cartilla disponible en pdf - Actividad Cultural del Banco de la

Comments

Transcription

cartilla disponible en pdf - Actividad Cultural del Banco de la
M
A
L
E
D I D A C T
M
Ú
S
I
D E
L A
V
A
I C A
C
A
I D A
cartilla
maestro
para
el
T
Esta cartilla fue producida por la Oficina de Servicos Educativos
del Museo del Oro del Banco de la República
Con la colaboración de William Duica
© 2002 Banco de la República de Colombia.
Usted Puede reproducir este material exclusivamente para uso educativo sin finalidad comercial
Apreciados Maestros y Maestras:
La exposición La música de la vida realizada por el Museo del Oro del Banco de
la República en 1991 mostró cómo los instrumentos y los rituales marcan el ritmo
de la vida en las culturas indígenas. La exposición evitó las clasificaciones
organológicas y el coleccionismo exhaustivo, y mediante poemas de tono mítico
prefirió destacar que las culturas indígenas conviven con los demás colombianos y son parte del presente de nuestro país y del futuro de cada uno de nosotros.
Esta maleta didáctica retoma el nombre de La música de la vida para ofrecer
una experiencia lúdica y pedagógica a quienes la utilicen desde el jardín infantil a la universidad. Al igual que las maletas que contienen piezas arqueológicas, esta es una invitación a reconocer en el patrimonio cultural colombiano,
tangible o intangible, un diálogo permanente con el presente, un sentimiento
de identidad, de pertenencia y de convivencia como el que se deriva de una
visita a las exposicionesdel Museo del Oro.
La música es un lenguaje universal y un puente entre culturas, por lo que su
mensaje toca más fácilmente a la vida cotidiana de cada uno. Es también un
camino hacia la realización, afirmación y expresión de las personas, sin importar su edad o condición.
De acuerdo con las nuevas tendencias educativas, este material le brinda a
usted y a sus estudiantes la posibilidad de ejercer más el análisis y de hacer
más ameno el proceso de construcción del conocimiento.
Espero que este recurso didáctico sea útil para usted y sus estudiantes, que
contribuya a su labor en el aula y a la vez, a través de los objetos-instrumentos, enseñe ampliamente el disfrute de los museos. Usted es nuestro socio o
socia en este esfuerzo de comunicación y educación, por lo que sus comentarios y sugerencias son de gran ayuda para nosotros; le agradezco nos los escriba a la dirección electrónica [email protected] o al fax 2847450
en Bogotá.
Cordial saludo,
Clara Isabel Botero
Directora Museo del Oro
Banco de la República
OBJETIVOS
¿QUÉ ES LA MALETA
DIDÁCTICA MÚSICA DE LA VIDA?
La Oficina de Servicios Educativos del Museo del Oro se complace en presentar a la comunidad educativa la maleta didáctica “La música de la vida” que
nos acerca a las culturas indígenas actuales y precolombinas por medio de su
música y sus instrumentos musicales.
Para cumplir con los objetivos, en esta introducción compartimos con los docentes nuestra concepción acerca de este recurso didáctico. La maleta no es
un recipiente donde hayamos guardado unos conocimientos que se imparten
cada vez que se abre. Más bien, lo que contiene la maleta es una serie de
juegos de situaciones; y lo que esperamos es que, jugando los distintos papeles que proponemos, los estudiantes inicien su propia búsqueda de conocimiento.
Sin embargo, para el diseño de la maleta hemos tenido muy claros y definidos
los objetivos que queremos alcanzar. Específicamente, con ayuda de las actividades que hemos diseñado para esta maleta esperamos que los usuarios puedan:
·Disfrutar de la experiencia de expresarse a través de los instrumentos musicales: expresar su individualidad y a la vez comunicarse con otros mediante el
diálogo y el trabajo en equipo.
·Adquirir ciertos conocimientos y habilidades (de escuchar con atención, de
explicar verbalmente o por escrito, de relacionar ideas) por medio de juegos
que nos ponen en diferentes situaciones.
·Comprender que a través de la música y los instrumentos podemos saber muchas cosas acerca de los pueblos y regiones a los que pertenecen (ciencias
sociales), acerca de las características físicas de los instrumentos y la manera
en que éstas definen el sonido (ciencias naturales) y, por supuesto, acerca de la
diversidad de formas de expresión estética (música, poesía y artes).
OBJETIVOS
·Fortalecer nuestra identidad a partir del reconocimiento de la diversidad cultural: al aceptar que la cultura de sociedades diferentes es tan respetable como la
nuestra y aprendemos a valorar nuestra propia cultura.
La mayor realización de nuestro objetivo consistiría, sin duda, en que los usuarios de esta maleta adoptaran una nueva forma no sólo de ver sino de oír y
sentir el mundo indígena contemporáneo y prehispánico. Si lográramos crear
un interés, no sólo por la investigación académica y científica de estas culturas,
sino además un auténtico interés humanista por las creaciones artísticas de
estos pueblos, podríamos establecer un diálogo cultural del que seguramente
saldríamos fortalecidos tanto en nuestra comprensión del mundo indígena, como
en la comprensión de nuestras propias posibilidades de expresión estética.
2
CONTENIDO
¿QUÉ CONTIENE
LA MALETA?
Una cartilla para el profesor (ésta).
Un catálogo de la exposición “La música de la vida” que contiene textos y fotografías. Disponible también enwww.banrep.gov.co/museo/esp/expo/temati.htm
Un casete de video VHS sobre la exposición «La música de la vida» (8 minutos
de duración).
Un CD de audio que contiene muestras de música indígena de diferentes zonas
del país, así como poemas de la exposición. El disco «Las músicas del delirio»
es un trabajo de la Asociación Musical Totolincho.
Once instrumentos:
· Una ocarina
· Un silbato en forma de ave
· Una flauta de Pan (carrizo o capador)
· Un teponatztli (tambor de madera) con una baqueta
· Un par de maracas
· Un sonajero (firísai)
· Una esterilla
· Un quiribillo
· Dos guaches (mates)
· Un guasá (chucho)
· Un palo de agua
Un inventario fotográfico de los instrumentos.
Doce fichas de instrumentos plastificadas.
3
CONTENIDO
La maleta no contiene un kuli (flauta de pan de cinco tubos separados). El maestro creará uno reuniendo cinco botellas de diferentes tamaños. Si son del mismo
tamaño es necesario llenarlas de agua hasta distintos niveles para que produzcan
diferentes tonos. Cada niño toca una botella soplando a ras de su embocadura.
Un CD-rom «Instrumentos musicales de Colombia» para PC.
Un CD de audio sobre «Fiestas populares de Colombia en Concierto».
Dos casetes de video VHS con grabaciones de conciertos sobre distintas fiestas
populares regionales de Colombia.
Siete cartillas sobre distintos festivales y fiestas populares de Colombia.
Un libro (opcional) sobre «Las voces de la memoria: converstorios sobre fiestas
populares de Colombia, 2001». Estos materiales fueron producidos por la
Fundación B.A.T. Colombia. ©
Recomendamos el cuidado de estos elementos, para que otras personas los
encuentren en el mismo estado. Si alguno se deteriora, por favor infórmelo al
devolverlo para que sea reparado.
Al desempacar y empacar los objetos, por favor coteje contra el inventario fotográfico de los mismos y guarde cada objeto en el empaque correspondiente.
4
ACTIVIDADES
¿CÓMO USAR
LA MALETA?
Dar un vistazo general al contenido de la maleta puede ser una buena forma
defamiliarizarse con el tema. Al final de esta rápida revisión usted probablemente ya tenga una idea básica acerca de lo que puede hacer en sus clases. Sin
embargo, a continuación le daremos algunas indicaciones que pueden resultar
útiles para usar este material.
Las distintas actividades sugeridas han sido diseñadas con el propósito de desarrollar habilidades, conocimientos y valores en estudiantes de todos los niveles.
Estas actividades se pueden realizar de tal manera que se ajusten a los
indicadores de logro que usted y su institución ya han establecido. No se trata
de realizarlas todas, sino de que usted tenga la posibilidad de escoger las que
más se adapten a las necesidades actuales de sus estudiantes.
