hoy en
mis manos los documentos de las tierras que
he trabajado por más de 30 años”.
noviembre 2011 | SURCO ZAMORANO
Abordaje Social
8
Todo un éxito el operativo
400 inscripciones militares se realizaron en
el INTI central
Jesús García
Un total de 400 personas entre
servidores públicos y habitantes de las
comunidades de San Martín, Vista Alegre y
Montalbán; todas cercanas al Inti Central,
resultaron beneficiadas con el operativo de
inscripción militar realizado recientemente
en las instalaciones del Instituto.
La actividad que contó con la
participación de representantes de
la Fuerza Armada Nacional, facilitó el
proceso de trámites para el registro de
todas aquellas personas que se mostraron
deseosas de cumplir con la responsabilidad
de prepararse para seguridad y defensa de
la nación.
Oswaldo Andrade, habitante del sector
Vista Alegre, refirió que la inscripción militar
“es un acto obligatorio pero voluntario,
contrario a la recluta forzosa implantada
años atrás en el país, la cual nos privaba de
Operativo de inscripción en el Regitro Militar
nuestros derechos, sin que tuviéramos la
posibilidad de manifestar cómo queríamos contribuir con la defensa del país”.
Para Belkys Mejías, funcionaria adscrita a la circunscripción Militar del Distrito Federal, este tipo
de operativos son de vital importancia, ya que “estimulan en la población su apego a la defensa y
soberanía de la nación”. De igual manera, exhortó a la población de edades comprendidas entre los
18 y 60 años a inscribirse paulatinamente sin ningún tipo de temor.
Asimismo Juan Laveda, servidor público adscrito al Departamento de Contrataciones del INTI,
precisó: “Estos operativos nos permiten saber cuánto somos a la hora que se nos necesite al servicio
de la patria”.
De igual manera, agregó que “estas jornadas sociales realizadas en el mismo lugar de trabajo
evitan los retardos que implica movilizarse en una ciudad tan congestionada como Caracas, lo que
nos permite realizar nuestras diligencias en un período cercano a los 20 minutos”.
El inti procura el bienestar de sus servidoras y servidores públicos, así como el de la comunidad,
en cumplimiento de las obligaciones con la patria, de modo rápido y oportuno.
Operativo coordinado por el INTI
Habitantes del refugio Simón
Bolívar reciben atención
nutricional
Jesús García
A fin de evaluar las necesidades alimenticias y
los requerimientos dietéticos de cada individuo,
así como también ofrecer asesoría en materia
nutricional, el Instituto Nacional de Tierras (INTI),
coordinó con el Instituto Nacional de Nutrición (INN),
un operativo de Talla y Peso para los habitantes
del refugio Simón Bolívar, ubicado en la populosa
parroquia de El Paraíso.
Según Carmen Julia Casanova, nutricionista del
INN, en la jornada de salud se atendieron 46 niños,
niñas y adolescentes, y 30 adultos. “Tanto las niñas
y niños como las personas de la tercera edad se
encuentra en perfecto estado de salud, de acuerdo
a los valores normales establecidos entre la talla y el
peso, por lo que el siguiente paso es brindarles toda
la orientación necesaria para mantener o mejorar sus
condiciones físicas”, explicó Casanova.
Familias acondicionaron el Hogar Socialista
de Transición del INTI
Alexander Fernández
Las 31 familias que habitan el Hogar Socialista
de Transición del Instituto Nacional de Tierras (INTI),
efectuaron una jornada de mantenimiento en las áreas
internas y externas del espacio que ocupan desde
diciembre de 2010.
Néstor Landaeta, coordinador de Comité Popular de
Vivienda Batalladores del INTI, indicó que la actividad
surgió la segunda quincena del mes de noviembre
y emprendida la última semana con el apoyo del
personal del INTI, quienes entregaron insumos de
trabajo (pintura, brochas, rodillos y escaleras, entre
otros).
“En la jornada participamos las casi cien personas
que convivimos en el espacio (…) Efectuamos limpieza
general, mantenimiento de las áreas comunes y
atendimos las áreas verdes próximas al Hogar”.
