Características - Department of Health

Comments

Transcription

Características - Department of Health
Características
Información para
padres de niños
de cuatro años
Divertidas ilustraciones Afiche y calcomanías
en colores para que
para ayudar a los
compartan padres y
niños a aprender
niños
Agradecimientos
Gracias a todas las organizaciones
profesionales, asociaciones, profesionales de la
salud, médicos, padres, cuidadores y niños que
participaron en el proceso de consulta y revisión
para
“Prepárate para la vida a los 4: Hábitos para
niños saludables”.
La información y los datos aportados han sido
invalorables.
© 2008 Confederación de Australia
Este trabajo está protegido por los derechos de autor. Además de
cualquier uso permitido por la Ley de Derechos de Autor de 1968,
no se podrá reproducir ninguna parte por ningún proceso sin el
permiso previo por escrito otorgado por la Confederación de Australia.
Los pedidos y las consultas relacionados con la reproducción y los
derechos deberán dirigirse a Commonwealth Copyright Administration,
Attorney General’s Department, Robert Garran Offices, National Circuit,
Barton ACT 2600 o deberán ser enviadas a http://www.ag.gov.au/cca
Prepárate para la vida a los 4: Hábitos para niños saludables
ISBN: 1-74186-654-5
ISBN en Internet: 1-74186-655-3
Número de publicación: P3-4018
El objetivo de “Prepárate para la vida a los 4: Hábitos para niños saludables”
es ofrecer información no comercial a padres de niños de cuatro años para
ayudarlos a desarrollar hábitos saludables.
Si el niño de cuatro años tiene condiciones médicas o nutritivas particulares,
es posible que el contenido no sea apto para sus circunstancias individuales.
En este caso, deberá consultar a un profesional médico.
Contenido
Cómo usar esta guía
2
Crecimiento del niño
34
Introducción
2
Cuidado diario
38
Seguridad
42
Sumario de rutinas
46
Más información
48
¿Cómo es un niño de cuatro años?4
Crianza de niños de cuatro años
6
Alimentación saludable
10
Juego y aprendizaje
16
Sueño
22
Habla y lenguaje
26
Salud emocional
30
Cómo usar
esta guía
Introducción
Puede usar esta guía de varias maneras. Incluye:
■ Consejos para padres acerca de una serie de temas como
juego y aprendizaje, alimentación saludable, sueño y habla
y lenguaje.
Todos los padres quieren que sus niños sean felices, que se
encuentren saludables y que tengan el mejor comienzo posible
en sus vidas. Los cuatro años son una edad muy interesante
para su niño. Pronto estará listo para dar un paso más
importante: ¡ir a la escuela!
■ Ilustraciones que puede usar para enseñarle a su niño
hábitos saludables de manera divertida.
■ Un afiche que le muestra a su niño cómo hacer que sus
hábitos saludables sean parte de cada día.
■ Calcomanías para alentar a su niño en el proceso.
■ Fuentes adicionales de información y apoyo.
Al principio de cada tema, encontrará ilustraciones que
muestran hábitos saludables. Los ilustraciones incluyen
leyendas sencillas que puede leerle a su niño.
También hay algunas ideas de actividades. Estas partes de la
guía son para que usted y su niño las observen y hablen acerca
de ellas. Están seguidas de información más detallada para
los padres.
Disfrute usando esta guía junto con su niño.
Puede ayudar a su niño a prepararse para ir a la escuela
estableciendo hábitos saludables como tomar el desayuno,
dormir bien por la noche y aprender cómo sentirse bien
consigo mismos. Estos hábitos también ayudarán a su niño a
prepararse para una vida saludable.
“Prepárate para la vida a los 4: Hábitos para niños
saludables”
Es una guía fácil de leer, que trata acerca de cómo puede
ayudar a su niño a adquirir hábitos saludables. No contiene
todas las respuestas, pero sí incluye muchos consejos
prácticos.
En algunas áreas, es probable que le sirva para asegurarse que
ya está en el camino correcto. Si tiene alguna duda después de
leer esta guía, hable con su médico o con el enfermero de la
comunidad.
Conozca a los personajes
Conozca a Stretch,
Tok, Eko y Biggs.
Utilizamos a estos
personajes en esta
guía para mostrar
qué pueden
hacer los niños
de cuatro años y
cuán diferentes
pueden ser unos
de otros.
Biggs
Tok
A Biggs le encanta contar
historias y hace interminables
preguntas acerca de todo tipo
de cosas. A veces, Biggs se
frustra con los demás
porque le resultan irritantes
(o pesados).
El juego favorito al
aire libre de Tok es
andar en bicicleta
con amigos. La hora de
ir a dormir es un tanto
desafiante, pero Tok
está mejorando con
respecto a su rutina a
la hora de ir a dormir.
Stretch
Es un poco como un
padre, pariente, maestro
o amigo, que les
muestra a los demás
cómo ser felices y
saludables.
Eko
A Eko le encanta aprender,
especialmente sentarse en silencio
y dibujar o leer. A veces le da
miedo probar nuevos alimentos.
Eko, para dar el primer paso,
necesita estímulo constante.
¿Cómo es un niño de cuatro años?
Los niños de cuatro años aprenden mucho acerca del mundo
y a menudo lo sorprenderán con las cosas que saben. Les
encanta explorar, usar su imaginación, jugar con amigos y
hacer cosas con usted. Normalmente están llenos de energía
y curiosidad, pero aún así a veces el mundo puede resultarles
abrumador y atemorizante.
Su niño de cuatro años necesita muchas
oportunidades para explorar y aprender, pero
también necesita que usted ponga límites
para mantenerlo seguro y para mostrarle qué
debe hacer.
Esta información es una guía de cómo son los niños de cuatro
años. Recuerde que todos los niños se desarrollan a un ritmo
diferente y de distinta manera.
Conducta y sentimientos
■ Se muestran más dispuestos a cooperar pero a veces les
resulta difícil seguir reglas.
■ Desarrollan independencia en áreas como asearse, vestirse
y comer.
■ Pueden cambiar rápidamente de un sentimiento de
confianza a uno de inseguridad o enojo.
■ Se sienten bien con las cosas que hacen bien.
■ Aprenden a expresar algunas emociones,
¡pero todavía tendrán algunos berrinches!
■ Tienen curiosidad por su cuerpo.
■ Se sienten frustrados cuando no pueden
hacer todo lo que tratan de hacer.
Véase la sección de Paternidad, donde se incluyen ideas acerca
de cómo manejar la conducta y la sección de Salud emocional
para obtener más información sobre cómo manejar los
sentimientos.
Llevarse bien con los demás
■ Comienzan a cooperar con otros niños pero todavía están
aprendiendo a compartir y a turnarse.
■ Juegan juegos con reglas sencillas y pueden explicar algunas
de ellas.
■ Comienzan a entender las “reglas” sociales que regulan
cómo se relacionan las personas entre sí.
■ Aprenden a entender los sentimientos de otras personas,
pero todavía pueden ser autoritarios.
■ Pueden tener amigos imaginarios.
■ Pueden pedir perdón si hacen algo mal.
■ Pueden separarse más fácilmente de los padres.
Ver la sección de Salud emocional donde se incluye más
información sobre habilidades sociales
Uso del cuerpo
■ Tienen más coordinación para
correr, trepar, saltar y para otros
juegos que involucran los
“músculos grandes”.
■ Aprenden a andar en
un triciclo y a manejarlo.
■ Agarran correctamente
el lápiz con la mano preferida,
dibujan una persona simple con
3 o 4 “partes” y copian formas sencillas.
■ Cortan siguiendo una línea con la tijera.
Los niños de cuatro años están adquiriendo confianza en sus
capacidades físicas. Pueden ser demasiado atrevidos o un poco
tímidos. Necesitan muchas oportunidades para practicar estas
habilidades y estímulo por parte de los adultos (ver la sección
de Juego y aprendizaje donde se incluyen ideas de actividades).
Aprender y entender
■ Entienden muchas nuevas ideas como los conceptos de
tamaño, peso, números, colores, posición y hora del día.