La maleta propone las siguientes actividades:
· El video
· Los instrumentos (actividad fundamental que debería hacerse siempre)
· Oído a la nota
· Manual de instrucciones
· El viajero
· Diálogo con el extraterrestre.
· Grandes maestros de la música.
· Conexiones
· El fabricante
· Entre gustos no hay disgustos
En todos los casos el nombre de la actividad está seguido por un concepto que
quiere indicar la función que tiene la actividad (por ejemplo, “investigar”, en el
caso de la actividaddiálogo con el extraterrestre). Estos conceptos pueden ser
útiles para que el docente se oriente en el tipo de logros y competencias que
pueden ser asociados a la actividad.
5
ACTIVIDADES
Si usted hace variaciones o idea otras actividades, y considera que ha tenido
mucho éxito con un tipo de actividad que ha ideado, le agradecemos que nos
escriba para compartirlo con otros e incluirlo en nuevas versiones de esta cartilla.
Es importante notar que la maleta no pretende que sus estudiantes hagan música, que sin mayor entrenamiento «les suene la flauta»: la música requiere estudio y dedicación. La maleta está centrada en los instrumentos mismos, como
objetos mágicos que captan la atención y que de ahora en adelante funcionarán
en la mente del estudiante como un patrimonio: un objeto (tangible, el instrumento, o intangible, la música) que se carga de simbolismos de identidad y de sentimientos de pertenencia.
Veamos más en detalle en qué consisten las actividades.
6
ACTIVIDAD
1
EL
VIDEO
Duración aproximada: 8 minutos.
Video de la exposición temporal "Música de la vida" que se realizó en el Museo
del Oro durante el año 1991. Introducción al papel de la música en los grupos
indígenas prehispánicos y actuales. Una mirada a algunos de sus instrumentos y
su relación con el pensamiento religioso.
El video es útil para motivar al grupo e introducirlo al tema. Es importante pasarlo
dos veces para una mejor comprensión.
7
C O N O C E R
”Conocer” el mundo, esa es la promesa que nos hacen el video y la
televisión en la era de la imagen y
la información. El video es un medio familiar, fácil y atractivo para los
niños, y sienta las bases para construir saberes con otras actividades
de la maleta.
8
ACTIVIDAD
2
LOS
INSTRUMENTOS
Duración aproximada: 25 minutos.
Esta es la actividad fundamental de la maleta y proporciona las bases para las
demás actividades.
Situación: Sus estudiantes participan en una exploración y descubrimiento de un
instrumento, ya sea individualmente o en un grupo pequeño (en lo posible, nomás
de cuatro personas). Se hacen preguntas, generan hipótesis, contrastan conlo que
saben otras personas.
Cómo desarrollar la actividad: Reparta entre los estudiantes inicialmente sólo
los instrumentos y programe el tiempo suficiente para que cada persona o grupo
explore el suyo, a la luz de estas preguntas generales que usted les leerá:
· ¿Conocías instrumentos como este?
· ¿Cómo crees que se toca?
· ¿De qué materiales está hecho?
· ¿Quiénes crees que lo interpretan?
Después se distribuyen las fichas de cada instrumento. Cada una contiene:
· Información técnica.
· Información general.
· Ilustraciones.
Dependiendo de las edades de sus alumnos usted tendrá que leer y explicar la
información contenida en el anverso de la ficha o podrá dejarlos a ellos mismos
trabajar con la ficha. ¿Se confirman las hipótesis que tenían? ¿Descubrieron algo
nuevo e interesante? Luego un representante de cada grupo podrá presentar el
objeto que les correspondió y explicarlo a los demás. Se comparte en sesión
plenaria.
9
E X P L O R A R
“Explorar un objeto” implica además
una reflexión sobre diferentes
aspectos relacionados con él, por
ejemplo, su lugar de origen, sus
características físicas, la forma
como los instrumentos son interpretados por sus creadores, etc.
La participación del maestro es importante para motivar en los estudiantes el deseo
de cuestionarse o buscar y explorar. No se trata de aprender datos sin sentido, sino
de descubrir cuales se vinculan con algo que ya sabíamos o que es interesante para
nosotros. ¿Qué es lo que dice el experto en las tarjetas?¿Qué podemos agregar?
(rompiendo el temor de hablar, de expresar lo que se piensa o
lo que se siente).
Finalmente, los estudiantes pueden hacer en clase una exposición de instrumentos
musicales, aprovechando los cubos (boca-abajo) para darle colorido y composición,
y las tarjetas para representar los textos que aportan un contenido, una ayuda para
mirar.
10
ACTIVIDAD
3
OÍDO
A LA NOTA
Duración aproximada: 10 minutos
Situación: Sus estudiantes identifican el sonido del instrumento que tocan tres de
sus compañeros.
Cómo desarrollar la actividad: Si decide realizar esta actividad, deje primero
que los estudiantes se familiaricen con el sonido del instrumento que les ha correspondido, e incluso que intercambien brevemente sus instrumentos para satisfacer su curiosidad y deseo de exploración. Mientras eso ocurre, habrá un poco
de “ruido” en el salón; pero después usted podrá pedirles que traten de recordar el
sonido de los instrumentos.
Coloque todos los instrumentos en un mismo lugar. El maestro o uno de los alumnos presenta a la clase cada instrumento haciéndolo sonar y diciendo su nombre
según aparece en la ficha correspondiente.
Todos los estudiantes se sientan de espalda a los instrumentos y escuchan los
sonidos que interpretan tres de sus compañeros (seleccionados por el maestro).
La persona o el grupo que vaya identificando un instrumento dirá el nombre del
mismo apenas lo escuche.
Para continuar la actividad puede hacerse intervenir el ritmo y el baile: los estudiantes marcharán en círculo (o en “fila india”) siguiendo un ritmo. Cuando oyen el
sonido del instrumento de su grupo, harán el gesto de tocar en el aire ese instrumento. Como los tres músicos pueden ahora tocar tres instrumentos a la vez, este
juego puede llegar a ser muy divertido conservando el orden.
11
J U G A R
Esta es una prueba que le permite
a usted evaluar la capacidad de
atención y concentración de sus
estudiantes y a ellos les
permitedesarrollar la memoria
auditiva y ejercitar su oído musical.
12
ACTIVIDAD
4
MANUAL
DE INSTRUCCIONES
Duración aproximada: 20 minutos.
Situación: Los estudiantes mandan a hacer instrumentos, por encargo, a una
persona que nunca los ha hecho. Elaboran dibujos de guía e instrucciones para la
construcción del instrumento. Como música de fondo puede colocar el CD “Músicas del delirio”.
Cómo desarrollar la actividad: Cada persona o el grupo debe imaginar que su
manual de instrucciones va dirigido a otra persona que no conoce el instrumento
y tampoco lo tiene a la vista. El manual debe ser ilustrativo y las instrucciones muy
claras. Cuando hayan terminado sus manuales, haga que las personas o grupos
los intercambien (sin los instrumentos) y deje que ellos mismos evalúen la claridad de las instrucciones e ilustraciones.
13
L E E R
Esta prueba le permite evaluar la
capacidad de abstracción de sus
alumnos en la medida en que deben poner en palabras e ilustraciones la descripción de un objeto
concreto. A los estudiantes les permitirá desarrollar su capacidad de
expresión gráfica y escrita. Es una
forma de aprender a “leer” y entender los objetos y no depender exclusivamente de los escritos de
otros (tanto en la vida diaria como
cuando se visita un museo).
14
ACTIVIDAD
5
EL
VIAJERO
Situación: En casa los estudiantes investigan e identifican en el mapa las regiones de Colombia donde se interpreta cada instrumento y señalan las diferencias
culturales entre ellas (o entre una zona donde se usa el instrumento y la propia
región).
Cómo desarrollar la actividad: Esta actividad se realiza sobre la base de la información general que leyeron en la ficha del instrumento que les ha correspondido.
Situar en el mapa las zonas donde se interpreta el instrumento puede ser una
forma de empezar a establecer una relación entre las condiciones ambientales y
las características de las diferentes expresiones artísticas y estéticas de los grupos humanos que la habitan.
