Descargar

Comments

Transcription

Descargar
Nilo, Cundinamarca
Sa b e r e s d e l a vida campesi na
en N il o , Cu nd inamarca
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
Ministerio de Cultura
Mariana Garcés Córdoba
Ministra
María Claudia López Sorzano
Viceministra
Enzo Ariza Ayala
Secretario general
Juan Luis Isaza Londoño
Director de Patrimonio
Grupo de Patrimonio Cultural
Inmaterial
Autoras
Ana Delia Reyes
Julia Edith Vanegas
Fotografías
Carolina Hurtado
Ana Delia Reyes
Julia Edith Vanegas
Ana Milena Camargo
Julieth Rojas
Tropenbos Internacional Colombia
Carlos A. Rodríguez
Director de programa
Adriana Molano Arenas
Coordinadora
Coordinadoras del proyecto
María Clara van der Hammen
Sandra Frieri
Norma Constanza Zamora
Nicolás Lozano
Asesores de la estrategia
Coordinación editorial
Catalina Vargas Tovar
Vanessa Villegas Solórzano
Investigaciones locales
desarrolladas en el marco de la
estrategia de salvaguardia integral
con énfasis en culturas campesinas
Comunidad
Veredas Malachí, Belén, La Palmita,
San Jerónimo, Bellavista, La Yucala,
La Naranjala, Mesa Baja, Pueblo
Nuevo, Los Curos, Buenos Aires,
Puente Cucharo, Nilo, Cundinamarca
Convenio Patrimonio Cultural
Inmaterial desde la perspectiva
local
Saberes de la vida campesina en
Nilo, Cundinamarca
Equipo de trabajo
Nelsy Álvarez
María del Carmen Celis
Ana Milena Camargo
Johanna Camargo Reyes
Lilia Guayacundo
Carolina Hurtado Reyes
Ydaly Martínez
RubielaMartínez
Elio Mendoza
Rafael Núñez
Alba Ruth Peñaranda
Yesica Perdomo Reyes
Santiago Ramírez
Ana Delia Reyes
CeciliaReyes
Carmen Rosa Reyes
Yadira Rodríguez
Héctor Sánchez
Humberto Sánchez
Julia Vanegas
Irene Villamil
Grupo Musical Remanso:
Alexander Manzanares
Heriberto Pinzón
Equipo de investigación y
acompañamiento (TBI Colombia
en Cundinamarca)
Carlos Alberto Benavides Mora
Julieth Rojas Guzmán
Mónica Velasco Olarte
Corrección de estilo
Adriana Tobón Botero
Diseño
Machete
estudiomachete.com
Impresión
Torreblanca Agencia Gráfica
Bogotá D.C., 2014
Citación sugerida
Reyes, Ana Delia; Vanegas, Julia
Edith (2014) Saberes de la vida
campesina en Nilo, Cundinamarca.
Convenio Patrimonio Cultural
Inmaterial desde la perspectiva
local. Bogotá: Ministerio de Cultura
& Tropenbos Internacional Colombia.
ISBN
978-958-9365-56-4
Esta obra es el resultado de
un proceso de investigación
local apoyado por Tropenbos
Internacional Colombia en el
marco del convenio 342/14 con el
Ministerio de Cultura; los contenidos
no representan ni comprometen
la posición u opinión oficial del
Ministerio de Cultura o el gobierno
colombiano y solo recoge la opinión
de sus autores.
Saberes de la vida
ca m p es in a e n Nilo ,
C u ndin amarca
Ana Delia Reyes
Julia Edith Vanegas
Nilo, Cundinamarca
Tabla de
c ont eni do
6
Presentación del
proceso
10
Iniciativa para la
vida campesina
12
Artesanías
12 Tejidos
12 Crochet
14 Macramé
15 Nudo encontrado:
atarraya
16 Totumo
17 Amero
17 Calceta
18
Cultura culinaria
18 Apicultura
19 Rallanza de la yuca
21
Intercambio de
saberes
29
Mujer campesina
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
Pr e s entaci ón del proces o
6
Iniciamos con el primer
taller en la vereda La Yucala,
donde me presenté como
artesana y representante de
la asociación Asoartes-Nilo,
constituida formalmente
el 3 de marzo de 2013 y
conformada por catorce
personas del municipio, cada
una con un saber diferente.
