Juan Nepomuceno Ravelo

Comments

Transcription

Juan Nepomuceno Ravelo
Por ItA'MON LUCIO LOVATON.
1'
1
SUMA RJO:
;.-En t l n n bécnSn fectoldn noca Jzrnn h;epom.trcerns Raric¡o,
2.-En el h o g n ~H n ~ e l od~ !os Reyes.
+?.-Va creciendo ?¿no palma.
4.-Orlgcri de la familia. RnueIu.
5 .-Los
I
I
mcresti-os de /os Trr'ultnrivs6,-En el &m bito jcrm irlar.
S.-Disciibulrr de Gnspnt. I3erndn.dez.
cC.-Mat~irnr7?~io
d s Junn Arcfiorn~~ceno
Rnvelo.
().-De tn Refrjrrnn a ln Independencin.
,'O.-Heraldo de ln libertad.
1l.-El s e w i d o ~ -de En Xc~.ilbliccr.
12.-En ,Santiago t l ~CZLSR.
,'T.-En In ~ 7 t hJlnal.
El heroc [le Palo Hincado, don Juan Sinciiez Raniirez, habi~t
Inucrtri el 13 tle febrero dc 18 1 1. Le suredi0 el Gobierno interino de
don Manucl Caballero y iklasot, secundado por don José Niiñer dc
CXcerec, Futuro caiiclillo en 1821 clel Estado Independiente de HaitíF:spañol.
La Capitnni;i Gcncral [Ic la Colonia, vacante por La muerte dc
RAndier Rarnircz, la octipii cii mayo d e 3813 el Bripdier don Carlos
clc Urrutia y &)latosde conformidad can nombramiento que le otorgara I;i Kcgencin del Rcino.
Diirante la AclrninistraciDn de estc anciano, huérfano de energis y violento de mrñcter, a quien cl pueblo apode con el tianpo
nto a la sufrida
Tos años 1814 a 1815, cn un penosi
o dc a l
iirnilia dorninic;iri;i.
En csc triste y luctuoso bienio, el 13 de mayo ue 18T.5,.en, el Iionde./: y CZC cloña &[aria
gar de Ios esposos don Agustin Ravelo y
Facunda de los Kcyes y NUñcz. abrió sus q o s a la luz Juan Nenoiniitavelo, a qrliiicn cl dc
lepararia cii su existencia, un lunziendcru conio prricer
República (9.
Sx extraordinario Si16 ci rcgocijo iIc los paclrr~al iiacer el párvtilo, angustia infinita iirnargcj sus corazones cuanclo al infante, cli pclipa rfc muerte, iicudicr;~prcsto ;i echarle agua el Prcsbitcro don JnsC Antonio Correii Cruzado, cntonccs 7'cniciite Cura de San rlndr~s
.4phstol. Suizo Dios i p e el pcligro pasara, que las sornliras sc alejaraii y volvieran para ;rrjitcIla fainili;~,i-egocije y paz. Pocos días dcspués, el 29 dc mayo, cn la Santa Iglesia Catcdral )r cn brazos dc sii
I riaclrjna, doñ;i Mar iii Frat~cisc;~
Ariza, prcscn tes los tcst igos Marcos
rlc Mota y Dionisir] Candelaria, recibiera Juan Ncponiilcci~a,hico y
crisina de manos rici sacerdote Juan Correa Cruzado.
i el Arnt,itu sagrado clc aqiicl; recirito, acabnba de rccibir las
bziutisrnalcs r l r i ;ilrna generosa, un espiri tu piiro, un corazhn
t rinst ~,inirno,i r n 11 iño quc con el ticmpo seria, hombre c-ori~prensivo,
;-iliente y abnegaclo. t'a IIcvñbn Titan Nepornucet~oRave'io sobre sirs
tlkbiles I ~ o m
bros, strs ri ivinas creclcnciales. Ellas no cIejmian j aink
ric iluminar sil c x i s tencia prouccliosa, !insta quc 1;i. muerte viniera
piadosa a cenar s i i s ojos en aquella porci6ii de tierra por donde criti-a el sol en Iñ Isla (te C ~ i l ~ la
a , oricrital y clriebrada 5intiagci.
m
L
j..-V,
creciendo wtrn pnlmn.
Ea dccadenria r1c la epoca en quc nacieran, 1ñ pobreza CIC
la nia1-or parte cle las Familias que vivían en Santo Dainingn, y l a Iinsca y
---
(1) jtian
iorntic-cao.
Eri la Ciudad de Santo Domingo y mayp vcinte y niicve de mil
<idioricntrx qtiincc arios, yo el infrascri tn Ciirn . '1-rnicntc dc Cst;i Santa Yglesia Catcrlral, puse Úico y chrisiria a Jiian Nepmitreno qiic nací6 cl quincc [le los corricntcs (y a qtiiCn in prrrict~lo
iiior~iseclih ;igitiI cl I'rcslio. Dn. Josb Antciniri Corrc~Criizadn
'I'iienicntc Ciii-n de San ?\ndri.s .4.phstol) hija lcsir imo cle AYLIStin Ratielo 1 de María Fnciindn clc los Kmes ric Csta feligrcsiñ
1n;iyrir. Firc sri iiladrina 3l:iria Francisca Arila, ;I 12 que advertí e1
parr:nte~ccocspiritrrnl y Iris ol~ligacioncs.I'cstigos: Dir,, Rfarcns [le
\lora y Dionicia C:;inrld;iria. n c lo que doy ii..
Juan Corrr!;t Cruzado.
.\irliir~ade la .4rquidi6ccsis dc Santo Domingo. Libra 1.3 dc
t):iritismos dc la Santa Yglcsi:i Chtedral, Esi;iiitc l:., CajCin 4. Icg;ajo 3. ;liio? Id11 al l S l 6 , Folio 'iS2.
420
BOLET~N
DEL ARCHIVO
GENERALDE
LA
NACTON
riciana au toridacl del Bi-igxdicr Urru tia, dieron siii diicla desde siis
piimeros años, un sello dc mcfñncólica taciturnidad y de precoz airtopreparacihn a todos Ios jovenes que, bien nacidos arites o en la
C p c a cle la Espafia Hoba, tiivici-on Ea 110 crividialilc suerte de crecer
c:ri un periodo sin color, cuando ñ segxiic1;is dc riria breve aurora dr;ILZ
íri y lihcriarl, caycl-:i cl piieblo clorninic:ino, (.
menos
I ri esperaha, en Ea Ed:icl h1cdi:i 'quc, para nosotros sta
con 1;t
..
iiivasibn haitiana.
Seis años' tenia J riñii Nel~oiniiccnoRavclo cuiit~rlo Hoyer ordenri
1;i ocupacihn dc Santo Domingo. La fxindera de Espafia, el pendhii
tic. Castillii, Ias peninsulrtrcts costumbres rjuc por müs dc trcscienrtj..;
:REOS
dieron Fcirmacibn, caucc: c historia ci la ."ltenas del Nuevo Miiti[lo, desaparecieron dc rruestrus ojos o se ocultaron eri lns Iiogares aLerrndos, en las iglesias silcnciosns y abandonadas o en los campos solit iii-las y empolirccidos. Nada ib;i ;r detci-rcr- cn ti1 ni;rrido incIei-iieiiI C del general Rorgc116, Comanclante (Ir- las Fucrzzis Izairianas cti
S;irito Dorninp, la ordcn que rccibicra del ñnio dc Piicrto Principc.,
para setrihrar cl phnico canio veliiculo cke goliicrno, la duda ronlr,
t:ailipo dc disaciacicjn v dr. espionaje, (11 harnlire corno heraldo dc
clcbilidad y de penuria, el abirso como frcrio a 1;i vnlcntiñ y a la tciiieridacl, la d r c e l roiiio resguardo de iiidiscipliiix<los y revolucioriarim, los cuarteles ni ilitarcs corno plaritclcs de enseñanza para reeiiiplazar las escuelas y U n iversidacl cIaiiswradas.
Si los Gnimos rlc i i ltestros antecesores se sobrecogicl-on de espatlto en 179.5 mando pni- cl Tratado de Rasllea cedicra España a Francia SIE colonia c2c Sanio Domingo, otro tanto aconrcci0, cuando el
pahell6n i ~ i c ~ l odcr Dcssaliiies, coiiicnxii i i ondear sobre la Torre de
los Homenajes, de Iñ qire íttera Alraidc Gonzalo Fcrnándcs clc
ii
Oviedo.
I
l
Parece quc srrs prilinei-os riños los p;isCi juan Nepomuccno Ravelo en e1 barrio de la Iglcsiri del: Carmen cIonde se venera una imñgen cIe Jestls Nazareno.
Allí acudía c1 peque50 J II;LII ii contemplar cl rostro. al parecer
con vida, dc aqucl milagroso Crisro quc según noticias, ~nuchoshan
visto pesrañar y otros han oído quejarse. Contemplaba también la
enorme .crtiic que oprime, arrodillado, su crrerpo, entcco y sufrido.