Una actividad importante de esta prueba es que los estudiantes hagan este viaje
situándose en el mapa, respondiendo a las preguntas ¿dónde estamos? y ¿hacia
dónde vamos? Luego empezarán el viaje a la zona donde se encuentra el instrumento anotando si, por ejemplo, han tenido que “bajar” por una cordillera, llegar a
un valle, cruzar un río, etc. Los estudiantes de grados más altos, podrán anotar
cosas como los cambios de vegetación, los pisos térmicos, etc.
Será igualmente importante que investiguen e identifiquen las diferencias culturales de nuestro país. Por ejemplo, en los Llanos Orientales, en las culturas
amazónicas, en la Costa Pacífica, etc. ¿Qué ritmos son característicos de cada
región?
El resultado final de esta actividad será una cartelera que el alumno o el grupo
compartirá en clase con los demás estudiantes.
Recuerde que el Museo del Oro presta videos sobre fiestas y tradiciones de las
distintas regiones de Colombia. Puede consultar los títulos en Internet:
www.Banrep.gov.co/museo/educa
15
I N V E S T I G A R
“Investigar” sobre geografía a partir
de la música le permite evaluar la
habilidad del estudiante en la interpretación de mapas y descripciones
gráficas y su capacidad de hacer
relaciones entre tópicos aparentemente muy alejados (por ejemplo
las condiciones ambientales y los
instrumentos). El estudiantepodrá
desarrollar su capacidad de razonamiento espacial y su imaginación
viajando por el mapa.
16
ACTIVIDAD
6
DIÁLOGO
CON EL EXTRATERRESTRE
Duración aproximada: 30 minutos.
Situación: Imagine que por alguna razón, aún desconocida, sus alumnos han
sido las personas escogidas por un grupo musical extraterrestre recién desembarcado en nuestro planeta cuya principal preocupación es entender algunas
cosas acerca de la especie humana…
Cómo desarrollar la actividad: Una posibilidad es que divida al curso, de manera que un grupo represente a los extraterrestres y se dedique a formular las preguntas, mientras que el otro grupo representa al humano que intenta ofrecer las
explicaciones más claras y convincentes posibles. Los estudiantes levantarán la
mano para contestar ordenadamente.
Los extraterrestres musicales tendrán los instrumentos de la maleta (o botellas
plásticas de distintos tamaños, formando una flauta de pan de tubos separados);
después de escuchar con atención la respuesta de cada uno, la calificarán expresando —pero sólo con los sonidos de los instrumentos— sentimientos de
sorpresa, admiración, aprobación, rechazo, felicidad, tristeza, etc.
Las preguntas que sugerimos para que formulen los extraterrestres buscan enfrentar a los niños y niñas a cuestiones que los hacen ver de lejos su propia
cultura, sentirse parte de un conjunto mayor denominado humanidad, solidarizarse con otros, tratar de entender el mundo que los rodea. No importa que ni los
mayores filósofos y científicos del mundo puedan contestarlas con certeza:
·¿Por qué desarrollaron los seres humanos la música?, ¿No era suficiente hablar?
·¿Es verdad que la música puede expresar cosas que no pueden expresar las
palabras? Y si eso es cierto, ¿cómo pueden los humanos entender lo que dice
la música?
·¿Qué es el amor?
·¿Qué es la melancolía?
·¿Por qué los humanos tienen sentimientos?
·¿Para qué sirve la felicidad?
17
E X P L I C A R
“Explicar” es una función que permite evaluar: análisis, síntesis, manejo de información relevante, claridad y precisión expresiva, uso del
lenguaje.
·¿Si todos los humanos son una misma especie biológica, por qué no se comportan
de la misma manera, ni tienen las mismas costumbres?
·¿Por qué no se oye la música de los indígenas en las emisoras de radio?
·¿A ti te gusta la música indígena? ¿Por qué?
·¿Podrías cantarme una melodía de las que cantan los árabes?
·¿Cómo imaginas que son las canciones en China?
·¿Qué música de otras culturas es la que más te gusta?
·¿Qué piensas cuando el vecino oye una música que no te gusta?
Los estudiantes o usted podrán agregar otras preguntas a esta lista. Usted puede evaluar tanto la claridad y precisión de las respuestas, como la pertinencia y relevancia de
las preguntas, y motivar a los jóvenes a expresarse.
Al final de la actividad, los niños “humanos” pueden invitar a los extraterrestres a compartir un baile, sintonizando una emisora.
El Diálogo con el extraterrestre tiene como objetivo central que los alumnos aprendan
por medio de un juego que les exige “ponerse en el papel de alguien que sabe algo y
debe explicarlo”. Si el estudiante no lo sabe, tendrá que averiguarlo; pero lo importante
no es sólo encontrar la información sino explicarla a otros.
18
ACTIVIDAD
7
GRANDES MAESTROS
DE LA MÚSICA
Duración aproximada: 30 minutos. 10 minutos de ensayo, 5 de presentación y
15 de discusión.
Situación: Unos de sus estudiantes serán, por un momento, los grandes maestros de la música. Usted les encargará componer una “sinfonía” con los instrumentos de la maleta didáctica e inventar una forma para que el Director de
Orquesta le indique a su orquesta cuándo (en qué momento) y cómo deben
tocar los instrumentos. Los otros estudiantes serán danzantes y comentarán la
obra musical.
Sinfonía: f. (del latino sinfonía: que une su voz acorde, unánime)
Conjunto de voces, de instrumentos o de ambas cosas, que suenan
acordes a la vez. Composición instrumental para orquesta. DRAE.
Cómo desarrollar la actividad: El grupo de trabajo ideal para esta actividad está
compuesto por un número de estudiantes que corresponda al número de instrumentos de la maleta, más un estudiante que sea el “director de la orquesta”. La
actividad debe estar orientada a la creación colectiva. Es decir, el trabajo de
crear la música para comunicar un sentimiento, una imagen, una idea, debe ser,
preferiblemente, un trabajo de todos los integrantes del grupo. Pero también,
inventar la forma de indicar cuándo y cómo tocar los instrumentos.
Mientras los músicos componen y ensayan, el resto del grupo puede hacer otra
de las actividades de la maleta, o puede ensayar “baile indígena” con el CD “La
Música del delirio”. Recuerde que los indígenas no bailan por parejas sino por
grupos o comparsas. Trate de que “sientan la música indígena”, atiendan al
ritmo y propongan movimientos; luego, que se pongan de acuerdo en algunos de
estos movimientos para que toda la comparsa los ensaye.
¿Qué saben acerca de la escritura musical, cuál es el significado de los signosque
se usan?
19
C O M U N I C A R
“Comunicar” es una función que
permite evaluar claridad expresiva,
comprensión acerca de los conceptos
“gramática”, “semántica” y “sintaxis”.
Grandes maestros de la música tiene como objetivo central poner al estudiante
en contacto con las características básicas del lenguaje en general. Crear signos para comunicarse y darles significado. Pero, específicamente, la experiencia a la que buscamos acercar al estudiante con esta actividad es la de tratar de
comunicar un sentimiento o una idea por medio de un lenguaje, como el de la
música, que no es verbal. El estudiante valorará además la importancia del trabajo en equipo y de la buena comunicación.
20
ACTIVIDAD
8
CONEXIONES
Duración aproximada: 40 minutos.
Situación: En esta ocasión sus estudiantes son, por increíble que parezca, un
grupo de importantes científicos que han sido invitados a dar unas conferencias
(por ejemplo, de cinco minutos cada una) sobre los instrumentos de la maleta.
Ellos nos sorprenderán hablando de los aspectos más insospechados acerca de
los instrumentos.
Cómo desarrollar la actividad: Como usted conoce muy bien a sus alumnos y
sabe cuáles son sus preferencias, un punto de partida para desarrollar esta actividad puede ser escoger alumnos que tengan marcadas inclinaciones, digamos,
por las matemáticas, por las ciencias naturales (biología o física) o por las ciencias sociales (historia o geografía) y proponerles preparar en casa una conferencia buscando establecer las conexiones entre el instrumento que prefieran y la
materia que más les gusta.