Esta asociación nació con el
interés por mejorar la calidad
de vida de las integrantes
y para lograr que el trabajo
y los conocimientos de las
artesanas, sean tenidos en
cuenta y sean valorados.
En este primer taller
que se realizó, encontré una
propuesta que respondía a
mis intereses personales y
también como representante
de las artesanas. Este
proyecto pretendía fortalecer
a las comunidades a través
de la investigación de
su Patrimonio Cultural
Inmaterial Campesino.
Viendo esta propuesta
planteé iniciar un proceso de
recuperación de los saberes
de las artesanas y artesanos
del municipio, pues por
muchos motivos estos se
encuentran en riesgo de ser
olvidados y perdidos.
Para comenzar este
trabajo realizamos
un estudio de los
artesanos y artesanas
más representativas de
cada vereda, este primer
acercamiento fue realizado
con el apoyo de mis hijas y
algunas integrantes de la
Asociación.
Aunque el proyecto
inicial estaba propuesto
para indagar sobre los
conocimientos de las
artesanas(os) del municipio,
caminando por la vereda
Malachí, recordé que allí vivían
unos músicos que utilizan
instrumentos de cuerda y
componen canciones de la
vida de nuestro municipio.
Estos saberes también están
en riesgo porque a diferencia
de antes, ya no son tenidos
en cuenta para participar
en eventos de importancia
del municipio, mientras que
invitan a artistas de talla
internacional en detrimento
del apoyo a los artistas
locales. Es por esto que en la
Asociación decidimos ampliar
un poco la mirada sobre
los saberes asociados a la
fabricación de artesanías y
expandir la investigación a
otras prácticas importantes de
la vida campesina de nuestro
municipio, que por diferentes
razones, se encuentran cada
vez menos. En el caso de los
músicos, sus saberes y formas
de hacer música hablan
del diario vivir de Nilo, nos
cuentan nuestras historias.
Luego recorrimos de
la vereda Belén a Malachí,
allí pudimos encontrar al
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
señor Elio Mendoza, quien
nos recibió con mucho
agrado y nos contó grandes
historias de su vida. A Nilo
llegó tras haber participado
de la guerra de Corea, a
través de su vida pudimos
aprender historias de
nuestro municipio pues él
fue concejal hace muchos
años. Llegamos donde el
señor Mendoza porque nos
habían dicho que provenía
de una familia de artesanos.
Él corroboró que procedía de
Mompox, donde su señora
madre elaboraba el sombrero
vuelteao con técnicas que
heredó de sus ancestros. Él
no continuó con la tradición
porque se dedicó a trabajar
por la comunidad, dice que
ya no le interesa, no hay
nada que lo motive a hacerlo,
aunque hay material para
trabajar porque cerca de
donde vive, dice que hay
varias plantas de caña flecha
para extraer la fibra.
Aparte de música
campesina y artesanías,
también nos interesamos por
la cultura culinaria de nuestra
región. Enfocándonos en
producción tradicional de
chucula, la rallanza de la yuca
y la extracción de miel.
En esta misma vereda,
tuvimos la oportunidad de
visitar a Irene Villamil quien
pudo contarnos sobre las
formas de transformación
del cacao en chucula y la
siembra y cosecha de café.
Lamentablemente ya no
sacan con mucha frecuencia
estos productos porque la
comercialización es bastante
difícil y lo que se obtiene de
su venta no es suficiente
para cubrir los gastos en los
que se incurre, ni el trabajo
que tiene desde la siembra
hasta la producción misma.
