p-35-230613 - Ciudad CCS

Comments

Transcription

p-35-230613 - Ciudad CCS
contenido
Jorge Rodríguez Gómez
Freddy Ñáñez
Felipe Saldivia
Gustavo Borges Revilla
Consejo Editorial
02
04
Directora
Misceláneas
Fabricio Ojeda
06
08
Berenjenas y pichache
Dios y el diablo en el detalle
09
14
Un viaje infernal
Las Chapuceras: rock dañado y mal hecho
Zonia García
Melany Pérez
Diseñadoras
18
21
Ilustrador
¡Vive la danza y celebra los ritmos!
Uno, dos, y... 3
22
24
Mercedes Chacín
Editor Jefe
Carlos Cova
Coordinadora Editorial
Odry Farnetano
DirecTORa de Arte
Edarlys Rodríguez
Asesor Editorial
Reinaldo González
Redacción
Rocío Cazal
Mabe Chacín
Kay Yam Hung
Gustavo Mérida
Alfredo Rajoy
Fotógrafos
Ambrosio Plaza
José Rivera
CORRECTOR
— artes
— Gastronomía
— Miradas
— ciudad
— entrevista
— perfil
— filo y borde
— Música
— sexodiversidad
Soraya Sanz, a capa y espada
— crónicas
burocráticas
Clodovaldo Hernández, Malú Rengifo,
Freddy Fernández, Marco Santaniello,
Nathaly Bonilla, L. “Razor” Balza y
Nataly Sanoja.
Archivo Ciudad CCS.
26
31
Foto portada: José Rivera.
Falsas, maliciosas y escandalosas
reflexiones de un ñángara (VIII y IX)
Rodolfo Castillo
Colaboran
en esta edición
Impresión
Fanarte, C.A.
[email protected]/@epaleccs
Comercialización y Ventas:
0212-8080323/0426-5112114
Distribución: 0212-3686750
Una publicación de la
Alcaldía de Caracas.
— novela
32
— Cuentos
del arañero
Circula con el Diario Ciudad CCS
Revista Gratuita
— crucicompacto
33
— la bitácora
de amón-ra
02
artes
INSCRÍBETE EN LA CAMPAÑA ADMIRABLE
Concurso
Hasta el próximo viernes, los creadores y creadoras tienen oportunidad de enviar sus obras al Museo de Arte Popular para participar en el concurso “La
Campaña Admirable en la Batalla de Los Horcones”, el cual llevará a cabo esta
institución para conmemorar el Bicentenario de la Campaña Admirable, acción militar ocurrida el 22 de julio de 1813 y que se inserta en la Guerra de
Independencia.
Para mayor información pueden comunicarse al Museo de Arte Popular (02123689366) y al Museo de Barquisimeto (0412-3331712).
PREMIO ANÍBAL NAZOA
PARA ÉPALE CCS
Épale CCS recibe con satisfacción el reconocimiento especial del Premio Aníbal
Nazoa 2013, que otorga la Fundación
Periodismo Necesario, por el “rescate de
la crónica”. Y es que no se puede rescatar algo que no está abandonado y, dentro del imperio de la inmediatez, la crónica pareciera perder sentido. Requiere
acercamiento, gestación y tiempo para ser
parida... “Caliche” para el periodismo tradicional. Pero qué bueno es verla nacer,
leerla y seguir leyéndola. Alivia en medio
de tanto trajín, permite agarrar aire
y seguir.
Nuestro papá, el diario Ciudad CCS,
igualmente fue galardonado en la categoría Ilustración/Trabajo artístico.
Mención especialísima merece el premio
al Comandante Eterno de la Revolución
Bolivariana Hugo Chávez Frías, “en reconocimiento a su verbo libertario, al valor
didáctico que cumple su mensaje moral,
social y político que, a escala nacional e
internacional, difunde sobre los principios del socialismo del siglo XXI”.
También fueron premiados Ciudad VLC,
Correo del Orinoco, ANTV, Telesur, Vive
TV, Radio Nacional de Venezuela (RNV),
YVKE Mundial, Al Son del 23, Ola
Bolivariana y Trinchera Creativa, entre
otros medios y colectivos hermanos.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
CONFUCIO
Cine
PDVSA La Estancia presenta la película
Confucio (2010), historia que se centra
en los últimos años de la vida del filósofo chino, desde que asume un cargo
político, a los 51 años, hasta su muerte
a los 73 años.
Lugar: PDVSA La Estancia
Hora: 7:00 pm
Fecha: 26/06/2013
VIERNES MUSICALES
Entretenimiento
Una mezcla entre la música y la naturaleza se podrá disfrutar el proximo viernes con el Cuarteto Gipsy de la Orquesta
Sinfónica Municipal de Caracas. Sus
interpretaciones están destinadas a
entretener a los presentes. La entrada
es gratuita.
Lugar: Casa Anauco Arriba
Hora: 5:30 pm
Fecha: 28 de junio
28
Caracas, 23 de junio de 2013.
25
03
ENTRE LIBROS
Exposición
El Fondo Editorial Fundarte
presenta, en esta ocasión, una
expoventas de libros de la mejor
calidad y a buen precio para el
caraqueño. Con una gran variedad de libros para todo tipo de
público.
Lugar: Torreta de San Jacinto
Hora: 9:00 am a 5:00 pm
Fecha: 26 de junio
POR ESTA PLAZA
TODOS PASAN
Teatro de títeres
Una comunidad se prepara para celebrar el cumpleaños de la plaza.
Todos los vecinos se organizan en
comisiones de trabajo y se disponen
a realizar los preparativos para compartir sus sueños y sus alegrías.
Lugar: Teatro Cristo Rey
Hora: 11:00 am
Fecha: 28 de junio
26 28
TELEVISOR PARA DOS
Teatro
Una pareja absorbida por la televisión pierde las palabras y el
amor. Justo al borde del caos, observan a su alrededor y es cuando intentan salvarse el uno a
otro, salir de ese pedacito de cárcel para salvar su matrimonio. El
costo es de Bs. 20.
Lugar: Teatro Simón Rodríguez
Hora: 5:00 pm
Fecha: 23 de junio
23
BLABLABLÁ: DISCURSO TÓXICO
Teatro
Es la historia de dos personajes estrafalarios, de grandes complicaciones
psicológicas y que representan el conflicto que genera la falta de comunicación, el dominio y la pérdida de identidad. A medida que transcurre la historia van adquiriendo nuevas personalidades, sublimando sus frustraciones como seres humanos y como pareja.
Lugar: Teatro Municipal
Hora: 5:00 pm
Fecha: 23 de junio
23
Caracas, 23 de junio de 2013.
entrompe al cine
De Géneros y otros sabores…
No solo en Venezuela, sino en el resto del cine latinoamericano, son raras las obras que se separan del cine de
autor. Al parecer existe, por parte de algunos realizadores, prejuicios hacia los géneros por considerar que de
ahí solo salen obras de menor calidad, prefiriendo hacer
películas que algunos consideran por ahí como “burda
de intensas, lentas y aburridas”. Este prejuicio viene motivado, a veces, por la indiscutible presencia avasalladora del cine hollywoodense y su interminable catálogo de
películas de género. Pero, como hemos comentado en
este espacio anteriormente, no siempre ha sido así en el
cine venezolano.
Desempolvando en los baúles de tesoros que constituyen nuestros archivos fílmicos (necesario señalar: injustamente olvidados por las autoridades culturales),
no encontramos muchas pistas del cine de género en la
producción cinematográfica de Venezuela. Por ahí llega el nombre de Amábilis Cordero, cineasta güaro de
principios del siglo XX, entre cuyas obras podemos encontrar La cruz de un ángel (1929), especie de “película
del oeste” en pleno desierto larense, con caballos, ladrones y final feliz. Pero nos llama de verdad la atención de
no encontrar casi nada dentro del espacio del terror y el
suspenso. Salvo algunos seriales, unitarios para la televisión e intentos esforzados, como Masacre en Buena
Vista (Jackson Gutiérrez, 2010), las películas de miedo
son casi prácticamente invisibles en la cinematografía
nacional… por ahora. La casa del fin de los tiempos, que
constituye el debut de Alejandro Hidalgo como realizador, puede constituir el principio de un acercamiento al
género. Este estreno del cine venezolano, más cercano
al suspenso psicológico de directores como Hitchcock
y Amenábar que a las duchas interminables de sangre
y tripas, puede ser una excelente y nueva oportunidad
para llamar a ese otro público del cine venezolano a que
se acerque entusiasta a las salas.
Marco Santaniello
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
04
PERFIL
Fabricio Ojeda:
Honor y gloria
al periodistaguerrillero
05
Transitó el mismo camino que han recorrido muchos
líderes de la izquierda, pero en sentido contrario: primero
coqueteó con el reformismo y luego asumió la línea
revolucionaria insurreccional. "Logró ser intelectual y
a la vez hombre de acción, y en eso se le fue la vida", dice
José Vicente Rangel
POR Clodovaldo Hernández
ILUSTRACIóN ALFREDO RAJOY
dictadura y llegó a dirigir la Junta Patriótica. Una vez derrocado el
dictador, el periodista ya era un ídolo nacional y se le auguraba un
brillante futuro político. Sin embargo, en Ojeda venían avanzando
transformaciones internas muy profundas. La Revolución Cubana
lo había impactado hondamente. Como político y periodista entendió que el pacto de Punto Fijo era, en realidad, un muro de contención de las fuerzas populares. Así, tomó la decisión más drástica de
su vida: dejó la curul y se fue a la guerrilla sin tramos intermedios
ni anestesias. Quiso enmendar el error del 23 de Enero, cuando se
“Fue un intelectual y, a la vez, un hombre de acción, algo bastante debió pasar directamente de la dictadura militar a la revolución de
difícil de conjugar en el mundo de la política. Él lo logró y en eso se izquierda, sin caer en el embeleso de la democracia burguesa.
le fue la vida”, dice José Vicente Rangel, uno de sus grandes amigos,
pues salieron de la misma cantera: Unión Republicana Democrática. Ojeda fue un convencido de que la vía para la revolución era la lucha
armada. Por ello, la última y lacerante polémica que protagonizó
“Pudo haberse quedado en el Parlamento, como una gran figura, fue con dirigentes del Partido Comunista, quienes flaqueaban respero avanzó en las definiciones ideológicas y políticas con una ex- pecto a la línea insurreccional. “Hay quienes juran que fueron cotraordinaria coherencia. Se movió del campo del reformismo al de munistas quienes lo sapearon con el SIFA”, dice un viejo militante
la Revolución, es decir, hizo un recorrido distinto al de aquellos que del Partido de la Revolución Venezolana. El 20 de junio de 1966 fue
viniendo de la línea insurreccional fueron a parar al reformismo detenido por el tenebroso cuerpo represivo y al día siguiente apareció muerto en su celda. Según la versión oficial se suicidó. Según
más cómplice con los poderes fácticos”, añade Rangel.
quienes lo conocieron es lo último que hubiese podido hacer este
La fase final de la breve vida de Ojeda tuvo esa constante: aban- trujillano aguerrido. En 2012, pagando otra de tantas deudas pendonar los terrenos conocidos y adentrarse en espinares cada vez dientes con la historia, la Revolución Bolivariana exhumó los resmás punzantes. En los tiempos de la dictadura fue un destacado tos del periodista-guerrillero. Seguramente pronto se confirmará lo
reportero del diario El Nacional. “Era como un ahijado para Pérez que todos sospechan: que fue asesinado. Eso le dará aún más brillo
Jiménez, quien hasta lo llamaba aparte para darle algunas primi- a su extraordinaria leyenda y muchas más obras nobles serán baucias”, asegura el historiador aficionado Gerónimo Pérez Rescaniere. tizadas con su nombre. “¡Honor y gloria a Fabricio Ojeda!”, dirán
Clandestinamente, sin embargo, asumió la lucha política contra la los viejos camaradas.