■ Se convierten en pensadores más racionales y entienden la
idea de lo que significan las consecuencias.
■ Cuentan hasta 20 y copian su nombre.
■ Reconocen algunas palabras, letras y números.
■ Son persistentes con las tareas difíciles.
■ En general hablan con claridad y usan oraciones completas.
■ Escuchan con atención, entienden y responden preguntas
sencillas o siguen instrucciones sencillas.
■ Les gusta contar chistes tontos y
tal vez decir malas palabras.
Ver la sección de Habla y lenguaje donde
se incluye más información acerca de cómo
estimular el habla de su niño.
Si el desarrollo de su niño es muy diferente
del de otros niños de la misma edad y esto
le preocupa, háblelo con su médico.
Crianza de niños de cuatro años
Ser padres de un niño en edad preescolar puede ser gratificante,
entretenido, agotador y frustrante: ¡todo en el mismo día!
Su niño puede aparentar estar lleno de energía y confianza, pero
igualmente necesita límites y estructura. Si bien no hay una sola
manera de ser padres, algunas cosas harán que sea más fácil.
Algunas cosas para tener en cuenta:
■
A TODOS los padres les resulta difícil ser
padres a veces.
■
Los éxitos y los errores son parte de ser
padres.
■
No sea demasiado duro consigo mismo.
Felicítese por las cosas que está haciendo
bien.
El cuidado propio
Una de las cosas más importantes que puede hacer como
padre es cuidar de usted mismo. Es más difícil ser un padre
positivo y efectivo si está estresado o
cansado, nervioso o deprimido.
■ Participe regularmente en
actividades que lo hagan sentirse
bien a usted.
Pruebe cosas sencillas como escuchar su
música favorita, leer una revista o
hablar con un amigo.
■ Aliméntese bien y manténgase activo para mejorar sus
niveles de energía y para levantarse el ánimo.
■ Cuide las relaciones importantes que tiene en su vida.
Usted también necesita amor y apoyo.
■ Pida ayuda cuando lo necesite y acepte la
ayuda cuando se la ofrecen.
La paternidad es realmente un largo viaje:
El cuidado propio lo ayudará a recorrerlo.
Imitadores
Vinculación y comunicación
A los niños de esta edad les encanta copiar.
Los niños necesitan saber que sus padres los quieren y los
cuidan.
■ Esté disponible: Cuando su niño quiere hablar con usted
o mostrarle algo, intente darle toda su atención por un
momento.
■ Sea cálido y afectuoso: Intente darle a su niño abrazos,
arrumacos, besos o hacerle cosquillas todos los días y
decirle cuánto significa para usted.
■ Sea un buen comunicador: Esto tiene que ver con la
manera en que usted habla con su niño y cómo lo escucha.
■ Mire a su niño cuando le habla.
■ Practique la escucha activa (ver recuadro).
■ Cuando le pida a su niño que haga algo, déle
instrucciones sencillas y claras.
Use esto como ventaja.
Si lleva un estilo de vida saludable y activo, es
más probable que su niño también adopte este
estilo de vida.
Enseñar con el ejemplo
Los niños de cuatro años miran todo lo que usted hace y en
realidad quieren hacer lo que usted hace. Algunas cosas que
su niño aprende de usted:
■ Cómo relacionarse con los demás, por ejemplo:
conduciéndose correctamente, la manera en que usted
habla con su pareja y con sus amigos.
■ Hábitos de todos los días, por ejemplo: lavarse las manos
antes de la cena, usar sombrero cuando sale, qué comer
como bocadillo.
■ Sus actitudes, por ejemplo: hacia nuevos alimentos y en
cómo se siente con su cuerpo.
■ Sus intereses, por ejemplo: si a usted le gusta leer, hacer
deportes, cocinar.
Escucha activa
Ponga mucha atención a lo que dice su niño, luego
repita lo que dijo y cómo se siente. Esto realmente
puede ayudar a los niños en edad preescolar a
evitar la frustración.
Rutina
Límites claros y coherentes
Sin importar cuál sea su estilo, tener
algún tipo de rutina ayuda a los niños
de esta edad a sentirse seguros. Las
rutinas son excelentes para que su niño
sepa qué viene luego, qué cosas son
importantes en su familia y le
ayudan a los niños a aprender
qué se espera de ellos.
Los límites y las reglas ayudan a los niños a aprender qué se
espera de ellos y los ayuda a sentirse seguros. Los siguientes
son algunos puntos a tener en cuenta para fijar límites:
Las rutinas también
son una excelente
manera de enseñarle
a su niño hábitos
saludables y de ayudar
a que los hábitos se
conviertan en algo automático.
Para más información sobre
rutinas, vea la sección de ‘Integración’.
Las rutinas también pueden ser
buenas para los padres.
Cuando uno está ocupado, ¡tener una rutina puede
ayudarlo a sentir que tiene más control y a fastidiarse
menos! A medida que su niño tiene más experiencia
en seguir una rutina, tendrá que darle menos
instrucciones, porque cada paso de la rutina induce
pasar al siguiente paso.
■ No demasiados: Antes de poner un límite, pregúntese
“¿cuán importante es esto?” y “¿estoy dispuesto a
implementar este límite si mi niño se pasa de la raya?”
Aténgase a los temas que realmente cree que son
importantes.
■ Ponga límites claros y positivos: Es más probable
que los niños respeten los límites que son específicos
y fáciles de entender (pruebe con “Por favor
mantén toda la comida en tu plato” en
lugar de “No tires la comida” o “Por favor
pon todos los juguetes en la caja” en lugar
de “Ordena tu habitación”).
■ Ponga límites coherentes:
Los límites que no se hacen
cumplir de manera
coherente son confusos
para los niños. Si es
posible, los límites
no deben cambiar de
un día a otro, de un
entorno a otro ni de
un padre a otro.
Estimular la conducta deseable
Es común concentrarse en las “malas” conductas de los niños.
¡Concentrarse más en lo “bueno” le permitirá ver más de lo
bueno! Pruebe con esto:
■ Muéstrele cómo se hace: Déle ejemplos de las conductas
que quiere ver (por ejemplo, comer alimentos variados). Es
más probable que los niños hagan cosas que ven hacer a
otras personas.
■ Reduzca la tentación: Evite situaciones que puedan
generar un problema. Por ejemplo, si tener caramelos en la
despensa causa molestias y berrinches, no tenga caramelos
en casa.
■ Planifique y prepare: Identifique los momentos que con
más frecuencia generan conductas difíciles (por ejemplo:
vestirse por la mañana) y prepárese para estas situaciones
lo mejor posible (por ejemplo: dejando preparada la ropa
la noche anterior, o dejando dos conjuntos preparados para
que su niño pueda elegir).
■ Manténgalo ocupado: Darle a su niño cosas para hacer
significará que tiene menos tiempo para la conducta
“mala” (ver la sección de ‘Jugar y aprender’ donde se
incluyen ideas).
■ Elogie a su niño: Cuando ve que su niño se comporta
en una forma que a usted le gusta, hágale un elogio
descriptivo (ver recuadro).
Elogio descriptivo
Cuando elogia a su niño, describa
qué es lo que le gusta.
Describir la conducta: “Sophie, realmente me
gusta cómo pones la ropa sucia en el canasto
después de bañarte”, funciona mejor que describir
a su niño: “Sophie, eres fantástica”.
De esta manera, su niño sabe exactamente lo que
a usted le gusta y esto hace que sea más probable
que repita la conducta.
Consecuencias
Las consecuencias ayudan a enseñarles a los niños lo que no
deben hacer. Si siempre da ejemplos y estimula la conducta
deseable, no necesitará usar las consecuencias con tanta
frecuencia. Algunos consejos de consecuencias efectivas:
■ Oportunidad: Ponga en práctica la consecuencia lo antes
posible después de que se produce la conducta.
■ Consistencia: Ambos padres deben aplicarla en todas las
ocasiones.
■ No sea malo: El objetivo es enseñar más que castigar.