Sus padres, como los Duñrtc, Lliiberes, SAnchez Pichardo, 1)cl mon t e
y otras familias, eran devotos dcl Jcsi~sNazareiio del C:iririen.
4.-Origen de la farn-ilin Ravelo.
El apellido Ravelo llegii a Santo Domingo procedeiite de las
Islas Canarias, y ziunque fue dc cstado llana sin titulo alguno, tie-
iie en cambio un historial tan lilrnpio y honcsso rltie cuiiltos lo Ilcvan se enorguellecen de Cl.
Es difícil .determinar cuando ernigrb a Santo D ~ m i n g 0el primer Ravelo. Cori anterioridad al año 1392 contracti matrimonio cii
la Catedral' Grcgorio RavcIo y TblaliueIa Garcia; cn cl censo c1.t: la pciblacibn di. la isla q u e mandara a hacer el Prcsidcritc clc la Audiciicia y Gobtrnaclor <Ic La Española don Antoi~ioOsorio cn 1606, Pigura como vecino dc Santiago dc los Caballeros, Salvador Ravclo;
corno Rcgidor de Ia poblacibii cle Eayaguana, Gaspar Rnvclo, y tariibl&n r2iidrts Ravelo; en San Antonio de blontc Plata, encnntrarnos
a1 Regirlcir Alvaro Lhpez Ravelo; y hacia 1749 el Fraile Juan Kavelo cs Giiñrdirin del Cbnvcnto de San Francisco. Entre los mis viejos que se conocen rlc cstc apellido y Francisco Ravelo, el nias lcljano sandi diente en la genealogía <le la familia q u e estudiamos, ntl
sc 11ii csr.ablt.cido vinculo alguilo.
Sabido es que por las muclias scquins y hambrcs, pilagas de latigostas y citr:is calamidades, los Iiabitantcs de las Islas Canarias Eaivieron ~ieccsai-iamentequc cinigrnr para no perecer. Numerosos 21.inñdorcs de barcos que deseaban haccr viajes conicrciales a las lndias, convinieron con la Corona cn condilcir graituitamentc a sus
colonias. las. htrnilias canarias que quisieran eniigrar, y las que llcgxron a la ciudad de Santo Domingo fundaron en una aitiplanicic
vcciiia el pueblo de San C;irlos, con~pucstoen ni totalidad por isleños proceden tcs de Tcncrlfe.
E1 más viejo tronco Carriiliar conocido, íuC I:rancicce Ravclo,
quien no vino a Santo Domingo o no cra natural de la ciudad de
Santo Domingo. Francisco v fi~Iriris Luis, su esposa. vecinos dc "I'cnerife, fiacron Ios padi-es rIc Torn;i:, Pcdro Luis, los;, Agustina y
Juana.
Don J o g & 1 , ~ i s ltnvclo contrajo ~iiatrimonio coti dolia Tsalx1
FIcrnbridci. y rle sri linaje rccorclainos a Fernando. quien iinido
cn rnatr-imo~-iiocn 181i3 mn EIoisrt Castro Canrj, tuvri larga prole, y
;i Agustin, nacicln en 1780, inercarlcr eil seco, qriicii ;i1 enviudar dc
Ia madre de Juan Ncpornuccno, contrajo nrievas nupcias en noviet~ibre clc 1855 con rlofia Juana Pr-ado, y de este enlace nació cnti-r
otros Iiermanos María del Rosario RavcIo y Praclo, quien mas tardc
sr:ria la esposa del prúcer Restaurador Manuel RodlLiguezObjio.
>.-Los maestros de 10s Ti-ilsitnrios.
Todos aqucllos jóvenes, espíritus selectos, qric nacieron en csiri
ciirdad en la decada de oro del siglo dieciocho, tcnían reservado cl
422
BOLET~N
DEL ARCHIVO
GENERALDE LA NACION
iiriinrgo dcstino cIc crecer y hacerse jUvclies de ideales y ambiciones,
ciiando nada n-ier~osprocuraba c1 gobicrno de Haití con Iri clausura
cle nuestra Universidad en 1833 y tE. cicrre de varias cscueIas, evitar
lrpc la palabra dc sabios y patriotas rnaesluos dominicrriios, ptoyectasa con sus enseñanzas, cn Cateclras y cursill~s,cl impulso emñiicip a h r que nada ni nadie podría detener.
Como era clc espcrril-sc y conio sucede en todas p:artes ei
les circunstanci:i5, surgieron y lalioraron semi ociiltos cn esta ciudad,
i f iistres mcn rorcs y preceptores, cii yos nom bi-cs conserva con proIirnda y rcspctirosa gratitud, la Ilisteria liactuesa cIe aquel ~ e r i o d o
iple a5
i ñ las
clt. obscurantismo, que vicia desal
; labrae con
Virgcnes de Chlinclo y quc contcir
!I;is de las priixiinas canteras y bloques de la Iglesia y Gonvento clc
Síin Nicolas, cF Palacio de Xtorc;clli Ircnte a la Plaza cle Armas, simImlo cle srijecion ;II poder cxtrñnjcro.
Así vcrcmo'; como la. juventiid capiraleña rode8 atnsiosa al Dr.
don Juan Viceiltc Rloscoso, cori justicia llamado "El Ij6crate3i dorniiilcano", qtrien í~íreciacn su casa dc familia, clases gratuit:
j uven tud; a los5 María Sigiirán, notalde sacerclotc que abrir
Conventn dc Santii Clara u11 ciirso cle Iñtin; al Di-. dori niiranuez Iwar-iñ Valvcrde, qiic en su tiogar instruía a sus hijos y a los amigos dc
Cszoc que quisii"4n participar de aquel bcrieficio, cntri? Ios cuales
E igriraba Duñrtc, ManueI y Il'enccslao Guerrero, Juan Nepomucc71 o Rave lo y otrus; a den NicoJGs Lugo, quicn daba clases de latinidúu -.
r 4filosofi:~a Sdndiez, Perci., Pina, los hesinanos Concha y otros;
;11 Dr. don Pcrlro María Piñeiro, Fray Pedro Parnies, al Padre Antonio Soto y finaIinenltc a Gaspar Jferniiidcz, ilustre sacerdote pcriiano, men toi- clc los 'I'rinitaiios, rcspcci:o d e {p i c n dice Josi. M:ii ia S e n a , que ln trajo a nuestras playas :la protriclencia y a quicn a
x
iiiicio del historiador Garcia: "....no piiecie
neg;irscle la glori;i clc
liaber sido sl Rcstriiirador cle Ias letras cri la Priinada de las i l i l tillas".
.
z
.
w
I
-
-
El prop6sito dc crear para los dominica~~(
n indcpcndicnte, no se inici6 en la familia Ravelo coir las zcc~iviriadesrc\?ulucionarias qric mas tarde, coma 'rrinitasio, desplegara Ju
l
pomuceno ~ a v c i o .Don Agusrin Ravelo, su padre, había sid
Fire d e confianz;~de don Joci. NÚñcz cIc Críceres cuando proclarn8 cl
t ro. de Dicicm bi-c cIe 182 1 cl Estado I ndcpendiieiite de Mairi EspaI~ol.Entoncrs. cnmo Regidor Decano del Cabil,Idn rTm la ciudad rlc
,.,
Domingo, tomó el jriraiiic~~torlc Ticlclida.1
triitr:licis A- Irir
r1tnpresa a
iciñclo
'1 te sigu ieron cri s i i poca iik~cir-tziiiiirl:~
tlcr Cácer~
arl irlo
es, y a su laclo estaf,n rIoii 1\giisti1i, ciiari
por podcros;is Iricrzas Iiaiti:iii¿zs, sc viD ; i q ut.1 cn
t-a priiieha clr
I n trcgar cri pci-sc~i:i;i 1 I>rcsiririitc. Bc-ivnr, las 11ñvi
;i siiidatcE, iniciárirlose así cl pci-íorla 1115sa riiiirgo y 1 inIroroso q L ~ C1 U. ~t..,..,l..~ t r t,
~IPICSLT;I
Iiistorirr.
Aquel siiceso ctejr) irripres;i iiuc lla iiiiiiorrahle c2c ;inli:trglira ci L
CI alma CEC do11 Agustín Rat
.I icri , a~iitototios siu crim 11aíícrcm
cn Ia inaEog~-ad;iIiidcpenrIci
: 182 1 , ci.3 p:iri-iiit;i dc I-ionrmw
ü n tcccclcii tes, quc con odio protuiliio conteinpani CII:IS t;i I. cti palacios y torreones, cn clia de clticEci incilvi<l;if-ilc,la insijini;~I~icolordcrE
tcrnihle Dcssalines.
Dcsafectri pucs ;il r&gialiicii iiii~ici-iintc,concr;lrin :i ~ 0 ~ 1 3 SLIS
s
~ I C didas y rlispasicioi~cs gtiberiranicntaIc5, luan Nc[ioiiiucciin Ravelo
11eg6 a la adolescencia y criirti cii la jriveiitzirl, csci~cliandr>cri las u>~niclíis,despircs rlc 1a siesta ves~icr~iria
v cn las velrickis R ~ L ' I U T R B S ,ta
ctcrna predica que hacia rFori . - \ ~ i i s i . í nt:oiitr;i Coycr' v RorgelI5, stis
;ihusos, violencias y deprcdiicionris.