Hay una fundación, un círculo bolivariano, un movimiento de periodistas, una escuela de comunicación social, un núcleo de desarrollo endógeno y hasta una central hidroeléctrica que llevan su
nombre. Fabricio Ojeda se ha convertido en epónimo de muchas
obras nobles. Ningún honor, ninguna gloria son inmerecidos, pues
este hombre transitó el mismo camino que han recorrido muchos
personajes de la izquierda, pero en dirección contraria, en el sentido de la dignidad.
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
06
GASTRONOMÍA
PICHONES DE SIBARITA
“El” pasticho de berenjenas
POR GUSTAVO MÉRIDA
FOTOGRAFÍA jOSÉ RIVERA
Un pichón de sibarita, precisamente por pichón, puede arriesgarse. La confianza de la
gente de Épale CCS crece cada día más: ¡ya tenemos caja chica! Ahora, hay una labor todavía más ardua en eso de “sibaritear” (que me
perdone el corrector) por toda Caracas para
luego exigir que te emitan correctamente la
factura y recuperar lo que uno se gasta en un
almuerzo cuando toca el turno de ser pichón
o pichona.
instantáneo. Entonces, curado y hambriento, leí el anuncio de la elaboración propia de
sus pastichos: de carne y de berenjenas. La
berenjena tiene potasio y el potasio es algo
que se necesita después de.
Probé la gloria.
Desde entonces, es un tiro al piso cuando
se quiere quedar bien con uno mismo o con
alguna invitada. Claro, nunca falta alguien
Al mejor pasticho de berenjenas de toda que dice con voz insoportable: “Yo no como
Caracas lo descubrí hace muchos años por berenjena”. Pero bueno. Ya Malú Rengifo
casualidad, como suelen ser los grandes des- sabrá decirnos qué decirle.
cubrimientos. Un ratón infernal me obligaba a beber urgentemente lo que sea y me de- Franco Di Giannantonio (tuvo que deletuve frente a una pizzería en Santa Mónica. trearme su apellido y yo no tuve que preRefrescos, limonada y Frescavena eran las op- guntarle de dónde viene) es el dueño de la
ciones. Opté por la frescura y el efecto fue casi pizzería Roccolano, un local que tiene 36
años funcionando. En 2000 le hicieron una
remodelación, pero a la cocina. Desde 1981
está igualito. Tiene doce mesas blancas con
sillas verdes tipo banco, donde caben cómodas cuatro personas que no sean excesivamente regordetas o amargadas.
Trabajan todos los días desde media hora antes de las 12 en punto hasta las nueve y pico,
excepto los lunes.
Transcurren menos de seis minutos desde el
momento en que Franco anuncia por micrófono: “Pasticho de berenjena, uno”, hasta que
lo colocan en la bandeja con unos trozos de
pan encima de una servilleta. La dinámica
del micrófono y la corneta para avisar en la
cocina qué es lo que tienen que ir “marchando”, usual en negocios de comida rápida en
RECETARIO DEL PELABOLA
Ensalada
de pichache
POR Malú Rengifo
[email protected]
En el mercado de Coche, cuando la gente termina de comprar, cuando cada visitante ha escogido ya lo mejor de lo mejor para su casa —y
ha pagado por ello—, cuando el último de los pimentones lozanos
se ha marchado con su dueño y las más bellas verduras y hortalizas
viajan en una bolsa de plástico, rumbo al baile de la tabla y el cuchillo, queda una sola cosa que hacer: limpiar el mercado.
Pero resulta que allá en Coche (hablo de este mercado porque es el
único en el cual tengo certeza de que sucede lo que relataré a continuación, pero seguro que en todos pasa igual) hay un grupo de personas que hacen algo muy loable, pero tuvieron el mal tino de ponerse como nombre una palabra muy fea: se llaman los pichacheros.
Los pichacheros se alimentan del pichache y, aunque suene horroroso, la realidad es que los pichacheros ni comen basura ni son
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Caracas, 23 de junio de 2013.
07
Ambiente
Atención
la década de los 80, se mantiene intacta en
esta pizzería.
Ca
lle
Ra
zze
ti
Ca
Co
Universidad
Bolivariana
Av.
Ne
ver
Ca
í
ll e
Hu
mb
ol t
ias
ien
c
lle
sC
Ca
Av.
La
Río
Precio
Gu
air
e
Calidad
lle
daz
zi
Pizzeria Roccolano
Va
rga
s
BBVA Provincial
La avena y los pastichos de berenjena son recomendaciones de rima pasajera, de modo que
usted vaya sin que le dé pena, un día cualquiera
que no sea lunes, para que no se embarque (y
eso no rima pero no importa). Y los pastichos
de berenjena, junto con la avena, son las primeras cosas que se acaban. Si eso pasa, puede
optar por una pizza, que no son malas. Franco
me permitió ver la cocina. Es una cocina limpia, no tan calurosa y estaban picando cebollas.
Aceptan efectivo, tarjetas y cesta tickets, pero
no Valeven. ¿Los precios?: Bs. 85, 160 y 255
los pastichos según sean regulares, grandes
y familiares. Quince bolos la avena. Buen
provecho.
carroñeros ni son gente sucia, todo lo contrario. Los pichacheros ¿Que cómo la preparó? Bueno, lavó todo y puso a sancochar la papa,
salvan a los alimentos de convertirse en basura y es posible que ni remolacha y zanahoria, todo junto en una olla con agua. Mientras
siquiera tengan idea de cuánto mérito tiene eso.
tanto, picó en trozos chiquiticos dos de las cebollitas, y cuando estuvieron blandas la hortalizas las sacó todas del agua y las dejó enfriar
Mientras unos escogen las verduras más hermosas pensando que lo un poquito. Luego de esto, peló y picó en cuadritos las tres cosas por
demás es porquería (paradigma absurdo que solo beneficia al capi- igual y las mezcló en una perola junto con la cebolla, un poquito de
tal), los pichacheros se quedan con el repele. Y el repele es mucho. mostaza, sal y mayonesa al gusto. Eso fue todo. Tremenda ensalada
Y el repele se lava y queda sanito. Y el repele sabe igual… ¡Ah!, y el gratis. Y fue tanta cantidad que compartió con un gentío.
repele es gratis.
Ensalada rusa de pichache
El tamaño sí importa
Mire, amigo, amiga pelabola como yo. Cuando usted vaya al merEl tema es así: un día a un pelabola le dio hambre, pero no tuvo plata cado y vea esas hortalizas grandototas, brillantes, con esos colores
con que comprar comida. Como vivía cerca del mercado de Coche se tan obscenos, sospeche. Haga la prueba. Péguele la nariz y se dará
llegó por allá cerca del mediodía, cuando ya lo que queda es el repele cuenta de que no huelen a nada.
que se bota.
Para que los vegetales crezcan de esa forma tan “bonita” hay que
Esculcando por ahí, en pocos minutos, recuperó de entre el picha- rociarlos de pesticidas y fertilizantes (sinónimos de veneno) que,
che una docena entre zanahorias y papas pequeñas y golpeadas — además de forzarlos a crecer hermosotes pero insípidos, terminan
pero buenas—, unas cebollas que nadie quiso por enanas y unas alojándose en su hígado —y en el mío también— y es así como tersiete remolachas que lo único que tenían de malo era una capa de minamos pagando por productos que no son ni remotamente tan
tierra por encima y ser más chicas de lo que acostumbramos a con- sanos y sabrosos como deberían ser. Por eso le recomiendo que lo
siderar sabroso. Fue así como, armado con una bolsota de alimen- intente: llévese un día una zanahoria del pichache y prepárela a su
tos completamente gratuitos, nuestro amigo el pelabola se graduó gusto. Luego sorpréndase, entienda, reflexione y discuta, ¿quién nos
enseñó a tratar a la comida como si fuera desecho?
de pichachero y preparó ensalada rusa.
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
08
FILO Y BORDE
Dios y el diablo
en el detalle
POR Freddy Fernández
@filoyborde
ILUSTRACIÓN NATHALY BONILLA
La idea de que la esencia está en el detalle debería ser mucho más fuerte
en todo y en todos. Chávez la formulaba diciendo que “en los detalles
está el diablo”. Restar importancia a lo pequeño nos empobrece y nos
daña cotidianamente. Hacemos cosas y tenemos comportamientos
que nos parecen que no impactan porque son pequeños.
Hace tiempo, en la UCV, después de unos 40 minutos de cola para
entrar al comedor, se acercan dos compañeros de clase y se instalan
junto a mí. Falta poco para llegar a la puerta y ellos discuten sobre
la corrupción. Uno dice que hay que fusilar a todos los corruptos.
Permanezco en silencio, pero ellos me interrogan para ver qué opino.
Digo que sería una masacre, que habría que cometer suicidio para
cumplir con esa meta. Ellos están en completo desacuerdo y piden que
sustente mi posición. Allí les digo que el problema es que quien actúa
de manera corrupta piensa que su actuación es pequeña, que apenas
toca un detalle. Asume que tiene una oportunidad y debe aprovecharla.
No están convencidos, así que acudo al ejemplo de lo que estamos haciendo los tres. Ellos abordan la cola en el lugar donde yo estoy. Detrás
hay 800 o 1000 estudiantes más. A mis compañeros no les importa retrasar a los demás, aprovechan que yo estoy allí, saben o sienten que lo
hace todo el mundo y que no tiene ningún impacto. Es solo un detalle.
Yo soy el cómplice, quien los deja meterse allí. Si hay que fusilar a todos los corruptos, en ese instante, los tres merecemos la pena capital.
Se vive también en el supermercado. Las colas se abultan porque si
son dos los que compran, cada uno hace una cola para ver cuál avanza más rápido. Si se puede comprar solo cuatro paquetes de harina
de maíz, se dividen para comprar ocho o doce.
Uno se para detrás de alguien que solo tiene un producto en la mano
y, cuando ya casi va a pagar, se aparece el familiar del que está delante
con un carrito repleto. No hay nada que hacer. El detalle solo amarga, no hace más. Lo malo es que esta visión, de que es pequeño o muy
poco, al menos en cifras porcentuales, también lo siente alguien que
se apropia indebidamente de cinco millones de un presupuesto establecido en mil millones. Apenas se habrá quedado con 0,5% del total.
La dinámica constante es la de la oportunidad aprovechada “un poquito”, porque “todo el mundo lo hace” y porque es apenas un detalle. La misma visión se impone en todo: para comprar un carro, para
solicitar un crédito de vivienda, para conseguir un trabajo. Así que el
reto es grande, es para todos y, aunque suene a lugar común, es una
cultura que debemos derrotar para que no sea el diablo, sino Dios, el
que esté en los detalles.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Caracas, 23 de junio de 2013.
