Poesias monotype corsiva corregido.indd

Comments

Transcription

Poesias monotype corsiva corregido.indd
A mis hijos, Raquel,
Eduardo, Eva y Jesús
Manolo Ramos.
Prólogo, portada y viñetas interiores de Dimas Coello.
Tercera edición (privada).
Año 2010.
100 ejemplares.
MANOLO RAMOS
DE VALLE GRAN REY
A
CANDELARIA
AGRADECIMIENTO
A todas las personas que han
colaborado, bien sea en la aportación
de datos como en los comentarios jocosos de las décimas que, basadas en
eventos reales, se exponen en este libro. Sobre todo mi estima al artista, al
amigo, al impulsor incondicional, Dimas
Coello, por su apoyo y asesoramiento,
al compartir conmigo su vena artística. En este libro no se recoge todo mi
poemario, pero sí lo mejor de mi trabajo, que comencé el año 1965 en Valle
Gran Rey y cerraré Dios sabe cuando,
en Candelaria; de ahí el título de este libro, “De Valle Gran Rey a Candelaria”.
EL AUTOR
5
PRÓLOGO
LIBANDO
DEL MISMO PANAL.
El recopilar en una publicación, los versos de Manolo Ramos bajo el título: «De Valle Gran Rey a Candelaria»
ha sido para mí, un grato trabajo de búsqueda, ya que quería
conocer a través de su composición poética, esa estrofa o copla,
ya cantada en parrandas o grupos, por voces isleñas. Digo, un
letrista, folclorista y poeta. Diré, persona afable, sencilla, carente
de vanidad, que encubre su manera de ser, en una honestidad
que valoramos por su capacidad de trabajo. Dejo, que amante
del Arte, es también coleccionista de cosas antiguas. Amigo de
los amigos, es incondicional y diferente a otros. Y con reserva,
me pidió que leyera sus versos.Y diré que lo hice. Mi dejada fue,
que poéticamente, aunque ya conocía algunas de sus composiciones, no sabía bien, el poeta que tenía como amigo. Descuido
que aproveché hace años, para conocerlo, mejor a través de mi
padre, ya amigo de antaño, en su trabajo laboral. Digo, que me
lo presentó y desde ese instante, hemos libado del mismo panal
de Arte, cuyo néctar compartimos para que la amistad fuera
“in crescendo” día a día.
Lo más original de la poesía de Manuel Ramos Ramos,
está en que no utiliza un verso frío, improvisado o simplista en
lo facilón, de salida rápida y cómoda, no; el poeta se adentra,
busca-encofra-construye de forma vitalista y con una paciencia
de renglonadura pauta, una estrofa seria, aunque algunas sean
festivas, que bien elaborada, estudia al detalle, para ofrecernos
un interesante trabajo. Deje que rima con ritmo musical, cuando le conviene. De ahí lo curioso y placentero de estas líneas
paralelas, que como un pentagrama conforman su obra.
Manolo Ramos, como poeta y compositor, quiere estar
cerca del cielo a la hora de encontrarse con las musas.Vive en
7
las cumbres de Araya (Candelaria), Tenerife. En la Jurada, un
lugar abierto a la inspiración. Es gomero de nacimiento. Digo,
de Valle Gran Rey, pero candelariero de adopción. Hijo de Manuel Ramos y María, como así lo cuenta en su primer poema:
“Alguien preguntó: ¿Qué edad, tienes?. Valle Gran Rey, como
tierra de poetas, gusta cultivar la “décima”, la vive, la siente
como algo propio. Es una emoción que evoca y se enriquece,
para templar su estado de ánimo. Ese enternecimiento, lo hace
tolerante a la improvisación. Un recreo que deja huella.Y para
ello citamos:
“Es la vida una agonía
salpicada por el odio,
donde comparten el podio,
la envidia y la hipocresía”
Así con este sentimiento profundo, se nos va en el recuerdo a su tierra natal:
“Adiós, Gomera, adiós,
tierra de mis ilusiones...”
O cuando le dedica a su esposa, estas sentidas rimas en
el “Día de la Madre”:
”Naciste linda palmera
en la tierra más bonita,
donde el sol nunca marchita
el verdor de La Caldera”
Y no digamos, cuando habla de su hijo Jesús y sus travesuras:
8
“Con el grifo y la manguera,
tiene el niño tal destreza,
que te da cualquier sorpresa,
cuando menos te lo espera”
Cultiva poemas jocosos, anécdotas costumbristas, “canta”
folías, isas o malagueñas, sin olvidar los villancicos... para volver
a ese verso que oculta lo secreto, que se hace familiar por lo
próximo, allende a ese lugar...
”...¡Oye papá!
¿Verdad que esta noche habrá
alguna fiesta en el cielo?”
“ESTRELLAS
FUGACES”
Pues digo que aquí, en su espaciosa casa de Araya, en pleno campo y rodeado de árboles autóctonos, escribe y compone.
Diré, que ahí recibe a sus amigos, de acá y de acullá. Tan amigos, que son figuras relevantes a nivel nacional e internacional
en periodismo, música, etc. En las paredes de la vivienda, unos
autógrafos, acredita esa entrañable amistad. Citemos entre las
firmas, los periodistas, Diego Carcedo o Cristina García Ramos,
del programa “Corazón, corazón” de televisión española o del
“Trío los Panchos” y de Chucho Navarro, ya fallecido.
Dejo, que sembrar, motiva: como el sentimiento, que el
poeta en su ventear transmite.
DIMAS COELLO
DE
LA ACADEMIA
EUROPEA
DE LAS ARTES.
9
ALGUIEN
PREGUNTÓ: ¿QUÉ EDAD, TIENES?
Soy Manolo, me presento
como hijo de La Calera,
en Valle Gran Rey, Gomera,
vi la luz del firmamento.
Mi fecha de nacimiento
entre los dos la aclaramos
si en marzo, dieciocho, estamos
allá en el año cincuenta;
y mis padres, tenlo en cuenta,
son María y Manuel Ramos.
10
EL
LENGUAJE GOMERO
En el silbo del gomero
todos pueden apreciar,
el lenguaje que al hablar,
usa hasta el más caballero;
lo que para el forastero,
es causa de admiración,
puesto que es una expresión
muy difícil de aprender,
que el gomero sabe hacer
con perfecta corrección.
Este silbo fue heredado
de primeros pobladores,
unos enjutos señores
que las islas han poblado.
Pese a su cuerpo delgado,
gran estatura tenían,
fortaleza poseían
de raíces “bereber”;
los guanches al parecer
sólo en Canarias vivían.
Estos guanches practicaban
el silbo como deber
y también como placer,
por el cual ellos se hablaban
cuando lejos se encontraban,
pues sus potentes silbidos
eran al instante oídos
de montañas en montañas,
transmitiendo sus hazañas
a sus seres más queridos.
11
Poco a poco se ha olvidado
en Canarias el lenguaje,
vía de cualquier mensaje,
que no ha sido ejercitado,
sólo el gomero ha aceptado
esta expresión singular,
siendo el único lugar
que practica todavía
el silbo con su armonía
tan difícil de imitar.
Mis primeras décimas.
1965
12
Estos versos están dedicados al litoral y entorno de mi
infancia en Valle Gran Rey.
DE LA PLAYA DEL INGLÉS
CALLAO DE LA MOZA
AL
Si es nuestra, ¿por qué?
Playa del Inglés.
Entre tus arenales,
una guitarra suena,
los carozos presagian
una tarde de juerga.
Luego, allá en el ocaso,
pinceladas de fuego,
bifurca el sol candente,
entre la mar y el cielo.
Es la Mar del Infierno,
díscola y blanquecina,
sólo en fugaz vacío,
esa bravura olvida.
Pobre Charco del Cieno,
cieno es nombre que empaña,
mas la fauna y la flora,
gustosas te engalanan.