En un ;iinhierite así, cititnr lo 1;1 i t i timicki(1 dcl Iiogai- consti~tly' e1 bnico refugio segirro pai-:i un p:itriota qiic sc tlcsnlingl.;~,Ioc hijos sc impregnan lentamente tlc 1;i ~riisli~:-i
;iiiiai.gur;i v vcl~dcllaqur
;i sus ~;~íIresaqueja.
Por ello, cí~fi~o
;i Ia rn;iycir.i;i cIc: stis contempcirAncos, cn Jitan Ncporniiceno li;ivelo, c1csde t ~ i i i yjovcii, ItiC una cori signa y una nieta la libertad dc si1 pttcbto.
Santo
J
a tii~dicrxtrriñnlia quc
Por iodo Eo que acabninos c2c rx~~rcs;ir,
un joven dc hucnñ estatura, delLpde,lllanco, rll: insti'i, afal~te,mirada tranquila, frente espaciosa y de cñbello ol~sciii-o, hiciera imperturbable y puntual sil entrada cri la S;icristia Be la 1glcsi;t rtc Reg-ina Angeloruni, para escuchar en las tardes las c;itedr:is !os consejcis
y doctriilas del ~iresbitero Gaspar Hel-n9iidcz, qitien con justicia ha1;ia ocupado entre la juvcnturi cle iiquella (EIIOGI, el sitial dcjado vacante por cI Doctor Don Jiian Vicente Moscoso C U : I I I ~ O C'litc' partii,
para Cuba.
Después de haber siclo Cura de Ia Parrnqui:~dc San Carlos paso
e1 Padre Gaspar a Ia Parroquia de la Catedral. Desde su llegada a
tierra dominicana se ganh el cariño, a~iirccioy respeto rlc toclos cuanioc Ie trataron y su inte1igenci;l y Iaborio~licIadclict-oti pritebas de 1r.i
No podía ÔéČaltar en aquella rneinorahle cita en la Iiurnilde caca
rlel "Ilustre Loco"' aquel joven de ascendencia isIeña canaria, de
finos modales, ap:iclable trato y alma templada, que durante anos
escuchara en cl iimbito hogareño, la btoz cle su progenitor, amigo
intimo de Nuñei! de Caceres, predicando a sus Iiijos insurreccioil
rlesprecio contra el invasor.
En esta tierra, la PoIolzia Americana, germinaba eil ancho sur-.
ni la semiIla de Ea libertad. AqueI infantc a quien "in pericuIo morris" acuciiera ~ircstoa echarle agua el Presbitcro Corrca g Cruzado,
&cap0 entonces a la rnucrte para ctimplrr u11 alto destino.
Para que la persona y la tarea revdricionaria del fundador Tri11i t x i o Juan N q p m w ceno Ravelo, no corriera inayores riesgos, rccibid el' pseudbnimo de Ternistocles, cn rccordacihn del insigie gcneral ateniense, Cauto y sereno. Con cl tioinpo a uno tic sus hijos,
iiiitor de numerosas hiografias b w e s dc dominicanos, puso ese nombre para manseiicr Fresca en su memoria cl periodo rn5s Iccundo clc
s i l existencI:i.
Desde muy joven don Agtrstin Ravclo trabajaba cn su 'profesión" como mci.c;irIer e n seco y Juan Ncpornuceno ayudaba a sii
l'adre y ganaba amistades mnstan temen te, cn particular cntre coinerciantcs dentro y fuera dc Iñ ciiiclad. AE independizwse rcsolviii
trabajar c m 0 niercaclcr tai griieso y cstahlcci¿~por srr cucnLa mejoits relaciones y ;iinistarlcs, aumentado así las ya adquiridas detris cid
~i~osti-ador
de sir pidre. Can frecuencia Iiacia vixjes n las poblaciones del interior y por su tcmperamcnto, siempre Cue amigo de hacer
lavores, facilitar dinero y tener como costtimbrc a Clor c2e labios, la
Trüsc) agndablr. y cariñosa qiic le v a l i i ~ctitonrcs y le vaEici despuks,
popularidad y cnn l'innza a su pcil;on;i.
Crianclo lc t0c6 enamorarse dc veras, respondiendo a su casta,
sc. prcnd6 de una joven sancai-lcña qur IlcvaLa cn las venas sangre
c~inaria.Era ella una guapa ~noí=a,
hija n;iiural clcl señor Josi. Abrcu
irde la ciudadaria Bartolina Pñzbn y Delmontc. Las Abreu eran de
liura cepa islcfia y tres de ellos fueron feebrci-ist.as qiie ricompañaroir
; I Shnchez la Nodic clcl Condc. LlamAbasc A1ta~zci;iAbrcu y iclija cuando se ras6 en Eccha 24 de mayo de 18-42', veinte años de
BOLET~M
DEL ARCH~VO
GENERALDE
426
L A NACION
edad en tanto c ~ i i csu p-oinctirlo tenia apeiiñs veiiitc y sictc años y).
Domingo la mano fCrrca dci General Bor,geIlri. EI "txclusivisiriu
;i poyo de strs
de myer que qiiiso siempre sostci
to
u
(2) NO. 39.
Juan Nepoinirccrio Ravelo y Alwgracia ALireu.
Ho)~día veinte y c t ~ t i uUL r c r a ~d?~ mil ~ ~ I ' ~ f r i . ~vc i i c CiIaTe~~tii
r>a
y tlt~s y twinra y nticvc dc la Iiidcpcnrlcncia. r;ic.ndo las siriic
rle la noche, ante mi Kninvn I<ch;ivami:i ul'icial dtl estado civil
de la wtniil~rlc Santo I)omingo, cunip:imciri.riti cii esta o f i c i n i i
del cst;ldri civil ~>r?racontraer rilar rinioiiici los ci~tdad~ii~ris
Ju:iri
Nepuinucciio R;ivc!o, dc cdad dc veinte 7 sictc ;iñtic y (lc wrr:
dotnicilifi de profcsi6i1 riicrcaclcr cn _grucsri: Iiíju Ecj íitirno dc.
Agustin R i i ~ e l orn;iyor rlc cdad y dc &te dcirnicilio dr: profesi<iii
(iiiintcligil,Ie) dcl itiliiinal dc pas de h t a co!riÚti, y rIe Mari;i
Facunda de 10s Rcycr; ga clifuilta y Altagr:icin . 4 h r e ~ de
, edad ile
veinte y cuatro arios y rFc csrc domicilio tic pi.olesidn ocupada cii
los oficios clc SU cdsn liija natural d e l Sefint. Josii ,ibrco. y dc I:i
ciiidatlaiia l3arroliri:i R:izIiri mayor tic cd:ici y dc rste doniiciiirl
tic prolcsibn ocupí~tlrien los oFicios dc su r::is;i: aconipañ;irla tlr:
los ciiiclachtios AgustEn Ravelo sii misillo paclrc, y c1r: ..\ntoriiri
Vol ta riiayor de eil;id y r!c c s ~ cdumícilici I;rtipicrario; y de Joii*
c l i i l r i 13cErn~iiitc,m:iyor rle vcinic y un añoi ?. tic csti: domicilio
ctc profcsiiiri rncditIur dc riiziclcns; y dc Jii;iii I'alilo 13uartrr, ni;i)I)T IIC \ C ~ I I ~ y
C uri aíins y dc ;%tec1oiiiicili~~
dc ~ ~ r c i l c i i b
iiiei'cai~
(icr cn dctñllcj tcsrigos presc~itüdosesl>rcs;'nw~i
t
:stc ac~ci.
En C O I I ~ C I I C ' I I C ~ ; yo
I
CI tiricia1 dcl cstaclo civil. (
dc halxr
dado Iectui-a :i las parrrs y ~cstignsprtiscntadm,
3. clc inatriinonio de los ~ L ~iircrs
I
rxsposos. [!el cciiicc~~timicnro
cic sus wspcct ivns parlrrs. del tlc 1:i ~ i i i l i i i c a s i i ~yn pnjilicsa, 11ecEia cn trc los
futuros cspasoa y wdactada por II(IS col1 icc1i;i (!os del corricntc.
y fixada cli 1;t piicrt:i de mi nl'icina cori~~~rriic
IB previene el articulo Ii4 - ml~irulo9" quc trata tlc Iris a l - i c ~dc rnatrimonin:
y no Ii;iiiiciidosc ;c>rc.sciiitatloniiigiin iti~pcdiirir:nto,y qiic los ciudadano~J i i ñ i ~ X\:cpriii~liceiioKavelo y Alt:ignci;i Abrccr, han declarado cri ;il tas C i i i teligililcs vocm toinarsc 111 tirilamcn te por
posos, y qilc sc Ics rliii 1ccttir:i por iinr ild r;ipitiiIn rii (
v
sol~rcel iiiatrimoiiiii, <lile ~ r ; i ~dc
; i los dcrcciioc
ctcl,crr.
tivos ;i los esposos. - Yo cl nficIa1 civil dcl cst:ic.ki civil 11
e?i tiunibre di: ta L y . q i t c Iris cirirladarros j i i ; r t i Scpoiiiucena R;Ivelo, y itlt~gracia.4hi.cn, qiictlahüii uairirii cn matrirnnniíi. 1)r
1 ~ 1 10
0 ~ 1 1 ; 1 1 formainos c1 jiristiike :ictci. clc qtic se les c1i0 iect~irit.
y firmaron jiinto aiii nos heclio 1' ]>asadocri iiilc5ira oficina i 1;i
Iiora, mes y año inencionaclo ('1.