09
MIRADAS
Un viaje infernal
Es sano salir de Caracas cada vez que se pueda, el
problema es que nos dan las vacaciones a todos al mismo
tiempo. DURANTE LOS “PUENTES” —al igual que en Semana
Santa y Carnavales— los terminales de pasajeros y
las playas colapsan, por lo que muchos viajeros están
sujetos a vivir travesías inesperadas
POR María Betania Chacín
FOTOGRAFÍAS AMBROSIO PLAZA
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
10
Con la misma entonación de maestra de kínder diciendo “oído-mosca”: “Serviiiicioooo privado, repitan conmigo, serviiiicioooo privado.
Eso es lo que van a decir si la guardia nos para.
Nosotros somos serviiiciooo privado. Cuida’o
con decí que este autobús lo agarraron en el
terminal de Oriente, ahí sí es verdá que nos
jodimos toíto porque los van a bajar y se van a
quedar varao”.
Y empezó la bachata.
Esa fue la bienvenida a, aproximadamente, 60
“pasajero-temporadistas” que formaban parte
de la gran ola de población nacional, quienes
deciden agarrar los fugaces puentes para exhibir sus partes pálidas en playas atiborradas.
Los fines de semana largos son para “descansar
de todo el trajín citadino, para relajarse y quitarse ese estrés del trabajo, mana”, así me dijo
Marco Antonio, un joven peluquero que iba
para las playas de Santa Fe en el estado Sucre.
“Allá me están esperando unos amigos para ir
a Cariaco y Carúpano, esas playas son sabrosas”. Lo que Marco Antonio no sabe es que su
felicidad es un burbuja que explotará antes de
llegar a Santa Fe, y ni les cuento la travesía que
tendrá que vivir si se le ocurría devolverse el
último día del puente.
Cada vez que se acerca un puente empieza la
alta demanda de los pasajes en las empresas de
transporte privadas. Para viajar cómodamente
en un buscama tendrá que apartar su pasaje, al
menos, con dos semanas de antelación. Así que
uno tiene que tener sus planes bien hechos, por
nada del mundo puede corromperlos. Como
esa filosofía no va conmigo ni con mi compañera de viaje, el mismo día en que empezó la
locura por el puente, nos llegamos al terminal
de Oriente con la certeza de que encontraríamos un medio de transporte —de cualquier estilo— para llegar a Cumaná en el estado Sucre.
No vale la pena pararse a las 5 am e irse corriendo al terminal: a toda hora salen Encavas
que recorren cada uno de los pueblitos de la vía
oriental. Al montarse en uno de esos autobuses
tiene que tener bien claro que se va a parar en
cada uno de los caseríos, estaciones de servicio
o comederos a la orilla de la carretera o, incluso, como fue el caso de este viaje, en la casa del
chofer en Barlovento donde su mamá lo esperaba con el almuerzo y una mochila. Así que no
fueron ningunas seis horas: desde la 10 am hasta las 8 pm —con cambio de autobús incluido.
**
“Puerto, Cumaná, Carúpano. Puerto, Cumaná,
Carúpano. Aproveche, aquella Encava va saliendo”. Mentira. Es un engaño. El autobús —que
parecía una nevera y olía a humedad— tarda, al
menos, dos horas en cargarse y salir. Mientras
tanto, el autobús apagado, convertido en sauna,
y si se le ocurre salir a tomar aire fresco perderá su silla: existen quienes se atreven a usurpar puestos y guardar sus pertenencias en otro
lugar del vehículo sin decir nada. Mientras el
colector o ayudante del chofer limpia el desastre que dejaron los pasajeros anteriores —aún
cuando la parte de atrás de los asientos dice
que está prohibido ingerir alimentos—, suena
un reguetón de los más insufribles (porque hay
reguetones digeribles, pero el que oía el chamo
hacía nuestras vidas —la mía y la de mi acompañante— miserables). Me limité a apreciar el
fenómeno del merenguetón.
La espera se hacía eterna y, justo cuando todo
estaba listo para salir, un pasajero se agotaba:
“Devuélveme mis reales, chico, tú crees que
pueden hacer con el tiempo de uno lo que tú
quieras”. Fue una situación que se repitió par
de veces hasta que logramos arrancar, aunque
justo en la salida nos paró la guardia. Y adivinen qué dijimos: “Serviiiciooo privado”.
***
Y así fue.
*
Los choferes y los “valepié” tienen el control en
su territorio. Son capaces de crear intriga, desesperación, impotencia y hasta arrechera. Pero
en una situación como esa una piensa: “¡Qué
carajo!, ya estoy metida en esto y no hay otra
forma de irse, así que mejor respiro profundo,
esto solo durará seis horas”.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Yo no sé de qué año es la canción “Osito
Dormilón” de El Binomio de Oro, pero ya
tiene rato rodando, lo que quiere decir que
cinco de cada diez personas tienen que haberla oído en algún momento de sus vidas.
En este autobús era el hit número uno del
momento, cantaban la letra al unísono y pedían repetición. Siempre ha sido un enigma
para mí cómo un género que arrancó del otro
Caracas, 23 de junio de 2013.
“Arapito,
Vallecito, Santa
Cruz, San Luis,
Monumento,
El Peñón,
Güirimar, Quetepe,
Tocuchare,
Tunantal,
Cachamaure,
Copey, Medina,
Puy Puy...”
—
11
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
12
lado del país, minó y conquistó a los orientales y se hizo número uno en el top de sus
músicas predilectas, hasta formar parte de su
idiosincrasia. El caso es que a la hora de haber arrancado el vallenato se volvió cansón,
¡y apenas íbamos por Guarenas! Menos mal
que el disco siguiente fue Juana la cubana
(1990), porque si ponían más vallenato mis
ganas de llorar aumentarían, no tanto por la
música sino por las letras: tristeza, desamor
y guayabo exacerbado.
Para su fortuna, mi compañera de viaje durmió casi todo el recorrido —y sí que fue largo— y no se atormentó, ni un poquito, con las
changas de moda o las salsas eróticas que desenamoran a cualquier mujer. Cabeza firme y
pupilas asomadas por la ventana, arrimando
la antipática cortinita que impide ver el paisaje: comportamiento frecuente en los nerviosos
pasajeros, que no dejaban de gritarle —y fuerte— al chofer que disminuyera la velocidad.
“¡Mijito!, ¿’tas apurao?, ¿te está esperando tu
mujer de Cumaná?”, dijo un exaltado Marco
Antonio cuando estaba empezando a perder
su feminidad. Los gritos del peluquero, más
el llanto de cuatro niños y las conversaciones
de una familia de seis integrantes, más la bachata, más —como si ya no fuera suficiente
con la contaminación sónica— la cornetica en
modo chicharra de un chamín al que le encataba el reggaeton gangsta, más la imprudencia del conductor, me hacían pensar en una
reflexión cliché: nada es fácil en la vida. Para
llegar al paraíso sucrense, tenía que atravesar
el infierno primero.
****
Para no hacerle publicidad explícita a un establecimiento comercial que hace de las suyas con el precio de las cachapas y el cochino frito, vamos a decir que llegamos a “El
Galansón”. Justicia. Un rato para estirar las
patas y comerse unas chucherías, porque arepa provocaba pero, cuando enfrentamos la
realidad del precio, se nos quitó el hambre.
Y no solo eso: el pasaje en la Encava del infierno tuvo un costo de 230 bolívares —no
es joda—, dolorosos. Más del doble de lo que
cobraría un buscama convencional. Sumando
los dos pasajes: 460. Ergo, no teníamos más
dinero que el pasaje, por lo que tuvimos que
conformarnos con la mitad de una botellita
de agua y el dolor de cabeza.
el reproductor y las súper cornetas último
modelo que tenía el autobús.
*****
En Puerto La Cruz se desarrolló la segunda
parte de esta tragedia. El señor conductor
nos dio la dolorosa noticia, justo cuando las
cosas no podían ponerse peor: “Se van a ir
en ese autobús azul que está allá en la esquina, él los va a dejá allá en el terminal de
Cumaná y no les va a cobrar nada”. Claro,
el pasaje del segundo autobús estaba incluído en el primero, por eso fue tan caro. La
verborrea autóctona y criolla que expulsaban las bocas de los pasajeros, de pronto se
convirtió en una jauría que casi desvalija
el medio de transporte. La frustración y el
desespero hicieron de las suyas entre gritos
e insultos, hasta que por fin nos montamos
en el otro autobús que, “felizmente”, nos
llevaría a nuestro destino.
En “El Bonachón” estuvimos más de una
hora, no solo por lo atiborrado que estaba
sino porque al momento de regresar al autobús nos encontramos con un gentío secando
su equipaje, pues el aire acondicionado se averió y expulsó toda su agua hacia los asientos,
los cuales quedaron empapados, al igual que
las pertenencias de los pasajeros. ¡Aquel peo!
La gente al fin sacó sus garras y el chofer tuvo
que entrar en sumisión: Marco Antonio a la
cabeza de la batalla con doña Gladys de escolta sin más armas que los gritos y la humillación. De ahí en adelante casi todo cambió.
Menos la música: Miguel Molly, Natusha y Después de la lucha firme de los líderes del
una variedad de vallenateros hicieron de las movimiento, Marco Antonio y doña Gladys,
suyas al máximo de decibeles alcanzado por llegó el segundo autobús. Este si era un
13
autobús con estilo: estilo vintage, color mostaza, azul eléctrico y rojo sangre; micas largas
de cuatro colores, carrocería interna forrada con fieltro morado y, al lado del volante,
tres perritos —no uno ni dos sino tres— que
no dejaban de mover la cabeza. El vidrio de
atrás tenía una gran estampa de José Gregorio
Hernández y citaba “En ti confío” y, escrito con papel ahumado en la parte superior,
“Escudería Herrera”. Este tipo de autobuses
son un lujo, lástima que solo se consiguen en
el interior der país. Además, no podía faltar
el apoteósico soundsystem con un coñazo de
triaxiales —los pavitos entienden— y “sendos” bajos. Lástima que solo sirvieron para
reproducir bachata y merengue puyúo, cosa
que explica lo malos que son los conductores
como DJ: ponme el merengue cuando tenga
piso pa’ bailar, no cuando esté sentada y con
ganas de orinar.
******
Quien haya recorrido la carretera Puerto La
Cruz-Cumaná sabe que tiene un montón de
alcabalas y que debe estar preparado para toparse con algún funcionario corrupto matraquero. Siempre que empiezan las temporadas
o se avecina un puente, se despliengan más
de 200 mil funcionarios de seguridad pública
repartidos entre la Guardia Nacional, CICPC,
bomberos, Protección Civil, Oficina Nacional
Antidrogas, Fondo Mixto de Turismo, Sebin
y otra variedad de uniformados que dan mucho miedo.
Minutos después, al fin veo al Indio que
me da la bienvenida con un pescado en la
mano. Veo las luces opacas de la avenida
Universidad, paso frente a la abandonada Universidad de Oriente. Olor a pescado
sala’o mezclado con CO2: estamos en casa.
Al ver la luna mirarse en su espejo gigante, cualquiera se olvida de tan largo y tortuoso viaje.
En el terminal de la Perimetral un cartel
nos da la bienvenida: “Gracias por venir a
disfrutar sus vacaciones con nosotros. Las
playas aptas en el estado Sucre son: Arapito,
Vallecito, Santa Cruz, San Luis, Monumento,
*******
El Peñón, Güirimar, Quetepe, Tocuchare,
Tunantal, Cachamaure, Copey, Medina,
Apenas vislumbramos Santa Fe y Marco Puy Puy...”, y un sinfín de playas más hasta
Antonio salió pirado. “Chao, mami, escrí- Macuro. Irónicamente, la única playa prohibida era la de Santa Fe.
beme si llegas a Carúpano”.