Junto al veril relatan,
amigos ya maduros,
los prodigios que hacía
un puñado de musgos.
13
Después de restregados
donde el mal afloraba,
a tus aguas con fe,
se arrojaban de espaldas.
Pisaban en tus labios,
fuera del lodo fiero,
aquél que piso el fango,
se hundió y se vio en El Hierro(1).
Primero, ¿sugestión?,
y, después, ¿fantasía?,
qué importa si mañana,
ambas no andan perdidas.
El Charco de las Brujas,
lo oculta con su senda,
tupidos matorrales,
cómplices de leyendas.
La Cagada del Guirre,
ellos no están, se han ido,
ojalá cientos de heces,
adornaran sus nidos.
Rincón sin esperanza
de retomar el tiempo,
sobre tus tarajales,
vuela mi pensamiento.
La recóndita playa,
Callao de la Moza,
evoca misterios, dudas ...
¡Cuánto saben las olas!
14
El Charco del Cieno fue cria-
(1)
dero de lisas, de ahí el miedo
que le infundían a los niños
para que no se acercaran.
De rocas ahuecadas,
urgadas al azar
por el susurro de ondas,
que nunca tregua dan.
DE
LA
PUNTA
DE LA
CALERA
A LA
PLAYA
Punta de la Calera,
faro del pescador,
de hombres que día a día,
siguen tu orientación.
Ayer bajío de ostras,
de peinetas sin vados,
hoy en peinetas y ostras,
reposan los cigarros.
En tu corazón vive,
Fillo con su astillero,
cuántos sueños reposan,
junto al serrín postrero.
Bello desde la tasca,
con mirada despierta,
saluda a Sebastián
de paso hacia su tienda.
Más allá Mariquilla,
repasa los encargos,
cuando Miguel le muestra
el cubo del pescado.
15
Junto al “campo”, la ermita,
dentro espera San Pedro,
con el don de la gracia,
con el don del consuelo.
La Playa con su baja,
un reto a superar,
sin un alto en la chica,
nadando sin paral.
Unas varadas barcas,
esparcen sombra ajena,
mientras que el sol sin prisa,
esfuma de la arena.
Las gaviotas se posan
y se dejan querer,
mirando como aliña
el pescado, José.
Bar Jornada(2), tú diste
cobijo a la cultura,
¿por qué el único aval
lo cegó la pintura?
La terraza voló
con alas del recuerdo,
hoy los lloros de María,
son lamentos del pueblo.
Truncaron del pasado,
tertulias con ensueños,
ojeadas al mar
o al fútbol de Carreño.
16
En el bar-pensión “Jornada”
(2)
se celebraron, por los años sesenta, unas jornadas poéticas y
los que participaron, escribieron
unos párrafos, rubricados con
sus firmas, en las paredes de
dicho bar.
LA PUNTILLA
Un suspiro del mar,
se quedó en La Puntilla,
a veces toca fondo
y besa la cuartilla. (3).
Bajón que servía de varadero
(3)
a pequeñas embarcaciones de
pesca y que está cubierto por
el mar.
Son acuarios sus charcos,
cuando el reflujo llega,
arriba los callaos,
abajo arena negra.
La Baja del Secreto,
es roca sin secreto,
ya ha precrito el sigilo,
la sangre aún está dentro.
Agraciado y coqueto,
eres Charco del Conde,
de aquel turbio pasado,
sólo ha quedado el nombre.
Chapotean tu cuna,
los niños con libertad,
burbujas con sonrisas
nadan a su compás.
Una parranda anima
entre vasos de vino;
yesca que sabe a “Gloria”
con la gracia de Ciro.
17
Mojón del ayer fuiste,
Charco de la Condesa;
mar atlante, eres libre,
tú ya no tienes dueña.
Los Bajones de Alejo,
fueron testigos mudos,
de ver a Beatriz
derrochando su embrujo.
LAS VUELTAS
De las cuevas de Augusto,
ningún pulpo se enreda,
ya tocó a retirada,
sin pausa, la escollera.
¿Por qué no está en su sitio
la Baja del “Preñao”?
Porque topó un día
con proyecto y trazado.
Frente al espacio sigue
el bar de Juan Ventura,
dominó con porfías,
recuerdos que perduran.
Rada de playa y puerto;
en el muelle de antaño,
¿quién no lloró un adiós,
cuando partía el Sancho? (4)
Se hace referencia al Sancho
(4)
II, el Sancho I, pertenecía a una
compañía que desapareció antes de la guerra civil.
18
San Juan de Nepomuceno,
(5)
conocido por el Procyon, a pesar que en La Gomera se le
cambió de nombre, se le seguía
conociendo por el Procyon.
El Aguila de Oro, era un yate
(6)
real de madera, adquirido por
don Juan Padrón Saavedra, propietario de la finca de Argaga.
Otros fruteros que hacían de
correo y que no conocí, fueron,
el María del Carmen, el Mercedes de Abona, el Santa Rosa, el
Boheme, que se hundió en el
muelle de Santa Cruz de Tenerife el año 1944, etc.
Antes de la Falúa de Padilla,
(7)
existió la Junonia, falúa correo
que hacía el trayecto San Sebastián-Valle Gran Rey con escala en Playa Santiago.
Allá el viejo Roque,
al Procyon daba paso,(5)
acá el Águila de Oro, (6)
permanecía anclado.
Sirvieron de transporte,
otros barcos fruteros,
como única salida
de este pueblo gomero.
Una falúa fue,
marco de la ilusión,
propiedad de Padilla (7)
con José en el timón.
Surcaban aguas turbias
en cada despedida,
mas tersas al retorno
de alguna mano amiga.
Si el mar enfurecía,
peligrando el atraque,
accionaban la grúa,
Robustiano y auxiliares.
En la cadena, un cesto,
en el pecho, ansiedad,
en un motor ausente;
beo y pulso a la par.
Nuestra Virgen del Carmen,
desde un cándido nicho,
oía las plegarias,
que invocaban sus hijos.
19
Salitre en la añoranza
de un fugaz recorrido;
antorcha de un acervo
en manos de los niños.
Cuando los años pasen
y busque regocijo
una mirada anclada
ante cualquier bajío:
¿Seguirán aferradas
las lapas entre piedras?
¿Ocultarán a tiempo
sus trémolas antenas?
¿Seguirán en las rocas,
colonias de burgados,
arropados por bucios,
sensibles a los pasos?
¿Seguirán resonando
las viejas caracolas?
para que proliferen
y no mueran todas.
20
¿Seguirán los cangrejos,
rondando a su capricho
a dormidas estrellas
y punzantes erizos?
¿Seguirán los cabosos,
fulas y pejes verdes,
bordeando la desdicha
en pandorgas o redes?
¿Seguirán atrapadas,
entre charcos, las lisas?;
hasta que el mar regrese,
lejos queda la orilla.
¿De quién dependerá
que todo siga igual?....
21
María Correa Gámez, conocida por “la Fondera”, se encontraba en San Sebastián de La Gomera. A su regreso a Valle
Gran Rey, fletó un barco, y le dijo a los dos tripulantes, que era
Maestra (no sabía leer ni escribir) y que el viaje se lo pagaría
en Valle Gran Rey su padre, que era uno de los caciques del
pueblo. Pusieron a punto la vela del barco y partieron, pero ella
exclamó que a vela no, a remo, porque se mareaba y tuvieron
que llevar la embarcación a remo hasta Valle Gran Rey. Al llegar, ella les indicó donde tenía su padre las oficinas para que
fueran a cobrar el traslado. Cuál fue la sorpresa, cuando en
dichas oficinas le dijeron que habían sido objeto de un timo. A
María no la volvieron a ver. ¡Había desaparecido!