Landaeta adelantó que la primera semana
de diciembre continuará una segunda jornada
de mantenimiento de otras áreas verdes y de las
Habitantes del refugio reciben asesoría nutricional
caminerías de la institución. Además, las mujeres
adornaron sus espacios con motivos de Navidad y se
espera la colocación de un nacimiento.
“Las familias estamos agradecidas con todos
los funcionarios del INTI por el apoyo que nos han
brindado; mención especial merece el señor Luis
Segovia, nuestro coordinador, quien prácticamente se
ha desprendido de su familia y actividad laboral para
dedicarse a tiempo completo a nuestra atención”.
María Benítez de Paz, habitantes del Hogar, destacó
el trabajo mancomunado de las familias. “Este es
nuestro hogar y como tal debemos conservarlo.
Aunque lo habitamos de manera provisional, nos
emotiva acondicionarlo para celebrar la Navidad”, dijo.
Leonor Clemente, también residente del Hogar,
manifestó que “con gusto las familias estuvimos todo
el día limpiando, pintando y decorando, como lo
hacíamos en nuestras antiguas casas. Ahora este es
nuestro techo”.
Foto: Cortesía del Hogar Socialista de Transición
La especialista hizo énfasis en que, aunque no se
suele tener en cuenta, es un hecho que el riesgo de
sufrir enfermedades derivadas de la alimentación
aumenta con la edad. “Un cuidadoso régimen
alimenticio es especialmente relevante durante la
tercera edad”, precisó.
En tal sentido, el equipo multidisciplinario del
Instituto Nacional de Nutrición, facilitó material de
apoyo a los asistentes al operativo, al tiempo que
estimuló en ellos la práctica constante de actividades
físicas, a sabiendas que la misma brinda múltiples
beneficios para la salud.
Para Marisol Díaz, habitante del refugio, “Éstos
operativos son muy buenos, ya que nos asesoran en
torno a nuestra alimentación y en lo que serian los
valores normales adecuados a la estatura de cada
quien”. Asimismo, explicó que “también nos están
aconsejando para prevenir futuras enfermedades
como la hipertensión, diabetes, anemia y artritis,
entre otras”.
Por su parte, Francia Fonseca, participante en
el operativo, agradeció al personal del INN por
la colaboración prestada, ya que su caso será
remitido para uno de los centros de especialidades
nutricionales, por presentar un leve déficit de peso y
encontrarse en estado de embarazo.
Con este tipo de acciones queda demostrado una
vez más como El Gobierno Bolivariano, a través del
INTI en su carácter de padrino del refugio, procura
asegurar la calidad de vida de sus habitantes.
Reportaje
SURCO ZAMORANO | noviembre 2011
9
Condicionamientos de uso resguardan patrimonio forestal
El INTI impulsa producción con criterio
conservacionista
Tarín Mundarain
Fotos: Cortesía Gerencia de Recursos Naturales
Históricamente la pérdida de la superficie forestal en Venezuela ha sido considerable, debido a prácticas nocivas que atentan contra bosques y cuencas
hidrográficas. En la actualidad, los esfuerzos gubernamentales y de organizaciones preocupadas por el ambiente, intentan atenuar esta degradante tendencia
a través de planes y programas de reforestación; sin embargo, el llamado es a evitar la deforestación y cualquier acción que lesione nuestras reservas naturales.
Producción de plantas para la reforestación de superficies afectadas
La alteración de áreas boscosas para crear condiciones que faciliten la
actividad agropecuaria, constituye todavía un requerimiento del sector
productivo nacional. En la mayoría de los casos, la siembra de un determinado
rubro o la instalación de un corral de uso pecuario, exige la deforestación de una
parte de la superficie, sin que ello signifique una pérdida forestal irreversible,
comparable con las ejecutadas de manera indiscriminada en el pasado.
Si bien es difícil evitar la tala, la quema y otras acciones que perjudican la
cubierta vegetal, el Gobierno Bolivariano ha implementado mecanismos de
control que procuran revertir el daño ambiental, reduciendo el impacto negativo
expresado en el empobrecimiento de los suelos, la destrucción de especies, y
otras tantas consecuencias que inciden en la calidad de vida de la población.