Recuérdeles que no se trata de hablar de “música y matemáticas” o “música y
geografía”, etc., sino de hablar de distintos aspectos relacionados con el instrumento y que están en conexión con otras disciplinas. Por ejemplo: un estudiante
puede interesarse por los materiales de construcción del instrumento, puede
indagar sobre las fuentes de consecución de los materiales en la zona, puede
averiguar si esos materiales son originalmente buscados para hacer otras cosas
y sólo como un uso adicional se utilizan para hacer instrumentos, o si son
específicamente buscados para tal efecto; puede averiguar si el material es sometido a algún proceso previo para poder construir el instrumento o no, etc. (En
los grados superiores se puede utilizar los Anexos 1 y 2 de esta cartilla).
La anterior sugerencia es para desarrollar un trabajo individual. Otra posibilidad
es trabajar en grupos de tres o cuatro estudiantes por instrumento. Cada estudiante podría trabajar un aspecto distinto pero obviamente todos sobre el mismo
instrumento.
21
R E L A C I O N A R
“Relacionar” es una función que
permite evaluar el grado de desarrollo del pensamiento divergente,
la comprensión de los contenidos
de otras áreas de conocimiento y
su aplicación al análisis de tópicos
diferentes.
Un ejercicio que puede ser interesante antes de realizar estas actividades consiste en hacer una lista, entre todos los estudiantes de la clase, con aspectos
que podrían ser tratados a propósito de los instrumentos. Cada uno puede ir
señalando un aspecto y explicando cuál es la conexión. Seguramente sus
alumnos empezarán señalando los aspectos más obvios; pero pronto empezarán a notar que lo divertido es hacer conexiones menos evidentes, más
sofisticadas, pero igualmente válidas:
· El palo de agua > un aguacero > una inundación > conferencia sobre
cómo prevenir una inundación.
· El kuli (flauta de pan de cinco tubos separados) > una tubería >
conferencia sobre qué tendríamos que hacer si no tuviéramos un acue
ducto en nuestra ciudad.
Unos pocos estudiantes serán escogidos para preparar y dictar las conferencias que resulten más interesantes, pero todos participarán de la escogencia
de temas y escucharán con atención las charlas.
Conexiones es una actividad cuyo objetivo es incentivar a los estudiantes para
establecer relaciones entre temas aparentemente muy alejados. Por medio de
esta actividad se espera que el estudiante tenga una experiencia acerca de lo
que es el análisis interdisciplinario.
22
ACTIVIDAD
9
EL
FABRICANTE
Duración aproximada: 30 minutos.
Situación: El taller de trabajo manual se dedicará hoy a construir un instrumento,
un objeto mágico que permite hacer música.
Como música de fondo puede colocar el CD “La Música del delirio”.
Cómo desarrollar la actividad: En el Anexo 3 encontrará los instructivos para
construir dos tipos de instrumentos: el carrizo o flauta de Pan y el guache o
mate.
El trabajo manual puede ser una buena forma de integrar a los estudiantes y
estimular el trabajo en grupo. Sin embargo, esta actividad puede no restringirse
al aula; estimule a sus estudiantes para que fabriquen instrumentos en sus
casas, con mayor tiempo y con los materiales que tengan a su alcance. Puede
utilizarse por ejemplo una taza o un envase de plástico para hacer el guache, y
este tendrá entonces una sonoridad diferente según el material.
Para los niños y niñas de edades más tempranas, la construcción del guache es
un proyecto apropiado.
Construir una flauta de Pan afinada en la escala diatónica (es decir, do, re, mi, fa,
sol, la, si, do) puede ser un proyecto a mediano plazo para realizarlo en casa. El
maestro de física o el de matemáticas seguramente no desaprovechará la oportunidad de demostrar a los alumnos que su ciencia tiene aplicaciones lúdicas.
Cuando los estudiantes tengan sus propios instrumentos deben aprender a
tocarlos: el guache y el chucho son instrumentos rítmicos sencillos, pero se les
puede extraer sonidos suaves o fuertes, acompasados o desordenados, imitar la
carrera del caballo, etc. La flauta de Pan es un instrumento melódico también
lleno de posibilidades expresivas. Lo importante es que cada estudiante descubra
que su propia obra le permite expresar parte de su sentir.
El Fabricante le permitirá comprender a los estudiantes, por medio de la construcción, las características físicas del instrumento y las propiedades que determinan su peculiar sonoridad.
23
C O N S T R U I R
”Construir” es una función que
permite evaluar las destrezas
manuales y en algunos casos el
oído y afinación (como en el caso
de la flauta de Pan), la capacidad
de llevar a término un proyecto y la
creatividad en la elección de
materiales alternativos.
Esta actividad permite pensar que en cada institución educativa puede quedar
una Maleta de instrumentos musicales propia, elaborada por los niños, probablemente retomando los instrumentos de la región.
24
ACTIVIDAD
10
ENTRE GUSTOS
NO HAY DISGUSTOS
Situación: En casa, los estudiantes escucharán la música de preferencia de
sus padres, y los padres, a su vez, escucharán la música preferida de sus
hijos.
Cómo desarrollar la actividad: El maestro motivará a sus estudiantes para que en
familia compartan sus gustos musicales. Cada género musical trae su encanto y
es el reflejo de una realidad y un momento en la historia. Con la música también
se hace historia, y la historia de una familia está marcada por la música: “cuando
éramos novios”, “cuando yo era pequeño”, “esto cantabas tú cuando niño”, “esta
era la música que escuchábamos en los setentas”, etc.
En casa y en familia, el estudiante deberá escuchar la pieza musical que escogieron sus padres (canción, ópera, sinfonía, bolero, ranchera, etc.) e informarse
sobre los acontecimientos que corresponden a la época de ésta: qué estaba
pasando en la familia y qué estaba pasando en Colombia. A su vez, los padres
escucharán la selección de sus hijos y se informarán sobre este género y sobre
por qué le gusta a sus hijos.
Estudiante y padres elaborarán un escrito comentando lo que aprendieron unos
de otros. Describirán qué sentimiento les suscitó cada género musical y qué
situaciones particulares les trajo a su memoria.
25
C O M P A R T I R
”Compartir” gustos y experiencias en
familia hace que los estudiantes
fomenten los valores de tolerancia,
respeto y convivencia. Al hablar
sobre las canciones y ritmos que
identifican a cada uno de los seres
queridos, la familia construye un
patrimonio propio.
Durante el resto de su vida, estas
canciones serán como un “himno”
de la familia, que recordarán una
vivencia agradable de comunicación
familiar.
26
PARA PROFUNDIZAR
ANEXO
1
LA FÍSICA DEL SONIDO
Y LOS INSTRUMENTOS MUSICALES
La ciencia que estudia el sonido
es la física. Esta disciplina se
concentra en dos aspectos, la
vibración de los cuerpos y los
fenómenos acústicos. Podemos
decir que el sonido es siempre el
resultado de la vibración de los
cuerpos. Al vibrar, producen
presiones y descompresiones en
el aire que llamamos ondas
(específicamente ondas sonoras).
Cuando esas ondas llegan a nuestro
oído también lo hacen vibrar y así
nosotros percibimos el sonido.
Nuestro oído nos permite percibir
distintos tipos de sonidos y
distintas propiedades en los
sonidos. Por ejemplo, cuando
golpeamos una lámina de metal oímos un sonido muy distinto al que oímos
cuando golpeamos un cajón de madera. Incluso percibimos algunas diferencias
cuando golpeamos la misma lámina de metal, una vez con un martillo de goma y
otra vez con una varilla. Las distintas características que determinan estas
diferencias son el objeto de estudio de la acústica.
Un instrumento musical es un objeto que se somete a unas circunstancias en
las que se le hace vibrar y así produce el sonido que lo caracteriza. La disciplina
que se encarga de la clasificación de los instrumentos musicales se llama
organología. En las “fichas de instrumentos” se encontrará una “información
técnica” que contiene lo que se conoce como la clasificación organológica, es
decir, la forma en que se agrupan todos los instrumentos musicales en diferentes
27
Por
William Duica
Musicólogo
familias. Ahora podemos decir que todos los instrumentos musicales (los que
existen y los que se puedan inventar en el futuro) se pueden agrupar en familias
dependiendo de las circunstancias en las que se produzca el sonido. Por ahora
solo diremos que hay cuatro grandes familias de instrumentos musicales:
· Idiófonos. El instrumento mismo es el que vibra produciendo el sonido.