14
MÚSICA
Las Chapuceras:
rock dañado y mal hecho
Bromas musicales y melodías disidentes: así se definen
Las Chapuceras, sin especificar géneros y sin establecer
alguna comparación, porque realmente, al parecer, no
hay nada que se les parezca, al menos no en el under
caraqueño
POR Mabe Chacín G.
FOTOGRAFÍAS JOSÉ RIVERA
“Hensen (baterista) estudiaba oftalmología
y yo ‘cuervocultura’, entonces pensamos que
la mejor manera de hacer rock en la ciudad
era hacer una cosa donde la gente criara
cuervos y tuviera el oftalmólogo ahí mismo”. Ese es el verdadero génesis de la banda
Las Chapuceras, según Armando Lahbara
González, contrabajista, realizador audiovisual y criador de cuervos. La otra versión,
la de Hensen García, baterista de la banda
y, además, artista plástico con bastante experiencia, es mucho más simple: “Nosotros
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
nos odiábamos y nuestros amigos tenían que
obligarnos a tocar, hasta que un día todos
se hartaron y nos quedamos sin banda, sin
músicos, sin dinero, sin nada y nos vimos
obligados a formar Las Chapuceras”.
“Una chapuza es una garantía de mal hechura,
de algo que está mal hecho, algo que todos saben que está mal. Partimos de la idea de hacer
una especie de rock dañado”, así, según Hensen,
son los chapuceros: unos carajos que hacen las
cosas sin cuidado y con una técnica decadente.
Caracas, 23 de junio de 2013.
“Si se supone que las mujeres están en desventaja en el mercado laboral, por el rollo de la desigualdad de géneros, imagínate una mujer que
no sepa hacer su trabajo: le pagan peor, ¿cierto? A nosotros nos pagan menos que eso. Las
Chapuceras son como una estríper gorda”, comenta Armando para ver si así nos hace entender de qué carajo se trata su música.
Bromas musicales y melodías disidentes: así
se definen Las Chapuceras sin especificar géneros y sin establecer alguna comparación,
15
porque realmente, al parecer, no hay nada
que se les parezca, al menos en el under caraqueño. “Componemos temas que no son
temas: estructuramos una melodía en base
a una secuencia de samples, de ruidos o de
archivos de audio que escogemos con una
temática. Por ejemplo: tenemos un tema
que habla sobre el embarazo, la feminidad,
la ruptura de las parejas y ese tipo de cosas
culebreras, y es una balada compuesta por
sonidos de telenovelas con un fondo melodramático. Entonces, vamos ejecutando la
canción con base en esa melodía y en esa rítmica, pero dañándola en vivo”, puntualizó
Hensen, al fin, para hacer más digerible el
concepto musical de Las Chapuceras. “Los
músicos, por lo general, van y ensayan canciones, ¿cierto? Ahora, si se supone que la música es un lenguaje, se hace para que la gente
se comunique. Con base en eso, ¿tú cuando
sales con alguien ensayas la noche anterior
la conversación que vas a tener? Igual nosotros: desarrollamos lenguajes, no ensayamos
piezas”, y así, Armando volvió a escoñetar lo
que ya habíamos entendido. “Esto no lo planeamos, buscamos la música y la encontramos en cualquier momento espontáneo. La
música no está en ninguna partitura, está en
cualquier cosa que nos pase. La música está
en lo que pasa entre nosotros dos cuando estamos tocando”.
ARTIMAÑAS MUSICALES
Armando, que viene de la escuela de Cacri
Jazz o, lo que es lo mismo, del acid jazz callejero, encontró una forma de mantener la
alineación de la banda con dos integrantes y,
aun así, obtener un sonido aceptable, como
si fueran un bandón. “Yo tocaba bajo o guitarra y Hensen la batería, entonces siempre
estábamos necesitando una tercera pata, que
casi siempre era muy inestable y terminaba
tumbando la mesa. Entonces pensé: ‘Coño,
si existiera un aparato con el que yo pudiera
tocar el bajo con los pies sería buenísimo’. Y
un día fui a una tienda de música, que ya no
existe, y encontré ese aparato que yo estaba
buscando. Sí existía y había sido fabricado en
Texas, Estados Unidos, en 1975. Entonces,
con ese aparato puedo tocar el bajo con los
pies como si fuera un órgano, la guitarra con
las manos y Hensen, además de tocar la batería, lanza unas secuencias —que no son
beats acompañantes sino atmósferas, samples o cualquier contenido sonoro de discursos, tiroteos, ambulancias, gemidos o lo que
“uNA CHAPUZA ES ALGO QUE ESTÁ MAL
HECHO. paRTIMOS DE LA IDEA DE HACER
UNA ESPECIE DE ROCK DAÑADO”
(hENSEN gARCÍA)
—
sea. De manera que, nosotros dos, el mínimo
plural, nos sacamos el máximo: cada uno
trabaja con una dualidad. En mi caso, con
bajo y guitarra; y en el de Hensen: batería y
secuencias”. Un ejemplo corto: en muchas
canciones hay discursos que aluden a épocas políticas pasadas: “Tenemos de invitados
a Ledezma y Caldera en algunos temas”; la
canción “La CIA Satán”, habla sobre hegemonías religiosas y contiene sonidos atmosféricos de misas en latín y voces de pastores
evangélicos. Pareciera que puede haber una
recarga semiótica, pero precisamente eso es
lo que buscan: el caos.
que hacemos es revisar todo este peo en el que
nos metimos y, por lo tanto, no caemos en
los ‘jalabolismos’”, explica Armando y concluye diciendo que “el arte revolucionario va
más allá de una propaganda política. Un arte
revolucionario empieza por cuestionar las
prácticas esenciales de la vida humana moderna. De manera que necesitamos un clima
de mayor tolerancia, en el cual se puedan exponer propuestas más radicales”.
Chapucero(ra). (De chapuz): 1. adj. Hecho tosca y
groseramente. Según la sagrada RAE. Entonces,
cuando se le pregunta a Las Chapuceras cuál
es su expectativa con esta banda, tomando en
Hasta ahora, Las Chapuceras solo pertene- cuenta que su punto de partida es hacer las cosas
cen al colectivo Trasero Individual de Bandas mal, responden: “Nuestra expectativa es seguir
Dóciles, pero han participado en muchos fes- dañando el género”.
tivales y eventos donde “el espíritu de cambio y de progreso cultural y de vanguardia
que estamos viviendo ha estado presente, y
participamos activamente en la revolución
cultural desde nuestra propia organización,
que sabemos que una de las insignias de este
proceso es hacer todo en cooperativismos y
en igualdad de términos. Sin embargo, nuestra experiencia ha sido mixta: por un lado
hemos trabajo en colectivo y, por otro, obviamente, hemos acudido a la llamada señora
autogestión”, explica Hensen, quien está seguro de que la palabra más de moda para los
músicos no comerciales es —y será— “autogestión”. “Primero que nada, ¡viva Chávez!,
pero no me hagas hablar del proceso cultural. Las Chapuceras, a pesar de ser una
banda revolucionaria, creemos firmemente
en la autocrítica y el sarcasmo como medio
para desarrollar una opinión constructiva.
Tenemos varias demandas y ya no nos quedan fans, pero es que uno no se puede parar
en una tarima a decir lo que tiene en el corazón y esperar a que la gente le guste. Hay
que decir lo que hay que decir, pero no hay
mucha tolerancia con las autocríticas dentro
del proceso, paradójicamente. Uno debería
poder reírse de ciertos aspectos mamarrachos y caóticos que nos están ocurriendo,
nosotros no criticamos ni nos burlamos de
una persona o eje político en específico, lo
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
AUTOR: Edixon Rodríguez
WEB: www.etnicastudio.blogspot.com
18
CIUDAD
¡celebra
todos los ritmos!
POR rocío cazal
FOTOGRAFÍAs josé rivera
19
Un festival le da con todo a varios ritmos durante
Dos semanas: desde lo neoclásico, pasando por lo
contemporáneo, sin olvidar el flamenco, el tango,
el joropo y el hip hop. Se trata de “Vive la danza”,
que tomará espacios públicos abiertos y cerrados
para el disfrute de los melómanos
Cuando hablamos de danza a muchos se les
viene a la cabeza un ballet, unas bailarinas con
tutú, medias panti y zapatillas bailando en puntas. Para otros, la cosa es más contemporánea
—en términos de indumentaria—, pero gran
parte asocia este arte con lo clásico.
equipo que la danza es un abanico de expresiones del cuerpo en movimiento como el flamenco, el tango, el baile traidicional, neoclásico y contemporáneo, que es prácticamente
infinito. “Cualquier cosa que puedas hacer con
tu cuerpo y que implique una expresión de tu
sentimiento es considerado danza y es eso lo
Pues no. No se trata solamente de un movi- que queremos apoyar en el Festival”.
miento estético destinado a la elevación del
espíritu y al acto recreativo, sino que también El 17 de junio comenzó la fiesta dancística
está asociado a un pueblo que baila, como es con una semana dedicada a talleres, foros y
el caso del venezolano que, culturalmente, lle- actividades gratuitas para todas las edades.
va consigo varios ritmos desde pequeño, que Allí los participantes se estiraron, bailaron y
van desde el merengue y la salsa hasta la mú- aprendieron sin limitaciones. Hoy culminó
sica llanera y el hip hop, por ejemplo.
la parte educativa, pero se comienza a vivir
más la danza con la presentación de las esEs por esto que el Festival “Viva Nebrada”, que cuelas de ballet de Caracas hasta el próximo
se realizó en dos ediciones (2008 y 2010), ahora 30 de junio.
es “Vive la danza”, ya que la idea es llevar varios
ritmos a espacios públicos abiertos y cerrados, La tormenta de ideas comenzó en varias reupero siempre manteniendo la esencia de ren- niones en las que concluyeron que los espacios
dirle tributo a Vicente Nebrada.
públicos eran importantes para que la mayor
cantidad de gente disfrute de la danza. “En
Venezuela hay muchos creadores, coreógrafos,
LA FIESTA COMENZÓ
En la primera edición del Festival se hizo, bá- bailarines con muchísimo talento y con ganas
sicamente, un homenaje al maestro Nebrada de hacer cosas y un público ávido, con ganas
con dos funciones en el Aula Magna de la de mirarlo, pero no se encuentran”.
UCV; mientras que en el segundo encuentro,
hace tres años, se hizo un trabajo con cuatro Y es cierto, hay un movimiento importante y
escuelas de ballet del país con dos presenta- mucha gente interesada en la danza, tanto que
ciones en el Teatro Teresa Carreño y más re- Maturén estima que existen 45 escuelas —sopresentaciones dancísticas en cinco plazas, lamente de ballet— en todo el país, de las cuaen los cinco municipios de Caracas, duran- les 17 estarían en Caracas (unas pagas, otras
te toda una semana. Esta vez son 14 días de- públicas), sin contar las de baile tradicional,
dicados a gran parte de los ritmos que tanto salsa, entre otros ritmos.
nos gustan y conocemos.
“En Venezuela hay un pueblo que baila naturalEloísa Maturén, directora general y organi- mente, no es ajeno; entonces, siento que es simzadora del Festival, quiere demostrar con su plemente una cuestión de lograr sistematizarlo
Caracas, 23 de junio de 2013.