El Instituto Nacional de Tierras (INTI), ente adscrito al Ministerio del
Poder Popular para la Agricultura y Tierras (MAT) es una de las instancias
gubernamentales que, desde su ámbito de acción, vela por un prudente
aprovechamiento de la superficie forestal para la actividad agro productiva, con
miras a incentivar la conciencia ecológica entre campesinas,
mpesinas, campesinos,
productoras y productores.
En aquellos casos donde se solicitan autorizaciones
cio
ione
ness para
para
intervenir recursos naturales renovables, ya sea paraa realizar
deforestaciones y/o aprovechamiento de productos
duct
du
ctos
os
forestales, la Institución establece unas restricciones
ones
de uso, apegada a un marco jurídico protector del
ambiente.
Berenice Franco, ingeniera agrónomo adscrita
ta
a la Gerencia de Recursos Naturales, explicó que
e
uno de estos condicionamientos consiste en el
establecimiento de semilleros con una o variass
especies forestales y frutales autóctonas de la zonaa
que se desea intervenir.
“Según el hectareaje del predio, se debe conservar
ar
el 10, 15 ó 20 por ciento de la superficie total del predio
dio
como área de reserva de medios silvestres, la cual debe
ebe
permanecer inalterada y estar constituida por bosques”,
ques”,
precisó la servidora pública a propósito de esta normativa
mativa
que establece el Decreto 3022, publicado en la Gaceta
ta Oficial
de la República de Venezuela, Nº 35.305 del 27 de septiembre
del año 1993.
Cuando los predios se encuentran bajo régimen
n de administración o
zonas protectoras, los condicionamientos de uso también determinan en gran
medida las actuaciones del productor en estas tierras. “La deforestación, la tala y
la quema son restringidas en las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial
(ABRAE) por lo que aquellas que se encuentren afectadas por estas actividades
deben ser recuperadas mediante programas de reforestación”, recalca Franco.
De igual manera, la deforestación o recolección de ejemplares que se
encuentren en veda, representen valores nacionales, o se ubiquen en estratos
altos, también son acciones prohibidas de acuerdo con los preceptos legales
que rigen la materia forestal en el país.
Más que plantar árboles
La silvicultura es la ciencia destinada a la formación y cultivo de bosques,
y dentro de sus actividades se encuentra inmersa la reforestación, operación
por medio de la cual se pueden repoblar zonas que en el pasado estuvieron
cubiertas de bosques.
Los especialistas coinciden en el hecho de que las áreas reforestadas no
vuelven a tener la misma estructura y función del bosque original en muchísimos
años; no obstante, introducir un sistema de reforestación y recuperación de la
cubierta vegetal afectada constituye una opción favorable para el ambiente
en general.
La página oficial del Plan Verde (www.planverde.df.gob.mx) ejecutado por
el gobierno de México, país con un alto nivel de reforestación, afirma que
además de crear una masa forestal en terrenos desprovistos de árboles, la
reforestación protege los suelos fértiles destruidos por el arrastre de las lluvias,
retrasa o detiene el avan
avance de las dunas de arena, protege del viento a las
zonas de cultivo, y permite crear áreas recreativas naturales.
Reforestar
Refforestar
t representa
re
mucho más que plantar árboles, en
este proce
proceso intervienen una serie de variables que deben
ser
ser consideradas
cons
co
ns
para escoger los tipos y variedades de
árboles
árbole a sembrar.
Según
Segú la Guía Básica de la Plantación Forestal (www.
elsemillero.net),
else
el clima, el régimen de lluvias, la
naturaleza
nat
del terreno, la altura, la exposición solar, los
árboles
árb
b
concomitantes, la densidad de la población,
la profundidad del suelo y la fertilidad, son los
pri
principales factores que inciden en la efectividad de
un
una reforestación, razón por la cual es conveniente
realizar
rea
un estudio de la superficie a intervenir.
De acuerdo con el Ministerio del Poder Popular
para el Ambiente, 42 millones de plantas han sido
producidas
prod
p
en Venezuela durante los últimos cinco
años, e
en el marco del proyecto Árbol Misión Socialista,
iniciativa orientada a la participación protagónica de la
comunidad
comunida en la construcción de un nuevo modelo de
desarrollo, fundamentado
fu
en la recuperación, conservación y
uso sustentable d
de los bosques para el mejoramiento de su calidad
de vida.