En la vereda San
Jerónimo, el señor Santiago
Ramírez nos contó sobre
el proceso para extraer
miel. Lo acompañamos en
una jornada de trabajo
con sus abejas. Él es una
de las pocas personas que
sabe de apicultura en el
municipio y sus saberes,
los está compartiendo con
su hijo, quien se muestra
muy interesado, a pesar
de obstáculos, como solo
contar con una careta
de protección contra las
abejas. En esta jornada
nos explicó las formas de
manejo de las abejas, la
utilización del humo para
apaciguarlas y la necesidad
de mantenerse en silencio y
moverse con sigilo para no
alertarlas. Nos cuenta que
tiene muchos proyectos y a
lo largo del municipio, tiene
algunas colmenas para
trabajar. También extrae
miel de panales hechos en
rocas y en tierra.
7
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
8
En Puente Cucharo
tuvimos la oportunidad de
conocer a Rafael Núñez,
gran pescador y tejedor de
atarrayas, quien aprendió
de su familia. Siempre se
ha dedicado a la pesca y
a la fabricación de esta
herramienta de trabajo, en
el momento tejen pocas o
ninguna atarraya pues en
el río Pagüey, el volumen
de peces ha disminuido y la
pesca se transformó en una
actividad recreativa y no de
subsistencia.
Por otra parte, en el
río Sumapaz la pesca ha
disminuido debido a los
conflictos que hay con
las fuentes hídricas en el
municipio; la contaminación
causada por los desechos
que arrojan de la Escuela
de Soldados Profesionales
ESPRO; por la explotación
de la cuenca a manos
de firmas mineras y la
prohibición de la CAR a las
prácticas tradicionales de
uso de las aguas.
En la vereda La Palmita,
donde trabajamos las
artesanas de la Asociación,
elaboramos tejidos en
macramé, crochet, técnica
wayuu y bordados punto
de cruz. Mantenemos un
contacto permanente sobre
lo que estamos haciendo
en beneficio del grupo,
por lo que les conté el
proyecto y se animaron a
trabajar en la propuesta de
recuperación de saberes
de la vida campesina de
nuestro municipio. Les
interesó porque reconocen
el poco apoyo de las
entidades municipales o
departamentales para
la comercialización de
nuestros productos y
también, porque nuestros
conocimientos no son
valorados. Esto último pone
en riesgo la transmisión
de estos saberes, pues la
juventud no se interesa
por aprender algo que no
reconoce como importante
y las personas adultas
que saben, se desmotivan
y no quieren enseñar o
simplemente dejan de hacer
lo que han hecho toda
la vida. Las mujeres que
hacen parte de Asoartes
Nilo percibían este proyecto
de Patrimonio Cultural
Inmaterial Campesino,
como una oportunidad para
aprender de otras artesanas
y también de poder enseñar
lo que cada una sabe.
En el marco del proyecto
planteamos realizar el evento
Intercambio de saberes
artesanales, en el casco
urbano de Nilo, cuyo objetivo
era generar un espacio de
encuentro con las personas
que han estado participando
de la investigación y
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
además intercambiar
los distintos saberes y
haceres que caracterizan
la vida campesina del
municipio. A este evento
asistieron representantes
de diez veredas, quienes con
entusiasmo compartieron
aprendizajes, experiencias,
reflexiones e historias
alrededor de los tejidos, la
música, artesanías, así como
también hubo muestras de
gastronomía local.
Después de tantas
búsquedas por el municipio,
encontramos a unas
artesanas en la vereda
Malachí quienes trabajan el
totumo, el amero, la calceta
y realizan tejidos en cinta.
Estuvieron involucradas en
el proceso y recibieron el
evento de Intercambio de
saberes artesanales, con
felicidad y agradecimiento,
por haber sido tenidas en
cuenta y esperando que el
proceso no termine allí.
Cada una de las
personas con quienes
hablamos, entrevistamos y
compartimos experiencias
y conocimientos, manifestó
una gran alegría porque
sus saberes estaban siendo
valorados nuevamente y
que después de años de
ser invisibles tenían voz
para transmitir sus saberes.