Elija consecuencias que se relacionan con la situación. No
es necesario que sean malas o de larga duración para ser
efectivas. Por ejemplo, es razonable quitarle un juguete por
el que peleó por cinco minutos.
Si se siente abrumado o si siente que pierde el control, hable
con su médico. Para más información sobre paternidad, visite
la Red de Crianza de Niños (Raising Children Network) en
www.raisingchildren.net.au
Alimentación
Eko, Biggs y Stretch están
disfrutando unos bocadillos
saludables entre comidas.
saludable
Tok sabe que el desayuno
es la mejor manera de
empezar el día.
Biggs sabe que el agua de
la canilla es lo mejor que
puede tomar cuando
tiene sed.
Eko sabe que hay que
dejar de comer cuando
siente llena la panza.
Eko es valiente
y está probando
algo nuevo.
Aprender a comer nuevos alimentos lleva tiempo.
Elija un alimento que no le guste tanto a su niño
en ese momento. Haga que ponga una marca
(por ejemplo: pegatina, estampilla o tilde)
en el cuadro cada vez que pruebe un poco
(lea algunos consejos en ‘Aprender a comer
nuevos alimentos’ en la página 13).
Cuadro de nuevos alimentos probados
Alimentación Saludable
“Saca cualquier cosa que sea verde” ;“Simplemente se niega a probar nuevos
alimentos”
¿Le suena familiar? La comida es una frustración común para
los padres de niños de cuatro años. A esta edad, los niños
todavía están aprendiendo acerca de la comida, los sabores,
las texturas, cómo usar los cubiertos, los modales en la mesa
y las rutinas de alimentación. El alimento es una manera de
expresar esta nueva independencia. Puede ayudar a su niño a
transitar esta etapa poniendo a su alcance alimentos saludables
en los horarios regulares de comida y bocadillos, dando así el
ejemplo y haciendo que las comidas sean algo relajado.
Las frases como ‘eres una buena niña porque
Apetito
Es común que los niños sanos tengan mucho hambre algunos
días y que otros días no coman tanto. Es normal que el apetito
de un niño varíe de una comida a otra y de un día a otro.
Cuando les ofrecemos alimentos nutritivos a los niños ellos
saben muy bien cuánto necesitan comer.
Pruebe compartir las decisiones sobre la hora de la comida con
su niño.
■ Usted decide qué comidas y bocadillos saludables le ofrece y
cuándo.
comiste todo’ no ayudan porque le enseñan a
■ Su niño decide si come, qué partes de la comida come y
cuándo ya no quiere más.
su niño a dejar limpio el plato o a continuar
■ Retire las sobras sin hacer escándalo.
comiendo cuando esté lleno. A muchos adultos les
■ Evite ofrecer alimentos alternativos si su niño no come
■ mucho.
resulta difícil vencer este hábito, en parte porque
siempre les dijeron que tenían que comer todo lo
que había en el plato.
Déle un fin a la comida, como retirarse de la mesa.
Esto le ayudará a su niño a aprender que ha terminado el
momento de comer hasta la próxima comida o bocadillo.
Aprender a disfrutar nuevos alimentos
A los niños naturalmente les gustan los alimentos dulces y
salados. Necesitan aprender a disfrutar muchos gustos y
sabores, particularmente los de las verduras. A continuación
incluimos algunas cosas que puede hacer para ayudarle a su
niño a disfrutar alimentos variados:
■ Intente ofrecerle a su niño de cuatro años la misma
comida que al resto de la familia.
■ Demuéstrele que disfruta esa comida. El niño
necesita ver a otras personas (especialmente a usted)
comer un alimento antes de probarlo.
■ Pruebe servir un alimento nuevo con algo conocido, por
ejemplo: batata (nuevo) con papa (conocido).
■ Elogie a su niño cuando prueba un nuevo alimento, aunque
sea un bocado, “es genial que hayas probado el zapallito”.
■ Haga que su niño participe en la preparación de la comida,
por ejemplo lavando las verduras o sacando ingredientes
de la despensa. Si uno se familiariza con los alimentos, la
posibilidad de que los pruebe aumenta.
Es posible que haya que ofrecerle varias veces un alimento
al niño para que lo pruebe. LUEGO es posible que tenga que
probarlo 10 veces o más antes de que realmente le guste. Por
lo tanto, tenga paciencia y continúe ofreciéndole el alimento,
sólo ofrézcale pequeñas cantidades.
Estimule a su niño para que pruebe el alimento sin darle
demasiada importancia al tema. “Probemos un poco juntos”
y si su niño se niega intente decirle “está bien, tal vez la
próxima vez”.
El problema de sobornar con la comida
“Si terminas de comer el zapallo, luego puedes
comer postre”. Muchos padres dicen cosas como
esta, sin darse cuenta de que esto puede hacer
que al niño le disguste aún más el zapallo y le
guste mucho más el postre. Si bien es tentador
sobornar con la comida a corto plazo, el elogio y
la paciencia son mejores a largo plazo.
Frustraciones a la hora
de comer
A muchos padres la hora de
la cena les resulta estresante.
Para mejorar el estado de ánimo:
■ Intente servir la misma comida
para toda la familia.
Coman juntos en la mesa con
la mayor frecuencia posible.
■ El horario en que los niños
deben ir a dormir puede
significar que se deba servir temprano la cena.
■ Elimine las distracciones, como la televisión y los juguetes.
■ Evite hablar acerca de qué está comiendo el niño y de cuánto
está comiendo. En cambio, pruebe con estos temas:
■ Que todos cuenten algo acerca de su día.
■ Que compartan algo divertido que vieron hoy.
Alimentos nutritivos
Su niño necesita alimentos nutritivos para crecer y aprender
Use alimentos de esos grupos para crear una variedad de comidas y bocadillos sabrosos y saludables.
¿Cuánto por día?
Consejo
1 a 2 frutas medianas.
2 a 4 verduras diferentes, equivalentes al
tamaño del puño de un niño.
Alimentos frescos, en lata y congelados: todos
son buenas opciones.
3 a 4 porciones. Por ejemplo:
Desayuno: cereal de grano entero.
Almuerzo: sándwich de pan integral.
Cena: fideos (1 taza).
Bocadillo: panecillo integral.
Introduzca opciones de grano entero e integral.
Aportan más fibras, vitaminas y minerales.
Carne y alimentos
proteicos
Una porción equivale al tamaño de la palma de
la mano de su niño.
Elija carne magra, pollo sin piel, huevos,
pescado y legumbres (lentejas o porotos en salsa
de tomate).
Lácteos
2 a 3 porciones de lácteos.
1 porción = 1 taza de leche (250ml),
200g de yogurt o natilla, 2 rodajas de queso
o 1 taza de leche de soja fortificada con calcio.
Elija leche y productos lácteos descremados.
Si elige leche de soja, asegúrese de que esté
enriquecida con calcio.
Elija margarina en lugar de mantequilla para
untar y aceite vegetal para cocinar. La palta y
el pescado también contienen grasas saludables.
Limite las tortas, las galletas, los pasteles y los
alimentos fritos. Son alimentos para comer ‘de
vez en cuando’, no alimentos para todos los días.
Frutas y verduras
Panes, cereales, arroz,
pasta, fideos
Grasas saludables
¿Por qué lácteos descremados? Los lácteos descremados ofrecen tanto calcio, vitaminas y proteínas como los lácteos enteros.
En niños de más de dos años, cambie a los lácteos descremados.
Agua
El agua es la mejor bebida para calmar la sed.
Estimule a su niño para que tome agua de la canilla:
■ Tenga agua de la canilla en la heladera, use hielo, pajitas o
una rodaja de naranja para que resulte más interesante.
■ Sirva agua de la canilla con las comidas y los bocadillos.
■ Lleve una botella de agua de la canilla cuando sale.
■ Limite el jugo de frutas a ½ taza por día (125ml) y evite las
bebidas con azúcar y efervescentes.
Consumir demasiado jugo, concentrados de fruta o gaseosas
provoca caries. Las gaseosas “dietéticas” también pueden
dañar el esmalte dental.