Esta misión ambientalista desarrolla proyectos comunitarios de
reforestación, así como jornadas de recuperación de áreas verdes que se
realizan en todo el territorio nacional, con énfasis en el fortalecimiento de los
ecosistemas afectados por los incendios forestales.
Desde el INTI, los técnicos de la Gerencia de Recursos Naturales procuran
impulsar la productividad de la tierra sin menoscabo del equilibrio ecológico,
pues una manera de contribuir con la conservación y la recuperación del
ambiente, es convertirse en un agente de prevención, e inculcar respeto y
comprensión hacia la naturaleza.
noviembre 2011 | SURCO ZAMORANO
Reportaje
10
Fincas integrales del pueblo y para el pueblo
El Maizal consolida la producción de
cereales y ganadería
Julio Flores
Archivo INTI
Archivo INTI
La Comuna Socialista El Maizal
nació el 5 de marzo de 2009, gracias
a la recuperación de 1.200 hectáreas
ejecutada por el Ministerio del Poder
Popular para la Agricultura y Tierras
(MAT) y el Instituto Nacional de Tierras
(INTI), en el municipio Simón Planas del
estado Lara, donde hoy se consolida la
producción de maíz y la ganadería.
Esta
comuna
consolida
la
organización, a partir de un proyecto
ejecutado por un grupo de más de
60 comuneros, que pertenecen a la
Brigada Socialista de Mecanización,
Siembra y Cosecha “Ezequiel Zamora”.
“Primeramente hay que darle las
gracias al gobierno del presidente
Chávez, que nos ha tomado en cuenta
como campesinos, porque antes
nosotros éramos esclavos de este
predio, ahora nosotros dependemos de
nosotros mismos”, así lo expresó Ángel
Silva, coordinador de ganadería de El
Maizal.
Con el rescate de estas tierras,
el Gobierno Bolivariano procedió a
otorgarle a la Comuna Socialista “El
Maizal”, representada por 22 consejos
comunales, 600 hectáreas, de las cuales
400 son utilizadas para la producción
de maíz blanco, y 200 para la ganadería.
Teobaldo Betancourt, vocero del
Consejo Comunal La Pradera, explicó
que, “somos 22 consejos comunales
que conformamos la comuna El Maizal.
Estamos trabajando mano a mano con
la revolución, y gracias a ella hemos
obtenido muchos beneficios sociales”.
Este año la Misión AgroVenezuela
logró impulsar el sistema económico
popular de esta comuna, otorgándole
un financiamiento por un monto
de 800.000 bolívares fuertes para el
desarrollo de un proyecto de siembra
de 320 hectáreas de maíz blanco para
el consumo humano.
Ángel
Prado,
vocero de la comuna
El Maizal, informó que en parte de esas
320 hectáreas, hasta la fecha se han
obtenido los rendimientos en cosecha
de más de 6 mil kilos por hectáreas,
destacando que “el 70% de la semilla
utilizada proviene del Instituto Nacional
de Investigaciones Agrícolas (INIA) y
30% es semilla importada, sin embargo,
la producción fue equilibrada”.
El arrime de la producción de maíz es
destinado a los silos de la Corporación
de Abastecimiento y Servicios Agrícolas
(CASA), donde cancelarán todo el
excedente del precio que fue fijado por
el Gobierno nacional.
En lo que respecta a la propiedad
familiar, la Gran Misión AgroVenezuela
benefició con financiamientos al
campesinado, que actualmente
poseen Unidades de Producción
Familiar (UPF), y patios productivos
para la siembra de café.
Archivo INTI
En El Maizal también se está
desarrollando la ganadería, un
proyecto en 200 hectáreas con 130
vacas paridoras y 170 mautes de
engorde, con la finalidad de distribuir
la carne a toda la comunidad en ferias
populares a precios solidarios.
Desde el nacimiento de la comuna,
los Ministerios del Poder Popular para
la Agricultura y Tierras, las Comunas y
Ciencia y Tecnología vienen apoyando
y haciendo el acompañamiento en el
proceso de construcción, igualmente
aportando su granito de arena en la
transferencia de recursos que se habían
solicitado.