Ej. las claves, la guacharaca, el sonajero, la pandereta.
· Membranófonos. El sonido se produce por la vibración de una
membrana. Ej. los tambores y los panderos de cuero, como los que
usan los indígenas de Norteamérica y Alaska.
· Cordófonos. El sonido se produce por la vibración de una cuerda.
Ej. la guitarra, el arpa, el piano, el violín.
· Aerófonos. El sonido se produce por medio de una columna de aire.
Ej. la flauta, la trompeta, el órgano, la ocarina, la flauta de pan.
En conclusión, podemos decir que los instrumentos musicales se clasifican
dependiendo de las características físicas de la producción del sonido.
28
PARA PROFUNDIZAR
ANEXO
2
LA MÚSICA DE LA VIDA:
ESBOZO DE UN DIÁLOGO CON EL PASADO
Por
William Duica
Parte I
Lo que nos ha convocado en
esta ocasión es la presencia de
ciertos objetos que fueron
pro ducidos hace mucho tiempo
por los pobladores del continente
americano y particularmente por
los pobladores del actual territorio
colombiano. La característica
fundamental que comparten
estas piezas es que son consideradas como instrumentos
musicales. Algunas han sido
encontradas en excavaciones
como resultado de investigaciones arqueológicas y otras han
sido recolectadas en las actuales comunidades indígenas, en
Trompeta.
Hueso labrado y recubierto de lámina de oro.
donde son parte de tradiciones
Calima - Malagana, 100 a.C. a 100 d.C.
vivas y vigentes. Esta es, en
principio, la situación que marca
la diferencia entre el así llamado material arqueológico y el material
etnográfico, respectivamente. Creo que una pregunta básica que debemos
responder es: ¿por qué creemos que estas piezas son, efectivamente,
instrumentos musicales?
Con relación al material etnográfico, podemos decir que son las conductas
colectivas de las comunidades que usan estos objetos lo que nos hace
pensar firmemente que estos son instrumentos musicales. Su utilización
en el contexto de las fiestas, la ocasional asociación con elementos
coreográficos en danzas colectivas o individuales o, simplemente, el
hecho de que sus sonoridades constituyen un valor estético para la
29
Musicólogo
comunidad, son parte de
los elementos de juicio
que nos permiten hablar
de éstos como instrumentos
musicales. Sin embargo,
es claro que estos no
podrían ser los únicos
Flauta. Hueso.
Tairona, 900 d.C. a 1600 d.C.
elementos de juicio.
También contamos eventualmente con una especie de “evidencia física”. Es decir, hay algunas
piezas que inmediatamente identificamos como “tambor”, “flauta” o
“trompeta”, simplemente porque sus características físicas así nos lo
indican.
En el caso del llamado material arqueológico obviamente no contamos con el
primer tipo de criterio. No sabemos qué tipo de conductas colectivas se dieron
en torno a estos objetos. Es decir que solo las características físicas de las
piezas constituyen el único indicio con el cual contamos para pensar que se
trata de instrumentos musicales. Este estudio de las características físicas es
lo que se conoce como análisis organológico. Este análisis da cuenta de las
condiciones en que se produce el sonido y puede ser modulado para emitir
diferentes frecuencias. Sin embargo, es aquí donde la aproximación a
los instrumentos musicales precolombinos empieza a revelar algunas de
sus dificultades.
En la medida en que la información con la cual contamos acerca de las culturas precolombinas es, en el mejor de los casos, incompleta y, en el peor,
lamentablemente fragmentaria, la consideración de estas piezas se divide en
dos grandes grupos. De un lado, aquellas que “claramente” por sus características físicas nos parecen “flautas”, “silbatos”, “sonajeros”, etc. De otra parte,
están aquellas piezas que, al manipularlas, encontramos que producen
algún tipo de sonoridad y asumimos que son “objetos sonoros” que
30
eventualmente podrían ser considerados como instrumentos musicales.
Un ejemplo concreto de esta situación lo constituyen las “campanas” líticas
Tairona (siglos X - XVI d. C.), los “volantes de huso sonajeros” Quimbaya
(siglos X - XVI d.C.) y algunos “silbatos” y “trompetas” que, a pesar de que
pueden ser clasificados organológicamente, no podemos decir con certeza que se trate de instrumentos musicales en el sentido que corrientemente le damos a este concepto. Lo que tenemos realmente son unos
“objetos que suenan” y podemos explicar cómo suenan; pero en definitiva, lo que nos permitiría entenderlos como instrumentos musicales sería
el conocimiento de las conductas colectivas de uso, es decir, entender
qué significación tenían en las comunidades en las que fueron producidos
y qué valor estético tenían en el contexto de sus sociedades. Pero, obviamente, este es un tipo de información del cual carecemos. Así que ahí
podríamos, en principio, señalar un límite a la investigación. Hay pues
algunas piezas que no se ajustan del todo a nuestra definición de “instrumento musical” y no contamos con los elementos de juicio necesarios para
decidir sobre ello.
Pero pasemos a las otras
piezas, es decir, a aquellas
que claramente parecen ser
instrumentos musicales. Las
flautas con forma de pez de
las llanuras del Caribe (siglos X - XVI d. C.), algunas
flautas de pan construidas
Flauta. Cerámica.
Bajo Magdalena tardío, Sin fecha.
en oro y tumbaga, ocarinas,
maracas de oro o cerámica,
etc. En estos casos la presencia de algunas características físicas como
los aeroductos o “boquillas”, los orificios de digitación y otras, son clara
evidencia de que estos objetos fueron explícitamente creados para
producir música. Pero aquí aparece una situación en la que se sintetizan
l
31
as razones por las cuales, el estudio de los instrumentos musicales
precolombinos debe pasar del terreno de la “investigación” al de
la “especulación” (suponiendo que haya alguna diferencia entre estas
dos prácticas). Se trata de que aquellas características físicas que los
definen claramente como instrumentos musicales están sistemáticamente
acompañadas de otras características físicas que no cumplen, sin embargo, ninguna función musical.
Estamos hablando ahora de lo que inicialmente podríamos considerar
“adornos” u “ornamentos decorativos” que están presentes en casi la
totalidad de las piezas fabricadas en cerámica.
Es más, estamos hablando de piezas que, a primera vista, parecen más
esculturas o estatuillas que instrumentos musicales. El análisis estrictamente organológico de estos instrumentos debe necesariamente pasar
por alto estos detalles porque su función es básicamente descriptiva y
es por eso que este análisis no nos dice nada particularmente interesante en la aproximación al instrumental precolombino. Así que lo que
hagamos de aquí en adelante, estará necesariamente en el plano de la
especulación.
Ahora bien, la pregunta es: ¿cómo podemos hacer que nuestras especulaciones al respecto sean válidas y fructíferas, en el sentido de que
logren darnos una aproximación que, además de descriptiva, sea
comprehensiva? La clave, sin duda, está relacionada con la hipótesis
sobre la cual basemos nuestras especulaciones. En lo que resta de esta
conferencia formularé sumariamente la hipótesis que hemos empleado
y señalaré algunos de sus alcances y limitaciones.
32
Parte II
Campana. Oro
Zenú temprano, 150 a.C. - 900 d.C.
Nuestro punto de partida es la
consideración de que, por lo
menos en algunos casos,
elcomportamiento sociocultural
de las actuales comunidades indígenas no es radicalmente diferente de aquel del hombre precolombino. De hecho, algunos
de los relatos míticos que aún
se preservan, remontan su historia a tiempos que trascienden
nuestra distinción entre lo
etnográfico y lo precolombino.
Sobre la base de esta presunción podemos conjeturar que la función y
valoración social de los instrumentos musicales y, en general, del fenómeno musical precolombino debió haber sido en gran medida similar al que
podemos observar en las actuales comunidades indígenas. Esta es pues,
la hipótesis fundamental. Pero debemos ser cuidadosos en señalar qué
es lo que en realidad estamos autorizados a deducir como parte de nuestra especulación y qué definitivamente no. De entrada, debemos decir
que aspirar a saber cómo era la música precolombina es prácticamente
ilusorio y que, sin duda, muchos otros detalles que exasperan nuestra
curiosidad permanecerán ocultos. Pero, a cambio de esto, entraremos en
una dimensión en la que podremos empezar a entender algunas cosas
fundamentales.