MARÍA “LA FONDERA”
Fue María “la Fondera”,
planchadora de mil trajes,
portadora de mensajes
por lares de mi Calera
y honorable pasajera
en un barco de correo,
que cuando vio el tiempo feo,
eterna frase exclamó:
¡Villanos, a vela, no,
a remo que me mareo!
2001
22
María Correa Gámez, conocida por “La Fondera”
23
A Paula
LAS
GAFAS DEL ABUELO
A una niña, que es un cielo,
un día le pregunté,
¿dime, angelito, por qué,
viene con lentes tu abuelo?
Ella me contestó al vuelo:
el padre de mi mamá,
que tiene sus años ya,
te diré, amigo Manolo,
sin gafas, si anda solo,
no sabe pa´ donde va.
2003
24
Graciliano fue invitado a comer higos a sabiendas del dueño que todos estaban bichados, pero era la época del hambre
y veamos lo que pasó.
EL
HAMBRE
Se fue un día Graciliano
a la higuera de un amigo,
cuando vio en su primer higo,
el saludo de un gusano.
Lo arrojó contra un majano,
pero el hambre protestó,
cogió el segundo y pensó,
de lo visto ni me acuerdo,
a éste si lo abro, lo pierdo,
como ya me sucedió.
25
LA
INOCENCIA
Como la encendida rosa,
que crece exponiendo su belleza,
como el lirio, emblema de pureza
y el clavel, imagen del amor,
así es el niño ante la familia,
representa, ilusión hogareña,
es, de la felicidad, la enseña,
en días de júbilo o aflicción.
1967
LA
VIDA Y SU EGOÍSMO
Es la vida una agonía
salpicada por el odio,
donde comparten el podio,
la envidia y la hipocresía.
Es la muerte, única vía
de la fuente del dolor,
quien grita a tu alrededor
como testigo de cargo,
¡despierta ya del letargo,
alma vacía de amor!
2002
26
UNA
NOCHE DE INSOMNIO
Con el beso de la aurora,
sin haber pegado un ojo,
me levanté sin enojo
de una noche encantadora.
Sentí el placer de la hora,
del minuto y del segundo,
fui un dichoso vagabundo
presente en cualquier evento,
y, sin perder un momento,
me recorrí medio mundo.
2002
Bruno y Carmen, tenían un albañil trabajando en su casa.
Tanto gritaba que asustaba a los vecinos. ¡¡¡Guasa!!!, de ahí
su apodo. Adrián, el pequeño de tres años, hijo del matrimonio,
se encariñó con el operario.
Hoy resonaron, uno a uno,
diez cohetes matutinos,
despertando a los vecinos
sin el aviso oportuno.
Mientras que Carmen y Bruno,
celebran su nueva casa,
Adrián, su tristeza basa,
en el inmenso vacío,
que ha dejado el vocerío
de su buen amigo “Guasa”.
2001
27
En el exterior de una vivienda de un vecino, natural de
Cuba, había un montón de enseres para retirar, pero pasaban
las semanas y los cacharros seguían en el mismo rincón. Una
mañana, desapareció de la basura, una silla vieja, sorprendido
fui a la casa de mi amigo Agustín y le hice la siguiente pregunta, pero en décima:
LA
SILLA DEL CUBANO
Agustín, mi buen amigo,
tengo una duda latente,
que martillea mi mente
y está acabando conmigo.
Tal vez, tú fuiste testigo
o algún pariente cercano,
contéstame, pues, paisano,
quién ha sido el buen ladrón,
que se llevó del rincón,
la gran silla del cubano.
1994
28
El día nueve de enero de mil novecientos sesenta y siete,
parte rumbo a Venezuela, Pepe Abel. Atrás quedan su familia
y amigos, y, sobre todo, aquella tía que nunca más volvió a ver
y que fue para él una madre, pues sus padres se encontraban
en Venezuela desde hacía muchos años. También quedó atrás
Francisco, su sobrino, que había sido abandonado por su padre
y al que Pepe Abel, le había entregado todo su cariño.
Adiós, Gomera, adiós,
tierra de mis ilusiones,
adiós mi Valle Gran Rey
de inolvidables rincones.
Llorando estoy como un niño,
porque hoy he de partir,
atrás queda mi familia
y la tierra en que nací.
Adiós amigo Manolo,
Domingo Arsenio, José,
Esteban y Antonio Brito,
nunca los olvidaré.
Con estas tristes palabras,
Pepe Abel se despidió
de su tierra tan querida
y hacia Caracas marchó.
Cuántos recuerdos dejaste
en este pueblo gomero,
amigos tan estimados
y un familiar muy sincero.
29
En estos sencillos versos
con su gran significado,
quiero poder expresarte
la tristeza que has dejado.
Siempre los dos hemos sido,
aparte de ser parientes,
dos estupendos amigos,
que siempre tendré en mi mente.
No podremos olvidar
las travesuras que hicimos
en nuestra unida niñez,
que como hermanos vivimos.
Una carta de tus manos,
es lo que de ti espero,
para saber tus noticias
desde este pueblo gomero.
Aquella tía que tú
en las Canarias dejaste,
me dice que quizáz a ella,
del pensamiento apartaste.
Te recuerda cada instante,
cuando a la “pandilla” ve,
me dice que mil recuerdos
en mis cartas yo te dé.
30
Fue una madre para ti
como lo recordarás,
prométeme, Pepe Abel,
que tú no la olvidarás.
La única pena que tiene
en cualquier lugar que esté,
es que se vaya a morir
y que a ti más no te ve.
Hasta el pequeño Francisco
se le nota preocupado
por la falta de su tío,
que muy lejos se ha marchado.
Si por su tío pregunta,
lágrimas sus ojos bañan
y para tranquilizarle,
fácilmente se le engaña.
A pesar de ser pequeño,
es un gran amigo mío,
pues él me hace recordar
a la amistad de su tío.
A este noble pequeñín
un gran amor le ha faltado,
pese a que no sea el mismo,
todo el mío le he entregado.
31
Ni Paco ni yo jamás,
podremos nunca olvidar,
el día nueve de enero
que nos hiciste llorar.
Todos tus buenos amigos
no pudieron resistir
la tentación de imitarme
al verte de aquí partir.
Triste fue la despedida
que no quiero recordar,
adiós estimado amigo,
nunca te podré olvidar.
32
Tony, nace el tres de octubre de mil novecientos setenta y
dos. El padre se encuentra en Holanda por motivos de trabajo.
Vive con la madre, en el domicilio de los tíos, Domingo y Clara.
Estos versos se los envía Tony a su padre.
En una noche de otoño,
pasabas penas por mí,
cuando al fín, madre querida,
de tus entrañas salí.
Mi llegada fue a las once,
siempre la tendré presente,
el calendario marcaba,
tres de octubre del corriente.
Quiso Dios que fuera Güímar,
lugar de mi nacimiento,
clínica de don Joaquín,
donde fue el alumbramiento.
Ojos y cabellos negros,
es mi color refulgente,
que soy guapo y cariñoso,
anda diciendo la gente.
Mido cincuenta centímetros,
tres kilos y medio peso,
gozo de buena salud,
empezando a ser travieso.
Apenas llego a este mundo,
empiezan los parentescos,
dicen que si en lo moreno,
a ti, papá, me parezco.
33
En el corte de la cara,
también a ti me asemejo,
quiero tenerte a mi lado,
pero te encuentras tan lejos.
Antonio Jesús es mi nombre
y Tony todos me llaman,
juguetean con mis manos,
con dulzura las halagan.
Durante mi estancia en Güímar,
de mí no se separaba
aquella doble mamá,
que con gusto me cuidaba.
Tía querida del alma,
mientras viva te querré,
perdona por tantas noches,
el sueño que te robé.