También fue expresada,
en diferentes ocasiones, la
necesidad de crear una red
de artesanas o artesanos
que conlleve a fortalecer a
quienes la conformarían y
gestionar, proyectos como
este de PCI (Patrimonio
Cultural Inmaterial) que
genera ganancias desde
el primer momento, por
ser la investigación hecha
por investigadoras(es)
locales. Fue un proyecto
muy interesante porque
todas las personas querían
darse a conocer y que las
cosas o artes que cada
uno conoce, no se acaben
porque estos saberes son
nuestras reliquias pues
son herencias familiares
o adquiridas en la niñez,
desde la escuela. A pesar
de tantas desilusiones, este
amor por lo que somos y lo
que hacemos es el que nos
sostiene y el que hace que
luchemos todos los días.
[Ana Delia Reyes]
9
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
I ni c i ati v a p ara la vida
ca mp esi na
10
El campesinado, parte
fundamental de la memoria
histórica de nuestro país, se
ha visto relegado por parte
de las instituciones estatales,
ocasionando la migración
de las comunidades rurales
hacia los centros poblados,
por tal motivo, estamos
llamados a contribuir al
rescate y la reconstrucción
de la vida campesina y
el Patrimonio Cultural
Inmaterial, amenazado por
diversas circunstancias
desde hace muchas
décadas. Primero, por la
cruenta violencia de los
años cincuenta; luego por
la Revolución Verde que
con la fantasiosa idea de la
gran producción, ocasionó
la catastrófica muerte de
los suelos fértiles por el uso
abusivo e indiscriminado de
los agroquímicos. Añadido a
todos estos hechos, vienen
las famosas reformas
agrarias, que analizadas
desde todos los puntos
de vista, no han logrado
fortalecer en ninguna
medida la azotada vida
de esta importante red
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
económica, principal fuente
de seguridad y soberanía
alimentaria pasada, presente
y futura de Colombia.
He tomado este
proceso de la rallanza de
la yuca, como ejemplo
claro del olvido en el que
se encuentra gran parte
de la población campesina
a la que en su mayoría, no
le llegan los presupuestos
gubernamentales, ya
que irónicamente, si no
contamos con bienes que
respalden los créditos
necesarios para acceder a
la innovación tecnológica,
estamos condenados a
seguir trabajando de forma
artesanal, siendo poco
competitivos y generando
muy baja rentabilidad,
viéndose amenazada en gran
manera nuestra calidad de
vida.
La realidad de la
comunidad campesina,
que me afecta y duele
directamente, me obliga
a gritar con rabia: “No
podemos seguir sometidos
a que personas ajenas a
esta problemática tomen
decisiones por nosotros”.
Invito a todos y todas a
que aprovechemos la genial
iniciativa de la Fundación
Tropenbos Colombia junto
con el auspicio del Ministerio
de Cultura, para iniciar
una ardua lucha social
y que nuestra cultura e
identidad campesina no
se pierda en el olvido y
así logremos ser incluidos
constitucionalmente como
sujetos culturales, sociales y
políticos.
[Julia Edith Vanegas]
11
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
A r te s a ní as
Tejidos
Crochet
12
El crochet es bien conocido
como el arte de las
abuelas. Es una técnica de
tejido que ha sido parte
de la vida campesina
durante generaciones, es
un conocimiento que se
transmite en las familias
o entre vecinas y amigas.
Esta técnica de tejido se
constituye en una forma
para que las campesinas,
pues somos las mujeres las
que generalmente tejemos
en crochet, podamos
expresarnos y compartir
con otras personas parte de
nuestras vidas. Con el tejido
construimos un espacio en
el que dialogamos sobre la
crianza y la familia, donde
nos apoyamos y pensamos
sobre nuestra comunidad.