La programación
-23 de junio: Alumnos de 12 escuelas
tendrán una función a las 4:00 pm en
el Teatro Nacional.
-26 de junio: Habrá seis piezas en la
plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes
a las 7:30 pm en los géneros neoclásico, contemporáneo y flamenco.
-27 de junio: Presentan ocho coreografías en la plaza Miranda del municipio Sucre a las 6:30 pm en ballet
contemporáneo, tango, circo y danza,
joropo, nueva danza, hip-hop y líricourbano.
-28 de junio: En la Plaza Bolívar y casco histórico, habrá 10 funciones a las
6:30 pm con nueva danza, contemporáneo, danza creativa, performance,
danza-acción poética y tradicional.
-29 de junio: A las 4:30 pm en la Plaza
Bolívar de El Hatillo habrá cinco funciones de hip-hop, contemporáneo,
performance y biomecánica.
-29 de junio: El Ballet del Teresa Carreño hará una función de gala a las
6:00 pm en el Teatro Municipal.
-30 de junio: Siete coreografías habrá
a las 6:00 pm en la plaza Los Palos
Grandes con danza teatro, contemporáneo, performance y contemporáneo-neoclásico.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
20
“En Venezuela
hay un pueblo
que baila
naturalmente,
no es ajeno”
Eloísa Maturén
para darle a esas personas la oportunidad de
formar parte este movimiento”.
Claro, para Maturén la danza puede ser utilizada como una herramienta de cambio y
transformación social que inculque valores
de disciplina, responsabilidad y el trabajo de
cultivar el cuerpo. Por eso su sueño, a largo plazo, es apoyar a las comunidades para
que niños y niñas no tengan tiempo de ocio
y puedan ir a la academia de danza después
de la escuela.
LAS SORPRESAS
Las plazas Bolívar de Caracas y El Hatillo,
Alfredo Sadel de Las Mercedes, Miranda de
Sucre y Los Palos Grandes de Chacao son
los escenarios de esta rumba dancística para
esta semana, además de los teatros Nacional
y Municipal.
Se estima que se estrenen unas siete u ocho
coreografías cada año, pero en cinco días,
desde el 26 hasta el 30 de junio, se realizarán 33 en Caracas. Algo magnánimo, podría decirse.
La diversidad de estilos será el atractivo,
pues no solo lo contemporáneo se impondrá sino también espectáculos circenses, lo
lírico-urbano, la acción poética, el joropo
tradicional y el llanero, hasta el llamado urbanojoropo, por nombrar algunos.
Nebrada, quien desapareciera físicamente en
2002, pero dejó un legado a cientos de bailarines y coreógrafos venezolanos.
“Vicente Nebrada es considerado el coreógrafo venezolano más importante y reconocido no solamente en Latinoamérica sino en
el mundo. Es importante, entonces, generar
un evento, un movimiento que buscara resaltar, destacar y rescatar su legado. Por eso
nació el Festival en 2008. Se hicieron esas
dos ediciones siempre con el mismo objetivo. Es por esto que el Festival siempre va a
estar dedicado a él”.
La interactividad no pasa desapercibida en
este encuentro: por la red social Twitter la
programación está activa las 24 horas del día
en la cuenta @viveladanza, donde las personas podrán postularse como voluntarios a las
Y aunque el 30 de junio culmina el Festival, actividades, así como en la página web www.
este sábado 29 será la función de gala con el festivalviveladanza.com.
Ballet del Teatro Teresa Carreño que bailará Doble corchea, una coreografía de Vicente El Festival es entonces para aprender, darNebrada con música de Benjamín Britten. le ritmo al cuerpo y gozar. Los caraqueños
Aquí, una vez más, se le rendirá tributo a agradecen este encuentro.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Caracas, 23 de junio de 2013.
El talento se impone
-Dos semanas dura esta tercera edición
del Festival.
-300 bailarines participan en esta
ocasión.
-12 espacios se tomaron para este magno evento: cinco plazas, cinco sedes educativas, así como los teatros Nacional y
Municipal.
-De 30 a 120 personas participaron en
cada taller, dependiendo del aforo de la
sede donde se impartió.
-20 talleristas ofrecieron sus conocimientos en torno a las diferentes expresiones de danza.
-20 escuelas de ballet vienen a Caracas
a presentarse al evento.
-33 coreógrafos venezolanos presentarán sus obras inéditas en cinco días.
21
SOBERANÍAS SEXUALES
Uno, dos y... 3
POR GUSTAVO MÉRIDA
ILUSTRACIÓN ALFREDO RAJOY
Hay un viejo chiste: a un joven heterosexual un gay cuarentón le está
echando los perros (unos poodles, de color champaña) fuertemente.
Aquel se resiste y, al mismo tiempo, intenta echarle sus fieros pitbulls a
una jovencita, que le hace lo mismo que él al marico. Por la insistencia
del hombre y el desdén de la muchacha, el joven accede a estar con el
marico. Este se aplica con la felación y, concentrado, comienza a acariciar el pecho desnudo del joven extasiado con la mano que le queda libre. Nuestro joven protagonista protesta con toda la energía de la que es
capaz: “¡Ah no!, sin mariconerías”.
No voy a contar otro chiste. Voy a usar el sexo para publicidad.
Le digo a un pana, alto pana, hermano del alma, que mi compañera de
entonces estaba con muchas ganas de experimentar sensaciones placenteras por partida doble. Este pana accedió presuroso. Este lenguaje
dominguero es un vacilón.
El caso es que el trío se formó. Todo iba de maravilla. Armonía rítmica, silenciosa y jadeante. Ella, en cuatro —o, mejor dicho, en tres,— me
hacía maravillas con la boca mientras mi sudoroso amigo le apretaba la
cintura y le daba, y a ella le gustaba y sus gemidos se ahogaban, y ella se
esmeraba. De repente, ella me mira. Deja de hacérmelo. Toda la flexibilidad de la isla de Margarita se vuelca en su espalda y atrapa a mi pana del
alma por la nuca y lo besa como en las películas. Los veía en primera fila.
Justo cuando iba a protestar por el abandono, ella interrumpe el beso y
continúa dándome placer. Mi hermano del alma, sin dejar de moverse,
empieza a escupir y a poner una cara que no olvido nunca y que es imposible de describir. No aguanté y me reí mucho; ella para un momento
y me pregunta: “¿Qué pasa?”. Yo le digo que nada y ella sigue, y él sigue,
y todos seguimos. Este pana siempre me pide que no lo cuente, pero si
no digo su nombre su “hombría” está a salvo.
Hay unos códigos, unos límites, unas fronteras que tienen alcabalas y
todo, con la consiguiente reducción de velocidad. Nunca mejor empleado el término del policía acostado. Escupir es una muy mala decisión.
Primero, ella pudo darse cuenta, con todo el riesgo que eso implica. Y
segundo, el retruque no se elimina. Cero no mata cero.
Cuando los fluidos, los orificios, las manos, los pies y toda la piel del par
necesario para otro trío son de naturaleza femenina, todo cambia. Las
alcabalas desaparecen. La perfección roza todo lo que se roza.
Vuelve el lenguaje dominguero y aparece la responsabilidad. Si se animan, deberían usar el (o los) profiláctico(s) correspondiente(s). No escupan, a menos que sea para lubricar. Hay una sección en esta revista que
se llama “Crónicas burocráticas” y allí se les pide a los lectores y lectoras
que, por favor, echen su cuento o envíen su historia a [email protected]
gmail.com. Si usted se animó a lo otro, le felicito. Y si
la burocracia
le jode la paciencia, tampoco escupa. Eche su cuento a
.
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
22
ENTREVISTA
SORAYA SANZ
“AMOROSA, SENCILLA Y HUMILDE”
LA RECONOCEN EN LA CALLE COMO “CANDELARIA” Y HASTA LE
CANTAN: “POR EL AROMA YO LO SÉ, FAMA DE ÁMERICA EL MEJOR
CAFÉ”. DICE defender la revolución a capa y espada
POR Kay yam hung
Fotografía josé rivera
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Caracas, 23 de junio de 2013.
23
—¿QUÉ RECUERDA DE SU
INFANCIA?
—Recuerdo la casita donde vivía y que había
una mata de mango. Los muchachos y yo nos
sentábamos a esperar que cayeran para comérnoslos. ¡Ay, qué rico! Se me agua la boca
de recordarlo.
¿TIENE EL VICIO DE LA LECTURA,
DEL CINE, DE LA MÚSICA?
—Caramba, a mí todos los vicios se me han
quitado. Pero sí leo mucho y veo televisión.
—¿CÚAL ES EL PROGRAMA DE
TELEVISIÓN QUE MÁS RECUERDOS LE TRAE?
—La Quinta de Simón.
—EN EL AMOR, ¿QUÉ ES MÁS
IMPORTANTE: LA LEALTAD
O LA FIDELIDAD?
—Las dos van unidas, sin lealtad no hay fidelidad y sin fidelidad no hay lealtad.
—¿USTED CREE QUE EL FIN
JUSTIFICA LOS MEDIOS?
—Algunas veces.
—¿CUÁL ES EL REFRÁN QUE
DETESTA?
—No soy tan refranera, pero déjame acordame de uno. Con los negros hay tantas
cosas que decir, tan molestas y tan duras.
Como aquello de “negro es negro y su apellido es…”, mejor me lo reservo.
—¿HA PRACTICADO ALGUNA
DISCIPLINA ARTÍSTICA?
—Aparte de la actuación, me gusta el baile.
De jovencita me encantaba bailar y quería
ser bailarina.
—¿CUÁL ES EL MEJOR LIBRO
QUE HA LEÍDO?
—Más que todo suelo leer novelas y el librito Mi pobre país rico me gusta mucho.
Por cierto, lo tengo extraviado. Me enteré
de tantas cosas leyéndolo, es pura historia.
—¿CUÁL ES EL MEJOR CONSEJO
QUE HA RECIBIDO?
—Todos los que he recibido han sido buenos.
—¿QUÉ MÚSICA LE GUSTA?
—Aunque me gusta todo tipo de música,
Empezó de adolescente en la televisión
ORGULLO BARLOVENTEÑO
Soraya Sanz nació el 20 de
septiembre de 1937 en un
caserío pequeñito que se llama
La Martínez, en Tacarigua de
Mamporal. Sus estudios de
primaria los terminó en Barlovento,
la tierra del café y el tambor.
Siendo apenas una adolescente
llena de sueños, se embarcó hacia
la capital. Sus primeros estudios de
actuación fueron en el Teatro Escuela
del Aire y su voz se escuchó en el
dial de Radiodifusora Venezuela.
Su aparición en la televisión causó
un impacto en la sociedad, pues
fue una de las primeras mujeres
negras que se dejó ver en la pantalla
chica. Aún la reconocen en la calle
por su participación en La Quinta de
Simón, al interpretar el personaje
de Candelaria. Madre de cinco hijos,
abuela de 25 nietos y bisabuela de
17 bisnietos, Soraya defiende a capa
y espada la Revolución. Afirma que
ahora los venezolanos son distintos,
son libres y tienen patria. Actualmente
es miembro del elenco estable del
Teatro Principal del Gobierno del
Distrito Capital y participa en la Ruta
Histórica Caminos de Libertad.
la romántica es la mejor, y la de mi época revolución somos libres, ahora el venezolano es diferente, tenemos libertad y patria.
aún más.