“En muchos países los gobiernos
se preparan para formar guerras y
devastar pueblos; en Venezuela, el
socialismo nos permite prepararnos
para producir comida para la vida,
maíz para nuestro pueblo y para
nuestra arepa diaria”, finalizó Prado.
Productora El Maizal
Ganadería El Maizal
“Para mí El Maizal es mi segunda casa
porque aquí estamos de domingo a
domingo luchando, porque esto es de
todos nosotros”.
“Soy una comunera 100%, porque
desde que rescatamos el predio hemos
estado día y noche dándole vida a El
Maizal”.
Operador de maquinaria El Maizal
María Ochoa
José Bermúdez
Ángel Silva
EL MAIZAL EN 5 ÁMBITOS
La enseñanza en el aspecto
político-ideológico ha fortalecido el
crecimiento de la comuna, ya que
han logrado establecer en el discurso
de la comunidad, la importancia de
la construcción del socialismo, lo
organizativo, y lo político.
En cuanto a proyectos sociales, El
Maizal cuenta con la“Bloquera Comunal
Simón Bolívar”, la cual está apoyando
la autoconstrucción de 100 viviendas
dignas para los comuneros más
necesitados. La educación en la zona se
“Me identifico como un comunero,
un guerrero, un socialista, un
luchador político más de El Maizal,
hasta la muerte”.
afianzará con la edificación de 3 liceos.
Se garantizará la seguridad en la salud
con la elaboración de un Centro de
Diagnóstico Integral (CDI), que contará
con la colaboración del Convenio CubaVenezuela. La zona cafetalera ha sido
beneficiada con la construcción de la
vialidad agrícola y la electrificación de
cuatro consejos comunales.
Loeconómicosesiguefortaleciendo
con la propiedad comunal y familiar en
la Comuna, dejando ver lo que es el
desarrollo endógeno a lo largo de la
carretera Barquisimeto-Acarigua.
Se ha logrado romper las
fronteras y limitantes en lo territorial,
integrando 10 Consejos Comunales
del estado Portuguesa y 12 del
estado Lara a las políticas de la
comuna El Maizal.
Un quinto ámbito importante
para la consolidación de la comuna
ha sido lo militar, donde se están
impulsando las milicias campesinas
para la defensa integral de la patria y
de los espacios de producción.
SURCO ZAMORANO | noviembre 2011
11
Décimo aniversario de La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario
Se cumplen 10 años de impulso a la revolución agraria
Ana Cortez
El próximo 10 de diciembre
se celebra un aniversario más
del histórico momento en que el
Gobierno Revolucionario, presidido
por el comandante Hugo Chávez
Frías, promulga la Ley de Tierras
y Desarrollo Agrario (LTDA). Con
esta herramienta se derogarían
viejas leyes y se daría apertura
plena al establecimiento de los
valores que constituyen la nueva
República, dejando en el pasado
las prerrogativas que obedecían
únicamente a intereses oligárquicos,
minoritarios y seculares.
Tras su anuncio en las sabanas de
Barinas, durante la conmemoración
del aniversario 142 de la Batalla de
Santa Inés, la LTDA se convierte en el
medio a través del cual se realiza una
auténtica revolución en el campo,
cuyo norte es establecer un nuevo
sistema de producción mucho más
humano, al darle un carácter social a
la práctica de la agricultura con el fin
de alcanzar y garantizar la seguridad
y soberanía agroalimentaria de los
venezolanos y una vida digna al
campesinado nacional.
Retomando los ideales del
General del Pueblo Soberano,
Ezequiel Zamora, resumidos en la
consigna “Tierras y hombres libres”, el
actual marco jurídico venezolano en
materia agraria enciende la mecha
hacia la consolidación definitiva de la
equidad en relación a la distribución
de tierras, al declararle la guerra al
latifundio, el cual durante nuestra
historia republicana ocasionó la
exclusión, desigualdad, pobreza y la
explotación de los trabajadores del
campo.