.4.¡.-
,.C.
--
.
1.
S . Ravclo.
\f. XI. hlircii.
r\ntP Volla.
R. Echnvarria.
-
9'
J . I)cfsit:ritc.
Benito Coiiz;iicz.
J t i . I'ñl~lu Diiartc.
Archivo Gczicral dc 1ñ Nacian
OSicialla de1 Estatlo Civil.
Libro No. 29 rlc Actas dr: híatrinionim, :\i-ra No. 78.
31 rnatriinonio cancínico es cle 19 de mayo rle I84C. y t
rcsa; "prcvio el contrato ciifiI.... "rcrcrido de1 acto Ac 3
-
+
\,iejos mantenedores, se fuC haciendo cada día mas impopular y su
gobierno denunciaba g i c t a s por todas partes, y cI descontento era
general en toda la isla.
La labor scmeta cIe cada Trinitaria fue sigilosamcntc minando
cl poder haitiano en Santo Domingo. -4grupados en la Sociedad FiIzntrópica, con aparcn tcs fines culturales y en otra Ilaniada Socicdad
DramAtica, cluc sc vxliñ ~ I e lteatro para iriflamar cl cspirit~ipatrihtico clominicaz~o,continuaron su titanica empresa cie sumar amigos y
c.ooperadorcs a nuestra santa musa, Iiasta producirse con el Grito ctc
I'rasIin, dado por CIiarIes Tlerard. inejor conocido por Riviere, el
27 de enero rlli 184.3, la caída [le Roycr y cl iiacirniento de
lorma que scrviria cn gran escala para proclainar Ea Xnclcpcndencia
clorninicana.
Al Ilega~.Kivici-c a Santo Domingo el 12 dc julio de 184.5, va1-ins masones, cn trc c.1los Juan Nepomuceno Ravelo, Narciso Shnchcz,
<;abriel Tosl: cIc Luna y otros, fueron encarce1;idos pero una oportii- .
n a solicitud (lc los C~rerposhTasOnicos clorninicanos. logró ponerlos
cn libertad,
Juan Nepomitccno sostenía ;i su familia con el procIucto dt su
;ilmacdn. ,A pesar dc la trcrnencla pcrsecuciiin dirigida contra los
7'rinitarios que provocara cl viaje cle Duartc a VenezueIa, Iocgr6 permanecer eii la ciu~lad,abierto su comercio, para prestar sus %micios a S;inclicíri, quien ricspiiés de grave enfermedad y rlz. octiltarse
tbli los hogarcs clc su familia y amigos íntimos, desde la niorada dc
10s lierrnancis Chnchri sc preparaba para ciar cl Grito de Indepcnrlci~cia.
FuC í'ii.iii:irirc. (1c.I filanifiesto clcl 16 de enero de 2844 y asistib a las
i-cuniones sccrctas cl uc para organizar cl movimiento celebraba Sanchez
cn e1 hog;ii. cle cloña Pandia LOpes, g de su almacen, su cuñada doña
I+ctronil;i Alircu Delgado, patriota dominicaria, conduciñ p6ivora y
i i i unicioncs n 1 Iiogar de su Iierinaiia Altagracia, para la ~abricación
de cartuchos q u e se distribuycron a los hombres quc proclamaron
1;1 RepÚhE ica.
El triple ;tirtcccdcncc de ser hijo cic don A p s t i n Ravclo, cliscipulo dr Gaspar. Hernancicz y compañero de Duarte, guib cl destino
{Ic Ravclci a Sirrnñr el clocu~ncnroque proclamó nuestra SeparaciBn
clrt Haití y a galardonar su vida con el titulo proccro de Febre~ist;i,
;il acampaliar a S;írichez en Ia Puerta clel Conde.
Una cIe las versiones en torno a la creación de la brindera do~iiiiiicana,atribuy6 la paternidad del pabeIl6n cruzacio a Juan Ne-
pomuceno Ravclo, colno sucedi6 también con el banilejo Jose A. Bi!lini.
428
BOLET~N
DEL ARCHIVO
GENERALDE
LA NACIÓN
Una vez proci:iii~aclñ 1 ; ~ República, I r i Jurit;i Central Gubernativa dispuso fletar el bergantín "La Eleonoi-a", pcr~cnecientea don
Abrahain Cokn, y enviarlo a la isla dc Curazao para quc Duarte,
Pina y Perez, supieran la gran noticia y regresaran a1 solar nativo.
;Quien Su6 entonces, como heraldo de 1;i libertad, la persona escogida por los patriotas pira Ilcvar a Crrrazao la lausta nueva? EI elcgido ft:zre nada menos que Juan Nepon~ucenoRavelo, portador cle un;[
carta dirigida por la luiitri Ckntral Guberriativa ;I los 'TTiriitarios cti
exilio.
En La Elconora, co~naridadapor Juan Alcja~iclro Acosta, part.ih de Santo Domingo el S rIc niarzo de 1844 y cl dia 6, Diiarte y
sus compañeros de Inlortuniu divisaron el bcquc y eri url ljocc se
dirigieron a i.1 para confiindirsc los tres, en estredio abrazo, coti Juari
Nepomuceno Ravelo, escuchar d e sus labios la grata noticia tle la
Independencia proclamada y recibir de sus manos las cartas qiie la
Junta y sus familiares les enviaban desde Santo Ilornii~go,con los
detalles del suceso, deseiindolcs un pronto y feliz rcgreso.
Aquella carta tuvo u n significado profundo y el portador dcb
ella una rnisibn singular.
Ravelo había tocado cump1irIa con la
alegría que es de suponer.
E1 14 de marzo, al rendirse el Último pueblo a Ia revoIuciim
febrerista, la proa de "La Elconera" cortaba 01-grillosa Ias aguas del
Placer de los Estudios y la nave cinclb sin entrñr al puerto. Sáncliez
y numerosos cornpafieros fueron a bordo para abrazar a sus hermanos y alli estaba Juan Nepomuceno Ravelo, viendo como se concundian en un abrazo fraterno, las dos (ipiiIas dc la Inclependencia.
El joven mercarler, amante de la libertad, Iia bia cumplido le1izmente SLI misibn. Pudo así Duarte al dia siguiente pisar tierra domi~iicana,recibir cl homenaje de s i i ciudad natal, alirazar a su rnadrc
cn su hogar en dueIo y sentir que su alma se conniovia hondamentc,
cuando SAnchez, al llegar a la morada de la familia Duarte y formar con unos lienzos de colores la bandera nacional, exdamara
lleno de júbilo esta frase memorable: 'Woy no hay Iuto en esta casa,
no puede haberlo, la Patria está lc pl;icemcs, vissci clc gala, y don
luan mismo, desde el cielo, bendice y se goza en taii fausto dia".
11.-El semidor de la República..
Despues de proclamada Ia Independencia, no abandonlj Juan
Nepomuceno RaveIa su comercio ni tampoco se ietir6 a la vida privada. Deseaba vivir cn paz pero servir a la República.
En septiembre de 1811, el Cornandantc Kavclo, Ayudante de
Campo del General Jimcnez, con una compaiiia cle Dragones, acom
pañii a la Cornisibn de la Junta Central Gubernxtiva, compuesta.
por los seíiorcs Manuel Jiménez, Comandante del Departamento de
Santo Domingo, TomAs BobacZilla y Toribio LiSpcz Villaniieva, encargada de expresar su jtibilo al Primer Congreso (:onstituyente dc
la República reunido en San CristbbaT.
El vinculo familiar qiie uniO a Rnvclo coii el General JimCnez,
eran cuíiados, hizo que éste, al ocupar la Presidencia de I n República, utilizara sus servicios y le confiriera grado de Coi-oncl que cmservh
Eiasta su muerte. Mas tarde, al desempeñar puestos civiles, pcrteiieciri
a la&Reservas.
En 1849, ctiando el primer proceso contra c1 General Antonio
Duve~géy por ser cont~-arioa1 psophsito del General Santana dk
tumbar el Gobierno de jimenez, lueron arrestados y puestos en libertad poco después: Duvergé, SAndiez, cl Coronel Ravelo y el Comandante luan María Albert. Entonces toch a Ravelo salir expulso
del país y al ocupar Santana por sepnda ver la Prcsidencia de la
Keptiblica en 1859, di6 un solemne Decreto de amnistía general, eii
virtud del cual rekvesaron a Santo Domingo nuinerosos patriotas.
entre ellos tres Trinitarioc y un Febrcrista: Tom$s de Ia Concha, JQsé María Sena, luan Nepomuceno Ravelo y Tornas S5nchez.