Sabemos lo que somos y lo que tenemos.
—¿CUÁL ES SU LUGAR FAVORITO?
—(Entre risas) La cociiiina, me la paso me- —¿QUÉ HA HECHO POR LA
REVOLUCIÓN?
tida en ella.
—Aun cuando yo no milito en ningún partido político, siento hacer mi revolución yo
—¿AÚN LA RECONOCEN POR
sola. Donde y con quien sea la defiendo a
EL COMERCIAL DE CAFÉ?
—Todavía me ven en la calle y me cantan capa y espada.
la canción: “Por el aroma yo lo sé, Fama de
América el mejor café”. Inclusive me llaman —¿CUÁNDO FUE LA ÚLTIMA VEZ
“Candelaria”, a mí me cambiaron el nom- QUE LLORO?
bre para siempre.
—Ayer, por el Libertador. Y cada vez que
veo su foto lloro (con lágrimas en los ojos).
—¿QUÉ IMPACTO GENERÓ SER
UNA DE LAS PRIMERAS MUJERES —¿CUÁL ES SU POETA PREFERIDO
NEGRAS EN APARECER EN LA
Y SU POEMA?
TELEVISIÓN?
—Andrés Eloy Blanco y su poema “La reláfi—La verdad es que llamé mucho la atención ca de la negra Hipólita, nana del Libertador”
porque era inusual ver un negro o negra en
la televisión, y mucho más en la forma en —¿Y SU PELÍCULA?
que salía diciendo: “Yo soy de Tacarigua de —Domingo de Resurrección, donde estoy yo.
Mamporal, yo soy de Barlovento”. Cuando
llegué a Caracas era un tabú decirle que eras —¿CUÁL ES EL PERSONAJE
de allá.
HISTÓRICO QUE LE GUSTA?
—Simón Bolívar y La negra Hipólita.
—¿QUÉ SIENTE USTED POR LA
REVOLUCIÓN?
—EN TRES PALABRAS ¿CÓMO
—¡Qué pregunta! Sinceramente me tran- SE DEFINE?
co. Pero te puedo decir que gracias a la —Amorosa, sencilla y humilde.
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
24
CRÓNICAS BUROCRÁTICAS
Un viaje con mochila
en modo Cadivi
POR REINALDO GONZÁLEZ D.
ILUSTRACIóN L. “RAZOR” BALZA
Asumamos que usted tiene un mes de descanso, bien sea por vacaciones o porque renunció a su trabajo; que su situación económica está a
años luz de parecerse a la de Lorenzo Mendoza o Gustavo Cisneros,
pero logró reunir una platica y tiene tarjeta de crédito; y que hace
rato quiere agarrar una mochila y darse un paseíto por varios países
de Suramérica para conocer su gente, sus pueblos, sus paisajes naturales y, aunque sea de refilón, la realidad política y social que viven.
Pues ¡hágalo!
Lo primero: compre su pasaje ida y vuelta, que para el sur del continente oscila entre 4.000 y 6.000 bolívares si se compra con anticipación y en clase económica.
Luego, le toca armar las famosas carpetas (2) para los dólares de
Cadivi: son 500 en efectivo y 2.500 para consumos con tarjeta de
crédito de Ecuador pa’ abajo. Cada carpeta debe incluir planilla de
solicitud, copia del pasaporte, copia de la cédula y copia del pasaje (para armarlas le será de gran ayuda la herramienta que ofrece
Cadivi en su página web).
Si nunca ha tramitado los dólares para compras por internet con
tarjeta de crédito, este es el momento. La carpeta solo lleva la planilla de solicitud y copia de la cédula, y la renovación se hace automáticamente todos los años.
Solicite al banco donde posea cuenta una cita con fecha de —al menos— siete días hábiles previos al inicio del viaje (mejor si es antes),
a fin de entregar los recaudos. El proceso varía según la institución,
así que averigüe bien antes de lanzarse.
Cada fase en la aprobación de las divisas es informada oportunamente a través del correo electrónico y, llegado el momento, puede retirar en el banco los dólares y contar con el correspondiente
monto de divisas para consumos con tarjeta de crédito. Ahora solo
le queda esperar el día de su viaje.
Tips para rendir el cupo
•
Al momento de iniciar el trámite debe tener en su cuenta bancaria Bs. 3.150, que corresponden al cupo de 500 dólares calculado a Bs. 6,30, tras la devaluación (perdón, ajuste cambiario).
De los 2.500 dólares asociados a la tarjeta de crédito, solo debe
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
ENVÍE SU HISTORIA A
[email protected]
Caracas, 23 de junio de 2013.
25
Siguiendo estos tips, algunos dados por otros viajeros, otros aprendidos a coñazos, recorrí entre diciembre de 2012 y enero de 2013, con
el dólar a 4,30, varias localidades de Argentina, Chile, Perú, Bolivia
y Uruguay, como Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santiago de
Chile, Valparaíso, el valle del Elqui, San Pedro de Atacama, Arequipa,
Cusco, Machu Picchu, Puno, Copacabana, la Isla del Sol, La Paz,
Coroico, Potosí, Uyuni, Humahuaca, Tilcara, Purmamarca, Salta,
Cachi, Cafayate, San Miguel de Tucumán, San Rafael, Rosario,
Montevideo, La Paloma y Colonia (no la Tovar)… Pude conversar
pagar la suma de lo que gaste al pasar la tarjeta (parece obvio, con gente de cada lugar y conocer lo turístico, lo no tan turístico y
pero algunos panas se enredan con esto). Un consejo: muéva- unos cuantos recovecos. Si viajara de nuevo, seguramente gastaría
se con austeridad. Cada 1.000 dólares son 6.300 bolívares. Lo mucho menos.
bueno es que lo puede pagar por partes a su regreso, aunque
debe tomar en cuenta que los intereses son poco indulgentes. Haga usted su propio itinerario de acuerdo a sus intereses y posibilidades. Lo que ahorre acá, puede usarlo luego allá para darse un gusAntes de salir del país, solicite la clave para hacer avances en tico, como disfrutar una buena comida o dormir en una habitación
efectivo desde su tarjeta de crédito. Eso le permitirá retirar de con baño usted solito, aunque sea por una noche.
cajeros electrónicos el equivalente en moneda local de hasta 280
dólares por mes, que se descuentan del cupo de 2.500 dólares. Si no puedes con Cadivi…
El control de cambio, por estar asociado en buena parte a la tarjeEl medio terrestre es el más económico para movilizarse. Tómese ta de crédito, favorece un turismo de ciudades, donde hay mayores
su tiempo para comparar precios e indagar sobre ofertas disponi- posibilidades de conseguir establecimientos con puntos de venta.
bles. Pedir la cola siempre será una opción para bajar los costos.
Al salir de ellas es difícil, si no imposible, ubicar lugares donde acepCuando llegue a un lugar nuevo, busque el mercado libre. Ahí ten la tarjeta, y el efectivo se queda corto. Los lugares más económipuede conseguir alimentos y comida hecha a precios conside- cos para alojarse (hostels) y comer (mercados populares) no tienen
rablemente menores. Pan, queso y frutas resuelven.
puntos de venta, como es de esperarse. Tampoco la mayoría de las
taquillas de pasajes terrestres. Solo tiene chance en los grandes hoÁbrase un perfil en Couchsurfing.org. Se trata de una red social teles, restaurantes y algunas cadenas de comida rápida. La neceside viajeros que, en su mayoría, están dispuestos a brindar hos- dad de pasar la tarjeta puede hacer que termine pagando más por
pedaje, así sea en un sofá. Si no, pueden guiarlo por cada ciudad, algunas cosas.
y qué mejor guía que una persona de cada lugar que visite…
El efectivo es vital para hacer un turismo extraciudad, ecológico,
Ni pregunte por hoteles. Vaya directamente a los hostels, don- austero, más humano y menos consumista (mochilero). Si el cupo y
de compartirá la habitación con un número de personas que los retiros en cajero no le alcanzan (es lo más seguro), puede ofrecerpuede ir desde 3 hasta 15. Mientras más personas, más barato. le a un desconocido pagarle el mercado o la gasolina con la tarjeta a
Andar con una carpa encima lo puede salvar en muchos casos cambio del efectivo, pero su aspecto o el estado de ánimo del potencial salvador pueden complicar las cosas. En última instancia, tiene
No pele los gastos que pueda hacer a través de compras por in- la opción de rebuscarse con alguna habilidad artística (si la tiene) o
simplemente vender sándwiches. Lo más importante: no se niegue
ternet, como mercados y algunos pasajes en bus.
la posibilidad de viajar y conocer otras realidades por los enredos
inventados, reales o exagerados sobre Cadivi.
Afine sus habilidades para el regateo. Le serán muy útiles.
El control de cambio,
por estar asociado
en buena parte a la tarjeta
de crédito, favorece
un turismo de ciudades...
_
•
•
•
•
•
•
•
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
26
NOVELA
Falsas, maliciosas
y escandalosas
reflexiones de un
ñángara (caps. viii y IX)
POR ALÍ GÓMEZ GARCÍA
Ilustraciones NATHALY BONILLA
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Caracas, 23 de junio de 2013.
27
CAPÍTULO viii
El gran trabajo que me dio don Enesterio
era alquilar trajes de baño y esconderme de
mi tía Teresa, que vivía como a tres cuadras
vendiendo contrabando de Curazao, porque los tombos me tenían sin cuidado porque nunca se iban a imaginar que el profesor Marcos, el Hombre Mancheta o el Loco
Alicate, como me decían mis primos, iba a
andar a pleno sol alquilando los trajes, a tres
fuertes los de mujer y gratis los de las putas,
y a cinco bolívares los de hombres, haciéndoles firmar un recibo de que la casa no se
responsabilizaba en caso de hongo, roya del
café, enfermedad venérea o escalerilla en
flor. También vendía jaboncitos palmolive
de a rial y un “Producto Gómez” en forma
de champú drene, que nadie podía diferenciar el verdadero, del que yo hacía con guarapo de conchas de paraparo que los espías
me traían de La Vega.
Ya Enesterio me fue agarrando confianza,
que me la merezco, y me dejaba el negocio
solo, pero yo era incapaz de hacerle algún
hurto. En las noches era que me regalaba
una cajetilla de cigarro Lido.
que llegaron preguntando por el profesor
Marcos, y me señala dos individuos extraños que están en el rompeolas.
¡Coño!
Yo quería volverme pescao y escaparme por
el agua, o salir volando con los alcatraces, o
salir corriendo y confundirme con los que
hacen lo mismo cuando la arena está caliente y se queman las patas, que era lo que iba a
hacer cuando los carajos se dan la vuelta y
veo que son Emilio y Francisco Pérez. Ahí
fue que el Titopuente del miedo dejó de tocar los timbales de mi corazón.
Me preguntan que qué voy a hacer, y les digo
que qué coño quieren que haga si no es andar como mono latío ‘e perro, o el del programa del fugitivo, y más mosca que mulo
del Tucumán. Me dicen que para la guerrilla no podría ir porque soy muy chamo y
pequeñoburguesito, que lo que voy es a estorbar. Yo nada les dije, sino que me puse a
leer una carta de mi primita Raquel, donde
me amaba tiernamente, con más profundidad que cuando en el bus de Toribio, del
cual me contó que había desaparecido por
completo, que tía Carmenmaría le mandó
a botar a la laguna de Taiguayguay, porque ya no aguantaba los desaguisados de
los espiritistas.