El primer logro que considero relevante es el de explicar y entender el por
qué de esos ornamentos presentes sistemáticamente en los instrumentos
musicales. La explicación se deriva de nuestra hipótesis. Uno de los aportes fundamentales de la antropología contemporánea consiste en haber
33
establecido que es a partir de los
relatos míticos y sus correlativas
prácticas rituales que podemos entender la significación de los elementos específicos de una cultura. Esto nos permite asumir, sin forzar la argumentación, que los instrumentos musicales precolombinos estaban absolutamente integrados al contexto mítico y ritual.
Esto explicaría por qué las flautas
de las llanuras del caribe (Sinú) tienen forma de pez, por qué las
ocarinas Tairona encarnan representaciones de animales o figuras
antropo-zoomorfas o por qué las
Trompeta. Oro
flautas Tumaco del siglo II a. C. son
Calima- Yotoco, 100 d.C. - 900 d.C.
verdaderas esculturas en las que
se representan escenas de maternidad. La razón es que, para el hombre precolombino, ni los instrumentos, ni la música tienen sentido en sí
mismos sino que tienen sentido en la medida en que logren sintetizar
simbólicamente un aspecto de la realidad (mítica y ritual). Su valoración
social no sólo está determinada por el goce estético que puedan producir, sino además, por su capacidad de perpetuar una tradición específica de conocimiento.
Estas piezas no son entonces, estrictamente hablando, instrumentos
musicales. No por lo menos en el sentido occidental del término. Pero
ahora estamos afirmando esto en un sentido diferente al que anteriormente habíamos señalado acerca de los “objetos que suenan”. En el
primer caso, se trata de piezas que “suenan” pero que no estamos seguros de que sean instrumentos musicales. En este caso nos referimos
34
a que estamos seguros de que estos objetos fueron hechos para hacer
música, solo que ahora encontramos un contexto más amplio de comprensión en el cual estas piezas se nos revelan como algo más que instrumentos musicales. Diríamos, más bien, que se trata de instrumentos rituales, “objetos que contaban historias”, cuya significación social estaba garantizada en la medida en que en su uso colectivo se perpetuaban tradiciones de un saber cosmogónico y cosmológico, al que estaban
inextricablemente ligados. Esto es lo que determina la presencia necesaria de características físicas y formas que “le dan sentido” al instrumento.
Estos instrumentos eran expresiones de un lenguaje simbólico en el que
tenían un sentido determinado y un significado claramente interpretable
por la comunidad.
Es por esta razón que una
clasificación de estas piezas
debe responder a un criterio
que vaya más allá del análisis organológico. Debemos
tratar de establecer las posibles unidades temáticas en
Trompeta. Ceramica
las que eventualmente seríaNariño, Sin fecha.
mos capaces de reconstruir
el sentido de los instrumentos. Pero debemos ser claros en que semejante reconstrucción esta determinada por lo que podríamos llamar nuestra “capacidad de diálogo”.
Tal y como el filósofo norteamericano Richard Rorty lo ha sugerido, “más
que de descubrir una verdad se trata de mantener una conversación”.
Pero esto no quiere decir que nos estemos inventando arbitrariamente las
cosas. En realidad, partimos de una formación e información científica
que nos brinda la antropología y que, junto con las piezas mismas, constituyen nuestro “interlocutor”. Así, el punto de partida de nuestro diálogo
35
reconstructivo es el hecho de que los contextos temáticos en los cuales
estos fenómenos culturales pueden ser entendidos, están definidos por
los relatos míticos. En estos relatos, los elementos fundamentales de la
vida se presentan como unidades binarias que sintetizan un peculiar ordenamiento del mundo, una cosmología. En particular, nos hemos centrado en dos de estas unidades binarias, a saber, “vida-muerte” y “naturaleza-tradición”.
Así, surge un criterio que establece su propia lógica en la
clasificación. Hay instru mentos
que
son,
organológicamente hablando,
de la misma “familia”; pero que
representan ámbitos tan distintos del mundo que desde el
punto de vista de la coherencia
cultural resultaría inapropiado
“emparentarlos”, sería una esFlauta.
pecie
de
exabrupto
Hueso Tairona, 900 d.C a 1600 d.C.
cosmológico. Un ejemplo
etnográfico contemporáneo de esta situación lo encontramos en los instrumentos Yuruparí y Yapurutú de la región amazónica. Ambos son,
organológicamente hablando, “flautas longitudinales, de lengüeta, con
aeroducto”. Pero el Yapurutú es una flauta compuesta (es decir, que tiene
dos partes) dividida en una parte “macho” y otra “hembra”. Su interpretación está asociada a danzas en las que rigurosamente participan hombres y mujeres. En contraste, el Yuruparí es un instrumento asociado al
ámbito masculino, estrictamente restringido incluso a la vista de las mujeres. Así, desde el punto de vista de su propio contexto cultural, estos
instrumentos no podrían ser clasificados en la misma “familia”. Aun,
36
podríamos mencionar la flauta Namo de los llanos orientales de Colombia,
que teniendo las mismas características organológicas de los dos mencionados anteriormente esta, sin embargo, asociada a eventos funerarios entre
los Guahibos. Otro ejemplo, esta vez de instrumentos precolombinos, es el
de las flautas Tumaco del siglo II a. C. De nuevo, todas son
organológicamente hablando “flautas globulares, dobles, cerradas, con
aeroducto” y ahora podemos agregar que todas son representaciones
antropomorfas; pero el hecho de que algunas representen “músicos interpretando flautas de pan” mientras que otras representan “mujeres amamantando” es posible que marque diferencias en el sentido de las significaciones cosmológicas que estaban asociadas a estos instrumentos.
En este mismo sentido, uno de los más ricos legados que nos ha quedado
está en la gran cantidad de ocarinas Tairona en las que el simbolismo de
esa realidad mítica encuentra un grado de expresión altamente sofisticado. La comprensión de la naturaleza, de sus fuerzas generadoras, del equilibrio de sus elementos, del poder y virtud de los animales, aparece claramente representada en la mayoría de las ocarinas. El murciélago, el jaguar, la rana, las aves, los monos, etc. parecen haber recibido un tributo
en estos maravillosos instrumentos. Finalmente, como un elemento particularmente relevante, aparecen las representaciones de personajes míticos
que son parte hombre y parte animal, hombre-jaguar, hombre-ave, etc.
En resumen, sabemos que en los instrumentos musicales precolombinos
se sintetizan elementos cosmológicos que están trazados en el discurso
mítico; sabemos que en esa síntesis se producen formas específicas que,
aunque no son importantes desde el punto de vista musical, resultan necesarias desde el punto de vista de su significación cultural; sabemos que
estas relaciones son determinantes en la organología precolombina. Pero
no sabemos qué otras relaciones podrían ser relevantes. No sabemos, por
ejemplo, si existe alguna relación entre los “contextos cosmológicos”
37
asociados a los instrumentos y las tonalidades en que están afinados. No
sabemos si las técnicas de interpretación variaban de acuerdo con estos
patrones temáticos y, por supuesto, quizá nunca podremos saber algo
sobre los criterios melódicos, armónicos y rítmicos.
En realidad, debemos reconocer que casi la totalidad del trabajo está aún
por realizarse. Pero vemos de manera más bien optimista el futuro de
esta búsqueda por establecer el sentido de los instrumentos musicales
precolombinos. Claramente, la reconstrucción del sentido de estos instrumentos exige el más sofisticado estudio arqueológico y antropológico
de las condiciones de vida de estas civilizaciones, de su entorno natural y
de la forma en la cual éste queda capturado en la simbología y la iconografía. Pero lo que definitivamente resulta decisivo es el hecho de que
este estudio se impone a sí mismo como un diálogo. Un diálogo a partir
del cual surgen alternativas no solo para la comprensión del pasado, sino
para autocomprensión de nuestras propias posibilidades de expresión.