Después de reanudar sus actividades comerciales prestó servicios
a la scgnnda Adrninlstraciiin de BAez y desempcñ6 funciones como
C;obernador y Procurador Fiscal cle la Provincia Capital. Fué Cónsul Honorario de Nueva Granada -hoy Colombia- cn Santo Domingo. Con los grncrales Felipe Alfau y R a m h Mella, fom6 parte
de una Comisihn encargada cle preparar un proyecto para hacer una
nueva reorganizacihn del Ejército. En 1856 sus& bih la exposicibn
que numerosos ciudadanos dirigíeron aI Senado Consultor conba el
General Santana.
AI año siguiente, en julio de 1858, firrnO el Manifiesta Naciorial en el que se solicitá el restablecimiento de la Constituci6n de
Diciembre de 1854.
En 1561, al efectuarse la Anexi6n a Espaila, seglin testimonio de
su hijo, Ternistocles Ravelo, su padre es contrario al cambio, pero
mSs tarde acepti, scr autoridad baja el nuevo regimen proclamado
por Santana, mmo lo hicieron otros d i p o s dominicanos, quixds apremiados por las circunstancias del rnornen to poli tico.
Después, como General que era de las Reservas españolas, al realizarse la desocupacidn del país en 1865, cabe presumir que liquidara
1
1
l
1
1
430
BOLET~N
DEL ARCHIITO
GENERALDE LA N A C I ~ N
negocios c n esta ciudad y estableciera
Cuba.
SUS
12.-En
sii
liagar en Santiago de
So,t~tiago[le Cv bn.
Tristc destina cl que cupo a la mayor parte casi a casi todos
los Trinitarios que prestaron aquel juramento en la morada del IIustre Loco. Un hado adverso persigui6 implacable a esos graridcs homirres que crearon la Kepirblica y el exilio y la muerte separaron siis
Iutas,
largos aíios en 'trenezrrela y alli cierra los ojos. PéestabIecc sir hogar
rida de los Andes, Venezuc.
* - -11
:i mejor vizIcr. Jost blaria Serra, después de ejercer el
la, y
3lagiste.i
Periodismo, fallecc anciano en RfayagCez, Puerto Rico, clom
Ií rnrirhe ticrnpo. Tomas cle la Ccinclia cae fiisiIado
r.n e1 Scyuu a los cuarcnta y un años de edad. S5ilcliez s u h e igual
castigo en San Juan por protestar contra la Ancxiói~cn I8Eil. De la
~iiclancoliaal misticismo, del misticismo a la demencia, Ta vida clc
Juan XsicIro Pdrez constituye una tragedia, liasta quc la espantosil
c p i d h a de chlera dc 1668, conio una gracia, cierra sus ojos para
Duarta
1ix Mari
siempre.
Juan N'cpc)~nuccno Ravelo, conzo algunos de cllOS, pot:o afortunado en su iicrra nativa, tambign busc6 amparo y sercni
_
dad en
u itras p1;ayas. E n Sant iago cle Cuba su hija Mercedes Damiana casú
I (-in don Juan Gonzá lez IBartol, Coronel del Cuerpo de la Guardia
Civil dcl Ejército Español; Juan Esteban casó en primeras nupcias
c o ~ idoña JoseIa Ascensio de la Cerda y Cliacón y Iuego con dona
1:' rsilla Rcpiladci Aniahile, y 'Temistocles contrajo matrimonio con
doña Gcrrriidis Luz dc Wecliavarria y Liinonta. Dc todos esos enlaces nacieroii nietos zil desterrado Trinitaria fundador cn Santiago
clc Cuba, y allí pcrdii, en 1868 a josefa Francisca, su primera hija.
.
.
..
13.-En
Jtr
I-u.ta Iinnl.
Larga y apacible LiiP la exitencia de Jiian Nepomuceno Ravel o en la gloriosa Sailriago de Cuba. Como a Duarte en VenezueI:i, la inesperada mucrte de SLinchez en Sün luan acongojh su alma.
La Guerra Rcsrauradora dcspert6 de nuevo en el viejo soldado a sestac patriilticos y al evacuar las tropas españolas el territorio dominicano cn 1865, su espíritu se Ilen6 de jubilo y sintib entonces el
anhelo dc volver a la ci~idadnativa.
Transcurrih el tiempo. El hombre que se alejara de Santo Doniingo con el vigor 'de sus mejores años, se convirti6 en Santiago de
Cuba en el respetable tronco del apcllido Ravelo que sus remotos
antecesores trajeran cEe las ZsIac Canarias.
En 1882 desde RIadrid l l c p al ar-iciario tiina dolorosa noticia ;
la segunda de sus hijas, Merccdes DarnEina rlc Gonziilcx Xartol halo golpc para iin ~iombcrscnsiblc
bia fallecido cl 21 de marz
entrado en eclacl.
Desde en toiiccrs su cntusiasiiztr clecae visiblcnicn te ): sir salud coinenz6 a resentirse. Está ci~fernio,cn camiiio d c ctrras los o:jos pai-i t
siempre, aqircl que fue diccipuio de Gaspar Hcrrilíndez, T rinitari<
Febrerista, hombre de armas y devoto servidor de la Ilcpifilica. Nochebucna de 1885; en el mul~clocristiano 13 Natividad dcl Scfior i1.ifunde renovada if y esperanza cri tíiclos los corazones, pcro lcjoc; clc
sti Patria, en solar dondc tantos rlo~ninic;~nos
contril-iiiycrori a la li1)ertad de Cuba, declina en Frier~as,cierra los aios y sc clcspidc, acyuc31a alma blanca y huena qiie en sri czivoItiira tcrrcnal rcspcindia :11
nombre de Juan Ncpomuceiio liavclo. Era el 24 dc (liclernbrc rl[e
1685. 121 día siguiente cn cl Ccmcnterio de Santa Efigcnia sus rcsros
i.rcibicron sepultura.
Allá quedaron cincuenta y oclio años. Ki1 cl paso rlri [rn sigIo a
otro siglo, no se olvidb su noinbre. Al aprosimailsc 13 celebración del
Cientenario dri la Tndepenclencia y por dispnsicihii cspcciaI del Hoiiorahle Presidente d r Ia Kepirl~Iica,Generalisiii~oDr. Kafacl L. Trujilio blolina, prcviris la solicitud aíicial y ii.niriitnciolics dc estilo, 3L
tiempo que cic lcjanas p1;iyas sc traían al país los restos y ccnizns tlc
otros prhceres, rn 1 : ~inaiiaiia del día S dc agosto dc 1943, cn el ccmen terio cle "Santa EIigenia", cle Santiago clc Cuba, antc c1istinr;iiid;i concurrei~cia dc Eamiliarcs, doininicrinos y cuba nos, prcsente cl
Chnsul doiniilimno Luis Emilio Ronetti y las principales ítuterid;írlcs de esa Proviiiciñ y Ciirdad, se Ilcvti n efccto la exliurnaciln rlc
los restos del Trinitaria y Febrcrista, quc reposaban c i ~el panteón
de la familia RavcIo ,alsensio. Lewtnt ci cl ;ict;i corrcspondicntc cl
Notario Dr. FajñrcIo Gainza.
Poco cicspu4s, por vía akrca, cn la t;ii-de dcl G íle Agosta cEc csc
ziiio, llegaron Ias sagradas reliquias, dcqmjcis rnortalcs dc un honzf ~ r cilustre, a ticrra dominicana, cIoncle frzcroi? recibidos ~[icialrnciitc por aItos funcionarios del Eobieriici y rlc la iglesia. En cl atrio EIC
la Catedral hizo cl panegírico dcl prbccr. cl Lic. Virgilio Diar Ordbñez y los restos cle RaveZo se dcpcisit¿ii-on en la Capilla dc los Xn)S
I
mortales.
Finalmente, cn la tarde del 9 cEc ~ig-ostode 1944, antc irna Cemision quc presidían el Scmetario rlc Estado dc Guerra y Marina,
432
BOLETINDEL ARCHIVO
G E N ~ A DE
L
rtitonces Mayor General Héctor
LA
NAG~~N
B. ~ r u j i l GMolina y el Secretario
de lo Interior y Policía, Lic. Rafael F. Ronnelly, en iiichos preparadas en los muros oricntal y occidental de la refcrida capilla, fueron inbumados 30s restos y colocadas las Iipidas de los siguientes
prticeres: José Marla Cabra1 1819-1899; José Núñez de Cicercs
1772-1816; José Joaquin y Gavino Puello 1808-1847, respectivamente;
I:i.lix Maria Ruiz 1812-1891; J z ~ n n.Veponz~sce?.roRaveEo 1815-1885:
Maria Trinidad Sánche;! 1791-1815.
Una calle de la barriada dc Villa Francisca, en la Capital dominicana, lleva su nambre.