El día siete de octubre,
fue mi primera salida,
dejando atrás aquel pueblo,
que no olvidaré en la vida.
Vivo feliz en Aroba
con tíos, primos y madre,
deseando conocer
a mis abuelos y padre.
34
Miguel, paisano y amigo de juventud se ve de vez en
cuando en El Chorrillo con unos amigos comunes. Él siempre
me envía saludos y manifiesta ese aprecio que tiene hacia mí y
le contestan que ese interés no es correspondido, ya que nunca
le envío saludos. Agapito, patriarca arayero, va a pasar unos
días con su hija en El Chorrillo y aprovechando la ocasión le
compuse unos versos para que se los recitara a Miguel.
SALUDOS
A
MIGUEL
Dando la luna su brillo,
en una tranquila noche,
me metieron en un coche
con dirección a El Chorrillo.
En mi mente de chiquillo,
la ilusión que me recrea,
es darle, cuando lo vea,
un fuerte abrazo de hermano,
de parte de Manuel Ramos,
a Miguel Méndez Correa.
1999
35
Décimas compuestas para el padre Alfredo con motivo
del primer aniversario de su fallecimiento.
1ª Con ansias de primavera,
llegaste un otoño, Alfredo;
Araya, fiel a tu credo,
siguió la voz misionera.
La parroquia San Juanera,
fue por siempre tu destino,
donde marcaste el camino
de amor y de libertad,
de esperanza a la Verdad,
de lo humano a lo divino.
3ª Tu pausado caminar
y las huellas de un mensaje,
forjaban el engranaje
de parroquia con hogar.
Hiciste unidad, el par,
con tu fe, pura y sencilla,
dejando buena semilla
durante veintitrés años;
así subiste peldaños
hacia la Luz que más brilla.
2ª Atarjeas con caudal,
como guía y sendero,
te llevaban al cantero,
de un campesino cabal.
Tu lenguaje parroquial
sembrabas con ilusión,
con la guataca a su son
y los surcos de testigos,
ibas cultivando amigos,
fruto de tu vocación.
4ª Desde aquella despedida
sigues vivo en nuestro templo,
también latente el ejemplo,
de tu paso por la vida.
Con nostalgia desmedida
de no tenerte a mi lado,
cuántas veces han volado
tus proverbios con mi mente,
que te siento muy presente,
amigo, Alfredo Turrado.
2000
36
Le prometí un ñame a mis amigos, Cheo y Milagros. Por
circunstancias de la vida, Cheo se olvidaba y yo también, lo que
le había prometido. Al final tuvo que venir Milagros a Araya a
buscar el sabroso ñame.
EL
ÑAME REMOLÓN
Un vil ñame traicionero,
ruín como el mismo demonio,
provocó en un matrimonio
un enfado pasajero.
Con un despiste primero
de mi buen amigo Cheo,
comenzó todo el jaleo,
que más tarde se agravó,
pues alguien más lo olvidó,
poniéndose el caso feo.
En su cruel y fatal sino,
estaba ya señalado,
que el tubérculo donado,
no llegara a su destino.
Milagros, con su gran tino,
resolvió la situación,
dijo a Cheo, con razón,
sin más demora nos vamos
a casa de Manuel Ramos
por el ñame remolón.
1993
37
Teresa, compañera de trabajo y jefe de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados de la Consejería
de Hacienda, pidió traslado a la península ya que su marido,
funcionario de prisiones, había sido destinado fuera de la isla.
Hoy quisiera ser pintor,
más que un iluso poeta,
renunciando a la cuarteta,
para plasmar con primor
la dulzura, el candor,
de tu rostro refulgente,
de sonrisa inocente,
graceja y cautivadora,
que con tu voz tan canora,
alucinas cualquier mente.
Tus verdes ojazos son
el encanto de tu faz,
eres remanso de paz
y fuente de la ilusión.
Eres sincera serrana,
que es tu mejor virtud,
eso bien lo sabes tú,
simpática segoviana.
Tu partida está cercana,
hacia otras nuevas señas
con el título de isleña,
que tu olvido nunca empañe,
¡suerte, y que Dios te acompañe!,
Teresa Vignote Peña.
1988
38
BIOGRAFÍA
DE ANTONIO ALCÁZAR
RAMOS, CONOCIDO
ANTONIO “CORINA”
POR
Antonio, nace en Valle Gran Rey, el 13 de junio de 1911.
Hijo de María Corina Ramos Hernández y de Luis Alcázar Fernández. Su madre de Valle Gran Rey y su padre de Mestansa,
Ciudad Real. El abuelo, Caballero del Rey Alfonso XII. Antonio,
era el segundo de cuatro hermanos: Luis, María y Juan. Cuando
contaba dos años, le empiezan unos ataques epilépticos. A los
27 años, muere el hermano Juan, con 19 años. Debido a la
profesión del padre, director de prisiones, reside en San Sebastián de La Gomera hasta el año 1927, en que lo trasladan a
Valverde; viven en la capital herreña, hasta el año 1929, fecha
en que fallece el padre. A partir de entonces, Antonio, reside en
Valle Gran Rey, en el lugar conocido por “El Picacho”. Una noche, al pasar cerca de un estanque sin agua, le dio un ataque
y cayó a su interior, estando toda la noche sin recibir auxilio.
Debido a la humedad, enfermó gravemente de pleuritis, por lo
que estuvo ingresado cinco meses en una clínica. (Año 1962).
En 1964, fallece la madre y en 1970 se traslada a S.C. de
Tenerife, al Barrio de la Salud con su hermana María, casada y
con tres hijas. En el 1974, regresa a Valle Gran Rey con su hermana y cuñado.Ya en 1988 tiene un paro cardiovascular y lo
trasladan a S.C. de Tenerife, para colocarle un marcapaso. De
nuevo regresa a Valle Gran Rey. A finales de1989 le repite el
paro cardiovascular, trasladándolo de urgencia en helicóptero
a Tenerife para con un nuevo marcapaso retornar a La Gomera. En mayo de 1990, ingresa en el asilo de ancianos de Santa
Cruz de Tenerife, Nuestra Señora de la Candelaria. Fallece el
29 de marzo de 1991. Sus restos mortales son trasladados a
Valle Gran Rey , dónde una multitud en torno a la Capilla “La
Milagrosa” de La Calera, le da el último adiós. Durante los años
que estuvo en Valle Gran Rey, Antonio, se gana unas monedas
de maletero, al transportar el equipaje de los viajeros proce-
39
dentes de Santa Cruz. Espera los taxis en el lugar conocido por
La Pista de Valle Gran Rey. Con las propinas iba convirtiendo su
bolsillo en un sonajero. Con una mano mueve las monedas, que
cuenta y recuenta a menudo hasta que el gracioso de turno
las haces volar por los aires.Tenía una boina, juguete de la chiquillería, que le quitaban a la menor distracción. Al recuperar
la boina la arrojaba al suelo con rabia para terminar tirando
piedras. Nunca alcanzó a los culpables, por su mala puntería.
A veces, los jóvenes lo buscaban y otras, ocurría lo contrario.
Hombre alto de gran zancada. Antonio, pasaba buenos ratos
hablando de sus planes, de sus proyectos, de sus viajes a Tenerife y siempre empezaba sus frases con la expresión: “Dices
tú...”. En sus enfados invocaba a su madre, mirando al cielo.
Cuenta con innumerables anécdotas, entre otras:
«Se encontraba en San Sebastián de La Gomera para coger
el correíllo, rumbo a Santa Cruz de Tenerife. En un despiste del
encargado de recoger los billetes de pasaje, se coló y se puso
delante de una pareja de la Guardia Civil, que también subía
la escalinata. Al darse cuenta el empleado, le reclamó el billete.