Frente a esa situación surge el
pensamiento de justicia social, el cual
durante esta trayectoria ha tenido
como enemigos acérrimos a los
oligarcas cuarto republicanos, que
hasta hoy día defienden en contra
del pueblo las prebendas de las que
gozaron en una época. Por ejemplo, la
protesta por los artículos 89 (referente
a la intervención de las tierras ociosas)
y el 90, (que negaba la indemnización
de las bienhechurías a los ocupantes
ilegales de algún terreno público)
y que fueron derogados por el
Tribunal Supremo de Justicia el 20 de
noviembre de 2002.
Sin saberlo, le estaban haciendo
un gran favor a la Revolución. El
gobierno Bolivariano reaccionó
promulgando el Decreto 2.292
que consagró las cartas agrarias,
instrumento que devuelve al
Estado la posibilidad de intervenir
preventivamente los predios a
rescatar. Paralelamente el Directorio
del INTI aprueba la Resolución 177
Foto: Archivo INTI
que complementa dicha medida. Así
se inicia la entrega masiva de tierras
en Venezuela.
En mayo de 2005 se aprueba la
reforma parcial al Decreto 1546 con
Fuerza de Ley de Tierras y Desarrollo
Agrario, con la finalidad de hacer más
viable su instrumentación, al clarificar
conceptos tales como latifundio
y aspectos procedimentales del
Instituto Nacional de Tierras, a través
de la modificación de 18 artículos, la
supresión de 6 y la creación de una
nueva disposición transitoria.
Esta reforma presentó uno de
los elementos más importantes
en la lucha contra el latifundio,
pues se abandona la concepción
mercantilista que lo definía en
términos de extensión de tierras,
quedando establecida de la siguiente
manera: “A los efectos de la presente
Ley, se entiende por latifundio toda
aquella tenencia de tierras ociosas o
incultas, en extensiones mayores al
promedio de ocupación de la región
en la cual se encuentran ubicadas, en
el marco de un régimen contrario a la
solidaridad social. Se determinará la
existencia de un latifundio, cuando
señalada su vocación de uso, así
como su extensión territorial, se
evidencie un rendimiento idóneo
menor a 80%...”.
Asimismo se incluyó
uyyó el art
u
artículo
tícul
íccu o 85
5
referente a las medidas
dida
di
das caut
cautelares
telarre
ess
de aseguramiento d
de
e la
lass ti
ttierras
ie
errra
e
r s
susceptible de rescate
ate y eell 86
8
86,
6, qu
q
que
ue
e
reza: “La ocupación
n ileg
iliilegal
legal
gal
al
o ilícita de tierras
as ccon
on
on
vocación de uso ag
agrario
graari
rio
no genera ningún derecho,
e eccho
er
ho,,
por tanto, la administración
straci
st
ción
ón
agraria no estará obligada
iga
g daa a
indemnizar a los ocupantes
upanttes
ilegales o ilícitos de
de las
las
a
tierras susceptibles
es de
es
de
rescate, por concepto
epto
pto de
pt
e
bienhechurías”, estee último
últtimo
im
mo
en sustitución del artículo
arttíc
ícul
ulo
ul
o
90 derogado por el TTribunal
ribu
ribu
ri
bunaal
buna
supremo de Justicia..
Desde entonces,, laa LLey
ey
de Tierras viene encauzando
auza
au
uza
z n
nd
do
las labores que han
n hecho
hech
he
ch
ho
posible la consecución
uci
c ón
ó d
de
e
importantes proyectos
cto
toss qu
que
ue
contribuyen a facilitar
cili
ci
ililita
tarr la
ta
la
lucha contra el latifundio
und
ndio
io een
n
el país, dando respuesta
puesta al
clamor de justicia y libertad
de campesinos y campesinas
mpesinas
que estuvieron excluidos
clu
luid
lu
dos y
sumergidos en la p
pobreza
o re
ob
reza
za
extrema.
Sin embargo, la di
d
dinámica
iná
námiica
ná
ca
económica del pa
p
país
aís
ís h
haa
impulsado la Ley a nuevos
nue
evo
voss
cambios amoldados
os a laa
realidad, que justifican sobremanera
su razón de ser. Hoy día es un
medio más claro y de objetivos
precisos. De allí la razón que, quizás
como un preámbulo a la Misión
AgroVenezuela, en julio de 2010
fuera aprobada otra reforma parcial,
la cual incluye la revisión de varios
artículos de la Ley.