Alimentos para consumir “a veces”
El consumo de algunos alimentos procesados, como las
papas fritas, los caramelos, las gaseosas y
algunas comidas para llevar se debería limitar a no más
de una o dos veces por semana.
Sirva porciones pequeñas y evite ofrecer alimentos para
consumir “a veces” “¡sólo para que coma algo!” Vea la
siguiente columna donde se incluyen ideas saludables
para los bocadillos. Para evitar que los niños rezonguen
porque quieren comer alimentos para consumir “a
veces”, establezca reglas claras acerca de cuándo pueden
comerlos.
Seguir una rutina
Un patrón regular de comidas ayudará a su niño a desarrollar
hábitos de alimentación saludables. Pruebe servir las comidas
y los bocadillos aproximadamente a la misma hora todos los
días. Un descanso entre comidas le da al cuerpo la posibilidad de
sentir hambre. También es bueno para los dientes.
Desayuno: La mañana es una hora en que estamos muy
ocupados, pero el desayuno es esencial. Las tostadas y los
cereales son rápidos y fáciles de preparar.
Almuerzo: Los sándwiches les gustan a todos, son baratos y
fáciles de preparar. Ofrecer con frecuencia lo mismo para el
almuerzo está bien si es algo saludable, como un sándwich de
pan integral con margarina, queso descremado y zanahoria
rallada.
Cena: Hay comidas sencillas que pueden ser nutritivas. Trate de
que el plato contenga la mitad de verduras, un cuarto de carne/
proteínas y un cuarto de arroz, fideos u otro grano. Si sirve
postre, la fruta cortada en rodajas, el yogurt descremado o la
natilla son opciones saludables.
Bocadillos: Déles regularmente un bocadillo nutritivo entre
comidas porque es mejor que “picar”. Limítelos a dos o tres
bocadillos pequeños por día. La fruta, el yogurt o el queso
descremado, verduras crudos y tostadas de pan integral son
buenas opciones.
Si le preocupa la alimentación de su niño, hable con su médico.
El sitio web de la Asociación de Dietistas de Australia (Dieticians
Association of Australia) (www.daa.asn.au) contiene información
y hojas de información que lo ayudarán a encontrar un Dietista
Matriculado, quien podrá ofrecerle asesoramiento profesional.
Es excelente
jugar de distintas
maneras
A Eko y a Biggs les
gusta mantenerse
activos TODOS
LOS DÍAS.
Juego
y
aprendizaje
Algunas preguntas que
puede hacerle a su niño
¿Qué te gustaría hacer para mantenerte activo?
¿Qué actividad te resulta divertida para jugar
afuera?
¿Cuál es tu juego favorito?
Si pudieras jugar a los disfraces, ¿quién serías?
Juego y aprendizaje
Juego activo
El juego es una manera de
aprender para su niño.
Lo mejor que puede hacer para
ayudar a su niño a aprender es
pasar tiempo con él y estimularlo
para que juegue de muchas
maneras diferentes. El juego es más
valioso si su niño lo ‘inventa’. ¡Deje
volar su imaginación!
¿Por qué?
Cómo comenzar
Pruebe estas ideas
Coordinación corporal,
equilibrio, postura y
flexibilidad.
Ofrezca muchas
oportunidades para que su
niño se mantenga activo
todos los días.
Corazón y pulmones sanos.
Concéntrese en actividades
divertidas.
Adentro
■ Poner música y bailar.
■ Simón dice.
■ Juegos con globos.
■ Ayudar en las tareas de la casa.
Diversión y relajación.
Confianza en las
capacidades físicas.
Su niño de cuatro años
necesita jugar a algún
juego activo
todos los días.
Salga cada vez que pueda
y estimúlelo para que se
mantenga activo.
Mayor autoestima.
Aprender a jugar con otros y
hacer amigos.
Ofrezca un ambiente
seguro, estimulante y no
competitivo.
¡Manténgase activo usted
también!
Limite el tiempo que el niño
pasa frente al televisor.
Afuera
■ Andar en bicicleta.
■ Juegos con pelota y con bate de
béisbol.
■ Juegos en el parque.
■ Carreras de obstáculos.
■ Juegos que incluyen rodar, saltar,
brincar o perseguir a alguien.
■ Ir o volver de lugares caminando o
en bicicleta.
¿Y la televisión? La televisión y los juegos electrónicos son las barreras más grandes
para que su niño se mantenga activo. Sentarse quieto durante mucho tiempo puede
significar que no está teniendo la cantidad de juego activo que necesita. Estos hábitos
se pueden desarrollar en una edad temprana, de manera que debe limitar el uso de la
televisión y de la computadora.
Juegos
¿Por qué?
Cómo comenzar
Pruebe estas ideas
Coordinación de
motricidad fina.
Una caja con ‘cosas útiles’
llena con cosas que hay
en la casa, como papel de
envolver usado, revistas,
cajas de cereales, cuerdas,
botones, plumas, cintas,
platos descartables de cartón,
crayones, lápices, tiza,
estampillas.
■ H
aga una tarjeta de cumpleaños o
decore una tarjeta para asignar el lugar
de los comensales en la mesa.
■ R
ecorte fotos del periódico y cuente
cuántas ‘cosas rojas’ encuentra.
■ H
aga una libreta de direcciones
recortando letras del alfabeto y fotos
que comiencen con cada una de las
letras.
■ S
alga a caminar y recoja cosas que
encuentre. Clasifíquelas en grupos y
póngalas en una caja.
Creatividad.
Técnicas artísticas.
Lugares para mostrar sus
creaciones.
Juegos con palabras y con música
¿Por qué?
Cómo comenzar
Pruebe estas ideas
Habilidades de lenguaje.
Libros de cuentos.
Ritmo y coordinación.
Libros con canciones y rimas.
■ Haga que el niño le “lea” un cuento
a sus juguetes o muñecos (está bien si
inventa el cuento).
■ Improvisar canciones y rimas
infantiles.
■ Bailar.
■ Juegos musicales.
■ Recolectar objetos para producir
sonidos (palos, piedrecitas, hojas).
Instrumentos musicales
(arroz adentro de una
botella).
Juegos con música
¿Por qué?
Cómo comenzar
Pruebe estas ideas
Conceptos como textura,
volumen y tamaño.
Arroz, agua y arena.
■ P
onga arroz en una bandeja
y haga que practique escribir
letras, números y dibujar formas.
■ Pintar con los dedos.
■ Juegos en los que se huelen
especias o cosas del jardín.
■ Hacer formas con la masa para
jugar.
■ Jugar en charcos (¡vístalos con
ropa abrigada!).
Conciencia del espacio que
lo rodea.
Cómo relajarse y expresar
sus sentimientos.
Pintura.
Burbujas (un poco de
detergente y agua, varita
para hacer burbujas).
Jugar con plasticina.
Ropas para “juegos sucios”.
Juegos para pensar
¿Por qué?
Cómo comenzar
Pruebe estas ideas
Letras, palabras y
números.
Juegos con cartas.
■ C
lasificar objetos en categorías (poner libros en un
estante, los autos en la caja de zapatos y los juguetes
blandos en la canasta).
■ ¿ Cuál falta? Elija algunos objetos. Tápelos y quite
uno. El niño debe adivinar cuál falta.
■ P
ida rompecabezas y juegos prestados en la
biblioteca local.
■ H
aga que su niño invente un juego con sus propias
reglas.
Solución de
problemas.
Cómo cooperar,
esperar su turno y
seguir reglas.
Juegos de tablero.
Rompecabezas.
Bloques y partes que
se acoplan entre sí.
Juegos de mentiras
¿Por qué?
Cómo comenzar
Pruebe estas ideas
Imaginación.
Una caja ‘con ropa para jugar’
llena con accesorios y ropas
viejas.
■ Juego de roles.
■ Construir una casita
usando sábanas.
■ Actuar un cuento usando
títeres hechos con
medias.
■ Montar una actuación.
Aprender cómo actúa la gente
en distintas situaciones.
Practicar cómo vestirse solo,
subirse los cierres, abrocharse
los botones y atarse los
cordones.