Descansa cn paz luan Ncpornuceno Ravelo, en uniOn de tus
cornpafieros de ideal y sacrificio,
Genealogía de Ravelo
(*)
Por Fray CIPRIXXO
. DE U r n i . : ~ ~ .
e
.
Por Ios lit~rosde registro dc Ia Catedral dc Saiztn Doniiiigo ic:
leconoce que a los fines del siglo XVZ cl apellido Ravelo estaba
restringido a una soIa casa: la de Gregario RaveIo, casado coii N1ai l u ~ t aGarcía, con tres hijos que nacen cn la hltirna década dcI siglo: Diego, iMaria y Lorenzo. En otras partes dc la Isla, coi~fornir:
al censa q u e cn 1605 ordcnó Itaccr el Gohernador Antonio Osorio,
ti-ñ vecino de Santiago de los CabaIleres Salvador Ravelo; cri Bayaguana, procerIentcs de los pueblos destruidos dc Ea banda del Norte, Andrés Ravelo y tarnbih c1 regitidoi- Gaspar Ravclo; en Sari Antonio de Monte cle Plata el rcgidor Alvaro Ldpc~.Ravclo. h'ingúi-i
otro docummto prcsta otra iioticia inás hasta la Iirndacióii cle la
villa de San Gades, e n que Angel Gonzfilez Ravelo con mujer y trrs
hijos varones y una liernbra, es del grupo iundadoi, bien quc no sc
tenga noticia de la suerte que Ie cupo, como a los suyos, al qucdaii ~ i i sque diezmada la gente m~nientras pclrmanecici-on en la crradrt
fundacidn que se les hizo rio Ozama arriba. Pos otra parte. todris
Ios libros de registro de San Carlos hasta 1739 están perdidos.
Las tres circunstancias principales de emigracid11 cspañol:~a ¡os
dominios de la Corona, fueron: a.) por voluntad personal de 10s emigrados; b ) m a leventes que, en clase de soldaclos, pasaban a los daniinios para guarnecer sus plazas fuertes, o como familiares o coinensales de personajes con titi110 de aficioc reaIes; c) como pobladores, famiIias compirestas de marido, mujer e Iiijos (rninimum dc
almas, 5 ) a las que se juntaban "personas" para significar allegadizos solteres consentidos. Es sabido que por Ia pohi-cza gencral cri
islas de Canarias, presa fieciientcmente de calamidades públicas,
como sequia prolongada, plaga de langostas, cic., dc aquellas islas
se tornaron, en grado de protcccidn social, cuantas familias lo solicitaban a los tiempos que se pregonaban Ievas. con promesa dc dArseles tierras de labor y con la carga de dar hijos varones para 12
(+$ Para complementar el traliajo biogAfico de Juan Nepomiicenn RaveIa.
se publica a continiiacidn el presente iralnjo del notable investigaclor c liistciriador,
fray Cipriano de Utrem.
BOLET~N
DEL ARCHIVO
GENERALDE LA N A C T ~ N
434
tar dc las plazas fuertes; tales familias con hijos solte:ros ma
dos solIdados, o canarios sdteros qiie ncrtdk~n a las
levas hechas enI Ganarias pa
,ir de soldaclos, ~ l c v c n ~ b acann
anaria, para cl sustento.
tidad de trigo c.n favur cIc su
-1Una lista CLC I I ~ Y Á O S quc- sdi~t-ronde las Canarias descle 1720 ri
1764, da el número de 39 dcspad~adospara la Isla dc Santo D m i n so con tin total dc 492 familias, y con iin nílmcso clc alnias que excede al qiiiritirplo cIe individiios, pucs no pocas fiiinilias componían
1.1 de 7 y rnSs sujctos; y, aunque por certificaciones varias cie los aliciales reales clc Santo Domingo, no pocas veces arribaron familias
cn mayor niirnero que cI indicaclo respcctivamcnte cil los na.
la lista prccitada, cllo es qiic a la ccrrazbn dc entcnclimiento
111,;is labriegos canarios se jun tr'i la mala .voluntad dcl
~ r i aca11 1taIefio qncccon toda clasc clc artes, incliferenti1s O 111alas, p rocul'i~
ha s1ernni.e la ruina de la villa cle San Carlos, C I ~I t L C I S L l u I b , Y Cl* b d
rru
i- iarnicid
A
b
.
m-.
r.*r.ri.
A*...
h..
A
de que tciclas familias advcnicnies debían poblarse cn 13 ciuclaid par: L q t i c las casas de cIl;t, que se arruinaban por cerradas y
desiertas,
,cn el color y e1 calor cle lioblaclas. Nada irnpcclia a
cstos inr
:cs desparramarse por Ia ida, scgiiri conveniencias,
~ i s t ala ~ic-rriari~la
de las vecinos dc la CnpitaI que aborrecían la ocupi~ciónde sus ticrras. por considcrnr la iiimieílacl cIc1 aIqi~ilcrque no
todos canarios s;rtisFacían con voIuntad ni puntiialiclarl, y así San Carlos solamente IlegO a respirar uii tanto criando ftic
c.onstrucciOn rle su iglesia cle rna tcrial pcrrnancn te, 1
sosiego fiado cIc las pronicsas cle don Pcciro Zoriilla d:
gobernador, q tr icn ecc
I rey el 15 de octubre de 1
110 las razorics cliie havid ~ ~ l i i d
para
o no cjcmtar la o]-rir:ia r t . h e ~V ~ L ~ C I
tltw se le habia clñdo de clmoler la villa cle San Ciirlos. El navío anterior a -la fecha de la Carta de1 gohcrnacIor, habiñ triiiclo a la Is1;i
iina sola familia de 7 personas, y dcsclc entonces cesaron Ias barcaclas dc canarios por causa de la pici-ra; cuando sc rcanur20 la ernpresa, 6 famiIias canarias llegaron en 1749, y 13 cn 1750, quc es e1
ticrnpr, cn que cl apellido Ravelo aparccc en Sa)S, por lo quc
puwdc prcsumirse que los Kavclo llegarian erz 1
cla. rEc: 1710 ;i
3 í50, presupuesto que ninguno clcl apcllida se ciicilta cintrc lo!
tos clc ese tiempo, y ninguno se ljautizb cZescIe I
1748, S
<l
«uc coetáneos dc los prirncros Ravelo clc q u i ~ ~ l x a 1.l l c,.t-.
Y urlru tL1recto de sus padres, hubiescn nacido eii tiempo anterior íii m5s n i i tlguo registro parroquia1 quc se conserva, lit~roque esti falto clc sus
li
primeiros; o bien, el apellido Ravelo no se ñscntb en SanI
C;
ino despues de habcr probarlo el clima en pueb10 di:ferent.c
dc- 1.1 A s i a , ya que son tres los antiguos Ravelo cIc esta estirpe cuyo
ICma,
r
S
-
1
I
I
I
nacimiento no est;í en las registros de San Carlos, y níht Iiay otro
que solamente se cnrincia cle 61 ser natural de San Carlos, y cuya k
de bautismo se hallarla entrc Io perdida clcI libra siri priricipio, CLI:on 1111
iiio esta dicho. Por csta razisri los scñalatlos CII 1;
nunciii
asterisco (*) no tienen posicibii lija e n cIl:t, y t
para considcrarsc que cl cuaclro clc los Kavclo soio i i i i uc considclos rr1rrirse con10 un ensayo por 10 que toca los tiel
o grtigistros existentes no dan nilis c1;ti.a I E ~ Zpara ajus
ti'orrcc) no sc
pos cumplid:imcnte. Dc muclios rlc cstr: apelliclc
por baistardiii.
fia podido incliiir como rama rlcl ti'orico comfir
,
1n
uLja
narii
sea por falta de fiientc itifoiimadoi.;t, sc Iiacc caso v i i i r x i 7 ",
quien quiera co~iiplctar,si pucdc. I;i ascendencia. Y porqu
los fines informaiivos cst:i parci1tc1ri. puede ainpliürw por i~
dos, se omiten tarnhidn los sujcsos quc vinieroii a 1;i irida en tienipos relütivamcnte cercanos, V;L que la finalidad dcl pr-cscnte estudio
ts dc tipo Iiistdrico, y la histoi-in sc termina, para ~1 rjuc cscribe, cix
preti.rito perfecto (1 900).