Antonio sin titubear, le contestó: ¡Usted no ve que me llevan preso!, ¿cuando ha visto que un preso pague el pasaje?» y continuó
subiendo la escalinata y, por supuesto, viajó a Tenerife gratis.
40
DÉCIMAS
AL INOLVIDABLE,
ANTONIO “CORINA”
1ª Son recuerdos de mi infancia,
Antonio de maletero,
su bolsillo sonajero
de constante resonancia.
Resaltaba su elegancia
una boina voladora,
que lanzaba sin demora
contra el empedrado suelo,
como señal de algún duelo
ante una mano invasora.
3ª En un lugar no cercano
a cualquier mirada pilla,
contaba la calderilla
en la palma de una mano,
pero el vigilante ufano,
sabedor de sus rabietas,
le propinaba con tretas,
por el codo, un empujón,
que volaban sin razón
perras, duros y pesetas.
2ª Fue juguete del destino,
mi primo Antonio “Corina”,
ni la protección divina
le salvó del torbellino.
Con cualquier gesto dañino
que el joven de turno hacía,
la Calera estremecía
entre piedras y zancadas,
pero nunca pasó nada
por su mala puntería.
4ª Permanecen en mi mente,
sus planes con argumentos
o los continuos lamentos
sobre aquella madre ausente.
Por el calvario patente,
en su vida transitoria,
forma parte de la historia
de un pueblo que cada día,
escucha su algarabía
por las calles de la gloria.
2001
41
Antonio Alcázar Ramos, conocido por Antonio “Corina”
42
EL
DUENDE DEL BALÓN
Me preguntaba un amigo,
el por qué era madridista,
con respuesta presta y lista,
puse el tiempo por testigo.
Es el pasado el abrigo
de mi despierta memoria,
para contarle la historia
de mi paso tan certero
hacia el club que sin un pero,
en el fútbol es la gloria.
Di Stéfano en mi lenguaje,
balbuceaba de niño,
su corazón blanco armiño,
ya me instaba a un largo viaje.
Así comenzó el rodaje
con el nueve como guía,
porque era la garantía
de un equipo universal,
temido por el rival
por el juego que imponía.
Con sus dribles de argumento,
un día llegué a pensar
que fuera un mago sin par,
escapado de algún cuento.
Era saeta que el viento
serpenteaba a placer
en el campo por doquier,
con laboriosas jugadas
de unas botas imantadas
por la astucia y el poder.
43
Pegados a un transistor
con la mente de pantalla,
se vivía la batalla
de un singular jugador.
La frialdad y furor,
iban fraguando su huella
en esa estampa tan bella,
cuando alzaba la gran copa
en cualquier campo de Europa,
donde siempre fue la estrella.
Un cromo como bandera
con el duende del balón,
guardaba con ilusión
en una vieja cartera.
De mi infancia en La Gomera,
con esta imagen me quedo,
porque fue mi primer credo
de un sueño, tal vez, fugaz;
por ello y por mucho más,
muchas gracias, don Alfredo.
44
En la foto se lee
«A Manuel Ramos, con
mi mayor afecto».
Alfredo di Stefano
PARA
MI ESPOSA CON MOTIVO DE
DE LA
MADRE»
«EL
DÍA
Naciste, linda palmera,
en la tierra más bonita,
donde el sol nunca marchita
el verdor de La Caldera.
Es tu sonrisa viajera,
espejo de querubín,
eres la bondad sin fin
como esposa, madre y amiga,
por ello, Dios te bendiga,
Lina Rodríguez Martín.
1999
45
PARA
MI HIJO, JESÚS
En diciembre, un veintidós,
nos llegó como un obús
y le pusimos Jesús,
porque así lo quiso Dios.
Con su cara de inocente,
de angelito vivaracho,
te sonríe el muchacho,
mientras trabaja su mente.
Has de tenerlo de frente,
nunca lo pierdas de vista,
porque ya tiene la lista
de las faenas del día,
tramadas con picardía
y con talento de artista.
Con el grifo y la manguera,
tiene el niño tal destreza
que te da cualquier sorpresa
cuando menos te lo espera.
Has de andar a la carrera
para huir del chapuzón,
aunque te pida perdón,
mantén siempre la distancia,
porque bajo tu ignorancia,
te llevas el remojón.
Con ese aire de travieso,
de pícaro y buen actor,
desparrama tanto amor,
que quiero estamparle un beso.
1998
46
A MI ESPOSA DURANTE SU AUSENCIA EN
NUEVA YORK, CON MI HIJA RAQUEL.
Tu ausencia y mi soledad,
estrechan su mano amiga,
mientras que mi alma suspira
en un mundo de ansiedad.
Lejos de la realidad,
paso las horas del día,
que cuánto me gustaría
romper el miedo que me ata,
para llegar a Manhattan,
buscando tu compañía.
Juego con el pensamiento,
con ese don que libera
al que afligido espera
el término del tormento;
mitiga mi sufrimiento,
cruzando mares profundos,
para arribar en segundos
al lugar por mi soñado,
y así estar a tu lado
en la capital del mundo.
1988
47
La gata Aceituna, (de color aceitunado), nace en Igueste
de Candelaria y es regalada a una familia de Araya, lugar donde se desarrolla la historia. La gata Aceituna tiene la mala costumbre de pasar la noche acurrucada debajo de los vehículos.
Una mañana fue sorprendida y trasladada a un lugar
desconocido.
Cuando la daban por perdida, apareció en muy malas
condiciones. Se llegó a la conclusión que había sido atropellada
por algún coche.
Pasado el tiempo, la gata Aceituna quedó preñada, pero
a la hora del parto no podía parir debido algún defecto del
animal como consecuencia de aquel accidente. Se le echó la
culpa de este embarazo al gato Pizzi de color gris y blanco, su
amigo más cercano.
Después de una colecta, la gata es intervenida. Le hacen
la cesárea y la dejan estéril.
De sus crías logra sobrevivir una, cuyo color es negro, color
que delata al responsable de tal preñez y que no es otro que
el gato Casimiro. Entonces, Pizzi, se siente liberado de toda
responsabilidad.
LA
GATA ACEITUNA
Una gata sin fortuna,
nació en el barrio iguestero,
y en Araya, con esmero,
tuvo el animal su cuna.
Que la llamen Aceituna,
fue ocurrencia de Agustín,
pues la gata en un festín,
comió del fruto apreciado;
según Torres ha contado
con sonrisa y retintín.
48
Con extraños movimientos
y piruetas temerarias,
a los niños y mayores,
la felina deleitaba.
La gatita iba creciendo
y con ella la confianza;
ignorando el peligro,
en cualquier lugar descansa.
Eligió sin mucho tino,
un automóvil de casa,
lugar donde ella traza
su futuro y su destino.
La desventura le vino,
una mañana muy fría,
sin aclarar aún el día,
la gata fue trasladada,
a alguna ruta ignorada,
en plena carrocería.
La ausencia del animal,
dejó mucha incertidumbre,
no sabían si se fue
a la costa o a la cumbre.
Cuando el tiempo era alarmante
y la daban por perdida,
se ve cruzar La Medida,
una gata renqueante.
49
Todo el mundo al instante,
saltó con mucha alegría,
con la máxima energía,
gritaron los dueños a una,
que la gata era Aceituna,
aunque buena no venía.
Caminaba el animal
con un gesto de dolor,
debido a magulladuras
de algún golpe que alcanzó.
Pero el tiempo fue pasando,
todo quedaba ya atrás
y Aceituna volvió a ser
una gatita normal.
Disfrutaba con la caza
en nuestro campo arayero,
entre juegos y piruetas,
llegaba el mes de febrero.
Pasó lo que siempre pasa
en la fecha señalada
y una mañana la gata,
aparece embarazada.
Cuando el parto le llegó,
los dolores la mataba,
el pobre animal gemía,
hablando con la mirada.