Expresar ideas, pensamientos
y sentimientos.
Mantas y sábanas.
Muñecas y muñecos de trapo.
Delantales, cucharas de
madera, pinzas de plástico y
bowls de plástico.
Envases de plástico, cartones
de huevos y cajas de cereales.
Aprender sin darse cuenta:
■ Clasificar medias: Encontrar los pares.
■ Juegos cuando van en auto o salen a
pasear: ¿De qué color son los autos que
ves? ¿Qué sonidos oyes? Veo, veo.
■ G
uardar las compras del mercado:
¿Qué cosas van en la heladera?
■ ¿ De cuántas maneras diferentes puedes
caminar? Por ejemplo: hacia atrás, dando
pasos gigantes, como un elefante.
Si le preocupa algunos aspectos de cómo
juega su niño (por ejemplo: juegos demasiado
repetitivos o falta de juegos de imaginación),
consulte con su médico.
Un cuento a la noche
le ayuda a Tok a
relajarse antes de
dormirse.
Una rutina de horario para ir a
dormir puede ayudar a los niños
a dormir mejor. Puede usar el
póster para enseñarle a su niño
a seguir una rutina.
Sueño
Sueño
Consejo: Realice las actividades de relajación en la
habitación donde duerme su niño. Así, su niño aprenderá a
asociar las experiencias positivas de que le lean un cuento o
de compartir las experiencias del día con irse a dormir.
El sueño es extremadamente importante para la salud, el
crecimiento y el desarrollo del niño. El mejor consejo para
desarrollar buenos hábitos de sueño en su niño es seguir la
misma rutina todas las noches.
Esto hará que le resulte más fácil relajarse, quedarse dormido
y dormir durante toda la noche.
Haga un anuncio para que su niño sepa que llega la hora de ir a
dormir. Por ejemplo: “Un rompecabezas más y después es hora
de prepararnos para ir a dormir” y asegúrese de hacerlo luego.
■ Tenga un horario regular para ir a dormir.
■ C
ontrole el ambiente en el que duerme su niño. Debe ser
silencioso, razonablemente oscuro, tener una temperatura
confortable y no debe haber una televisión.
■ U
n poco antes de ir a dormir dedique un tiempo a la
relajación. Leer o contar historias sobre lo sucedido en el día
son buenas actividades de relajación antes de ir a dormir.
■ E
vite actividades emocionantes o estimulantes antes
de dormir. Las luchas, ver la televisión y jugar con la
computadora harán que sea más difícil que el niño se relaje
y se vaya a dormir.
Si bien la cantidad de horas de sueño necesarias varían de un
niño a otro, la mayoría de los niños de cuatro años duermen
aproximadamente entre 10 y 12 horas por noche.
Defina un horario apropiado para que su niño se vaya a dormir.
Es posible que tenga que definir ese horario de acuerdo con las
necesidades de su niño para que pueda despertarse a la mañana
para llegar puntualmente al jardín o a la guardería. Puede
restar entre 10 y 12 horas a la hora en que debe levantarse.
¿Sabía? Los niños que duermen lo
suficiente durante la noche se comportan
mejor durante el día, pueden estar más
contentos y presentan menos problemas de
conducta.
“No quiero ir a la cama…”
“Sólo un cuento más…”
“Tengo que contarte algo…”
A esta edad, la incontinencia nocturna todavía
es muy común. La incontinencia nocturna no es
culpa de nadie y es algo que la mayoría de los
niños superan.
Batallas a la hora de dormir
Es común que los niños de esta edad se resistan a ir a dormir.
Su niño puede pasar por una etapa en la que se levanta después
de que usted le dio el beso de las buenas noches o en la que lo
llama desde la cama. También es común que despierte durante
la noche. Algunos consejos:
■ M
antenga una rutina constante y relajante a la hora de ir a
dormir.
■ D
espués del momento dedicado a la relajación, arrope bien a
su niño en la cama y asegúrese que tiene todo lo que necesita
(llévelo al baño, déle agua si tiene sed, asegúrese que esté
abrigado y cómodo y que haya recibido besos y abrazos).
■ S
i su niño se levanta de la cama, hágalo regresar con
tranquilidad. La clave es que sea breve y mesurado. Si está
preocupado o enojado, recuérdele que está seguro y que
usted estará cerca. Repítale esto con calma hasta que no
vuelva a levantarse.
■ P
uede proceder de manera similar si el niño se despierta
durante la noche. Si lo llama, puede ir a su habitación y
asegurarle que todo está bien y decirle algo como “ahora
vamos a dormir”.
Si su niño viene a su habitación, puede llevarlo nuevamente
a la cama y hacer que vuelva a acomodarse.
Con perseverancia y un método
constante y tranquilo, su niño
finalmente aprenderá a dormir solo.
Si le preocupa el sueño de su
niño (especialmente si parece
tener dificultad para respirar
mientras duerme), hable con
su médico.
Habla y
lenguaje
Hablar es una actividad excelente para estimular el
lenguaje de su niño. Pídale a su niño que invente un
cuento relacionado con esta ilustración. Pregúntele
qué están haciendo Tok y Eko y a dónde cree que van.
A Biggs le encanta
contarle cuentos a
Stretch.
Habla y
lenguaje
¿Sabía que?
Cuantas más palabras oye su niño,
más palabras aprende.
¡Es posible que sienta que su niño de cuatro años habla sin
parar! Si bien esto puede resultar extenuante, es la manera en
que el niño practica sus habilidades de comunicación.
Si bien todos los niños se desarrollan a distintos ritmos,
probablemente su niño de cuatro años:
■ Habla lo suficientemente claro como para que la mayoría
de la gente le entienda, aunque algunos sonidos todavía
pueden no entenderse claramente.
■ Habla usando oraciones complejas, como oraciones que
incluyen ‘porque’ o ‘pero’.
■ Le cuenta historias verdaderas y otras inventadas.
■ Hace interminables preguntas: “¿Por qué el cielo es azul?”
“¿Por qué soy varón?”
■ Puede tener una conversación simple con otra persona.
Qué puede hacer usted para ayudar a su niño
a desarrollar el habla y el lenguaje:
HABLE con su niño:
■ Cuéntele cosas acerca de lo que está haciendo.
■ Estimúlelo para que hable con usted haciendo
preguntas sobre las que pueda elaborar “¿Cómo
sucedió….?” “¿Por qué crees ….?”
■ Si habla más de un idioma, use el idioma que habla
mejor cuando hable con su niño.
ESCUCHE con interés cuando su niño habla:
■ Déle tiempo a su niño para que exprese lo que
quiere decir. No lo interrumpa ni termine la
frase que su niño quiere decir.
■ Trate de no corregir el habla de su niño mientras
está hablando, pero luego repita lo que escuchó,
de manera correcta. Por ejemplo, si su niño dice:
“Corrí por la colina y me cayí”, usted puede decir:
“Oh, te caíste, ¿te lastimaste?”
LÉALE a su niño
■ Deje que su niño maneje el momento del cuento
eligiendo el libro, aunque quiera leer el mismo
libro o algunas partes de nuevo.
■ Haga participar a su niño haciéndole preguntas mientras
lee
“¿Qué crees que está haciendo Jack en esta ilustración?” o
estimulándolo para que participe en partes del cuento que
conoce.
CONSEJOS acerca de los libros:
■ Su biblioteca local tendrá una gran variedad de libros para
niños.
■ Los libros son excelentes como regalos y como premios.
■ En las ventas de garaje y en los mercados hay libros baratos
para niños.
¿Por qué es tan importante leer?
Leer es una herramienta esencial para el desarrollo del lenguaje.
Ayuda a los niños a aprender acerca del mundo, a desarrollar
su imaginación y a ver cómo los demás resuelven problemas o
superan miedos.
Otras actividades para ayudar a desarrollar el habla y el
lenguaje:
■ Cantar canciones. ¡Pida un CD prestado en su biblioteca local
o arme el suyo!
■ Juegos de rimas y adivinanzas. “¿Qué rima con cielo?”