Publicada en Gaceta Oficial
Extraordinaria
5.991,
esta
reforma introdujo, entre otras, la
modificación del artículo 7, referente
a la eliminación del latifundio y la
tercerización. Esta vez se amplía
el concepto de latifundio de la
siguiente manera: “… se entiende
por latifundio toda aquella extensión
de tierras que supere el promedio de
ocupación de la región o no alcance
un rendimiento idóneo del ochenta
por ciento (80%). El rendimiento
idóneo responderá a la vocación
de uso agrícola de la tierra y su
capacidad de uso agroproductivo,
de acuerdo a planes y políticas del
Ejecutivo Nacional, en el marco de
un régimen que favorezca el bien
común y la función social”.
Igualmente se define el concepto
de tercerización: “toda forma de
aprovechamiento de la tierra con
vocación agrícola mediante el
otorgamiento a un tercero del
derecho de usufructo sobre ésta
o el mandato de trabajarla, bien
sea a través de la constitución
constitu
ución
de sociedades, arrendamien
arrendamientos,
ntos,
comodatos, cesión de derecho
derechos,
os,
medianería, aparcería, usufructo o, en
general, cualquier forma o negocio
jurídico oneroso o no, con los cuales
el que se atribuye la propiedad de la
tierra efectúa su aprovechamiento
con la intermediación de un tercero,
o lo delega en él”.
Los hechos hablan por sí solos:
diez años de logros que no es
necesario detallar para dar prueba
de todo lo alcanzado. Las sonrisas
y testimonios de los hombres
y las mujeres representan la
reivindicación de sus derechos, en
concordancia con el cumplimiento
de una de las misiones más nobles:
trabajar la tierra, lo mismo que decir
la subsistencia alimentaria del país.
Servidoras y servidores públicos
celebramos los objetivos alcanzados
por la LTDA, la aplicación de un
nuevo sistema de producción
mucho más humano, que establece
como base la función social de la
tierra, implementando medidas para
la justa distribución de los recursos
y bienes que de ella se derivan,
garantizando los derechos de los
verdaderos trabajadores agrarios y
de las madres, cabezas de familia,
de los pobladores ancestrales y
aborígenes. Es la respuesta al anhelo
más profundo y antiguo: tierra,
justicia y paz.
Reportaje
Río+20: ¿Esperanza mundial?
¿Qué se espera de esta nueva cumbre de la Tierra? ¿Cuáles son los desafíos y las problemáticas que estarán en discusión? ¿Cuáles son los intereses que se están
jugando? ¿Cuáles son las expectativas de las grandes potencias frente a los países emergentes y en desarrollo? Y… ¿Cuál será la posición de Venezuela?
Rubén Barrios
“Río+20” es la próxima cumbre de la Naciones
Unidas sobre el desarrollo sostenible, que se
celebrará en mayo de 2012, justo 20 años después
de la histórica “Cumbre de la Tierra” de 1992, a partir
de la cual el mundo toma verdadera conciencia
del absurdo, inclemente, irracional y arrasador
proceso de destrucción que viene desplegando
el género humano contra su único asiento en las
insondables profundidades del infinito.
Los organizadores se han planteado cuatro (4)
temas principales; a saber:
La renovación de los compromisos políticos con
el desarrollo sostenible, asumidos en 1992;
La evaluación de los avances obtenidos en la
materia, poniendo de relevancia los nuevos
desafíos;
Delinear una “Economía Verde” que se plantee
la erradicación de la pobreza y el desarrollo
sostenible; y
Visualizar un marco institucional que favorezca el
desarrollo sostenible.
Si bien a primera vista pareciera impensable
que alguien pudiera cuestionar cualquiera
de estos planteamientos, al poner la lupa,
una primera reflexión inevitable es que las
grandes potencias y los países en desarrollo
tendrán visiones encontradas en relación con
los “compromisos políticos”, los cuales han sido
claramente desconocidos por algunos de los
países más poderosos a lo largo de los últimos 20
años, siendo un ejemplo palpable el hecho de que
los Estados Unidos, al día de hoy, ni siquiera han
confirmado el Protocolo de Kyoto.