50
Aceituna en su agonía,
quería sobrevivir,
pero algún defecto grave
no la dejaba parir.
Al ver que la situación
se agravaba cada instante,
los dolores son constantes,
no había dilatación.
Entraron, pues, en razón,
Elcira y su prima Mara
con las ideas muy claras
de salvarla del calvario,
fueron al veterinario
de una ciudad muy cercana.
Se organiza una colecta,
entre penas y sonrisas,
para salvar de la muerte
a un animal que agoniza.
Con esmero y atención,
fue, por tanto, intervenida,
tras una larga cesárea,
la gata volvió a la vida.
No corrieron igual suerte,
aquellas dos, de tres crías,
que en las entrañas maternas
sin remedio perecían.
51
Con su casual descendencia,
Aceituna, hoy es feliz,
la alimenta, la acaricia,
olvidando aquel desliz.
Ya no volverá a ser madre,
porque el destino lo quiso,
ni Pizzi será culpable
de embarazos ni bautizos.
Por el color de la cría,
que es una negra palpable,
se averiguó fácilmente,
quien ha sido el responsable.
Dijo Pizzi sin recelo,
¡al fin, maullo y suspiro!
¡Échenle ahora este “muerto”,
al “zorro” de Casimiro!
Y alzando la vista al cielo,
indignado, y con razón,
pidió justicia severa
para aquel gato impostor.
Aquí termina la historia
de una gata sin fortuna,
que es querida por su gente
y la llaman Aceituna.
1994
52
A
MI CAMPO ARAYERO
Nace en la ausencia
mi inspiración,
en la añoranza
de aquel rincón.
También nace allí,
en mi terruño arayero,
porque inspiración
es presencia,
es anhelo.
Poseo un par de canteros,
donde sueño y me recreo.
Mis huertas no son grandes
en dimensiones,
mis huertas sí son grandes
en ilusiones.
Cuando partimos hacía ti,
Eduardo dice con gracia
que también va,
no quiere prisión,
quiere libertad.
Raquel también se apunta,
pero antes ha de hacer sus deberes,
que esa preocupación
le perturbe el regreso,
no quiere.
53
Eva, como es pequeña,
no entiende de razonamientos,
y un sí sin rodeos,
le sale de muy adentro.
Cuando los quehaceres
liberen a Lina,
huirá su mirada
carretera arriba.
En La Jurada gozo,
viendo como mis hijos disfrutan
de las delicias del campo.
Juegan a las casitas,
a la ilusión, a la inocencia,
con esa gracia y encanto.
Me regocijo al verlos
con esos colorados cachetes,
al sentir esas espontáneas risas;
fruto del aire campestre.
En mi campo veo,
lo que en ti ciudad no veo,
en mi campo siento,
lo que en ti ciudad no siento.
Expele mi regio campo,
mil perfumados olores.
Te libera de impurezas
y de muchos sinsabores.
54
En él me identifico con la vida;
mi vida se hace patente.
En ti, ciudad, mi vida se atrofia,
porque el campo es oficina abierta
a los cuatro vientos,
donde no siento
claustrofobia.
Ven al campo a olvidar
el strees que te agobia,
donde las mariposas
con sus brillantes colores,
las libélulas
con sus globosos ojos,
el saltamontes
con su andar a saltos,
a su capricho,
nuestro paisaje adornan.
Ven al campo,
donde el cernícalo baila
al son de las canoras notas
del canario y del capirote
en armonioso desafío,
mientras que el inquieto mirlo
desde la copa de un árbol,
deja sentir su presencia
con su peculiar silbido.
Ven a sentir el aroma
de la flor al despertar,
ven a un mundo diferente,
por una vez, a soñar.
55
Hoy ha amanecido sin nube
que turbe el cielo azul,
para que haya más esplendor,
ha ocurrido algo maravilloso:
¡El campo está en flor!
¡Campo en flor!,
esperanza de todos,
¡campo en flor!,
describirte a ti ¿cómo?
Las primeras abejas,
símbolo del trabajo,
liban el néctar
de las flores de mi campo.
¡Dulces pétalos de mi huerta,
que con tu dulzón olor,
eres delicia de ellas!
Él lo ha hecho
todo perfecto,
para que de la naturaleza,
gratuitamente gocemos.
56
AMANECE
CAMPO POR CIUDAD
No me busquen nunca
entre multitud de gente,
donde el ruido industrial
contamina el ambiente.
No me busquen nunca
en grandes ciudades,
donde somos presos de impurezas,
me encontrarán en mi campo arayero,
dándole a mi numen rienda suelta.
Quiero evadir
el ruido de la circulación,
ruido de la civilización.
Quiero permutar,
por la pluma, la guataca,
por la lectura, los surcos,
el claxon del vehículo
por el del pollino,
los rascacielos por la arboleda,
la incomprensión
por la amabilidad del campesino.
57
Las flores de mi jardín,
van cerrando con primor
sus coloreados pétalos
como despedida al sol.
OSCURECE
Con su manto plateado
de estrellas y de luceros,
refulge la luna clara
sobre mi campo arayero.
Luna llena, noche lúcida,
que con níveo flamear,
te columpias en mi estanque,
ahogando la oscuridad.
La alborada ha llegado
con arrebolados rizos,
va rasgando y descubriendo,
tu belleza, tu vestido.
Nace un nuevo día
lleno de encantos,
de sorpresas,
de alegría.
Hoy ha vuelto con varios polluelos
la clueca gallina,
que una tarde no regresó,
ha incubado fuera,
bendita ausencia
para la vecina.
58
AMANECE
LA LLUVIA
Observo con admiración y cariño
al viejo Juan,
sentado en el largo banco del patio
vaticina que mañana lloverá,
con mil razones se expresa
y una vez más,
Juan acierta.
Mi tierra huele a tierra mojada,
de sus entrañas brota
ese don maravilloso:
¡El verdor!
Mi tierra huele a puchero,
mi tierra huele a escaldón.
Mi campo cambia su desnudez
por un vestido de multiformes colores,
han despertado de su letargo,
hierbas y flores.
59
Ha llegado el momento
de la cosecha,
la recojo poco a poco,
no quiero que en minutos
se esfume el gozo
de sacar de las entrañas
de mi tierra arayera,
el resultado
de una larga espera.
Mis poros van despertando
al son de guataca,
mientras descubro con ella,
surcos de esperanza.
Volverán a cerrarse,
volverá la ilusión,
morirá la semilla
dando vida y color.
De mi cueva penden hoy,
cebollas y ajos en ristras,
que fueron ayer promesas
y un poquito de mi vida.
Es despensa de batatas,
papas, naranjas, parchitas...
que fueron ayer promesas
y un poquito de mi vida.
Araya-1985
60
LA COSECHA
HOMBRE
BUENO, HOMBRE DE PAZ
Tengo un amigo sincero
en esta vida de penas,
de injusticias y dolor llena
por corazones de acero.
Es un abuelo que quiero,
porque me muestra cariño
con la inocencia de un niño
y el calor de un buen hermano,
por ser tan devoto y llano,
de su amistad hoy me ciño.
Agapito, fiel amigo,
de tus gestos de bondad,
sin reproches ni maldad,
el mundo será testigo.
He compartido contigo
en tu rincón arayero,
horas que olvidar no quiero
por tus consejos de santo,
que al ser consuelo de tantos,
eres de Dios pregonero.
Al afligido que llega
pidiendo mil bendiciones,
le alivias todas sus penas
con tus sabias oraciones.
Hombre bueno, hombre de paz,
te deseo larga vida,
que la Virgen, nuestra Madre,
desde el Cielo te bendiga.
1992
61
Juan Cabrera persona dinámica que quiere estar en todas partes y, que a veces, lo consigue.
Si ves una luz fugaz
por alguna calle o pista,
no es que te engañe la vista,
es un terrestre eficaz.