■ Inventar juntos un cuento. Puede comenzar contando un
cuento y luego pedirle a su niño que lo termine.
La audición es esencial para que los niños desarrollen
sus habilidades de comunicación. Los problemas de
audición pueden interferir con el habla de un niño y
también pueden afectar su capacidad para aprender.
Responder preguntas
Si bien la curiosidad y los por qué de los niños
de cuatro años pueden resultar extenuantes,
haga su mejor esfuerzo por dar respuestas
sencillas a las preguntas. A veces puede evitar
que su niño pregunte siempre “¿Por qué?”
dándole una explicación cuando habla: “Quiero
ponerte el abrigo antes de ir al parque porque
hoy hace frío”.
Pida ayuda si le preocupa alguno de los siguientes puntos:
■ La audición de su niño.
■ Su niño habla sólo usando oraciones cortas.
■ Otros adultos y niños tienen dificultad para entender el habla
de su niño.
■ Su niño tartamudea.
■ Aparentemente su niño no entiende o no responde a
instrucciones sencillas.
Si tiene alguna duda acerca de la audición de su niño, o de su
habla o lenguaje, hable con su médico o con un profesional de la
salud. La organización Speech Pathology Australia
www.speechpathologyaustralia.org.au puede ayudarlo a
encontrar servicios de patologías del habla en su área.
A veces me siento…
Triste
Feliz
Emotional
Poder dar nombre y demostrar los sentimientos
ayudará a su niño a manejarlos. Pídale a su niño
que señale el personaje que se siente feliz, triste,
enojado y asustado. Pídale a su niño que le cuente
acerca de momentos en que se sintió feliz, triste,
enojado y asustado.
Asustado
Enojado
Salud
Salud emocional
Por sobre todo, su niño necesita sentirse amado y seguro en su entorno.
Su niño de cuatro años todavía está aprendiendo
mucho acerca de sí, especialmente sobre cómo manejar
sus sentimientos y sobre cómo enfrentar los problemas.
Estas son las bases para la autoestima y la capacidad
de recuperación positivas.
Asegúrese de que las cosas positivas que le dice a su niño
sean muchas más que las cosas negativas. Intente pensar
en las cosas que le gustan
acerca de su niño. ¿Qué cualidades especiales
tiene su niño?
Desarrollo de la autoestima
Cuando los niños se sienten bien consigo mismos, es
más probable que realicen las tareas con una actitud
positiva y que aprendan a aceptar las desilusiones.
A esta edad, tener demasiadas opciones puede
Para ayudar a desarrollar la autoestima positiva:
Déle a su niño una opción si está satisfecho con dicha
■ M
uestre interés en lo que está haciendo y
aprendiendo su niño. Estimúlelo y elógielo por cosas
que hace bien y también por tratar de hacer nuevas
cosas.
■ E
vite hacer las cosas por él y preséntele tareas
sencillas que pueda hacer para ayudarlo a usted en
sus tareas.
■ T
enga rituales o rutinas familiares especiales (por
ejemplo: leerle a su niño antes de irse a dormir).
opción. Por ejemplo: “¿Qué te gustaría comer?” significa
resultar abrumador.
que habrá demasiadas opciones para un niño de cuatro
años y probablemente esto resultará en respuestas que
no usted no quiere oír. Una mejor opción sería: “¿Te
gustaría comer unas uvas o un poco de yogurt?”
Aprender acerca de los sentimientos y sobre
cómo manejarlos
¿Cómo puedo enseñarle a mi niño acerca de
los sentimientos?
Los juguetes, los muñecos y los libros ilustrados
son una excelente manera de hablar acerca de los
sentimientos y acerca de cómo las personas manejan
las distintas situaciones. Algunas palabras que
puede usar con su niño para que aprenda acerca de
los sentimientos son feliz, triste, enojado y asustado.
Aprender a manejar la frustración, el enojo o la tristeza es una
habilidad que será importante para toda la vida. Para ayudar a
desarrollar buenas habilidades de manejo de sentimientos:
Desarrollar habilidades sociales
■ A
yude a su niño a dar nombre a sus sentimientos (“Veo que
frunces el ceño, debes estar enojado ahora”).
■ O
frézcale a su niño comodidad y seguridad cuando se sienta
abrumado.
■ C
uando las cosas no marchan bien, ayude a su niño a
hablar acerca de cómo se siente y a
pensar en algunas soluciones
posibles.
■ M
uéstrele maneras apropiadas de
expresar sus emociones (“Estás
enojado porque apagamos la
televisión, vamos afuera a jugar
con la pelota”).
■ E
stimúlelo para que pruebe las habilidades que está
aprendiendo en el hogar y en las salidas familiares.
■ Elogie las conductas positivas que ve (por ejemplo:
“Guau, fue genial que dejaras a Lily tener su turno”).
Hacer amigos implica aprender muchas habilidades nuevas
(por ejemplo: cómo ser parte de un grupo, escuchar y ser
comprendido, compartir, turnarse, seguir reglas y ser amable
y ayudar a los demás). Su niño necesita ver cómo son estas
habilidades y tener oportunidades para practicarlas.
■ A
segúrese de que tenga suficientes oportunidades para
jugar con niños de su edad.
Si su niño tiene dificultades para llevarse bien con los demás
(por ejemplo: es demasiado retraído o bullicioso), cuando
se separa de usted o parece estar particularmente nervioso,
hable con su médico.
Crecimiento
¡Tok, Eko y Biggs saben
que comer alimentos
saludables y mantenerse
activos TODOS LOS DÍAS los
ayuda a crecer!
del niño
Los niños de cuatro años están
aprendiendo mucho acerca de su
cuerpo. Pídale a su niño que le
muestre algunas cosas que puede
hacer. Puede intentar:
Hacer morisquetas
Equilibrarse en una pierna
Dar vueltas carnero
Caminar sobre una cuerda
imaginaria
Imitar con formas de animales con
su cuerpo (por ejemplo: gato, jirafa,
víbora)
Nuestros
cuerpos son muy
inteligentes.
¡Mira lo que
podemos hacer!
Crecimiento del niño
El crecimiento es un buen indicador de la salud y el bienestar
de su niño. El crecimiento describe el aumento del tamaño
del cuerpo del niño, incluida la altura y el peso, a medida que
pasan los años.
En los próximos años, su niño de cuatro años crecerá más
lentamente en comparación con su crecimiento cuando era
bebé.
Es importante estar consciente del crecimiento de su niño.
El peso insuficiente o el sobrepeso pueden poner en riesgo la
salud de su niño, por lo tanto, recuerde ambas posibilidades.
Puede ser difícil reconocer que su niño tiene sobrepeso porque
estamos rodeados de adultos y niños obesos.
Es posible que no sea útil comparar a su niño con sus amigos
(ver la sección de Llevar un registro).
Es importante estar consciente del crecimiento de su
niño. El peso insuficiente o el sobrepeso pueden poner en
riesgo la salud de su niño.
Llevar un registro
Los cuadros de crecimiento son la mejor manera
de llevar un registro del crecimiento de su niño.
Los cuerpos de los niños saludables tienen
diferentes formas y tamaños. Sin importar su
tamaño, el crecimiento debe seguir una dirección
predecible. Esto se puede verificar con el registro
de su altura y su peso utilizando los cuadros de
crecimiento. Un cambio hacia arriba o hacia abajo
con respecto a la línea que ha estado siguiendo su
niño es motivo para observarlo más de cerca. (Ver
la sección de Observar más de cerca).
Su médico puede ayudarlo a llevar un registro del
crecimiento de su niño. Pídale a su médico que
verifique el crecimiento de su niño cuando lo vea.
Haga esto varias veces por año. Si no está seguro
de cómo usar los cuadros de crecimiento, consulte
a su médico.
Observar más de cerca
Hablemos acerca del peso
Apoye el crecimiento de su niño dándole
El peso es un tema delicado para los padres y niños, incluso en
el caso de los niños de cuatro años. Concéntrese en las cosas que
influyen en el peso, no en el peso en sí.
alimentos saludables y suficientes
oportunidades para el juego activo.