En 1997 dicho protocolo dispuso la obligación
de reducir la emisión de gases de efecto
invernadero. Igualmente, varias potencias dejaron
pasar Johanesburgo 2002; y Copenhagen 2009
sólo puso en evidencia las contradicciones entre el
verdadero poder de las potencias y las necesidades
de un mundo a punto del colapso.
Tampoco habrá uniformidad de criterios en
cuanto a los “avances obtenidos”, porque la parte
más pesada de los mismos recae lógicamente en
las economías más desarrolladas, explotadoras de
mayor cantidad y variedad de recursos naturales
y en especial de energía, una energía en su
abrumadora mayoría de origen fósil (carbón e
hidrocarburos) altamente contaminante.
Una vez más, como ejemplo, Estados Unidos
consume uno de cada cuatro barriles de
petróleo producidos mundialmente y, en los
últimos años, China –ahora segunda economía
mundial– viene incrementando seriamente su
consumo. Consecuentemente, son, junto a Europa
Occidental, las áreas que más gases invernadero
inyectan al ambiente.
De igual manera, lo relativo a la “economía
verde” y al “marco institucional”, lucen como temas
polémicos, en especial para Venezuela, por cuanto
es previsible que los miembros más influyentes de
Naciones Unidas pretendan imponer su visión sobre
una economía “verde”, que simplemente maquille
su insaciable voracidad de recursos naturales no
renovables. Así mismo, se encargarán de hacer
ver como única opción el marco institucional que
respalda su concepción política de falsa democracia
representativa, en cuyo seno se aloja precisamente
ese modelo capitalista destructivo del ambiente,
que atenta contra el planeta como un todo.
estatus de “Oficina”, como la FAO o la UNESCO,
y tenga presupuesto propio. Podríamos citar
múltiples casos, ya que simplemente todos los
países miembros de la ONU participarán en la
Cumbre Río+20, y se están preparando.
Todos se preparan
Eso sería beneficioso para todos, pero está por
verse. Pudiera pasar a ser un simple acontecimiento
efímero, burlado, como lo ha sido en gran medida
la cumbre de 1992. Lo grave es que, en ese caso,
el daño podría ser efectivamente irreversible.
Los líderes mundiales, no sólo políticos, sino
económicos y sociales, deben tomar cartas en el
asunto e influir de la manera como les sea posible.
No hay salida. Nuestra ‘única y contaminada nave
espacial’ lo reclama.
En el mundo entero, gobiernos, instituciones y
organizaciones no gubernamentales se preparan
para Río+20. Así lo hicieron veinte ONGs españolas
reunidas en Zaragoza bajo la tutela de Rémi
Parmentier (miembro fundador de GreenPeace y
pionero de las movilizaciones civiles en torno a
este tipo de cumbres). Entre otros planteamientos
trascendentes, estiman que el PNUMA (programa
de las NN. UU para el Medio Ambiente) adquiera
Venezuela también
Nuestro país ha conformado una comisión
amplia para estudiar la situación y darle forma a
la posición que llevará a esta cumbre mundial.
Consciente de que el concepto de “economía
verde” se acomodará a los intereses del
imperialismo internacional, quiere oponerle un
concepto sincero, realista, directo y efectivo, que
se ha dado en llamar “Socialismo Ecológico”, el cual
se trabaja bajo la coordinación de la Cancillería
en todos los ministerios sustantivos, entre ellos
el MAT. Es de suponer que en torno al mismo se
promueva un consenso entre los países del ALBA
y PetroCaribe. En cualquier caso, es importante
señalar que las discusiones para dar contenido
y obtener una definición sólida de Socialismo
Ecológico y las propuestas que de éste se deriven,
deben acelerarse y profundizarse, por cuanto ya
está activado el Comité Preparatorio de Río+20, el
cual debió recibir los diferentes aportes desde el
pasado 1º de noviembre, a objeto de redactar el
“Borrador 0”.
¿Hito para el futuro del planeta?

Similar documents