Pero para que semejante diálogo con el pasado sea realmente fructífero,
debemos sensibilizarnos a la dignidad de nuestro interlocutor, apreciándolo en su verdadera dimensión de sujeto de un saber y no sólo como
mudo objeto de nuestro estudio.
Quedarán los instrumentos
para que cuenten nuestra historia.
Quedará nuestra memoria en el canto.
La flauta hablará de lo que fuimos.
Cuando la gente sienta los instrumentos,
descubrirá lo que había en nuestros corazones.
38
PARA PROFUNDIZAR
ANEXO
3
CONSTRUCCIÓN
DE INSTRUMENTOS MUSICALES:
GUACHE O MATE
NECESITARÁS:
c1 calabazo mediano (lo puedes conseguir en la plaza de mercado o en
una tienda de artesanías). si no consigues el calabazo, usa dos tazas
plásticas medianas.
c1 segueta
cLija delgada
cSemillas maduras (maíz pira, alverjas, etc.) o piedras muy pequeñas.
c2 pañuelos o 1/2 metro de tela.
c1 metro de pita o bandas plásticas.
COMO LO HACES?
1. Pídele a un adulto que te ayude a cortar el calabazo por la mitad, utilizando la segueta.
2. Con la lija pule los bordes y el interior de los totumos, cuidando que
queden iguales y sin asperezas.
3. Coloca las semillas o las piedritas en el interior de cada totumo y cubre
la boca de éstos con un pañuelo. Luego, con la ayuda de otra persona,
anuda el pañuelo por debajo del totumo utilizando pita o bandas plásticas.
Así impides la salida de las semillas o las piedritas.
39
Por
José Peña
4. Cuida que queden bien amarrados. ¡Listo! Hacerlo fue fácil, ¿verdad?
ahora vamos a aprender a tocarlo para acompañar nuestros cantos.
EJECUCIÓN DE LOS GUACHES
Toma en cada mano un guache, bien firme. Luego avanza la mano derecha adelante y la izquierda atrás. Después vas alternando derecha-izquierda. Hazlo lento y luego rápido. Al sacudir tus guaches notarás que
se produce un sonido muy característico, ya que las semillas o piedritas
pegan unas contra la madera del totumo y otras contra el trapo.
Intenta con variedad de semillas y diferente cantidad de semillas hasta
encontrar el sonido que más te agrade.
40
CONSTRUCCIÓN
DE INSTRUMENTOS MUSICALES:
CARRIZO O FLAUTA DE PAN
NECESITARÁS:
cCartulina
cTijeras
c1 lápiz para marcar y otro para elaborar los tubos sonoros
cPegante blanco
cLija fina o lima de cartón para uñas
cLanas de colores
cEsmalte de uñas
cTémperas
COMO LO HACES?
1. Para hacer los 8 tubitos, corta rectángulos de 6 cm de ancho por la longitud
de cada nota (fíjate en la tabla de longitudes). Toma el lápiz, ubícalo en forma
horizontal sobre el rectángulo. Echale pegante blanco en abundancia hasta cubrir
toda la superficie.
2. Comienza a enrollar la cartulina en torno al lápiz, cuidando que quede bien
apretada, presiona con todos tus dedos para que esta resulte pareja.
3. Presiona la parte final de la cartulina con tu uña o un lápiz para que quede
bien pegada.
4. Ahora saca suavemente el lápiz en forma giratoria, limpia con un trapo húmedo los restos de pegante y deja secar cada tubito 24 horas.
5. Cuando los tubos estén totalmente secos, sus extremos habrán quedado en
forma de espiral. Si es así, con las tijeras comienza a recortar hasta que
41
Por
José Peña
desaparezcan las espirales. Con la lima o lija elimina todas las asperezas del
extremo de los tubos. Aplica pegante blanco en uno de los extremos de cada
tubo y pega sobre él un cuadrito de cartulina doble, más grande que la circunferencia. Deja secar con la tapita hacia abajo.
6. Cuando el pegante esté seco (30 minutos aprox.) haz cortes rectos con las
tijeras hasta que quede sellado el tubo (los cortes rectos evitarán que las tapas se despeguen).
Luego, unta esmalte sobre las tapas y en las uniones, para formar una película que le de mayor fuerza a la embocadura y al mismo tiempo la aisle de la
saliva.
7. Para unir los 8 tubos corta dos tiras de cartulina de 2 cm de ancho y más
largas que la hilera de tubos. Unta la tira de pegante blanco y luego en orden
de mayor a menor coloca los tubos sobre ella, une las tiras alrededor. Toma
una tira de lana de un metro de largo y comienza a entrelazar los tubos, dando las vueltas necesarias para que los tubos queden firmes.
Nota: pinta cada tubo sonoro
de los colores que corresponden
a cada nota, para que más
adelante puedas ‘escribir’ con
colores una melodía y tocarla
con tu flauta.
ASÍ FUNCIONA TU FLAUTA
Como ves, la flauta de pan está compuesta por tubos cerrados por un extremo
y abiertos por el otro. Para tocar una nota soplas al ras de la parte superior de
un tubo, con lo cual creas una columna de aire que choca contra la pared
interna, produciendo una vibración dentro del tubo y con ésta un sonido o una
nota específica.
Para que tu flauta suene debes colocarla abajo del labio inferior y soplar suavemente hacia abajo, con los labios en posición como si estuvieras sonriendo.
Agradecemos al periódico El Espectador y al autor la autorización para reproducir estos talleres aparecidos en «Los Monos» No. 91 del 23 de Agosto de
1992 y el No. 181 del 22 de Mayo de 1994.
42
PARA PROFUNDIZAR
ANEXO
4
INSTRUMENTOS
DE AYER Y HOY
TRADICIÓN
SILBATOS
Aerófono; flauta globular cerrada de embocadura plana
con un orificio de digitación. Otros dos orificios indican que
se llevaban colgados al cuello. Cerámica. Tairona. Sierra
Nevada de Santa Marta. (Siglos X al XVI d.C.)
COLGANTES - SILBATO
Flauta transversal cerrada. Oro. Llanuras del Caribe (siglos I al XV d.C.).
Todos los instrumentos que producen el sonido por vibración de una columna de aire se clasifican como aerófonos.
VASIJAS SILBANTES
Flauta globular. Cerámica. Región de Tierradentro (siglos II
al X d.C. aprox.).
La vasija es una flauta y el personaje representado en ella
toca un instrumento en la forma como se tocaría la vasija misma.
VASIJAS SONAJERAS
Idiófono sacudido. Cerámica. Tairona (siglos X al XVI d.C.).
Estas copas rituales utilizadas en tiempos prehispánicos
tienen una piedrita en el interior de su pie, de tal forma que
suenan al agitarlas. Además de los taironas, esta idea fue
utilizada por los muiscas del altiplano cundiboyacense (siglos
VII - XVI d.C.).
43
ALFILERES CON REMATE SONAJERO
Idiófono. Oro y tumbaga (aleación de oro y cobre). Valle
del río Cauca (siglos V a.C al VII d.C.).
Los indígenas prehispánicos utilizaban alfileres para sujetar al pecho las mantas de algodón con las cuales se vestían, ya que no tenían costuras ni botones.
OREJERAS SONAJERAS
Idiófono sacudido. Oro. Llanuras del Caribe (siglos I al VI
d.C.).
En los idiófonos el sonido es producido por el cuerpo mismo del instrumento.
FIGURINAS SONAJERAS
Idiófono sacudido. Cerámica. Quimbaya, Valle medio del río
Cauca (siglos IX al XVI d.C.).
Representaciones antropomorfas huecas, con elementos
sueltos por dentro, fueron utilizadas también por comunidades prehispánicas del valle medio del río Cauca y de las
llanuras del Caribe.
VOLANTES DE USO
Idiófono sacudido. Cerámica. Quimbaya, Valle medio del
río Cauca (siglos IX al XVI d.C.).
44
CASCABELES
Idiófono sacudido. Cerámica, oro y tumbaga.
Piezas comunes entre los pueblos prehispánicos de diversas
regiones del país (Valle del río Cauca, Sierra Nevada de
Santa Marta y llanuras del Caribe).
CAMPANAS
Idiófono suspendido de percusión externa. Oro, tumbaga,
cerámica y piedra. Tairona (siglos X al XVI d.C.).