El crecimiento y el peso del niño tienen que ver
principalmente con:
■ Los alimentos que come y las bebidas que toma.
■ El total de las actividades en que participan.
La ayuda que ofrecen los padres a sus niños
en el establecimiento de hábitos saludables de
alimentación y de actividades (Véanse las
secciones de Alimentación saludable y
de Juego y aprendizaje)
es importante para el
crecimiento normal y
para mantener un peso
saludable. Los hábitos
que desarrollan ahora
pueden influir en su
salud en el futuro.
■ A
ctúe como modelo de conducta para un estilo de vida
saludable.
■ E
stimule a su niño de cuatro años para que coma bien y se
mantenga activo.
■ P
romueva una imagen corporal positiva estimulando y
elogiando lo que el niño puede hacer con su cuerpo, por
ejemplo, aprender a andar en bicicleta o a dar vueltas
carnero.
■ Evite hacer comentarios sobre el peso corporal (incluso
sobre su propio peso) frente a su niño.
■ NUNCA le diga a su niño gordo ni que tiene
que adelgazar.
■ NUNCA promueva las dietas en su niño.
¿Qué debe hacer si le preocupa el crecimiento
o el peso de su niño?
Pedir asesoramiento a un profesional de la salud calificado.
Hable primero con su médico. Su médico lo ayudará
a entender el crecimiento de su niño y puede derivarlo
a un pediatra o a un Dietista Matriculado.
Eko se cepilla los dientes
todos los días después del
desayuno y antes de ir a
dormir.
Stretch le ayuda a
limpiarse las partes
más difíciles.
Cuidado diario
Algunas preguntas que puede
hacerle a su niño
¿Cuándo debemos cepillarnos los dientes?
¿Cuándo debemos lavarnos las manos?
¿Puedes identificar 5 cosas que
Eko hace para protegerse del sol?
Tok sabe que
lavarse las manos
ahuyenta a los
microbios.
Eko recuerda que debe
protegerse del
sol cuando
está afuera.
Cuidado diario
Si bien no siempre resulta divertido, hay algunas cosas que
tenemos que hacer para mantenernos limpios, seguros y
saludables. Si bien parece que esto demanda mucho esfuerzo,
usted le enseñará a su niño hábitos que finalmente se harán
automáticos.
Dientes saludables
Cuidar los dientes “de leche” de
su niño es realmente importante
para que sus dientes “permanentes”
tengan el mejor comienzo posible
cuando le salgan.
Alimentos y bebidas
■ E
l agua de la canilla y la
leche son las mejores bebidas
para tener dientes sanos.
■ L
os alimentos y las bebidas
con azúcar pueden provocar
caries. Evite comer bocadillos
o picar alimentos y bebidas
con azúcar entre comidas.
■ E
stimule a su niño para que
tome de una taza en lugar de
una mamadera, especialmente
antes de ir a dormir.
Cepillarse los dientes
■ L
os dientes deben cepillarse
dos veces por día: después del
desayuno y antes de ir a dormir.
■ Use un cepillo de cerdas blandas.
■ Use pasta dentífrica con bajo
contenido de flúor (para niños)
del tamaño de un arveja.
■ Su niño debe cepillarse los dientes solo, pero usted deberá
supervisar y ayudarlo a cepillarse las partes más difíciles.
Control de caries dentales
■ L
evante regularmente el labio superior de su niño para ver
si hay señales tempranas de caries dentales. Líneas blancas
en los dientes a lo largo de la línea de la encía pueden
mostrar el comienzo de caries dentales.
Recuerde llevar a su niño al dentista para hacer controles
regulares y también si nota cambios en los dientes de su niño.
Por ejemplo: señales de caries, o si se aflojan, astillan.
Cuidarse del sol
Mantenerse limpio
Australia tiene el porcentaje de cáncer de piel más alto del
mundo. Los australianos tienen más posibilidades de contraer
cáncer de piel en comparación con cualquier otro tipo de
cáncer. Afortunadamente, la mayoría de los casos de cáncer de
piel pueden prevenirse si nos cuidamos del sol.
Los buenos hábitos de higiene son parte esencial del cuidado
diario y son importantes para proteger a su niño contra las
enfermedades.
Proteja a su niño contra el daño provocado por el sol y contra el
cáncer de piel usando estos cinco pasos:
1 Coloque ropas que lo protejan contra el sol
Cubra la mayor parte de la piel posible.
2 Use protector solar factor 30 o superior
Asegúrese que sea de amplio espectro y resistente al agua.
3 Colóquele un sombrero
Use un sombrero con ala que le cubra la cara, la cabeza, el
cuello y las orejas.
4 Intente permanecer a la sombra
Use árboles o estructuras que den sombra, o traiga su propia
sombrilla.
5 Colóquele anteojos de sol
Los estilos bien envolventes que cumplen con las Normas
australianas ofrecen la mejor protección.
¡Recuerde!
Tenga más cuidado entre las 10 de la mañana y
las 3 de la tarde, ya que en esas horas la radiación
ultravioleta es más intensa.
Enséñele a su niño CUÁNDO debe lavarse
las manos:
■ Antes de preparar los alimentos y antes
de comer.
■ Después de ir al baño.
■ Después de jugar con animales.
■ Después de estar con gente enferma.
Enséñele a su niño CÓMO lavarse las manos:
■ Use agua y jabón.
■ Enjabónele las manos.
■ Enjuague.
■ Séquele las manos usando
un paño limpio.
Ya sea que su niño
prefiera un baño de
inmersión o una ducha,
enséñele a lavarse todas
las partes del cuerpo.
Seguridad en el baño
■ Supervise siempre a su niño cuando se baña.
■ Siempre abra primero el agua fría y ciérrela última.
■ Asegúrese de que la temperatura esté bien antes de que su
niño se meta en la bañera o bajo la ducha.
■ Vacíe siempre la bañera después de usarla.
Stretch siempre supervisa…
Seguridad
Contacto con
perros
Use estos ilustraciones para hablar con su
niño acerca de las distintas maneras de
mantenerse seguro. Enséñele a su niño a
decir su nombre completo y su dirección y
haga que lo practique. Explíquele a su niño
cuándo debe llamar al 000.
Cerca del agua
En el patio de juegos
Seguridad
La mejor manera de mantener seguro a su
niño es supervisarlo siempre.
A los niños de cuatro años les gustan las aventuras, pero no
siempre comprenden el peligro. Trate de no ser sobreprotector,
pero asegúrese de que los lugares de juego sean seguros y de
que haya supervisión. También es buena idea enseñarle a su
niño algunas reglas básicas sobre cómo permanecer seguro.
Supervise siempre a su niño
■ Agua: baño, piscina para niños, playa y ríos.
■ T
ránsito: cruzar la calle, estacionamientos, entrada para
autos.
■ Perros: especialmente cuando el perro está comiendo.
■ Cocina: Horno caliente, tetera, cuchillos y venenos.
Puede enseñarle a su niño de cuatro
años:
■ L
ímites de juego seguros en el exterior (por
ejemplo: desde la cerca trasera hasta la puerta del
costado).
■ Reglas sencillas (por ejemplo: ¡Si no usas casco,
no andamos en bicicleta! Darse la mano cuando
estamos cerca de los autos. Los niños no pueden
estar solos en la cocina).
■ ‘Pedir permiso’ para hacer algunas cosas (por
ejemplo: acercarse al agua, sacar algo del cajón
de la cocina o tocar un perro desconocido).
■ Habilidades de seguridad en la calle (¡Detenerse,
mirar, escuchar y pensar!).
■ C
uándo llamar al 000 (por ejemplo: si se lastima y
no puede pedir ayuda).
■ Su nombre completo, dirección y número de
teléfono.
■ No ir con adultos desconocidos.
■ L
as distintas partes del cuerpo y cuáles son las
partes íntimas. Otros adultos no deben tocar
estas partes, ni siquiera un adulto a quien su niño
conoce muy bien.