Ti-onco de los RaveIo riicron J;r;ii~cisco Ravcln u hliaria Luis,
segúir se inanificsta cn la partida dc scpelio de ?'orii;is Luis Ravclo,
clc: 19 dc junio Re 1777, pues sc dcclar;~en ella rluc el. difunto era
natural dc Tclierifc c hijo de los clichrrs. 1% estos sc cla cli el Arbol
gencalíjgico que a cantinriacihn se desarrolla el niimci-a 1, y estc
~iúrncro (co~iinlos dcrnás que rcspcctivamentc se Ir. siguen por gciieraciones su ccsivas), duplicado i i ~ ica
d liIiaci0n iiiiticrliata, de suerte que los ntimcros 1, 2, 4, S.... con-esponde11 a pndi-cs, hijos, nietos,
bisnietos .... del tronco ccrniiin 1. Dicl~osnúmeros soir coniriiles a todos los iridividuos reunidos clchajo clc un misnio ~ u p oseñalarlo
con trna misnia Ictra, y todo Ici clenzris quc dc est:i scncífla clavc stb
origina, se alcaiiza por el lcctor sí11 esfiicrro algiizici. L,os paricntcs
p«~=
copiiicíún (o <lesccndiciites tlc Iicnibras 12avclo) Iiansc omitido
cf eli berridainen tc (salvo cii 1:i ~Icsccnrici~cia
de Tit;i n Nepniucenli
Ravelo en cuya mcnioria se publica cstc ensayo), ptir scr todos ellos
los agiiados o perteiiecientes a tronco i I c distinto :il>cllido.
m,
Fxáncisco Ravclo y R,laria Liiis, canarios, tronco; padres dct
2 Tali~risLuis, i i i . 1777, c. con Fraiicisca GonzSl~z;sucesión: Grrrpo A.
2 Pedro l.uis, m. 1793, .; con Catalina del Cristo (a veces mencioriada: de Peíía), sucesiiin: Grupo R. Sepnkis nupcias coi1
Francisca Roniero, sucesión: G T T ~c.
~O
1
"
t
'
.
'
.
--
Gru$<o A. RAYFLO GONZALEZ.
, .
-
4 MwueJa, mujer de Domingo Mariero; su-i6n.
[email protected], n. 1749, mujer de Juan del Ros
-:
-Darni& 1 752-1758.
, Juana, 1756-1760,
,-
7
:
.
.
Cayetano, 1759-1760.
Prancisco, c a d con Mariana de Lara; pa
de Manuel Alvarez, sucesión.
a -
:
h. en
1818, c. cm Inés MPta, m . 1
95.,aiia; sucesión: Grupa D.
Jod, c. con Isabel ~ v h ~ e l i r tHemande+
a
su
Pedro, 1770-1790.
[email protected],
,
h.
)?rpTb
l
.-
----.u-
,'a+
,
,
,
.,
1
I
II
G+u$o B. HA-VELO-DE PERA.
L
4
,
T.,
cela, 0 . .1748, mujer de Miguel Aionso Veloz; sukesión:,
. Antofiio, n~. ,1750.
- Felipia,, 1753-1764.
AntonSo,..1 754 1766.
M a e t a , n. m. 1756.
.
~u~ogio
c., con Lucía Rivema; sucesi6n: Grupo F.
+
Agqtin, n. m. .I?58.
..
Grupo C. RAVELO-ROMERO.
4 Francisco, c. con Magdalena del Pino; sucesi6n: Grupo G.
Grupo D. RAVELO-MOTA.
8 Pedro celest ino, 1787-1789.
Maria dc los Santos, mujer dc Esteban Vatlejo; sciccsilin,
Martina.
Maria clc la Concepci6n.
.
Tomh, 1797-1884, c. con ZLIaria Salome de los Santns y Fajardo; sucesi6n: Grlipo H .
Domingo, 1805-1847, c. con Bárbar-ri Santana, padrcs c2e Ezrg;cnia, 1829, 1. de Domingo, m. 1845. Segundas nupcias can h h ria Cucto: sucesión G.1-upo 1.
Petronila. inujcr dc Felipe Abreii Mota; sucesihn.
lacinto. c. con Nacalia Candida Saviñhn Pueyo: sucesih: Greipo J. Scgundas nupcias con María tle los Santos Hemández;
sucesiiin : G I - P L1,.
~O
(1) Bien cluc iiitiic:~w haya identíficado a RainOn Alrinso ciiri Kamhn Alotisu Rawelo, Ecbrcris~is :inilicis, todavia se tierie sin ralial riprccin quc Alonio sea ert
lino yotrci un noriiial apellido, de quc se de~\fitiRamón A1on.w Ravcfo, firmatido R. A . Ra\elci. no irnporra aquí cl iiiotivo de arpclla priictica, sencillanient~
;in6ma?ay cltir: Ii;i rlatlci pic a pensarse qzic cl prirccm noinliiaclri 3ii71ia tenia nomIim de Rnmbii y : i p t l i c l w t\loiiso, y era. así, en tanto qiic cl scgiintSn r r a dsi noinlire Karniin Alonso u dc apellido Kñ.r.elo. E1 apellitlo Alonso c.s jirstamcnte mucho
rri;fs antigrio eii S:in Carlos q t ~ ee l apellido Ravcln, y hasta cl rlia tic hoy abun.
da ese apcllidu en riiiic1~;ispartes. E! sigiikntc arhol gcncalGfiicn dc Alon~o,dc
que fueron ramas 1;is rlc iiiio y olm R;rnibil, Febreristas. cs coiiiri sigiie (rcctientn
l~arcial):
Angel .hl»riw cc;isci ctiii Iiiíttta Rit;i Hern5ntlri Girirola, ian;iri;i, que Fallccih cn
1819 de 117 a f i w tic rttad: riivicron doce liijm. 7 cnli't. cllos, :I FClilr, n. cn 1751,
que cnsb crin C;crli~iilis \:elci~ HernAncIcz. li[iil-lW?, y tuvicro~i w i s Iiiios: rntrr
ellos: 'Lfipcl ni. cn Ii!k1 . cluc casb con .\larcela Ravcla del Cristo ( ~ l cflcila) , r i .
c n 1758, ((Ir t ~ ~ i i c i ~
rlcci;i
e s Florentino Rarclri rlc Ir~sSantos. m . cl 12 dc diciembre
de 19:!(1. CIUC t u t . i w ( t ~d~c ~ shijos: RamCin y Migticl); .tmbrmia. quc Ftic pmsliitero:
ICa~nbn,q ~ i cr:is6 ctiii Doinin~;;iVeloz hrolinn (hija dc 3fnrcclri )- Tmcki). r o i i srieesibn, y 1; Iiii- scpilltitdo el 2 de scptictnlsrc clr 1Xiib; Y hl;itzricl, qiic cinri con -41tavncia Ravcto. IT7(i-llq.'lO. p a d m rIc
Kiii~iGii, 1812-1S31); tli. J:urniiii, que sigtic: y de Rernahdz. 1817. Rniiiriii illoristi Kíi~clu,ii;ici6 cn Santo 1)oiniirgc:o +l: 97
tic agmro clc 1813 y fuc ~piiltaclric1 1 (Ir tir>\ricmfirc de 1900. C.:ish trcs vcws: cn
principio dr: julio r l ~1842 r-on >[aria I'erc~aI;oiiilfee, scl~ii1t;irlacl S dc dicicmI,rc de 1845, dc cd:id rlr 50 atios; cti el1a tii\.ci rlai hijos: biniiurl, 1845, que mririh
tlc inesa, y 'ITerc';a.1345. Segiincins i ~ u l i c i a sel 1 rlc i n a m (le 1851 cori M a r f a CairLMde 10s Reyes, v Fiicroii pzdres CIP
. M ; ~ I I L I ~'IH.54,
- ~ . y ii,!asin S;iiittn. 185li. Y vintln
cri wguntlas nupri:~~.
c.. el 24 dc didciiilirt. (Ir: lSíi4, cor? Silvvri:r Vilcilc:~. qui: no
Ir: tiió sucesifin.
Rambn Alotrso f i i C tio carnal dc k i i r i r i i l tloiisrr Ravelo; istc Cut'-. no su priino hermano Raiiibn .ilnnso Raveto, Iiijo tlc XIigiiel v 1Tarccl;i. rl aujor clc I;i
Kcstfia de IQS hccliw que recorti6, sucedidriu dcstlr 1838 :i It( 15, plihlicada t.n R .
-31. C:, N., niimcrti 62. YII clc la piihlicaci6n.
' :Y
X ~ P E.
O RAVEL.0-HERNANDEZ.
-
8 Jd,
n. m. 1770.
José, n. m. 1774.
Josk Carlos, m. 1774.
Petrona, n. m. 1782.
Juana, 1778-1786Benita, 178 2-1786.
José, c. con Victoria Diaz; wicesibn: Grupo M.
Agustin, c. en 1808 con Maria Facunda de los Reyes N6ñez;
sucesiún: G m p o N. Segundas nupcias en 1835 con Juana Prados Peldex,, 3808.1879, viuda de Alianuel Nobles; sucesidn:
Grupo P.
Manuela, mujer de Bernardo Veloz Reyes; succsibn.
Isabel, mujer de Andrés Rojas; sucesiún.
M&, mujer de Miguel . G a (Rana, Yaiiez); sucesión.
J u l a , mujer de Rafael Abreu Mota; sucesi6n.
-
-
C;t.upo F- RAVELO-RIVERA.
8 Gabriel, c. con María Pérez Arboledo, padres de Ursula y Locia, 1836-1842.
Juana, mujer de Pablo.
Grfrpo E. R,4 VBLO-DEL PINO.