Los proyectos se van
creando a partir de nudos
realizados con estas agujas;
se entresaca el hilo en
punto cadeneta, punto
alto, punto bajo, punto
medio o monos y de esta
forma se va dando vida al
proyecto que queramos
consolidar, todo depende del
diseño, se pueden elaborar
manteles, blusas, carpetas,
bolsos, zapatos, entre otros
productos.
El tejido se aprende
viendo y haciendo como nos
cuenta Ana Delia Reyes.
Mamá me llamó y dijo
«venga mija aprenda a tejer
crochet» y me interesé por
ver esas cosas bonitas que
ella empezaba a hacer, cada
vez me interesaba más y
le ponía cuidado, porque
cuando uno está niño poco
interés le pone a esas
labores. Empezamos a hacer
carpetas, cubrelechos y ya,
cuando uno ve una pieza
terminada más alegría le
da y ya empieza a crear.
Porque uno no cree que
uno sea capaz de hacer una
blusa u otras cosas, porque
cuando uno no sabe le
parece complicado… A mis
hijas también les enseñé,
porque uno ve la necesidad
de que aprendan algo, de
que sepan qué hacer con su
tiempo libre.
[Ana Delia Reyes]
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
13
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
Macramé
14
El tejido en macramé se
realiza a partir de nudos.
Sirve para la elaboración
de diversos productos o
artesanías como cinturones,
bolsos, mochilas, pulseras,
entre otros. Los materiales
empleados son hilos, que
pueden ser sintéticos o fibras
naturales como el yute.
También hay un soporte que
nos permite sostener los
hilos mientras se va creando
en el tejido del proyecto que
pensamos.
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
Nudo encontrado:
atarraya
Las atarrayas son
herramientas utilizadas para
la pesca y son elaboradas
tradicionalmente por familias
de pescadores quienes las
diseñan y realizan a partir
de nudos dependiendo del
uso. Una de las técnicas más
empleadas en Nilo es conocida
como nudo encontrado para la
que se utilizan, generalmente,
plomo y cáñamo, aunque
existen otros materiales con
los que se puede realizar.
En Nilo este conocimiento
de pesca y elaboración de
atarrayas ya no se transmite
a las nuevas generaciones
porque la vida en el río está
en riesgo. Hace muchos años
familias enteras vivían del
río y podían obtener sartas
de peces en una sola jornada
de pesca. Se utilizaban
barbacoas, barbascos
extraídos de follajes
machacados, anzuelos
y atarrayas. Para todos
había comida y excedentes
para comercializar.
Lamentablemente, en la
actualidad ya no puede
pescarse en el río debido a
la explotación minera, a la
contaminación de las fuentes
hídricas y la disminución de
peces en nuestros ríos.
Debido a esto es menos
frecuente que las personas
fabriquen atarrayas y ese
saber está en riesgo de
desaparecer, porque no hay
quién aprenda, porque no
hay peces para pescar.
15
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
Totumo
16
El totumo es un árbol que se
encuentra en nuestra región.
Su fruto se ha utilizado
históricamente para elaborar
herramientas de trabajo,
utensilios para la cocina y
artesanías. Para trabajar el
totumo debe identificarse
el momento para bajarlo
del árbol. Cuando él ya está
amarillito, se baja y se lija
para retirar la cáscara. Una
vez ya está limpio y liso por
fuera, se procede a cortar la
punta para poder sacar la
tripa del fruto, sus semillas.
Una vez esté vacío por
dentro se pone a cocinar y
se deja un par de días en
remojo para manejarlo con
más facilidad. Otra técnica
es cortarlo y, para acelerar el
proceso de blanqueamiento,
se sumerge el totumo en un
recipiente con blanqueador
de uso doméstico, girándolo
lentamente y se deja secar
posteriormente.
Para crear artesanías
se sigue uno de los
procedimientos mencionados
y para pegar las piezas que
van a conformar la figura
se emplea porcelanicrón,
porque como el material del
totumo es como vidrioso, si
se emplea silicona se parte
y la artesanía dura menos.
También puede utilizarse
colbón madera y se pinta
con vinilos. Se arma la figura
y todo es creación de quien
esté trabajando el totumo.