Jugar de manera segura. Cómo estimular a
los niños para que exploren y permanezcan
seguros
A los niños les encanta correr afuera, trepar y pasar por
debajo de obstáculos e intentar hacer cosas más allá de sus
capacidades. Esto provocará caídas, moretones y rasguños
cuando pruebas sus habilidades y su juicio. Es importante
dejarlos explorar, pero debemos darle un lugar seguro
para ello:
■ S
e debe tener un área segura afuera para que los niños
jueguen. En lo posible esta área debe estar cercada y
separada del camino o de la entrada de autos. Si esto no es
posible, enséñele a su niño dónde es seguro jugar y dónde
está fuera de los límites.
■ E
stimule el uso de protecciones. Use casco cuando ande en
bicicleta o en triciclo.
■ S
upervíselo cuando use equipos de juego y quédese cerca si
cree que está probando sus límites.
Deje practicar a su niño con su cuerpo en un
entorno seguro para que desarrolle confianza
en sus propias habilidades. Por ejemplo:
andar en bicicleta, trepar y nadar.
Para más información acerca de la seguridad, visite
www.kidsafe.com.au
Sumario de rutinas
Las rutinas son una excelente manera
de integrar los hábitos saludables
descritos en esta guía. Las rutinas son
útiles cuando hay mucho por hacer y
poco tiempo (por ejemplo: prepararse
a la mañana, comer y relajarse antes
de irse a dormir). Establecer una nueva
rutina o cambiar las rutinas existentes
puede ser delicado, porque tal vez
tenga que cambiar la manera
en que hace las cosas en la
actualidad.
Vea el póster en el reverso de esta guía donde se muestra
una rutina común para la mañana y para la noche. Los niños
pueden usar los ilustraciones para entender qué deben hacer a
continuación, ya sea con su ayuda o solos a medida que sean
más independientes. Coloque este póster en algún lugar donde
pueda verlo su niño y usarlo como disparador:“¿Qué hace Tok
después de bañarse?”;“¡Correcto, es hora de cepillarse los
dientes!”
Si este póster no es representativo de su rutina familiar
para la mañana y la noche, puede hacer el suyo. También
puede desarrollar rutinas para otros hábitos (por ejemplo:
mantenerse activo todos los días). Algunos consejos:
■ A
segúrese que cada miembro de la familia tenga clara la
nueva rutina y cuáles son sus roles.
■ No sea demasiado rígido. A veces tendrá que ser flexible
(por ejemplo: en ocasiones especiales y en caso de
enfermedad).
■ Déle tiempo para que produzca resultado. A los niños (y
a los adultos) les toma tiempo aprender nuevas formas
de conducta. Todos necesitan tiempo para ajustarse a una
nueva forma de conducta.
Rutinas saludables para niños
Mañana
Tomar el
desayuno
Cuidarse
del sol
Vestirse
Cepillarse los dientes
Noche
Disfrutar
la cena
Bañarse
Cepillarse
los dientes
Dormir
Relajarse
Más información
Immunise Australia
www.immunise.health.gov.au
Lifeline 13 11 14
www.lifeline.org.au
Ofrece información acerca de
vacunaciones para ayudar a
los padres a tomar decisiones
informadas.
Lifeline ofrece un servicio de
asesoramiento e información
acerca de otros servicios de
apoyo disponibles en Australia.
HealthInsite
www.healthinsite.gov.au
Australian Guide to
Healthy Eating
www.health.gov.au
Ofrece acceso fácil a
información de calidad
acerca de la salud e incluye
información acerca del
desarrollo infantil.
Raising Children Network
www.raisingchildren.net.au
Ofrece información confiable
probada científicamente y
recursos para ayudar a los
padres en la tarea diaria de
criar a sus niños y de satisfacer
sus necesidades.
Heart Foundation
www.heartfoundation.org.au
Teléfono: 1300 36 27 87
Ofrece información acerca
de la alimentación saludable,
actividad física y peso
saludable para niños.
The Cancer
Council Australia
www.cancer.org.au
Ofrece información acerca de
cómo cuidarse del sol, dejar de
fumar, alimentarse de manera
saludable y hacer actividad
física.
Buscar “Australian
Guide to Healthy Eating”
Victoria
Tasmania
Territorio del Norte
Maternal and Child Health
www.office-for-children.
vic.gov.au/
maternal-child-health/home
Child Health Centres
www.dhhs.tas.gov.au/services
Maternal Child and
Youth Health
www.nt.gov.au/health/
healthdev/mych
Maternal and
Child Health line
13 22 29
ParentLine
13 22 89
www.parentline.vic.gov.au
Buscar Centros de Salud
Infantil y Centros para Padres
Child and Family Services
Línea de ayuda 1800 001 219
The Parenting Line
1300 808 178
NT Families
Sitio web
www.families.nt.gov.au
ParentLine
1300 30 1300
www.parentline.com.au
Nueva Gales del Sur
Servicio materno-infantil y
líneas de ayuda para padres
Territorio de la Capital
Australiana
A continuación, se enumeran
los servicios de salud maternoinfantil de cada Estado y
Territorio. Las líneas de ayuda
para padres también están
incluidas en la lista y ofrecen
información, asesoramiento y
apoyo para padres y cuidadores
de niños.
Maternal and Child Health
www.health.act.gov.au/
c/health
Australia del Sur
Child and Youth Health
www.cyh.com
Parenting SA
www.parenting.sa.gov.au
Parent Helpline
1300 364 100 o
08 8303 1555
desde celulares
NSW Department of
Community Services
www.community.nsw.gov.au
Healthy Kids
www.healthykids.nsw.gov.au
Parentline
(02) 6287 3833
Parentline 13 20 55
Healthdirect Australia
(HealthFirst)
1800 022 222 o
(02) 6207 7777.
www.healthfirst.net.au
Queensland
Para hablar con una enfermera
matriculada las 24 horas del
día, los siete días de la semana
Community Child
Health Service
www.health.qld.gov.au/cchs
13HEALTH
(13 43 25 84)
www.health.qld.gov.au
ParentLine
1300 30 1300
www.parentline.com.au
Australia Occidental
Child Health Centres
www.health.wa.gov.au/
health_index/
c/child_health.cfm
Parenting Line
(08) 6279 1200 o
1800 654 432
www.community.
wa.gov.au/DFC/
Resources/Parenting
Agradecimientos
Gracias a todas las organizaciones
profesionales, asociaciones, profesionales de la
salud, médicos, padres, cuidadores y niños que
participaron en el proceso de consulta y revisión
para
“Prepárate para la vida a los 4: Hábitos para
niños saludables”.
La información y los datos aportados han sido
invalorables.
© 2008 Confederación de Australia
Este trabajo está protegido por los derechos de autor. Además de
cualquier uso permitido por la Ley de Derechos de Autor de 1968,
no se podrá reproducir ninguna parte por ningún proceso sin el
permiso previo por escrito otorgado por la Confederación de Australia.
Los pedidos y las consultas relacionados con la reproducción y los
derechos deberán dirigirse a Commonwealth Copyright Administration,
Attorney General’s Department, Robert Garran Offices, National Circuit,
Barton ACT 2600 o deberán ser enviadas a http://www.ag.gov.au/cca
Prepárate para la vida a los 4: Hábitos para niños saludables
ISBN: 1-74186-654-5
ISBN en Internet: 1-74186-655-3
Número de publicación: P3-4018
El objetivo de “Prepárate para la vida a los 4: Hábitos para niños saludables”
es ofrecer información no comercial a padres de niños de cuatro años para
ayudarlos a desarrollar hábitos saludables.
Si el niño de cuatro años tiene condiciones médicas o nutritivas particulares,
es posible que el contenido no sea apto para sus circunstancias individuales.
En este caso, deberá consultar a un profesional médico.
Άρθρα
Πληροφορίες
για γονείς
τετράχρονων
Διασκεδαστικές
χρωματιστές εικόνες
για να τις μοιράζονται
γονείς και παιδιά
Αφίσα και
αυτοκόλλητα για
να βοηθήσουν τα
παιδιά να μάθουν

Similar documents