8
Pablo,
c.
con Juana Ravelo Rivera; sucesión: Gm$o Q.
Grupa H. RAVELO-DI; LOS SANTOS.
8 Marh de1 Carmen, n. 1830.
Manuel de Jestís, 1 BY 1, c. con Juliana Moreno: s. s.
Florentina, 1835- 1880, mujer dc Ildefonso Iñiguez; sucesión.
Isidoro de la Cruz, 1836, c con Baldomera Latour Trejo, n.
1835; ' sqcesi6n: Gt.t~poR.
Juan Guillenmo, c. con Clara Salazar; sucesibn: G W o S.
Jost Elias, 1858.
16 lefaría JoscF;i, n. 1835.
Valentín, 1836.
Nicolasa, niil jci- clc Cayctano L,ctranto.
Cirila.
iilaría:
I3aldomr-o.
16
Juan Antonio, n. 1822.
Maria de Heliili, 1825-187 1, mujer rlc Tos6 SimOn Mo~iccs:siicesihn.
lli
Pedro, n. 7827.
Jose del Carritcn, 18'19.
Masia de Al t;~gr:icia, 1835.
rerbnimri, miijcr dc Pedro Gonx5icz Fi~eiitcs,succsil~n.
Petrona, 1838. m uJer dc Ra tael h4a tris; sucesibn.
José de lar; Merccdcs, 1841.
Fernando, 1843, c. con Eloisa rlc CJ;isit-o C:aric); succsici~i: Crripo T .
María dc la XZci-ccrl, 1845.
hIaria del Chriiicn, 1847, c. con rlniccrto AlrrrriraF; s. s.
16
Geledanio, c. coi1 Catalina Gcm6ri; succsibn: Gritpo CI.
h3aria Augustiiia, 1825, mujer de Elictacpici Laticel: siicesi0n.
Maria Elias, TI. 1824,.
josé María, 1827.
Lino, 1851.
Rafael, 1833.
32
.
Trrincis~i Kxfiiela, t i . 1 N i 5 , n i i ~ j e i .rlc E i ~ i i l i r ) Ccsiircur loubcrk:
siiccsiciri: 1 ~i1r011,2 lic-tril)ras.
"_
hlari:~XrIri;rri;i CarideI:zriü, 1868, 111ujc1rlc f'cdcrico Piri
cia; stice~icíii: 3 v i t r o ~ ~ e s2, Izciii bras.
1:
Fernanrlu .\I-t~iru,181ic)l c. con A4icacIa Diñx Piiiic~itc!':SI
2 viii-oncs, I hembra.
Eladia Etvii-;t, 1872.
Iacii~to Ezcy rriel, 1814, pbro.
.. .
josc de Jcsiis, 1876-195{1, c. r o i i Ir>scB di: I:i F-iirlite: siiccsión:
Y varoncs, 1 I-ieiiibra.
Bienvenido Oc:tavIario, 1R7R, c. coi1 3*Iai-f;l Ltiiszt Iil;ii+gí+rlta Rad;
siiccsii'm: 2 varoilm.
María (le Bclirii PaiiIa, 188 1-1899.
Pedi.0 k~ri~iardo,1885, c. wii Nicvcs I;r;inccl I;;iI,Clc: niiccsi
3 varotics. 1 Iienibra.
. .
Luis I\lhc.~to, 18H5-?111H,c. r-o11 -4ii;i Luisa ;tli';lii Ihnj;
sibri: 2 varoiies, 4. I-iciiibras.
Aurora hliigail, ISRS, i i i ~ i j c i - rlc Siiiitiaso Saiitcirii; uuctsiu~t. 1
Ii eni l ~. i
Miguel Angel, 3890.
Emilio Ernesto, 1894, c. caii Gci~rii$Iis liilia Gat-cjii
.
I3otdio;
:
succsiOn: 2 hembras.
., . <
&+
I .
luan' ,Népoinuccno Iln\*clo Kqrs, ' t i . cii b i i t o Doinitizo cl 1.5
de mayo de 1815 y 111. en S:intiako'clc Ciiba cl 24 clc'dicienibre de 188.5; c. el 19 [le iriava rIc t 8421 eiin Mariit Alragrack
Abreu' Raihn, hija. iintiiral dc H;brtoliri;i Riii6i1, m.: m :Santo
. ..
. ... .
---Ifi
(2.)
rria.
Los datos (le fiienirs ci~liaxissse tlclien ;r 'I"eiiiis~oclcsa t i ~ w k ?y. Hechsva-
Domingo el 28 de enero de 1818 y in. en Santiago de Criba c1
25 cIe fcbrcro dc 1910; sucesihn: Grwpo'X.
32 JoscIa Francisca, 11. el 1 dc abril dc IR42 (exacto).
los6 Agustín, ni. 1844.
Rfaria dc las Mercedes Damiana, n. cl 27 de septieml~re de
1846, miijcr de Titan Gonzilez Bartol, y murid en 1882.
lrran Esteban, n. cl 2 dc abril de 1848, C. en Santiago d e Cuba con
fosefa Asensio rlc Ia Cerda y Ghacdn, nat. de Santiago de
Cuba cri 1853, y r i i . alIi el 5 cEe diciembre de 1875; sucesi6n:
.Grupo 1'-u. Y en segiindas ~iupcias con UrsuIa Repilado
Amabilc, nacicI;t CPI S. de C . el JO de febrero de 1863; succS ihn: G?-fl.po
3'- b,
'~erriistoclcs.Llrnñclor, 11; el 2c) de abril de 1854 y m
I 13 clc
noviemhrc dc 19 1S: casc', con Gertrudis krtz Hecl
a y Liinonta, n. en S. de C . cl 29 de mayo cle 1855; suceslan: Grupo Z.
I)oti~ingnLeovigiltlri, n. el 3 dc agosto de 1859.
cl 1 [le novicili brc dc 1875, c. con Ana Fiol Rodrigue~,n. el 15 de rcpticmbre de 1878; padres de Juan Ncporniiceno, ri. el 9 dc klit-ci-o de 1907; Roberto, n. el 18 de
I'cbrerci dc 191 1: I-lliirihcrto. n. el 16 de Jtrlio de 1914.
64 . Jr~anIVI;iri;t,
Cid
ti.
Scbastiiri ]os6 rcsi~sclc tii (:;ti-itl:irl, 11. cl 20 dc enero de 1884.;
c. c n i i Gtrella .-2rclisio iIc la Cci.cl:i y Manuit, n. el 25 de abril
tic 18'38; padres: Cai-ineti Estrella, n. el 4 de junio de 1922;
y Virginia, n. cl 2.5 dc jiinlo rlc 1923.
Fr;incisco dc Pazila, n. cl 8 (le fclii-ero de 1883; c. con Eduvigis
Meneses y <:amas, t i . cl 2 de marzo cle 1890; paclres de Mauricio .\ntoiiici, r i . cl 23 tlc scpzicrnl->rede 1915; Jorge Esteban,
R . e1 20 clc ririvicirihi-c. de l92íl; Fraticisco lavier, n. el 28
cie febrero rie 1921.
Maria riel Carnicii losela, 1 1 . el 24 de abril de 1887, m. el 22
de junio dr I!llR; iniijer <le Gustavo Schumman, padres de
Chsillcririo C:t.i.~n;in Albcrto, n. el 21 de noviembre de 1915.
0
l
l
Maria Patrocinio, n. el 1 de mayo de 1898, ni. el 2 de noviembre
de 1924.
Alberto Esteban, n. eI 1 de noviembre dc 1904.
Grztpo 2. Rd VELO-HECH,4 V A R X I A , en Sari tiago de Cuba.
64 Angel Domingo, n. el 12 de niayo dc 1882; c. con Zoraida Eoscowich Caminero, dominicana, n. el 15 de septiembre de 1888;
padres de Zoraida Gertrudis, n. el 35 de mayo de 1911; Silviñ
Fabiola, n. el 9 de rievieiitbre de 1912; Flerida Sofía, n. cl 27
de julio de 1914.
Temístocles, n. el 7 de octubre de 1885; r:. con Maria del Carmen Milanes Antúnes, 11. en S. de C . eI 5 de agosto de 1894;
padres de Maria del Carmen, n. el 20 de diciembre de 19 13;
Maria de Ia Concepck'in, n. el 8 de febrero de 1915; Temístocles Angel, n. en 8aya.mo el 9 de septiembre dc 19IG; Gertrudis Luz, n. en Bayarno el 20 de febrero de 1925.
Maria de las Mercedes, n. el 32 de agosto cle 1885, mujer d e
José Vi!Ialonga y Hed~avarria.
Ozerna Altagracia, n. el 10 de ocilubre clc 1887; mujer de Francisco Loperena 'TrujilIo.
Agustin Nicolás, n. el Y de octubrc de 1892; c. con Magdalena
Nariño Brauet, n. en Guantinaino el 13 de abril de 1904;
padres de Agustin Jorge, n. el 10 de julio de 1926.
Gertrudis Flora, n. el 18 de junio de 1894, mujer del Dr. Recaredo Garcia Fernandez.