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
Amero
El amero son las hojas que
envuelven el fruto del maíz,
es decir, a la mazorca. Estas
hojas son utilizadas para
envolver los envueltos de
maíz. Las artesanas las usan
como materia prima para la
Calceta
creación de hermosas figuras
como las muñecas que se
observan en la fotografía.
Se emplean materiales
orgánicos y sintéticos para
adornarlas y tintes para darle
color a la artesanía.
Las cáscaras que forman
el tallo del plátano son
conocidas como calcetas.
Estas calcetas se han
empleado desde hace muchos
años para elaborar diferentes
elementos para la cocina,
a partir del tejido. En los
últimos años se han usado
para hacer artesanías como
las que se aprecian en la
fotografía.
Una vez se ha retirado
la calceta de la planta de
plátano, se selecciona y
se pone a secar. Cuando la
calceta esté seca se limpia
para plancharla y poder iniciar
el tejido, para crear y elaborar
diferentes elementos.
17
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
Cultura
cu l i n ar i a
Apicultura
18
La apicultura es una tradición
que se trabaja desde tiempos
ancestrales. Antiguamente
las abejas no se cultivaban
en cajones, sino que se
extraía la miel de donde
las abejas construían sus
colmenas como las peñas, los
árboles y las cuevas. Con el
paso de los años se fueron
extrayendo semillas para
cultivar las abejas en cajones
y así tenerlas en las fincas
para obtener cera, miel,
polen y jalea real.
Es una práctica que
requiere mucho cuidado,
silencio y sigilo. En Nilo hay
muy pocas personas que
trabajan la miel, entre estas
el señor Santiago Ramírez
que enseña a su hijo, a pesar
de las dificultades, a cultivar
las abejas y extraer la miel
y los otros productos ya
nombrados.
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
Rallanza de
la yuca
La rallanza de la yuca
para la extracción de
almidón ha sido una de las
actividades productivas
más importantes de Nilo
a lo largo de la historia.
Incluso una de sus veredas,
La Yucala, es nombrada así
por la gran cantidad de yuca
sembrada y trabajada para
obtener el almidón. Don
Héctor Sánchez es una de
las personas que aun trabaja
la yuca en el municipio, él
nos contó que este proceso
tiene una duración de más
o menos un año desde que
se siembra hasta la rallanza.
Primero se establece el
cultivo en un lote, por lo
general alquilado, y se
busca la mejor semilla que
para este caso la llaman la
cundayuna, pues según la
mayoría de los productores
de la región, es la de mayor
contenido de almidón.
Desde ese momento
empieza el cuidado del
cultivo, practicando dos o
tres veces una limpia, es
decir, quitar las malezas,
hasta que esté listo para
cosechar. Un aspecto clave
19
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
20
para saber que la yuca
está lista para arrancar,
es cuando a la mata le
empiezan a aparecer hojas
amarillentas y dormidas. Lo
más importante es cosechar
la yuca e inmediatamente
proceder a pelarla e iniciar
el proceso de la rallanza;
ya que si se deja más de un
día, la calidad del almidón
disminuye.
Después de arrancada, la
yuca y se transporta al lugar
donde se hará la rallanza,
se pela y se lava. Una vez
esté limpia se lleva al pozo
donde se deja escurrir. El
rallador es una herramienta
que funciona con motor a
gasolina y que convierte la
yuca en harina, para luego
continuar con el proceso de
extracción del almidón.
El siguiente paso es
agregar suficiente agua y
utilizar una tela para colar
o cernir la yuca. El material
que se va colando cae en
unos recipientes de madera
que se conocen como
pozuelos, cinco de ellos en
total, para que aclare el
contenido. Una vez se ha
colado la yuca, el almidón
que está al fondo del
pozuelo se deja asentar, es
decir sedimentar, durante
cinco o seis horas para
sacarlo en bloques y secarlo
al sol. Cuando el almidón ya
está seco se desborona y
se empaca, preferiblemente
en bolsas de papel. En
este momento ya está
listo para su uso y para su
comercialización.