Si ves a un hombre capaz
de atender en el pasillo,
o en un despacho a corrillo,
con energía y talento;
no lo dudes ni un momento,
es Juan Cabrera Castillo.
1995
Mi buen amigo Antonio Hernández, me envió por fax una
nota que decía que iban a comenzar unas clases de envite
para que yo asistiera a dichas clases. Lo decía porque el día
anterior me había ganado un desafío al envite. Por el mismo
fax que envió la nota, recibió los siguientes versos al instante.
Ayer perdí la partida
que jugamos al envite,
hoy mi alegría persiste
al ver tu ilusión cumplida.
Ya podrás ir por la vida
como raudo pregonero,
contándole al mundo entero,
que a Manolo le ganó
el equipo que formó,
Antonio Hernández Marrero.
1996
62
A la Virgen de Candelaria con motivo de su regreso a la
Basílica el 29/10/94
Desde nuestra capital
viene la Virgen Morena,
aliviando tantas penas
a su paso celestial.
Con su encanto sin igual,
cruza con sus peregrinos,
barrios y pueblos vecinos,
que con esmero la velan;
¡oh, Virgen de la Candela!
¡Candelaria es tu destino!
Si ayer lloraba de pena,
porque tu ausencia sentía;
hoy que regresas al pueblo,
si lloro, es de alegría.
63
Andrés, un amigo herreño, hizo una obra de arte en la
bodega de mi buen amigo Agustín, donde la imagen de San
Andrés tiene una copa de vino.
LAS
OCHO MARAVILLAS
Las Maravillas del mundo,
según Antípater, cito,
las PIRÁMIDES DE EGIPTO
con secretos muy profundos,
los destellos tan rotundos
del FARO DE ALEJANDRÍA,
encanto que noche y día
el turista tanto aprecia;
LA ESTATUA DE ZEUS en Grecia,
que un aluvión cubriría.
Admirado monumento
era EL TEMPLO DE ARTEMISA
o EL MAUSOLEO que avisa,
que HALICARNASO fue evento,
sin olvidar un momento
la figura desafiante,
admirada y relevante
de aquel COLOSO DE RODAS,
o el vergel, que ayer fue moda,
de LOS JARDINES COLGANTES.
64
Si hoy volviera de pasada,
Antípater con su tino,
después de un largo camino
por una ruta ignorada,
llegaría a La Jurada,
superando tal trajín,
para contemplar al fin,
la belleza que más brilla,
y así nombrar MARAVILLA,
LA BODEGA DE AGUSTÍN.
Ya conoce el mundo entero
este patrimonio isleño,
obra de un amigo herreño
en un paraje arayero.
Agustín, hombre sincero,
les invita muy cortés,
mientras aguanten sus pies,
a beber y conversar,
pero has de respetar,
la copa de San Andrés.
1995
65
Un amigo hizo una hoguera en el lugar conocido por la
Vera en Araya de Candelaria, y se marchó de dicho lugar “dejando viva la hoguera”.
En tu casa me informaron
que te fuiste de La Vera,
dejando viva la hoguera,
que tus manos provocaron.
Por soleares cantaron
los sarmientos y rastrojos,
que dejados a tu antojo,
ardieron en un rincón
con el humo por telón,
producto de tus despojos.
1995
LA
AZOTEA
Si usted va “pa” la Azotea;
póngase el pañal primero,
con las cosas de Calero,
allí cualquiera se mea,
¿qué exagero? no lo crea,
¡ay, comadre! ¡cómo ignora!;
vámonos sin más demora
a presenciar en directo,
las paridas y el aspecto
del Caballero y Señora.
Para el programa “La Azotea”
TVC-15.01.02
66
DESPEDIDA
AL PÁRROCO DE ARAYA
El aire renovador
que en nuestra iglesia distingo,
lo trajo José Domingo
con juventud y fervor.
En Araya con primor,
desparrama gran bondad,
ofreciendo su amistad
a todos los feligreses,
que durante doce meses,
entregó a la vecindad.
La juventud del mañana,
cual flor marchita y sin brío,
con lágrimas de rocío,
ve tu partida cercana.
Cuando suenen las campanas
con la guitarra a su son,
buscaremos la razón
de tu cambio de destino
como un mandato divino,
que en tu vida terrenal
con nívea luz celestial,
va marcando tu camino.
2000
67
ESTRELLAS
FUGACES
En el espacio infinito,
vimos aureolas bellas
de unas fugaces estrellas
en fenómeno inaudito;
ante el hecho tan bonito,
muy lejos de nuestro suelo,
mi hijo, Jesús, con desvelo,
me susurra: ¡Oye, papá!
¿Verdad que esta noche habrá
alguna fiesta en el cielo?
Cada vez que tu sonrisa
apacigüe el llanto ajeno,
cuando algún consejo bueno
lo abraces a toda prisa
o si tu hermano precisa
de tus labios un consuelo
y recurres sin recelo
con un gesto noble y pío,
te aseguro, hijo mío,
que habrá una fiesta en el cielo.
2004
68
TEMAS MUSICALES
69
LLEGÓ
LA
NAVIDAD
Llegó la Navidad,
buscando amor y paz.
Jesús nos recuerda
el don de hermandad,
seguir queriendo al hermano,
seguir buscando la paz.
Allí donde haya tristeza,
allí nuestra luz llevar.
Llevar la paz,
la paz llevar.
VILLANCICOS
Ya nació en Belén
nuestro Salvador
y nos trajo a todos
un mundo mejor.
Nació en un pesebre,
una noche bella,
bajo un manto azul
bordado de estrellas.
Propagó el perdón,
el Niño Jesús,
y fue entre los hombres,
verdadera luz.
70
NACIÓ JESÚS
En un mundo sin paz, nació el Amor,
de las alturas, la Verdad bajó,
con sus señas de humildad y pobreza
en una cueva se hizo visible Dios.
Nació Jesús con celestial corona
para luego morir en una cruz.
Mis pecados lo llevan a un madero
y arrepentido, busco su amor y luz.
VILLANCICO
Los gallos cantan al niño
allá en Belén,
anuncian que ya ha nacido
el Emmanuel.
No te duermas, vida mía,
no te duermas mi Angelito,
que vengo desde muy lejos
con villancicos.
La luna y las estrellas
refulgen más,
y guían a los pastores
hacia el Portal.
71
NOCHEBUENA
EN ARAYA
Qué alegría, qué alegría,
qué alegría tengo yo,
porque en mi pueblo arayero
ha nacido el Niño Dios.
De mi casa a Chicoro,
una estrella me guió
y un angelito me dijo,
ya nació tu Salvador.
Jesús juega y sonríe
en el portal de Belén
con María, que es su Madre,
con su Padre, que es José.
En la iglesia como hermanos,
todo el pueblo revivió,
la llegada de aquel Niño,
que en un pesebre nació.
En Araya, esta noche,
villancicos sonarán,
es el canto de mi pueblo,
que anuncia la Navidad.
72
CANTEMOS
PASTORES
San José y la Virgen son
peregrinos del amor,
que buscan de pueblo en pueblo
una simple habitación.
Después de tantos desaires,
después de un largo camino,
por fin le ofrecen la cueva,
donde adorarán al niño.
Estribillo
Vamos pastores,
vamos pastores,
vamos pastores a ver,
al Niño Dios que ha nacido
en un portal de Belén.
El Teide vio su grandeza,
la retama su esplendor
y el canario rompió canto,
cuando a Jesús contempló.
Un pesebre fue su cuna
como signo de pobreza;
pregonó a los cuatro vientos,
la verdadera riqueza.
Al estribillo
73
VILLANCICO (ISA)
La noche cayó en Belén,
la luz ahogó las tinieblas,
cuando nació la Esperanza
de un mundo de savia nueva.