El negocio se cerraba a las cinco de la tarde,
ya que a esa hora venían los tiburones, no
fueran a comerse a los clientes y a rompernos los trajebaños. Entonces, del hambre,
me iba con un guaral y anzuelo a sacar, entre las piedras, unos pescaos hijueputas que A Emilio le regalé unos toldos de lona para
que los guerrilleros hicieran mochilas, que
son puras espinas.
se los robaba a un italiano que los alquilaba
Yo más antes había hecho negocios en esa en esa playa, esa por donde fue que apareció
playa, para ayudar a la Izquierda Cristiana, el primer pirata bucanero que fue Cristóbal
que andaba arruinada, vendiendo empana- Colón, acompañado de toda la mafiosidad
das con Ernesto Herrera, que la gente se las y malandraje de España, que la reina quecompraba por lástima de ver a un blanco ría deshacerse dellos y los mandó rumbo
vendiéndolas, y no a los negritos de siempre. al barranco donde se creía que se acababa
Y es que Ernesto era tan blanco que parecía el mundo.
rata de experimento, desas que tienen los
ojos rojos y son pendejonas como los grin- Con ellos venía la única mujer de la tripugos cuando están chamos, pero después el lación que era una ramera desprestigiada,
fascismo los pone coñoemadres y joden e llena de chancro y escorbuto llamada María
Castaña, consuelo de los desalmados, patroinvaden.
na de los corsarios y madre antecesora de los
Un día llego tarde a la ridiculez esa de alqui- españoletes pata jedionda que nos dominalar trajebaños, y un hijo del viejo me dice ron durante más de trescientos años, después
Caracas, 23 de junio de 2013.
Yo le dije que
sí, que no se
preocupe, que
yo me voy a
presentar
solito a
las Fuerzas
Armadas.
Solo que no le
expliqué que a
cuáles
_
que mataron a la gran mayoría de indios
arrechos, que no se reducían ni con fuego ni
espadazos ni con los embustes de los curas
ni con tiros de arcabuz, como Guacaypuro.
A Tamanaco le echaron como doscientos
perros pastores alemanes occidentales, que
él no tenía fuerzas para joder a tantos, por
más que les echó coñazos sin compasión.
Que en el lugar donde lo martirizaron, los
españoles pusieron un hotel, que todavía
existe y se la pasan los turistas gringos zapatiando el rocanrol arriba de sus cenizas.
De allí es que comienzan nuestros justos resentimientos contra los inicuos explotadores extranjeros, y nuestro fanatismo porque
no se ofenda impunemente a los hijos de la
América meridional.
A María Lionza sí es verdad que nunca la
han podido ver ni agarrar presa, y por eso
dicen que es diosa. Vive todavía en las montañas de Sorte y hasta el Wily Colón le hizo
una canción.
Cuando supo del asesinato de sus primogénitos, dijo a la danta, el cachicamo, el mono
y el paují:
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
28
—Creced y multiplicaos para que sirváis
de alimento a los que quedan alzaos en el
monte.
Y desde entonces estos han sido los platos
fuertes de la dieta de los guerrilleros, pero
los de Falcón, Lara, Yaracuy y Portuguesa,
porque los de Oriente comen pescaos por
coñazo, y los del Llano no comen vainas
raras habiendo tanto ganado.
Y dirigiéndose a su prole, les enseña una
arepa grandota de maíz pelao con ceniza
de los huesos de Guacaypuro:
—Venezolanos. Tomad y comed que este
es mi cuerpo. Coman arepa en memoria
mía. Maten invasores sin que se les agüe el
ojo. Solo así podréis aspirar al Reino de El
Dorado, que viene siendo el Comunismo,
y no un país con casas de oro como creen
los españoles.
Me llevaron para Caracas a la casa de Chivo
Ronco, que había vivido más antes en La
Vega y se la daba de gran materialista ateo.
Ahí fue que aproveché para estudiar bien
los libros de la subversión y pasar hambre,
no por culpa de la mujer de Chivo Ronco,
sino que no es lo mismo andar por la calle
tranquilo que andar huyéndole a la ley y encerrao, acordándose de las cachapas de mi
abuela y las hallacas de Matilde, mi mamá.
Además, uno tenía que estar pendiente
cuando tocaran la puerta y salir corriendo
y meterse en un cuarto donde meten peroles viejos, porque cada rato llegaban de La
Vega los compinches de Chivo Ronco, que
me conocían ampliamente, y después iban
a estar diciendo.
Un día que conseguí un bolívar me aventuré a salir al mercado de Catia a ver qué
podía comprar que fuera bastante, y en el
camino iba pensando como la Cucaracha
Martínez, cuando se encontró la puya, docientos años atrás.
de puesto en puesto y nadie me quiere dar
los cinco por el bolívar sino cuatro, y les
pregunto que por qué carajo escriben que
son cinco por bolívar y después no quieren.
Entonces me dicen que ese es el precio de al
por mayor, y yo que me arrecho de que lo
estén engañando a uno, que lo que tiene es
hambre, y sed de justicia.
blanco y otro de cambures, que yo aproveché esa ganga, que fue en septiembre del 69.
En esos días, también había otra ganga, que
si uno era rebelde de los pesados, mientras
más barbudo y bigotudo mejor, te presentabas arrepentío a Caldera, y te perdonaba sin condiciones para que te salieras de
esos montes y pudieras seguir estudianEn el mercado vi un letrero que decía: cinco
huevos por un bolívar, que en otras partes Menos mal que ese era el último día que do en la Universidá, llevar a tu novia a las
daban cuatro o tres. Entonces adentro, voy los portugueses vendieron un rial de queso discotecas o a tus hijos al Parque del Este
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Caracas, 23 de junio de 2013.
29
o a los caballitos, y hasta derecho a hacer —Con ese tamañote yo creía que tenías dieotro partido con tarjeta y todo.
ciocho años, y lo que ando buscando es gente para el cuartel —y que me perdiera si no
Si eras algún loquito, o sea de las bases, y quería que me llevara por gafo.
habías quemado bastantes carros, puesto
bombas, averiado algunos policías y caza- Yo le dije que sí, que no se preocupe, que
dores, entonces te daban pacificación y te yo me voy a presentar solito a las Fuerzas
resolvían tu problema a cambio de entre- Armadas. Solo que no le expliqué que a
gar las armas y todo el instrumental del cuáles.
oficio, meterte a sapo delator, y perseguir
a tus mismos compañeros.
cAPÍTULO ix
En el 1528 la reina Juana le alquila Venezuela,
Los que quedaron fuera de la ganga eran con todo y gente, a los alemanes, para de ahí
los caídos, que ya no podían —ni hubie- sacar riales para pagarle a los chulos. Pero
ran querido— aceptar eso, así el partido se no duraron muchote, porque los indios los
los ordenara y, además, es preferible que a emboscaban. En el arrase que hicieron con
uno lo maten luchando por la Libertá y no la columna expedicionaria de Ambrosio
que lo atropelle un carro libre en la aveni- Alfínger, le recuperaron un acordión, que
da San Martín, le peguen una puñalada los se lo mandaron a Juancho Valencia allá en
malandros, o te ahogues en Mare Abajo. la Nueva Granada, que se encontraba muy
afligidísimo por la muerte de su esposa.
Bueno, yo me voy comiendo mi queso y Debe quedar claro, pues, cuál fue el origen
los cambures por la plaza Pérez Bonalde, del primer acordión de los vallenatos, que
cuando se baja un tipo de civil, de una no es asunto de hijos de ballena, sino de los
camioneta, y con una walther P-38 en la naturales de Valledupar.
mano, y me dice:
En esos días trajeron a los niches, amarra—¡Párate ahí!
dos, de Angola y el Congo, junto con Mamá
Inés, que fue la única mujer que pudieron
Por supuesto que no me paro, y voy bus- agarrar la primera vez, porque era muy gorda
cando la tradicional curva o esquina para y no podía correr bien por dentro la selva.
después arrancar a correr, y el carajo me
sigue gritando, y sigo caminando con cara La primera hija que tuvo en Tierra Firme fue
de mongólico, y botando las conchas de los la Negra Celina, cuya primera acción subbananos a ver si el sapo resbalaba. Hasta versiva fue enseñarle a los indios el baile del
que el sapo se arrecha, y corre, y se para barlovento, ya que como estaban presos no
delante de mí y me encañona:
podían bailar el joropo con cadenas en las
patas, ya que exige de mucho chancleteo y
—¡Cédula, piojo!
aspaviento y, además, las cadenas sonaban y
los espadachines del rey se iban a dar cuenLe doy la única verdadera que he usado en ta que no estaban trabajando en las minas
mi vida, sabiendo que ahí está mi nombre sino jaraneando. Y es que en el barlovento
propio, y que ahora sí que se jodió Coro, casi no se mueven los pies, sino los brazos
La Vela y parte de Paraguaná. La mira bien y el culandril.
y me dice:
Tiempo después, cuando ya los indios no estaban encadenados a una bola de yerro, sino
—¡Te salvaste, piazo ’e pendejo!
a la religión católica, un aborigen colombia(seguro que a este carajo le dio clases no sacó a bailar a una makiritare en las fiesMatilde y por eso es que me dice que te tas de la Vírgen del Sombrerito. Entonces,
salvaste y no me va a matar ahorita, sino la joven comenzó a bailar de una manera
extraña, por la falta de hábito de tener las
después )
Caracas, 23 de junio de 2013.
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
30
patas libres. A lo que los entendidos señalan que por eso en Venezuela quedó la costumbre de bailar el porro de una manera
muy singular. Se da un paso para ’lante y
se da un paso para ’tras, porque el otro pie
se quedó acostumbrado a quedarse quieto
encadenao a la bola de yerro.
Mamá Inés después trajo al mundo a San
Benito y Martín de Porres, que tenían poderes para hacer milagros: ciegos que recobraron la vista, cojos botando las muletas,
cadáveres que se echaron a caminar, rufianas
que se volvieron señoritas y cosas desas, pero
entonces los agarró la Inquisición porque y
que los santos ya estaban completos, y los
hicieron en parrilla, y ese es el olor a carne
asada que todavía se siente en Cartagena
cuando cesa el de cangrejo podrío.
Benito y Martín lograron engendrar una
cantidad de hijos en compañía de las negritas Cumbacumbá, que eran unas fugitivas que venían escapadas de Haití. O sea,
que fueron los progenitores de toda la afrovenezolanidad, entre ellos:
Una vez que me consiguió una bolsa con unos
uniformes militares y unos libros de Marx y
Lenin, que uno tiene que leer de todo en la vida
para darse cuenta y no andar preguntando
_
de Satanás, para meterle miedo a los chamos, junto con la Mano Pelúa, La Llorona,
La Cabra Infernal, el Comunismo y Juan
Caralú, que este último es un demonio muy
útil cuando se va la electricidad de las casas y
uno está mirando algo bueno en la televisión,
para lo cual tiene que invocarlo diciendo:
—¡ Juan Caralú, Juan Caralú, abre la puerta
y enciende la luz!
Los de La Vega se dieron cuenta que yo estaba escondido donde Chivo Ronco, y Emilio
me tuvo que mudar donde Doña María porque era mucha la cantidad de gente que peregrinaba para irme a ver, en vez de ir a Isnotú,
a la casa donde nació San Gregorio.