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
I nte rca m bi o de
sa b e res
La búsqueda por identificar
y recuperar algunos de los
saberes que hacen parte de
la vida campesina de Nilo,
Cundinamarca, nos llevó
a plantear un espacio de
intercambio y de encuentro
de todas esas sabedoras
y sabedores locales que
participaron del proceso
investigativo y que querían
compartir sus conocimientos
con más personas.
El espacio se pensó
más que como una feria
de artesanías, como un
encuentro de conocimientos,
por eso se llamó Intercambio
de saberes artesanales.
Se realizó en el casco
urbano de Nilo y convocó
a participantes de diez
veredas del municipio.
Hubo tejedoras, artesanas
que trabajan el totumo, el
amero, la calceta, mujeres
que producen café orgánico
en las veredas altas de
montaña, mujeres que
transforman el cacao en
chucula, un grupo de músicos
que componen canciones a la
vida del pueblo, etcétera.
Uno de los objetivos de
este Intercambio, era generar
un espacio de diálogo, donde
más que vender un producto,
se compartieran los saberes
y las formas de hacer
materializadas en muestras
gastronómicas, artesanías y
música. En el encuentro se
construyeron unas dinámicas
de intercambio donde se
hablaba, se enseñaba y se
aprendía conjuntamente.
Don Héctor Sánchez
quien trabaja con la yuca y la
extracción de almidón, contó
a las y los participantes
todo el proceso que se debe
realizar para obtener ese
subproducto. Relató sus
saberes ilustrándolos con
algunas fotografías que
la investigadora local Julia
Vanegas había capturado,
cuando lo acompañó en su
finca mientras trabajaba la
yuca.
También algunas
tejedoras realizaron
pequeñas, pero significativas
clases de crochet, macramé
y bordado en punto de
cruz. Este intercambio de
saberes fue un espacio
intergeneracional para
compartir, enseñar,
aprender y revalorar esos
conocimientos tradicionales
que muchos sienten se debe
luchar para que nuestras
raíces campesinas no se
pierdan.
21
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
22
- Observando el patrimonio -
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
23
- Cacao y chucula -
- Sonrisas y atarraya -
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
24
- Choco y cedazo -
- Intercambiando saberes -
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
25
- Rallanza -
- Encuentros -
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
26
- Café Kualamaná -
- Somos creatividad -
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
27
- Cantándole a la vida campesina -
- Saber y hacer -
Salvaguardia integral de las culturas campesinas
28
- Tradición y creatividad -
Saberes de la vida campesina en Nilo, Cundinamarca
Mu jer campes in a
Mujer campesina manos fuertes y callosas,
tejedoras de ilusiones, aferrada a su familia
a pesar de tantas desilusiones.
Maltratada y olvidada algunas veces
por su esposo, por sus hijos y también por el gobierno;
que se olvidan de sus valores
y que ignoran lo que somos.
Con sus artes y oficios, quiere al mundo mostrar:
su talento, su servicio y su amor a la sociedad.
Siendo mujer campesina
que cuando les conviene mostrar,
para todos son el icono nacional,
sea cuento o sea chiste, a la historia pasará.
Sigue mujer campesina,
trabajando sin parar.
Mostrando al mundo tu bondad, tu fortaleza, tu entrega, tu amor y tu vida espiritual.
Pues por algo Dios nos trajo al mundo, para dar cátedra a todos de lo que somos capaces,
y que también nos alcanza el tiempo para servir y procrear.
[Ana Delia Reyes Celis]
29
www.pcilocal.com

Similar documents

Conversations about the Immaterial Cultural Heritage of the

Conversations about the Immaterial Cultural Heritage of the y dio cuenta del interés del campesinado colombiano por este tema de la tierra. Aquí se señalan de manera breve las experiencias que se alcanzaron a presentar en el espacio disponible. Un represent...

More information