Estribillo
Si alzas la vista al cielo,
tendrás primero
que pisar tierra,
luego gritar: ¡Hermano,
dame la mano!
¡No quiero guerra!
Hoy Jesús está esperando
que el amor esté presente,
en la vida cotidiana
de los cinco continentes.
Al estribillo
74
MALAGUEÑAS
EN HONOR A LA VIRGEN DEL
PINO
1ª Copla
Al son de las malagueñas,
volaron notas de amor,
formando un florido puente
de Candelaria a Teror.
Estribillos
Como buena Madre
que nos da calor,
la Virgen del Pino
espera en Teror.
A esa Madre mía
con sólo mirarla,
me quita las penas
que llevo en el alma.
2ª Copla
Con el mismo corazón,
seguiremos el camino,
que nos llevará al encuentro
de la Morena y del Pino.
75
ISA
DEL PEREGRINO
Estribillo
Somos tus peregrinos,
Virgen Morena,
nunca faltó la luz
de tu Candela.
De tu Candela, Virgen,
de tu Candela,
somos tus peregrinos,
Virgen Morena.
Solista
Si no te veo, no vivo,
si no te siento, me muero,
por eso, Virgen Morena,
vivir sin verte no puedo.
Ya llegan los peregrinos
por la ruta del amor,
y te ofrecen como prenda,
su fatiga y su dolor.
Estribillo
Mil razones tengo para amarte,
mil razones para visitarte,
para visitarte, para visitarte, para visitarte,
mil razones tengo para amarte.
76
ISA
DEL PESCADOR
Estribillos
El pobre pescador,
siempre en una agonía,
se pasa vigilando
el tiempo noche y día.
Cuando ruge el mar (bis),
te pones muy triste,
porque adiós sustento (bis)
en el viento viste.
Al buen pescado fresco,
canta la pregonera,
y “Cha“ Concha le dice,
oiga, que es de nevera.
Que es de nevera, Concha,
nunca se lo he negado,
lo que sí sé decirle,
¡fresco está el condenado!
Solista
Si el abuelo en la playa,
mira con ansias el mar,
es porque allí “un día”,
sus años dejó quemar.
77
ISA
DEL CAMPESINO
Solista
San Isidro, Patrón mío,
es duro ser campesino,
pero si tú me das fuerzas,
cumpliré con mi destino.
Estrillo
Te pido, San Isidro,
en esta romería,
que siembres en tus fieles
mucho amor y alegría.
Solista
Yo no cambio la guataca,
aunque tú me llames bruto,
la guataca es el sustento
que mantiene vivo al mundo.
Estribillo
Si vas de romería,
nunca olvides, paisano,
que el vino, gofio y queso,
nos hace más hermanos.
78
FOLÍAS
El orgullo de un canario,
ay, mayor no puede ser,
tener a la Morenita
con el Teide a sus pies.
Para cantar las folías,
considero necesario,
una guitarra y un timple
con el alma de un canario.
Amigos tengo en el campo
si los quiere conocer,
el por qué de tantas cosas,
pronto te harán comprender.
79
FOLÍAS
Oh, madre canaria,
volcán de dulzura,
corazón ardiente
de amor y ternura.
Madre canaria que lloras
entre apenados suspiros,
no sientes tus sufrimientos
que sientes los de tus hijos.
Curtido padre canario,
incansable protector,
eres huracán en lucha,
eres céfiro en amor.
Oh, padre canario,
lucha y sentimiento,
te marca la historia
que llevas muy dentro.
80
MALAGUEÑAS
Mis penas se vuelven canto,
cuando pienso en Ti, Jesús,
porque sé que estás conmigo,
cargando también mi cruz.
Es la ilusión de un abuelo,
ver a sus nietos crecer,
con sus hijos, que son padres,
y fueron niños ayer.
81
Versos compuestos a petición de la Agrupación folklórica
Chaxiraxi para las reinas de los Liqui-Liquis del Hogar Canario
en Venezuela.
Al son de timple y guitarra,
despertaron las folías,
que dormidas esperaban
la llegada de Sofía.
Refulge el cielo canario
al paso de tu belleza,
y se aviva el padre Teide,
que te brinda su grandeza.
Con la Virgen por testigo,
Morenita y Marinera,
se funden en un abrazo,
Canarias y Venezuela.
1994
82
Tu pueblo te canta,
chiquilla elegante,
Santiago del Teide
junto con El Tanque.
Canarias te dio belleza,
Venezuela tu salero,
y el resplandor de tus ojos,
el más radiante lucero.
Candelaria, eres,
madre linda y buena,
que llevas el nombre
de nuestra Morena.
Portas, Yahaira, en tu faz,
la juventud y alegría;
en tu corazón las notas
del sentir de unas folías.
Don Víctor González,
buen padre y esposo,
Canarias se siente
de ti orgulloso.
1995
83
Para ti, Mercedes, son
las notas de estas folías,
que hermanadas a un joropo,
suenan con más alegría.
Con un lindo amanecer
te recibió las Canarias,
como reina y como hija,
te recibe Candelaria.
1996
Con cadencia musical,
oigo un suave taconeo,
cuando sorprendido veo
una musa angelical
de belleza sin igual,
refulgente cual lucero;
pregonar, por tanto, quiero
que entre radiantes estrellas,
es hoy la reina más bella,
Antmir Hernández Molero.
1997
84
TIERRA
QUERIDA
Araya, tierra querida,
rincón bonito para soñar,
tus gentes y tus paisajes
llevan la enseña de libertad.
Tus noches y amaneceres
son maravillas de tus encantos,
por eso cuando estoy lejos,/
Araya mía, te extraño tanto./Bis
Por Chafa y por Los Brezos,
bajo su ausencia cuánto he llorado
o por una noche clara
en el mirador de Los Cercados.
En noches de luna llena,
son las estrellas y los luceros,
un manto que resplandece/
sobre mi lindo campo arayero./Bis
Quiero vivir en Araya,
rincón bonito para soñar,
quiero sentir el aroma
de la flor linda al despertar.
Tus gentes que son sencillas,
al forastero tienden su mano,
por eso cuando estoy lejos,/
Araya mía te extraño tanto./Bis
85
86
Eduardo Manuel Ramos Ramos, nace en
La Calera, Valle Gran Rey (Gomera), el 18 de
marzo de 1950. Por motivos de estudios, se
traslada a Tenerife el año 1968, donde vive
con unos tíos en Candelaria. El año 1972,
aprueba unas oposiciones de la Administración
General del Estado, siendo destinado a la Delegación de Hacienda de Santa Cruz de Tfe., hasta el año 1985,
fecha en la que es transferido a la Consejería de Hacienda del
Gobierno de Canarias. Diplomado en Graduado Social. Primer
bibliotecario de Candelaria. El año 1976, funda la “Rondalla
Santa Ana” de Candelaria. El año 1979, fue cofundador de la
“Agrupación Folclórica Cultural Chaxiraxi”, siendo director de
Parranda. Siguiendo la escuela de “Los Panchos”, forma el año
1996, el grupo, “Francis y el Trío Araya”. En dicho pueblo, da
clases de instrumentos de cuerdas a jóvenes y niños y el año
1998 con 35 alumnos, se forma la Agrupación Folclórica “Los
Brezos” . Más tarde con algunos de sus alumnos, se crea “La
Agrupación Folclórica Igonce”.
Entre sus escritos, “Valle Gran Rey, tierra de poetas”, libro
que no se llegó a publicar. Cedió este trabajo de investigación a
Miguel Ángel Hernández Méndez, autor de “Décimas de José
Hernández Negrín” y “Poetas de Valle Gran Rey”.
87
Este libro se terminó de imprimir en los talleres de Litografía Trujillo S.L. el día 5 de diciembre de 2005

Similar documents