Negro Miguel, rey legítimo de Barquisimeto,
que murió asesinado por el Diego de Losada,
victimario también de Guacaypuro, y español muy maldito que los adecos hasta le hicieron una plaza en Caracas. Si siguen así,
poco les falta hacerle una estatua a Obando,
el que mató al Mariscal Sucre y a los digepoles que ahorcaron a Fabricio Ojeda.
Esta señora era muy buena, y también ofrendaba sus hijos a la Patria, y me daba comida
y ánimo de ver a gente mayor acuerpando
a los ñángaras. Lo mismo era con la abuelita de Chivo Ronco, que me dijo que no
me preocupara, que ella había cargado al
comandante Argimiro cuando estaba chiquito. Una vez que me consiguió una bolsa
con unos uniformes militares y unos libros
Negro Castellanos, presidente de los cima- de Marx y Lenin, que uno tiene que leer de
rrones de Maicao y Paraguachón y patrono todo en la vida para darse cuenta y no andel contrabando.
dar preguntando.
Andresote, que mantuvo en consternación Fue por esos días que reaparecieron los del
a los godos durante más de tres años, por gallo y andaban bien contentos, y hasta se
los lados de Aroa.
dividieron y todo, formándose un nuevo partido llamado el MAS, dirigido por el herNegro Guillermo, aliado a los indios de la mano de Luben Picón, que así lo llamaban
Dolorita y Fila de Mariches y gran forajido los campesinos de Yaracuy cuando andaba
contra los terratenientes.
enguerrillado.
Mandinga, que se dedicó a cazar a todos los Los hijos de los negros que pudieron escaque tuvieran buena letra, y a ese, los curas y parse de la esclavitú y de las matancingas se
los funcionarios que quedaron, lo agarraron fueron pa’ donde los indios bravos, a fundar
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
Caracas, 23 de junio de 2013.
caseríos rebeldes y palenques en el corazón
de la montaña, y a organizar nuevos levantamientos, motines, revueltas, bochinches,
venganzas, sublevaciones, incursiones, protestas, sediciones, alborotos, alzamientos,
trampas, conspiraciones, asonadas, confabulaciones, conjuras y demás formas de
lucha, legal e ilegal.
Los niches eran buena vaina e internacionalistas, que no les importaba un coño morirse lejos de las playas del África, siempre que se luchara por la Libertá, dando
cumplimiento a la profecía de que algún
día todos los negros tomarían café, como
podemos ver que ocurre en Cuba, Etiopía,
Angola y Mozambique, y los que estudian
en la Unión Soviética.
De ese tiempo, también data una oración
que tenían los indios para ayudarse:
Santa María, mándanos tus tigres, el cunaguaro y el león barretiao, desata tus ventarrones; suelta tus cóndores y gavilanes,
afila los colmillos de las culebras y mapanares para aniquilar de dolores a los blancos... danos de comer tu carne del odio al
invasor.
Las culebras, como son tan brutas y desaforás cometieron algunas sus errores, porque
no habían contemplado que había negros
que habían nacido albinos, y a lo mejor
también creyeron que Papapedro era algún español, y por eso fue que lo picaron,
no sabiendo que era un indio guanche que
nada tenía que ver con la inmunda estirpe
de María Castaña, ni de ninguna majestad
católica y casquilucia.
Próxima semana: Capítulo X.
1
3
2
4
Trabaja la tierra
Inic.
Encen- Charlatán, Vaga,
Me
Letra U quitaré
Orlando
la dido en embrolla- deambula
(pl.)
vida
Araujo
dor
inglés
Figura 4
Figura 5
Congregará,
apiñará
Figura 3
Tono,
matiz
Esnifó
S. quím.
cobre
Sección,
renglón
Figura 1
Anillo
Figura 2
Jubilación,
renuncia
Inst. Tráf.
y Transp.
Marche,
camine
Emite,
desprende de sí
Pego,
apoyo
Fábrica,
factoría
Nota
musical
Nota
musical
Cebo,
comida
de los
animales
Universidad La
Salle
Plural de la letra E
5
Figura 6
Anuro
(inv.)
Accionada
por viento
Va de
fuera a
adentro
Lechuzas
Composición
poética
Cocinar
ligeramente
Retrasar,
demorar
Comprenda lo
escrito
Tela de seda, raso
Negación
(inv.)
Semilla que
pinta (pl.)
Voz de arrullo (inv.)
Artículo neutro
6
nosoEsconder, encubrir Detras
Látigo de
cuero
Otorguen
(inv.)
Río de
Rusia
Por poco,
cerca de
NatuRapsoral de Engalana,
das, tro- Albania
vadores (masc.) adorna
Lazada,
liada
Núcleo de
Autoridades de
Postgrado
Méx.
amigo
Fastidiosa, molestona
Aborigen
de NZ
Plan
Cortadura Operatihecha en vo Anual
la carne (s., inv.) Carta de
la baraja
Se atrevan
Talego, costal
Hospeda, aposenta
Loca, demente
Derrumbe
de mina
Embarcación
Red en
inglés
Unidad
genética
Señora
Pedigüeña
Inic. Omar
Torres
Plebeyos
filipinos
Nota
musical
Trasladarse
Larva
Apócope
de mamá
Dominio
web de
Andorra
Figura
central
Manosea,
fricciona
Estupefacta,
suspensa
Dios del
Sol
LA
RANA
PLATANERA
T
R
A
S
O
I
R
F
L
A
S
H
P
I
A
N
I
S
T
A
O
I
S
T
E
I
S
E
A
R
T
U
N
I
G
L
U
R
D
U
N
A
R
POR NATALY SANOJA
E
El geólogo
Aquí hubo un mar hace un millón de años./ El hombre no lo sabe, mas la piedra se acuerda./ Pártela: hay
un cangrejo en sus entrañas,/ todo de piedra ya, forma magnífica/ que se negó a ser polvo./ Ante el peñasco y el guijarro, piensa/ que acaso fueron seres dolorosos,/ sangre y pulmones palpitantes./ Entre la ciega
roca/ y el trémolo extasiado de la salamandra/ tan solo hay tiempo.
William Ospina
SOLUCIÓN DEL ANTERIOR
[email protected]
I
I
I
D
R
A
A
O
L
E
L
O
A
A
P
I
B
O
A
M
O
S
C
A
N
A
S
N
U
A
S
N
I
R
A
L
A
A
N
I
S
O
D
O
T
A
N
C
A
E
J
E
A
L
O
E
S
C
O
Z
E
V
A
S
A
U
M
I
G
U
E
L
A
S
A
N
A
S
A
B
A
A
M
O
V
A
L
E
I
L
A
O
A
R
C
A
S
O
E
D
A
N
L
E
T
A
J
E
T
M
E
S
A
S
O
Z
V
A
A
L
A
F
A
N
R
A
M
O
R
A
U
R
O
A
T
E
N
E
O
S
O
S
O
32
CUENTOS DEL ARAÑERO
31 de diciembre en familia
POR HUGO CHÁVEZ FRÍAS
ILUSTRACIONES MELANY PÉREZ
Tenía varios años que no pasaba el 31 con toda la familia, y
especialmente con los viejos, los hermanos y aquella sobrinera, los hijos, nietos, etcétera. Le llegué de sorpresa a mi
hermano Adán a su casa y estaban, como siempre, jugando
dominó. Desde hace quince o veinte años es la partida de
dominó en la tarde. Yo juego un estilo de dominó que bautizaron allá como “suicida”. Tenía varios años que no jugaba.
Me conseguí un viejo amigo, hicimos una buena partida, un
match, y lo ganamos aplicando el “suicidismo”. Mis hermanos juegan mucho dominó. Yo no sé jugar. Pero uno de mis
hermanos, cuando la mano ya lleva tres o cuatro vueltas,
sabe qué piedras tiene este, qué tiene el otro y el otro. Él
cuenta cuántas pintas han salido y cuántas no han salido.
Luego estuvimos brindando en la noche del 31, por lo que
pudo haber sido y no fue; y el brindis del futuro, el brindis
de lo que va a ser Venezuela y será. El día primero me fui,
con los muchachos también, a visitar una pequeña finquita que tiene mi padre desde hace más de veinte años. Allí
echamos una partida de bolas criollas. El gobernador de
Lara, mi amigo, nuestro amigo Reyes Reyes y yo, contra
dos de mis hermanos, y también les ganamos en bolas criollas. A paso de vencedores les metimos el primer zapatero
del siglo, quedó escrito allá. Tenía como cinco años que no
jugaba una partida de bolas criollas en ese sitio tan querido. Yo le decía a Rosa Virginia: “¡Mira, mi vida, cómo pasa
el tiempo! Yo te vi así, como la nieta, cuando tú aprendías a
caminar y andabas por este mismo patio queriendo agarrar
el mingo”. Tú sabes, los niños se meten. “¡Epa!, quiten los
muchachos, apártenlos”.
Jugué unas partidas de chapita también. ¡Fíjate que ahí también ganamos! Tuvimos suerte ese día, ¡pregúntale a Adán!
Es más, Adán era el pícher contrario. Éramos tres equipos.
Hicimos un tú pides allí, tú pides acá. A mí me tocó jugar con
mi hermano Argenis, mi hermano Adelis y mi sobrino Aníbal,
un muchacho de quince años que acaba de ir a la selección
nacional de beisbol. Claro, teníamos tanto tiempo sin jugar.
No había chapitas, mi hijo Hugo y mi sobrino Ernesto las fueron a buscar al pueblo de Camiri. Agarramos el palo de la
escoba de la casa. “No me vayan a partir la escoba”, decía
mi mamá, como siempre. Por fin apareció otro palito, por
allá, y empezó la partida. Pregúntale a Adán, para que tú
veas. Tres en base y me pongo yo, ¡paf!, triple. Triple era si
la chapita caía sobre el techo, si pasaba más allá era jonrón.
No hubo jonrones ese día. Ganamos en chapita, ganamos en
Edición Número Treinta y cinco. Año 01. ÉPALE CCS
bolas criollas. Pero perdimos una partida de dominó la noche del 31. En el día fue que ganamos.
Y fuimos a la orilla del río. Esa orilla de río es un bosque
muy tupido. Nos fuimos a explorarlo por un caminito, unos
topochales y llegamos al río. Ese ya no es el Santo Domingo
ni el Boconó. Estamos hablando del Pagüey, ya en la vía hacia San Cristóbal, pero muy cerca de la ciudad de Barinas.
Claro que yo andaba tratando de pasar como desapercibido.
Había muchos niños bañándose, alguno me vio y empezaron: “¡Chávez! ¡Chávez!”. Bueno, tuve que bajar a saludarlos con la familia. Porque ahí hay una islita muy bella, en el
río Pagüey, que desde hace muchos años la gente llama la
Isla de la Fantasía. Ahí van muchos niños, familias enteras
se van en caravanas de camiones, de carros. La gente lleva
chinchorros y pasan todo el Año Nuevo a la orilla del río, bañándose en un agua muy fresca, en las aguas del río Pagüey.
Tenía varios años que no me sentía, ¿cómo puedo decirlo?... sí,
lejos del mundanal ruido, a la orilla de un río, caminando por
un bosque de la mano de mis hijos, de mi nieta, de mis viejos,
de mis hermanos, de amigos y de amigas. Como una magia.
Yo me olvidé de presidente, me olvidé de todo eso y volví a
ser el niño aquel, el muchacho aquel que anda por dentro.
Caracas, 23 de junio de 2013.

Similar documents