La campana de la ilustración fue tallada en una sola piedra
por los indígenas tairona, y tiene una sonoridad muy especial que debió escucharse cuando las suspendían, en grupos, junto con campanas de oro, en sus ciudades de piedra.
FLAUTAS LONGITUDINALES
Flauta longitudinal abierta con aeroducto y orificios de
digitación.
Hueso. Tairona (siglos X al XVI d.C.). Además de flautas de
hueso, que por cierto todavía utilizan los mamos o sacerdotes kogui, se encuentran en la Sierra Nevada de Santa
Marta embocaduras en hueso hechas por los antiguos
taironas, que se ensamblaban en cañas a las cuales les
hacían orificios de digitación. La parte de caña no se
conservó hasta hoy.
45
FIGURINAS TOCANDO FLAUTA DE PAN
Cerámica. Tumaco (siglos III a.C al III d.C.).
A la vez que indican el uso de un instrumento, varias de
estas piezas son flautas dobles globulares cerradas.
TROMPETAS
Oro. Región Calima (siglos II al X d.C.) y llanuras del Caribe (siglos I d.C. al XVI d.C.).
46
VIDA
FLAUTA ANTROPOMORFA
Flauta globular cerrada con aeroducto. Cerámica. Tumaco
(siglos III a.C. al III d.C.).
Los principios masculino y femenino se conjugan en la maternidad para dar origen a la vida. Esta pieza Tumaco representa una mujer embarazada.
TROMPETAS CON FORMA DE CARACOL
Trompeta con orificios de digitación. Cerámica. Nariño (siglos X al XVI d.C. aprox.).
Su interior reproduce exactamente la forma de espiral del
caracol, según se ha visto en radiografías tomadas a piezas
arqueológicas.
MARACAS
Idiófono sacudido. Cerámica. Llanuras del Caribe (siglos III
al X d.C.).
Entre los chamanes actuales del Amazonas, el Chocó y
buena parte de América, el sonido de la maraca es una
fuente de vida. Por este motivo la maraca es un instrumento
importante en las ceremonias de curación.
MARACA DE ORO
Idiófono sacudido. Región Calima, período Yotoco (siglos II
al X d.C.).
A diferencia de la costumbre actual, los indígenas utilizan y
al parecer utilizaban una sola maraca, no una pareja.
47
NATURALEZA
OCARINA CON FORMA DE AVE
Flauta globular cerrada con aeroducto y orificios de
digitación. Cerámica. Tairona (siglos X al XVI d.C.)
Al tocar esta flauta, cubriendo o destapando los distintos
orificios, se conseguía imitar el canto de las aves que convivían con los indígenas.
OCARINA CON FORMA DE AVE
Flauta globular con aeroducto. Cerámica. Llanuras del Caribe (siglos X al XVI d.C.).
FLAUTAS CON FORMA DE PEZ
Flauta longitudinal abierta con aeroducto y orificios de
digitación. Cerámica. Llanuras del Caribe (siglos X al XVI
d.C.).
Sobre su forma de pez estas flautas arqueológicas de cerámica llevan modelados lagartos y otros anfibios. Los instrumentos se vinculan así, nuevamente, al medio ambiente.
CASCABELES DE FORMA DE RANA
Idiófono. Tumbaga. Tairona (siglos X al XVI d.C.).
Estos cascabeles son a la vez cuentas de collar, por lo que
sonaban cuando la persona que los usaba se movía.
48
VASIJA SILBANTE
Flauta globular. Cerámica. Región Calima, período Yotoco
(siglos II al X d.C.).
Algunos de estos sapos secretan veneno por las verrugas
de su espalda, lo cual motivó tal vez su representación en este
instrumento.
CASCABEL HOMBRE MURCIÉLAGO
Idiófono. Oro. Tairona (siglos X al XVI d.C.).
La nariguera que levanta la nariz, el hocico prominente y
otros rasgos reproducen en estas figuras taironas los atributos del murciélago.
MÁXALDA
Idiófono de entrechoque. Piedra. Tairona (siglos X al XVI
d.C.).
Placas con forma de murciélago estilizado que tintinean suspendidas de los codos al bailar. Todavía usadas entre los
koguis.
OCARINAS HOMBRE JAGUAR
Flauta longitudinal cerrada con aeroducto y orificios de
digitación. Ocarina. Tairona (siglos X al XVI d.C.).
49
MUERTE
TROMPETA DE HUESO
Trompeta longitudinal abierta. Hueso y oro. Calima Malagana (siglos I a.C al I d.C.).
Dos huesos posiblemente humanos fueron decorados con
motivos grabados y luego enchapados en dos láminas de
oro.
CAMPANA
Idiófono de entrechoque. Oro. Llanuras del Caribe (siglos
II a.C. al X d.C.).
Sobre las tumbas de sus caciques, los Zenúes levantaban
con tierra un túmulo funerario que representa el vientre de
una mujer embarazada, ya que la muerte es en realidad el
nacimiento a una nueva vida. Dicen los cronistas españoles de la época de la conquista que de los árboles cercanos
a esos túmulos los indígenas suspendían campanas de oro
que tintineaban con el viento.
50
PARA PROFUNDIZAR
ANEXO
5
FESTIVALES Y FIESTAS
POPULARES DE COLOMBIA
La Fundación B.A.T. Colombia ha desarrollado un conjunto de materiales que
complementan muy bien la maleta «La música de la vida» y seguramente serán
de gran interés para maestros y estudiantes.
Aunque no están diseñados como actividades para grupos grandes de estudiantes, y por lo tanto son más bien como anexos a esta maleta, la creatividad del
maestro sabrá utilizarlos y adaptarlos a las diferentes edades, grados e intereses.
Veamos en qué consiste cada uno de ellos:
CD-ROM INSTRUMENTOS MUSICALES DE COLOMBIA
El maestro Guillermo Abadía Morales ha dedicado una vida entera a estudiar el
folclor de Colombia. En este CD-rom escoge, clasifica y explica 65 instrumentos
diferentes. Un músico virtuoso de cada instrumento indica, en los videos
correspondientes, cómo se toca y cómo suena. Para ver el CD-rom se requiere
un computador PC con parlantes, Windows 95 o superior, 32 megabytes en memoria RAM y 5 megabytes libresen el disco duro. La instalación es sencilla según
se indica en la caja; la navegación es clara y fácil. ¡No olvide hacer clic sobre el
ícono video, ubicado arriba del texto de cada instrumento! No requiere
desinstalacíon. No olvide devolver el disco dentro de la caja.
CD - AUDIO FIESTAS POPULARES DE COLOMBIA EN CONCIERTO
Contiene grabaciones realizadas en el Teatro Jorge Eliecer Gaitán de Bogotá sobre
el Carnaval de Barranquilla, el Festival de la Leyenda Vallenata, el Festival del
Mono Nuñez y otros eventos representativos de la diversidad del folclor colombiano.
2 VIDEOS FIESTAS POPULARES DE COLOMBIA EN CONCIERTO
Registro en video con lo mejor de los conciertos mencionados en el punto anterior.
51
7 CARTILLAS
Cada una explica de manera amena y muy interesante un
festival folclórico y las tradiciones y vitrinasque lo acompañan.
LIBRO LAS VOCES DE LA MEMORIA
Recoge los conversatorios realizados en 2001 sobre los distintos festivales.
Expertos folcloristas, personalidades del ámbito de la cultura y el público
mismo opinan y contribuyen al conocimiento de nuestro patrimonio cultural.
Los derechos de autor de estos materiales están reservados por la Fundación
B.A.T. Colombia.
52
Tu museo en Internet: www.banrep.org/museo
Las páginas para maestros y maestras: www.banrep.org/museo/esp/educa
Visita la Biblioteca Virtual del Banco de la República: www.banrep.org/blaavirtual
Quedarán los instrumentos
para que cuenten nuestra historia.
Quedará nuestra memoria en el canto.
La flauta hablará de lo que fuimos.
Cuando la gente sienta los instrumentos,
descubrirá lo que había en nuestros corazones.
www.banrep.gov.co/museo/esp/educa/home.htm

Similar documents